IMG-LOGO

Biografía

Jean-Pierre Marielle

Jean-Pierre Marielle

Jean-Pierre Marielle

Filmografía
Un gran equipo

2012 | Les seigneurs

Patrick Orbéra es una antigua estrella del fútbol francés que ha caído en desgracia. A sus cerca de 50 años está a punto de perderlo todo. Tiene un problema con el alcohol, está en el paro y sin recursos económicos, de modo que la custodia de su pequeña hija está en el aire. La justicia le da una oportunidad si consigue trabajo estable. A Patrick no le quedará más remedio que aceptar una peregrina oferta de trabajo, consistente en entrenar al equipo de fútbol de una diminuta isla bretona. Los lugareños pretenden que, si pasan algunas eliminatorias de la copa de Francia, logren salvar la conservera que da sustento a pequeña comunidad. Patrick decidirá reunir para ese fin a unas cuantas viejas glorias del fútbol, ahora en horas bajas. Comedia francesa que usa elementos muy manidos para ofrecer una bienintencionada historia de superación, con el mundo del fútbol como telón de fondo. La cosa empieza con fuerza, con una redonda presentación del protagonista, de modo que uno espera estar ante una típica comedia deportiva, un poco gamberra pero con los clichés necesarios para que funcione. Hubiera sido previsible, pero al menos habría dado lo que se espera. Sin embargo, Un gran equipo descuida lo más importante de este subgénero: ajustarse a un guión sólido y a unos personajes trabajados y atractivos. El colofón, por sabido, sería, pues, lo de menos... Por desgracia, el director Olivier Dahan (Nuestra canción de amor) emborrona esas dos claves tan obvias, así como el equilibrio entre lo verosímil y lo esperpéntico; entre el tema social y el aspecto lúdico. Casi siempre se deja llevar por gags ridículos y absurdos, mientras que los personajes se despachan con tontos brochazos de tebeo barato, especialmente algunos que hacen sonreírse al principio y acaban por hacerse un poquito odiosos, como los encarnados por Gad Elmaleh o Franck Dubosc. Tampoco hay imaginación a la hora de hacer progresar las relaciones entre ellos. De hecho no hay progreso alguno –el tempo es un desastre– y los que se muestran acaban siendo artificiales, como la leve historia de amor. En general todo es frugal y arbitrario, y hay poco oficio a la hora de contenerse al mostrar acciones deportivas innecesarias, que a fuerza de minutos agotan y no aportan absolutamente nada. Lo malo es que las demás escenas tampoco ofrecen demasiado a lo que agarrarse. Por destacar algo, se puede salvar el trabajo de José Garcia y tiene su gracia la pequeña aparición de Jean Reno interpretándose a sí mismo.

3/10
En la flor de la vida

2012 | La fleur de l'âge

Gaspard Dassonville es un maduro presentador televisivo, que conduce un exitoso programa de entrevistas. Un día recibe la noticia de que su padre está en el hospital, debido a una caída. Durante la convalecencia se hospedará en casa de Gaspard, soltero y centrado en su trabajo, aunque sabe que su carrera está llegando a su fin. El carácter de su padre no es fácil, pero con la ayuda de una risueña y simpática asistenta llamada Zana la convivencia familiar cambiará paulatinamente. El francés Nick Quinn debuta en el largometraje de ficción con esta agradable y discreta comedia francesa que ofrece una mirada optimista, aunque agridulce, hacia los últimos años de la vida y las relaciones paternofiliales. Quinn mira con mucho cariño a sus personajes y centra en ellos su película, de modo que deja un poco de lado la historia que narra. Craso error, porque precisamente ahí es donde esta película no alcanza el nivel que se esperaba. La trama de En la flor de la vida, blanda de tan amable, aporta bien poco en cuanto a hondura y originalidad. Las escenas se suceden sin que ocurra algo de relieve y el desenlace resulta insulso. Por otra parte, el casting podría haber sido mucho más acertado pues los actores que encarnan a padre (Jean-Pierre Marielle) e hijo (Pierre Arditi) tan sólo se llevan 12 años en la vida real, y en pantalla las diferencias parecen incluso menores. Tampoco encaja muy bien el papel de Julie Ferrier, especie de canalizador entre padre e hijo pero cuyo dulce modo de ser resulta poco creíble, como si fuera un personaje de cuento. Lástima de todo ello, porque el planteamiento inicial del film prometía.

4/10
Max

2012 | Max

El pastel de boda

2010 | Pièce montée

El cineasta parisino Denys Granier-Deferre es todo un veterano que lleva tres décadas rodando, sobre todo producciones televisivas, que por regla general se han visto sólo en Francia. En esta ocasión adapta una novela de Blandine Le Callet, que describe una boda de clase alta. Los contrayentes son Bérengère y Vincent, jóvenes burgueses, que invitan a sus respectivas familias a un banquete por todo lo alto, en un lujoso caserón campestre. Pero la ceremonia religiosa acaba apresuradamente, después de que el sacerdote se quede conmocionado tras reconocer a alguien de su pasado. Durante el banquete, el novio recibe un anónimo que acusa a su novia de serle infiel. Granier-Deferre filma una comedia dramática con fuerte contenido costumbrista, aunque predomina un tono ácido y sarcástico. Algunas críticas a la doble moral y al cinismo son bastante acertadas, pero otras resultan sencillamente crueles, en especial las relativas a una niña con síndrome de Down –por cierto bastante simpática– que la familia pretende ocultar. Además, deriva en un folletín con giros efectistas, y resulta difícil empatizar con personajes poco atractivos. Del reparto coral, formado por actores franceses de prestigio, destaca la legendaria Danièlle Darrieux, que sigue siendo tan expresiva como cuando rodó títulos como Madame de... o El placer. 

3/10
Micmacs

2009 | Micmacs à tire-larigot

Bazil es un tipo que ha tenido muy malas experiencias con las armas. Su padre era militar y murió al pisar una mina antipersona cuando Bazil era todavía un niño. Y por si eso fuera poco, ya de adulto, Bazil recibe una bala perdida mientras está trabajando en su videoclub. Los cirujanos deciden dejar la bala alojada en su cerebro porque temen que el paciente muera al extraerla. Con su trabajo perdido, sin casa y sin familia, Bazil se convertirá en vagabundo y conocerá a unos curiosos personajes que se alojan en una especie de caverna subterránea, elaborada a base de desperdicios. Entre todos forman una gran familia y Bazil les pedirá ayuda para sabotear a las dos principales empresas de fabricación de armas. Así, Bazil y sus amigos pergeñarán una serie de maniobras para que las dos corporaciones se destruyan entre ellas. Regreso a la dirección de Jean-Pierre Jeunet, sin lugar a dudas uno de los talentos visuales más prestigiosos del cine, tal y como ha demostrado en películas como Delicatessen o Amelie. En este caso, elabora también un guión con mucha metralla (nunca mejor dicho), que arremete explícitamente contra el negocio armamentístico actual de las potencias occidentales, causantes de terribles guerras y tragedias personales en todo el mundo. Pero, por supuesto, Jeunet narra su historia a modo de cuento, pleno de humor y con algunos momentos creativos muy brillantes –como el del partido de fútbol con mina antipersona–, de modo que el espectador se entretiene con continuos gags visuales, herederos del 'slapstick' del cine mudo. Sin embargo, ese aire ligero que envuelve toda la trama también tiene su contrapartida, pues en general no se genera tensión alguna y la acumulación de pequeños episodios puede aburrir, mientras que la imaginería gótica y la fotografía colorista del director ya no es suficiente para mantener la atención, pues no sorprende como en sus primeros filmes. El reparto está lleno de rostros familiares, con protagonismo para Dany Boon (Bienvenidos al norte), pero también con la presencia del actor fetiche de Jeunet, Dominique Pinon, o de comediantes de altura como André Dussollier, Julie Ferrier y Yolande Moreau. Todos están bien en sus papeles, aunque quizá falte más nitidez en la caracterización de algunos personajes, así como la inclusión de alguna trama amorosa que hubiera contribuido a redondear y completar el conjunto.

5/10
El Código Da Vinci

2006 | The Da Vinci Code

Mucho ruido y ninguna nuez. Había mucha expectación en torno a la versión fílmica de El Código Da Vinci, después de que la mediocre y nada documentada novela de Dan Brown se convirtiera en best-seller internacional. La maquinaria de marketing de Sony ha elaborado una estrategia de lanzamiento basada en el secretismo (no enseñar la película hasta dos días antes del estreno) y en la ocupación del mayor número de pantallas posible (750 en España, un récord). De modo que decodificar la película no resulta nada complicado. El mensaje cifrado es $$$$$$$$$$$$, o en nuestro país €€€€€€€€€€€€, o sea, hacer dinero `como sea´, en el menor espacio de tiempo posible, antes de que se corra la voz del fiasco Da Vinci. Porque el film es fallido a todas luces. Y no sólo por la ofensa gratuita que supone para cristianos de todo el mundo sostener que el cristianismo es un fraude, que Jesús no era el hijo de Dios, que todo fue un invento de la Iglesia. La idea se mantiene, y la productora ha sido incapaz de poner, al menos, el tan solicitado letrero introductorio de que la trama es pura ficción. Es que además resulta manifesta la torpeza de Ron Howard para orquestar un thriller medianamente entretenido: el director parece desconocer el significado de la palabra suspense. Y por decirlo más claro: no es ésta una historia de las que te deja sin resuello durante todo el metraje, sus dos horas y medias se hacen interminables. En torno al asesinato del conservador de museo del Louvre, las sospechas que recaen sobre el profesor de simbología de Harvard Robert Langdon, y su unión con Sophie Neveu, la nieta del muerto, para resolver un enigma que `podría poner en peligro los mismísimos cimientos de la cristiandad´ (sic), se desarrolla la historia sin ninguna gracia, y con larguísimas parrafadas sobre códigos y símbolos que no atrapan. El guión de Akiva Goldsman imprime al film un tono solemne que le perjudica notablemente; de modo especial a los actores, muy envarados, sobre todo Tom Hanks y Audrey Tautou, que no se creen nada de lo que están haciendo. Acierta más Ian McKellen, que da a su personaje un tono de cómic (se ve que está acostumbrado a encarnar a Magneto en la saga X-Men), sin tomarse demasiado en serio. Capítulo aparte son los grotescos Alfred Molina y Paul Bettany, como el obispo Aringarosa y el `monje´ del Opus Dei Silas. Ver al primero entreteniendo una espera jugando al billar, o al otro flagelándose, o abriendo el suelo de una iglesia a candelabrazo limpio, cuando no está hablando en latín con su móvil, provoca de modo irremediable la hilaridad. Resulta curioso que uno de los defectos más comentados del libro de Brown, sus planos personajes, no se haya intentado corregir siquiera. El único esfuerzo ha sido tapar algunos de los agujeros más llamativos de la trama. Así, ha primado la idea de `fidelidad al original´, con lo que a los defectos de partida, se suma un dinamismo que brilla por su ausencia.

2/10
Atomik Circus

2004 | Atomik circus. Le retour de James Bataille

James Bataille acaba en prisión por destruir accidentalmente el bar de la familia de Concia, su prometida. Consigue escaparse y tratará de reunirse con ella, aunque su padre se opone a la relación. Mientras tanto, unos extraterrestres llegan a la Tierra. Original propuesta que supone el debut en el largo de los hermanos Poiraud, hasta el momento cortometrajistas. Combina una actualización de la historia de Romeo y Julieta, con elementos propios del cine fantástico, la comedia, el terror, el gore y hasta el musical. De hecho, está protagonizada por una cantante, la célebre Vanessa Paradis, que ha protagonizado cintas como La chica del puente.

4/10
Tu veux... ou tu veux pas?

2004 | Tu veux... ou tu veux pas?

Cómicos en apuros

1996 | Les grands ducs

Un incompetente, un seductor y un amnésico. Este curioso trío de cómicos trata de sacar adelante un espectáculo con el improbable nombre de “Scoubidou”. Humor a la francesa.

4/10
Les Milles

1995 | Les Milles

Película ambientada en la Francia de la Segunda Guerra Mundial, y basada en hechos reales. Aunque le falta un punto de emoción, tiene interés la descripción del campo de refugiados “Les Milles” que da título al film, cuyos ocupantes van a salvarse de una muerte cierta gracias a los esfuerzos del oficial al mando, un estupendo Philippe Noiret, que da vida a un veterano de la Gran Guerra, Charles Perochon, que sabe manejarse en el ambiente hostil de los ocupantes nazis gracias a su pragmatismo.

5/10
El perfume de Yvonne

1994 | Le parfum d'Yvonne

Años 50 del siglo XX. Tres personajes entrecruzan sus vidas y sus amores durante un verano, en una bella zona lindante con un lago situado entre Suiza y Francia. Entre ellos sólo existe la atracción de los cuerpos más allá de otros aspectos de sus vidas. El director galo Patrice Leconte (Mi mejor amigo) da rienda suelta una marea de erotismo y de sensualidad en esta adaptación de una novela de su paisamo Patrick Modiano.

3/10
Esa sonrisa

1994 | Le sourire

Pierre François, prestigioso neuropsiquiatra prejubilado de sesenta años, ha sobrevivido a un infarto pero corre el riesgo de sufrir otro. Su propia esposa, que también es su médico, le aconseja prudencia y moderación para recuperar la salud. Pero él decide desobedecer, y cumplir su vieja aspiración de mantener un idilio con otra mujer, sin ataduras. Acaba iniciando un romance con Odile, una alocada joven que ejerce como profesora de tenis, pero dedica parte de la noche a actuar en un show de strip-tease. Ameno pero un tanto disparatado film del director de Thérèse Desqueyroux, que viene a ser en cierto modo una actualización a la francesa de La fiera de mi niña, pero rodada al estilo de su maestro, el gran François Truffaut. Cuenta con excelentes actores en el reparto, como Jean-Pierre Marielle, Richard Bohringer y Emmanuelle Seigner.

5/10
Un, deux, trois, soleil

1993 | Un, deux, trois, soleil

El cineasta Bertrand Blier escribe y dirige esta comedia dramática sobre la vida tristona y sombría de una muchacha de Marsella llamada Victorine (Anouk Grinberg). Ella sueña con una vida mejor, llena de amor y felicidad, mientras espera que las personas a su alrededor enderecen sus vidas, como su padre alcohólico o su frívola madre. Se trata de un film bien dirigido, con un guión que interesa y está contado con ritmo. No se ahorran escenas turbias y por supuesto no se recogen existencias precisamente ejemplares, pero hay en el conjunto un cierto toque optimista. Destaca el papel del gran Marcello Mastroianni.

5/10
Todas las mañanas del mundo

1991 | Tous les matins du monde

En pleno siglo XVII coexisten dos músicos de renombre. Uno es Sainte Colombre, un genial instrumentista que toca la viola de gamba y, alejado de la ciudad tras quedarse viudo, vive en una cabaña negándose constantemente a convertirse en compositor de la corte. Por otro lado está Marin Marais, un joven y ambicioso músico que desearía ser alumno de Colombe, pero que busca desesperadamente la forma de lograr la fama y el éxito. Preciosa película biográfica, ganadora de 7 premios César, que contrapone la belleza y el amor al arte por un lado, y, por otro, la utilización del mismo como manera de ascenso social. Protagonizan Jean-Pierre Marielle, Gérard Depardieu y Guillaume Depardieu, en el papel del joven Marin. Y cómo no, hay que destacar el excelente trabajo del compositor Jordi Savall, uno de los premiados con el César.

6/10
Uranus

1990 | Uranus

Adaptación de la novela de Marcel Aymé, publicada en 1948 y que en su tiempo causó cierta conmoción y controversia al contar cómo muchos ciudadanos colaboraron con los nazis durante la invasión de Francia en la Segunda Guerra Mundial. Concretamente la acción se desarrolla en una pequeña localidad francesa cuando, tras la liberación aliada, comienzan a surgir diferentes rencillas entre sus habitantes ya que algunos de ellos (como el profesor Watrin) se mostraron bastante comprensivos con los alemanes. Esto provoca una serie de denuncias, rencillas y venganzas. Dirigida por el veterano Claude Berri –que acababa de reventar taquillas con El manantial de las colinas y La venganza de Manon–, tiene sus mejores bazas en la ambientación de la época (gracias a los decorados de Bernard Vesta) y en su reparto coral que incluye a Michel Blanc, Philippe Noiret, Gérard Depardieu y Michel Galabru, éste último candidato al César como mejor secundario.

5/10
Quelques jours avec moi

1988 | Quelques jours avec moi

Adaptación de una novela de Jean-François Josselin, en la que Martial (Daniel Auteuil) regresa a su hogar tras pasar un tiempo en un hospital para enfermos mentales. Su madre intenta que recupere el rumbo de su vida y le hace partícipe del negocio familiar, que no es otro que el de una cadena de supermercados. Pero Martial se enamora de la joven criada de la casa y se marcha a vivir con ella. Sin embargo, los celos comienzan a dominarle cuando se entera de que, durante una breve ausencia, ella se ha estado viendo con otro hombre.  Melodrama romántico, con sorprendentes toques de humor centrado, tanto en las relaciones familiares, como en la diferencia de clases. Supuso la primera colaboración entre su director, Claude Sautet, y el actor Daniel Auteuil, que volverían a reunirse en la más emotiva Un corazón en invierno (1992).

5/10
Asalto al banco de Montreal

1985 | Hold-Up

Adaptación de la novela escrita por Jay Cronley 'Quick Change', que con este título original volvería a ser llevada al cine en 1990 en una producción norteamericana dirigida por Bill Murray y Howard Franklin titulada en español Con la poli en los talones. En esta versión francesa la novela fue convertida en guión por Francis Veber (se nota su mano en los diálogos), Daniel Saint-Hamont y el director Alexandre Arcady. Su divertida trama transcurre en el interior de un banco donde unos atracadores están rodeados por la policía y parece imposible que logren escapar. Para el que no la haya visto no contaremos cómo lo hacen, pero el método de huida resulta bastante ingenioso. Lo malo es que, una vez libres –pasada la primera hora de metraje–, la película parece desinflarse y no queda nada nuevo con lo que entretener al respetable. Lo mejor son las escenas cómicas con Jacques Villeret.

5/10
Coup de torchon

1981 | Coup de torchon

En una colonia francesa en 1938, Lucien es un policía de un pequeño pueblo al que casi nadie toma en serio, incluida su mujer. No tiene autoridad y hace la vista gorda ante pequeños delitos. Pero, un buen día, Lucien va a cambiar por completo su forma de ser. Drama rural protagonizada por un camaleónico Philippe Noiret (¿Arde París?, Cinema Paradiso) y una sensual Isabelle Huppert (La ceremonia).

6/10
Eróticos juegos de la burguesía

1977 | Plus ça va, moins ça va

Dos polícias están investigando la violación y asesinato de una joven en un pueblo al sur de Francia. La investigación les llevará a la casa de un hombre rico cercana al lugar del crimen. 

Sturmtruppen. Jo... ¡qué guerra!

1976 | Sturmtruppen

Delirante sátira antibelicista que adapta una tira cómica del historietista italiano Bonvi. El guión corre a cargo de un grupo de comediantes que se reservan también los principales papeles. Narra las aventuras de una tropa de asalto alemana que durante la II Guerra Mundial intenta evitar la confrontación. Aunque por momentos tiene cierta gracia, toda la historia es surrealista, con gags de lo más ridículos, poniendo hincapié en los pasajes eróticos y en una clara línea iconoclasta y anticlerical con gusto por los chistes irreverentes.

3/10
Que empiece la fiesta

1975 | Que la fête commence...

Historia sobre la regencia de Felipe de Orleans tras la muerte de Luis XIV de Francia, personaje al que pinta como un completo libertino. Bertrand Tavernier iba a partir inicialmente de la novela "La hija del regente" de Alejandro Dumas, pero al final concibió una trama subida de tono que poco tenía que ver con esa fuente inicial. El cineasta hizo un esfuerzo importante de documentación histórico, y asumió como propio el lema de Jean Rochefort, "hacer como si la cámara hubiera sido inventada en 1778".

5/10
Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

1974 | Comment réussir... quand on est con et pleurnichard

Simpática comedia sobre la dura vida del artista, que para salir adelante y no renunciar a sus sueños, debe subsistir con medios escasos. Los perdedores podrían convertirse en ganadores, gracias a una dama de la alta sociedad, que podría invertir en ellos. Michel Audiard crea diálogos y situaciones muy divertidos.

6/10
Cuatro moscas sobre terciopelo gris

1971 | 4 mosche di velluto grigio

Un joven músico recibe extrañas llamadas telefónicas. Por la calle, le persigue un desconocido varias veces, hasta que harto de esta situación, decide hablar con él, con tan mala suerte que se produce una confusión y acaba apuñalando a su acosador. Al día siguiente recibe fotografías del momento en el que apuñaló al individuo. Uno de los trabajos más desconocidos de Argento, que junto con los dos anteriores –los primeros de su filmografía, El pájaro de las plumas de cristal y El gato de las nueve colas– forma la conocida como 'trilogía de los animales' por los apasionados del cineasta italiano. Llama la atención en un film de terror y suspense como éste la presencia de Bud Spencer, conocido por sus comedias de acción, con Terence Hill.

5/10
Sin móvil aparente

1971 | Sans mobile apparent

Un asesino que siembra el terror en Niza acaba con la vida de un hombre adinerado. El inspector Carella investiga el caso. Producción franco-italiana que adapta una novela de intriga de Evan Hunter.

5/10
Las mujeres

1969 | Les femmes

El diablo por la cola

1969 | Le diable par la queue

Una familia aristocrática pero en bancarrota decide llevar a cabo un plan para salir de sus apuros económicos. Con ayuda del mecánico del pueblo, causarán averías en los vehículos de la gente, con la idea de que tengan que visitar el castillo. Un día llegan unos atracadores y deciden además robarles el botín. Simpática y elaborada comedia franco-italiana que cuenta con un espléndido reparto, en donde destacan Yves Montand, Maria Schell y Jean Rochefort. Dirige con tino Philippe de Broca (¡En guardia!).

6/10
Dulce gamberro

1966 | Tendre voyou

Comedia sobre un gigoló que se jacta de ser un auténtico 'macho man', capaz de seducir a cualquier mujer que se le ponga por delante. Cuando es contratado por un rico magnate para que le acompañe a él y a su mujer en un viaje de placer a Tahití, pronto comprenderá que se ha metido en el lío de su vida. Invento cómico para que la estrella Belmondo pueda dar rienda suelta a sus acrobacias de rigor (siempre interpretadas por él mismo, a pesar de los riesgos físicos) añadiendo ahora sus dotes románticas, que nos lleva al camino de multitud de chicas ligeras de ropa. Entretenida y sin pretensiones, en España volvería a reestrenarse años después con el título de Simpático sinvergüenza (no confundir con otra comedia de Belmondo de 1984 llamada Simpático y caradura). Tras Un tal La Roca y A escape libre, fue la tercera colaboración entre el actor y el director Jean Becker.

4/10
La viuda soltera

1966 | Monnaie de singe

Taupin, humilde individuo que se gana la vida como puede dibujando en la calle, atrae con su talento la atención de un aristócrata. Alocada comedia de enredo repleta de momentos surrealistas, coproducida entre Francia, Italia y España. Cuenta con un sólido reparto, pero en general cuenta con una factura mediocre y tiene poco interés.

4/10
Las buenas ocasiones

1965 | La bonne occase

Sigue los pasos de un coche que cambia varias veces de propietario. Finalmente, un artista decide utilizarlo para una de sus obras. Comedia premeditadamente menor, con actores solventes, como el gran Jean-Louis Trintignant.

6/10
A escape libre

1964 | Échappement libre

Nueva reunión de los míticos protagonistas de Al final de la escapada (1959), Jean-Paul Belmondo y Jean Seberg, en un título que continuaba irremediablemente los pasos del célebre film de Godard. En A escape libre, David y Olga son dos contrabandistas que se encuentran en Beirut, donde se disponen a repartirse el botín de su último trabajo. Sin embargo, Olga desaparece sin querer saber nada del negocio. Esto hace que David la siga la pista hasta Goteborg. Coproducida con España, en su reparto encontramos nombres como los de Diana Lorys, Fernando Rey, Fernando Sancho, Roberto Camardiel y José María Caffarell. Además, mientras que la música original era de Martial Solal, para la versión española de la película se sustituyó por otra de Gregorio García Segura. En su guión adaptado, basado en la novela de Clet Coroner, participaron sin acreditar Claude Sautet y el español Luis Marquina.

5/10
El gran golpe (1964)

1964 | Faites sauter la banque!

Por unos consejos equivocados de su banquero, el señor Garnier se ha quedado en la ruina debido a una inversiones. Ni corto ni perezoso decide hacer un túnel que llegue hasta el banco para robar el dinero que ha perdido. La película muestra a un Luis de Funès en todo su esplendor, en una comedia desopilante, ligera y a ratos bastante divertida, aunque la puesta en escena deje mucho que desear.

5/10
Un monsieur de compagnie

1964 | Un monsieur de compagnie

Antoine es un tipo que ha llevado una vida a lo grande, sin trabajar, gracias a la fortuna de su abuelo. Se pasa los días pescando y perdiendo el tiempo. Pero cuando su abuelo muere, el dinero se acaba, y Antoine tiene que aprender a buscarse el sustento por sí mismo. En su periplo tendrá que relacionarse con diversos individuos de distinto pelaje. Amena comedia sobre las relaciones sociales, basada en una novela de André Couteaux, con un gran trabajo de los protagonistas. Tuvo éxito en Francia, y en menor medida en otros países, entre ellos Estados Unidos.

5/10
Fin de semana en Dunkerque

1964 | Week-end à Zuydcoote

Durante la Segunda Guerra Mundial tropas aliadas luchan contra los alemanes en Dunkerke. Un batallón franco-británico ha quedado atrapado y tiene como única posibilidad de salvación cruzar el canal hasta Inglaterra, algo que no será fácil debido al ataque de la aviación enemiga. Al tiempo que esperan huir de esa trampa mortal, un sargento vive una historia de amor. Adaptación de una novela de Robert Merle, que cuenta un hecho real acaecido durante la guerra. Concebida como un gran espectáculo de amor en tiempos bélicos, mantiene un buen ambiente de tensión entre los soldados y el romance resulta de lo más emotivo. Con un gran reparto que incluye a Jean-Paul Belmondo, Catherine Spaak, Jean-Pierre Marielle y Pierre Mondy, fue un gran éxito de público y crítica.

7/10
La estafadora

1963 | Peau de banane

Una mujer cuya vida ha estado dominada por el carácter despótico de su padre, decide vengarse de éste con la ayuda de su ex marido. El plan consiste en un complejo y astuto montaje para quedarse con todo su dinero. Algo que no será nada sencillo. Lo más interesante del film es lo bien que se compenetra su pareja protagonista, Jeanne Moreau y Jean-Paul Belmondo, mezclando momentos de comedia con otros de acertado suspense. Dirige Marcel Ophüls, quien había llamada la atención de la crítica un año antes por Amor a los veinte años, y que, después, se dedicaría más que nada a realizar documentales sobre la barbarie nazi como La pena y la piedad (1969) y el ganador del Oscar Hôtel Terminus (1988).

6/10
Climas

1962 | Climats

La frivolidad de Odile y los celos de Phiippe dan al traste con su matrimonio. Tras la ruptura, Philippe encuentra consuelo al enamorarse de Isabelle, una de sus empleadas. Adaptación de una novela de André Maurois que supuso el debut en el cine de realizador televisivo Stellio Lorenzi. Aunque le falta garra, cuenta con grandes intérpretes.

5/10
Todos pueden matarme

1957 | Tous peuvent me tuer

El atraco perfecto conlleva la cárcel. Así lo piensan los cinco hombres protagonistas de esta película: primero roban un banco y después van a prisión por delitos menores. Nadie sospecha de ellos, pero uno a uno empiezan a morir...

5/10

Últimos tráilers y vídeos