IMG-LOGO

Biografía

Hanns Zischler

Hanns Zischler

73 años

Hanns Zischler

Nació el 18 de Junio de 1947 en Nuremberg, Baviera, Alemania
Filmografía
Mi final. Tu comienzo

2019 | Mein Ende. Dein Anfang / Relativity

La historia de un primer amor y del poder del destino cuando una novedad tecnológica se cruza en el camino de Nora y Aron, quienes se conocen un día de lluvia en el metro y sienten que están predestinados a vivir juntos. Todo está escrito, dice Aron, pero la fatalidad se inmiscuye en sus vidas cuando él es tiroteado en el atraco a un banco y fallece en los brazos de Nora. El tiempo se detiene para Nora, pero cuando conoce a un extraño en una noche no menos extraña, tiene la vieja sensación de que ya se conocían de antes.

De la nada

2016 | Auf Einmal

Tras una fiesta en el piso de Karsten (Sebastian Hülk), todos se van excepto Anna (Lea Draeger). Con admiración, Karsten se acerca a esta misteriosa mujer. ¿Cómo iba él a saber que, en un momento de debilidad, su vida cambiaría por completo y se convertiría en un desastre? En este pequeño pueblo alemán, la decepción se convierte rápidamente en ira, la justicia se oculta tras la hipocresía y el mal se despliega gradualmente.

Viaje a Sils Maria

2014 | Clouds of Sils Maria

La celebre actriz Maria Enders, viaja con su ayudante Valentine a la localidad alpina de Sils Maria, en Suiza, donde se va a rendir homenaje a un célebre autor teatral que le dio un papel crucial en su carrera: el de Sigrid, una joven cuya perturbadora relación con la madura Helene terminaba provocando su suicidio. Aún está de camino cuando llega la noticia de la inesperada muerte del homenajeado, y de que ha sido convocado otro de los actores –con el que Maria mantiene ciertas tiranteces–, para lo que ahora será un elogio fúnebre. En un momento en que su trayectoria como intérprete está en un "impasse", con ofertas de Hollywood poco seductoras, un joven director le propone retomar la obra que le dio la fama, pero asumiendo el papel de Helene, incorporando nuevas ideas del autor, que dejó escritas, y fichando a una jovencita, prometedora actriz, pero siempre metida en líos por el acoso de la prensa y su difícil carácter, que haría de Sigrid. Y surgen los miedos y dudas de Maria, en pleno proceso de separación, y que teme que el reto del personaje de Helene sea excesivo para ella en su actual encrucijada vital. Potente reflexión acerca de la profesión del actor, y del modo en que le afecta representar otras vidas que no son la propia, pero acaban convirtiéndose en parte de él. Es una idea que se encuentra en otros filmes producidos casi a la vez, la valiosa Birdman (o la inesperada virtuda de la ignorancia) y la decepcionante La sombra del actor. Y por extensión, exploración a través de las nieblas existenciales –las nubes que cubren Sils Maria de un modo tan misterioso y simbólico–, acerca de cómo discurre la vida de una mujer, Maria Enders, que puede haber alcanzado tal vez la cumbre de su profesión, pero que no acaba de conocerse a sí misma, se encuentra insegura en el amor y en los asuntos del corazón, a la que la muerte trágica de los que aprecia resbala un poco porque tampoco ella misma se siente segura de si quiere seguir en la brecha, y que se muestra insensible con quienes están más cerca, esa eficaz ayudante Valentine, de la que no sabe apreciar sus cuidados y desvelos en toda su hondura, y cuya opinión no acaba de valorar o, al menos, agradecer. Como es habitual, Juliette Binoche ofrece un gran trabajo actoral, pero merece la pena destacar también a Kristen Stewart, que se hizo merecedora del César a la actriz de reparto por su trabajo, y no es normal que una actriz americana se lleve este galardón francés. Olivier Assayas, guionista y director, sigue probando su capacidad para explorar delicadamente y con matices el alma humana, puede que éste sea su mejor film junto a Las horas del verano, donde también trabajaba la Binoche.

7/10
Hilde

2009 | Hilde

Biopic de la actriz y cantante alemana Hildegard Knef, basado en sus memorias. La trama arranca en los años 60, cuando un nutrido grupo de periodistas aguarda a Hilde y a su acompañante en el aeropuerto de Berlín. Se produce entonces un largo flash-back para describir la alambicada trayectoria artística, sentimental y vital de Hilde, que se inicia en los años de la Segunda Guerra Mundial en la capital alemana. La joven Hilde ansía ser actriz, y para que le fichen los celebérrimos estudios cinematográficos de la UFA no duda en coquetear con los nazis; concretamente inicia una relación con Demandowsky, secretario de cine. No hay nada ideológico en su postura, simplemente quiere actuar. Tendrá la suerte de no concluir ninguna película durante el nazismo, de modo que tras el final de la contienda Erich Pommer podrá confiar en ella para rehacer el cine alemán. Pero ella quiere "comerse" el mundo, lo que significa intentar la aventura de Hollywood, lo que le supone algunas frustraciones. Kai Wessel entrega una película muy aseadita, una producción importante, donde se cuidan aspectos como la reproducción de un Berlín destrozado por las bombas. La narración viene punteada por algunas frases de Hilde, que sólo al final descubrimos forman parte de una canción, y que vendría a ser como una especie de resumen de su visión de la vida. Una visión un tanto elemental y egocéntrica, insatisfactoria, en que se ha puesto en primer lugar la propia carrera; pero al menos no hay un intento de autojustificación, lo que se agradece. Podía ser una buena apoteosis, si no fuera porque unos letreros finales nos advierten que la trayectoria de Hildegard Knef siguió dando tumbos después de su éxito como cantante, de nuevo con otro divorcio y un nuevo matrimonio, por lo que la sensación que saca el espectador es la de 'no nos han ofrecido la foto completa'. Desde luego es ésta una película de actriz, pues el protagonismo absoluto es para quien encarna a Hilde, o sea, para Heike Makatsch, que hace un buen trabajo con un personaje antipático. Tal vez en Alemania despierte interés el saber de una actriz más o menos icónica, pero en el resto del mundo no existe ese aliciente, por lo que al final queda un título sobre una mujer de vida no demasiado apasionante, sin rasgos atractivos. Resulta escalofriante que el único momento en que se menciona a Dios en la cinta, sea un momento excluyente, en que Hilde declara no confiar en la ayuda de Dios que le desea un médico. Y es algo tramposa la defensa que hace la actriz de una película suya escandalosa, recordando que el público alemán no se escandalizaba tanto cuando unos pocos años antes se gaseaba a millones de judíos.

5/10
Hace un año en invierno

2008 | Im Winter ein Jahr

La tragedia se ceba en invierno en la familia Richter. El hijo de 19 años Alex ha muerto. En un “accidente de caza”, asegura la madre Eliane al célebre pintor Max Hollander, a quien encarga un cuadro en que aparezcan él y la hija Lilli, de 21 años, estudiante de danza e independizada del hogar familiar. La idea que propone Eliane es que salgan los dos tocando el piano, pues a veces ambos cantaban y disfrutaban con ese instrumento musical. Para que la obra salga adelante, Lilli acudirá a charlar y posar con Max; además le pertrecharán de fotos y vídeos de Alex, y todo tipo de información de cómo era.Notable película de la alemana Caroline Link, ganadora del Oscar al mejor título extranjero en 2001 por En un lugar de África. Se trata de la adaptación de una novela de Scott Campbell acerca de la influencia de la trágica muerte de un ser querido en el resto de componentes de una familia. Link logra ahondar en los caracteres de sus personajes, singularmente el de Lilli y Eliane, y menos en el del padre, Thomas, todos arrastrando un notable complejo de culpa y una gran soledad, los lazos afectivos y amorosos entre ellos han perdido vigor con el paso de los años, están demasiado instalados en una vida de rutinas, reproches y suspicacias. El film es ambicioso, y algunas cosas funcionan mejor que otras. Así, la relación de Lilli con Aldo, que se diría un simple consuelo, nada serio, para el dolor por la ausencia de Alex, tiene un momento explosivo descompensado. En cambio, el esfuerzo del artista por atrapar el alma de los dos hermanos en su cuadro, queda muy bien plasmado a lo largo del metraje, hasta llegar al original aspecto final de la obra pictórica. También hay que reconocer sutileza a Link a la hora de apuntar al desconcierto y dudas de identidad sexual de dos personajes, donde se juega de intento a la ambigüedad, como subrayando lo complicados que somos los seres humanos a la hora de buscar el amor o de elucubrar sobre la forma de ser de los demás. La película se beneficia de una muy adecuada partitura de Niki Reiser, que apuntala la idea de dolor y nostalgia sin estridencias, y de una hermosa fotografía de Bella Halben que recoge bien el paso estacional hasta el invierno del primer aniversario de la tragedia. El reparto es excelente, pero justo es señalar en primer lugar el gran trabajo de Karoline Herfuth como Lily, y el de Josef Bierbichler y Korinna Harfouch como el pintor y la madre. Resulta muy hermoso el final, que es como un eco del principio con sus copos de nieve, y que supone una invitación a la esperanza, a la aceptación de la muerte y el deseo de que los que se van estén en un sitio mejor.

7/10
Flame y Citron

2008 | Flammen & Citronen

Flame y Citron fueron dos de los más famosos miembros de la resistencia danesa durante la ocupación nazi. Esta película recrea la vida de estos hombres, que decidieron luchar desde la clandestinidad contra los alemanes y contra los daneses que colaboraban con ellos. Las cosas se torcieron cuando comenzaron a plantearse la idoneidad de asesinar a las personas que les habían sido ordenadas, al vislumbrar que sus acciones se integraban en un entramado mucho mayor, que en ocasiones se oponía a sus ansias de acabar con el enemigo nazi. La película consiste en una historia de amor, traición, odio y poder. Flame y Citron forman una efectiva pareja, donde el primero ha llegado a convertirse en el asesino más buscado de Dinamarca. Es frío y calculador, y no duda a la hora de apretar el gatillo. De hecho, éste es el gran problema de la película. Cuando Flame va a cometer un asesinat,o lo hace sin prisas y de forma eficaz. A este ritmo se adecúa el tempo de la película, por lo que resulta lenta en exceso, si se tiene en cuenta que es un drama con tintes de acción. Sus asesinatos son como un ritual que quizás por su lentitud no acaban de llamar la atención del espectador. Y he aquí el otro gran problema de la cinta: el público no puede empatizar con Flame y Citron. Son unos tipos que no caerán ni bien ni mal. A pesar de que se les intenta imprimir rasgos que los humanicen –la familia en el caso de Citron, la chica Ketty en el de Flame– no basta para que el espectador conecte al cien por cien con la causa de la pareja. Citron se pasa la primera parte de la cinta sudando –un detalle muy cuidado, no cabe duda, teniendo en cuenta la tensión y dureza que acarrea el tipo de vida que han elegido– pero que acaba resultando algo desagradable a ojos del espectador. Y mientras Citron suda sin parar, Flame es como un témpano de hielo, con una simpática dentadura que el espectador podrá ver sólo en contadas ocasiones a lo largo del metraje. Así pues, con unos protagonistas desarrollados en una realidad lejana al espectador y con un ritmo tan pausado, resulta difícil que se pueda apreciar en su totalidad el contenido dramático de la historia: la dureza de la traición, la impotencia de saberse un títere en manos de otro, la imposibilidad de luchar contra la gran maquinaria bélica internacional. Todo ello pasa por la retina del espectador casi sin emoción. Lo más destacable de la película es la recreación de la época, un trabajo que se nota que se ha realizado con esmero. En cuanto al contenido, hay que hacer un alto en la conversación que mantiene Flame con su víctima el coronel Gilbert, que le abre los ojos sobre la dura realidad de la guerra donde no todo es blanco o negro. En el terreno de las curiosidades, cabe destacar que el malvado LeChiffre de Casino Royale abandona su elegante esmoquin para interpretar al sudoroso Citron. Además, la película plantea un tema que recientemente ha sido tratado en Wanted (Se busca): la confianza ciega en un hombre que dispone sobre la vida y muerte de otros.

5/10
Tarragona: Paraíso en llamas

2007 | Tarragona - Ein Paradies in Flammen

Un camión que transportaba propileno explota cerca del camping de Els Alfacs, un lugar lleno de niños, familias y parejas. Todo el camping queda destrozado. 200 victimas mortales.

El gran éxodo

2007 | Die Flucht

Ambientada en 1944 cuenta la historia de Lena Von Mahlenberg, una prusiana hija de un importante mandatario que está enfermo. Éste aún le guarda rencor por haberse escapado de la boda que tenían prevista para ella. Mientras sucede esto, el ejército soviético se acerca a Prusia para invadirla. Es un film de amor con trasfondo histórico, pero que no se atreve a meterse de llena en la rama de los sucesos, sino en los líos amorosos de sus protagonistas.

5/10
Munich

2005 | Munich

Quizá la película más arriesgada de Steven Spielberg, superior en audacia a La lista de Schindler. El cineasta utiliza como telón de fondo, fragmentado a lo largo de todo el metraje, los trágicos sucesos de las Olimpiadas de Munich de 1972, cuando un grupo terrorista palestino, Septiembre Negro, secuestró y asesinó a 11 atletas israelíes. Y coloca en primer término la respuesta de un grupo de cinco agentes, encargados por el estado de Israel de eliminar, extraoficialmente, a los autores intelectuales del atentado. Con tales elementos tenemos una película vibrante, de cámara nerviosa y estudiada frialdad, que no deja momentos de respiro. El espectador comparte el desasosiego de los personajes, su tensión es la nuestra. Y la violencia, terrible –nunca habíamos visto tanta brutalidad en un film de Spielberg–, recuerda que quitar la vida a un semejante pasa inmediata factura a ambas partes. Al arrancar el film, se nos advierte su ‘inspiración’ en los sucesos de 1972. La realidad compleja, y más si no acontece a la luz del día, es difícil de aprehender. Se queja George Jonas, autor del libro del que arranca el guión de Tony Kushner y Eric Roth, de distorsiones, como los remordimientos de Avner, líder del comando, que aplica a su modo la ley del talión. Resulta difícil juzgar sobre la precisión en hechos tan oscuros, pero Spielberg sale airoso de su meta principal: hablar de la repercusión mediática instantánea del terrorismo actual; y mostrar que la venganza justiciera, fría y fuera de la legalidad, no logra sus objetivos (la violencia no mengua, aumenta) y provoca un vacío interior en sus ejecutores que nada, tampoco la vida familiar, puede llenar. Se ha acusado injustamente al director de equiparar Septiembre Negro y Mossad: en realidad Spielberg no cuestiona el patriotismo y la sinceridad con que los protagonistas sirven a su país; ni la condición de respuesta de sus acciones: sacan el ojo y el diente al que antes hizo lo mismo. Aunque, siguiendo las citas bíblicas, sí señala que “quien a hierro mata, a hierro muere”. Hay sinceridad en el cineasta e ideas para el debate. La violencia deshumaniza, y en la discutida escena en que los agentes israelíes comparten apartamento con terroristas palestinos, plantea el riesgo de que la línea que los separa se desdibuje. Lo vemos en las discusiones del grupo israelí, estupendo reparto, o cuando un agente rechaza el detalle pudoroso de cubrir el cadáver desnudo de una asesina, algo que luego cargará su conciencia. Spielberg ha hecho una película poderosa, su dominio cinematográfico es innegable. Que su trabajo sea el definitivo sobre el terrorismo es otro cantar. No lo es, ni seguramente el director pretende tal cosa.

8/10
Caminar sobre las aguas

2004 | Walk On Water

Eyal, asesino profesional, se hace pasar por guía turístico para capturar a un criminal nazi. Film israelí que se muestra positivo sobre la superación de odios ancestrales. Incluye una subtrama homosexual.  

4/10
Tempestad

2004 | Post Impact

Tras una lluvia de meteoritos comienza lo que parece una nueva glaciación en el planeta. Unos pocos supervivientes buscan un dispositivo que pueda salvar a la humanidad. Subproducto de ciencia ficción con deficientes efectos especiales y trama poco atractiva.

3/10
Pequeñas heridas

2003 | Petites coupures

Bruno, un periodista de ideología comunista, engaña a Gaëlle, su mujer, con una amante. Tras ser abandonado por las dos, y la caída del comunismo, se siente perdido, y decide visitar a su tío, alcalde de una pequeña localidad, que se presenta a la reelección. El encuentro con Béatrice, una misteriosa dama, dará un nuevo sentido a su vida. Tercera película como director del francés Pascal Bonitzer, guionista del cineasta Jacques Rivette en películas como La bella mentirosa y Vete a saber. Bonitzer opta por un tono irreal para una historia sobre el desconcierto sentimental. Su retrato de la desorientación del protagonista, ante el fin del comunismo, tiene su interés.

5/10
Taking Sides

2001 | Taking Sides

La Segunda Guerra Mundial ha terminado. En Berlín el oficial americano Steve Arnold está empeñado en demostrar que el director de la Filarmónica Wilhelm Furtwängler colaboró con los nazis. Film del húngaro István Szabó basado en la obra teatral de Ronald Harwood "Taking Sides" que él mismo adapta. Contiene algunos temas típicos del director, como es el de la ambigüedad de comportamiento en épocas de totalitarismos. Gran duelo actoral entre Harvey Keitel y Stellan Skarsgård.

6/10
Jahrestage

2000 | Jahrestage | Serie TV

Du fond du coeur

1994 | Du fond du coeur

Apasionado romance de los escritores Benjamin Constant (Benoít Régent) y Germaine de Staël (Anne Brochet), con sus peleas, rupturas y reconciliaciones. Además, este film se convirtió en una miniserie de televisión. 

6/10
El jardín de cemento

1993 | The Cement Garden

Cuando la madre de cuatro jóvencitos –dos chicos y dos chicas– muere, éstos deciden enterrarla en el sotano, bajo un bloque de cemento. Seguirán viviendo en la casa familiar como si no hubiera pasado nada, para que no les obliguen a separarse. Pero la falta de un modelo adulto pronto se empezará a notar... Tercera película como director del actor Andrew Birkin, quien también escribe el guión basado en la novela homónima de su compatriota Ian McEwan. Se trata de un film tristón y opresivo, que incide explicitamente en el tema principal de la novela: el ambiente insano generado en la casa –incesto incluido– cuando los impulsos sexuales hacen acto de presencia y no hay un referente adulto para poner freno a la inmoralidad. Protagoniza Charlotte Gainsbourg, sobrina del director y que gusta de interpretar papeles arriesgados.

4/10
Allemagne 90 neuf zéro

1991 | Allemagne 90 neuf zéro

Jean-Luc Godard aceptó una propuesta de una cadena televisiva francesa, que le pidió que dirigiera un film sobre la soledad. Decidió fichar como protagonista al veterano Eddie Constantine, protagonista de su celebérrima cinta Lemmy contra Alphaville, que repite su papel del detective Lemmy Caution. El film analiza a la sociedad alemana después de la caída del Muro de Berlín.

5/10
Juicio a un desconocido

1989 | The Rose Garden

Aaron Reichenbach es un viejo que ataca sin motivo aparente a Arnold Krenn. Gabriele, una abogada, es testigo de los hechos y decide defender a Aaron. Así, descubrirá que él es un judío superviviente de un campo de concentración y Krenn el oficial al mando de este campo que mandó ejecutar a sus hermanas. Una película que trata el tema del holocausto de forma tangencial, viendo los efectos que el tiempo todavía no ha logrado disipar.

6/10
En el curso del tiempo

1976 | Im Lauf der Zeit

Bruno es un ingeniero experto en salas y proyectores de cine, que recorre los cines en la frontera entre Alemania occidental y oriental. Prácticamente vive en la caravana donde tiene todos los artilugios que requiere su profesión. El tipo acogerá a Robert, desorientado vitalmente y que acomete lo que parece un intento suicida al lanzarse con su auto en el río Elba. Larga y curiosa road movie en blanco y negro de Wim Wenders, que crea una atmófera lánguida muy adecuada a su descripción de las existencias de unos personajes desnortados y solitarios.

6/10
Summer in the City

1970 | Summer in the City

Hans sale de la cárcel y vaga por las calles de Berlín enfrentado al frío invernal y a su gélida y solitaria alma. Se trata del film que supuso la graduación del alemán Wim Wenders en la Academia de Cine y Televisión, donde ya están presentes sus inquietudes existenciales y su pasión por la música, y donde colabora su habitual operador de cámara Robby Müller.

6/10

Últimos tráilers y vídeos