IMG-LOGO

Biografía

Jordi Bosch

Jordi Bosch

Jordi Bosch

Filmografía
El crédito

2020 | El crèdit

3 metros sobre el cielo

2010 | 3 metros sobre el cielo

Adaptación de la primera novela del italiano Federico Moccia, un fenómeno de ventas, sobre todo entre el público más joven, lo que propició una segunda parte titulada “Tengo ganas de ti”. Dio lugar a una adaptación italiana, Tre metri sopra il cielo (2004), de Luca Lucini. La versión española está protagonizada por el ídolo del público más joven Mario Casas, y la dirige Fernando González Molina, que ya tiene experiencia en trabajar con el actor, pues fue el responsable de Fuga de cerebros, y de episodios de la serie que le dio a conocer, Los hombres de Paco. El argumento tiene puntos en común con Crepúsculo, pero cambiando al vampiro por un chico problemático. Babi, niña pija de buenas maneras, estudiosa y con futuro, prepara su ingreso en la universidad. Al acudir con su novio a una fiesta, se cuela, junto a su grupo de amigos brutotes, Hache, un chico macarra, motero, rudo, con antecedentes judiciales. Hache intenta que ella le haga caso, a pesar de que está acompañada, lo que deriva en que acaba arrojando a Babi a la piscina, golpes brutales al novio y destrozo del coche de su chico. Sin embargo, Babi acaba sintiéndose atraída por el joven inadaptado, con el que volverá a reencontrarse en una carrera ilegal de motos a las que Hache es aficionado. Tres metros sobre el cielo está diseñada con tiralíneas para ser un gran éxito, pues se basa en una novela conocida, el protagonista tiene tirón, y retrata a cierta juventud actual bastante reconocible. Además, cuenta con una buena factura técnica y un reparto solvente, ya que Casas es ideal para el inadaptado protagonista, le acompaña la siempre solvente María Valverde, y ambos están arropados por secundarios lo suficientemente eficaces, como Diego Martín (Pájaros de papel), Nerea Camacho (Camino), Jordi Bosch (Boca a boca), etc. Sin embargo, los personajes son arquetipos de la chica buena, y el chico ‘malote’, y la acción es predecible y sobre todo, poco creíble. El exhibicionismo de la actriz principal resulta cansino, pues resulta difícil llevar la cuenta de las veces que se queda en ropa interior, con excusa o sin ella. Aparte de todo esto, se está vendiendo a los jóvenes un elogio de la vida salvaje demasiado irreal. Una cosa es realizar un retrato simpático del ‘rebelde sin causa’ tipo James Dean, los muchachos protagonistas de Rebeldes, los mods de Quadrophenia, o el típico motero o pandillero, y otra ensalzar la figura de un delincuente como el que interpreta Mario Casas, violento, maltratador y bastante irresponsable. Las consecuencias a las que darían lugar sus acciones en la vida real no se ven en la pantalla, pues se libra ‘milagrosamente’ de un juicio por un acto tremendamente vandálico, con el testimonio de la chica que está enamorada de él, mientras que un acoso mafioso en toda regla a una profesora deriva en una pequeña riña de enamorados y ya está.

4/10
Mil cretinos

2010 | Mil cretins

Como es habitual, el director catalán Ventura Pons rueda a ritmo de película anual. En esta ocasión, su propuesta es diferente a los dramas a los que se dedica desde finales de los 90, y los momentos más cómicos se parecen en cierta manera a las primeras comedias que rodó, en la línea de ¡Rosita, please! y similares. El argumento se compone de numerosos relatos cortos aparentemente inconexos, aunque al final se explica la relación entre ellos. Como suele suceder en este tipo de películas, el nivel es irregular. Algunos segmentos están muy bien resueltos, sobre todo el relato del escritor que alaba en una entrevista la obra de un autor joven, lo que desencadena consecuencias inesperadas. Otros son menos interesantes, y bastante surrealistas, como el de la mujer a punto de suicidarse, un hombre que va a visitar a una residencia a su padre, que se viste con ropa interior de mujer, un tipo al que le ha enviado una carta su ex novia, pero antes de recibirla se ha suicidado, la señora que limpia su casa hasta vaciarla por completo incluso de muebles y baldosas, un profesor que ante la visión de un niño que sangra tras haber sido herido con una botella rota, le reprende por no haberle dado los buenos días... Especialmente insufrible es la parte formada por varios relatos mudos, en homenaje a los primeros tiempos del cine, y que recrean a base de humor muy simplón historias clásicas, como “La bella durmiente”, “Robin Hood”, “Guillermo Tell” y la Anunciación a María del Evangelio. Pons cuenta con un amplio reparto, que incluye a actores muy solventes, como Julieta Serrano, Jordi Bosch, Joel Joan, Roger Príncep o Santi Millán. Todos realizan correctos trabajos y logran arrancar sonrisas ocasionales. Pero el film trivializa los temas centrales que trata, como la vejez, la muerte y la eutanasia, y el conjunto decepcionará incluso a los incondicionales del prolífico Ventura Pons.

4/10
Barcelona (un mapa)

2007 | Barcelona (un mapa)

Un matrimonio mayor decide despedir a los inquilinos alquilados en su casa de Barcelona. El motivo es que él está enfermo y desea pasar sus últimos momentos en soledad, con la sola compañía de su mujer. De este modo, ambos hablarán, uno a uno, con sus huéspedes: la profesora de francés, el guardia de seguridad y la emigrante argentina. De las conversaciones saldrán a la luz diversas historias y demás. El desigual Ventura Pons (Actrices) dirige una película intimista, teatral, rodada casi completamente en interiores, con tonos pastel y luces artificiales de hogar rancio, antiguo. Cuenta con dos grandísimos intérpretes como protagonistas, y tanto José María Pou como Núria Espert logran que nos interesemos por sus vidas, por su pasado. Sin embargo, poco a poco Pons va derivando su guión y sus imágenes hasta derroteros cada vez más sórdidos, en donde salen a relucir secretos inconfesados y situaciones grotescas, que incluyen travestismo, adulterio, homosexualidad e incesto. Y no hay más en esta especie de mirada atrás de sus personajes: la visión existencial de Pons, muy material y pobre, transmite al espectador una honda tristeza ante la esterilidad de las vidas que presenta. Al final sólo se salvan las buenas actuaciones y una dirección competente.

3/10
La educación de las hadas

2006 | La educación de las hadas

Adaptación de una novela del francés Didier van Cauwelaert, en la que el veterano José Luis Cuerda no acaba de dar con el necesario equilibrio entre el drama por un desengaño amoroso, y el aire de cuento de hadas. Narra el flechazo instantáneo que experimenta Nicolás, fabricante de juguetes y cuentacuentos, al coincidir en un vuelo con Ingrid, viuda de un capitán del ejército italiano que murió en Irak, y su hijo de diez años Raúl. Y en efecto, formarán una familia aparentemente feliz. Hasta que, sin motivo aparente, Ingrid quiere dar la relación por terminada. Lo que provoca la desesperación de Nicolás, que está dispuesto a cualquier sacrificio para seguir con ella. Aunque puede que un ‘hada’, en forma de cajera de supermercado argelina, arregle las cosas con su ‘magia’. Tal vez Cuerda quiere decirnos que el mundo actual es un ‘mix’ de nacionalidades, pues aunque la trama transcurre en España, los personajes compatriotas brillan por su ausencia: el protagonista (Ricardo Darín) es argentino, su amada (Irène Jacob), francesa y viuda de un italiano, el hijo, pues eso, medio francés, medio italiano, y la cajera, magrebí. Pero tal afirmación nada tiene que ver con la historia. Y en cuanto las dudas de Nicolás por el amor de Ingrid, son las mismas del espectador, y la respuesta al enigma, más vieja que el mundo (o casi). El toque mágico no lo parece, el entero film sabe a decepción. Lástima.

4/10
Va a ser que nadie es perfecto

2006 | Va a ser que nadie es perfecto

Esto era un sordo, un cojo y un ciego que van en un coche... No es un chiste, sino el argumento de la última comedia del especialista Joaquín Oristrell. Carlos, el ciego, está a punto de casarse, y para celebrarlo se dispone a ir al cine y después a tomar unas copas, en plan despedida de soltero, con Rubén, el sordo, y Dani, el cojo, que les lleva en su coche. Carlos conocerá a Yolanda, una chica con la que parece llevarse mejor que con su futura esposa. Rubén se enamora de Patricia, que asegura ser minusválida porque no puede distinguir los sabores. Dani se da cuenta de que le atraen los otros hombres. Tan ligera como los demás trabajos de Oristrell, y aunque se alarga en exceso y recurre al humor chabacano, lo cierto es que acumula diálogos y situaciones de cierta hilaridad. No en vano, cuenta con la gracia natural de Tejero, el talento de Santi Millán y la polivalencia de José Luis García Pérez, que un día dará la campanada cuando le den un papel a su altura.

4/10
Deseo (2002)

2002 | Deseo

España, 1945. Elvira malvive con su madre enferma y con su hermana menor. Su padre murió en la Guerra Civil y su marido está en la cárcel. Son una familia de ideas comunistas, en el punto de mira del régimen franquista. Elvira es una buena chica que espera el regreso de su marido, pero cuando entra a trabajar como sirvienta en casa de un joven argentino de origen alemán, ambos se enamorarán perdidamente. Lo que no sabe es que ese argentino, Pablo, es un espía al servicio de los nazis. El español Gerardo Vera (Segunda piel) dirige a un plantel de actores argentinos –Leonardo Sbaraglia, Ernesto Alterio, Cecilia Roth–, junto a la madrileña Leonor Watling en este film cuyo argumento –entre la pasión amorosa y la política– resulta bastante simplista, en su pintura de una España en connivencia con los nazis. Los actores se esfuerzan, pero la cosa no da para mucho.

4/10
Silencio roto

2001 | Silencio roto

Año 1944. La guerra civil española terminó hace años. ¿Seguro? En las montañas del Pirineo navarro, el maquis libra su particular batalla con el régimen de Franco. En tal contexto llega la joven Lucía a pasar una temporada a un pueblo de estas montañas. Allí descubre su primer amor, el idealista y algo ignorante herrero del pueblo. Pero también descubre la división que existe entre la gente, dos bandos irreconciliables. Y el silencio de unas personas que no se atreven a hablar, y que cuando lo hacen pueden producir las más terribles heridas en el alma. El director navarro Montxo Armendáriz (Tasio, Secretos del corazón) hurga sin miedo en nuestro pasado: “La película no trata de posicionarse o valorar los comportamientos de quienes participaron en la trágica contienda en que se sitúan los hechos que se relatan, ni pretende reabrir viejas rencillas: su finalidad es recuperar un trozo de nuestra memoria histórica y reflejarla con toda la objetividad posible.” En el reparto destacan más los veteranos que los jóvenes, unos inspirados Mercedes Sampietro y Álvaro de Luna.

5/10
Carretera y manta

2000 | Carretera y manta

Una apasionada esposa se lía la manta a la cabeza cuando decide alejar a su marido definitivamente de la cárcel. Para la huida, secuestra a un joven matrimonio. El argumento regala momentos de auténtico desmadre y el final resulta inesperado. Road movie la española con actores de garantía para pasar un buen rato. 

5/10
El porqué de las cosas

1995 | El perquè de tot plegat

Película coral, compuesta por historias independientes, recreadas a partir del libro de Quim Monzó, uno de los autores de referencia de Ventura Pons. Son pequeñas instantáneas de la vida, que muestran las pulsiones por las que se mueve el ser humano.

5/10
Boca a boca

1995 | Boca a boca

Víctor es un aspirante a actor que necesita dinero para poder sobrevivir, por lo que acepta un empleo como telefonista de una línea erótica, mientras realiza pruebas para conseguir un papel que lance su carrera. Tras intimar con uno de sus clientes a través del teléfono, se ve involucrado en una turbia trama criminal, inducido por una enigmática mujer que no resulta ser lo que parece. Divertida mezcla de humor e intriga a lo Hitchcock, por la que Javier Bardem consiguió el Premio Goya a la mejor interpretación, así como el Fotogramas de Plata en la misma categoría. Lo mejor es un guión ágil y unas buenas interpretaciones, no sólo de Bardem, sino también de Josep Maria Flotats, considerado uno de los mejores actores del teatro catalán y que no se había prodigado excesivamente en la pantalla grande.

4/10
La fiebre del oro

1993 | La febre d'Or

Barcelona, 1880. Nadie sabe lo que tiene hasta el día que lo pierde. Gil Foix era un hombre pobre y no poseía nada de valor, hasta que un día se convierte en millonario gracias a una estupenda inversión que realizó en la bolsa de Barcelona. Pero debido a la codicia y a los aires de grandeza sumados a la llegada de una importante crisis, pronto el dinero que tan rápidamente amanso se esfumará con la misma velocidad. Basado en la novela de Narcís Oller, se trata de un extenso drama histórico que relata cómo la crisis financiera afecta a un hombre que acaba de salir de la escasez y cómo afronta los nuevos desafíos que se le presentan. El versátil Fernando Guillen interpreta con empaque al protagonista Gil Foix. 

5/10

Últimos tráilers y vídeos