IMG-LOGO

Biografía

Jacob Grimm

Jacob Grimm

Jacob Grimm

Filmografía
Maléfica

2014 | Maleficent

Maléfica es una niña hada feliz, que vive en un reino mágico en el bosque, separado del castillo donde reina un humano. Un día conoce a un pequeño ladronzuelo, Stefan, huérfano, y surge inicialmente la amistad, y luego el primer amor. Pero él escoge el mundo de los hombres, y sólo volverá pasado el tiempo, para advertirle que el rey trama algo contra ella. La realidad es muy distinta, y cuando Maléfica guste el amargo sabor de la traición, lanzará una terrible maldición sobre la recién nacida heredera al trono, Aurora, que se cumplirá cuando alcance la edad de 16 años. Linda Woolverton tiene a sus espaldas una acreditada carrera de guiones de títulos familiares, muchos de ellos para cintas animadas de Disney como El rey león y La bella y la bestia. Además firmó el libreto de la versión de Tim Burton de Alicia en el País de las Maravillas. De modo que aquí se aplica a reinventar el tradicional cuento de “La bella durmiente”, que inspiró a grandes contadores de historias como Charles Perrault y los hermanos Grimm. Ello en estrecha colaboración con el debutante en la dirección Robert Stromberg, veterano responsable de efectos especiales, y ganador de 2 Oscar por la dirección artística de la mentada Alicia y por Avatar. Como se ve, se trata de una alianza que busca aunar una historia poderosa, conducida por el personaje que da título al film, con un diseño visual deslumbrante, plagado de escenas muy imaginativas, servido por alguien que domina a la perfección ese terreno. El resultado es altamente satisfactorio. Aunque el arranque invita al espectador a la prevención, con un bosque poblado por criaturas mágicas y la protagonista niña, pelín cursi y que recorremos con una cámara voladora, al más puro estilo videojuego, lo cierto es que la trama es sólida y tiene poco de ñoña, y todo se desarrolla con gran fluidez. Cuestiones como la traición y el deseo de venganza atraviesan la historia, así como tiernos sentimientos, no sólo románticos, sino también maternales y filiales, que abren la puerta a la posibilidad de redimirse. Se juega además bien con la carta de la familiaridad, la historia suena, pues en más de una ocasión se da inteligentemente la vuelta a la tortilla de lo que uno podría esperar. Y personajes secundarios como las hadas madrinas y Diaval permiten algunos desahogos cómicos, típicos de las cintas disneyanas, al tiempo que interpelan al endurecido corazón de Maléfica. La elección del reparto es todo un acierto, ningún actor desentona. Brilla Angelina Jolie con sus pronunciados pómulos, su aire élfico y su particular atuendo, esta madre de familia numerosa da la sensación de haber disfrutado mucho apelando precisamente a los sentimientos maternales con sutileza en algunos pasajes. Pero también Elle Fanning, que vuelve a mostrar ese encanto nada empalagoso que exhibió en Super 8. Se podría repasar uno por uno a todos los actores, pero baste mencionar a Sharlto Copley que sabe componer bien a su sombrío personaje. Incluir variadísima espectacularidad a un cuento del que todos tenemos una idea tiene su mérito. Y Stromberg se las arregla para sembrar la narración, sin que parezca postizo, con una espectacular batalla, pasajes de altos vuelos, increíbles transformaciones, duelos climáticos draconianos y hechizos varios.

6/10
Blancanieves, de Pablo Berger

2012 | Blancanieves

Película muda, y en blanco y negro. Basada en Blancanieves, el clásico de los hermanos Grimm. Pese a que todo suene, no hablamos de The Artist, la gran triunfadora de los Oscar 2012, ni tampoco de las dos versiones hollywoodienses del cuento que han protagonizado Julia Roberts y Charlize Theron, sino de Blancanieves, de Pablo Berger, una joyita con Maribel Verdú. Sin duda la mejor Blancanieves del trío, que se atreve a llevar un poco más lejos la propuesta de Michel Hazanavicius. Porque aquí no existe el recurso de cine dentro del cine, ni tampoco la tragedia, para algunos, del paso del mudo al sonoro. No faltan guiños cinéfilos abundantes, por supuesto, con audaces variaciones de tono, pero aquí tenemos el cuento de Blancanieves en clave melodramática -nada de comedia o planteamientos épicos tipo Juana de Arco-, la acción se traslada con enorme inteligencia a la Sevilla de los años 20 y el mundo de los toros. Y tiene gracia que se juegue con la idea de que la realidad de la historia va imitando al popular cuento de Blancanieves, con la pobre Carmencita que se queda huérfana, con su padre torero impedido y una madrastra absolutamente odiosa. Porque la cosa funciona, lejos de ser una ocurrencia exótica, todo está perfectamente insertado en Blancanieves, de Pablo Berger, y resulta muy visual, piénsese en el blanco vestido de primera comunión convertido en ropa de duelo. Hay emociones genuinas, risas, tono sombrío... La madrastra, los enanos, la manzana, etcétera, se introducen sin fantasía para sorpresa de propios y extraños, y nada chirría, dando pie a una historia nueva y perenne, en que bastan las imágenes fotografiadas por Kiko de la Rica y la estupenda banda sonora de Alfonso Vilallonga para contar la historia. Pablo Berger (Torremolinos 73) demuestra ser un director a tener muy en cuenta, que tiene muy en cuenta a los clásicos del cine mudo, Griffith o Murnau. Destacan obviamente los toros, ingenioso marco del que no hace falta ser experto para advertir que confiere a importantes escenas un tono épico que pone la carne de gallina, hasta el punto de que el film bien podría crear afición entre los no conocedores del mundo de la arena, tan genial resulta el entrelazado con la tauromaquia. Mientras que conferir a un cortijo el aire siniestro propio de una película gótica tiene su mérito, y en los pasajes en la solitaria casa de Antonio Villalta, él Blancanieves niña, la madrastra y el gallo Pepe hay momentos magníficos. Por no hablar de las escenas feriales finales, muy, muy emocionantes. Sobresalen en Blancanieves, de Pablo Berger un puñado de personajes memorables. Es curioso porque ninguno de los actores puede proclamarse protagonista absoluto del film, no hay quien deje de descollar, es de esas películas que merecería un premio al mejor reparto. Pues son estupendos Blancanieves-Carmen adulta (Macarena García) y niña (Sofía Oria), su padre célebre torero (Daniel Giménez Cacho), su madre cantaora, Carmen de Triana (Inma Cuesta), la abuela (Ángela Molina), la enfermera convertida en madrastra (Maribel Verdú), los seis enanos (¿quizá no hay siete porque Mudito ya está suficientemente representado?), el apoderado (José María Pou), el chófer (Pere Ponce)...

8/10
Blancanieves (Mirror, Mirror)

2012 | Mirror, Mirror

Continúa la moda de revitalizar los cuentos tradicionales, renovando más o menos su argumento, en la línea de Por siempre jamás, Shrek y Alicia en el País de las Maravillas. Dos Blancanieves llegan a las carteleras casi simultáneamente, pues ésta se estrena poco antes que Blancanieves y la leyenda del cazador, con Kristen Stewart y Charlize Theron. En esta ocasión, la madrastra rememora su historia. Se trata de una hechicera que se mantiene joven y guapa gracias a tratamientos de belleza extremos, se casó con el monarca de un lugar próspero donde la gente era bastante feliz, le hizo desaparecer, y mandó asesinar a Blancanieves, la heredera del reino. Pero a ésta le deja escapar su verdugo –agradecido porque tiene un buen recuerdo de su padre–, por lo que se refugia en la casa de siete enanos ladrones. Se ha enamorado del Príncipe de Valencia, un joven un tanto arrogante, pero guapo y refinado. Aunque el planteamientopromete dar la otra versión del famoso relato, en algún momento de la preproducción se ha optado por olvidarse por completo de la idea. Desde luego no apuesta por tratar de entender más a la villana en la línea de King Kong, de Peter Jackson, por poner un ejemplo. Las novedades van por otro lado, pues ofrece bastante humor sencillo, duelos a espada y acción, y una protagonista muy ajustada al siglo XXI, muy lejos de ser aquella joven a la que se engaña fácilmente con una manzana, o que necesita ser salvada con un beso del príncipe. En esta ocasión, ella lleva la batuta por completo. Blancanieves (Mirror, Mirror) mantiene el tono familiar, aunque incluye algún guiño para mayores un poco más atrevido. Tarsem Singh –que cuando tiene un guión sugestivo rueda la potente The Fall. El sueño de Alexandria– ha entregado ésta muy poco después de Immortals. Aporta un enorme esfuerzo por crear imágenes visualmente rompedoras, y un aire de irrealidad que cuadra muy bien con la historia. El cineasta indio llega al extremo de cerrar el film con un número musical a lo Bollywood. Sus actores resisten el envite más o menos, sobre todo Julia Roberts, que expresa una gran comicidad. El galán Armie Hammer, que no para de trabajar desde su doble papel en La red social, da el tipo. No deslumbra, pero tampoco desentona Lily Collins, que fuera la hija de Sandra Bullock, en The Blind Side (Un sueño posible).

6/10
Enredados

2010 | Tangled

En el campo de la animación digital y salvo excepciones, como el humor estilo slapstick de Ice Age: La edad de hielo, prima el modelo establecido por Pixar, con sus soñadores personajes contemporáneos, cuidados guiones pensados para niños y adultos, elementos paródicos, multitud de referencias cinéfilas, etc. Iba en esa línea la excelente cinta de Disney Bolt, en la que se notaba que John Lasseter había tomado el control creativo de la Compañía del Ratón. El codirector de aquella cinta, Byron Howard, y uno de los animadores, Nathan Greno, son los responsables de Enredados (Rapunzel) que toma un rumbo completamente diferente, pues recupera los esquemas de los clásicos de la casa al tiempo que aprovecha las posibilidades de la animación digital. Flynn Ryder, granuja de medio pelo, huye de la ley tras haber robado una corona. Acaba refugiándose en la torre donde vive Rapunzel, joven princesa de largos cabellos, secuestrada cuando era una bebé por la anciana Gothel, porque su cabello tiene poderes mágicos que le devuelven la juventud. Rapunzel ignora su procedencia y piensa que Gothel es su madre, pero ésta no le deja abandonar la torre, y ansía ver el mundo exterior, por lo que pide al recién llegado Ryder, que le acompañe a la gran ciudad, a ver de cerca el lanzamiento de unos farolillos aerostáticos que cada año aparecen en el cielo, coincidiendo curiosamente con el día de su cumpleaños. Como los grandes títulos de Walt Disney –Blancanieves y los siete enanitos, La Cenicienta, La Bella Durmiente o La sirenita– estamos ante una historia romántica de princesas basada en un cuento clásico, en este caso de los hermanos Grimm, con canciones deudoras del musical londinense o neoyorquino, unos secundarios hilarantes, etc. La jugada de ir por este camino les ha salido bastante bien, hasta el punto de que sus inspirados creadores –incluyendo al mítico compositor Alan Menken– han logrado el título más sólido de la productora desde los tiempos de La Bella y la Bestia y El rey león. La animación es de primer orden, tan imaginativa como técnicamente brillante. Llaman la atención detalles como el pelo de Rapunzel, que adquiere las más insospechadas utilidades. El relato tiene mucho ritmo e incluye mucha acción. El punto fuerte es un guión muy cuidado, que a ratos recuerda a fragmentos de grandes clásicos de pícaro momentáneamente unido a una princesa (Vacaciones en Roma) o rica heredera (Sucedió una noche). Es sobre todo acerca de la iniciación a la vida de la protagonista, ilusionada por explorar el mundo exterior y el descubrimiento del amor. Salen también numerosas cuestiones en segundo término, entre ellas la necesidad de perseguir los sueños, el sacrificio por la persona amada, y otras. Incorpora también una divertida crítica a la obsesión por la estética, personificada en Gothel, una villana capaz de todo para mantenerse siempre joven, y que parece inspirada en Cher y sus famosas operaciones de cirugía. La protagonista, idealista con grandes dosis de ingenuidad, sin un pelo de tonta, que evoluciona muchísimo a lo largo del metraje, es todo un hallazgo, así como Flynn Ryder, ladronzuelo reconvertido en héroe, con un punto “canalla”, que como permite suponer su nombre de pila remite a Errol Flynn. Incluso está descrito con gran realismo el personaje de Gothel, que desde el punto de vista de Rapunzel es una madre sobreprotectora pero afectuosa. Destacan asímismo un caballo con un gran sentido de la justicia, un camaleón que cambia de color, y un nutrido grupo de tipos duros de una taberna. La intensidad dramática va en aumento hasta desembocar en un intenso final que evoca a los grandes relatos románticos y especialmente (a pesar de que transcurre por senderos distintos) a “Romeo y Julieta”, de William Shakespeare. Por una vez, se saca tajada al hecho de que la película sea en 3D, en el momento más romántico, cuando resuena el “Dueto” de la banda sonora, y queda en primerísimo primer término un farol que ayuda a reforzar la emotividad del momento.

8/10
Hansel y Gretel: El cuento

2002 | Hansel & Gretel

Aceptable producción televisiva, adaptación del famoso cuento de los hermanos Grimm. El film juega, como ocurre en La princesa prometida, con la idea de un padre que está leyendo el cuento a sus dos hijos (uno es la niña Dakota Fanning, antes de que se hiciera famosa en filmes como Yo soy Sam, El fuego de la venganza o La guerra de los mundos). Y así somos testigos de las desdichas de los dos niños del cuento, abandonados en medio del bosque por la pobreza del padre, leñador, y el poco corazón de la madrastra.

4/10
Blancanieves

2001 | Snow White

Blancanieves es la hermosa hija del rey John y la reina Josephine, que se queda huerfanita a la muerte de su madre. Un día, las lágrimas del rey hacen despertar a una criatura fantástica llamada Green-eyed. En agradecimiento, este ser concede al rey tres deseos: alimento y protección, un reino donde vivir, y una mujer con la que compartir su vida. Esta no es otra que Elspeth, una reina malvada que envidiará continuamente la belleza de Blancanieves. Libre adaptación del clásico cuento de los hermanos Grimm dirigido por Caroline Thompson. En esta versión, la reina Elspeth convierte al príncipe en un oso, y los famosos 7 enanitos, aquí no son todos enanos, sino que son siete seres diferentes denominados como los colores del arco iris, los cuales se dedican a controlar el clima. Kristin Kreuk, célebre por su papel de Lana en Smallville, es la joven protagonista, y Miranda Richardson (La fuerza del cariño. La historia continua) es la madrastra.

4/10
Blancanieves: un cuento de terror

1997 | Snow White: A Tale Of Terror

Un príncipe viudo se casa con Claudia, que siente celos de su hijastra. La perversa mujer ordena a su hermano que mate a la muchacha en el bosque. Pero ésta escapa y se refugia en una iglesia abandonada, donde se ocultan siete marginados. Michael Cohn echa mano de los elementos más típicos del cuento de los hermanos Grimm, en una versión libre con aires de terror. Destaca Sigourney Weaver como madrastra malvada.

4/10
Los cuatro músicos de Bremen

1989 | Los cuatro músicos de Bremen

Cuando huye de su granja, el gallo Koky conoce al burro Tonto, al perro Lupo y al gato Burlón. Los cuatro forman un conjunto musical para ganar un certamen que se celebra en la vecina ciudad de Bremen. Cruz Delgado dirigió esta adaptación animada de la fábula de los hermanos Grimm, a la que incorporó mucho humor.

6/10
Los trotamúsicos

1989 | Los trotamúsicos | Serie TV

Simpática serie de televisión animada que adapta libremente un cuento de los Hermanos Grimm titulado "Los músicos de Bremen". Cuatro animales –un gallo, un gato, un burro y un perro– que tocan instrumentos como la guitarra, el saxofón, la batería y la trompeta, viven mil y una aventuras de amistad. En sus peripecias ayudarán a cuidar del bosque y también a muchos personajes que sufren. Los pequeños espectadores aprenderán así a vivir importantes valores éticos propios de la convivencia. La serie, creada por Cruz Delgado y con un total de 26 episodios, obtuvo un rotundo éxito.

5/10
The Pied Piper (1972)

1972 | The Pied Piper

Cuidada adaptación del clásico cuento didáctico de los hermanos Grimm "El flautista de Hamelin", que versa sobre un hombre capaz de arrastrar a la gente gracias a la embelesadora música que sale de su flauta. El músico escocés Donovan interpreta al protagonista y es el compositor de la banda sonora. La dirección corre a cargo del francés Jacques Demy, quien ya sabía lidiar con el género musical tras las más que logradas Las señoritas de Rochefort y Los paraguas de Cherburgo. La historia ha sido llevada al cine en otras ocasiones, pero esta versión de 1972 es una de las primeras producciones del inglés David Puttnam, responsable años después de maravillas cinematográficas como Carros de fuego o La misión.

6/10
Fantasía... 3

1966 | Fantasía... 3

Tres historias de la literatura infantil: "La doncella del Mar", "Los tres pelos del diablo" y "El Mago de Oz".

Dos traidores y un valiente

1961 | The Magic Fountain

El príncipe Alfred emprende la búsqueda de un castillo encantado. Allí se encuentra una fuente mágica que puede curar la terrible enfermedad que sufre su padre. Subproducto para todos los públicos de bajo presupuesto, basado en un relato de los hermanos Grimm.

5/10
El pequeño gigante

1958 | tom thumb

Adaptación cinematográfica en imagen real del cuento de Pulgarcito de los hermanos Grimm, que crearon en base a un relato de hadas alemán. La película cuenta la historia de una pareja de leñadores que no tiene hijos, pero que desea con todo su corazón tener uno. Una fantástica criatura del bosque se apiada de ellos y decide cumplir su deseo enviándoles al diminuto Pulgarcito.

4/10
Blancanieves y los siete enanitos

1937 | Snow White And The Seven Dwarfs

El famoso cuento de los hermanos Grimm inspiró a Walt Disney el primer largometraje de animación de la historia del cine. Esta maravillosa película, ante la que han sucumbido generaciones de niños desde 1937, ha sabido también conquistar el corazón de los mayores. Y es que resulta imposible sustraerse al encanto y a la simpatía de los personajes que pueblan esta mágica historia que se inicia, cómo no, en el interior de un castillo… Allí vive una malvada reina con su hijastra Blancanieves. Celosa de la belleza de ésta, la reina da orden de matarla. Pero el encargado de hacerlo se arrepiente y le deja huir. Con ayuda de los animales del bosque, Blancanieves llega a una casita habitada por unos pequeños inquilinos. Son siete enanitos, cada uno muy distinto del otro, aunque todos adorables. Su felicidad peligrará cuando la cruel reina descubre que su dulce rival aún vive. El tesón de Walt Disney por sacar adelante su proyecto costara lo que costara (¡1.700.000 dólares de la época!) hizo posible la aparición de un género cinematográfico nuevo: el animado. Hay un antes y un después en el cine a partir de Blancanieves, no sólo por los avances técnicos, sino por la repercusión social de reunir a toda la familia en torno a una película. Cuarenta años después, sus dibujos guardan una frescura sensacional. Y de la sencilla narrativa fluye una capacidad enorme para entusiasmarnos como “enanos”, aun conocido el final. Una película que se nos hace deliciosa por su agradable música y amable sentido del humor y, por qué no, por esa pizquita de terror que nos recorre el cuerpo con la malísima reina (bruja).

9/10

Últimos tráilers y vídeos