IMG-LOGO

Biografía

Leticia Brédice

Leticia Brédice

48 años

Leticia Brédice

Nació el 26 de Agosto de 1972 en Villa Urquiza, Buenos Aires, Argentina
Filmografía
Museo

2018 | Museo

Película inspirada en hechos reales, el robo de 140 valiosas piezas precolombinas del Museo Nacional de Antropología de México, llevado a cabo en la Nochebuena de 1985 por un grupo de jóvenes de clase media alta, y que se consideró, con motivo, una auténtica catástrofe nacional. Sigue a dos amigos indolentes, Juan y Winston, el primero más resolutivo y con ínfulas de hacer una especie de reivindicación-protesta con la idea del robo, ante coleccionistas y expoliadores de museos extranjeros, el otro con escasa fuerza de voluntad, buenazo de fondo, que hace lo que le sugiere su amigo, aun cuando ello suponga renunciar a acompañar a su padre enfermo en lo que se presume serán los últimos días de su vida. Ejecutar el estudiado robo en vísperas de Navidad, resulta sorprendentemente fácil, pero en cambio dar salida a las piezas que obran en su poder no es sencillo, y en su intento por encontrar un comprador exhiben uno y otro una verdadera ingenuidad. El mexicano Alonso Ruizpalacios ya había demostrador vigor fílmico en Güeros, otro retrato de jóvenes, dos hermanos con el telón de fondo de las protestas estudiantiles en la universidad. Su nuevo film, coescrito con Manuel Alcalá –el guión de ambos fue premiado en Berlín–, podría considerarse de algún modo complementario. Estéticamente cambia el blanco y negro por el color, pero sigue describiendo personajes desorientados, y sus dificultades para conectar con el mundo de los adultos, y de este modo alcanzar ellos mismos una necesaria y urgente madurez. La desilusión ante el mundo real y las diferencias generacionales están bien simbolizadas en la fiesta familiar de Nochebuena, en que Juan, de un modo cruel, desvela a los niños el engaño de los regalos de Santa Claus. Y las dudas ante la propia identidad y nuestro destino, las seguridades que podemos alcanzar, se apuntan de un modo sugerente con la voz en off de Juan –un estupendo Gael García Bernal para el que Leonardo Ortizgris sirve de eficaz contrapunto–, lo que se averigua acerca de las piezas arqueológicas está lejos de proporcionarnos algún grado de certeza, hay que moverse entre suposiciones y poco más, como ocurre en la vida misma. Mucho de lo que vemos tiene subtexto, piénsese en los niños jugando en la playa con las piezas robadas, imágenes elocuentes sobre la fugacidad y fragilidad de las cosas a las que podemos conceder tanto valor, o las visitas multiplicadas al museo para ver las vitrinas vacías. No sabemos, muchas veces, valorar lo que tenemos, y lo que deseamos tener, dinero, drogas, sexo, puede carecer de valor alguno.

6/10
Francisco. El padre Jorge

2015 | Francisco. El padre Jorge

Pocos géneros cinematográficos son más difíciles y menos agradecidos que el biopic. Resumir la trayectoria de un personaje, más si es de las que pueden describirse como “bigger than life”, en menos de dos horas de metraje, suele ser tarea harto complicada. Se puede optar por colocar el foco en algún episodio concreto de su vida, con lo que parte del conjunto se pierde, o bien picotear aquí y allá, con el riesgo de ofrecer una sensación de dispersión. Si encima el personaje sujeto de tratamiento fílmico está vivo y presenta la fulgurante popularidad mundial alcanzada por el Papa Francisco, la cosa se complica. A lo que se suma en este caso el lógico deseo de agradar a los creyentes católicos, sin dejar fuera al resto del público, que podría temer algo próximo a un sermón poco inspirado. Así las cosas, gran parte del mérito de esta película hispanoargentina, escrita y dirigida por el cineasta galledo Beda Docampo, y protagonizada por Darío Grandinetti, radica en la aceptación del desafío sin complejos, una seguridad –¿o habría que decir, en este contexto, fe?– gracias a la cual el resultado es notable, dentro de que el tratamiento es muy clásico, no se inventa la pólvora. La narración está estructurada a través del personaje ficticio de la periodista Ana, que prepara un libro sobre el Pontífice. Su investigación sirve para introducir distintos flash-backs sobre el pasado de Jorge Bergoglio –el esquema recuerda a Encontrarás dragones–, desde que siendo joven entra en el seminario, hasta su dedicación sacerdotal como jesuita a los más pobres en la diócesis de Buenos Aires, donde es nombrado obispo. Ana conoció a Bergoglio con ocasión del cónclave que eligió a Benedicto XVI, y a partir de ahí se forjó una sólida amistad que incluye consejos sólidos en momentos difíciles en la vida de ella. Aunque narrativamente el film recurre con frecuencia a continuas idas y venidas temporales que rompen algo el ritmo, Docampo sabe atrapar la rica personalidad espiritual y humana de Francisco, como en la realidad, muestra a una persona que frisa los ochenta años, pero que atrae a personas de todas las edades, y particularmente a la juventud que busca respuestas a los grandes interrogantes de la vida. Éste está extraordinariamente encarnado por Grandinetti, quien logra superar el escollo de no parecerse demasiado físicamente al personaje. Rasgos como la sencillez, el espíritu de acogida, la simpatía y el buen humor, junto a la piedad, se encuentra bien recogidos, nunca parecen artificiosos. La reconstrucción de época en los flash-backs y la dirección artística son vistosas –resultan completamente creíbles los planos de los dos cónclaves, que transcurren en la Capilla Sixtina del Vaticana– y se evitan planteamientos simplificadores, dentro de lo que admite la limitación temporal del formato fílmico, al mostrar su predilección por las personas más necesitadas de las periferias, su defensa de la vida o las intrigas de los poderosos de este mundo.

6/10
El espejo de los otros

2015 | El espejo de los otros

Cansina película de aire teatral, escrita y dirigida por el argentino Marcos Carnevale, y articulada en torno a cinco cenas que tienen lugar en un restaurante muy exclusivo, El Cenáculo, instalado en las ruinas de una catedral gótica. El imponente establecimiento lo oculta una puerta decorada con graffiti, y nadie diría que detrás se oculta ese marco grandioso, donde rige la la peculiar regla de que sólo se sirve una cena por noche, en una única mesa. El espectador es testigo de la reunión de tres hermanos con sus parejas, que trafican con pastillas; el reencuentro de una pareja de amantes donde vuelven a surgir los reproches de 25 años atrás; la cita a ciegas de un ciego con una mujer; otro reencuentro, amoroso y lésbico, propiciado una amiga, ellas son dos mujeres, y una está recluida en un centro hospitalario con una enfermedad terminal; finalmente el dueño de El Cenáculo y su amante, esposa o lo que sea, que sigue las cenas con cámaras televisivas, tendrán un encuentro donde también hay espacio para los reproches. Con la excusa literaria forzada de Jorge Luis Borges y los artificios de los espejos y los laberintos por los que discurre el devenir humano, se nos quiere ofrecer un ambicioso caleidoscopio antropológico, pero el resultado es pretencioso y tedioso, un ejercicio de estilo para que los actores se esfuercen en sus composiciones, donde dominan en exceso las declaraciones grandilocuentes.

4/10
Gato negro

2014 | Gato negro

Cuenta la vida de Tito Pereyra, un argentino cuyos contrastes permanentes parecen marcar su destino. La historia abarca desde su niñez (con un padre ausente) en un pueblo tucumano en 1956 hasta los 80 en democracia en Buenos Aires. En ese transcurrir toma decisiones que le cambian la vida para siempre. La película muestra a un ser humano lleno de luces y sombras. Es la vida de un sobreviviente que desde su infancia hasta la adultez, lucha por torcer su destino. En una sociedad que le fue hostil, con enorme esfuerzo y ambicion logra abrirse camino. El personaje se mueve con gran omnipotencia, la que le permite crecer y por la que lo arriesga todo.

Rosa fuerte

2014 | Rosa fuerte

Cristina y Manuel son una pareja como cualquier otra que pasa un simple y aburrido domingo juntos. A medida que pasa el tiempo, la pareja muestra que está en una crisis. Están estancados y no saben cómo seguir hacia delante. Cristina empieza a recibir llamadas de otro hombre y se termina enterando de que va a ser madre.

Arrebato

2014 | Arrebato

Luis Vega, un escritor y profesor de literatura, es acusado de un asesinato tras la publicación de su novela Arrebato en la que narra de forma detallada un misterioso crimen sucedido en la vida real. Recorriendo la fina linea que separa la realidad de la ficcion descubriremos detrás de esta historia, y del crimen que narra, el triangulo amoroso formado por Luis, su mujer Carla, y la enigmatica Laura Grotzki, quienes descenderan en la trama a un infierno de pasión, celos, misterio y sexo.

El amor a veces

2013 | El amor a veces

8 tiros

2013 | 8 tiros

Juan busca romper con su pasado: vengarse de su hermano Vicente, y reivindicarse de lo que le hizo daño. Con su camioneta, bautizada "8 tiros", Juan sale tras sus objetivos incursionando en un mundo violento donde la trata, las drogas y los robos son moneda corriente. Todos esconden secretos...

Tetro

2009 | Tetro

Bernie, un joven a punto de cumplir los dieciocho años, llega a casa de su hermanastro Angelo en Buenos Aires, huyendo de la sombra del padre. El propio Angelo, que se hace llamar Tetro y vive con su novia Miranda, también trata de librarse de esa influencia paterna. Lisiado físico –está cojo por un accidente– y emocional, Tetro es un hombre ensimismado, de humor cambiante, que deseaba ser escritor, y tiene una obra inacabada. No le gusta hablar de sí mismo, y rehúye las preguntas de Bernie, mucho más joven que él, sobre la familia y lo que ha estado haciendo. Con setenta años, Francis Ford Coppola se encuentra en una etapa muy especial como cineasta. Diez años después de entregar su última película, En legítima defensa, un título netamente comercial basado en una novela de John Grisham, ha vuelto a dar la cara con dos películas personales, Juventud sin juventud y Tetro. Esta última parte de un guión original de Coppola, lo que es una completa novedad, pues hay que remontarse a La conversación, de 1974, para encontrar otro libreto del cineasta en que él sea el único autor. Y hay una sensación en el film de añoranza del pasado, de recobrar las oportunidades perdidas, de reemprender el tipo de historias que Coppola habría hecho si no se hubiera cruzado en su vida El padrino. En tal sentido Tetro es una película de otra época, suena a ‘antigua’, con reminiscencias confesadas de Tennessee Williams, Michelangelo Antonioni y Elia Kazan. Se trata de una historia desgarrada, de un tema que siempre le ha interesado, la familia, que aúna además la cuestión del talento artístico en una familia donde padres, hijos, hermanos, manifiestan tener un don especial. De modo que hay una mirada al choque de egos, cómo uno puede anular a otro. Hay secretos oscuros de familia, hechos que cambiaron la vida de unos y otros para siempre; por tanto, amargura, reproches, soledad, incapacidad de perdonar y pedir perdón. Casi toda la película está rodada en un blanco y negro que recuerda al cine de Robert Bresson, con momentos puntuales en color, con tamaño de pantalla más pequeño, flash-backs sobre el pasado y su influencia en la obra artística de Tetro. Son ideas estilísticas que, junto al tono operístico que domina toda la trama, prestan a la película una indudable elegancia, pero no sirven para hacer de ella una gran obra. Hay un buen montaje y un inteligente uso del sonido, a los que no es ajeno, claro está, su habitual colaborador Walter Murch, pero el conjunto está descompensado, algunas cosas funcionan mejor que otras. Es un completo hallazgo el novel actor Alden Ehrenreich, que recuerda a un juvenil Leonardo DiCaprio, y que atrapa bien el desconcierto propio de su edad de descubrimiento del mundo. También hace un buen trabajo Maribel Verdú, como la tierna novia de Tetro. Más difícil es valorar el trabajo de Vincent Gallo en este personaje, demasiado frío y atormentado; hay un esfuerzo notable en la composición, pero resulta distante, no emociona. Sobre Carmen Maura poco hay que decir, su interpretación de una crítica literaria es grotesco y de escasa presencia. Quiere prestar Coppola a su narración una cualidad de tragedia griega, con la vieja idea de ‘matar al padre’ para tener vida propia. Hay motivos para que Tetro, y en menor medida Bennie, hayan alimentado el resentimiento, pero sorprende la frialdad con que acogen la noticia de la delicada salud paterna, y las exageradas escenas del concierto-homenaje. Toda la idea de presentar la obra de Tetro en el Festival de Patagonia, y el viaje con iniciación al sexo de Bernie, tiene difícil encaje en la historia, podía haberse omitido. En general la sensación es de una historia alargada y autocomplaciente, incluida la cita a Los cuentos de Hoffman de Powell y Pressburger, compuesta con elementos levemente autobiográficos –la familia de Coppola es una familia de artistas de origen italiano–, con la que el director afronta el paso del tiempo, ‘su’ tiempo, y que le lleva a una historia ‘artística’ con puntos de interés, pero no redonda, ni mucho menos.

5/10
El frasco

2008 | El frasco

Pérez es el solitario conductor de un autobús que hace cada día el mismo recorrido. Es un hombre silencioso, huraño y que apenas se relaciona con nadie, pero una viajera llamada Romina llamará su atención. Un día Romina le pide un favor, y es que le lleve un frasco al médico para un análisis, pero durante un descuido a Pérez se le cae al suelo y se rompe. Alberto Lecchi dirige una historia de amor donde pretendía introducir ternura y humor pero por momentos se olvidó de esas características. Está protagonizada por Darío Grandinetti (Quiéreme) y Leticia Brédice y aunque el guión prometía, finalmente queda tristemente reducido a una historia que no engancha y que gira en torno a dos personajes sin carisma y un frasquito de orina. Tampoco se saca todo el partido posible a ciertos personajes secundarios, como al hermano de la protagonista, por ejemplo.

3/10
Impunidad

2008 | Impunidad

La suerte está echada

2005 | La suerte está echada

Comedia que habla de la suerte, del destino y del afecto de dos medio-hermanos muy diferentes, distanciados durante años y vueltos a unir por su padre, en una circunstancia muy particular.

Ay, Juancito

2004 | Ay, Juancito

Biopic de Juan Duarte, el hermano de Eva Perón, centrado en sus relaciones con las actrices Elina Colomer y Fanny Navarro. Correcta producción, cuenta con un reparto impecable. Quizás acabe siendo demasiado localista, poco atractiva para el público no argentino.

4/10
El día que me amen

2003 | El día que me amen

Drama sobre las inseguridades del ser humano, que tantas veces necesita ayuda profesional, un psiquiatra. Pero también una mirada amorosa, capaz de recomponer heridas y depresiones. El film explora la amistad y el amor romántico de Joaquín (Adrián Suar) y Mara (Leticia Brédice), él incapaz de salir de su habitación, ella actriz a la que la vida no saba de satisfacerle. Su reencuentro tras muchos años en que compartieron una infancia feliz, podrían ser la terapia que uno y otra necesitan. El film utiliza como subtexto la representación de "El jorobado de Notre Dame" en que anda inmersa Mara.

5/10
En la ciudad sin límites

2002 | En la ciudad sin límites

Max padece un cáncer terminal. Y su familia –esposa y tres hijos, dos casados, uno con novia– le acompañan durante esos duros momentos en una clínica de París. El extraño comportamiento del enfermo parece corroborar que la cabeza se le va. ¿O no? Sea como fuere Víctor, el hijo pequeño, quiere entender a su padre, lograr un acercamiento que quizá nunca intentó antes. Y le sigue el juego en una búsqueda alrededor de un oscuro secreto del pasado. Una de las películas españolas más inteligentes del presente año, reflexiona sobre las relaciones padre-hijo, inspiradas en la experiencia personal de Antonio Hernández. Según sus desoladas palabras, cuando su padre enfermó, “nos dimos cuenta de que perdía la razón. E hicimos, hice, lo que entonces me pareció normal: le cuidé e ignoré su locura. Tenía miedo de nosotros, se escondía, parecía temer que le hiciéramos daño. Cuando se murió me di cuenta de que, a pesar de nuestra presencia y de nuestro cariño, mi padre se había muerto solo.” La atención durante la enfermedad, y el esfuerzo por comprender al otro, son la columna vertebral de una historia que el director y coguionista plantea en forma de enigma. Alrededor dibuja con trazos fuertes unos personajes y las razones que les mueven. Fernando Fernán Gómez destaca en un reparto pletórico y muy bien seleccionado.

6/10
La mujer de mi vida

2001 | La mujer de mi vida

El especialista en comedias desenfadadas Antonio del Real (Cha-cha-chá) sitúa la acción en el mundillo que mejor conoce, el del cine español. Cuando está a punto de recibir un Goya, un productor (Emilio Gutiérrez Caba) recibe una llamada desesperada de su amigo Enrique (José Sancho), un actor deprimido por haber caído en el olvido. Lo mejor del film es sin duda el ajustado reparto.

4/10
Nueve reinas

2000 | Nueve reinas

Marcos y Juan. Dos timadores que se han conocido casualmente en un supermercado. A punto de ser descubierto Juan en plena “faena”, Marcos le echa un cable. ¿Gracias y hasta luego, fin de la película? ¡No! Deciden una asociación temporal, 24 horas de timos. Comienzan con pequeñas cosas hasta que, como llovido del cielo, les surge el “trabajo” de sus vidas: la colocación de unos sellos falsos, por la que podrían ganar una fortuna. El argentino Fabián Bielinsky escribe y dirige ésta su opera prima. Lo hace con talento e ingenio desbordantes. La trama se despliega con prodigiosa naturalidad, los sucesos se encadenan con armonía, vamos conociendo poco a poco a los dos protagonistas. Su relación es la clásica de discípulo y maestro, tipo bisoño y perro viejo. Ambos tienen problemas familiares, aunque ninguno se abre al otro. Las motivaciones dinerarias pueden ocultar otras razones. El juego de la mentira, la natural desconfianza entre Marcos y Juan y un refrescante sentido del humor son los resortes que Bielinsky utiliza para servir una película que sorprende en todo momento. El director demuestra poderío visual y sabe sacar todo el partido a los dos actores que dominan la mayoría de los planos, estupendos Ricardo Darín y Gastón Pauls.

7/10
Plata quemada

2000 | Plata quemada

Inspirado en hechos reales, Marcelo Piñeyro describe de modo frío y sin concesiones el golpe llevado a cabo por una banda de atracadores y sus posteriores consecuencias. Su intención es mostrar con "objetividad" la "vida cotidiana" de estos desesperados. Y destaca la asociación de dos de ellos, ¡Ángel y "El Nene", "Los Mellizos", que, sin nada en lo que creer y por lo cual vivir, se agarran al clavo ardiendo de su relación homosexual, historia de amor imposible. Las imágenes Alfredo Mayo son de impecable factura, y los actores hacen un esfuerzo de introspección. Pero se echa de menos un juicio del degradado comportamiento de los personajes. El film obtuvo el Goya al mejor film iberoamericano, pero no llega a la altura de la magnífica Caballos salvajes, el mejor film de Piñeyro hasta la fecha.

4/10
Almejas & mejillones

2000 | Almejas & mejillones

Rolondo es un biólogo, estudioso de la sexualidad de los... ¡mejillones! Cuando alquila en Tenerife una casa para proseguir sus estudios, conoce a la bella Paula, de la que se enamora. Pero a ella le gustan las mujeres, así que a Rolondo no se le ocurre otra cosa que cambiar de sexo. El desconocido Marcos Carnevale orquesta esta disparatada comedia, para lucimiento de Jorge Sanz y compañía.

1/10
Cóndor Crux

1999 | Cóndor Crux

Cinta animada digitalmente y con trama distópica pensada para adolescentes. Imagina un futuro imperfecto en el año 2068, donde un científico y su hijo se enfrentan a un tirano que gobierna en el Cono Sur americano y que puede llevar a la Tierra al desastre. Entre los paisajes recreados con cierto esmero destaca la Amazonia.

5/10
Cómplices

1998 | Cómplices

Años atrás, Julio y El Polaco fueron amigos inseparables en su pueblo natal. El primero se ha convertido en un hombre de negocios, se radica en Estados Unidos. El otro se ha convertido en un marginal. Interesante thriller que atrapa, gracias al sólido trabajo de los actores.

4/10
Cenizas del paraíso

1997 | Cenizas del paraíso

Los tres hermanos Makantasis se confiesan, cada uno individualmente, culpables del asesinato de Ana Muro, la novia de uno de ellos. La juez que investiga el caso sospecha que detrás de tan extraña actitud se esconde el intento de encubrir los motivos reales de la muerte de su padre, el juez Costa Makantasis, que, aparentemente, se suicidó. El mayor mérito del film de argentino Marcelo Piñeyro (Caballos salvajes), ganador del Goya a la mejor película extranjera en castellano, es hacer creíble la historia. Pese a los vericuetos del guión, con idas y venidas en el tiempo, los procedimientos judiciales y la interpretación de Cecilia Roth ayudan al realismo, y el conjunto es bastante coherente. Cojea más el tratamiento del juego amoroso de Ana con los hermanos, donde la morosidad y lo gráfico frenan a menudo la narración.

6/10
Sin querer

1997 | Sin querer

Una curiosa historia, que transcurre en un pueblo perdido de la Patagonia. La prosperidad podría llegar al lugar con la llegada de un ingeniero, que debe trazar la ruta de transporte de un barco por tierra firme hasta el lago que es su destino. Aunque el punto de partida es atractiva, la trama se dispersa con la aventura propuesta, más los dramas y relaciones sentimentales que surgen. La fotografía preciosista cobra gran protagonismo.

4/10
¿Sabés nadar?

1997 | ¿Sabés nadar?

Una mirada a la juventud a través del rodaje de una película en Mar de Plata. Supuso el debut en la dirección de Diego Kaplan, que incurrió en algo bastante habitual en los principiantes, contar una historia de cine dentro de cine, y de las dudas de unos jóvenes que se pueden identificar con las propias. La cinta tuvo el lastre de estrenarse varios años después de filmarse, por problemas legales.

4/10
Años rebeldes

1996 | Anni ribelli

La historia de Laura, hija de inmigrantes, con ideas propias, que en los años en que se prepara para entrar en la edad adulta tiene muchas inquietudes y sueños. Interpreta a la idealista adolescente Leticia Brédice, en una trama algo ingenua y demasiado politizada.

4/10
La peste

1992 | La peste

En la ciudad de Orán se declara la peste por lo que sus ciudadanos han de vivir en cuarentena. Las reacciones de cada uno ante esta situación serán diferentes. Desde el médico ateo que se siente impotente y sin respuesta, hasta el sacerdote católico que duda de su fe. Luis Puenzo rodó esta película basada en la inmortal novela de Albert Camus, pero a la cinta se le ha criticado su falta de sentido, y el guión cojo y de excesiva duración, donde sólo muestra una serie de escenas independientes sin unión alguna. Una verdadera pena. De todos modos, se agradece ver los rostros tan conocidos como los de Robert Duvall, Sandrine Bonnaire o William Hurt.

4/10

Últimos tráilers y vídeos