IMG-LOGO

Biografía

Lucas Prisor

Lucas Prisor

Lucas Prisor

Filmografía
En el fuego

2020 | Im Feuer / Sisters Apart

Película sobre el drama de los refugiados y el desarraigo un tanto cansino. Arranca cuando Rodja, de origen iraquí pero criada en Alemania con sus tíos, se reúne con su madre Ferhat en un campo de refugiados griego, y se la lleva a su casa. Ella, militar de carrera, pide un destino en la parte kurda de Irak para tratar de encontrar a su hermana, que ha quedado allí. Daphne Charizani, guionista de La audición, y directora de un film titulado Madrid, escribe y dirige un film bienintencionado pero al que le falta un hervor, y en que el fatalismo del último tramo resulta totalmente gratuito. Más allá del drama de la separación, apenas conocemos a los personajes y sus motivaciones, y faltan conflictos de entidad, lo que pesa como una losa en un film que se hace largo aunque apenas supera la hora y media.

5/10
La casa de la niebla

2017 | Das Nebelhaus

Cuando una mujer queda en coma debido a un intento de su suicidio su madre pide ayuda para que investiguen lo ocurrido. Lo hará una compañera de colegio, la periodista Doro Kagel, que intentará descubrir la verdad de los hechos. Correcto aunque simplón thriller alemán televisivo que sive para pasar el rato gracias al esforzado trabajo del reparto, encabezado por Felicitas Woll.

4/10
Elle

2016 | Elle

Una de esas películas malsanas, enfermizas, depravadas, que muestran el bajo concepto que tiene el holandés Paul Verhoeven de la naturaleza humana, animalidad dizque evolucionada y poco más, en tal sentido es completamente coherente con el resto de su filmografía. Adapta con el brío y la energía fílmica que tan bien maneja una novela de Philippe Djian. Es su primer trabajo en francés y lo protagoniza una Isabelle Huppert que hace pensar en La pianista de Michael Haneke. Juega en los primeros momentos del film al desconcierto, dosificando la información, para irnos introduciendo paulatinamente en las interioridades de un auténtico zoo humano de personajes desgarrados, donde el "animal" principal es Michèle, la "Elle" del título, una mujer que sufre en su casa una salvaje agresión sexual. Pero todo es tan raro en los primeros compases de la narración, que llegamos a dudar acerca de si se trata de una violación, o de una especie de extraño acuerdo con alguien para ser atacada por sorpresa: pues no hay denuncia policial, luego recibe a su hijo Richard, que viene a pedirle dinero, como si tal cosa... Cierto que cambia las cerraduras de su casa, y luego finalmente lo cuenta en una cena a su ex marido y a un matrimonio amigo, de un modo sin duda chocante. El guión es de David Birke, con quien Verhoeven no había trabajado anteriormente. Pero sea como fuere, el film orbita en la galaxia del holandés, por su extrema dureza, visual al mostrar sexo y violencia, y también psicológica, pues tenemos una serie de personajes con múltiples desviaciones sexuales, que se justifican por un suceso del pasado relacionado con el padre de Michèle, pero que no dejan de ser absolutamente demenciales. Y se apuntan condicionamientos sociales –el apunte al mundo de los videojuegos con un punto sadomasoquista, en el que trabaja Michèle–, el peso de las relaciones familiares y amistosas, el gusto por el morbo, y en definitiva un algo oscuro que alberga el interior de toda persona. Curiosamente, no obstante, en este tortuoso film parece que la añoranza de algo que pudiera ser llamado esperanza sólo puede despuntar en una especie de inconsciencia santurrona, la de la esposa católica del vecino, que todo parece encajarlo con una bobalicona sonrisa angelical.

6/10
Joven y bonita

2013 | Jeune et jolie

Las andanzas de Isabelle, una joven de 17 años, ritmadas por las cuatro estaciones de un año. La todavía menor de edad vive con su madre Sylvie, su hermano adolescente Victor, y su padrastro Patrick, a su padre biológico lo ve muy de vez en cuando, pues reside en el extranjero. Muy consciente de su belleza física, en verano Isabelle pierde la virginidad, y en otoño se prostituye sin que su familia lo sepa, amasando una respetable suma de dinero. Con la llegada del invierno y la consiguiente primavera, asomarán las consecuencias de estos actos, que hacen temblar, hasta cierto punto, los cimientos del burgués hogar familiar, y se apuntará a una relativa madurez de la chica. François Ozon es un guionista y realizador con oficio, al que le gustan las historias algo retorcidas que exploran las pulsiones oscuras de personajes supuestamente respetables, casi siempre de clase media, y en ellas hace especial hincapié en unas inclinaciones sexuales que se suelen salir de lo convencional. Con este planteamiento sus películas inicialmente mostraron un interés reducido -Bajo la arena, Swimming Pool-, aunque a veces lograba destacar por sus repartos -8 mujeres-, hasta alcanzar un dominio de la puesta en escena que logró su máxima expresión en En la casa, adaptación de la obra de teatro de Juan Mayorga. Con Joven y bonita, sigue su línea de historias extremas con gran carga sexual, donde el virtuosismo narrativo no logra ocultar las carencias antropológicas. Choca desde el principio la personalidad de la protagonista –la hasta hora desconocida Marine Vacht–, que no muestra jamás un rasgo que no sea profundamente egocéntrico, y cuyas motivaciones en su aventura de prostitución nunca quedan del todo claras, más allá de un lánguido aburrimiento y del deseo de experimentar el placer y la aventura, dejando de lado cualquier consideración moral, aquello es puro nihilismo, no hay espacio para la amistad, el amor romántico o familiar, no digamos por otros seres humanos. Y al igual que ocurría en En la casa, a los padres sólo les cabe la sorpresa por la deriva vital que ha tomado su hija, sin un ejercicio serio por interrogarse acerca de cómo las cosas han podido discurrir del modo en que lo han hecho.  

5/10

Últimos tráilers y vídeos