IMG-LOGO

Biografía

George Lopez

George Lopez

George Lopez

Filmografía
Los Black se van de purga

2016 | Meet the Blacks

Spare Parts

2015 | Spare Parts

April Apocalypse

2013 | April Apocalypse

Artie está profundamente enamorado de April. Tras un accidente de coche, el chico despierta en medio de un Apocalipsis Zombie. El deseo de slvar a su amada hará de Artie una máquina letal para acabar con los muertos vivientes.

El súper canguro

2010 | The Spy Next Door

Bob es un espía internacional chino que ha trabajado con gran éxito para la CIA. Pero el tipo cree que ha llegado la hora de retirarse, sentar la cabeza y formar una familia. Lo que cree que podrá hacer con su atractiva vecina Gillian, con la que le gustaría casarse. La única dificultad es que casarse con ella, es “casarse” también con sus tres hijos, Farren, Ian y Nora. Y ellos no le aguantan, creen que es un auténtico “plasta”, pues ignoran su verdadera profesión, creen que es representante de una empresa de bolígrafos. La ocasión de ganarse a los chicos surge cuando a Bob le toca ejercer de “canguro”, ya que Gillian debe partir de viaje con urgencia. Lo malo es que la cosa coincide cuando los típicos supervillanos quieren hacerse con un importante archivo informático que Ian se ha descargado en su iPod, desde el ordenador de Bob. Esta película familiar de Jackie Chan da exactamente lo que promete, ni más ni menos. Una trama blanca, simpática y con buenos sentimientos, donde los malos son los malos y los buenos son los buenos. Destaca un Chan en plena forma a sus 55 años, que hace todo tipo de vistosas coreografías de escenas de acción, a la par que da muestras de su habitual sentido del humor. Como es de suponer, los chicos necesitan un padre, y Bob acabará probando sus virtudes para misión tan especial.

5/10
El último voto

2008 | Swing Vote

Bud Johnson es un pobre tipo, cuarentón y divorciado, al que acaban de despedir de su empleo en una fábrica. Vive en una casa cochambrosa, en un pequeño pueblo de Nuevo México, llamado Texico, que ni siquiera aparece en los mapas. Bud es un buen tipo, pero no es muy lumbreras, se emborracha con frecuencia y no se toma nada en serio. Toda su vida sería un completo desastre si no fuera por Molly, su hija de 12 años, una niña buena, inteligente y precozmente responsable. El día de las elecciones Molly convence a su padre para que vaya a votar, pero por cosas del destino éste no lo hace y Molly decide hacerlo en su lugar. Sin embargo, un apagón estropea el sistema y su voto no queda contabilizado. El problema llega cuando los dos candidatos a presidente empatan en el estado de Nuevo México, y es entonces cuando el resultado final dependerá del voto de Bud, pues éste habrá de votar de nuevo por error electoral. El próximo presidente de los Estados Unidos depende de él. El director Joshua Michael Stern entrega una simpática y previsible comedia, medianamente entretenida, llena de buenos sentimientos, amor y sensiblería, y cuyo rebuscado planteamiento no esconde ni un ápice de su servidumbre a una sacralizada democracia estadounidense. El film responde a la máxima política “un hombre, un voto” y apuntala didácticamente –y quizá también durante demasiado metraje– la consigna de ejercer con responsabilidad las obligaciones cívicas. La idea inicial tiene su gracia, pero en general falta algo de magia para elevar la calidad y el interés del conjunto, tanto que al final puede resultar demasiado convencional y pasteloso. Hay momentos divertidos, sobre todo en lo referente a las estrategias que llevan a cabo los partidos republicano y demócrata para granjearse el voto del protagonista. Y se agradece cierta clase en los guionistas, que retratan a los dos candidatos presidenciales por igual, como seres normales, con defectos y virtudes, con dudas y con principios, lejos de estúpidos clichés maniqueos. También es interesante constatar cómo los temas clave de la política son siempre temas morales. El reparto reúne a grandes actores, pero es justo destacar a un Kevin Costner que da bien el pego como perdedor. Y también merece especial mención la jovencita Madeline Carroll, que encarna espléndidamente a Molly.

4/10
El milagro de Henry Poole

2008 | Henry Poole Is Here

Por alguna misteriosa razón, un Henry Poole treintañero, enfadado y tristón, ha vuelto al barrio residencial de su infancia, donde ha comprado una casa. Sus vecinos tratan de mostrarse amables, pero él siempre se muestra "a cara de perro". Un día, en una de las paredes de la casa, aparece una mancha. Para Henry es sólo eso, una mancha de humedad, que se resiste a desaparecer. Pero su vecina de origen hispano Esperanza ve más allá, y cree reconocer en la mancha el rostro de Cristo: aquello podría ser un milagro, y querría que la Iglesia, a través de su párroco el padre Salazar, investigara el tema. Algo a lo que Henry se niega en redondo, no quiere que su hogar se convierta en una especie de circo. Pero algunos sucesos en torno a la mancha, que afectan a la hijita de otra vecina, una joven viuda, le harán recapacitar.   Una pequeña película, audaz en su planteamiento sin complejos, que enfrenta el racionalismo desesperanzado con la mente abierta dispuesta a creer lo increíble. En efecto, la idea no es otra que la de interpelar al espectador con la sencilla –y a la vez peliaguda– cuestión de si los milagros existen, y en tal caso, si ocurren a diario. Se muestra con naturalidad el recurso a la oración, aunque quizá se echa en falta una espiritualidad más sólida, y de trato personal con Dios. El acierto del primerizo guionista Albert Torres es no hacer las cosas demasiado obvias, mostrar las figuras del creyente y del escéptico con equilibrio, perfilando al ser humano que hay en uno y otro, con virtudes y debilidades. La idea es buena, pero le falta un poquito de fuerza en lo relativo al personaje de la guapa vecina y la relación que establece con Henry, o en "el milagro" de la cajera. También la inserción de canciones, aunque bellas, descolocan un tanto. En cambio hay autenticidad en la metomentodo Esperanza –la Adriana Barraza nominada al Oscar por Babel– o en el sencillo sacerdote –George López–, y algunos momentos poderosos, como en el clímax ante el paño de pared, con una nutrida aglomeración de curiosos. Mark Pellington (Arlington Road, Mothman, la última profecía) ha puesto ganas en el film, y aunque no sea memorable, da qué pensar, lo que no es poco en tiempos de pensamiento débil. Luke Wilson sabe llevar bien el peso de la película.

5/10
Pelotas en juego

2007 | Balls of Fury

El gobierno de Estados Unidos requiere los servicios de un antiguo campeón de ping pong para que participe en un torneo que se celebrará en China. La idea es que no sólo haga deporte, pues se teme que el torneo es la tapadera de una red criminal. La vuelta de un veterano a la élite deportiva provoca todo tipo de situaciones cómicas, a las que se añade el hecho de que también debe actuar como espía. Aún así, la película podía haber dado más de sí: el punto de partida es original, pero el espectador tendrá la sensación de que debería reír con unas ganas que echa en falta.

3/10
Las aventuras de Sharkboy y Lavagirl

2005 | The Adventures of Shark Boy & Lava Girl in 3-D

Tras el enorme éxito que ha cosechado con la saga Spy Kids, Robert Rodriguez vuelve a entregar un producto de puro entretenimiento, diseñado exclusivamente para los más jóvenes. Max es un chaval de diez años, bondadoso, simpático y, sobre todo, con una imaginación desbordante. En sus sueños imaginarios pululan un niño valiente y fiero, criado por tiburones, llamado Sharkboy, y una jovencita de pelo color miel, llamada Lavagirl y que es capaz de derretir todo lo que toca. ¿Pero qué pasaría si un día los sueños de Max se hicieran realidad, y entre él y sus dos amigos tuvieran que salvar el mundo de las manos del malvado Mr. Electricidad? Rodríguez hace un sentido homenaje al mundo de la imaginación y a los sueños de infancia, y al contrario de lo que sucedía con Spy Kids, aquí los efectos especiales son conscientemente más caseros, e incluso llamativamente artesanos. Pero, por encima del aspecto visual, más barroco y oscuro de lo acostumbrado, predomina el sentido positivo de la historia, llena de valores familiares. Y con el aliciente de que algunos pasajes están preparados para disfrutarlos en tres dimensiones, por lo que en los momentos adecuados el espectador recibe aviso de ponerse las gafas especiales.

4/10
Las mujeres de verdad tienen curvas

2002 | Real Women Have Curves

Ana es una inteligente y gruesa muchacha, cuya familia mexicana ha emigrado a los Estados Unidos. Allí ha conseguido una beca para la universidad, pero sus aspiraciones chocan con los prejuicios de su madre, una mujer que cree que su hija sólo debe pensar en el matrimonio. Finalmente, la obliga a quedarse trabajando en el taller de su hermana, donde paradójicamente cosen trajes para mujeres esbeltas de clase alta, radicalmente opuestas a las orondas y humildes protagonistas. Debut de la colombiana afincada en Estados Unidos Patricia Cardoso, que aprovecha los inteligentes diálogos del texto original, una sutil obra de teatro de Josefina López. Aunque trata con mucha simpatía temas vistos en otras cintas sobre la emigración, como el choque generacional, el apego a las tradiciones, y la familia, el núcleo central reside en la aceptación de uno mismo, a pesar del aspecto exterior. Frente a una sociedad tiranizada por las imágenes de mujeres esculturales, que propician múltiples problemas de anorexia, el personaje central enseñará a sus compañeras de taller a aceptar su propio cuerpo, a pesar de sus curvas. El único personaje delgado es una mujer desagradable y ambiciosa.

6/10

Últimos tráilers y vídeos