IMG-LOGO

Biografía

Elizabeth McGovern

Elizabeth McGovern

59 años

Elizabeth McGovern

Nació el 18 de Julio de 1961 en Evanston, Illinois, EE.UU.

Hollywood en pequeñas dosis

20 Agosto 2015

Amante del teatro, el cine y la música. Excéntrica y enigmática. A esta actriz Hollywood no le convence y por eso prefiere la pequeña pantalla y el teatro. Con su papel en “Downton Abbey” se ha convertido en una de las caras más celebres de la televisión británica. 

Elizabeth McGovern se crió en un ambiente donde la cultura y la buena formación tenían una gran importancia. Sus padres, profesores, y su hermana, novelista, le inculcaron una sensibilidad que ella expresó a través de la actuación. Mientras estudiaba en la universidad, participaba en el grupo de teatro. En una de sus representaciones, una agente de la escena se quedó impresionada con su papel y le aconsejó que estudiase arte dramático. Así, Elisabeth se fue a San Francisco a estudiar en el American Conservatory Theater y luego a Nueva York para terminar su formación en la prestigiosa Juilliard School.

Mientras estudiaba, recibió una oferta para actuar en Gente corriente de Robert Redford. Ella no dejó pasar la oportunidad e hizo bien. Pese a que su personaje era muy secundario, aceptar ese trabajo fue una buena forma de entrar en Hollywood: la película fue un completo éxito y recibió cuatro Oscar. Al año siguiente el checo Milos Forman la fichó como actriz de reparto para la adaptación cinematográfica de una novela de E.L. Doctorow, Ragtime. Gracias a esta obra fue nominada, con solo 20 años, al Oscar a mejor actriz secundaria. Pero este reconocimiento no se tradujo en un éxito inmediato.

Tuvieron que pasar cuatro años para volver a ver a McGovern en una cinta de calidad. Tardó mucho, pero volvió a lo grande, con un papel de peso en la clásica Érase una vez América. Ese mismo año, 1984, protagonizó Adiós a la inocencia, con Sean Penn (con el que estuvo comprometida) y Nicolas Cage. Parecía que su camino al estrellato se iba dibujando con estas obras, pero de nuevo su carrera en el cine seguía sin despegar. Y no era por falta de talento. Simplemente a esta actriz no le gustaba Hollywood y todo lo que lo rodeaba, y además tenía otras preocupaciones como la música y el teatro.

Por esta razón la carrera cinematográfica de Elizabeth se ha desarrollado de forma modesta y algo intermitente, sin hacer mucho ruido. Ha trabajado con directores como Steven Soderbergh (El rey de la colina), Jean-Jacques Annaud (Las alas del coraje) o Iain Softley  (Las alas de la paloma), e incluso con la española María Ripoll (Lluvia en los zapatos). Sin muchos títulos relevantes, ni galardones, esta actriz parece haber renunciado a triunfar en el cine. Ya solo acepta papeles secundarios, como el que ha hecho para La dama de oro, la última película de su marido, Simon Curtis, con quien tiene dos hijas.

En los últimos años ha sido Cora, la inolvidable condesa de Grantham en la serie televisiva Downton Abbey, un papel por el que su popularidad se ha disparado y por el que fue nominada a mejor actriz en los Emmy 2011. 

Filmografía
Downton Abbey

2019 | Downton Abbey

Los Crawley reciben la inesperada noticia de que el rey Jorge V y su familia se hospedarán una noche en su mansión, Downton Abbey, que les pilla de paso en un viaje que llevan a cabo. Los señores de la casa, Lord Robert –Conde de Grantham– y Lady Cora, se sienten honrados, pero por otro lado están intranquilos, pues supone una grave responsabilidad, así que la hija mayor, Lady Mary, decide recurrir al antiguo mayordomo, Carson, porque su sustituto, el antiguo lacayo Thomas Barrow, parece bloqueado por la situación. Pero preocupa la visita real sobre todo a la abuela, la condesa viuda, porque acudirá también su sobrina lejana, la dama de honor de la reina, Lady Bagshaw, que no tiene herederos directos, por lo que debería dejárselo todo a su primo, Lord Robert, aunque no parece dispuesta a ello. Julian Fellowes, creador y guionista de Downton Abbey, había cerrado muy bien las subtramas, después de seis temporadas de la famosa serie británica bastante aceptables. Sin embargo, consigue el milagro de volver a hilvanar conflictos que generan del interés del espectador en un largometraje que continúa la historia de los Crawley y sus vasallos en el mismo punto en el que se había quedado. Resulta meritoria su habilidad para sacar tajada a los numerosos personajes ya conocidos por el público, salvo quizás a Bates, y a los condes. Al tiempo que reincide en su mensaje en tono amable sobre la importancia de preservar la tradición, transmite los cambios que vivió el mundo en los años 20, cuando está condenada a desaparecer la forma de vida que retrata, florecen los movimientos anarquistas y comunistas, los trabajadores se organizan para protestar y los homosexuales empiezan a reivindicarse. Por otro lado, subyace la idea en el libreto de que la Historia es una obra de teatro, donde todos los humanos estarían destinados a interpretar algún papel, por muy secundario que éste pueda ser. Dirige Michael Engler, responsable de algunos capítulos de la ficción, que en realidad no se sale de los cánones de cualquiera de ellos, el film parece uno más de mayor duración, lo que en el fondo no resulta fácil, pues el nivel está alto. Se trata de un trabajo coral con una media actoral de sobresaliente; el espectador habitual ya está casi acostumbrado a los méritos de intérpretes como Jim Carter (Carson), Michelle Dockery (Lady Mary), Laura Carmichael (Lady Edith), Phyllis Logan (Mrs. Hughes), Allen Leech (Tom), y por supuesto la inimitable Maggie Smith (la condesa viuda Violet Crawley), que esta vez maravilla por su enfrentamiento con la recién llegada a esta saga Imelda Staunton (Lady Bagshaw).

7/10
La guerra de los mundos

2019 | The War of the Worlds | Serie TV

Una historia de gente común que se enfrenta a circunstancias extraordinarias. Poco a poco, descubrirán que son algo más que víctimas en una guerra despiadada. Y es que, el ataque de los alienígenas contra la Tierra no es arbitrario: sembrarán sus semillas ante los ojos de los supervivientes.

El pasajero

2018 | The Commuter

Nueva cinta adrenalítica del barcelonés afincado en Hollywood Jaume Collet-Serra, que vuelve a acreditar su solvencia a la hora de crear intriga dirigiendo a su actor fetiche Liam Neeson, El pasajero es su cuarta película conjunta tras Sin identidad, Non-Stop (Sin escalas) y Una noche para sobrevivir. Maneja un guión pergeñado por dos debutantes, Byron Willinger y Philip de Blasi, a los que ha echado un cable un tercero, Ryan Engle. Sigue a un antiguo policía, Michael MacCauley, reciclado en comercial de seguros de vida, feliz padre de familia, quien sigue todos los días la rutina habitual de acudir al trabajo en tren, lo que le proporciona el conocimiento de un buen puñado de pasajeros, con los que se cruza todos los días. El mismo día en que le comunican su despido fulminante, una misteriosa mujer le aborda en el tren que le lleva de vuelta a casa, con una intrigante propuesta que podría proporcionarla la bonita suma de 100.000 dólares. La cosa no suena muy legal, y será el inicio de una espiral conspiratoria de enormes proporciones. El director español tiene la virtud de plegarse a cánones muy clásicos del thriller, con muchos guiños a conocidas películas que transcurren a bordo de trenes, donde asoman cadáveres, desaparecen personas, y todo el mundo resulta sospechoso, y la vez demostrar personalidad visual, con planos muy llamativos,como el que recorre todos los vagones del tren casi al inicio. Aunque quizá no haya aportaciones hipernovedosas al género, el ritmo es fantástico, el film es francamente entretenido. Neeson sabe encarnar al tipo corriente puesto en una situación límite, y llama la atención el fantástico reparto que ha reunido Collet-Serra, con actores muy conocidos, como los que componen el famoso matrimonio exorcista de Expediente Warren, Patrick Wilson y Vera Farmiga, al Jonathan Banks de Breaking Bad y Better Call Saul, e incluso a la española Clara Lago.

6/10
Showing Roots

2016 | Showing Roots

La dama de oro

2015 | Woman in Gold

Una historia narrada en dos tiempos acerca del cuadro "Retrato de Adele Bloch-Bauer" de Gustav Klimt, que se exhibe en el Belvedere de Viena, y cuya propiedad reclama la anciana judía Maria Altmann, tras fallecer su hermana, y el anuncio, por parte de las autoridades de Austria, de una nueva ley de restitución de obras de arte expoliadas por los nazis. Aunque inicialmente no se implica a fondo en el caso, el joven abogado Randol Schoenberg, también con ilustres antepasados judíos en Austria, acepta encargarse de la reclamación, que se encuentra con mil y un obstáculos, pues la célebre pintura de Klimt, también conocida como "La dama de oro", es una de la joyas de la galería del Belvedere, casi un símbolo nacional, aunque es claro que perteneció a la familia Altmann y que la retratada es una tía suya. La descripción de la lucha legal, que incluye el traumático regreso de la anciana desde Estados Unidos al país del que huyó durante la Segunda Guerra Mundial, se combina con sus recuerdos de las vejaciones que padece su familia de manos de los nazis. Simon Curtis, con una carrera forjada en la televisión británica y director de Mi semana con Marilyn, entrega una película cuya trama atrapa, vibramos con esta historia auténtica acerca de los esfuerzos de una anciana para, de algún modo, hacer las paces con un pasado que no deja de atenazarle. Mientras que la mirada del joven abogado sirve para que el espectador que mira con cierta distancia las injusticias de la historia se implique emocionalmente, de modo que no piense que el olvido o la ignorancia son las mejores fórmulas para pasar página ante lo ocurrido tiempo atrás. El film hace pensar en incursiones británicas recientes basadas en hechos reales como Descifrando Enigma y La teoría del todo, pues de nuevo tenemos una magnífica producción –detrás están los hermanos Weinstein, especialistas en cazar Oscars con filmes como éste–, con una cuidadísima recreación de las dos épocas en que transcurre la trama, en que vemos muy bien fotografiados Viena y Los Ángeles, mostrando de modo convincente el cuadro de Klimt, con buena partitura musical, y grandes trabajos actorales, donde vuelve a sobresalir una auténtica "reina", Helen Mirren, y aguantándole bien el tipo Ryan Reynolds. Pero igualmente están estupendos los secundarios de las dos épocas. Resultamente especialmente interesante la matizada idea de que el tiempo restaña heridas pero tambien puede insensibilizar hasta el punto de caer en la injusticia, o en el no-reconocimiento de lo que en el pasado se hizo mal, con el peligro consiguiente de que puedan repetirse los errores en el futuro.

7/10
Downton Abbey (6ª temporada)

2015 | Downton Abbey | Serie TV

Corre el año 1925, cuando el mundo se transforma por completo, sobre todo a nivel socioeconómico, y empiezan a agilizarse los cambios tecnológicos, con invenciones como el secador. Una mujer llega a Downton Abbey deseosa de conversar con Lady Mary, a la que quiere chantajear, pues conoce un secreto suyo del pasado. Mientras, Carson ultima los detalles de la boda con la Señora Hughes… Los Crowley afrontan luchas de poder y problemas económicos, en un digno colofón de la serie de época creada por Julian Fellowes. Ha sabido terminar a tiempo, antes de que los signos de agotamiento hicieran mella en el que ha sido el mayor fenómeno de la ficción británica de los últimos años. Quizás no sea tan redonda como las dos primeras, pero la última tanda de episodios sigue manteniendo pegados a los espectadores, lo que tiene un enorme mérito, ya que este guionista ha escrito en solitario todos los episodios (sólo recurrió a dos colaboradores en la primera temporada). Se puede cuestionar la acumulación de giros folletinescos (igual le habría venido bien a su responsable contar con otro punto de vista), y no se ha sabido acabar bien alguna trama (la decisión tomada por Thomas, la identidad secreta de Septimus Spratt…). Pero cada capítulo sale adelante por su elegante y esmerada reconstrucción de los últimos años de una forma de vida; este año ha ganado peso el elemento nostálgico, pero se mantienen los golpes de humor muy británico (hilarante la mediación de la señora Patmore en el porvenir de los futuros cónyuges). Downton Abbey ha supuesto además un golpe de aire fresco en el panorama televisivo actual, donde se muestra por regla habitual lo peor del ser humano, en las series de moda. La ficción británica apuesta por el optimismo y la capacidad de superación, lo que puede parecer incluso tan desfasado como el exquisito inglés de Carson, o los modales para tomar el te de la duquesa viuda, pero que sin embargo tiene un gran encanto. Sería imperdonable destacar alguna de las interpretaciones por encima de las otras, en un elenco sin fisuras que ha vuelto a poner de manifiesto en todo el mundo las maravillas de la escuela británica de interpretación.

7/10
Downton Abbey (5ª temporada)

2014 | Downton Abbey | Serie TV

El tiempo pasa, los laboristas gobiernan en Gran Bretaña, y los niños Georges y Sibby ya están algo creciditos. También la hija de Edith, cuya existencia ignoran todos excepto su tía y su abuela, y que se trae secretamente a una granja cercana, donde en complicidad con su arrendatario, la están criando como si la hubieran adoptado tras morir un pariente lejano. La extraña muerte del señor Green, el violador de Anna, propicia una investigación policial que podría llevar a la carcel de nuevo a Bates. Mary piensa que Gillingham podría ser su nuevo marido, pero quiere probarlo pasando unos días clandestinamente con él, y entregándose como amante. Y Tom cada vez pondera más la idea de irse a América, en parte por su nueva amiga, una profesora sin pelos en la lengua, que la arma cada vez que visita Downton Abbey, y que empieza a dar clases a la ayudante de cocina Daisy, que ve cómo se abre ante sus ojos un mundo que desconocía completamente. Iniciativas como un monumento en recuerdo a los caídos en la Gran Guerra, cuyo comité se invita a presidir a Carson, y no a su señor, el conde, son sintomáticos de cómo el mundo que amos y criados habían conocido hasta entonces, está siendo puesto patas arriba. De nuevo Julian Fellowes demuestra en la quinta temporada de Downton Abbey su habilidad para desarrollar las trayectorias vitales de unos personajes, e incluso aunque pueda repetir esquemas, les da nuevos bríos, en un equilibrio donde tan pronto hace sonreir al espectador como le conmueve y provoca la lágrima. Resulta inteligente el desarrollo de la relación entre las ancianas Violet e Isobel –geniales Maggie Smith y Penelope Wilton–, ambas inesperadamente cortejadas, lo que sirve para afianzar una amistad que hasta entonces no había sido reconocida como tal. Especialmente emotivo resulta el último y navideño episodio, donde se cierran bastantes subtramas y se apunta el camino hace la que debe ser la última temporada de la serie.

7/10
Downton Abbey (4ª temporada)

2013 | Downton Abbey | Serie TV

Julian Fellowes demuestra su capacidad para crear nuevas situaciones capaces de conmover, al tiempo que muestran las transformaciones sociales, en torno a la familia Crawley y el servicio, en su magnífica mansión de Downton Abbey en York. La muerte de Matthew en accidente de automóvil ha sido un duro golpe para todos, pero sobre todo para lady Mary, que parece incapaz de sobreponerse a la tragedia y cuidar de su hijo George, y de asumir las obligaciones para gestionar correctamente el patrimonio familiar en tiempos complejos. Aunque el tiempo se revela como bálsamo capaz de hacer cicatrizar las heridas, y empezarán a revolotear en torno a Mary nuevos pretendientes. Su hermana Edith, tras un chasco al pie del altar, parece que podría encontrar la felicidad con el editor Michael, pero existe el obstáculo de su mujer, enferma mental, que debería dar su consentimiento al divorcio, algo que no resulta posible, por lo que surge la opción de intentarlo en Alemania, decisión que se revelará problemática, y a la que se sumará un inesperado embarazo. También hay una doncella nueva, Edna, a la que Bradley presiona porque conoce alguno de sus secretos. Tom se debate entre el cariño de los Crawley y su sensación de que está renunciando a sus antiguos ideales. Aunque sin duda el suceso inesperado y traumático de la temporada es una agresión sexual en el mismísimo Downton Abbey, que se oculta por miedo a las reacciones que podría suscitar su conocimiento en algunos personajes. Verdaderamente Fellowes ha conseguido crear un microcosmos de personajes entrañables, que se hacen querer, y hasta a los más odiosos llegas a entenderles, tan formidables son las interpretaciones del elenco al completo. La idea de adaptarse a los nuevos tiempos aletea constantemente, lo que se ve en nuevos personajes como la jovencita algo alocada Rose, sobrina del conde, o en la familia americana, que quita importancia a tradiciones y modos de hacer que parecían inconmovibles.

8/10
Downton Abbey (3ª temporada)

2012 | Downton Abbey | Serie TV

Tras la 1ª Guerra Mundial las cosas se van serennando un poco en Downton Abbey. Per tanto la familia Crawley como los sirvientes de la planta de abajo tendrán sus diferentes cuitas. Robert Crawley se tendrá que enfrentar como cabeza de familia a una decisión difícil, pues unas malas decisiones financieras han puesto a Downton Abbey al borde la quiebra. Por su parte, Lady Mary y Matthew Crawley sufren porque aparentemente no pueden tener hijos. A la casa han llegado también Tom Branson –viudo de Lady Sybil– y el inquietante Barrow, el cual se enfrentará a O'Brian en una lucha sin cuartel. Entretante, Bates sigue en la cárcel, aunque su mujer Anna hace todas las gestiones posibles para que le declaren inocente... No defrauda esta tercera temporada de Downton Abbey, que mantiene el interés en todo momento y va ajustando los personajes y sus andanzas al paso de los tiempos. El diseño de producción sigue siendo exquisito y las intrigas dentro de la gran mansión van en aumento con cada capítulo, hasta ofrecer más de una sorpresa final que dejará de una pieza a los espectadores.

7/10
Downton Abbey (2ª temporada)

2011 | Downton Abbey | Serie TV

La guerra alterará la vida de los habitantes de Downton Abbey, y las actitudes de los que deben servir en el frente son muy diversas, desde el valor y el cumplimiento del deber, al trampear para regresar a casa; allí algunas de las hermanas deciden servir como enfermeras, siguiendo el ejemplo de Isobel. La familia Crawley y sus sirvientes ponen en marcha un concierto para recaudar fondos, de cara a poder equipar el hospital del pueblo. Matthew está comprometido y desea presentar a su novia a los Crawley cuando tenga un permiso, aunque la vieja idea de que se comprometiera con Mary sigue revoloteando. La segunda temporada de la serie creada por Julian Fellowes está a la altura de la calidad de la primera, gana en intensidad dramática sobre todo por el conflicto bélico, y sigue sorprendiendo con continuos giros. Por su parte, los actores continúan brindando interpretaciones de primera categoría.

8/10
Kick-Ass. Listo para machacar

2010 | Kick-Ass

Tercer largometraje del londinense Matthew Vaughn (Layer Cake, Stardust). En esta ocasión adapta un cómic creado por el guionista Mark Millar y el dibujante John Romita, Jr., aunque el film no es una traslación literal, pues el guión se escribió antes de que acabara su publicación. Sí que respeta el aspecto de los personajes, pero otros elementos están cambiados como la historia de Big Papi, uno de los protagonistas. Aunque nadie cita como influencia a Miguel de Cervantes, es bastante evidente que la idea tiene mucho que ver con Don Quijote. En un lugar de Nueva York, de cuyo nombre no quiero acordarme, no hace mucho tiempo que vivía un adolescente, apasionado de los cómics, que de tanto leer y leer historias de superhéroes, un día acaba poniéndose un uniforme y lanzándose a desfacer entuertos bajo la identidad de Kick Ass. Aunque en un principio recibe muchos porrazos cuando intenta que los delincuentes no roben, lo cierto es que a base de fuerza de voluntad, acaba convirtiéndose en un personaje popular. Kick Ass se unirá a Big Papi y Hit-Girl, pareja de superhéroes formada por un ex policía y su hija, que se enfrentan al peligroso mafioso Frank D’Amico y a sus hombres. Vaughn logra un ritmo trepidante, y aprovecha que tiene a Mark Strong, que repite su registro de supervillano, y no resulta cansino, a pesar de que su papel va en la misma línea que sus trabajos en Robin Hood y Sherlock Holmes. El resto del reparto da la talla, incluso Nicolas Cage, en el papel de Big Papi. Matthew Vaughn rueda con buen ritmo, las partes que parodian el cine de superhéroes tienen su gracia, e incluye buen número de referencias a personajes conocidos como Batman o Spider-Man. Sin embargo, su tono gamberro combina la zafiedad y el lenguaje de las películas adolescentes tipo Supersalidos, con una violencia y humor negro que hasta hace poco sólo se veía en el gore de serie B. Esto aleja la cinta de gran parte del público, y señala una tendencia de Hollywood un tanto preocupante. Además, aunque el planteamiento tiene algo de tirón, finalmente acaba en una sucesión de secuencias de acción y ya está.

4/10
Downton Abbey

2010 | Downton Abbey | Serie TV

  En la magnífica mansión campestre de Downton Abbey conviven la familia Crowley, de mucho pedigrí, con el numeroso personal de servicio. La tranquilidad del lugar se ve sacudida con la noticia en los diarios del hundimiento del Titanic; lo que primero se ve como una tragedia ajena, crece en intensidad cuando se sabe que el heredero del patrimonio familiar viajaba en el barco y es una de las víctimas. Las leyes que rigen en 1912 impiden que la hija mayor de Robert Crawley, conde de Grantham, pueda heredar; toda la fortuna estaría así destinada a un pariente lejano, Matthew, que mira con prevención a su snob familia recobrada, él y su madre huyen del ceremonial que rodea a los Crawley. Algunos miembros de la familia, como la abuela Violet, conspirarán para impedir que Matthew se quede con lo que creen que les pertenece. Mientras, en el servicio no ve con buenos ojos al recién incorporado ayuda de cámara John Bates, que exhibe una ostensible cojera. Formidable serie televisiva británica creada por Julian Fellowes, ganador de un Oscar por su guión de Gosford Park, y también detrás de libretos de filmes como La reina Victoria y The Tourist. Aquí articula una serie cuyo retrato de una familia noble y su servidumbre recuerda a otra magnífica producción británica, Arriba y abajo. La idea es plantear que corren nuevos tiempos, que esa distinción rígida en capas sociales empieza a verse agrietada. De modo que entre los Crawley destacan un Matthew que no entiende para qué necesita un ayuda de cámara, o su madre, empeñada en ayudar con sus conocimientos de enfermera en un hospital; mientras que entre los de abajo, una doncella aspira a convertirse en secretaria aprendiendo mecanografía, algo insólito. Fellowes sabe desplegar distintos hilos narrativos y componer personajes llenos de vida, a los que encarnan un reparto de los de quitarse el sombrero. Realmente la serie sabe aunar la idea de retrato costumbrista de una época y unas maneras que tienen los días contados, con las relaciones amorosas, las intrigas por el patrimonio familiar, y los pequeños y grandes secretos de los criados. La ambientación es formidable, ya sólo la partitura de musical de John Lunn es todo un estímulo a disfrutar de la serie. Por supuesto destaca el magnífico edificio de Downton Abbey, con una personalidad tan notable como la de la casa de Retorno a Brideshead, y que toma el castillo de Highclere para hacer sus veces.  

7/10
Furia de titanes

2010 | Clash of the Titans

Spyros, un humilde pescador, encuentra flotando en el mar un ataúd con el cadáver de una mujer y un bebé vivo. Criará a éste con el nombre de Perseo, como si fuera su propio hijo. Pero en realidad se trata de un semidiós, vástago de Zeus. Cuando Perseo ya es adulto, los hombres de Argos osan desafiar a los dioses olímpicos, ocasión que aprovecha la divinidad del inframundo Hades para pedir el sacrificio de Andrómeda; en caso de negativa, la ciudad sea destruida por el Craken, una terrible bestia. Perseo encabezará una expedición para evitar ese sacrificio y poder desafiar con éxito al Cracken, lo que le obliga a enfrentarse con increíbles criaturas. El cine en 3D se ha convertido en una gran atracción de feria, el relieve concede al cine de aventuras una nueva dimensión, nunca mejor dicho. Lo confirma Furia de titanes, grandioso espectáculo visual, reconvertido al formato de moda en la última fase de su producción, taquilla obliga. Tal decisión de última hora se nota, el uso del 3D no es tan perfecto como el de Avatar y Alicia en el País de las Maravillas, el juego plano-contraplano no parece hecho para la tridimensionalidad, y algunas escenas, como las del Olimpo, tienen un acabado extraño, un algo que chirría. No obstante, es previsible que el público general no se ande con demasiadas sutilezas técnicas, y acepte “subirse a la atracción”, sin más. Y es que, en muchas escenas, la cosa funciona perfectamente, a Louis Leterrier le va este tipo de cine, como ya probó en otra mitología, moderna, la de El increíble Hulk. Dentro del esquema de aventuras mitológicas al que da pie el viaje del héroe y sus compañeros, los guionistas – Travis Beacham, Phil Hay y Matt Manfredi– han dado primacía al conflicto interno de Perseo, que no quiere asumir su parte divina –cree que Zeus no le atendió y que su auténtico padre fue su padrastro–, lo que sirve para acentuar su condición humana, sobre todo el ejercicio de la libertad. Lo demás son fuegos de artificio más o menos vistosos, con guiños a sagas épicas como El Señor de los Anillos –esas expediciones por parajes increíbles– y La guerra de las galaxias –hay unas criaturas que se parecen mucho a los moradores de las arenas, y el gruñido de uno de ellos bien podría haberlo proferido Chewbacca–. Ha habido una apuesta por actores más bien desconocidos, a excepción de los “divinos” Ralph Fiennes y Liam Neeson, y el héroe de acción de moda –es su segunda película en 3D– Sam Worthington. Y a diferencia de títulos como 300, se evita la violencia desagradable, en busca del gran público.

6/10
Inconceivable

2008 | Inconceivable

Sátira fallida sobre el mundo de la manipulación con tubos de ensayo para la fecundación "in vitro", a cargo de la directora y guionista irlandesa Mary McGuckian (Escándalo en la redacción). El reparto es de campanillas, pero el resultado general, entre el drama y la comedia, alcanza poca altura. La trama se centra en las actividades de un médico que trabaja en una clínica de fertilidad en Las Vegas (Nevada). Allí van a visitarle nueve mujeres variopintas que desean concebir un hijo en una probeta. Cuando finalmente reciben a sus retoños comprueban que, sospechosamente, los bebés se parecen demasiado...

3/10
Poirot (11ª temporada)

2008 | Agatha Christie: Poirot

Cuatro episodios de los casos de Hércules Poirot, basados en las correspondientes novelas de misterio de Agatha Christie, con su personaje principal a la cabez, Hércules Poirot, interpretado magníficamente por David Suchet. Se reúnen aquí "La señora McGinty ha muerto" (el detective cuenta con un par de fotografías para descubrir al responsable del crimen de una mujer); "Un gato en el palomar" (en una escuela de señoritas el staff es asesinado y Poirot tendrá que desentrañar los hechos, en donde tienen que ver una revolución extranjera, un tesoro de rubíes y una princesa); "Tercera muchacha" (una mujer algo desequilibrada confiesa a Poirot que podría haber matado a alguien; poco después su ex niñera aparece muerta); y "Cita con la muerte" (en 1937, la abusiva Lady Boynton acompaña a su marido durante unas excavaciones en Siria; poco después aparecerá muerta).

6/10
A Room With a View

2007 | A Room with a View

Lucy Honey Church (Elaine Cassidy), una joven inglesa de buena familia, se encuentra de viaje en Florencia junto a su prima Charlotte Bartlett (Sophie Thompson). En la pensión donde se hospedan conocen al señor Emerson (Timothy Spall) y a su hijo George (Rafe Spall), que, amablemente, les ceden sus habitaciones para que estas disfruten de una ventana con vistas a la ciudad. Remake en la televisón de la adaptación de 1985 de James Ivory sobre la novela de Forster. Cuenta con un reparto más televisivo, que si bien, no llega a la altura del reparto original, nos deja un producto de calidad más que correcta.

6/10
Buffalo Soldiers

2001 | Buffalo Soldiers

Alemania, 1989, justo antes de caer el Muro de Berlín. En Stuttgard presta sus servicios el soldado Ray Elwood, un granuja condenado a cumplir servicio militar obligatorio por el juez, que aprovecha la coyuntura para lucrarse con dudosos trapicheos. Aprovechando que es el secretario del comandante de la base, pide exageradas cantidades de suministros que luego vende en el mercado negro. Pero un nuevo y malhumorado comandante llega al campamento dispuesto a acabar con la corrupción, y a hacerle la vida imposible a Elwood, que acabará enamorándose de su hija. Dura sátira del ejército norteamericano. Fue polémica en Estados Unidos por la imagen negativa que ofrece de los soldados, ya que su estreno coincidió con la conmoción del 11-S. La anécdota trágica es que se basa en una novela de Robert O’Connor, que perdió a su hijastra en el atentado contra las Torres Gemelas. Ciertamente, prima tanto la crítica y la sátira, al estilo M.A.S.H., que olvida la verosimilitud. Por ejemplo, el conductor de un tanque bajo los efectos de las drogas provoca una masacre y nadie lo investiga. Pero los trabajos de excelentes actores, especialmente Joaquin Phoenix, elevan el interés del guión, especialmente en la subtrama romántica.

4/10
La casa de la alegría

2000 | The House Of Mirth

Adaptación de una novela de Edith Wharton, autora de la que Martin Scorsese llevó a la pantalla La edad de la inocencia. Situada en el Nueva York de principios del siglo XX, la protagoniza Lily Bart, una mujer con éxito en las reuniones de la alta sociedad, pero que asfixiada por la hipocresía reinante, no se atreve a seguir los impulsos del verdadero amor. En vez de confesarse a sí misma que está enamorada de Lawrence Selden, y declararlo a su amado, prefiere esperar, tratar de encontrar un partido mejor. Lo que a la larga puede ser funesto. El británico Terence Davies, que firmó las evocadoras Voces distantes y El largo día se acaba, logra una meritoria adaptación de la arrebatadora novela de Edith Wharton. La cuestión de la incomunicación, de no decir lo que uno piensa, es la base de un drama impecable. Protagoniza el film Gillian Anderson, que demuestra saber hacer algo más que perseguir aliens en los episodios de Expediente X.

6/10
Lluvia en los zapatos

1998 | Lluvia en los zapatos

Victor Bukowski, un actor, atraviesa un mal momento en su carrera. Por otro lado, todavía sigue enamorado de su ex novia Sylvia, que va a casarse al día siguiente con un tipo que conoció en el gimnasio. Victor está convencido de que cometió una estupidez al contarle a su ex novia que tenía una aventura con otra mujer. Desesperado, Victor explica su historia a cualquier persona que quiera oírle. El encuentro con dos basureros le permite retroceder en el tiempo para, quizá, enderezar su vida sentimental. La directora catalana María Ripoll rueda en inglés, con un amplio reparto internacional, una historia romántica sobre el azar que recuerda a Dos vidas en un instante. Según Ripoll, la película trata "sobre los sentimientos humanos, sobre la insatisfacción ante la propia vida, la duda, los errores sobre el amor. Pero el elemento mágico también es importante y es lo que la hace diferente. También plantea la necesidad de superar el pasado y aprender a dejarse llevar por el presente, por el futuro". Además de los estupendos protagonistas Douglas Henshall y Lena Headey, tiene un pequeño papel nuestra Penélope Cruz.

5/10
Casi todas las mujeres son iguales

1998 | The Misadventures of Margaret

Una joven académica se cuestiona su matrimonio mientras traduce un raro tratado sobre la seducción, escrito por un caballero francés del siglo XVIII. Comienza entonces una serie de encuentros sexuales con distintos personajes. Brian Skeet trata de recuperar el estilo de la clásica comedia sofisticada americana, pero con más "eróticas maneras" que en los viejos tiempos.

4/10
Las alas de la paloma

1997 | The Wings of the Dove

A principios de siglo la hija de un pobre viudo drogadicto es acogida por su millonaria tía. Se apasiona por un periodista de segunda fila, que no es de su clase. De modo que urde una trama para que él enamore a una joven rica y mortalmente enferma: si logra su fortuna, podrán casarse en el futuro. Las intrigas de salón de la novela de Henry James son adaptadas con esmero por Iain Softley. Destaca Helena Bonham Carter, que tuvo una merecida nominación al Oscar.

6/10
Las alas del coraje

1996 | Wings of Courage

El film presenta el interés de ser la primera historia de ficción rodada en el sistema Imax de tres dimensiones. Película de 70 milímetros, una pantalla de 21 por 29 metros, y unas gafas especiales ofrecen al espectador un efecto bastante impresionante, aunque todavía diste mucho de la deseada perfección. Para estrenarse en el relato de una historia con personajes se ha escogido un director conocido (Jean-Jacques Annaud, realizador de El oso y El nombre de la rosa) y rostros de actores relativamente populares. En cuanto al relato, es corto y sencillo: el de la historia de supervivencia de uno de los pilotos que transportaba correo en una precaria avioneta, a principios de siglo, el célebre escritor creador de 'El principito' Antoine de Saint-Exupéry. Su heroica lucha contra los elementos, tras estrellarse en una solitaria montaña nevada de los Andes, ofrece bellas imágenes, y dio alas, nunca mejor dicho, a la esperanza de que los formatos cinematográficos sigan perfeccionándose.

5/10
Acoso judicial

1995 | Broken Trust

Tim Nash, es un prestigioso juez, procedente de una familia de juristas, un día su mentor, el ahora Fiscal General, le propone que prepare una trampa contra un juez sospechoso de actuaciones irregulares. Tim acepta el encargo como un deber, pero sus investigaciones van más allá y pronto descubre que todo el juzgado al que él ha dedicado su vida podría estar inmerso en niveles de corrupción insospechados. Tim emprende una seria investigación a la vez que inicia un apasionado romance con una de sus colaboradoras en la investigación Interesante thriller judicial, dirigido por el siempre hábil Geoffrey Sax, que sabe plantear correctamente esta historia de dobles engaños, dónde nada es como parece. Tom Selleck realiza una convincente interpretación, viéndose acompañado por la guapa Elizabeth McGovern, William Atherton y Marsha Mason.

4/10
El favor

1994 | The Favor

Kathy (Harley Jane Kozak) es una chica que cree llevar una vida feliz. Pero algo le hace ver de repente que, a pesar de estar casada con un hombre maravilloso y de tener todo lo que desea en la vida, le falta un ingrediente fundamental: la pasión. Una serie de circunstancias le hacen recordar sus años universitarios, en los que tenía un montón de planes y unas tremendas ganas de vivir. Así aparecen en su vida una serie de personajes, como un joven seductor interpretado por Brad Pitt, o uno enigmático Ken Wahl. El problema es que quiere a su marido y no quiere traicionarle, así que decide solicitar la ayuda de su mejor amiga, Emily (Elizabeth McGovern). Emily será la encargada de vivir en sus carnes las experiencias que le gustaría vivir a Kathy. Una comedia de enredo que se aprovecha de los elementos clásicos del género. Cuenta con un equipo de brillantes jóvenes actores y actrices, que plasman su vitalidad en la pantalla. Provoca situaciones divertidas, en las que Kathy trata de deshacer el lío que tiene en la cabeza. Entretenida aunque previsible.

6/10
El rey de la colina

1993 | King Of The Hill

Durante los años de la Gran Depresión en los Estados Unidos, un chico de doce años con una gran imaginación vive en un hotel de mala muerte junto con su padre, un vendedor ambulante, su madre y su hermano pequeño. A pesar de sus tristes perspectivas, el joven está lleno de proyectos y sueños e intentará ganar dinero por todos los medios. Tras el éxito de Sexo, mentiras y cintas de vídeo el realizador Steven Soderbergh cambió completamente de registro con este drama social, que trata sobre el escapismo de un joven repleto de imaginación. Entre los intérpretes se puede ver a Karen Allen (En busca del arca perdida).

6/10
El cuento de la doncella

1990 | The Handmaid's Tale

En un mundo futuro, en una América ficticia, la polución ha provocado que la mayoría de las mujeres sean estériles. De ahí que las autoridades recaben información sobre las que están capacitadas para tener hijos y las recluyan en centros de adoctrinamiento, donde se encuentran prisioneras a la espera de ser fertilizadas. Además, las leyes para con las mujeres son bastante estrictas e incluso pueden ser ahorcadas si mantienen relaciones sexuales. Una fábula donde tienen cabida distintas interpretaciones sociales, culturales, políticas y religiosas, según la novela de Margaret Atwood. Lo malo es que el guión de Harold Pinter es demasiado farragoso para resultar entretenido, y ni siquiera su estupendo reparto coral –Faye Dunaway, Robert Duvall, Aidan Quinn, Elizabeth McGovern y, especialmente Natasha Richardson– acabó por interesar a los espectadores.

5/10
Ejecutivo ejecutor

1990 | A Shock to the System

Graham, un ejecutivo del mundo de la promoción, está convencido de que al fin va a lograr el ansiado ascenso. Pero es elegido un odioso colega. Es la gota que colma el vaso de su paciencia: humillado, va a vengarse de todos los que han contribuido a hacer desgraciada su vida. Michael Caine resulta perfecto como el "mosquita muerta" que afila sus garras, después de haber tragado "carros y carretas". Buena muestra de humor negro.

5/10
Johnny el guapo

1989 | Johnny Handsome

Johnny es un delincuente de Nueva Orleans. Le apodan "el guapo" irónicamente, ya que tiene una enorme deformidad en el rostro. Tras un golpe, Johnny será traicionado por sus socios e ingresará en prisión. Pero en la cárcel conocerá a un cirujano facial, y, tras cumplir condena, gracias a él podrá vivir una nueva vida con un nueva cara... El "activo" Walter Hill (Límite: 48 horas) dirige esta movidita película que ofrece bajos fondos, acción y venganza a su más puro estilo. Protagoniza Mickey Rourke en su época más célebre. El resto de reparto es de aúpa.

5/10
La loca aventura del matrimonio

1988 | She's Having A Baby

Jake (Kevin Bacon) y Kristi (Elizabeth McGovern) son una pareja de enamorados que sueña con convertirse en un feliz matrimonio. Su vida juntos es maravillosa, y comparten los sueños más románticos. Pero el matrimonio les obliga a una serie de compromisos, y tienen que abandonar su vida desenfadada. Ambos pasan por una pequeña crisis, temerosos de lo que se les viene encima con su nueva situación. Para colmo, Kristi se ha quedado embarazada, y por el bien de su futuro juntos deben de esforzarse por equilibrar su relación. Una entretenida comedia que se ve con gusto. Hace un retrato de las complicaciones del matrimonio para una pareja joven, pero sin dramatismos. Kevin Bacon y Elizabeth McGovern se complementan a la perfección.

4/10
Falso testigo

1987 | The Bedroom Window

Terry tiene una relación extramatrimonial con la esposa de su jefe. Nadie sospecha nada pero después de convertirse en testigos de un crimen, su relación se sitúa en la cuerda floja. Si testifican sacarán a la luz su idilio, algo que podría complicarles mucho las vidas. Pero si no lo hacen, estarán dando carta blanca a un asesino. Steve Guttenberg protagoniza este thriller de contenido dramático después de que alcanzara la popularidad al encarnar al simpático y locuaz Mahoney de Loca academia de policía.

4/10
El paria

1986 | Native Son

Adaptación del libro "Native Son", de Richard Wright. Su acción se desarrolla en Chicago, en la época de la Gran Depresión, cuando el afroamericano Bigger entra a trabajar como chofer de una familia burguesa blanca. La liberal actitud sexual de la joven desencadenará la tragedia cuando, durante una noche de borrachera, comienza a flirtear con Bigger y éste la mata accidentalmente. Aterrado ante este hecho, entierra el cadáver de la chica y hace creer a la familia que ella se ha escapado con su amante comunista. Producida por la PBS American Playhouse, se fundamenta en un gran reparto de nuevas estrellas como Elizabeth McGovern y Matt Dillon, además de viejas glorias del estilo Geraldine Page y Carroll Baker. En breves papeles Ving Rhames y Oprah Winfrey. Dicha novela ya había sido llevada al cine en Argentina como Sangre negra (1951).

5/10
Adiós a la inocencia

1984 | Racing With the Moon

Harper (Sean Penn) y Micky (Nicolas Cage), son amigos desde la infancia. Ambos sólo piensan en disfrutar los días que les quedan antes de alistarse en la infantería de marina, en plena Segunda Guerra Mundial. En esos días, que vivirán con especial intensidad, se enamorarán, conocerán algunos de los aspectos más duros de la sociedad y, sobre todo, afianzarán su amistad para el resto de sus vidas. Película nostálgica llena de sensaciones dirigida con sabio talento por Richard Benjamin. Supone la aparición de dos jovencísimos actores, Sean Penn y Nicolas Cage, que con el tiempo se convertirían en estrellas y se ganarían el respeto y la admiración de Hollywood. Emotiva y vitalista, el film es una mirada a los grandes momentos de la juventud.

6/10
Érase una vez en América

1984 | Once Upon A Time In America

Un tipo dormita en un fumadero de opio mientras suena un teléfono. Parece acabado, desesperado. El timbre no deja de sonar, y entre el persistente sonido y su estado letárgico, despiertan los recuerdos de cómo se convirtió en un gángster, que ahora anda metido en problemas hasta el cuello. Sergio Leone juega con las idas hacia atrás y hacia adelante en el tiempo (como hizo Coppola en El padrino II) para dar, con tono desmesurado y complejo, su particular visión del mundo gansteril.

8/10
Loco de amor

1983 | Lovesick

Comedia romántica con toques fantásticos muy a la americana. La historia nara cómo un psiquiatra se hace cargo de una serie de pacientes de un compañero fallecido. Hay muchos casos, unos más complicados que otros, como el de una joven que desea estrenar una obra de teatro. El doctor se enamorará perdidamente de ella y recibirá la visita de nada menos que del fantasma de Sigmund Freud (grande Alec Guinness), el cual le guiará en el modo de actuar. El resultado, pese a ser algo original, no pasa de discreto y ha enmohecido con el paso del tiempo, tanto en temática como en puesta en escena. Cuenta eso sí con un gran reparto, muy variado, con jugosos papeles secundarios.

4/10
Ragtime

1981 | Ragtime

Ragtime fue nominada a ocho Oscar de la academia. Es la historia de un pianista de color que, tras ser insultado, no para hasta conseguir justicia. Así pasará de ser un ciudadano pacífico a ser revolucionario e iracundo. Su historia afecta a una acaudalada familia neoyorquina. Este film, adaptación de una novela de E.L. Doctorow, trata el orgullo negro, racismo y liberalismo blanco durante la primera década del siglo XX. El director checo afincado en Estados Unidos Milos Forman logra un espléndido dibujo de una época fundamental en la historia de los Estados Unidos. La música tiene una enorme presencia, y James Cagney nos regala una espléndida interpretación, casi ya en el ocaso de su carrera.

6/10
Gente corriente

1980 | Ordinary People

Los Jarretts son una familia burguesa típicamente norteamericana. El padre, interpretado por Donald Sutherland, tiene un buen sueldo, su esposa se ocupa de los labores de la casa, y su hijo, interpretado por Timothy Hutton, es un atractivo joven con un brillante futuro por delante. Pero tras esta fachada de aparente felicidad, se esconde un drama espeluznante. El hijo mayor de los Jarretts murió debido a un terrible accidente en el mar, y los problemas surgen cuando el personaje de Hutton se siente responsable de la muerte de su hermano. Se trata de un retrato de familia auténtico, fiel y sin tapujos. Fue el primer trabajo como director del gran actor Robert Redford, que consiguió un Oscar. Además, obtuvo la estatuilla como mejor película, mejor actor secundario para Timothy Hutton, y mejor adaptación. Basada en la novela de Judith Guest. Una película soberbia y contundente, que cuenta con brillantes interpretaciones. De un realismo que pone los pelos de punta.

8/10

Últimos tráilers y vídeos