IMG-LOGO

Biografía

Jimmy Barnatán

Jimmy Barnatán

Jimmy Barnatán

Filmografía
La herencia Valdemar

2009 | La herencia Valdemar

Debut en el largometraje de José Luis Alemán, también autor del guión, inspirado en el universo concebido por el escritor H.P. Lovecraft. Alemán ha contado con un holgado presupuesto y tiene el mérito de haber sacado el proyecto adelante sin contar con ninguna subvención pública, un caso poco corriente en España. Luisa Llorente, tasadora de inmuebles, desaparece mientras realiza el inventario de los bienes de una antigua propiedad, la mansión de estilo victoriano que perteneció a los Valdemar. El presidente de la compañía para la que Luisa trabaja envía a Nicolás Tramel, un detective privado, para que la encuentre. Tramel se traslada en tren al lugar, acompañado por la doctora Cerviá, presidenta de la fundación propietaria del caserón. La doctora cuenta al detective la historia del matrimonio Valdemar, formado por Lázaro y Leonor Valdemar, que vivieron en la mansión allá por el siglo XIX. Ambos fueron pioneros del espiritismo, aunque en realidad Lázaro amañaba las sesiones, lo que desencadenó la tragedia. Se agradecen las buenas intenciones de rodar una historia de corte clásico, que bebe de las películas de Hammer, Universal y especialmente de la también inspirada en Lovecraft El palacio de los espíritus, de Roger Corman, así como de las adaptaciones que hizo este productor y director de la obra de Edgar Allan Poe. José Luis Alemán desecha los sustos fáciles y los excesos sangrientos, y se centra en crear una historia que enganche al espectador, y una ambientación gótica, lo que acaba siendo todo un acierto. Asímismo, resulta atractivo el fuerte componente romántico de la historia del matrimonio Valdemar, lo que le da cierta intensidad dramática a la historia. Los apasionados del terror agradecerán sus constantes referencias al género: la aparición de Bram Stoker, la presencia de Paul Nascy, pionero del terror en España, etc. Los efectos especiales están lo suficientemente bien hechos para que den el pego. La herencia Valdemar está concebida para ser estrenada en dos partes, a lo Kill Bill. Esta primera parte desarrolla sobre todo la historia de época, mientras que la historia contemporánea sólo arranca. Concluirá en La herencia Valdemar 2. Aunque distribuir de esta forma la historia podría ayudar al triunfo comercial de la cinta –para saber cómo acaba es necesario pasar nuevamente por taquilla–, el problema es que la cinta está totalmente desestructurada. La introducción moderna es demasiado larga, y por tanto la historia principal –mucho más interesante– tarda en arrancar. Además, se nota mucho que Alemán es un primerizo. Sus diálogos son demasiado literarios, recargados y poco creíbles. Esto es un lastre para los actores, pues aunque algunos son de primera, como Laia Marull, Eusebio Poncela y Óscar Jaenada, a veces tienen que declamar unas frases larguísimas que no quedan naturales. Sobran también algunos diálogos reiterativos o que se pierden en asuntos secundarios que podrían haberse suprimido para no ralentizar el film.

4/10
Eskalofrío

2008 | Eskalofrío

Digna producción española, a medio camino entre el thriller y el terror, que sitúa la acción en un oscuro y encajonado valle montañoso del norte de España. Hacia allí viajan Santi y su madre para emprender una nueva vida, pues él sufre una extraña afección que le impide tolerar la luz del sol. Una vez instalados en una grande y vieja casona apartada del pueblo, Santi acude a la escuela y muestra su dificultad para hacer amigos, y así cuando le proponen ir al bosque a investigar un raro suceso, acepta formar parte de la expedición. Allí un compañero muere por lo que parece el ataque de una alimaña que le desgarra el cuello. A partir de entonces, Santi empieza a escuchar por la noche ruidos inquietantes en su casa. El director Isidro Ortiz (Fausto 5.0) sabe crear una atmósfera adecuada de inquietud y, aunque gran parte del guión resulta previsible y tópico, el resultado es medianamente interesante, aunque también poco verosímil. Queda la sensación de que la baza del chico inadaptado que sufre una rara e insociable enfermedad podría haber sido mejor aprovechada, sobre todo tras el brioso y prometedor comienzo. El film guarda más de una similitud con Bosque de sombras, película española que igualmente situaba a personajes foráneos en un entorno rural desconocido y poco hospitalario, con lugareños de intenciones no muy claras. El trabajo de Junio Valverde (Vida y color) es correcto y destaca la colaboración de Roberto Enríquez como agente de policía.

4/10
Ángeles S.A.

2007 | Ángeles S.A.

Carlos está casado con Julia, y tiene dos hijos, María Isabel, que tiene unas dotes excepcionales para cantar y bailar, y Dani. Se diría que María Isabel ha heredado su inclinación artística por vía paterna, pues Carlos es muy creativo, y trabaja en una editorial asesorando en el lanzamiento de coleccionables. Su última idea es un coleccionable de angelitos, con el que está muy ilusionado. Sus jefes también quedan muy convencidos, pero el avión que le lleva a China, donde debe contratar la producción de las figuritas, sufre un accidente. Carlos va a parar al cielo, donde le atienden unos ángeles muy amables. Pero él no está nada contento con su nuevo estado, y protesta a Simona, la jefa de los ángeles. Especialmente le preocupa la situación en que ha quedado María Isabel, quien no ha logrado superar la muerte del padre. Para colmo de males, Carlos se entera que, por un error celestial, su hija es la única persona del mundo que no tiene ángel de la guarda. Así que conseguirá una solución de compromiso: podrá volver a la tierra en el cuerpo de un profesor de su hija; y no podrá desvelar quién es ni por supuesto interferir a la libertad de los otros. Digna película del género celestial, en la línea de El difunto protesta o El cielo puede esperar, o, más cercana en el tiempo, Ghost. Dirige un inesperado Eduard Bosch, que entrega una película muy diferente a El viaje de Arián, que abordaba el terrorismo de ETA. Aquí el tono es amable, y se juega casi todo el tiempo con la idea de que Carlos tiene un aspecto físico que le impide ser reconocido. Encuadrable en el género familiar, está concebida sobre todo para el lucimiento de María Isabel, bien conocida por “Antes muerta que sencilla”, y que por supuesto nos deleita en el film con unos cuantos animados números musicales; de hecho la niña demuestra encontrarse más en su salsa en dichos números, en los que se transfigura, por así decir, que cuando está simplemente actuando. Por supuesto, se aborda el tema de la ayuda angélica –una divertida Anabel Alonso se comunica con el meloso padre de Pablo Carbonell a través de un pinganillo–, para mostrar cómo padre e hija han de saber encajar que –han pasado dos años– la viuda está lista para intentar un nuevo matrimonio. Para las escenas del cielo se ha contado con elaborados efectos digitales. 

5/10
No digas nada

2007 | No digas nada

Silvia descubre que el profesor de su instituto del que se ha enamorado, mantiene un idilio extraconyugal con una profesora. Cuando éste intenta propasarse con ella, acaba asesinándole al propinarle un golpe mortal. Unos compañeros de clase le ayudan a deshacerse del cadáver. Pero es que Silvia vuelve a asesinar varias veces, a la amante del primer muerto, a un vendedor de armas y banderas nazis, a un cantante de bodas, y alguno más. Acaban enterándose todos los chicos de clase, que en un primer momento la encubren, pero después deciden aprovechar la ocasión para asesinar a gente como el duro profesor de matemáticas. Puesta de largo de Felipe Jiménez Luna, que ha ganado algún que otro premio con cortos como Te lo mereces. A juzgar por esta comedia negra poco inspirada, el cineasta, también guionista, no tiene mucho que contar, ni imaginación visual, ni demasiado talento para dirigir a los actores, ni siquiera para seleccionarlos, pues se nota a la legua que algunos de ellos, como Jaime Barnatán (El corazón del guerrero), dan poco de sí. Los diálogos son pobres, carece por completo de fondo, no resulta verosímil, pero tampoco tiene gracia en ningún momento. Llega a producir vergüenza ajena, sobre todo en las secuencias del cómico Santi Rodríguez, que con una peluca y una barba postiza ridícula interpreta a un policía atolondrado, que se supone debe resolver el caso.

1/10
Salir pitando

2007 | Salir pitando

El cineasta Álvaro Fernández Armero lleva años especializado en el terreno de la comedia, con títulos como Todo es mentira, Brujas y Nada en la nevera. Ocasionalmente, ha dirigido un documental (Ángel Nieto: 12+1) y una cinta de terror (El arte de morir). Ahora, vuelve a su género habitual en este título, que pone de manifiesto que su cine ha ido ganando en calidad e incluso poco a poco se vuelve menos maniqueo. El guión, coescrito por el propio Fernández Armero y por Juan Cavestany (El asombroso mundo de Borjamari y Pocholo), parte de un divertido punto de partida. Luis Ratón Pérez, que por razones obvias suele omitir su primer apellido, es un árbitro de primera división que cometió un error de apreciación importante en un partido decisivo, por lo que la prensa le odia a muerte, y la gente que le reconoce por la calle suele insultarle. El acontecimiento coincidió con el desmembramiento de su matrimonio, lo que derivó en que su mujer se separara, y acabara en brazos de otro hombre, que no es otro que Rafa, el mejor amigo de Luis y su habitual juez de línea. Aunque lleva un tiempo alejado de los terrenos de juego, Luis es designado juez de un partido que decidirá el título de liga, por lo que debe viajar a Huelva, acompañado de Luis, que decide aprovechar la ocasión para confesarle algo que éste no se espera ni por asomo: que mantiene un idilio con su ex. A pesar de su asumida ligereza, Fernández Armero ha filmado su mejor película, que se sigue hasta el final con una sonrisa, y tiene momentos divertidos, por lo que al menos al espectador no le entran ganas, como en otras producciones españolas, de ‘salir pitando’. Retrato costumbrista de la sociedad española, apasionada por el fútbol hasta el extremo, Fernández Armero acierta al centrarse en los desencuentros entre los dos protagonistas, amiguetes de toda la vida. Aunque otro director le habría sacado más jugo, de las peripecias de los protagonistas se desprende una metáfora sobre la firmeza necesaria para tomar decisiones importantes, y afrontar las consecuencias, tanto en el terreno de juego, como en la vida. Su principal defecto es que a Guillermo Toledo, en ocasiones eficaz secundario, le viene grande interpretar un papel protagonista. Con un actor más dotado para la comedia, los resultados habrían sido más redondos. Por otro lado, cabe destacar la pequeña pero divertida intervención del comentarista deportivo Manolo Lama, interpretándose a sí mismo.

4/10
Los Serrano (5ª temporada)

2006 | Los Serrano | Serie TV

Una de las series de más éxito en España continúa ofreciendo más cuitas familiares para regocijo de los aficionados. Aquí las mujeres son polos opuestos a los hombres: risas, secretos, amores y desamores...

4/10
Los Serrano (4ª temporada)

2005 | Los Serrano (4ª temporada) | Serie TV

Continúan las historias de esta familia tan campechana. Diego (Antonio Resines), que regenta la taberna de su familia junto con su hermano, el bruto de Santi; y Lucía (Belén Rueda), una fina profesora del colegio Santa Justa, son los cabeza de familia. En el primer episodio de la cuarta entrega, Marcos se ha marchado a Londres a estudiar y Eva, aunque no lo reconozca, le echa de menos. Unas fotos comprometidas harán que la joven comience a tener celos. Los enredos, los romances, las risas y alguna lagrimita son los ingredientes de esta serie que regresa en esta cuarta temporada con más de lo mismo, sin defraudar a sus fans.

4/10
Torrente 3: el protector

2005 | Torrente 3: el protector

Cuando en 1998 Santiago Segura creó a José Luis Torrente nadie imaginaba que iba a convertirse –para regocijo de algunos y horror de otros– en la encarnación del antihéroe más chabacano y despreciable de toda la historia del cine español. Segura, que de tonto no tiene un pelo, logró plasmar en ese personaje un cúmulo de tópicos sobre el hispano de pro, machista, guarro, caradura, ruin, traidor, cobarde, mentiroso y otras cualidades no demasiado ejemplares. El caso es que, con su talento nato de comediante, el entonces famoso protagonista de El día de la bestia, logró que dentro de esa caricatura grasienta, el público encontrara algo, sí, del más genuino humor español, un tipo de gag, primario y simple, absolutamente ajeno a cualquier otro país del mundo. Quizá tengamos una glándula especial para captar la gracia de este tipo de comedias, llamadas comúnmente “españoladas” y de la que Torrente es el ejemplo más genuino y logrado. Y ése fue el gran hallazgo de Segura: a pesar de que en ocasiones Torrente llegaba a ser realmente vomitivo, también nos arrancaba carcajadas como pocas veces lo había hecho nadie. Visto el éxito, la segunda y la tercera parte eran cuestión de tiempo. En este caso, el patético poli es designado para proteger a una eurodiputada italiana de un probable atentado. Para llevar a cabo su misión Torrente echa mano de un equipo de completos cafres. Y esto es todo... Entre medias, un retahíla de zafiedades, casposidades (y “audacias” de mal gusto como la del accidente aéreo con que da comienzo el film), que pueden dejar en la boca del espectador una mueca a medias, entre la risa y el rechazo. Por otro lado, en esta tercera parte Segura ha cargado la mano en una grosería sexual bastante incisiva, lo cual podría significar que el formato se agota peligrosamente. Y hay dos o tres momentos inspirados, de carcajada máxima, como el reclutamiento de los ninjas o el sueño futbolístico, y una escena, la de la persecución, donde Segura demuestra la pericia técnica que ha logrado con los años. En definitiva, esta tercera parte de Torrente es más de lo mismo, para bien y para mal. Y es que, chavalotes, esto no es Bambi.

3/10
Los Serrano

2003 | Los Serrano | Serie TV

Un viudo con tres hijos se casa con una divorciada que tiene dos hijas. Él, Diego, es el rudo dueño de la típica taberna. Ella, Lucía, una maestra adinerada. Sus familias parecen completamente distintas, lo que ocasionará diversos problemas de convivencia. Primera temporada de esta serie española de éxito, que parte de un esquema similar al de La tribu de los Brady, un clásico de la televisión americana. Llega a un amplio espectro de edades, combinando actores veteranos con nuevos valores que están arrasando, como el actor y cantante Fran Perea o la joven Verónica Sánchez.

4/10
El robo más grande jamás contado

2002 | El robo más grande jamás contado

Lucas, conocido irónicamente como 'el Santo', es un ladrón de medio pelo, que sobrevive a base de pequeños robos que le hacen acabar en la cárcel cada dos por tres. Mientras, su mujer Lucy, que trabaja como stripper en un club, le espera paciente en casa. Pero Lucas quiere dar su gran golpe y ser el centro de atención de los medios, así que monta su propia banda de cacos, a cual más peculiar, con la intención de robar el mismísimo 'Guernica', que se encuentra en el Museo Reina Sofía de Madrid. Comedia muy castiza, donde lo mejor es el protagonismo de un Resines con mucha cara. Se podría decir que el director Daniel Monzón quería parodiar los típicos filmes sobre atracos, y gracias a un buen elenco de actores españoles consigue llevar a buen puerto una cinta entretenida y algo extravagante que no daba para mucho más.

3/10
Visionarios

2001 | Visionarios

Film basado en unas supuestas apariciones de la Virgen durante la Segunda República Española, que predecían la fraticida guerra civil. Manuel Gutiérrez Aragón adopta una cierta distancia con respecto a los hechos. No cuestiona la veracidad de las visiones, sino que muestra la reacciones que producen en unos y otros, que tratan de arrimar el ascua a su sardina. No falta una historia de amor para animar el cotarro, protagonizada por Eduardo Noriega, un escéptico maestro, e Ingrid Rubio, una de los visionarios.

3/10
El corazón del guerrero

2000 | El corazón del guerrero

Una época indefinible, a lo Conan el Bárbaro. Beldar es un valiente guerrero, y Sonja su bella novia o así. Los dos están a punto de robar una valiosa joya en la Cripta de la Orden de los Mil Ojos. Pero algo no sale bien, Beldar pierde el conocimiento y se despierta en la actualidad con los rasgos del adolescente Ramón, un pirado de los juegos de rol. A partir de ese momento, entre partidita y partidita con sus amigos, Ramón empieza a no tener muy claro qué es la realidad y qué ficción. No sabe si está en Madrid o el fantástico país de Zaphiria. Película de aventuras pasada por el filtro de un humor tirando a cutre, estilo ‘Torrente’. No en vano, el amiguete Santiago Segura tiene un papel en la peli como el mago Netheril. La historia encierra una trama romántica, en que el quijotesco Ramón trata de sacar de la prostitución a una chica que tiene los rasgos físicos de Sonja. Dirige la peli Daniel Monzón, que fue crítico antes que guionista y director; sus colegas le han dejado salir bastante bien parado de esta su primera película.

4/10
Petra Delicado

1999 | Petra Delicado | Serie TV

Adaptación televisiva de los casos de la singular mujer policía Petra Delicado, creada por Alicia Giménez Bartlett. Desde luego, y aunque sólo hubo una temporada, convertir en pareja a Ana Belén y Santiago Segura supuso un audaz riesgo.

2/10
Torrente, el brazo tonto de la ley

1998 | Torrente, el brazo tonto de la ley

Santiago Segura se ha convertido en icono de cierta cultura española. Su presencia en televisión, sus cortos, su papel en El día de la bestia, junto a una gracia natural, provocan empatía en el espectador, hasta el punto de que se le perdona ser políticamente muy incorrecto. Para su debut en el largo escoge una sucesión de gags en un Madrid castizo y cutre, usando como hilo conductor a Torrente, un impresentable ex policía, ‘facha’, racista y pícaro, que con ayuda de su vecino, mozo en la pescadería de su madre, investiga (es un decir) un caso de narcotráfico. El film carece de pretensiones. Si alguna tiene, es la de hacer reír. No es mala meta, y en muchos casos se consigue. Pero el precio que se paga –apabullamiento con la procacidad, la irreverencia o la blasfemia– es demasiado alto. Eso sí, está muy cuidado el envoltorio visual, con guiños al cinéfilo; y hay muchos rostros conocidos en pequeños papeles, incluida la presencia del gran Tony Leblanc. Se puede decir que Segura trabaja tanto su film como el artesano Álvaro Sáenz de Heredia los del inefable Chiquito de la Calzada, tan vapuleados por la crítica. Que el esfuerzo merezca la pena, en uno u otro caso, es otro cantar.

4/10
Jefe

2018 | Jefe

César es el jefe de una lucrativa empresa ubicada en el centro de Madrid. Al llegar el lunes a la oficina se encuentra con la desagradable noticia de que están a punto de irse a la quiebra, sus acciones han caído gravemente y tienen un serio problema con hacienda. A eso se suma que su mujer le deja de patitas en la calle y le comunica el divorcio. En esos momentos críticos, César pasará los siguientes días sin salir en su oficina y casualmente estrechará lazos con una limpiadora. El madrileño Sergio Barrejón debuta como director de largometrajes, después de haber escrito guiones de entidad, como el de Hijo de Caín o el de la serie Servir y proteger. Aquí cambia por completo de registro y entrega una comedia bastante gamberra, a ratos muy disparatada, que tiene lugar durante una semana en el interior de una oficina. El desigual guión de Natxo López y Marta Piedade dibuja un protagonista que es una completa calamidad. Déspota, hedonista, drogata, sucio, caradura, patético..., reúne todas las peores características que puede tener un jefe al que odiar. Y sin embargo se hace querer a su manera. Llevada con ritmo ágil, reducido presupuesto y una correcta dirección de actores, la primera impresión es que estamos simplemente ante una película baratita, de baja calidad, zafia y grosera (lo es y mucho), pero hay que reconocer que Jefe tiene también algunos momentos graciosos. Las escenas del mensajero de la esposa o los de la vigilante existencialista que lee a Shakespeare y a Molière funcionan y arrancan inevitablemente la sonrisa. Sin embargo, el plato fuerte, claro, es Luis Callejo (Tarde para la ira). Nada funcionaría mínimamente sin su composición, donde da rienda suelta a una asombrosa colección de excesos sin cuento, verborrea y aspavientos del todo exagerados.

4/10

Últimos tráilers y vídeos