IMG-LOGO

Biografía

Rosa Maria Sardà

Rosa Maria Sardà

78 años ()

Rosa Maria Sardà

Nació el 30 de Julio de 1941 en Barcelona, España
Falleció el 11 de Junio de 2020 en Barcelona, España

Premios: 2 Goya

Icono del cine español

11 Junio 2020

¡Qué gran dama! ¡Qué gracia natural! ¡Qué talento! La actriz, humorista y presentadora Rosa María Sardà falleció a los 78 años, el 11 de junio de 2020, según informó la Academia de Cine en Twitter. Su punto fuerte era hacer reír, pero también brillaba en un registro dramático. Y aunque la película no estuviera a la altura, daba igual, porque sin duda era una mujer entrañable que elevaba cualquier producción en la que se involucrara, al menos en la parte del metraje en la que saliera ella.

Nacida el 30 de julio de 1941 en la misma ciudad, Rosa Maria Sardà i Tàmaro provenía de una familia muy humilde. Desde siempre sintió la vocación actoral: “De niña me encantaba el teatro y jugaba a las actrices antes que a cualquier otra cosa”, declaró. A pesar de todo, desde los 14 años empezó a ejercer las más diversas profesiones para ayudar a los suyos a salir adelante. “Si eras pobre tenías que espabilar”.

Una de sus ocupaciones para ganarse la vida consistía en vender enciclopedias. “En aquella época ya apuntaba maneras como actriz, pues iba casa por casa convenciendo a todos de que las colecciones que vendía eran básicas en sus vidas”, ha comentado sobre ella Álex de la Iglesia.

Actriz tardía, de formación autodidacta, hasta los 24 años no logró su sueño de debutar en el teatro, cuando fue reclutada por la compañía de Dora Santacreu y Carlos Lucena para representar “Cena de matrimonios”, de Alfonso Paso. Fue poco a poco haciéndose un nombre en las tablas hasta convertirse en una de las actrices más conocidas de su tierra, donde llenaba los teatros, con obras como “Duet per a violi” o la versión catalana de “Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?”, de Adolfo Marsillach.

A pesar de sus numerosas apariciones televisivas, tardó en pasar al cine, pues aunque en 1970 apareció muy brevemente en la comedia El certificado, realizó su debut oficial en 1981, como secundaria en El vicari d’Olot, de Ventura Pons. Y es que se considera sobre todo una actriz de teatro. “Me casé con él muy joven, y luego, ya en la madurez, me convertí en una adúltera por culpa del cine”, explica en clave de humor la actriz.

A partir de los 80 se prodiga más en la gran pantalla, en títulos como Moros y cristianos, de Luis García Berlanga, La niña de tus ojos o A mi madre le gustan las mujeres. Aunque la llaman casi siempre para comedias, Ventura Pons confía en sus cualidades dramáticas, en títulos como ActricesCariciasAmigo/amado y la tragicomedia Anita no pierde el tren, donde era una taquillera que tras tres décadas de trabajo es prejubilada cuando derriban el local. Fue también la madre de Penélope Cruz en Todo sobre mi madre, de Pedro Almodóvar.

En la pequeña pantalla se hizo extremadamente popular. Primero en el circuito catalán con “Per molts anys” y después en todo el país con “Ahí te quiero ver”, que combinaba entrevistas con divertidos sketches, como aquellos en los que interpretaba a una mujer que tenía completamente anulado a su marido –Enric Pous– al que le decía aquello de “Honorato, ¿ponemos la tele un rato?”. “Me recuerdan sólo por ese programa, porque la gente sólo ve la televisión básicamente. Pocos son los que van al teatro, pero esos me recuerdan por “Madre Coraje” y otras obras”, comenta la actriz.

Rosa Maria Sardà recibió un golpe muy duro cuando uno de sus hermanos murió por culpa del sida en los 80. Otro hermano, Javier Sardà, se convirtió en uno de los grandes de la radio española y posteriormente arrasó en la televisión. Ella se casó con Josep Maria Maint que se hizo famoso como integrante de La Trinca, un trío de cantantes satíricos. Se divorciaron pero fueron padres de un niño, Pol Mainat, que seguiría los pasos interpretativos de su madre, y coincidió con ella en la serie Abuela de verano.

Además de demostrar su valía con papeles como la madre de Laia Marull, en Te doy mis ojos, Rosa Maria Sardá ha ganado dos premios Goya a la mejor actriz de reparto por las películas ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo? Sin vergüenza. Además, demostró su enorme profesionalidad como presentadora de la gala de estos galardones en varias ocasiones.

La Academia de Cine le entregó la Medalla de Honor en reconocimiento a su carrera artística. “Rosa Maria Sardà es al cine español lo que Humphrey Bogart al cine negro”, dijo sobre ella Álex de la Iglesia, por su carácter de icono del cine español. Aunque ella se sintió halagada, replicó a De la Iglesia. “No me lo esperaba, pero pensé que me llamabas para ofrecerme una película”, dijo Rosa Maria Sardà, que posteriormente no ha parado de hacer bromas al respecto. “Es un honor que te comparen con Bogart aunque no soy nada mitómana. Eso sí, me fastidia un poco que me comparen con hombres, existiendo otros modelos, como Marilyn Monroe, con los que guardo más paralelismos”.

Goya
2002

Ganador de 1 premio

Goya
1994

Ganador de 1 premio

Filmografía
Salir del ropero

2020 | Salir del ropero

Eva, una joven y prometedora abogada española afincada en Edimburgo, ve peligrar sus planes de boda con el heredero de una importante y ultraconservadora familia escocesa cuando se entera de que su abuela, Sofía, ha decidido casarse… con su amiga del alma, Celia. La decisión de Sofía de casarse a sus 74 años con Celia, desafiando todos los convencionalismos sociales y religiosos, pone patas arriba la vida de Eva, que intentará impedir por todos los medios que esa boda se celebre, con la complicidad de Jorge, el hijo de Celia, que se une a la causa de Eva por diferentes razones. Pero Eva no cuenta con la reacción del resto de su peculiar familia que, lejos de ayudarla, apoya la decisión de las ancianas. Entre enredos, mentiras piadosas, robos, atropellos, sensacionalismo mediático y situaciones delirantes, Eva poco a poco va comprendiendo qué es lo que verdaderamente importa en su vida.

El vicario de Olot

2017 | El vicario de Olot

Aprovechando la visita de un monseñor de alto copete, en un pueblo catalán se pone en marcha un Congreso de Sexología: unas jornadas para tratar de la religión y el sexo. La razón es que el sexo está muy presente entre el pueblo, incluido el joven vicario que es sobrino del monseñor. Una parte de las habitantes no verá con buenos ojos esta iniciativa y las dos facciones disputarán entre sí, hasta que finalmente llegarán a un consenso. Comedia burlesca y un tanto disparatada de Ventura Pons, centrada en dos de los temas que le obsesionan. El reparto coral y algunas situaciones divertidas son lo único relevante de la propuesta.

3/10
La reina de España

2016 | La reina de España

Dieciocho años después, cabía esperar que La niña de tus ojos hubiera alcanzado la mayoría de edad, que una cinta ocurrente aunque discreta, hubiera crecido en risas y sana memoria histórica con La reina de España. Pero no, esta secuela nuevamente dirigida por Fernando Trueba, con gran parte del reparto del film original, cine dentro del cine donde los rodajes en la Alemania nazi dan paso a las superproducciones americanas en la España de Franco, resulta decididamente fallida, un querer y no poder. En parte puede haberle pesado a Trueba firmar el guión en solitario, no contar con el apoyo de su entonces coguionista Rafael Azcona. Macarena Granada se ha convertido en una gran actriz de Hollywood, con Oscar incluido y la adjudicación de numerosos romances además de un matrimonio de un año de duración que remeda el de Sara Montiel con Anthony Mann. Y la España de Franco, en los años 50, quiere estrechar lazos con Estados Unidos, lo que propicia facilidades financieras para filmar una gran superproducción en inglés, pero patriótica, pues se trata nada menos que de contar la historia de Isabel la Católica, un papel ideal para Macarena, que estará a las órdenes de un legendario director. Al mismo tiempo regresa del extranjero Blas Fontiveros, director de cine y antiguo amor de Macarena, al que todo el mundo daba por muerto. Hasta el punto de que su esposa, supuesta viuda, se ha casado con un pez gordo del régimen. Éste quiere que todo siga igual, así que con nocturnidad y alevosía, la policía franquista lo detiene y le lleva a realizar trabajos forzados en el Valle de los Caídos, donde la idea es que tenga "un accidente". Por supuesto, sus viejos compañeros de fatigas fílmicas intentarán el rescate. La idea podía tener gracia, con amable mirada nostálgica a un tiempo irrepetible, pero no la tiene. El director y guionista no da con el timing alocado que exigiría una comedia de estas características, además de que los mimbres de la trama son muy, muy endebles, con bromas hetero y homosexuales sonrojantes, más el cansinismo del director borrachín y senil, o el maquinista macizo del que se enamora la diva. La idea de planear la fuga de Fontiveros tampoco resulta convincente. Y malgastar los veinte primeros minutos de la cinta en la sorpresa que se llevan unos y otros de que su amigo Fontiveros está vivo resulta un error colosal. Algunas ideas –Macarena sorprendida por lo nefasta que era la reina Isabel, o su penita porque su padre murió en las cárceles del Caudillo– están metidas de clavo, no fluyen con naturalidad, les pesa su pequeña carga ideológica, en la que por fortuna no se insiste demasiado. Hasta algunos cabos quedan demasiado sueltos. De modo que sólo una mirada indulgente ayuda a ver la película, seguir a un plantel de buenos actores, aunque demasiado numeroso, lo que lleva a la dispersión. Resulta curioso decirlo, pero el mejor momento del film, casi mágico, asoma al final, cuando ya es demasiado tarde, con un Francisco Franco interpretado de maravilla por Carlos Areces.

4/10
Rey gitano

2015 | Rey gitano

Cuando muere su madre, el gitano Gaje se entera de que en realidad es hijo ilegítimo del rey. Contrata a dos desastrosos detectives poco activos, Jose Mari y Primitivo, para seguir a la familia real, de cara a conseguir algún resto que posibilite un análisis de ADN, antes de la coronación de Felipe VI. Juanma Bajo Ulloa no sabe por dónde tirar. Once años después del fracaso de la interesante Frágil, ha decidido recuperar el espíritu de Airbag, comedieta poco inspirada que se convirtió en el film más taquillero del cine español hasta que le tomó el relevo Torrente, el brazo tonto de la ley. Incluso repiten muchos de los actores, como Karra Elejalde, Manuel Manquiña, Rosa María Sardá, Albert Plá, Santiago Segura y Pilar Bardem, a los que se unen María León y Arturo Valls. De nuevo el cineasta demuestra su talento visual, pues algunas imágenes como los viajes en moto del personaje de León, al ritmo de la música logran gran fuerza. Rey gitano cuenta también a su favor con la gracia natural de alguno de los actores, sobre todo Elejalde y Manquiña. Pero Bajo Ulloa se ha empeñado en escribir un guión poco inspirado, agotador en su sucesión de disparates surrealistas sin demasiada gracia, mientras que sus supuestas críticas a la monarquía pierden fuelle por falta de sutilidad. En algunos momentos se echa mano de la escatología, en otros intenta recordar a los investigadores de tebeo de Francisco Ibáñez, o se incluyen referencias a títulos como Aterriza como puedas, pero ni aún copiando se consigue que el film funcione. Para colmo de males, Rey Gitano se alarga hasta la extenuación, llegando a las dos horas de metraje, excesivas incluso en el caso de que consiguiera hacer reír.

3/10
Ocho apellidos catalanes

2015 | Ocho apellidos catalanes

El andaluz Rafa ha roto con la vasca Amaia, no se hacía a la idea de vivir en Euskadi, fuera de su amada Sevilla. Pero cuando se entera de que va a casarse con un catalán cruzará la península para evitar la boda, en la que también el veterano pescador Koldo tratará de reconquistar a Merche, de la que se ha distanciado. Ocho apellidos vascos conectó con los espectadores españoles, incluso con los más reacios al cine patrio, por su visión amable de las diferencias autonómicas, y porque hacía reír. Logró lo que parecía poco probable, superar a Lo imposible como la película española más taquillera de todos los tiempos. El director Emilio Martínez Lázaro ha tardado poco más de un año en tener lista una secuela para aprovechar el fenómeno, esta vez incorporando al partido a Cataluña, aunque en cierta manera se la jugaba, pues el film se estrena en el período más conflictivo por la cuestión independentista. No ayuda que el film sea un poco más subido de tono que su predecesor, quizás por influencia de Martínez Lázaro, responsable de El otro lado de la cama, al que el original sólo le cayó de encargo. Aún así el realizador sale airoso, gracias a los guionistas, de nuevo Borja Cobeaga y Diego San José, que consiguen un arreglo eficaz con cuidado a la hora de sacarle punta a los tópicos localistas. Aunque esta vez ninguno de sus gags se recuerda más allá de la salida del cine, y no todos los elementos están bien aprovechados, sí que arrancan algunas risas, en momentos como el que tiene lugar en la madrileña estación de Atocha, el bar donde se reparte jamón... Si en la primera echaron mano de Bienvenidos al norte como referente, aquí han recurrido como inspiración a la alemana Good Bye, Lenin!, para dar lugar a una subtrama en la que el novio monta un guirigay para hacer creer a su anciana abuela que Cataluña ya se ha independizado. Precisamente este último personaje brilla entre los recién llegados, por el talento de Rosa María Sardà, muy por encima de los eficaces, y poco más, Berto Romero y Belén Cuesta. A su lado, vuelven a sacarle tajada a sus personajes Clara Lago, Karra Elejalde, Carmen Machi y sobre todo un Dani Rovira que parece tener espontaneidad para rato.

4/10
Año de Gracia

2012 | Any de Gràcia

David es un joven de pueblo, que se va a estudiar Bellas Artes a Barcelona, se independiza al fin de sus desastrosos padres. Pero va a ser dependiente de quien le aloja, Gracia, una anciana que le acoge a cambio de que ayude en la casa, siguiendo un programa social del ayuntamiento. En la convivencia surgen los roces, pues David tiene ansias de libertad, y Gracia, además de arrastrar bastantes manías, aplica sus particulares reglas.Ventura Pons sigue rodando a buen ritmo, pero la pregunta que surge es si lo que rueda merece la pena y tiene público. Con un guión coescrito con Carme Morell y Jaume Cuspinera, entrega una historia iniciática bastante superficial de joven que ingresa en la vida adulta, chocando con el decepcionante mundo de los adultos que fallan y entregan una envenenada herencia. Año de gracia centra el tiro en el choque generacional entre David y Gracia, y a ello se suma el empuje desbordante del protagonista, con su deseo de ligar con Noa, la chica más guapa e interesante de la clase.Los actores hacen un trabajo correcto, no podía ser menos teniendo a la veterana Rosa Maria Sardà en el reparto, a la que se suman intérpretes bastante naturales, como el protagonista Oriol Pla. El problema es lo endeble y previsible de la trama, la película acaba casi por derribo, en realidad no hay mucha munición en la cartuchera narrativa; de modo que, en el mejor de los casos, el film tiene interés como radiografía de una sociedad cansada, que ignora el significado de la palabra "compromiso", desorientada y sin rumbo, demasiado individualista y quejica, a la que sólo parecen quedar cierta camaradería y el camino del hedonismo fácil, droga y sexo rápidos, para seguir adelante buscando algo mejor, que no se sabe qué es.

3/10
Maktub

2011 | Maktub

Algo en el hogar de Manolo no marcha bien. Casado con Beatriz y con dos hijos, las relaciones familiares se han ido deteriorando progresivamente. Cercana la Navidad, tal situación podría cambiar por el encuentro inesperado de Manolo con Antonio, un chaval que padece cáncer, hijo de madre soltera, Mari Luz. Con su liante desparpajo, Antonio logra enredar a Manolo para que le preste un poco de su afecto y tiempo, y esta posibilidad de ayudar al prójimo tendrá un efecto contagioso en todo su entorno. Una grata sorpresa. Esta película familiar con formato de cuento navideño, escrita y dirigida por Paco Arango, hasta ahora curtido con la creación de las series televisivas ¡Ala... Dina! y El inquilino, tiene la nada desdeñable virtud de funcionar. Porque no es tan sencillo manejar los recursos típicos -y por tanto, manidos- de este tipo de filmes, con idea de divertir y conmover, apelando a los buenos sentimientos del espectador, y lograrlo. Arango alcanza el deseado equilibrio entre comedia y drama, y propone una fábula con enseñanzas sobre el sentido de la vida y la enfermedad, hablando sin complejos ni empachos de la muerte, la trascendencia, el amor, la capacidad de perdonar, la fidelidad y las relaciones entre padres e hijos. Y en singular mezcla de géneros, hasta se permite una sorpresa final casi de thriller o “cuento asombroso”, que ciertamente se ve venir, pero que está eficazmente entregada. Hay un acierto completo en el casting, Arango tiene a un grupo de actores que se mueven bien en un terreno donde deben a la vez provocar risas y mover a la reflexión por sus distintas encrucijadas, qué grandes son Aitana Sánchez Gijón, Amparo Baró, Goya Tolelo, Mariví Bilbao, Enrique Villén, Rosa María Sardà, e incluso sólo cabe calificar de inteligente el fichar al popular “perdido” Jorge García como inmigrante mexicano repartidor de comida rápida. Diego Peretti es perfecto para el buscado efecto tragicómico, da el tipo de hombre agobiado que a la vez nos hace reír. El resto de adultos, muy bien escogido, cumple sobradamente. Puestos a destacar un actor -y todos los chavales están muy bien-, se lleva la palma el joven debutante Andoni Hernández, el chico enfermo, que compone un personaje clave con la solidez de todo un profesional.

6/10
La vida empieza hoy

2010 | La vida empieza hoy

Comedia dramática de Laura Mañá, más conocida como actriz, aunque como directora ha sido responsable de algún título esforzado, como Palabras encadenadas. Ahora dirige a un reparto coral hispano-argentino, en el que predominan los actores veteranos, en un film que gira casi por completo en tono al tema del sexo, en la tercera edad. Entrecruza los periplos de varios ancianos que asisten a clases de sexo. Olga, la profesora, les anima a tener en cuenta que sus cuerpos han envejecido, y les manda hacer ejercicios, como escribir acerca de sus fantasías eróticas. Juanita, una viuda sin hijos con problemas auditivos, vive con el recuerdo constante de su marido. Herminia es una mujer coqueta que conoce en un bar a un viudo argentino que acaba de instalarse en la casa de su hijo sin preguntar previamente si podía hacerlo. Pepe es un hombre casado que se acaba de jubilar y acaricia la idea de dejar a su esposa para irse a vivir con su amante, pero ésta no acepta, y decide romper con él. Lo único salvable son los actores principales, cuyas sentidas interpretaciones logran salvar por momentos un film con muy poco interés. Todo es frívolo, absurdo y surrealista, y la supuesta “gracia” consiste en mostrarnos a los ancianos protagonistas utilizando vibradores, material erótico diverso, ataviados con parafernalia “sado”, etc. La subtrama argentina promete en un primer momento, y se sustenta en los trabajos de Eduardo Blanco y Osvaldo Santoro, pero da un giro hacia la chabacanería, en las secuencias del anciano masturbándose con su nieto, y pierde fuelle por completo.

2/10
Rivales

2008 | Rivales

Comedia española muy ligerita en la línea habitual de la filmografía de su director, Fernando Colomo (El próximo Oriente). Aquí dirige una película de historias cruzadas, con el mundo del fútbol amateur como nexo de unión. En efecto, se va a jugar un partido en Sevilla entre los componentes de dos equipos infantiles de Madrid y Barcelona, y el evento, además, coincide con el enfrentamiento televisado de sendos equipos de primera división. La película sigue diferentes subtramas, correspondientes a algunos jugadores de los equipos y a sus padres, y el guión incide en las relaciones entre los distintos padres, las discusiones con los hijos, los encuentros amorosos, etc., que tienen lugar durante el trayecto y en la estancia en el hotel. Lo mejor es sin duda la composición de Ernesto Alterio, un actor que posee un extraordinario don para hacer reír a los demás. Aquí vuelve a estar a la altura de otros papeles suyos, como en Días de fútbol o El método. Es de lo poco salvable del conjunto, aunque por otra parte, en una película coral como ésta los personajes tienen poco recorrido. En cuanto al contenido, el film incluye lo que se puede esperar de este tipo de comedias simples, simples, simples: multitud de referencias picantes, ex curas ligones, intercambio de parejas, relaciones homosexuales, chica cañón, malentendidos, mentiras, etc. Pese a su chabacanería, el aire de la cinta es ciertamente trivial y la cosa no pasa de ser un entretenimiento liviano, con algún momento divertido y su moraleja-crítica en torno a las rivalidades entre Madrid y Barcelona, éstas concretadas en el mundo del fútbol. Y que al director no le gusta este deporte parece claro después del artificial colofón protagonizado por Rosa Maria Sardà.

3/10
Barcelona (un mapa)

2007 | Barcelona (un mapa)

Un matrimonio mayor decide despedir a los inquilinos alquilados en su casa de Barcelona. El motivo es que él está enfermo y desea pasar sus últimos momentos en soledad, con la sola compañía de su mujer. De este modo, ambos hablarán, uno a uno, con sus huéspedes: la profesora de francés, el guardia de seguridad y la emigrante argentina. De las conversaciones saldrán a la luz diversas historias y demás. El desigual Ventura Pons (Actrices) dirige una película intimista, teatral, rodada casi completamente en interiores, con tonos pastel y luces artificiales de hogar rancio, antiguo. Cuenta con dos grandísimos intérpretes como protagonistas, y tanto José María Pou como Núria Espert logran que nos interesemos por sus vidas, por su pasado. Sin embargo, poco a poco Pons va derivando su guión y sus imágenes hasta derroteros cada vez más sórdidos, en donde salen a relucir secretos inconfesados y situaciones grotescas, que incluyen travestismo, adulterio, homosexualidad e incesto. Y no hay más en esta especie de mirada atrás de sus personajes: la visión existencial de Pons, muy material y pobre, transmite al espectador una honda tristeza ante la esterilidad de las vidas que presenta. Al final sólo se salvan las buenas actuaciones y una dirección competente.

3/10
Chuecatown

2007 | Chuecatown

Comedieta española, muy pero que muy "española", que aprovecha el tirón mediático del asunto gay y ambienta la acción en el madrileño barrio de Chueca, centro del mundo homosexual de la capital de España. La trama, escrita y dirigida por Juan Flahn se inspira en el cómic de “Rafa”, célebre entre los ambientes que amablemente retrata. Leo y Rey son dos gays simpáticos y sencillos, buena gente, que se ven envueltos por casualidad en una turbia trama de asesinatos de ancianas que están teniendo lugar en el barrio. Sin embargo, lo más difícil para ambos será lidiar con la madre de Rey, Antonia, una mujer que es un verdadero terremoto y que se ha propuesto separar a Leo de su hijo. Mientras tanto, la agente de policía Mila y su palurdo hijo Luis van detrás del asesino. Éste es un agente inmobiliario obsesionado con crear de Chueca un barrio perfecto, limpio, lleno de juventud y modernidad. Algo así como el paraíso de la “metrosexualidad”. Juan Flahn, guionista de Insomnio (1998) o de series como Ana y los 7, debuta en el largometraje y hace notar cierto oficio para que el decidido tono de comedia, muy ligerita y frívola lógicamente, no se desequilibre demasiado hacia lo desagradable o grotesco. Hay momentos divertidos y los personajes tienen entidad. Esto no quita que se cargue la mano en la explicitud de alguna escena y en los diálogos verduleros y procaces, sobre todo en los pronunciados por Concha Velasco. El desparpajo de la actriz es divertido, pero también impactante: parece una metralleta de insultos, palabras malsonantes y guarrerías. Pero a la postre, quizá su exagerado personaje sea lo mejor del film, junto con la candidez de Pepón Nieto y el leve papel de Rosa Maria Sardà (es original que base su investigación en el perfume del asesino en serie, como un trasunto del Grenouille de Süskind). Por lo demás, Flahn parece no poder contenerse en algún ridículo y despectivo comentario hacia el “papa Wojtyla” o en el brindis por el concejal socialista Pedro Zerolo.

3/10
Vete de mí

2006 | Vete de mí

Vete de mí es una película hecha al alimón por Víctor García León –director y guionista– y Jonás Trueba –coguionista–, que ya habían hecho juntos una película que hacía honor a su título, Más pena que gloria. Los hijos, respectivamente, de J.L. García Sánchez y Fernando Trueba, entregan una comedieta ligera, con algún punto gracioso, en torno a una relación padre-hijo. Santiago es actor, divorciado, vive con una joven actriz desde hace dos años. Guillermo vive con ‘mamá’, y no se centra; miente más que habla, y tiene la cara tan dura como el pedernal. El caso es que el chico es puesto por su madre de patitas en la calle, y se presenta de improviso en la casa paterna, donde va a alterar el ordenado mundo que se ha fabricado. La trama juega a la inversión de roles, hasta su casi convergencia: el padre demuestra ser tan inmaduro como el hijo, en el hijo asoma algo que la gente poco exigente calificaría como ‘responsabilidad’. Juan Diego y Juan Diego Botto están graciosetes, pero la película, una vez planteada, se estanca.

4/10
Dos tipos duros

2003 | Dos tipos duros

Paco es un matón a sueldo de poca monta, que debe mucho dinero a Don Rodrigo, capo mafioso de provincias. A cambio de no pegarle un tiro, Don Rodrigo le propone que le enseñe a su sobrino adolescente, Álex, los trucos del oficio de asesino. Paco acepta, pero enseguida descubre que Álex no es muy espabilado, y para colmo de males, se lleva con él a Tatiana, una chica de alterne. Al fin, les encargan un trabajo, que consiste en secuestrar a una madura carnicera, aparentemente inofensiva. A cambio, pueden quedarse con el  dinero del rescate, con el que Paco podría pagar sus deudas. Rocambolesca adaptación a la española de las historias de matones al estilo Tarantino, y ópera prima del madrileño Juan Martínez Moreno. El aire casposo y cercano, en ocasiones grosero, permite que personajes de mal vivir lleguen a parecer entrañables, en gran parte gracias al trabajo de los actores. El peso de la cinta recae en Antonio Resines, que recupera su imagen de implacable pistolero ya exhibida en Acción mutante o Todo por la pasta, y en su contrapunto, Jordi Vilches, muy requerido como adolescente introvertido, en cintas como Krámpack o Platillos volantes. Pero también destaca la eficiente  labor de los secundarios, como Elena Anaya, que logra hacer atractivo un personaje sencillo, Rosa Maria Sardà en un doble registro, y Manuel Alexandre como un “Vito Corleone” de segunda. Diálogos frescos y situaciones absurdas consiguen que funcione una comedia con pocas pretensiones.

4/10
Te doy mis ojos

2003 | Te doy mis ojos

Una película sobre la violencia doméstica puede ser arma de doble filo. Tema de rabiosa actualidad, acapara desgraciadamente titulares en los medios de comunicación; la cuestión preocupa, hay un público interesado. Pero por otro lado, se presta fácilmente a los didactismos facilones, a la truculencia barata. Por eso hay que reconocer el virtuosismo de Icíar Bollaín (Hola, ¿estás sola?, Flores de otro mundo), que entrega una película medida equilibrada y con matices, con distintos puntos de vista. La historia se centra en la deteriorada relación de Pilar y Antonio (magníficos Laia Marull y Luis Tosar), casados y con un niño, que viven en una ciudad de provincias. Una noche, ella se presenta en casa de su hermana con el crío, llorosa y en zapatillas. Ha sufrido un episodio más de malos tratos, que le empuja a una separación temporal. Bollaín, coautora del guión con Alicia Luna, se detiene en la descripción de los dos personajes principales: ambos siguen enamorados, se quieren de verdad; ella apenas puede dominar el miedo cuando adivina el inicio de un arrebato de violencia de él; airearse, trabajar fuera de casa en un museo, hacer nuevas amigas, da a Pilar nuevas alas; mientras, Antonio se esfuerza en seguir una terapia, escucha al psicólogo, anota en un cuadernito lo que pasa por su cabeza cuando le domina la ira; pero sus estrechos horizontes, un querer y no poder, configuran un pesado lastre. El cuadro se completa con los alrededores de la pareja: la madre que aguantó junto a su marido hasta el final de sus días (“lo hice lo mejor que supe”, asegura), la hermana indignada, que no entiende que Pilar lo intente de nuevo, las amigas del trabajo (presentadas con unas pinceladas algo simplistas, como prototipo de independencia bien llevada), el terapeuta que trata de dar pistas, los compañeros de la terapia de grupo, que presentan un abanico de mayor o menor aprecio a sus mujeres.

6/10
El viaje de Carol

2002 | El viaje de Carol

Primavera de 1938. Carol, adolescente hija de madre española y padre estadounidense, llega al pueblecito de su madre. Mientras España se deshace en una guerra fraticida (el padre combate como voluntario en las Brigadas Internacionales), madre e hija recalan en el tranquilo lugar, situado en zona nacional. Una muerte inesperada altera la vida de Carol, que trata de conservar intacta su inocencia con los amigos que hace en el pueblo, y con su abuelo. Imanol Uribe visita un pedazo de nuestra historia reciente, la guerra civil española. No hay escenas bélicas, pero sí rencores y obcecaciones ideólogicas de algunos personajes adultos. Aunque lo que más interés despierta es el dibujo que Uribe hace del mundo infantil a punto de pasar a la madurez; y cuenta para ello con un aliado excepcional, Juan José Ballesta, el niño que nos sorprendió en El Bola.

5/10
El embrujo de Shanghai

2002 | El embrujo de Shanghai

Dos adolescentes eluden las penurias de la Barcelona de posguerra con la imaginación, gracias a unos relatos que les conducen a Shanghai. Fernando Trueba pasa de la comedia al drama, con esta adaptación de la novela de Juan Marsé, proyecto en el que anteriormente había trabajado Víctor Erice (El espíritu de la colmena). En los años 40, la vida del joven Dani cambia por completo cuando es contratado para dibujar el retrato de Susana, una chica aquejada de tuberculosis. Ambos chicos quedan absolutamente fascinados por los relatos de Forcat, que les cuenta de forma exagerada las peripecias del padre de Susana, un combatiente anarquista. El reparto está encabezado por actores ya consagrados como Ariadna Gil, Rosa Maria Sardà, Antonio Resines, Eduard Fernández y Jorge Sanz. Junto a ellos dos nuevos talentos, los jóvenes Aida Folch (que rodó después Los lunes al sol) y Fernando Tielve, descubierto por Trueba viendo El espinazo del diablo.

3/10
A mi madre le gustan las mujeres

2002 | A mi madre le gustan las mujeres

Elvira, Sol y Jimena, tres hermanas ya adultas, se quedan con los ojos como platos cuando se enteran de que Sofía, su madre, se ha enamorado… ¡de una mujer! Tras una larga trayectoria como guionistas, Inés París y Daniela Féjerman debutan en la dirección con una comedia disparatada, sobre una relación lésbica inesperada en una señora “de las de toda la vida”. El film está muy en la línea de los filmes de su productor, Fernando Colomo.

3/10
Deseo (2002)

2002 | Deseo

España, 1945. Elvira malvive con su madre enferma y con su hermana menor. Su padre murió en la Guerra Civil y su marido está en la cárcel. Son una familia de ideas comunistas, en el punto de mira del régimen franquista. Elvira es una buena chica que espera el regreso de su marido, pero cuando entra a trabajar como sirvienta en casa de un joven argentino de origen alemán, ambos se enamorarán perdidamente. Lo que no sabe es que ese argentino, Pablo, es un espía al servicio de los nazis. El español Gerardo Vera (Segunda piel) dirige a un plantel de actores argentinos –Leonardo Sbaraglia, Ernesto Alterio, Cecilia Roth–, junto a la madrileña Leonor Watling en este film cuyo argumento –entre la pasión amorosa y la política– resulta bastante simplista, en su pintura de una España en connivencia con los nazis. Los actores se esfuerzan, pero la cosa no da para mucho.

4/10
Anita no pierde el tren

2001 | Anita no pierde el tren

Anita es taquillera en un cine de barrio. Los tiempos cambian, y los dueños deciden tirar la sala abajo y vender para que se monten unos multicines. Y a ella, cincuentona, la ponen de patitas en la calle, pues no casa con la nueva imagen de empresa que se pretende transmitir. La mujer soñadora está triste y acude todos los días al solar de las obras. Allí conoce a un obrero, hijo de inmigrantes y casado, con el que inicia un romance.   El director catalán Ventura Pons cambia la estructura dramática de sus últimos films (Caricias, Morir (o no)), para internarse por terrenos más propios de comedia. Eso sí, abordando, aunque con tono ligerito, las crisis afectivas propias de la madurez; y, a la vez, ofrece un homenaje muy particular y sentido al cine. Rosa María Sardá está divertidísima, como suele.

6/10
Sin vergüenza

2001 | Sin vergüenza

Una escuela de interpretación que bien podía ser la de Cristina Rota (de hecho, ahí se ha rodado la película). Dirige el lugar Isabel, una magnífica profesora. Un día, casualmente, llega a sus manos el guión de una película... basado en el romance que 17 años atrás vivió con el director de cine Mario Fabra. De hecho, su hija lo es también de Mario, aunque ni padre ni hija tienen idea del caso. Y además la joven, que aspira a ser actriz, y que despierta la atracción de Mario, decide aprovechar la situación. Viaje al mundo del teatro. Con múltiples historias que se entrecruzan, el film de Joaquín Oristrell pretende rendir homenaje a los esforzados aspirantes a triunfar en la escena. En el reparto destaca Verónica Forqué.

4/10
Todo sobre mi madre

1999 | Todo sobre mi madre

Manuela es una madre soltera, que lo que más quiere en este mundo es a su hijo Esteban. Cuando muere atropellado, todo se le viene abajo. Le quedan los remordimientos por no haberle revelado el nombre de su padre, y unos sentimientos contradictorios hacia la célebre actriz Huma Rojo, responsable involuntaria de la muerte de Esteban. Cuando Manuela se acerca a Huma, consigue un trabajo como relaciones públicas y, más tarde, uno de sus sueños: actuar en una obra de teatro. ¡Atención! A preparar todas y todos los kleenex. Pues esta película de Pedro Almodóvar rebosa sentimientos por todos sus poros, y hace falta ser de piedra para no quedar "tocado". Con referencias al mundo del teatro (con citas de Un tranvía llamado deseo de Tennessee Williams y del film Eva al desnudo de Joseph L. Mankiewicz), y situaciones y relaciones complicadas entre mujeres, Almodóvar monta un culebrón que no parece tal, una película en la línea de las de su admirado Douglas Sirk. El director manchego apuesta por el melodrama y por hacer creíble el manojo de sentimientos que presenta; y ahí está su principal mérito. Para ello rebaja la presencia de personajes extrafalarios, y concentra el humor que su parroquia le exige en el personaje de Antonia San Juan. El reparto femenino es de quitarse el sombrero; a destacar las maravillosas, Cecilia Roth y Marisa Paredes.

7/10
Caricias

1998 | Carícies

Varios personajes barceloneses, con una relación afectiva entre ellos, no son capaces de comunicarse ni entenderse. Al final acaban aflorando los instintos más bajos. Pero parece que tan solo unas simples caricias pueden ser el comienzo de un lazo más fuerte. Película muy del gusto del catalán Ventura Pons (Anita no pierde el tren, Amor idiota), con un reparto coral donde resaltan los nombres de Rosa Maria Sardà, Sergi López o el triunfito Naím Thomas.

3/10
La niña de tus ojos

1998 | La niña de tus ojos

Estamos en plena Guerra Civil Española. Como una forma más de estrechar lazos entre la España de Franco y la Alemania de Hitler, un equipo de cine español es invitado a los célebres estudios de la UFA en Berlín para rodar la versión alemana e hispana de un film folclórico que se titulará La niña de tus ojos. Fernando Trueba, tras sus éxitos con Belle epoque y Two Much, aborda un film que combina la comedia y drama. Con abundantes situaciones humorísticas, sigue las aventuras amorosas de los distintos componentes del grupo: el director, Blas Fontiveros (Antonio Resines), casado, mantiene un romance con su actriz principal, la encantadora Macarena Granada (una Penélope Cruz que se llevó un Goya). Julián Torralba (Jorge Sanz) es el prototipo de machito ibérico (se lía con la esposa del embajador español), que madurará cuando, al ser confundido con un gitano, sepa cómo se las gastan los nazis. Y así, cada personaje (los divertidos Jesús Bonilla, Neus Asensi, Santiago Segura, Loles León, Rosa Maria Sardá...) tiene su historia: y es que La niña de tus ojos es una película intensamente coral. Trueba caricaturiza al ministro de la propaganda nazi Joseph Goebbels (un tipo mujeriego, que pretende acostarse con Macarena), con la referencia de ese maravilloso film de Ernst Lubitsch titulado Ser o no ser. El gag del baile de Goebbels y Macarena, junto al intérprete (Miroslav Táborský, ganador del Goya al actor revelación), es, quizá, el más divertido de la película. El film triunfó la noche de entrega de los Goya, al llevarse 7 estatuillas. Curiosamente, ganó el más importante (el de mejor película), pero no los de director y guión, que los recogió un sorprendido Fernando León de Aranoa, por Barrio. El director y guionista Gonzalo Suárez, encantado con La niña de tus ojos, dijo sobre Fernando Trueba que es "un director en estado de gracia".

5/10
Grandes ocasiones

1998 | Grandes ocasiones

El matrimonio entre Ana y Antonio va mal, pues sienten que su felicidad se ha esfumado. Por eso cuando cumplen 20 años de casados deciden aprovechar la celebración dar la noticia de su separación. Pero la ruptura no va a ser fácil con tres hijos en común y mucha historia conjunta. Comedieta española basada en una obra teatral de Bernard Slade. Lo mejor, al margen de ciertos aciertos en el guión, son las interpretaciones de un estupendo reparto, que incluye algunas jóvenes estrellas que entonces empezaban su carrera, como Leonor Watling o Elena Anaya.

4/10
Siempre hay un camino a la derecha

1997 | Siempre hay un camino a la derecha

Secuela de Suspiros de España (y Portugal), que discurre por los mismos derroteros de astracanada y mal gusto, salpicados de erotismo. En esta ocasión los dos ex frailes imaginados por José Luis García Sánchez y Rafael Azcona se ven abocados a participar en un lamentable programa de telebasura, presentado por un tal Lanzagorta. La crítica legítima a determinados contenidos televisivos sirve de excusa para dirigir diatribas irreverentes contra todo y contra todos, en una historia sin apenas progresión. Los actores no salvan la película.

2/10
Actrices

1997 | Actrices

Una joven estudiante de teatro, que aspira a interpretar a Amparo Ribera, una vieja diva de la escena, en una nueva obra sobre su vida, entrevista a tres de sus discípulas, para meterse mejor en su papel. Ventura Pons y Josep María Benet i Jornet adaptan para el cine la obra teatral ‘E.R.’ del segundo, una reflexión sobre el difícil mundo de la interpretación en los escenarios. Al inicio parece que el film va a dibujar el relevo generacional en la escena, al estilo de Eva al desnudo de Joseph L. Mankiewicz. Pero la narración se centra más en tres mujeres de la misma edad –una actriz consagrada, una estrella de televisión, una dobladora–, que ofrecen, a través de los recuerdos que guardan de su antigua maestra, sus distintas versiones de lo que supone la actuación y la fama. Las diferencias se ponen de manifiesto, sobre todo, en las diferentes concepciones que tienen de una tragedia griega que estudiaron con la vieja actriz. Ventura Pons, sin esconder el origen teatral del material que maneja, consigue una ágil puesta en escena, con momentos de intenso dramatismo. Aunque la visión sobre el mundo de las actrices peque a veces de parcial, cayendo en el viejo tópico de que, para triunfar en el oficio, hay que, prácticamente, ‘vender el alma al diablo’, logra meter al espectador en la historia. Destaca el recital interpretativo de las maravillosas protagonistas, que muestran una peculiar relación de amor-odio. 

5/10
Airbag

1997 | Airbag

Una de las películas españolas de mayor éxito popular en los últimos años. Juantxo es un joven perteneciente a la alta sociedad y lo tiene todo: dinero de sobra, una carrera universitaria, un magnífico trabajo y una novia guapa y bastante rica. Sin embargo, Juantxo es a todas luces un perfecto pardillo. Durante su despedida de soltero en un local de mala reputación pierde su anillo de compromiso. Tras la desaparición, él y sus amigos, Paco y Konradin, se lanzan a la búsqueda desesperada de la joya en un viaje trepidante y alocado lleno de corrupción, vicio y delirio. Juanma Bajo Ulloa, uno de los directores españoles más personales, juega en esta película con temas serios y logra obtener algunas secuencias llenas de negra comicidad dentro de esta película extraña y desconcertante. Los actores están perfectos, en especial la fantástica actriz portuguesa María de Medeiros.

6/10
La duquesa roja

1997 | La duquesa roja

La Duquesa Roja, interpretada por Rosa Maria Sardà, es una mujer que vive anclada en el pasado. Su familia ha sido durante muchas generaciones la poseedora del pueblo donde reside. En su grandioso palacio, se hace rodear de un boato propio del feudalismo. No quiere aceptar que los tiempos han cambiado, y que debe mezclar sus anacrónicas costumbres con el estilo de vida moderno. Para complicar aún más su vida y la del pueblo, un grupo empresarial se presenta con la intención de construir una urbanización en los terrenos de la Duquesa. Una comedia esperpéntica, que recupera para el cine español el estilo de Berlanga o de García Sánchez. Se adentra en tono de sainete en la España más surrealista. Los personajes son variopintos: actores en paro, activistas ecologistas y financieros modernos provocan situaciones hilarantes. El plantel de actores secundarios, digno de una buena comedia coral, es excelente. Destacan Loles León, Rafael Álvarez "El Brujo", Agustín González y María Isbert.

4/10
Suspiros de España (y Portugal)

1995 | Suspiros de España (y Portugal)

Dos frailes, fray Liborio y fray Clemente, dejan su monasterio de clausura, en lastimoso estado de abandono, cuando muere el padre abad. Para uno es el primer encuentro con el mundo; para el otro, sencillamente, un reencuentro con el pasado —hija y amante— que dejó atrás. Comedia picaresca perjeñada por el trío formado por Fernando Trueba, Rafael Azcona y José Luis García Sánchez, se trata de una sucesión de chistes de tono decididamente irreverente, casi blasfemo, en los que la omnipresencia del sexo raya en lo obsesivo. Eso sí, el producto se sirve con unos cuidados diseño artístico y reparto; en este último, destaca Juan Luis Galiardo. Como divertimento, el film carece de interés; en cuanto a sus pretensiones de visión del estado de las cosas, García Sánchez —que dice deber mucho al novelista portugués José Samarago, a quien dedica la película— asegura que «da un pequeño paseo por la historia de España, que no es otra que la de un espermatozoide buscando a ver dónde cae»; lo que da idea de su visión “poubrinha”, dirían en Portugal, y en España, por más directos, cutre.

2/10
El efecto mariposa (1996)

1995 | El efecto mariposa

Uno de nuestros máximos expertos en comedias, Fernando Colomo (Tigres de papel, ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?), se marchó a Londres para rodar uno de sus más divertidos títulos. La relación amorosa entre una tía y su sobrino está desarrollada con vigor dramático y contiene secuencias muy divertidas. El actor y cantante Coque Malla resalta por su espontaneidad y soporta eficazmente el peso de ser el protagonista. Por otro lado los correctos secundarios elevan el conjunto, una curiosa crítica a la corrupción, dotándole de simpatía. Un comedia ligerita y frívola, que entretiene sin más.

4/10
Alegre ma non troppo

1994 | Alegre ma non troppo

Un joven homosexual ve como su vida se derrumba tras el trágico divorcio de sus padres. Se refugia en una amiga con su misma ocupación, la música. Una de las más divertidas comedias de Fernando Colomo, inventor de la Comedia madrileña, un género copiado hasta la saciedad. En esta ocasión se adentra en el mundillo de las orquestas musicales para ofrecer una historia ágil y llena de divertidos enredos. Los jóvenes intérpretes demuestran una gran habilidad actoral, en especial Pere Ponce (Amo tu cama rica).

4/10
El cianuro... ¿solo o con leche?

1994 | El cianuro... ¿solo o con leche?

Traslación a la gran pantalla de la obra de teatro escrita por Juan José Alonso Millán y estrenada en 1963. Se trata de una comedia negra, de calidad bastante dudosa, en que una madre y una hija planean la muerte del abuelo. Pero la llegada de un primo médico con su amante dará un giro a los acontecimeintos. El reparto reúne a grandes estrellas del cine español.

3/10
Lazos

1993 | Lazos

Mediometraje producido por TVE que forma parte de un proyecto internacional sobre la concienciación y lucha contra el sida. Su carácter comprometido facilitó un reparto de nombres tan reconocibles a la vez que variopinto, pues en él aparecen artistas de distintos gremios como el cantante Lafredo Kraus.

4/10
¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

1993 | ¿Por qué lo llaman amor cuando quieren decir sexo?

Gloria se dedica al porno con actuaciones en vivo. Cuando su habitual pareja se pone enferma, encuentra a un sustituto, Manu, que tiene un problemilla: deudas de juega.Típica comedieta frívola y picantilla de Manuel Gómez Pereira, con el equipo de guionistas habitual. Lo mejor es el título, una pregunta que da qué pensar.

3/10
La fiebre del oro

1993 | La febre d'Or

Barcelona, 1880. Nadie sabe lo que tiene hasta el día que lo pierde. Gil Foix era un hombre pobre y no poseía nada de valor, hasta que un día se convierte en millonario gracias a una estupenda inversión que realizó en la bolsa de Barcelona. Pero debido a la codicia y a los aires de grandeza sumados a la llegada de una importante crisis, pronto el dinero que tan rápidamente amanso se esfumará con la misma velocidad. Basado en la novela de Narcís Oller, se trata de un extenso drama histórico que relata cómo la crisis financiera afecta a un hombre que acaba de salir de la escasez y cómo afronta los nuevos desafíos que se le presentan. El versátil Fernando Guillen interpreta con empaque al protagonista Gil Foix. 

5/10
Moros y cristianos

1987 | Moros y cristianos

Última comedia del tándem Berlanga-Azcona tras treinta años de fructífera colaboración. Se trata de una especie de recopilatorio de los momentos estelares de la pareja que se sustenta en gastados gags como el del ataúd pequeño, imposibles –y elaborados– planos secuencia, incómodos chistes sobre personajes actuales, y actores representando a los mismos personajes de siempre. Con objeto de reconducir su fábrica de turrones valencianos de Xixona, una familia compuesta por el padre (Fernando Fernán Gómez) y sus hijos (Pedro Ruiz y Rosa Maria Sardà) se involucrará en una demente campaña de publicidad organizada por un histriónico asesor de imagen (José Luis López Vázquez). Los mejores momentos los protagoniza un delirante Andrés Pajares, absolutamente genial como sobrino tarado adicto al sexo, que se preocupa de que un pez pueda ahogarse en la piscina, cree que hay 'gusanos' en su comida japonesa y se extraña de que hayan multado a su furgoneta al estar parada.

5/10
El certificado

1968 | El certificado

Con verdadero estupor, Mercedes, ama de casa, descubre que su marido Víctor, dueño de una fábrica, está planeando casarse con su secretaria. Con ayuda de su hermano intenta remediar la situación. Buena pareja actoral, Núria Espert y Adolfo Marsillach, para esta comedia de enredo.

4/10

Últimos tráilers y vídeos