IMG-LOGO

Biografía

Friedrich Hollaender

Friedrich Hollaender

Friedrich Hollaender

Filmografía
No somos ángeles

1955 | We're No Angels

En plena Navidad, tres presos llamados Joseph, Jules y Albert pretenden escapar de la Isla del Diablo donde están cautivos. Cuando llegan a una tienda a la que quieren robar, el destino hace que hagan amistad con el encargado, Felix Ducotel, un hombre amable al que acabarán ayudando. Divertida comedia donde el destino de los tres protagonistas da tal inesperado giro que convertirá a tres fugitivos de la justicia en unos bondadosos caballeros con buenas intenciones en vísperas navideñas. Destaca la presencia de Humphrey Bogart, tan acostumbrado al cine de gangsters, y que aquí sale acompañado del genial Peter Ustinov (Quo Vadis) y Aldo Ray (Amor a medianoche). Michael Curtiz dirige el cotarro.

6/10
Phffft!

1954 | Phffft

Desigual comedia, a pesar de contar con un guión de George Axelrod, que colaboró al año siguiente con Billy Wilder en La tentación vive arriba, además de ser el autor del libreto de Desayuno con diamantes. Ni siquiera la presencia como protagonistas de Jack Lemmon y Judy Holliday logran que levante el vuelo esta historia de un matrimonio que tras ocho años de convivencia deciden divorciarse, pues han descubierto que se aburren juntos mortalmente. Pero su recién estrenada segunda soltería les hace descubrir que la recuperada libertad no les da felicidad, en realidad siguen enamorados el uno del otro.La trama ofrecía puntos suficientes para el enredo y bueno, algún gag logrado hay, por ejemplo la primera vez que coinciden los ex esposos en un restaurante, una situación embarazosa, o el mostacho de 'latin lover' que se deja Lemmon para crearse una nueva personalidad. Pero en general falta 'timing' alocado a esta película, y ciertamente no parecía ser Mark Robson, un director que brilla en títulos dramáticos como El ídolo de barro o Más dura será la caída, el más indicado para llevar a buen puerto esta comedia que, en el mejor de los casos, no pasa de correcta.

3/10
Una rubia fenómeno

1954 | It Should Happen to You

Gladys es modelo y viaja a Nueva York para hacerse un hueco en el mundo de la moda y ganar reconocimiento popular. Un ejecutivo y un director se fijarán en ella, pero Gladys estará más absorta en la fama que le viene de repente. La rubia Judy Holliday (La costilla de Adán) protagoniza esta comedia donde traía de cabeza a Peter Lawford (Mujercitas) y a un sencillo Jack Lemmon (El apartamento), que debutaba en el cine con este film.

5/10
Sabrina

1954 | Sabrina

Sabrina (Audrey Hepburn) es la hija del chófer de la familia Larrabee, una de las más ricas de Long Island. La romántica Sabrina está perdidamente enamorada de uno de los hijos de los Larrabee, David (William Holden), el más insensato. El otro es Linus (Humphrey Bogart), un honesto hombre de negocios con la cabeza en su sitio, que no quiere que su hermano haga desgraciada a Sabrina. Esta viaja a Francia para aprender el oficio de la hostelería, donde conoce a un anciano Barón que le transforma en una mujer de su tiempo. Cuando regresa, su amor por David aún sigue vivo, y a éste no se le pasa por alto que Sabrina se ha convertido en una jovencita muy atractiva. Linus recibe el encargo de sus padres de impedir que su hermano siga adelante en su relación con una chica de origen tan humilde. Una ingeniosa comedia, vuelta de tuerca al clásico cuento de la Cenicienta, dirigida por el mayor experto en el género, el genial Billy Wilder, con títulos como Con faldas y a lo loco (1959) o El apartamento (1960). La audacia de Wilder consigue modelar las interpretaciones de Bogart y Holden a su gusto, con pepeles muy distintos de su imagen habitual, al tiempo que aprovecha la condición angelical de Hepburn, que acababa de ganar el Oscar con Vacaciones en Roma. Se trata de una adaptación de la obra teatral de Samuel A. Taylor. Algunas escenas están llenas de encanto, y los diálogos son estupendos, con frases chispeantes, y en que se juega al contraste entre las clases altas y las modestas. Un auténtico clásico.

7/10
Los 5.000 dedos del Dr. T

1953 | The 5,000 Fingers of Dr. T.

El joven Bart está obligado a asistir a clase de piano por insistencia de su madre, pero a él no le gusta tocar el instrumento y mucho menos cuando tiene como profesor al señor Terwilliker, un ser odioso y antipático que pretende a su madre pero que también le exige al chico muchísimo esfuerzo. Un día, Bart se queda dormido y sueña que el profesor T obliga a 500 niños a tocar una obra larguísima en un piano monumental. Película fantástica basada en los cuentos infantiles de Theodore Seuss, que también interviene en el guión. Destaca por los surrealistas decorados y los grandiosos números musicales que aparecen en el film, representando el sueño del niño.

5/10
Androcles y el león

1952 | Androcles And The Lion

Basada en una obra satírica de Bernard Shaw y, sobre todo, en la visión que el cine había propuesto de la Roma imperial, cuenta las aventuras de Androcles quien, con su mujer y un amigo, huye a las colinas escapando de la persecución. En el camino encontrará a un león herido al que curará con esmero y le enseñará a bailar. Más tarde será apresado y deberá enfrentarse a los leones; pero entre ellos está su amigo el bailarín. Entretenida película que cuenta con un buen reparto. Es uno de los films "históricos" de Victor Mature y destacan como secundarios Robert Newton y Maurice Evans.

5/10
Cariño, ¿por qué lo hiciste?

1951 | Darling, How Could You!

Adaptación de la obra teatral “Alice-Sit-By-The-Fire” escrita por J. M. Barrie, el autor de “Peter Pan”. Su acción nos traslada al Nueva York de comienzos del siglo XX y nos cuenta cómo una adolescente (Mona Freeman) está algo preocupada porque cree haber descubierto una infidelidad de su madre (Joan Fontaine). Esto dará lugar a todo tipo de enredos y a una cierta crítica social sobre la hipocresía de la gente. Dirige con clase, estilo y una elaborada ambientación (en especial los lujosos vestidos creados por Edith Head), uno de los grandes nombres de la comedia sofisticada norteamericana como Mitchell Leisen, que ya había trabajado con Fontaine en 1944 con El pirata y la dama.

6/10
Odio y orgullo

1951 | My Forbidden Past

La acción tiene lugar en el Nueva Orleáns de finales del siglo XIX cuando, al fallecer su abuela, Bárbara Beaurevel hereda una gran fortuna dentro de una familia repleta de secretos. Su carácter altivo no puede consentir que el hombre que ama, el doctor Lucas, siga prefiriendo estar con su esposa. Así que Bárbara contrata a un gigoló sin escrúpulos para que seduzca a la mujer del médico y así dejarle a ella libre el terreno. Las cosas no suceden como estaban previstas, y la esposa es asesinada, siendo Lucas acusado del crimen. Melodrama con tintes de cine negro con buenos momentos de tensión y que cuenta con un buen cuarteto protagonista –Ava Gardner como la pérfida amante, Robert Mitchum como el médico fiel, Melvyn Douglas como el seductor y Janis Carter como la esposa– según una adaptación del libro de Polan Banks.

6/10
Nacida ayer (1950)

1950 | Born Yesterday

Harry Brock es un mafioso adinerado que llega a Washington para cerrar un negocio importante que tiene entre manos. La única pega es que su novia 'Billie' Dawn es una mujer algo paleta y muy poco refinada y Harry teme que sus modales avergüencen a su círculo de amigos. Por ello, contrata a Paul, un encantador periodista, para que le de un curso acelerado de saber estar y buena educación. La transformación será sorprendente. George Cukor (Las cuatro hermanitas, Historias de Filadelfia, Luz que agoniza, My Fair Lady), uno de los grandes, dirige esta comedia que fue nominada a los Oscar en la categoría de mejor película. Cuenta con la presencia del siempre genial William Holden y con una díscola Judy Holliday (La costilla de Adán, Una rubia fenómeno), que por su interpretación fue galardonada con la estatuilla a la mejor actriz. Don Johnson, John Goodman y Melanie Griffith hicieron un remake en 1993.

6/10
Nacida para el mal

1950 | Born To Be Bad

La joven provinciana Christabel llega a la ciudad, dispuesta a alojarse en casa de Donna, que se acaba de prometer con Curtis, un apuesto millonario. Adoptando una asombrosa duplicidad, la bella Christabel aparenta ser una chica ingenua y bondadosa, pero pronto tiene rendidos a sus pies a todos los hombres que pululan cerca de ella: al escritor Nick, al pintor Gobby y, por supuesto, a Curtis, la pieza que desea pescar, aunque sea a costa de no seguir su inclinación natural. Nicholas Ray lleva a buen puerto este retrato de mujer fatal -uno de los motivos del film es un cuadro que Gobby pinta de Christabel-, donde Joan Fontaine es la reina de la función, con su personaje de dama únicamente preocupada de sus propios intereses, a la que no le importa romper corazones y hacer daño a los que tiene alrededor. El cineasta se las arregla para mantener en el desenlace una mirada cínica, aunque los planes de la protagonista no acaben de salir del modo que ella querría.

7/10
¡Qué vida ésta!

1950 | Never a Dull Moment

Kay, una cantante de gran éxito, se enamora de Chris, un ranchero con dos hijas. Decide dejarlo todo por él, casarse e irse a vivir a su casa de campo. Pero adaptarse a su nueva vida no será fácil. Amena comedia romántica al servicio de dos grandes estrellas de la época: Fred MacMurray e Irene Dunne. El argumento repite el clásico esquema de "pez fuera del agua", pero los diálogos son elegantes, y algunas secuencias tienen gracia.

5/10
Despacio, forastero

1950 | Walk Softly, Stranger

Chris Hale, un jugador sin escrúpulos, llega a un pequeño pueblo en el que supuestamente vivió cuando era niño. Pronto consigue encandilar a los vecinos, y utiliza su encanto personal para seducir a Elaine Corelli, una rica heredera postrada en una silla de ruedas, tras un accidente. Aunque intenta enderezar su vida, Chris tendrá que resolver asuntos turbios del pasado. Una de las primeras películas de Robert Stevenson, que posteriormente se convertiría en el más prestigioso de los directores de películas de imagen real de Disney. Esta vez tiene en sus manos una película sobre la redención con numerosos elementos románticos, protagonizada por Alida Valli y Joseph Cotten, que coincidieron en El tercer hombre.

6/10
Atrapados

1949 | Caught

Leonora Eames ve colmada su ambición cuando se casa con el multimillonario Smith Ohlrig, un hombre enfermo, neurótico y autoritario. El matrimonio fracasa y la joven decide separarse. Leonora encuentra trabajo como secretaria de un médico de gran vocación y pocas ambiciones económicas. El marido, sin embargo, no está dispuesto a renunciar a ella y trata por todos los medios de mantener el dominio sobre su mujer.

6/10
Una profesión peligrosa

1949 | A Dangerous Profession

El sospechoso de un robo muere en extrañas circunstancias, antes de ir a juicio. Un ex policía, cautivado por su viuda, decide investigar lo que el caso esconde. Se trata de uno de los muchos filmes policiales que salían de la factoría RKO, servido con solvencia y con el intenso protagonismo de George Raft.

6/10
Se vende una novia

1949 | Bride for Sale

Alambicada y divertida comedia romántica al servicio de la estrella del momento Claudette Colbert, aquí metida en una joven que va en busca de un buen marido y trabaja como experta en la empresa de contabilidad de un hombre de negocios, quien hará todo lo posible por mantenerla bajo su amparo. Acompaña a la protagonista de Sucedió una noche, el galán George Brent (Jezabel).

4/10
Un secreto de mujer

1949 | A Woman's Secret

Marian es detenida y llevada a prisión, acusada de disparar a Susan Caldwell, una conocida cantante. Su amigo, el pianista Luke Jordan cree que Marian es inocente, por lo que investiga en busca de la verdad. Excelente film de intriga de la primera etapa de Nicholas Ray, que contó con un sólido guión construido a base de 'flash backs' de Herman J. Mankiewicz, el libretista de Ciudadano Kane. El director contó con interpretes de primera, como su propia esposa, Gloria Grahame y de Melvyn Douglas, que se alejaba por una vez de la comedia, género en el que consiguió grandes éxitos. Analiza la cara oscura del éxito y las consecuencias de los celos profesionales.

8/10
Two Guys from Texas

1948 | Two Guys from Texas

Comedia musical en forma de western, que no es sino una nueva versión de otra película Warner de 1938 titulada Cowboy from Brooklyn. En ella, dos artistas de vodevil encuentran trabajo en un rancho de Texas. Como no están muy familiarizados con el tema de los vaqueros, se comportan como dos auténticos torpes, llegando a participar incluso en un rodeo. Poco a poco se van acomodando a su nueva vida, salvando el rancho de la quiebra y enamorándose de dos jovencitas que estaban por allí. Realizada para mayor gloria de los cómicos Dennis Morgan y Jack Carson, en la película aparecen un montón de canciones, como la satírica “I Wanna Be a Cowboy in the Movies”, de Jule Styne y Sammy Cahn, y entre todas sus escenas destaca un sueño animado donde, además de caricaturas de los dos protagonistas, aparece el mismísimo Busg Bunny con la voz original de Mel Blanc.

4/10
Berlín Exprés

1948 | Berlin Express

El maestro Jacques Tourneur rueda una de espionaje en los años posteriores a la II Guerra Mundial. Los pasajeros de un tren corren peligro por la presencia en el mismo de un pacifista.

5/10
Un matrimonio perfecto

1947 | The Perfect Marriage

Adaptación de la comedia teatral del longevo neoyorquino Samson Raphaelson (1894- 1983), guionista de algunas de las más célebres comedias de Ernst Lubitsch como La viuda alegre (1934), El bazar de las sorpresas (1940) y El diablo dijo ¡No! (1943), así como Suspense de Alfred Hitchcock, en 1941. En esta ocasión el 'matrimonio perfecto' del título original es el formado por Loretta Young y David Niven, que llevan casados diez años y tienen una hija de nueve. Algo cansados de su vida en común, se plantean el divorcio, y para ello hablan con sus amigos, poniéndolos en un compromiso a ver por quién toman partido. Estupendos diálogos y un gran ritmo de comedia romántica.

7/10
Stallion Road

1947 | Stallion Road

Adaptación de una novela de Stephen Longstreet, a cargo del propio autor, describe la rivalidad amorosa de un veterinario y un novelista, enamorados de una criadora de caballos. Una epidema de ántrax pone un poco de emoción a la cosa. Ronald Reagan y Zachary Scott compiten por el amor de Alexis Smith.

5/10
Two Guys from Milwaukee

1946 | Two Guys from Milwaukee

Un taxista de Milwaukee con mucha labia toma como cliente una noche al exótico príncipe de Balkan, de visita a la ciudad. Juntos vivirán una disparatada aventura que les lleva a beber, divertirse, cantar e incluso enamorarse de dos jovencitas. Un rutinario divertimento con algunos momentos de brillantez gracias a los gags del guión escrito por I.A.L. Diamond y Charles Hoffman.Sus protagonistas son los cómicos Dennis Morgan y Jack Carson, a quienes la Warner intentó lanzar al estrellato para contrarrestar a la pareja Bing Crosby-Bob Hope, que por este tiempo arrasaba en la Paramount. Para ellos crearon una serie de películas con los títulos de “Two guys from...”, que tampoco es que tuviesen una gran aceptación. Esta vez, situando la acción en Milwaukee, les acompañan como las chicas de turno Joan Leslie y Janis Paige.

4/10
Janie Gets Married

1946 | Janie Gets Married

Janie (1944) fue una comedia juvenil que supuso el breve estrellato para Joyce Reynolds. Gracias a este éxito la Warner decidió sacar rentabilidad al personaje con esta secuela donde, como su título original indica, la tal Janie encuentra marido. Lo malo es que tuvieron que cambiar a la actriz protagonista del film original y Joan Leslie no convenció al respetable. Janie contrae matrimonio con un soldado (que ya había aparecido en la primera entrega) que ha sufrido las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial. Ella ayuda a su esposo a su adaptación a la vida civil, no sin antes ser partícipe de una serie de divertidos enredos y celos varios.

4/10
Nunca te alejes de mí

1946 | Never Say Goodbye

Phil y Ellen se han divorciado y su pequeña hija Flip no lleva nada bien la separación de sus padres. Ve que su madre está muy triste, así que decide enviar cartas a un militar desconocido haciéndose pasar por ella. Cuando el receptor de las misivas quiere conocerla, Ellen ve una oportunidad para poner celoso a su marido. Comedia de enredo con algún que otro malentendido donde Errol Flynn interpreta a Phil, el padre de la niña y ex marido de Ellen.

4/10
No hay dos sin tres

1946 | The Bride Wore Boots

Comedia sin muchas pretensiones y algo machista, donde un historiador casado con una bella amazona, siente que ella está más pendiente de su caballo que de él mismo. Así que se dispone a darle una lección. Todo ello según la obra de teatro escrita por Harry Segall. Producida por Paramount y con una duración de solo 85 minutos, lo más interesante es encontrar en el reparto a una joven llamada Natasha Gurdin, que sólo había hecho una película hasta el momento. El director, Irving Pichel, creyó que ese nombre no le iba nada y decidió cambiárselo por otro más sencillo como el de Natalie Wood.

4/10
El veredicto

1946 | The Verdict

Cuando se descubre que un hombre que acaba de ser ajusticiado es realmente inocente, el detective de Scotland Yard que llevó el caso es destituido de su cargo. Ahora tiene ocasión de redimir su culpa, cuando un amigo suyo es acusado de un crimen siendo igualmente inocente. Nueva versión de la novela “The Big Bow Mystery”, escrita por Israel Zangwill, que ya había sido llevada al cine anteriormente en The Perfect Crime (1928) y The Crime Doctor (1934). Esta tercera revisión supuso el debut en la dirección de Don Siegel (1912-1991), quien un año antes había ganado el Oscar al mejor cortometraje por Star in the Night. Especialmente lúcida resulta la fotografía de Ernest Haller (1896-1970), uno de los maestros de la luz desde comienzos de los años, 20 y que de una brillante filmografía de casi 200 títulos destaca su Oscar por Lo que el viento se llevó (1939), además de otras cinco candidaturas de la Academia.

5/10
Mis cuatro amores

1945 | The Affairs of Susan

Una producción de Hal B. Wallis para la Paramount construida para mayor gloria de una estrella como Joan Fontaine, aquí más sofisticada y bella que de costumbre. Además, el papel le ofreció la posibilidad de explorar nuevos cambios en su físico, algo que el público pareció reprocharle convirtiendo el asunto en un título indiferente de cara a la taquilla. Ella es Susan Darell, que a lo largo de su vida recuerda cómo fue amada por cuatro hombres que la veían de maneras diferentes. La crítica ensalzó la dulzura de la actriz y el acertado tono de comedia romántica conseguido por William A. Seiter, en una película que obtuvo una nominación al Oscar para el argumento original de Lazslo Gorog y Thomas Monroe.

7/10
Christmas in Connecticut

1945 | Christmas in Connecticut

Elizabeth Lane es una de las más famosas columnistas del país. En sus artículos se describe como una mujer felizmente casada y con hijos, que vive en una tranquila granja y que es una experta cocinera. Sin embargo todo es falso: es una ajetreada newyorkina, soltera y que no tiene ni idea de nada referente a la cocina. Cuando el propietario de la revista donde trabaja decide invitarla a su granja el día de Navidad para que prepare una comida para sus invitados, ella debe encontrar una solución. El divertido argumento acabó dando lugar a una de las comedias más taquilleras del año para la Warner, sobre todo por la cantidad de secundarios que animan la función, en especial Reginald Gardiner como el falso marido y S.Z. Sakall como el cocinero de tapadillo. En 1992 se realizó una nueva versión para televisión, con el mismo título, dirigida por Arnold Schwarzenegger y con un curioso reparto con Dyan Cannon, Kris Kristofferson y Tony Curtis.

8/10
Pillow to Post

1945 | Pillow to Post

Adaptación de una comedia teatral de Rose Simon Kohn que, siguiendo la mejor tradición del cine mudo, contiene algunos afortunados gags visuales, mejores que los diálogos. Fue la tercera colaboración consecutiva entre el director Vincent Sherman y la actriz –y después también realizadora– Ida Lupino tras The Hard Way (1943) e In Our Time (1944). Jane Howard es una vendedora ambulante que para conseguir una habitación sólo disponible para mujeres casadas se hace pasar por esposa de un joven teniente. Esto llevará a una serie de enredos que a punto están de provocar la cárcel para el mencionado teniente.

4/10
Retorno al abismo

1945 | Conflict

Richard Mason (Humphrey Bogart) está casado con Kathryn Mason (Rose Hobart), pero está enamorado de su hermana menor Evelyn (Alexis Smith). Para resolver la situación, Mason plantea una solución definitiva: asesinar a su mujer y casarse con su esposa. Esta es la base de un film que, como intriga, funciona sin ningún problema. Con esta película Curtis Bernhardt, su director, planteó la imposibilidad del crimen perfecto, algo que también haría Alfred Hitchcock en 1954 con su Crimen perfecto.

6/10
Érase una vez (1944)

1944 | Once Upon a Time

Así, de entrada, una comedia surrealista donde Cary Grant es un promotor de teatro al borde de la quiebra que recibe la inesperada ayuda de un muchacho que le entrega una misteriosa caja. Dentro, hay nada menos que una oruga que baila al son de la música. Este hallazgo se convierte en todo un acontecimiento en la ciudad, y la gente llega a raudales para ver tan peculiar espectáculo. Fábula optimista y simbólica, rodeada de buenos sentimientos, basada en un serial de radio llamado “My Client Curly” escrito por Norman Corwin y Lucille Fletcher. Aunque la crítica resaltó la originalidad de su planteamiento, el público no respondió al asunto de la oruga y fracasó en taquilla.

7/10
Princess O'Rourke

1943 | Princess O'Rourke

La princesa María, que visita de incógnito Nueva York, decide volar hasta San Francisco. Sin embargo, al terminar el viaje una serie de enredos le hace pasar la noche en casa del piloto del avión, que cree que ella es una simple criada. El romance entre ambos está más que asegurado, según el guión original ganador del Oscar escrito por su propio director, Norman Krasna. Una amable producción de Hal B. Wallis que cuenta con una sorprendente aparición final del presidente de los Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, como guiño humorístico. En el film suena la canción “Honourable Man”, de E. Y. Harburg, Arthur Schwartz e Ira Gershwin. Segunda reunión en pantalla de Olivia de Havilland y Jane Wyman tras My Love Came Back (1940).

6/10
El hombre que vino a cenar

1942 | The Man Who Came to Dinner

Divertida adaptación de una obra de Broadway, de George Kauffman y Moss Hart, a cargo de los hermanos Epstein. Cuenta cómo un locutor radiofónico de lengua viperina sufre un accidente que le obliga a albergarse en el hogar de una excéntrica familia. Pronto descubre que su pierna no está rota, pero decide simular lo contrario para quedarse ahí un tiempo, en teoría para arreglar los problemas de ese hogar. Montu Woolley es el supuesto lesionado, mientras que Bette Davis exhibe en esta ocasión una veta cómica, que ya asoma, con ironía, en muchos de sus melodramas. Varios personajes están basados en gente real. Así, Banjo se inspira en Harpo Marx, Sheridan en el crítico teatral Alexander Woollcott, Lorraine Sheldon en la actriz Gertrude Lawrence, y Beverly Carlton en el autor Noel Coward.

6/10
Corazones en llamas

1942 | The Forest Rangers

Don Stuart es un Ránger que se enfrenta a un peligroso incendio en el bosque. Mientras lucha contra él, descubre que ha sido provocado. Tiene un sospechoso pero no encuentra ninguna prueba que lo vincule con el escenario del crimen. La intriga se adereza con una historia de amor a dos bandas. El pobre Stuart es muy cándido en temas amatorios y no es capaz de ver el amor que le profesa el personaje que interpreta Paulette Goddard, así que opta por tratar de enamorar a una inaccesible mujer a la que interpreta Susan Hayward.

5/10
El asunto del día

1942 | The Talk of the Town

Grant escapa de la cárcel y se refugia en casa de Jean Arthur, pero allí ya hay un inquilino. ¡Qué difícil es elegir a uno cuando los dos se enamoran de ella! Una delicia dirigida por George Stevens (Raíces profundas).

6/10
Wings for the Eagle

1942 | Wings for the Eagle

Roma y Brad están casados y trabajan en una fábrica de aviones para los aliados durante la Segunda Guerra Mundial. Aunque ya sufren problemas de convivencia, todo empeorará con la llegada de un amigo de Brad en busca de trabajo, que se interesa por Roma. Dramón de Warner en torno a un triángulo amoroso, de argumento architípico, al servicio de Ann Sheridan, de enorme tirón en las taquillas, que realiza un competente trabajo. 

5/10
El difunto protesta

1941 | Here Comes Mr. Jordan

Adaptación de la pieza teatral de Harry Segall, comedia romántica celestial, "El cielo puede esperar", que sería revisitada más de treinta años después por Warren Beatty. La trama empieza con el accidente aéreo que sufre el aspirante al campeonato del mundo de boxeo Joe Peddleton. El púgil muere y aparece entre nubes, cerca de un avión que se dispone a trasladar a sus pasajeros difuntos al cielo. Pero Peddleton protesta, asegura que es imposible que haya muerto, está convencido de que estaba destinado a ganar el título de campeón. Y en efecto, según constata Mr. Jordan, se trata de un error de un ángel novato, que quiso ahorrar a Peddleton el dolor del impacto del accidente, llevándose su alma antes de tiempo. Error agravado por el hecho de que, cuando trata de subsanarse, es demasiado tarde: el cuerpo de Peddleton ha sido incinerado. Mr. Jordan tratará de buscarle un cuerpo 'de repuesto', y ambos creen encontrarlo en el de un millonario en buena forma física, asesinado por su esposa y un desleal secretario. La película funciona a las mil maravillas gracias a los secundarios, que casi roban la función a Robert Montgomery, el púgil protagonista, siempre con su saxo a cuestas, y su interés romántico, Evelyn Keyes. Porque en efecto Claude Rains como funcionario celestial está perfecto, con su humor ligeramente sardónico siempre a cuestas. Y también destacan Edward Everett Horton, el ángel torpe, y James Gleason, como el 'manager' que trata de hablar con los espíritus que no ve, aunque no siempre está seguro de donde se encuentran. Se agradecen los medidos toques de humor y el trasfondo romántico que respira la historia.

6/10
Me perteneces

1941 | You Belong to Me

Intentando repetir el éxito Paramount de Las tres noches de Eva (1941), la Columbia recuperó a Barbara Stanwyck dos años después de que ésta hubiese abandonado dichos estudios. La idea era volverla a emparejar con Henry Fonda en una comedia que tuviese el sofisticado y romántico toque del film citado, y para ello se eligió un guión de Claude Binyon, según una idea original de Dalton Trumbo. En su trama, una doctora le da celos a su marido con un paciente que finge estar enfermo para estar cerca de ella. Esto llevará a todo tipo de enredos y situaciones más o menos divertidas. En Inglaterra la película tuvo el título original de Good Morning, Doctor.  En 1950 conocería una nueva e intrascendente versión conocida como Emergency Wedding, de  Edward Buzzell.

6/10
Pasos en la oscuridad

1941 | Footsteps in the Dark

Errol Flynn es un superficial caballero de la alta sociedad. Su carácter frívolo poco hace sospechar a los que le rodean que tiene una doble vida. Compagina su faceta más exclusiva con una labor como escritor de novelas de misterio y colaborador de la policía. Al leer el argumento viene a la mente Iron Man de Marvel. Obviamente que en esta película el protagonista no es un superhéroe, pero el personaje de Flynn tiene muchos rasgos en común con Tony Stark, que nació más de veinte años después, e incluso con el múrcielago de la competencia de DC, Batman.

4/10
Million Dollar Baby

1941 | Million Dollar Baby

Simpático enredo a propósito de una anciana millonaria que descubre que toda su fortuna se fundamenta en una estafa del pasado que desconocía por completo. Dispuesta a hacer lo correcto, viaja para conocer a la joven que merecería ser la dueña de todas sus propiedades, dependiente en una tienda, y enamorada de un pianista. Curtis Bernhardt maneja la trama con su habitual solvencia, aprovechando la incredulidad que despiertan los propósitos de la señora mayor y su abogado.

5/10
Golden Gloves

1940 | Golden Gloves

Bill Crane es una joven promesa del boxeo que empieza a ganar combates, convirtiéndose en un valor seguro. Pero pronto se dará cuenta de que el mundillo del deporte está plagado de individuos sin escrúpulos. Un excelente film noir, en el ámbito del boxeo, que se considera un ilustre precedente de clásicos del género como Nadie puede vencerme.

5/10
Victory

1940 | Victory

Nueva versión de una compleja novela de Joseph Conrad (como todas) que ya había sido llevada al cine anteriormente en 1919 (dirigida por Maurice Tourneur) y 1930 (Paraíso peligroso, dirigida por William A. Wellman). En ella, un inglés recluido lejos del mundanal ruido ayuda a una muchacha, enfrentándose con tres peligrosos personajes. Una historia intelectual y reflexiva, que el crítico Pauline Kael consideraba "una película inusual en el Hollywood de la época, turbadora y de alto nivel". Por supuesto, el público no fue nada receptivo a las intenciones filosóficas de la trama, a pesar de contar con un reparto de rostros conocidos como Fredric March, Betty Field y un antológico Cedric Hardwicke como malvado irónico y algo sádico.

6/10
Al sur de Suez

1940 | South of Suez

Thriller de misterio en torno a unos cuantos empresarios de minas de diamantes y a los tejemanejes que tienen lugar entre ellos. Habrá muertos de por medio y viajes a África y Londres. Dirige la película Lewis Seiler (Forja de corazones), y destaca ante todo el protagonismo de George Brent (Jezabel, La solterona), pródigo actor clásico de Hollywood.

4/10
El gran McGinty

1940 | The Great McGinty

La película con la que el guionista Preston Sturges debutó brillantemente como director. El cineasta estaba cansado de que sus libretos fueran llevados a la pantalla por otros, que no entendían plenamente su punto de vista. Por lo cual guardó celosamente el guión de El gran McGinty, y acordó dirigirlo él en su estudio, Paramount, a cambio de comprometerse con un ajustado presupuesto, un calendario de rodaje no muy largo, y un reparto donde no había grandes estrellas. De hecho los nombres más conocidos eran los de Brian Donlevy y Akim Tamiroff, buenos actores, pero sólo reconocibles en roles secundarios. Dan McGinty es un pobre diablo con una mano delante y otra detrás, pero bastante espabilado. En las elecciones municipales de una innombrada ciudad es requerido por un mafiosillo para votar repetidas veces arrogándose el derecho a las urnas de personas ya fallecidas. El tipo demuestra ser muy mañoso, por lo que será involucrado en otros trapicheos. Así hasta que le fabrican una tapadera de "persona respetable" –una supuesta boda con su secretaria, que tiene dos niños–; con lo que no cuentan los que promocionan a McGinty es con que esa supuesta vida honrada que lleva empieza a atraerle más que la de farsante caradura que se aprovecha de los demás. Preston Sturges entrega una magnífica sátira política, en la que se critican las campañas que se organizan en torno a unos candidatos que nunca muestran su verdadero rostro. El modo de presentar la trama –un largo flashback en que McGinty desanima a un potencial suicida de sus propósitos, contándole su historia– se demuestra harto ingenioso, también a la hora de rematar la película. El film supuso un Oscar al mejor guión para Sturges, lo cual demostraba su punto de vista de que el director que mejor puede entender un guión es el que lo ha escrito. De hecho, a partir de su caso otros ilustres guionistas como John Huston y Billy Wilder siguieron su ejemplo de ejercer como directores.

8/10
Recuerdo de una noche

1940 | Remember the Night

El último guión de Preston Sturges, antes de pasar a la dirección. Es una comedia con el toque sutil al que debe la fama, que transcurre en Navidad. En unos grandes almacenes una ladrona de poca monta acaba detenida por la policía. El ayudante del fiscal queda prendado por la muchacha. E imbuido por el espíritu navideño aplaza el juicio hasta el año nuevo. Primer film de Fred MacMurray y Barbara Stanwyck, que después volverían a coincidir en la joya Perdición (1944), The Moonlighter (1953) y Siempre hay un mañana (1955).

6/10
Safari (1940)

1940 | Safari

Aventuras y amores en medio de la jungla con protagonismo de dos grandes estrellas de la época, Douglas Fairbanks Jr. (Gunga Din) y la rubia Madeleine Carroll (39 escalones). Tras la muerte de su amante, la guapa Linda Stewart acaba casándose de rebote con un deportista acaudalado, el Barón de Courland. Durante una expedición de caza a la jungla, ambos contratarán los servicios del guía Jim Logan. Y, como era de esperar, Linda y Jim se enamoran, con el consecuente enojo del marido, quien planeará su particular venganza.

6/10
Demasiados maridos

1940 | Too Many Husbands

Tras enviudar, Vicky se casó con Henry, el socio de su marido. Pero seis meses después de la boda el difunto marido Bill, que teóricamente se había ahogado en un viaje, reaparece por sorpresa, el tipo ha sobrevivido milagrosamente en una isla desierta. Así que Vicky se encuentra de pronto con dos maridos de los que está muy enamorada, y tiene que decantarse por uno de ellos. Divertida comedia de enredo dirigida por el experto Wesley Ruggles, que adapta libremente una obra de teatro de W. Somerset Maugham. Tal vez se le podía haber sacado más partido a la idea, llevar al extremo la disparatada situación, pero sea como fuere el resultado es lo suficientemente entretenido, con un buen trío protagonista, Jean Arthur y sus “maridos” Melvyn Douglas y Fred MacMurray, bien respaldado por unos divertidos secundarios, Harry Davenport, el padre de ella, y Melville Cooper, el mayordomo. El final, gamberro y ambiguo, supone un buen remate del film.

6/10
Medianoche

1939 | Midnight

Eve es una muchacha sencilla y sin dinero que hace amistad con un taxista de París. Para salir del bache económico, Eve se hace pasar por una adinerada húngara y así codearse con la alta sociedad parisina. Gran comedia de Mitchell Leisen y con guión de Billy Wilder, donde hacía un recorrido por dos ambientes muy diferentes de la sociedad de la época. Claudette Colbert, que destacaría en comedias como Sucedió una noche o La octava mujer de Barba Azul, interpreta a la humilde Eve, la cual, mediante mentirijillas, engaña a todos haciendo creer que es una gran dama. Le acompañan otros dos grandes del cine, Don Ameche y John Barrymore, que se disputan el amor de la protagonista.

5/10
Un novio para tres novias

1939 | Honeymoon in Bali

Comedia romántica protagonizada por una pareja de actores –Fred MacMurray (Perdición) y Madeleine Carroll (39 escalones)– que se compenetraban a la perfección y que llegaron a rodar juntos cinco películas, cuatro de ellas dirigidas por Edward H. Griffith. Ésta que nos ocupa es como todas ellas digna de mención, plena de humor, amor y sentido del ritmo. Bill es un tipo que vive en Bali y que visita Nueva York. Allí conoce y se enamora de Gail, la dueña de una tienda de la Quinta Avenida, que es muy celosa de su libertad e independencia. Por eso, cuando Bill le propone casarse con él, ella rechaza la oferta, y Bill regresa a Bali. Sin embargo, algunos opinan que Gail se ha precipitado en su decisión y al cabo del tiempo es ella misma la que se da cuenta de que no puede olvidar a Bill.

6/10
Invitación a la felicidad

1939 | Invitation to Happiness

Pop Hardy, entrenador de boxeo, está convencido de que su pupilo, el peso pesado 'King' Cole, llegará a ser campeón. Un día le presenta a su rico amigo Wayne. Cole se enamora perdidamente de Eleanor, la hija de Wayne. El mismo año de Tú y yo (1939), Irenne Dunne protagonizó otra cinta de corte romántico, en el que comparte cartel con Fred MacMurray.

5/10
Vidas heroicas

1939 | Disputed Passage

Cuenta la historia de dos médicos que tienen concepciones diversas de su profesión. Desde una visión de la medicina abnegada y entregada, hasta la más materialista. Uno de ellos se enamora de una joven china. A Frank Borzage se le daba bastante bien contar historias románticas. Pero esta vez, no convence por culpa de un guión que no termina de funcionar. Al menos, la puesta en escena y las interpretaciones son impecables.

Zazá

1939 | Zaza

Zazá es una guapa cantante y bailarina de un espectáculo francés. Un día conoce a Dufresne, un aristócrata casado, pero Zazá no puede evitar enamorarse de él. Agridulce historia sobre amores imposibles protagonizada por Claudette Colbert (La octava mujer de Barba Azul) y Herbert Marshall (Desayuno para dos).

6/10
La octava mujer de Barba Azul

1938 | Bluebeard's Eighth Wife

Un multimillonario y una joven viven un intenso romance en la Costa Azul. Comprometidos en matrimonio, ella descubre que va a ser la octava mujer de su prometido. Decidida a que lo suyo sea para siempre, urde un complicado plan de conquista permanente. Divertidísima comedia de enredo del maestro Ernst Lubitsch, el guión lo firmaron Billy Wilder y Charles Brackett. Queda para el recuerdo la sabrosa escena del pijama de Gary Cooper y Claudette Colbert al inicio del film, todo un alarde de diálogos chispeantes, representantes de la mejor 'screwball comedy'. Los secundarios están soberbios, tanto Edward Everett Horton, el padre de ella, un marqués venido a menos dispuesto a medrar como sea, como David Niven, amigo de la Colbert y servil empleado del millonario: la escena en que Niven acude a la playa a consultarle una duda sobre una carta que está mecanografiando es soberbia por su componente surrealista.

7/10
Ángel

1937 | Angel

Adaptación de una obra de Melchior Lengyel, con el habitual tándem Ernst Lubitsch-Samson Raphaelson. Aunque tiene elementos de comedia, también presenta fuertes componente dramáticos, al describir a Maria, una mujer que vive un matrimonio anodino con Frederick, que anda demasiado absorbido por su importante trabajo en el Ministerio de Asuntos Exteriores británico. En busca de aventura, pasa un fin de semana en París de incógnito acudiendo al salón de juego y esparcimiento que regenta una gran duquesa rusa exiliada; allí conoce a un hombre, Tony, con el que pasa unas horas inolvidables, pero a quien rehúsa dar su nombre, y por ello sólo la llama "Ángel". Teóricamente no volverán a verse, pero el destino quiere que coincidan nuevamente, pues Tony y Frederick tienen en común su pasado bélico. El film es un prodigio de narración inteligente, sobreentendidos, miradas y dobles sentidos, y donde Lubitsch sabe resolver sin resultar cargante. El trío protagonista está muy bien, pero también los secundarios, sobre todo los criados, como aquel comprometido que se mosquea con su novia, al preguntarse "dónde pudo aprender la rumba".

7/10
Champagne Waltz

1937 | Champagne Waltz

Buzzy es un joven compositor que llega a Viena con un repertorio nuevo de obras. Su estilo chocará con el de Franz Strauss, un veterano músico, pero también tendrá tiempo para conocer a Elsa, la hija de éste. Musical con números de baile protagonizado por Fred MacMurray (Rumbo a Java).

4/10
Una chica afortunada

1937 | Easy Living

Notable comedia de enredos con guión de Preston Sturges, dirección de Mitchell Leisen y con la pizpireta Jean Arthur de protagonista. Ella es una humilde secretaria que un buen día encuentra en la calle un lujoso abrigo de pieles que un millonario ha arrojado por la ventana mientras discutía con su esposa. Con este abrigo en su poder, la chica comienza a ser tratada de forma muy diferente por la gente, otorgándole todo el crédito posible en hoteles y lujosas tiendas. Por supuesto, el romance también está asegurado. Contiene momentos de humor surrealistas dignos de mención, así como personajes hilarantes como el director del hotel (interpretado por Luis Alberni). El filme supuso el tercer encuentro en pantalla entre el director Mitchell Leisen y el actor Ray Milland tras Four Hours to Kill! (1935) y The Big Broadcast of 1937.

7/10
Valiant Is the Word for Carrie

1936 | Valiant Is the Word for Carrie

Carrie es una mujer decidida a adoptar a dos niños huérfanos pero su pasado de mujer de vida alegre no facilitará los trámites. Gladys George (El halcón maltés) protagoniza una melancólica película dirigida por Wesley Ruggles (No soy ningún ángel). La actriz fue nominada al Oscar a la mejor actriz. Le acompaña John Howard y Arline Judge.

5/10
Deseo

1936 | Desire

Divertida comedia de enredo, con su toque melodramático. Aunque la dirige el romántico impenitente Frank Borzage, la producción corrió a cargo de Ernst Lubitsch, que durante un año fue jefe de producción de Paramount, y de hecho rodó algunas escenas antes de que el director titular se incorporara al rodaje. La película describe la relación entre un ingeniero que al fin va a poder disfrutar de unas vacaciones en Europa, entre Francia y España, y una seductora mujer que roba joyas ayudada de un par de cómplices. Para pasar un collar robado por la frontera, ella coquetea con el otro, y oculta el material comprometedor en el equipaje del ingenuo ingeniero. Pero claro, entre dimes y diretes, surgirá el amor. El film introduce algunos gags muy inspirados, como el de Gary Cooper soltando un enérgico discurso, supuestamente ante su jefe, algo que se revela falso -la cámara se mueve, y nos muestra que no hay nadie delante del actor-, se trata sólo de un ensayo; tal idea tiene el remate perfecto cuando Cooper al fin está ante su jefe, sumiso, y éste le concede las vacaciones que le iba a pedir sin ninguna dificultad.

7/10
Anything Goes (1936)

1936 | Anything Goes

El musical de mismo nombre se estrenó el 21 de noviembre de 1934 en Broadway. Sobre un libreto escrito por P.G. Wodehouse y Guy Bolton (sobre los líos de un americano que viaja a Inglaterra y es confundido con un gángster) con música de Cole Porter, sirvió para la confirmación de Ethel Merman como estrella de los escenarios. Al espectáculo pertenecen melodías inolvidables como la que le da título (que sirvió para ilustrar el trepidante prólogo de Indiana Jones y el templo maldito), “I Get a Kick Out of You” y “You´re the Top” (usada en los créditos de ¿Qué me pasa, doctor? ). Todavía con la función caliente se rodó su versión para cine con la protagonista original, Ethel Merman, acompañada de Bing Crosby. Se suprimieron todas las canciones de Porter excepto las tres mencionadas, sustituyéndolas por nuevas composiciones de Frederick Hollander y Leo Robin, sin duda mucho más flojas. El propio Crosby intervino en una nueva y colorista versión homónima de 1956.

5/10
The Jungle Princess

1936 | The Jungle Princess

Exótica producción de E. Lloyd Sheldon que traslada la acción nada menos que a Malasia (aunque rodada en los decorados de la Paramount) donde una joven se pierde en la jungla en compañía de un tigre, creciendo allí como una salvaje. Una ocasión como otra cualquiera para disfrutar de las curvas y minivestidos (todavía permitidos sin mangas por la censura) de la bella Dorothy Lamour. Cuando un explorador se pierde en el mismo lugar, ella le rescata. A cambio, él la enseña a hablar nuestro idioma (en realidad, el inglés). Ella aprende tan rápido que acabará cantando canciones en la mejor tradición de la comedia musical del momento, entre ellas el gran éxito "Moonlight and Shadows" escrito por Leo Robin y Frederick Hollander. Al reunir chica guapa, diversión, animales salvajes y un toque a lo "Tarzán", acabó siendo uno de los éxitos del año.

4/10
Forgotten Faces

1936 | Forgotten Faces

Harry Ashton es un propietario de una casa de juegos. Un día, Harry ve a su esposa con otro hombre, así que le dispara y se lleva a su hija de 18 meses, Sally. Este acto le supondrá la cadena perpetua. Por su parte, Donovan, el mejor amigo de la mujer asesinada le encuentra un buen hogar a la niña. 17 años pasarán hasta que salga Harry de la cárcel y las cosas no serán como antes... El director alemán Ewald André Dupont dirige este correcto drama en el que destaca el duelo interpretativo entre dos grandes actores, Herbert Marshall y Robert Cummings.

5/10
Till We Meet Again

1936 | Till We Meet Again

En agosto de 1914 en Londres, la estrella austriaca Elsa Duranyi y el ídolo local Alan Barclay están enamorados y tienen la idea de casarse. Pero la Gran Guerra llega y Elsa desaparece misteriosamente. La facilidad de hablar alemán por parte de Alan, hace que entre en la Inteligencia Británica, que le da una identidad falsa para trabajar de espía mientras se hace pública su supuesta muerte en combate. La sorpresa llegará cuando se encuentre a Elsa en circustancias inesperadas...  Gran película de espionaje que por momentos recuerda al mejor cine de Alfred Hitchcock. En el año 1944 tendría un remake dirigido por Frank Borzage. 

6/10
My American Wife

1936 | My American Wife

Lafe Cantillon, el hombre más rico de Smelter City, un pueblecito de Arizona, concierta el matrimonio de Mary, su hija, con un conde europeo. Aunque ella no está de acuerdo, al conocerle surge el flechazo. Intrascendente comedia concebida para el lucimiento de los actores, sin apenas secuencias reseñables, pero lo suficientemente amena.

4/10
Paris in Spring

1935 | Paris in Spring

Simone rompe con su novio, con el que lleva comprometida mucho tiempo, porque siente vértigo ante el matrimonio. Al mismo tiempo, los jóvenes Mignon y Albert rompen por la misma razón. Tanto Paul como Mignon, desesperados, deciden suicidarse, y se suben a la Torre Eiffel pensando en tirarse al vacío. Pero Paul reflexiona a tiempo y logra disuadir a Mignon. La reputada cantante de ópera Mary Ellis protagoniza esta comedia con tintes románticos, en el que también aparece una jovencísima Ida Lupino.

5/10
Candidata a millonaria

1935 | Hands Across the Table

Regi es una bella chica que trabaja en un hotel y desea cazar a un millonario para poder vivir del cuento toda la vida. Enseguida conoce a Allen Macklyn, un tipo con dinero que fue aviador, pero que ahora está postrado en una silla de ruedas, y que bebe los vientos por ella. Pero Regi se ha fijado en Theodore, un seductor que realmente no tiene un duro. Deliciosa comedia de Mitchell Leisen, que cuenta los avatares de dos aprovechados con ansias de fortuna y que descubren algo que vale más que todo el oro del mundo: el amor. Carole Lombard, que se veía muy cómoda en cintas de este tipo, como en La comedia de la vida o Al servicio de las damas, sale bien acompañada por un simpático Fred MacMurray (Capricho de mujer, Perdición).

6/10
Shanghai (1935)

1935 | Shanghai

Melodrama romántico que toma como referencia la exótica ciudad oriental de su título. Allí se cruzan los caminos del emprendedor industrial ruso Dmitri Koslov y de la bella americana Barbara Howard. Ambos se enamoran, pero él duda si contraer matrimonio con la chica debido a sus orígenes chinos, en una época especialmente problemática para las parejas interraciales en este lugar del globo. La película tiene un toque místico algo desconcertante. Citar como curiosidad la cantidad de películas que protagonizó Loretta Young que tenían nombres de ciudades: Huérfanos en Budapest (1933), Shanghai (1935), Suez (1938), o Kentucky (1938); por no hablar de su inclusión también en países como El conquistador de la India (1935) y China (1943).

4/10
Yo soy Susana

1933 | I Am Suzanne

Susana es una bailarina que tiene la bondad como principal virtud. De ahí que pueda tener la extraña habilidad de comunicarse con las marionetas que fabrica un hombre llamado Tony. Todo cambiará para ella cuando éste decida crear un muñeco sobre la propia imagen de Susana. Comedia musical de tintes fantásticos y que años después llevaría parte de su trama en el premiado Lili (1953). Entre sus secuencias más célebres está aquella en que la protagonista sueña que las marionetas celebran un juicio contra ella, con evidentes connotaciones de “Alicia en el país de las maravillas”, al contar con la presencia del Rey y la Reina de las Marionetas.

5/10
Sumurun

1920 | Sumurun

5/10

Últimos tráilers y vídeos