IMG-LOGO

Biografía

John Grey

John Grey

John Grey

Filmografía
Forty Naughty Girls

1937 | Forty Naughty Girls

Un crimen se produce detrás de la escena. La anciana maestra Hildegarde Withers investigará el caso junto al inspector de la policía Oscar Piper. Última entrega de la saga de seis películas que, en los años 30 del siglo XX, adaptaron varias novelas del escritor de misterio de Stuart Palmer. Aquí vuelve a meterse en la piel de Piper el actor James Gleason, mientras que Zasu Pitts encarnó a la carismática maestra Withers por segunda y última vez.

4/10
Cinemanía

1932 | Movie Crazy

Harold es un joven que sueña con triunfar en el mundo del cine. Por un error, la carta que acompaña a su petición de trabajo en Hollywood contiene una foto que no es la suya, sino la de un apuesto tipo, motivo por el cual es convocado para una prueba de galán. A pesar de sus buenos deseos, Harold resulta ser supertorpe y el auténtico prototipo del antiactor. Mientras organiza mil y un líos conoce a una famosa actriz, pero no la distingue del personaje de chica española cuando está caracterizado, por lo cual su carácter enamoradizo le provocará algún que otro problema.Harold Lloyd abordó en este film de su etapa sonora una historia de cine dentro del cine. Aunque el resultado es desigual -el sonido supuso un problema para el actor, en lo que a la agilidad narrativa de las tramas se refiere- hay algunos momentos notables, curiosamente los que se acercan más al puro gag mudo, como el del día lluvioso, cuando ayuda a la chica a poner la capota del coche; o la de la fiesta, francamente divertido, cuando por error Harold se pone la chaqueta llena de trucos de un mago.

6/10
¡Ay, que me caigo!

1930 | Feet First

Divertida película de la etapa sonora de Harold Lloyd. El film presenta tres tramos bien determinados. En el primero Harold es un joven dependiente de una zapatería que hace un curso por correspondencia para ganar en personalidad cara a tratar mejor a la clientela y prosperar. Más tarde, en la segunda parte, Harold se cuela en un barco donde viaje un magnate fabricante de zapatos, que le toma por un colega; él mantiene esa ficción, mientras trata de conquistar a la chica de sus sueños, a la que toma por hija del citado magnate, cuando únicamente es su secretaria; finalmente, tercer tramo, tenemos a Harold salvando mil y un obstáculos para entregar a tiempo una carta que le supondría al fabricante de zapatos un negocio redondo, y a nuestro héroe el reconocimiento de su valía. Los tres actos del film ofrecen momentos muy hilarantes. Cuando mejor funcionan los gags es cuando son puramente visuales, como cuando en el barco Harold intenta recuperar todos los ejemplares de una publicación, que incluye una fotografía suya bastante comprometedora. El tercer acto del film viene a ser como un “más difícil todavía” con respecto a El hombre mosca, pues de nuevo tenemos a Harold metido en líos, al ir a parar al andamio de un gran edificio, donde se verá obligado a resistir hasta llegar a la azotea. El actor filma él mismo sus arriesgadas escenas.

6/10
Coqueta

1929 | Coquette

Norma es la coqueta hija de un reputado doctor y una joven a la que le gusta flirtear con los chicos. Se fija, especialmente, en el temperamental Michael, un muchacho sencillo y humilde, y tiempo despues Norma y él quedan comprometidos. Pero el padre de ella no verá con buenos ojos esta relación. Mary Pickford, la que fuera estrella juvenil del cine mudo, protagoniza este drama interpretando un papel que ya tenía acostumbrado, el de una jovencita pícara y encandiladora. Por esta película recibió un Oscar a la mejor actriz.

5/10
Relámpago

1928 | Speedy

Speedy es un buen chico, muy enamorado de su novia Dillon, pero al que le cuesta centrarse en el trabajo. Con frecuencia le pierde su pasión por el béisbol, donde sigue con fruición a los Yanquis de Nueva York. Como fácilmente se disipa, sus trabajos de dependiente en una heladería o de taxista no lo duran mucho. Pero esto no quita para que tenga el ingenio por arrobas, lo que será muy útil para que eche una mano a Pop, el abuelo de Dillon, que conduce el único tranvía tirado por caballos de Nueva York. Un empresario sin escrúpulos le está presionando para que venda su concesión, y así hacerse con el control de todos los tranvías mecánicos.Inspirado film de Harold Lloyd, con momentos muy tronchantes, por ejemplo con el actor ejerciendo de taxista, donde conduce al auténtico y mítico jugador de béisbol Babe Ruth, que se muestra inesperadamente como un consumado intérprete. El film incluye una batalla campal entre el pueblo llano del barrio de Speedy, y los matones que intentan hacer que Pop pierda su concesión, y una loca e inusual carrera del tranvía equino por las calles neoyorquinas, al más puro estilo 'Ben-Hur'. También hay espacio para un humor más lírico y romántico cuando Speedy y su novia van a la feria, y hay buenos golpes cuando ambos toman un tranvía atestado de gente.

8/10
El hermanito

1927 | The Kid Brother

Harold es pequeño de los tres hermanos Hickory, que viven con su padre viudo, el mítico sheriff de Hickoryville. Aunque están muy unidos, lo cierto es que Harold es minusvalorado por los otros, considerado poco menos que un patán. Pero tendrá ocasión de hacerse valer cuando, coincidienco con la visita al pueblo de unos feriantes, desaparece el dinero para construir una presa que custodiaba el sheriff.Una de las grandes películas de Harold Lloyd, en que su personaje se aleja un poco del que solía representar, pues inicialmente sufre de cierto complejo de inferioridad, manifiesto cuando debe ejercer de sheriff para cancelar el espectáculo de los feriantes. Hay momentos divertidísimos, a cuento de Harold suplantando a la chica de la feria ante sus hermanos, que le cortejan inconscientes de su ardid; o poniéndose la ropa de su padre, o colocando un sombrero a un gorrino o un vestido de chica a una oveja... El actor está sembrado, y al tiempo hay momentos para el lirismo, en la subtrama amorosa, con fino humor, como cuando se abrazan y él cree que en su mano ha resbalado una lágrima, cuando se trata del comienzo de un aguacero. Antológico resulta el plano final de la pelea de Harold con su eterno enemigo, en que se levanta una enorme nube de polvo que, al disiparse, deja ver al rival tumbado en el suelo y a nuestro protagonista alejarse por el camino con su chica.

8/10
¡Ay, mi madre!

1926 | For Heaven's Sake

Harold Lloyd es un millonario al que le sale el dinero por las orejas, hasta el punto de que puede permitirse destrozar dos coches, y tirar de chequera para adquirir uno nuevo. Su estilo de vida es muy diferente al de un predicador y su hija, que dan de comer en una barriada pobre. Una serie de equívocos conducen a que Harold se convierta en involuntario benefector de la misión, algo que no va a desmentir, se enamora perdidamente de la muchacha.Divertidísimo film, de expresivo título original, "por el amor del cielo". Contiene gags de antología, como el de Harold reclutando a los maleantes del barrio para que acudan al sermón de la misión, o el de éstos rescatándole de sus amigos ricos, que quieren impedir que cometa la locura de casarse con la hija del predicador. Son muy meritorias las escenas urbanas de persecución, repletas de acrobacias y momentos peligrosos, en que se ven implicados tranvías y autobuses.

8/10
El estudiante novato

1925 | The Freshman

Uno de los mejores filmes de Harold Lloyd, de trama perfectamente cohesionada. Su personaje, Harold, es un joven ilusionado por iniciar su vida universitaria, para la que ha ahorrado con tesón. Pero una vez llega al campus, sus nuevos compañeros le toman el pelo todo el tiempo sin que él lo advierta, creyendo en cambio que se está haciendo tremendamente popular. Se enamorará de la chica que atiende la recepción de su residencia, y pondrá todo su empeño en formar parte del equipo de fútbol americano de su facultad.Como es norma general en el cine de Lloyd, abundan las escenas tronchantes. Sólo ver al actor dando unos ridículos pases de baile guay, con los que se presenta siempre ante propios y extraños, es para partirse de risa. Pero además el genial cómico sabe introducir en esta ocasión momentos muy líricos, de un agridulce a lo Chaplin. Ocurre en la fiesta en que un traje mal hilvanado le va a dar muchos problemas, hasta llegar el momento del ridículo mayúsculo, en que un compañero cruel le dice la verdad de que todos se burlan de él; ese momento duro, y el consuelo de la chica son muy emotivos. Por supuesto hay que destacar los últimos diez minutos de la cinta, en que Harold, chico del agua del equipo de fútbol, acaba jugando en un partido. Además de gags inspiradísimos, se contiene toda la emoción del género subdeportivo sobre el resultado incierto del envite.

9/10
Casado y con suegra

1924 | Hot Water

Harold era de los que decía que nunca se casaría, que nada había como ser el eterno soltero... hasta que dos ojos dulces le llevaron ante el altar. A partir de ese momento la trama de este divertido film de Harold Lloyd se articula en torno a tres tramos: una serie de recados que Harold debe hacer para su esposa; su paseo en el coche nuevo, acompañado por la familia política, lo que incluye una suegra insoportable, un cuñado gandul y un sobrino monstruito; y la equivocada creencia de Harold de que ha matado sin querer a su madre política. Hay pasajes genuinamente tronchantes, como la de Harold cargado de paquetes, a lo que se suma el pavo que le toca un sorteo; o los de la suegra sonámbula, para Harold un espectro regresado del más allá.

7/10

Últimos tráilers y vídeos