IMG-LOGO

Biografía

Kathryn Morris

Kathryn Morris

51 años

Kathryn Morris

Nació el 28 de Enero de 1969 en Cincinnati, Ohio, EE.UU.
Filmografía
Colony

2016 | Colony | Serie TV

Bone Tomahawk

2015 | Bone Tomahawk

Un western de increíble brutalidad, que hace que las películas de Quentin Tarantino situadas en el lejano oeste parezcan un cuento infantil, exagerando un poco, pero no demasiado. La cinta sigue a Franklin Hunt, sheriff de Bright Hope, que ha detenido a un tipo sospechoso de no ser un angelito y que dice llamarse Buddy, con el expeditivo método de pegarle un tiro en la pierna. Acude a curarle Samantha, la esposa del lisiado Arthur, pues el médico está borracho. A la mañana siguiente se encuentra que el preso, la dama y un ayudante del sheriff han sido secuestrados por los indios más salvajes que imaginarse puedan, pues practican la antropofagia entre otras lindezas. Emprenderán una expedición de rescate Hunt y Arthur, con la ayuda del chulito Brooder, experimentado liquidador de nativos salvajes, y el veterano Chicory. El desconocido S. Craig Zahler, también guionista, debuta en el largo con cierto estilo en este western, que presenta algunos elementos clásicos, lo de una mujer secuestrada por los indios nos puede hacer pensar en títulos tan legendarios como Centauros del desierto. Pero lo que da cierta identidad propia a este film es su cruda y gratuita violencia casi gore, la escena de un descuartizamiento resulta sencillamente insoportable. Además los indios parecen personajes casi de película de terror, con un look que hace pensar en Apocalypto, pero sobre todo como auténticos desalmados, que parecen zombies o algo así. De todos modos, esta idea no es utilizada con la habilidad requerida, pues al principio parece que los protagonistas se estén enfrentando a demonios invencibles e invisibles, pero luego, cuando cobran más presencia, resultan ser bastante torpes. También llama la atención en el film el buen reparto, sobre todo en algunos secundarios casi irreconocibles, como Matthew Fox y Richard Jenkins.

5/10
El hombre ideal

2015 | The Perfect Guy

Leah decide poner término a su relación con Dave, el cual nunca ha tenido claro el matrimonio. Justo entonces conocerá a un joven apuesto, Carter, que parece tener las ideas muy claras. Inquietante drama con acentos perturbadores, cuya mejor presentación es el sólido elenco de actores.

5/10
Moneyball

2011 | Moneyball

"Resulta difícil no enamorarse del béisbol", dice el personaje de Brad Pitt hacia el final del metraje de este film. Los que no estén de acuerdo con esta afirmación, que abundan más fuera de los Estados Unidos, convendrán en que Hollywood ha sido capaz a lo largo de los años de producir buenas películas sobre esta disciplina deportiva, capaces de convencer a los no apasionados de los bates que ni siquiera entienden las reglas, desde la legendaria El orgullo de los yankees hasta títulos como El mejor o Campo de sueños. Moneyball se centra en la hazaña real de Billy Beane, manager de los Athletics de Oakland, equipo condenado al fracaso porque su presupuesto está a años luz de los grandes clubes, en un sistema injusto donde el poder económico lo marca todo. Con ayuda de Peter Brand, un joven licenciado en Economía por Yale, pone en marcha un sistema innovador para fichar a jugadores infravalorados por su comportamiento, su estética, o prejuicios variopintos, pero que anotan muchas más carreras que otros que cobran un dinero exorbitante. Gracias a eso el equipo va a sorprender bastante a los aficionados y periodistas... Estamos ante un film más difícil de lo que parece a simple vista. Por un lado, se basa en un libro de Michael Lewis, "Moneyball: The Art of Winning an Unfair Game", que no es una novela, y que si bien documenta al milímetro la gesta de Beane, es más un estudio con muchos datos sobre el mercado del béisbol. Además, la historia real no se presta a priori a rodar un título convencional sobre este deporte, pues no va sobre un jugador o un entrenador, que es lo típico, sino básicamente sobre la persona que realiza los fichajes. Así las cosas, era todo un reto para dos de los pesos pesados de los guiones de la actualidad, Steven Zaillian y Aaron Sorkin –de nuevo emparejados tras Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres–, que junto con el debutante Stan Chervin, han logrado una justa nominación al Oscar al guión adaptado. Su trabajo es modélico, sobre todo porque se centran en explicar bastante bien para el público de toda condición en qué consistían básicamente las maniobras del manager de los Athletics, y además logran dar emoción a las negociaciones. No muestran ningún partido de continuo hasta que llega el momento decisivo, ya que el personaje real tenía la norma de no ver jugar a su equipo. En esencia, se ciñen al esquema del cine deportivo sobre superación personal (equipo en crisis remonta a base de trabajo), al tiempo que le dan un aire de bastante frescura. Bennett Miller, director que llevaba seis años de inactividad desde que dio la campanada con Truman Capote, aprovecha un buen guión en torno a la importancia del elemento humano, frente a la frialdad de los métodos científicos, y hace gala de una puesta en escena clásica que funciona a la perfección. El film, técnicamente impecable, ha logrado otras cinco candidaturas indiscutibles en las categorías de película, edición, mezcla de sonido, actor (Brad Pitt) y secundario (Jonah Hill). En su línea, Pitt resulta bastante creíble como el personaje central, un tipo con gran capacidad de riesgo que consagra su vida a su trabajo excepto por los ratos que pasa con su pequeña hija. Sorprende más, por ser su primer papel realmente serio, Jonah Hill, ideal para encarnar a un friqui prodigio de los números. Quizás están un tanto desaprovechados Philip Seymour Hoffman y Robin Wright, por su reducida presencia.

7/10
Assassination of a High School President

2008 | Assassination of a High School President

El último asalto

2007 | Resurrecting the Champ

Erik Kernan es un joven y ambicioso periodista deportivo del Denver Times, que lleva un apellido mítico en su gremio, pues su padre fue un popular locutor radiofónico del mundo del deporte. A sus treinta y pico años se encuentra en una encrucijada. Por un lado no está satisfecho en el trabajo, pues le encargan crónicas de muy escaso interés. Por otro lado está separado de su esposa, que trabaja en el mismo diario, y tiene un hijo pequeño que le idolatra, pero al que mantiene engañado acerca de la verdadera importancia de su tarea. Este panorama podría cambiar cuando conoce en la calle a un “sin techo”, antiguo boxeador, al que todo el mundo llama “Campeón”. Pues el tipo resulta ser Robert Satterfield, un púgil que estuvo en un tris de convertirse en alguien importante, y que combatió con nombres míticos como Rocky Marciano o Jake La Motta. Se trata del tema perfecto para un artículo que podría ayudar a rencauzar la vida profesional y familiar de Erik. Interesante y emotivo drama basado en hechos reales, con muchos puntos de interés, rodado con pulso firme por Rod Lurie (Candidata al poder, Sra. Presidenta)… Ojalá se pudiera decir esto de más películas. Porque no diremos que éste sea un film que reinvente el Séptimo Arte o aporte grandes novedades en modos de narrar… Pero sin embargo su trama atrapa, porque está desarrollada con oficio, y presenta personajes muy humanos, y problemas entendibles por cualquier hijo de vecino. Por un lado se plantea la cuestión de la tarea periodística, con la ética que obliga a comprobar todos los extremos de una historia, y a no olvidar nunca que cualquier artículo trata de personas de carne y hueso, no de papel. También se bucea en la ambición profesional, que puede nublar y llevar directamente al abismo. Sin hacer sangre, pero con contundencia, resulta muy interesante la mirada a los distintos profesionales del periodismo: por supuesto Josh Harnett, como el protagonista, pero también su veterano editor, un magnífico Alan Alda, o la productora televisiva de Showtime, la “mujer desesesperada” Teri Hatcher, que atrapa la frivolidad de la pequeña pantalla y el tratamiento efímero de la noticia. Una habilidad del guión de Michael Bortman y Allison Burnett, que adaptan un artículo de J.R. Moehringer, es su cohesión interna, que relaciona las subtramas porque comparten los “grandes temas”. Así, tenemos la gloria perdida del Campeón –genial Samuel L. Jackson, en uno de los mejores papeles de su carrera, el actor está de Oscar–, mientras Erik trata de conquistar la suya. Y está toda la cuestión familiar, el fracaso matrimonial y la relación padre-hijo, que resuena a varios niveles.

7/10
Cazadores de mentes

2004 | Mindhunters

Un grupo de ocho aspirantes a agentes del FBI (‘Federal Bureau of Investigation’, nada que ver con ‘Frikis Buscan Incordiar’) se sometan a duras pruebas para formar parte del cuerpo. No se trata de valorar sólo sus aptitudes físicas y conocimientos intelectuales: resulta esencial su perfil psicológico, que sepan a responder adecuadamente a situaciones excepcionales. Por ello van a pasar un día en Oneiga, una isla deshabitada, que tiene preparada la ficticia ciudad de Crimetown con un ejercicio: se supone que está actuando un ‘serial killer’ llamado ‘El marionetista’, y ellos deben saber leer las pruebas para detenerle. Pronto se descubre que el lugar es una trampa mortal, y la sospecha de unos sobre otros se cierne inevitablemente. ¿Es uno de ellos un psicópata? ¿O quizá al duro examinador le faltan un par de tornillos? El finés Renny Harlin (La jungla de cristal 2. Alerta roja, Deep Blue Sea, Driven, Máximo riesgo…) dirige este thriller agobiante, donde la muerte uno a uno de los implicados sigue pautas semejantes a las que propuso la novelista Agatha Christie en "Diez negritos". Con esa estructura de ‘juego siniestro’, pergeñada por los guionistas Wayne Kramer y Kevin Brodbin, la cosa consiste en adivinar quién será el siguiente, y en temblar con los sustos. Algunas de las formas de morir son ciertamente espeluznantes. Val Kilmer es el mentor de los novatos agentes, mientras que Christian Slater protagoniza la primera gran sorpresa de la función.

5/10
Paycheck

2003 | Paycheck

Jennings es un ingeniero informático excepcional: con un talento innato, puede descifrar los programas más complicados y mejor protegidos. Tal habilidad la usan empresarios sin escrúpulos para robar tecnología: le contratan para realizar el trabajo, y luego, de acuerdo con él, le borran la memoria para evitar que en el futuro pueda convertirse en testigo incómodo. Pero en el último encargo, ha pasado algo raro. Cuando Jennings va a cobrar sus honorarios, descubre que ha renunciado a ellos a cambio de una bolsa que contiene una serie de objetos aparentemente inútiles. En realidad, son las piezas de un puzzle, que deberían ayudarle a recordar lo que nunca debiera haber olvidado. Las lenguas malévolas aseguran que el director formado en Hong Kong John Woo, al venirse a trabajar a Estados Unidos en títulos como Blanco humano, Cara a cara, Misión imposible II, Windtalkers…, olvidó parte de su talento en Oriente. ¿Serán envidiosos? Especializado en un cine de acción con coreografías inconfundibles, Woo adapta en esta ocasión un relato corto del novelista de ciencia ficción Philip K. Dick, con un atractivo punto de partida. La historia le permite desplegar todo su católogo de imaginería visual, sobre todo en las escenas de persecuciones. Asume el protagonismo absoluto Ben Affleck, mientras que a Uma Thurman le toca esta vez ser mera comparsa.

5/10
Minority Report

2002 | Minority Report

Cuando en 1983 un joven Tom Cruise rodaba Risky Business conoció a Steven Spielberg y surgió entre ellos un amor a primera vista. Desde entonces, el protagonista de Top Gun buscaba un proyecto para trabajar con él. Los años pasaron como una exhalación y así hasta que en 1999 llegó a manos de Cruise una historia que le pareció fascinante y se la envió a Spielberg. Éste la leyó y quedó maravillado. Había nacido Minority Report. La película está ambientada en el año 2054, en la ciudad de Washington. El modo de impartir justicia en el planeta ha progresado considerablemente, pero por senderos peculiares y bastante sinuosos. El caso es que ahora los crímenes no se cometen, son impedidos antes de que se produzcan y las personas son encarceladas por ser criminales en potencia. La clave de esta práctica es la existencia de tres personas denominadas pre-cogs (abreviatura de pre-cognoscentes), instrumentos de la todopoderosa organización Pre-Crimen, de la que el agente John Anderton (Tom Cruise) es su principal líder. Sin embargo el departamento de Justicia piensa que en Pre-Crimen puede haber errores y que algunos inocentes han podido ser arrestados, y para investigarlo envía hasta allí al agente Danny Witwer (Colin Farrell). Anderton, por el contrario, cree fervientemente en su empresa y se refugia de la soledad en su trabajo, como si fuera un bálsamo para dolor que años atrás le produjo la pérdida de su único hijo. Pero su fe en Pre-Crimen se esfuma cuando uno de los pre-cog profetiza que en el plazo de 36 horas él mismo asesinará a una persona que ni siquiera conoce: el cazador se convierte en presa y dispone de muy poco tiempo para descubrir la verdad. Si ya desde la trilogía de Indiana Jones Steven Spielberg demostró ser un maestro en películas de acción y más tarde hizo lo propio con el drama humano en La lista de Schindler, ahora se supera a sí mismo y ofrece un trepidante thriller de ciencia ficción, asentado sobre planteamientos que remiten directamente a cuestiones filosóficas y morales. La película es mucho más que un divertimento, que lo es, y ahí reside su grandeza. Y por encima de la atmósfera a lo Blade Runner, de los encomiables efectos visuales y de un guión sin fisuras, se alza la imponente figura de Tom Cruise, un tipo que aguanta cámara como nadie y que demuestra una vez más que es un actor como la copa de un pino.

7/10
Seducción asesina

2001 | And Never Let Her Go

Extensísimo telefilm de más de tres horas de duración que narra una historia real, que más tarde fue recogida en el libro de Ann Rule. Cuenta la desaparición de una mujer después de mantener una relación amorosa con un abogado prestigioso, poderoso y.... casado. Por supuesto las sospechas estaban claras. El reparto es solvente, encabezado por el televisivo Mark Harmon.

5/10
Candidata al poder

2000 | The Contender

Así son los políticos del siglo XXI, nos dice este ácido film, donde la lucha por el poder se convierte en una auténtica pelea barriobajera. La peli expone una situación insólita en Washington: el vicepresidente ha fallecido y hay que buscar sustituto. El presidente (entonadísimo Jeff Bridges), demócrata, deja de lado al que parece sustituto ideal, honrado y hasta heroico, escogiendo a cambio a una mujer (excelente Joan Allen), ambiciosa política de raza. La confirmación del Congreso se pone cuesta arriba en una sucia campaña republicana, donde se recurre a artimañas varias para tumbar a la candidata. Divertida pero feroz crítica al pragmatismo político, donde viejas ideas como “servicio a los ciudadanos” parecen ya gastadas. Demócratas y republicanos son personajes de dudosa moralidad, que buscan sólo disfrutar de su pequeña o gran cuota de poder. Quizá por ello sorprende el vuelco que da el film hacia el final, para salvar la cara a unos por encima de otros.

6/10
Inferno

1998 | Inferno

Washington, 1998. El Pentágono acaba de descubrir que una impresionante bola de fuego, de la que se desconoce su origen, se dirige peligrosamente hacia la Tierra. Sus primeras consecuencias son que está elevando peligrosamente la temperatura del planeta y el pánico está cundiendo irremediablemente. El impacto debe evitarse como sea, pero ya se ha iniciado una angustiosa cuenta atrás. Sólo un grupo de atrevidos especialistas puede elaborar un plan para evitar el desastre. Una película que se vale de una inminente catástrofe natural para desencadenar un torbellino de acción y emociones. En la línea de otras películas del mismo género, como Deep Impact o Armageddon. Las vidas cotidianas de una serie de personajes afectados por la descomunal bola de fuego, sirven de vehículo para contagiar en el espectador una gran dosis de tensión. Como cabe esperar, los efectos especiales son considerables.

4/10
La última superviviente

1994 | Oldest Living Confederate Widow Tells All

Producción televisiva donde una anciana de 99 años rememora los principales acontecimientos de su larga vida. Se trata de Lucy Marsden, una mujer marcada principalmente por la guerra civil que azotó Estados Unidos. Vivió los duros años de la contienda siendo la esposa del capitán confederado Willie Marsden. Destaca la presencia de Anne Bancroft para interpretar la versión anciana de Lucy, a quien da vida durante el resto del metraje Diane Lane.

5/10

Últimos tráilers y vídeos