IMG-LOGO

Biografía

Ian Whyte

Ian Whyte

Filmografía
Hércules

2014 | Hercules

Hércules es un héroe de la mitología griega, hijo del dios Zeus y de la mortal Alcmene. Dotado una fuerza descomunal, es conocido por llevar a cabo los llamados 12 trabajos, hazañas guerreras encargadas por los dioses y que le aportaron la gloria de convertirse en el héroe más famoso. Esta leyenda es, al menos, la que repite a los cuatro vientos su sobrino Iolao, quien acompañado de su forzudo tío y de sus compañeros Tideo, Autólico, Anfiarao y Atalanta forman en realidad un sexteto de mercenarios que ofrecen su talento bélico a cambio de oro. Con un encargo de este tipo llega precisamente Ergenia, hija del rey tracio Cotis, quien le pide ayuda para defender a su pueblo de las hordas del malvado Reso. Allá irán entonces Hércules y sus amigos. Por un precio, claro. El director Brett Ratner es un especialista en películas de acción, como ha demostrado en la saga de Hora punta o en X-Men 3: La decisión final. Aquí ofrece un espectáculo apabullante al estilo actual, entretenido aunque no sea nada del otro mundo, con encuentros violentos y efectos visuales que siguen la línea “guerrera” comenzada por 300, aunque sin tanto regodeo en la sangre, más cerca del cine de aventuras que del género bélico. Basado en el cómic de Steve Moore, el guión es obra de Ryan Condal y Evan Spiliotopoulos, y ofrece, más que una puesta al día de los mitos griegos, la historia de seis compañeros de armas que vivirán momentos de heroísmo, traición, sufrimiento, amor, justicia y acción a raudales. Los guionistas echan el resto además no tanto en la trama argumental, sino en el dibujo de los personajes, en las relaciones entre ellos y en especial en la identidad del héroe. Hay osadía en convertir el mito de Hércules en realidad y despojarlo de su leyenda. Meterlo en la piel de un mercenario, un cuentista que se aprovecha de su fama, tiene mucho de escepticismo, pero con algunas dosis de humor y su valentía en la lucha, Ratner consigue hacer creíble al hombre para poder transformarlo después en héroe. Funciona eficazmente en el papel el forzudo Dwayne Johnson, al que tampoco se le pide que maneje el método Stanislavski, sino que de un golpetazo con su mazo se lleve por delante a media docenas de guerreros. Sus amigos, encarnados por actores poco conocidos, con excepción de Rufus Sewell, cumplen y no son meros comparsas en sus hazañas, mientras que John Hurt compone un sólido rey. Ridícula resulta sin embargo la inclusión de Irina Shayk en un papel de modelo florero que dura diez o quince segundos en total. Por lo demás, se agradece que no haya demasiada exageración en los efectos especiales y que la fotografía no convierta la aventura en un cómic psicodélico. La sinfónica banda sonora corre a cargo del español Fernando Velázquez, quien se consolida como uno de los más importantes compositores españoles del momento. 

5/10
Furia de titanes

2010 | Clash of the Titans

Spyros, un humilde pescador, encuentra flotando en el mar un ataúd con el cadáver de una mujer y un bebé vivo. Criará a éste con el nombre de Perseo, como si fuera su propio hijo. Pero en realidad se trata de un semidiós, vástago de Zeus. Cuando Perseo ya es adulto, los hombres de Argos osan desafiar a los dioses olímpicos, ocasión que aprovecha la divinidad del inframundo Hades para pedir el sacrificio de Andrómeda; en caso de negativa, la ciudad sea destruida por el Craken, una terrible bestia. Perseo encabezará una expedición para evitar ese sacrificio y poder desafiar con éxito al Cracken, lo que le obliga a enfrentarse con increíbles criaturas. El cine en 3D se ha convertido en una gran atracción de feria, el relieve concede al cine de aventuras una nueva dimensión, nunca mejor dicho. Lo confirma Furia de titanes, grandioso espectáculo visual, reconvertido al formato de moda en la última fase de su producción, taquilla obliga. Tal decisión de última hora se nota, el uso del 3D no es tan perfecto como el de Avatar y Alicia en el País de las Maravillas, el juego plano-contraplano no parece hecho para la tridimensionalidad, y algunas escenas, como las del Olimpo, tienen un acabado extraño, un algo que chirría. No obstante, es previsible que el público general no se ande con demasiadas sutilezas técnicas, y acepte “subirse a la atracción”, sin más. Y es que, en muchas escenas, la cosa funciona perfectamente, a Louis Leterrier le va este tipo de cine, como ya probó en otra mitología, moderna, la de El increíble Hulk. Dentro del esquema de aventuras mitológicas al que da pie el viaje del héroe y sus compañeros, los guionistas – Travis Beacham, Phil Hay y Matt Manfredi– han dado primacía al conflicto interno de Perseo, que no quiere asumir su parte divina –cree que Zeus no le atendió y que su auténtico padre fue su padrastro–, lo que sirve para acentuar su condición humana, sobre todo el ejercicio de la libertad. Lo demás son fuegos de artificio más o menos vistosos, con guiños a sagas épicas como El Señor de los Anillos –esas expediciones por parajes increíbles– y La guerra de las galaxias –hay unas criaturas que se parecen mucho a los moradores de las arenas, y el gruñido de uno de ellos bien podría haberlo proferido Chewbacca–. Ha habido una apuesta por actores más bien desconocidos, a excepción de los “divinos” Ralph Fiennes y Liam Neeson, y el héroe de acción de moda –es su segunda película en 3D– Sam Worthington. Y a diferencia de títulos como 300, se evita la violencia desagradable, en busca del gran público.

6/10
Dragonball Evolution

2009 | Dragonball Evolution

Goku es un joven que se ha criado con su abuelo, quien le ha enseñado todos los secretos de las artes marciales. Se acerca su 18 cumpleaños y recibe de regalo: una Bola de Dragón, de las siete que hay en el mundo. El abuelo le encomienda protegerla porque de ello depende la paz de la Tierra. Goku acepta, pues todavía es muy joven y algo inconsciente. Sin embargo, todo cambia para él cuando descubre que el malvado Piccolo pretende destruir el mundo, tarea para la que necesita las siete Bolas. El universo Bola de Dragón, que nació en los años ochenta, es lo suficientemente vasto como para que una sola película siempre vaya a resultar, a todas luces, insuficiente. Dicho esto, cabe señalar que por difícil que fuera la adaptación, el resultado ha sido muy inferior a lo deseable. Los amantes del anime y el manga japonés de Goku se llevarán una decepción soberana. La película es de un “infantiloide” alarmante, lo cual choca con el hecho de que los clásicos admiradores de Goku dejaron hace tiempo de ser niños. Los que con esta película tengan su primer contacto con el mundo Dragonball tampoco es que vayan a salir muy bien parados, pues la película como tal, con independencia de los cómics y de la serie, no es nada memorable. El planteamiento de película de instituto aderezada con escenas de acción no funciona en ningún momento. El argumento, de lo más simple, conduce a un conflicto de personalidad que atañe a Goku y que se convierte en el típico golpe efectista provocado por los ya clásicos giros de guión. Los personajes también son de lo más elemental. Goku todavía, pero el maestro Roshi –pobre Chow Yun-Fat– es infumable, porque ‘fumado’ es como parece que está durante todo el metraje. Los secundarios como Chi Chi aún dan el pego. Pero Bulma y Yamcha... Nada justifica su aparición, es de lo más banal y gratuita. Hasta un personaje secundario, que aparentemente sólo va a dar golpes y ayudar al bueno, necesita un porqué, una profundización. En base a todo esto, el hecho de que esta película también se acoja a la moda de las secuelas y deje un final con una puerta abierta, pone los pelos de punta. A lo mejor los adolescentes son más benévolos y saben apreciar lo que ha propuesto James Wong.

3/10
El último Estuardo

1948 | Bonnie Prince Charlie

Reconstrucción del periplo histórico de Carlos Eduardo Estuardo, que en el siglo XVIII regresa a Escocia para reclamar el trono, que le fue usurpado a su dinastía. Se trata de una producción correcta, con un reparto adecuado.

5/10

Últimos tráilers y vídeos