IMG-LOGO

Biografía

Laura Pizzirani

Laura Pizzirani

Laura Pizzirani

Filmografía
Dogman

2018 | Dogman

El servicial pero un poco simple y debilucho Marcello regenta un pequeño negocio en el que cuida, peina y asea a canes, pero los ingresos no le llegan, así que trapichea con drogas a pequeña escala, sobre todo para darle algún capricho a su hija, a la que adora, tras haberse separado de la madre. Pero tiene como amigo al gigantón Simone, antiguo púgil, al que se le ha ido la mano con la cocaína, de modo que se ha descontrolado, causando destrozos en los negocios del lugar, o agrediendo a algún desgraciado, motivo por el que los lugareños han decidido liquidarle. Simone involucra a Marcello en pequeños robos, pero le meterá en un buen lío cuando le obliga a participar en un golpe al prestamista del local que está al lado de la tienda de animales, mediante un agujero en la pared… Tras el paréntesis en su filmografía que supuso El cuento de los cuentos, rodado en inglés, que adapta tres cuentos clásicos de Giambattista Basile, y antes de versionar “Pinocho”, de Carlo Collodi, Matteo Garrone regresa a la radiografía social de títulos como Reality, y el crudo retrato del mundo del hampa Gomorra, su trabajo más conocido. Pero sobre todo ha rodado un film muy cercano a El taxidermista, pues recrea de nuevo una historia real de la crónica negra, acontecida otra vez en los suburbios. Las imágenes, de enorme potencia, parecen un homenaje al neorrealismo italiano, mostrando escenarios como los locales de compra de oro, los de máquinas de apuestas, etc., y recordando que los desfavorecidos retratados en títulos como Ladrón de bicicletas, Arroz amargo o El limpiabotas no son cosas del pasado. Podemos encontrarlos aún, no tan alejados, en lugares como la desoladora barriada cercana a una gran ciudad indeterminada donde transcurre la acción (en realidad se ha filmado en Castel Volturno, un pueblo de Nápoles), donde todo parece sucio, incluido el establecimiento del protagonista, con perreras oxidadas, todo de aspecto paupérrimo. Extremadamente violenta (sobre todo en un momento concreto), quizás sobra algún tiempo muerto (la escena de la discoteca), pero aprovecha muy bien el paralelismo que establece entre los animales y las personas, pues todos seguimos teniendo aún mucho de bestias. Marcelo sería parecido a un perro faldero, mientras que Simone parece un bulldog con instintos asesinos. Abundan las secuencias memorables, como la del regreso al lugar donde han dado un golpe el protagonista, con un motivo loable, o la impagable aparición de la madre de Simone, la única persona que parece poder dominarle, pero aún así tiene dificultades para ello. Lo mejor de todo: un reparto sensacional. Los secundarios no parecen estar interpretando, sino mostrándose como son en la vida real. También en el caso del veterano Edoardo Pesce (Simone), imposible encontrar a alguien tan corpulento que ofrezca tanta veracidad. Pero el film no podría haber sido posible sin el muy particular Marcello Fonte, Marcello, con el físico más peculiar que ha dado el cine italiano, y de portentosa expresividad pese a su corta filmografía, que ganó con toda justicia el premio al mejor actor en el Festival de Cannes.

7/10
El cuento de los cuentos

2015 | Il racconto dei racconti

Los reyes de Longtrellis desean tener descendencia, por lo que siguen los consejos de una especie de mago que recomienda la captura de una bestia marina, y que la reina se coma su corazón, cocinado por una virgen. El rey de Strongcliff, mujeriego sin escrúpulos, conoce el amor cuando queda deslumbrado por el canto de quien él cree que es una bella dama. Y el monarca de Highhills organiza una competición para conceder la mano de su hija a quien adivine de qué animal es una extraña piel, que en realidad pertenece a su querida mascota, recién fallecida, una extraña pulga gigante. Matteo Garrone, director de las crudas Gomorra y Reality, se evade de la 'reality' con este film, en que da un giro de 180 grados con respecto a su trayectoria anterior, también porque rueda por primera vez en inglés. Adapta libremente tres relatos cortos del siglo XVII del napolitano Giambattista Basile, entrecruzando las historias, sin conexión aparente entre ellas, salvo porque parece que ocurren en reinos vecinos. El realizador, que hasta ahora trabajaba con actores no profesionales, recurre por primera vez a figuras conocidas, como Salma Hayek, Vincent Cassel, Toby Jones y John C. Reilly, que sacan mucho partido a sus personajes. Partiendo de elementos de los cuentos clásicos, el realizador desarrolla historias un tanto sórdidas y sombrías, quizás con algunos puntos excesivamente grotescos. Que nadie piense que estamos ante un film para el público infantil, ni mucho menos, pues aquí nadie come perdices. Aparecen ogros y princesas, pero no existe una línea clara que separe a los héroes de los villanos, como en la vida misma. Todo resulta increíblemente real, pues Matteo Garrone dirige con su habitual estilo cercano al neorrealismo. Aún así se trata de un film de enorme potencia visual, por su cuidado diseño de producción, lleno de secuencias de altura, y que desarrolla cuestiones que ya estaban en el texto original, y que nunca se quedarán obsoletas, como sus críticas a la obsesión por la belleza eterna y el sexo.

6/10

Últimos tráilers y vídeos