IMG-LOGO

Biografía

Jerry Adler

Jerry Adler

91 años

Jerry Adler

Nació el 04 de Febrero de 1929 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
Filmografía
The Good Fight

2017 | The Good Fight | Serie TV

Spin-off the la exitosa serie de abogados The Good Wife. Sigue a una de las socias principales de un bufete de Chicago, la veterana Diane Lockhart, que ha decidido procurarse un dorado retiro en la Provenza francesa, a la vez que su ahijada, la recién licenciada Maia Rindell, comienza a trabajar ahí como asociada. Pero su sueño se ve truncado cuando Henry, el padre de Maia, es detenido con graves acusaciones de una estafa piramidal al estilo del caso Madoff, donde decenas de miles de personas han perdido todos sus ahorros, colocados en fondos de inversiones. La propia Diane es una de las afectadas, que debe volver a ejercer en los tribunales, pero sus antiguos socios le impiden volver a su situación anterior. Lo que aprovecha Adrian Boseman para ofrecerle trabajo en otro bufete donde la mayoría de letrados son afroamericanos. Aunque será socia junior, y se topa con la oposición de Barbara Kolstad, socia senior, acepta. Mientras Maia debe aguantar la presión mediática y del público con el que se encuentra, pues se la asocia con la estafa -“ella lo sabía seguro”, es un comentario típico-, a la que soporta insultos homofóbicos ya que mantiene una relación con una mujer. El matrimonio formado por Robert King y Michelle King, responsables de The Good Wife, suman para sacar adelante la nueva serie a Phil Alden Robinson, un cineasta que prometía mucho cuando dirigió Campo de sueños en 1989, pero cuya carrera luego se desinfló notablemente. Seguramente es de las primeras ficciones televisivas en incorporar el contexto político de la inesperada presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, de hecho el título del primer capítulo, “Inauguración”, es un juego de palabras con tal circunstancia. A tal respecto no oculta que sus simpatías no están del lado de Trump, aunque sabe hacerlo con astucia y relativa sutileza. Sabe conjugar diferentes casos en cada episodio, con la trama que vertebra toda la temporada, la estafa, la situación del nuevo bufete y las circunstancias de los diversos personajes. Por supuesto, la veterana Christine Baranski hace un buen trabajo como la curtida abogada a la que toca seguir en el tajo, pero el resto de personajes son nuevos, y entre ellos destaca Maia -interpretado por la británica Rose Leslie, presente en series como Downton Abbey y Juego de tronos-, con una relación lésbica que se presenta con toda naturalidad, todo ello muy políticamente correcto.

6/10
The Good Wife (7ª temporada)

2015 | The Good Wife (season 7)

El año más violento

2014 | A Most Violent Year

El año 1981 registra en Estados Unidos una de las más altas cotas de violencia nunca vistas en el país. Y Nueva York no es diferente. Allí dirige una empresa de suministro de gasoil Abel Morales, quien a pesar de ser un duro y calculador hombre de negocios se esfuerza en actuar de acuerdo con la legalidad, guiado por sólidos principios. Algo a lo que no se ciñen sus corruptos competidores, las prácticas de tipo mafioso en el ramo no han sido nunca una rareza. De hecho Abel controla su empresa gracias a que se casó con Anna, la hija de un gángster dueño del negocio, con quien tiene dos niñas. En cualquier caso, él ha hecho "limpieza", lo que está pagando con robos frecuentes de sus camiones cisterna, a mano armada, y otras prácticas intimidatorias; para colmo, el fiscal del distrito le está investigando, y varias acusaciones graves vienen a pesar sobre él, justo cuando está en medio de una delicada operación financiera, en la que ha comprometido toda su fortuna, y cuya conclusión requiere una liquidez adicional que ahora se le pondrá muy cuesta arriba. J.C. Chandor, director y guionista, vuelve a probar que es uno de los cineastas estadounidenses de mayor calado del momento. Igual que Margin Call y Cuando todo está perdido, El año más violento es una inteligente e inquietante parábola de cómo el sueño americano puede devenir en pesadilla, incluso cuando uno se deja guiar por unos principios morales, no es desde luego casualidad que Morales sea el apellido del protagonista, de procedendia hispanoamericana, y encarnado con talento por el guatemalteco Oscar Isaac. Su estupenda composición hace pensar a veces en el Michael Corleone de Al Pacino en El padrino. Chandor, componiendo con primor los personajes –qué bien están perfilados psicológicamente todos, incluso los que tienen menor presencia, y qué gran regalo para los actores que los encarnan, Jessica Chastain, Albert Brooks, Elyes Gabel, David Oyelowo, Catalina Sandino Moreno, Alessandro Nivola...–, muestra un aspecto oscuro de esa tierra de las oportunidades que es Estados Unidos, al final aquello parece "la selva" donde sólo los más fuertes sobreviven, un verdadero darwinismo social. Pues a la hora de hacer "lo correcto", muchos lo intentan, pero pueden asomar defectos, colaterales, o que no lo son tanto, ya sea debilidad de carácter, ceder en alguna ocasión, mirar a otro lado en un momento dado para poder "trepar", actuar de un modo determinado "por si acaso", no comunicar cierta información porque uno sabe cómo reaccionaría el otro... En la mirada hay una alabanza a la acción en conciencia frente a la pasividad, y aunque no se tenga la certeza de lograr el objetivo deseado. Tiene el film algo de resonsancias bíblicas –el nombre de pila del protagonista, Abel, tampoco parece casual–, y Chandor, además de un tono algo fatalista, resignado a que la naturaleza humana, aunque susceptible de mejora, es básicamente incorregible, imprime bríos a la narración: no faltan los momentos de suspense –se respira una atmósfera de miedo, de que algo malo puede ocurrir, todo el tiempo–, una persecución muy bien rodada y un desenlace impactante. La excelente fotografía cruda de Bradford Young evoca muy bien la época en que transcurre el film, un ochentero invierno neoyorquino.

8/10
El hombre más enfadado de Brooklyn

2014 | The Angriest Man in Brooklyn

Henry Altmann tiene un mal día. Uno de esos días de ira y cólora que son reflejo de una vida desarreglada, sumida en la tristeza por una tragedia del pasado, lo cual le ha llevado a descuidar el amor por su mujer y a no hablarse con su hijo desde hace años. Harry acude al hospital para recibir el diagnóstico de unos análisis y le atenderá la doctora suplente Sharon Gill, qué a su vez pasa por momentos de ansiedad y desilusión profesional. Al darle una terrible noticia a Henry –sufre un peligroso aneurisma cerebral y su muerte está próxima–, un arranque de ira del paciente empujará a la insensata doctora a decirle que sólo le quedan 90 minutos de vida... Fábula sobre la búsqueda de la felicidad y la fugacidad de la vida. Al ver esta película es imposible no pensar con honda pena en su protagonista, Robin Williams, que pocos meses después del rodaje se suicidaría en su casa de California. La película ronda continuamente en torno al tema de la muerte inminente e incluso incluye una escena de intento de suicidio, por lo que resulta tan fácil como triste identificar al actor con su desdichado personaje. El argumento de El hombre más enfadado de Brooklyn se desarrolla de modo convencional, con el protagonista yendo de un lado para otro para intentar reconciliarse con sus seres queridos en el curso de esos noventa minutos. La originalidad es que las cosas no acaban de salirle bien, lo que da lugar a momentos tragicómicos, divertidos para el espectador –el tartamudeo del vendedor, el antiguo amigo, el taxista–, pero exasperantes para quien no tiene tiempo que perder y pintiparados para provocarle ataques de ira al estilo Un día de furia, aunque sin violencia. Mientras tanto, la doctora Gill irá a la búsqueda de Henry para intentar remediar su tremendo error. Por lo demás estamos ante una comedia ligera y emotiva, que transmite el mensaje de que hay que querer a los demás como son y por lo que son, siendo fiel a sí mismos sin dejarse llevar por la corriente y, sobre todo, aprovechar el tiempo para demostrar nuestro amor a la familia. Las actuaciones son correctas y además del talentoso Williams, merece mención Mila Kunis, que ofrece alguna escena destacada, como la del puente de Brooklyn.

5/10
The Good Wife (6ª temporada)

2014 | The Good Wife (season 6) | Serie TV

Esta temporada sigue la difícil decisión de Alicia (Julianna Margulies) que se debate entre presentarse a la candidatura de Fiscal del Estado, aunque en un principio su decisión de no hacerlo es firme. Nuevos líos amorosos, intrigas e inesperados sucesos coparán los veintidós episodios de la exitosa sexta temporada.

7/10
The Good Wife (5ª temporada)

2013 | The Good Wife (season 5) | Serie TV

En esta nueva temporada de la abogada Alicia Florrick (Julianna Margulies) veremos nuevas intrigas, secretos y mentiras. La trama de los nuevos episodios se centran en la decisión de Alicia de abandonar su propio bufete y las consecuencias que esto traerá.

7/10
The Good Wife (3ª temporada)

2012 | The Good Wife | Serie TV

Resulta que a la esposa modelo no le da miedo ser mala: más dura en el estrado, más fuerte para con su familia. Y también, más sensual en la intimidad. La Temporada 3 revela una faceta nueva de Alicia Florrick (la ganadora del Emmy y el Globo de Oro Julianna Margulies)... y a ella le gusta. Subiendo el listón en el despacho, Alicia juega un papel crucial ayudando a Lockhart/Gardner a capear un año de aguas turbulentas. Aunque ella y Will (Josh Charles) se ponen finalmente de acuerdo a nivel romántico, hay consecuencias para ambos. Además tiene un nuevo adversario profesional en la persona de su ex, Peter Florrick (Chris Noth), quien apoya al rival de Alice, Cary (Matt Czuchry). Will se enfrenta a ser inhabilitado, Diane (Christine Baranski) intenta mantener el bufete a flote, y Kalinda (la ganadora del Emmy Archie Panjabi) intenta recomponer su deteriorada relación con su mejor amiga. Mientras tanto, Eli (Alan Cumming) se une al bufete, chocando con clientes, abogados y Alicia como sólo él sabe hacerlo. Desde el principio de esta colección de 6 discos y 22 episodios, The Good Wife es una mujer completamente nueva.

Synecdoche, New York

2008 | Synecdoche, New York

La trayectoria existencial del autor teatral Caden en Nueva York. Casado y con una hija, prepara una nueva y ambiciosa obra, en cuyo contenido resuena su tragicómica vida de un modo asombroso, hasta el punto de que será difícil distinguir donde está la realidad y dónde la ficción. Así, vemos a Caden envejecer, sus tribulaciones sentimentales, en lo que se convierte su encantadora hijita, y al final, el horizonte de la muerte. Como en todo el cine del guionista Charlie Kaufman, que aquí debuta como director, estamos ante una obra inclasificable, coherente con su filmografía, que puede adorarse o provocar una tremenda irritación, aunque nadie podrá negar el talento de quien la ha pergeñado. Como el título indica, se acude a la figura retórica de la sinécdoque, tomar la parte por el todo, para señalar que una obra de teatro, o una vida entre millones, puede ser representativa de Nueva York, del artista, o del mundo entero. Así que las afecciones de salud de Caden, su decadencia física, su relación con distintas mujeres, conforman un arquetipo de la vida como absurdo en que uno desarrolla sus propias cualidades. El gran mérito de Kaufman, al igual que hiciera en los guiones de filmes como Cómo ser John Malkovich o Adaptation. El ladrón de orquídeas, es el trazado de la metahistoria de un modo ingenioso y medianamente coherente. Maneja un estupendo reparto encabezado por el gran Philip Seymour Hoffman, y sólo cabe reprocharle, tras el asumible artificio, su visión puramente ridiculesca del ser humano.

6/10
Los Soprano (Episodios finales)

2006 | The Sopranos (6ª Season) | Serie TV

Tony Soprano ha celebrado la Navidad con los suyos, convencido de que se ha evitado la guerra entre las mafias de Nueva York y Nueva Jersey. Pero Tony no cuenta con que Phil Leotardo, el capo de Nueva York, es un hombre poco recomendable del que no se puede fiar. Entretanto, los hijos de Tony están a punto de tomar decisiones trascendentales para el resto de sus vidas. Nueve impactantes episodios -aún más oscuros de lo que ya es habitual en la serie- que suponen el broche de oro para una serie que ha hecho historia, y ha logrado en total 21 premios Emmy y otros galardones importantes. Entre las estrellas invitadas de esta última tanda destacan Daniel Baldwin, Sydney Pollack y Nancy Sinatra. El propio David Chase, ilustre creador de la serie, se ocupó del guión y la dirección del episodio final, que obtuvo un gran éxito de audiencia, pues lo siguieron cerca de 12 millones de espectadores sólo en Estados Unidos.

6/10
Secretos compartidos

2005 | Prime

Si uno se fija en el apellido de Ben Younger, el director de este film, casi podría creer que ha tratado de hacer un chiste con el mismo al dirigir una historia sobre la relación amorosa que se establece entre Rafi, una mujer cercana a los 40 años, divorciada y por tanto desengañada amorosamente, y un joven recién licenciado, David, que apenas supera la veintena. Y es que, sí, ‘younger’ en inglés significa ‘más joven’. La trama juega al enredo, pues se da la coincidencia de que la madre de David es la psicoanalista de Rafi. Ambos tortolitos ignoran este hecho, y la madre, nada más descubrirlo, duda entre seguir la deontología profesional y renunciar a su paciente, o aprovechar la coyuntura para desbaratar una relación que a todas luces parece insensata. Le falta un poquito de fuelle a esta película para funcionar a pleno rendimiento. El rechazo de la madre de David, en parte porque conoce bien a Rafi, pero también por el hecho de no ser judía, da pie a chistes semitas algo previsibles. La idea es buena y el reparto, sobre todo en lo que se refiere a las féminas, unas estupendas Meryl Streep y Uma Thurman, de fábula. Pero no se alcanza el necesario ‘timing’, el equilibrio entre humor, romanticismo y drama, incluidas las reflexiones que invita a hacer, levemente, acerca de las premisas en que debe fundamentarse el amor. No obstante, en una temporada con pocas películas románticas que merezcan la pena, se trata de un título que despierta simpatía.

6/10
Los Soprano (5ª temporada)

2004 | The Soprano | Serie TV

El final de la 4ª temporada, no por esperado menos sorprendente -la insatisfacción del matrimonio Soprano iba 'in crescendo' -apuntaba al divorcio. La nueva tanda de episodios desarrolla tal idea -Tony vive en la casa de su difunta madre -al tiempo que muestra nuevos gangsters recién salidos de prisión, como el primo de Tony, interpretado por Steve Buscemi. Y por supuesto, los tratos de la novia de Christopher con el FBI traerán sorpresas.

7/10
Los Soprano (4ª temporada)

2002 | The Sopranos | Serie TV

Esta cuarta temporada de Los Soprano es una prueba fehaciente de lo importante que es poner unos cimientos sólidos en una serie, para luego construir un edificio imponente a lo largo del tiempo. Ya tenemos bien desarrollada una increíble galería de personajes, a cada cual mejor matizado, con lo que el equipo de guionistas tiene enormes posibilidades a la hora de imaginar sus posibles derroteros. Así, las flechas en esta ocasión se disparan en algunas direcciones muy interesantes. La insatisfacción de Carmela podría encontrar consuelo en Furio, aunque éste no lo tenga nada claro, y en tener algo de control en las finanzas familiares; Adriana hace una amiga que resulta ser agente del FBI, lo que le pone en una situación difícil, que le empuja incluso a proponer matrimonio a Christopher, para no tener que testificar contra él; la adicción a las drogas de Christopher alcanza un punto álgido; sobre Junior sigue pesando la posibilidad de una condena; Janice se lía con Ralph; Meadow, deprimida por la muerte de su novio, viaja a Europa, y a su vuelta decide trabajar como voluntaria, lo que pone en riesgo los estudios universitarios de los que tan orgulloso estaba Tony; y éste sigue con sus infidelidades matrimoniales, mientras la cuerda de la relación con la doctora como paciente se tensa, lo mismo que ocurre con su esposa… La lista podría alargarse, pero dan idea de la madurez de una serie que, aunque ambientada en el mundo de la mafia, resulta cercana por ser muy hija de su tiempo; y las dificultades para afrontar los problemas de nuestros días, la ausencia de un bagaje moral para mirarlos de frente y sin complejos, tiene una magnífica caja de resonancia en el ambiente de trapicheos, rencillas y asesinatos, un cotarro del que Tony Soprano es el amo… o intenta serlo.

7/10
Los Soprano (3ª temporada)

2001 | The Sopranos | Serie TV

La tercera temporada de Los Soprano arrancó con la muerte de Livia Soprano, por exigencias de la vida real: la actriz Nancy Marchand, que hacía el papel, fallecía inesperadamente. Por lo demás, los distintos miembros de la familia siguen dando sus tumbos existenciales: la doctora Melfi propone una sesión conjunta para el matrimonio Soprano; Tony echa el ojo a una bella paciente de su psiquiatra, para iniciar una aventura; Carmela sigue buscando nuevas actividades y distracciones que le hagan la vida más llevadera, y flirtea con Furo, quien se da cuenta de que está jugando con fuego; Meadow está en la universidad, y después de salir con un judío afroamericano, mantiene una relación con Jackie Jr., un primo lejano, que se va a meter en asuntos turbios; Anthony tiene problemas de disciplina; Chris regala a su novia Adriana un local de copas; a Junior le detectan un cáncer… Todos estos sucesos y circunstancias no se introducen caprichosamente, sino obedeciendo a un inteligente diseño argumental. Los personajes se muestran vulnerables, y ello los hace atractivos, pese a la violencia que a veces despliegan, y que se convierte en una idea en la propia doctora Melfi, cuando sufre un intento de violación. Entre los nuevos personajes de la temporada, destacan Jackie Jr., y Ralph, uno de los secuaces de Tony que irá cobrando importancia. Algunas de las tramas son casi independientes del conjunto, pero funcionan muy bien. Es el caso del episodio 11, en que Christopher y Paulie, después de deshacerse del rival de turno, se pierden en un bosque nevado, en lo que se diría un homenaje soterrado a Fargo, de los hermanos Coen.

7/10
Los Soprano (2ª temporada)

2000 | The Sopranos | Serie TV

Tras el golpe fallido de timón de Junior y Livia Soprano, Tony está definitivamente al mando de la familia. Pero los problemas se le multiplican: inseguridades que trata de resolver en la consulta de su psiquiatra, hastío de su mujer por una vida insatisfactoria, búsqueda de universidad para Meadow y rebeldía de Anthony que se niega a confirmarse, Junio en arresto domiciliario, su madre que sigue sacándole de quicio… A lo que se se suma la aparición en escena de Janice, su problemática hermana, que le encanta ser la sal de todos los platos, y que va a terminar ‘líado’ con uno de los gangsters con que Tony no acaba de entenderse. En la segunda temporada de Los Soprano se afianzan los rasgos de los personajes: la confianza de Tony en su terapia vacila: nota que funciona, pero no le gustan algunos de los fantasmas que asoman; la crisis de Carmela, mujer madura, se agudiza; Christopher continúa soñando con un carrera de guionista… El mundo donde la moral brilla por su ausencia continúa siendo el mismo, y entre las líneas argumentales destaca un viaje a Italia (donde, cosas de los nuevos tiempos, Tony descubre, oh sorpresa, que una mujer está al mando de su familia), que supone la incorporación de Furio a la banda de Tony. Cuestiones como los intentos de Richie para enredar a Junior en un nuevo golpe de mano contra Tony, o la presión que el FBI ejerce sobre uno de los mafiosos contra el que tienen pruebas, para que les entregue a su jefe, dan emoción a una serie de envidiable andamiaje argumental.

7/10
Los Soprano

1999 | The Sopranos | Serie TV

David Chase ha sabido introducir un nuevo concepto a las tramas de gangsters que fueron la marca de fábrica de la Warner en los años 30, y que cineastas como Francis Ford Coppola (El padrino) y Martin Scorsese (Uno de los nuestros) asumieron con elementos propios (el tono operístico y la familia, el primero, un cinismo terrible el segundo): el secreto se llama "mafia + los tiempos que corren". Tony Soprano (James Gandolfini) debe soportar todo tipo de presiones (tensiones con su esposa Carmela; Anthony y Meadow, hijos adolescentes rebeldes; Livia, una madre muy pesada y posesiva, que le atormenta; Christopher Moltisonti, un sobrino impetuoso, que "trabaja" con él; Junior, el teórico nuevo "jefe de la familia", aunque está mayor y es Tony quien manda desde las bambalinas), mientra saca adelante sus "negocios" de "reciclado de basura", desde su cuartel general en un club de "streptease". Sus dificultades para conciliar familia y "trabajo" le conducen a acudir en secreto a una psiquiatra, cosa no bien vista entre los suyos, pues supone romper "la ley del silencio" que obliga a todo mafioso que se precie, aunque Tony sea discreto. Allí, entre el prozak y la terapia de la doctora Melfi, trata de no deprimirse; ella guardará el secreto profesional, mientras omita lo que no debe saber. Entretanto, Carmela, al que su marido engaña habitualmente, busca refugio en su parroquia, acudiendo a la religión y las obras de caridad de modo superficial, buscando algo que le haga feliz. La idea de contar las peripecias de una familia -como tantas otras series, con la peculiaridad de que se trata de una familia de gangsters-, está muy bien desarrollada, con buen ritmo y arquitectura guionística de primera, y un reparto perfecto. Así, a las clásicas subtramas de luchas inmorales por el poder, peleas con bandas rivales -aquí, con los nuevos tiempos, hay familias procedentes de Europa del Este-, asesinatos, etc., se suman cuestiones muy de nuestros días: insatisfacción vital, infidelidad, relaciones padres-hijos, adicción a las drogas, el modo de sobrellevar el envejecimiento y la enfermedad, la fascinación de lo prohibido... El tono de la serie es duro, en parte facilitado por ser una producción de HBO para televisión por cable, lo que evita cortapisas a las escenas de violencia y sexo, abundantes. A una óptica antropológica corta de miras -señala los problemas, pero no apunta soluciones, tal vez porque cínicamente no cree que las haya- se une un curioso sentido del humor, a veces combinado con los momentos violentos, a cargo de los sicarios de Tony, o provocado por las neuras de cada personaje: Cris quiere ser guionista de cine, Tony querría que la doctora cayera a sus pies, como otras mujeres...

7/10
Un asesino muy ético

1996 | Getting Away with Murder

Jack Lamber es un profesor de ética que descubre que su aparentemente inofensivo vecino, el anciano Max Mueller es en realidad un salvaje criminal de guerra. Ante semejante averiguación cree que su deber es hacer justicia y asesinarlo. Pero cuando, días después de su muerte, descubra que el anciano no era en verdad tal asesino, un grave problema ético se plantea para Jack. Acosado por el remordimiento, no dudará en casarse con la horrorosa hija de Mueller para compensar su trágico error. Divertida comedia dirigida por Harvey Miller, con "gags" bien planteados. El film cuenta en el reparto con verdaderos veteranos de la comedia; así Dan Aykroyd (Los cazafantasmas) se ve secundado por Jack Lemmon y Lily Tomlin.

4/10
Misterioso asesinato en Manhattan

1993 | Manhattan Murder Mystery

Un matrimonio neoyorquino sospecha que su vecino ha asesinado a su esposa. Se trata de uno de los filmes más completos de Woody Allen y secuencias míticas como la de la llamada telefónica, convierten esta comedia en uno de sus más hilarantes trabajos. Hay momentos inolvidables, como aquel en el que suena el tema "Sing Sing Sing", interpretado por el gran Benny Goodman y su orquesta en el Carnegie Hall neoyorquino en 1938. Una auténtica delicia. Para leer un completo análisis del guion de Allen y Marshall Brickman pincha aquí.

8/10

Últimos tráilers y vídeos