IMG-LOGO

Biografía

Marcel Dalio

Marcel Dalio

83 años ()

Marcel Dalio

Nació el 17 de Julio de 1900 en París, Francia
Falleció el 20 de Noviembre de 1983 en París, Francia
Filmografía
Une page d'amour

1978 | Une page d'amour

François es un joven que trabaja para una compañía de seguros y está comprometido con una muchacha judía. Su ordenado mundo sufre un vuelco cuando se entera que un asesino es declarado no responsable de sus actos y recluido en un psiquiátrico. Algo se revuelve en el interior de François, hasta el punto de romper su relación. Película "de tesis"presentada en el Festival de Berlín, resulta algo críptica, no se entiende lo que bulle en la psique del protagonista.

4/10
La Bestia

1975 | La bête

Un noble arruinado de la campiña está a punto de casarse con una rica de ciudad. Los novios no se conocerán hasta el fin de semana de la boda. Versión erótica de "La bella y la bestia". Tiene una enorme carga sexual, cercana al cine pornográfico.

1/10
Las locas aventuras de Rabbi Jacob

1973 | Les aventures de Rabbi Jacob

El rabino Jacob, que vive en Manhattan, se desplaza a París con motivo de una ceremonia religiosa en la que participa su sobrino David. A partir de aquí comenzarán los enredos entre unos ineptos terroristas árabes y otros hilarantes personajes, en esta divertida comedia del genial Louis de Funès.

5/10
Justine

1969 | Justine

Justine es una mujer judía casada con un banquero en una Alejandría dividida entre musulmanes y judíos. Un joven maestro inglés llamado Mark se enamora de ella, pero Justine está envuelta en unos asuntos turbios contra los británicos. Drama dirigido por George Cukor (La costilla de Adán) con la francesa Anouk Aimée (Un hombre y una mujer), basado en "El cuarteto de Alejandría" de Lawrence Durrell. Acompaña la música de Jerry Goldsmith.

5/10
Matrimonio 69

1968 | How Sweet It Is!

Grif Henderson, fotógrafo, debe viajar por motivos de trabajo a París. Decide llevarse a Jenny, su esposa, y a Davey, su hijo hippie. Una de las exitosas comedias de la época dorada de Debbie Reynolds. Humor ligero pero eficaz y diálogos trabajados.

5/10
La hora veinticinco

1967 | La Vingt-cinquième heure

Su acción tiene lugar durante la Segunda Guerra Mundial y su protagonista es Johann, un humilde trabajador rumano que, sin saber muy bien cómo, se ve envuelto en una surrealista espiral de odio y violencia cuando es acusado por un vecino de ser judío. Enviado a un campo de concentración, se convierte en guardián de sus propios compañeros, y, al descubrirse que no es hebreo, se le toma, incluso, como prototipo de la raza aria, siendo enrolado en el ejército alemán y puesto de ejemplo de nazi en revistas especializadas. Adaptación de la novela de C. Virgil Gheorghiu, donde destaca la interpretación de Anthony Quinn en el rol del desconcertado personaje. La historia de amor con su esposa –Virna Lisi– descoloca un poco de la trama real. A destacar la melódica partitura del maestro Georges Delerue en una nueva colaboración con el director Henri Verneuil tras Cien mil dólares al sol (1964).

7/10
Dulce gamberro

1966 | Tendre voyou

Comedia sobre un gigoló que se jacta de ser un auténtico 'macho man', capaz de seducir a cualquier mujer que se le ponga por delante. Cuando es contratado por un rico magnate para que le acompañe a él y a su mujer en un viaje de placer a Tahití, pronto comprenderá que se ha metido en el lío de su vida. Invento cómico para que la estrella Belmondo pueda dar rienda suelta a sus acrobacias de rigor (siempre interpretadas por él mismo, a pesar de los riesgos físicos) añadiendo ahora sus dotes románticas, que nos lleva al camino de multitud de chicas ligeras de ropa. Entretenida y sin pretensiones, en España volvería a reestrenarse años después con el título de Simpático sinvergüenza (no confundir con otra comedia de Belmondo de 1984 llamada Simpático y caradura). Tras Un tal La Roca y A escape libre, fue la tercera colaboración entre el actor y el director Jean Becker.

4/10
Lady L

1965 | Lady L

Lady Landale es una mujerona millonaria que está a punto de cumplir 80 años. Con motivo de la celebración, sus amistades acuden a felicitarla, y el escritor Sir Percy está dispuesto a escribirle su biografía, por lo que Lady L, comienza a relatarle su vida. Comedia de Peter Ustinov que no obtuvo el éxito esperado. Lo cierto es que se le acusa de un guión flojo y una dirección hecha con desgana. El mayor atractivo de la cinta es la elección de los actores, pero incluso ellos, dejan bastante que desear en este trabajo. Ni la belleza de la Loren, ni el atractivo de Newman, sacan a flote la historia. Quizá sobresalgan un poco los diálogos de David Niven (La vuelta al mundo en 80 días (1956)), casi siempre estupendo.

4/10
Un chico y una chica

1965 | Un garçon, une fille. Le dix-septième ciel

Un empleado de limpieza conoce a una humilde criada. Él cree que posee una gran fortuna, mientras que ella piensa que el hombre es escritor. Entre ambos surge el amor. Exitosa pero discreta comedia sin pretensiones, con brilantes interpretaciones de Jean-Louis Trintignant y Marie Dubois. El debutante en el largometraje Serge Korber logra imprimir cierto dinamismo al relato.

6/10
American in Paris

1964 | American in Paris

El propietario de una agencia de viajes. Éste intenta ayudar a unos americanos que tienen problemas durante una visita a la capital francesa. Gene Kelly dirige esta comedia televisiva, que homenajea su película Un americano en París.

6/10
Un monsieur de compagnie

1964 | Un monsieur de compagnie

Antoine es un tipo que ha llevado una vida a lo grande, sin trabajar, gracias a la fortuna de su abuelo. Se pasa los días pescando y perdiendo el tiempo. Pero cuando su abuelo muere, el dinero se acaba, y Antoine tiene que aprender a buscarse el sustento por sí mismo. En su periplo tendrá que relacionarse con diversos individuos de distinto pelaje. Amena comedia sobre las relaciones sociales, basada en una novela de André Couteaux, con un gran trabajo de los protagonistas. Tuvo éxito en Francia, y en menor medida en otros países, entre ellos Estados Unidos.

5/10
Salvaje y encantador

1964 | Wild and Wonderful

Giselle (Christine Kaufmann) es la dueña de Cognac, un caniche mimado que se ha convertido en una popular estrella de la televisión en Francia. Cuando Giselle se casa con Terry Williams (Tony Curtis), el perro se pone celoso. Ligera comedia con perro, con un impecable trabajo de Tony Curtis. Pocas sorpresas, pero algunos momentos divertidos.

5/10
El último de la lista

1963 | The List of Adrian Messenger

Un escritor entrega a un amigo suyo investigador una lista de nombres, para que averigüe su actual paradero. Poco después el tipo muere en un accidente de avión, que tiene toda la pinta de haber sido saboteado. Al mismo tiempo, el investigador descubre que varias personas de la lista han muerto de forma violenta.Singular mezcla de thriller, comedia y drama, según una novela de Philip MacDonald. John Huston imprime a la narración su típico sentido del humor irónico. La única mención que el cineasta hace a esta película en sus memorias, es para hablar de la escena de la complicada secuencia de la cacería del zorro, el clímax de la película, donde su propio hijo Tony, entonces de doce años, hizo un peligroso salto con su caballo.El pegadizo tema central corrió a cargo de Jerry Goldsmith. La pretendida gracia del film consiste en que, durante los créditos finales, vamos descubriendo a las estrellas que han ido apareciendo por las imágenes convenientemente disfrazados, sobre todo Tony Curtis, Kirk Douglas (con una prominente calva), Burt Lancaster (¡vestido de mujer!), Robert Mitchum y Frank Sinatra. Parece ser que también estaba prevista la aparición de Elizabeth Taylor, que en este caso había estado maquillada como un marinero canoso, pero un problema de agenda le impidió participar en el film.

6/10
La taberna del irlandés

1963 | Donovan's Reef

Dos amigos pasan la vida en la taberna de una pequeña isla de Polinesia, donde se mantienen pequeñas discusiones. Un día, llega al lugar una joven bostoniana, en busca de su padre. Una de las películas con más sentido del humor del maestro John Ford, y una espléndida interpretación de su actor favorito: John Wayne.

6/10
Cartouche

1962 | Cartouche

Francia, siglo XVIII. Allí tiene lugar la historia de Dominique Bourguignon, un ladrón de poca monta que, por casualidad, lidera una banda de delincuentes con el nombre de Cartouche. Su intención es robar a los aristócratas ricos de las formas más ingeniosas – aunque arriesgadas– posibles. Al tiempo, el lado seductor de Cartouche sale a escena cuando se enamora de Venus, una gitana a la que salva de ser detenida por la autoridad. Comedia de aventuras y romance, en la mejor tradición del género francés de espadachines, que supuso la primera colaboración entre el director Philippe de Broca con Jean-Paul Belmondo, que vuelve a revelarse como un tipo ágil y tremendamente divertido capaz de llenar la pantalla por sí mismo. El reparto se complementa entusiastamente con Claudia Cardinale y Jean Rochefort. Un gran éxito de taquilla con tres millones y medio de espectadores en Francia.

6/10
Jessica

1962 | Jessica

Jessica, una atractiva mujer, se muda a un pequeño pueblecito italiano. Sus nuevas vecinas la miran con desconfianza, pues temen que seduzca a sus maridos. A pesar de que está codirigida por Jean Negulesco (Cómo casarse con un millonario), esta comedia dramática apenas tiene interés. Adapta una novela de Flora Sandstrom.

5/10
Can-can

1960 | Can-Can

La dueña de un café parisino podría verse obligada a cerrarlo porque un juez considera que el can-can es un baile demasiado provocativo. El director de El rey y yo, Walter Lang, ofrece un divertido musical, con la voz y presencia de Sinatra.

5/10
A todo riesgo

1960 | Classe tous risques

Existe una gran tradición de cine negro en Francia, con grandes representantes del género, como el actor Jean-Paul Belmondo, protagonista de esta cinta, en la que interpreta a un criminal que huye de la policía con su socio en París.

5/10
Confidencias de medianoche

1959 | Pillow Talk

Por un error, Allen, un compositor, y Jean, decoradora, se ven obligados a compartir temporalmente la misma línea telefónica. Esta anómala situación ocasionará continuas discusiones entre ellos. No se conocen, aunque los dos trabajan para el mismo jefe, Jonathan, que intenta conquistar a Jean. Durante el transcurso de una cena, Allen reconoce la voz de Jean, y se siente atraído por ella, así que decide ocultar su verdadera identidad y trata de conquistarla. Esta inteligente comedia reunió por primera vez a Doris Day y Rock Hudson. Tuvo un gran éxito y ganó el Oscar al mejor guión original en 1959. Así que la pareja volvió a repetir en otros dos títulos que mantenían el mismo sofisticado humor, el tono romántico, ausencia de exteriores y una fotografía colorista en technicolor. Tony Randall, el jefe, apareció como secundario en las tres, y ha interpretado un pequeño papel en la reciente Abajo el amor, homenaje a estas comedias.

8/10
La escuadrilla Lafayette

1958 | Lafayette Escadrille

La producción e idea del film es del propio director, quien encargó el guión a Albert Sidney Fleischman. En realidad es una especie de autobiografía que recuerda cómo un joven rebelde norteamericano cambió su vida gracias a que se alistó en la fuerza aérea francesa durante la Primera Guerra Mundial. Allí, luchando contra los alemanes, descubrió el auténtico sentido del amor y la amistad. Bien rodada en sus escenas de acción, contiene numerosos detalles cómicos y dramáticos que le ocurrieron al director, aunque se nota algo de autocomplacencia en determinados momentos. Tras esta película, Wellman se retiró del mundo del cine falleciendo en 1975. A destacar en su reparto las presencias de David Janssen (después famoso por la serie El fugitivo), Clint Eastwood cuando no era conocido, y el hijo del director, William Wellman Jr.

5/10
El retorno del héroe

1958 | The Return of the Hero | Serie TV

Francia. Dos veteranos de la guerra de Argelia toman unas copas en un local. Están a punto de regresar a casa y uno de ellos, André, quiere llevar a su camarada al hogar familiar, un estupendo castillo de su noble familia. La marcha supondrá que la historia de amor entre André y Thérèse, la hija del dueño del local, quede en nada. ¿O no?Este episodio de la serie televisiva “Alfred Hitchcock presenta” sorprende por su tono de melodrama, pero aún más chocante es el final inesperado, que justifica dicho tono. Hay una crítica social a las clases altas que se pavonean de todo, y la ironía final del presentador del show Hitchcock también adquiere tintes inesperados.

5/10
Vacaciones sin novia

1958 | The Perfect Furlough

Un grupo de militares que cumple su misión aislado en una base del Polo Norte, está desmotivado por la falta de alicientes femeninos. Ante esta situación, los altos mandos deciden que uno de ellos obtenga un permiso de tres semanas. El afortunado resulta ser el cabo Hodges, un ligón impenitente que no tiene otra ocurrencia que pasar dicho permiso en la ciudad de París. Allí consigue ser el foco de atención al mantener un romance con una célebre actriz de cine. Como el asunto se les ha ido de las manos, las autoridades deciden enviar a una teniente para evitar que Hodges siga desprestigiando al ejército. Simpática e intrascendente comedia, una de las primeras en la carrera de Blake Edwards, que emparejaba a Tony Curtis con su esposa en la vida real, Janet Leigh, en un triángulo amoroso completado con la atractiva Linda Cristal.

5/10
Fiesta

1957 | The Sun Also Rises

Adaptación de la obra de Ernest Hemingway, inspirada, como casi todo lo que escribió, en su experiencia personal. El film arranca en París, con una vida de café en café, mientras unos y otros viven de la escritura y del periodismo, o de lo que cae. De ahí un grupo de amigos se traslada a Pamplona para vivir en primera línea la fiesta, o sea, los sanfermines. Entretanto, entre copa y copa, surgen los devaneos amorosos, el más llamativo el de Brett con un torero. Film crepuscular, quizá la edad de los actores –que componen un gran reparto– es mayor de lo que correspondería a sus personajes, pero ello ayuda pues aunque jóvenes, no dejan de ser tipos avejentados, un poco de vuelta de todo. Henry King sabe transmitir una sensación agridulce, acerca del tiempo que se nos escurre de las manos, y del placer efímero.

6/10
Diez mil dormitorios

1957 | Ten Thousand Bedrooms

Ray es un adinerado hombre de negocios. Es el dueño de numerosos hoteles y un soltero cotizado. Un día acude a Roma para comprar un nuevo hotel. Allí se enamora perdidamente de una jovencita italiana. Pero no le será fácil conquistarla. Para casarse con ella antes tendrá que casar a sus tres hermanas mayores. Simpática comedia musical ligera y presidida por el amor. La dura prueba a la que se enfrenta Dean Martin para conquistar el corazón de su enamorada hace que se sucedan las situaciones divertidas y de enredo.

4/10
Apuesta por un jinete

1957 | Tip on a Dead Jockey

Robert Taylor es Lloyd Tredman, un militar de la Segunda Guerra Mundial que vive atormentado por todas las vidas que se perdieron durante el combate. El sentimiento de culpa marca la teóricamente tranquila vida que debería llevar en España, que es donde reside. Pero, encima, se queda arruinado después de haber apostado al caballo equivocado, que para más inri tira a su jinete, que acaba muerto. Después de esto se ve envuelto en un asunto un poco turbio para poder conseguir dinero. Drama de alto voltaje, con toques de cine negro, protagonizado por estrellas rutilantes de Hollywood. La verdad es que la película tiene poco de española si exceptuamos la presencia de La Chunga que aparece bailando en un espectáculo flamenco.

4/10
Les Amants du Tage

1955 | Les Amants du Tage

Adaptación de la novela de Joseph Kessel, historia de amor con ribetes de cine negro cuya acción se desarrolla en Lisboa. Su reparto resulta de lo más internacional ya que, junto a los franceses Daniel Gélin y Françoise Arnoul, también figura el inglés Trevor Howard como un inspector de policía y la actriz portuguesa Amália Rodrigues. Un taxista francés que trabaja en Lisboa se enamora locamente de una peligrosa mujer, que ha ido a parar a esa ciudad huyendo de la policía. Una historia de “amor fou” que en Francia fue bastante valorada mientras que la crítica portuguesa se escandalizó de la poca moral mostrada en sus imágenes.

6/10
Jump Into Hell

1955 | Jump Into Hell

Tras la Segunda Guerra Mundial, Vietnam quedó dividida en dos provincias: la del Norte, controlada por China, y la del Sur, por tropas británicas. En 1946 comenzó la primera guerra de Indochina, que tuvo lugar cuando los franceses recuperaron este territorio y se enfrentaron a las tropas comunistas. Una guerra que duraría hasta 1954, cuando Francia no tuvo más remedio que retirarse de la zona al ser derrotada en la batalla de Dien Bien Phu. Son los 56 días que duró esta lucha lo que se refleja en este largometraje, que comienza cuando el capitán francés Guy Bertrand llega a la zona para combatir a los comunistas del norte. Basado en una novela de Irving Wallace, no tuvo mucha relevancia ya que los espectadores americanos no parecían comprender muy bien un conflicto que poco después les tocaría muy directamente.

4/10
Tres hombres van a morir

1954 | Tres hombres van a morir

Una película que se diría, hasta cierto punto, la versión hispana de Los tres padrinos. Cuenta las tribulaciones de tres hombres en el desierto del Sahara, en busca de oro, de los que propio título anuncia su muerte. Enfrentados a los elementos del calor y la sed, y a su ambición, a ello se añade el corazón dividido de uno, pretendido por una mujer blanca y una nativa.

4/10
Sabrina

1954 | Sabrina

Sabrina (Audrey Hepburn) es la hija del chófer de la familia Larrabee, una de las más ricas de Long Island. La romántica Sabrina está perdidamente enamorada de uno de los hijos de los Larrabee, David (William Holden), el más insensato. El otro es Linus (Humphrey Bogart), un honesto hombre de negocios con la cabeza en su sitio, que no quiere que su hermano haga desgraciada a Sabrina. Esta viaja a Francia para aprender el oficio de la hostelería, donde conoce a un anciano Barón que le transforma en una mujer de su tiempo. Cuando regresa, su amor por David aún sigue vivo, y a éste no se le pasa por alto que Sabrina se ha convertido en una jovencita muy atractiva. Linus recibe el encargo de sus padres de impedir que su hermano siga adelante en su relación con una chica de origen tan humilde. Una ingeniosa comedia, vuelta de tuerca al clásico cuento de la Cenicienta, dirigida por el mayor experto en el género, el genial Billy Wilder, con títulos como Con faldas y a lo loco (1959) o El apartamento (1960). La audacia de Wilder consigue modelar las interpretaciones de Bogart y Holden a su gusto, con pepeles muy distintos de su imagen habitual, al tiempo que aprovecha la condición angelical de Hepburn, que acababa de ganar el Oscar con Vacaciones en Roma. Se trata de una adaptación de la obra teatral de Samuel A. Taylor. Algunas escenas están llenas de encanto, y los diálogos son estupendos, con frases chispeantes, y en que se juega al contraste entre las clases altas y las modestas. Un auténtico clásico.

7/10
Vuelo a Tánger

1953 | Flight to Tangier

Producción perteneciente al subgénero de espías de la guerra fría entre rusos y norteamericanos después de la Segunda Guerra Mundial. Hay que recordar que sólo un año después del estreno de este film comenzó sus actividades la temida KGB soviética en un régimen de sospechas que se mantendría durante años. Escrita y dirigida por Charles Marquis Warren, en su argumento un agente del FBI busca una carta de crédito con valor de tres millones de dólares. No está solo en el asunto, ya que el dinero involucra a una serie de misteriosos personajes. Reparto encabezado por Joan Fontaine, y donde sobresale Jack Palance en uno de sus ambiguos papeles habituales. El film fue rodado en el sistema de 3-D por Paramount.

4/10
Los caballeros las prefieren rubias

1953 | Gentlemen Prefer Blondes

Clásico indiscutible de la comedia americana de los años 50, sobre dos alocadas mujeres, una de ellas rubia (Marilyn Monroe) y su amiga morena (Jane Russell), que se dedican a enamorar a incautos millonarios con el objetivo de que derrochen su dinero con ellas. Contiene algunas de las mejores secuencias cómicas de la historia del cine, debido a los múltiples e inteligentes enredos del guión. Una de las más célebres películas de Howard Hawks, recordado también por sus obras maestras del género entre las que destaca la La fiera de mi niña o Bola de fuego, pero también por westerns como Río Bravo y uno de los modelos indiscutibles del cine negro El sueño eterno. La espina que siempre se le había quedado clavada era el cine musical, por lo que en 1953 aceptó gustoso el ofrecimiento de adaptar una exitosa obra de Broadway escrita por Joseph Fields y Anita Loos, con música de Julio Styne y Leo Robin. El maestro salió airoso de la dura prueba. Marilyn Monroe resulta la perfecta protagonista para esta historia, aunque su papel no se aleja demasiado del que interpretó en películas como Con faldas y a lo loco o Cómo casarse con un millonario. Jane Russell es el contrapunto perfecto para su personaje, mientras que el elenco masculino resulta sobresaliente. Inolvidable el tema musical "Bye Bye Baby" en boca de la irresistible Marilyn.

6/10
En la costa azul

1951 | On the Riviera

Basada en una obra teatral de Hans Adler, en realidad se trata de una nueva versión del musical Folies-Bergère (1934), versionada a su vez en 1941 como Weekend in Habana. Por supuesto, su trama argumental no da para mucho y se muestra como un entretenido vehículo para todo tipo de números musicales, para mayor lucimiento de su máxima estrella masculina, Danny Kaye. Esta vez interpreta un doble papel: el de un cómico de cabaret y el de un millonario francés, envuelto en sendas aventuras amorosas con Corinne Calvet y Gene Tierney. Por cierto, el cuadro que vemos de esta actriz en la película era el mismo que se utilizó para Laura. Filmada a todo color por parte de un especialista en el tema como Walter Lang, obtuvo nominación al Oscar para la dirección artística y banda sonora de película musical (en la persona de Alfred Newman).

5/10
Rica, joven y bonita

1951 | Rich, Young and Pretty

Delicioso musical de la Metro-Goldwyn-Mayer, lleno de romanticismo y con gran reparto. Narra la historia de la joven Elizabeth, hija de un ranchero de Texas. Acompañará a su padre a París para visitar a su madre Marie y allí se enamorará del joven Andre. Sin embargo, su padre intentará que la relación no prospere, de modo que a su hija no le suceda lo mismo que a él cuando se enamoró de Marie. Dirige con mucho oficio Norman Taurog (Mentirosilla) y destaca el reparto femenino, con unas enormes Jane Powell (Siete novias para siete hermanos) y sobre todo la diva francesa Danielle Darrieux (Madame de...).

5/10
Jack, el negro

1950 | Black Jack

Coproducción entre Francia, Estados Unidos, Inglaterra y España, se trata de una curiosa película de aventuras dirigida por José Antonio Nieves Conde y Julien Duvivier, y producida nada menos que por Alexander Salkind (¡el de Superman!). Además, para acabar de hacer más extravagante el proyecto, entre su reparto encontramos nombres como los de Georges Sanders, Herbert Marshall, Agnes Moorehead, Rafael Bardem y... ¡Lola Flores!. Y, por si no fuese suficiente, tiene nada menos que seis guionistas: Robert Gaillard, José Antonio Nieves Conde, Michael Pertwee, Roland Pertwee, Charles Spaak y Duvivier. “Jack, el Negro” es el nombre de un barco cuyo capitán es un contrabandista llamado Mike, que lo único que desea es dejar ese oficio harto de ser perseguido por la marina española. Un día, el barco recoge a un grupo de refugiados políticos cuyo navío ha naufragado. Entre el pasaje está la bella Ingrid, que se enamora del capitán.

4/10
Los malditos

1947 | Les maudites

La Segunda Guerra Mundial se acerca a su final, con los aliados a punto de tomar Berlín. No lo quieren ver así un grupo de desesperados, nazis y demás gente de mal vivir, que se han embarcado en un submarino en Oslo. Su objetivo es navegar rumbo a América del Sur, donde poder trazar una red de influencias que permitiría que el legado del nazismo continuara vivo. El accidente que sufre la esposa de uno de los viajeros conduce a hacer un alto en el camino en Francia, donde un médico es secuestrado para que atienda a la mujer herida.Curiosa variación sobre el subgénero de películas en submarinos. El film, basado en una novela de Victor Alexandrov, pinta un microcosmos de personajes fanáticos y sin moral, incapaces de aceptar que tocan a su fin los días del Tercer Reich. El punto de vista de la narración es del inocente médico secuestrado, a veces punteado con su 'voice over', y servido con imágenes en blanco y negro de sabor expresionista.

6/10
Tener y no tener

1944 | To Have And Have Not

El maestro Howard Hawks quedó tan fascinado por Casablanca que se propuso hacer un remake a su manera. Y se apostó con su amigo Ernest Hemingway a que era capaz de ello incluso llevando a la pantalla su peor novela. Y eso fue lo que hizo cuando decidieron adaptar “Tener y no tener”, aunque es cierto que contó con un guión del mismísimo premio Nobel William Faulkner. La guinda la ponen unos cuantos secundarios de lujo, como el gran Walter Brennan en el papel del amigo borrachín, o el pianista y famoso compositor de jazz Hoagy Carmichael, que ofrece una fantástica versión del standard "I'm a Blue", a dúo con Lauren Bacall. La historia, ambientada en la isla La Martinica, guarda en efecto muchas similitudes con la película de Curtiz: Harry 'Steve' Morgan es un marino que se gana la vida llevando a pescar a los turistas, hasta que decide ayudar a un grupo de refugiados franceses en plena II Guerra Mundial. En medio, lógicamente, está Marie 'Slim' Browning (la “flaca” para Bogart; igual que éste es “Steve” para ella... ). A sus 18 años Lauren Bacall deslumbró en la pantalla y enamoró a Bogart fuera de ella. Y, la verdad, sólo su contoneo final es como para volver loco a cualquiera.

8/10
Casablanca

1942 | Casablanca

“Hay valores por los que merece la pena hacer sacrificios”, así define el guionista Howard Koch la esencia de una película de las de antes pero con vibración de eternidad. El paso de los años se revela anecdótico en historias que, como ésta, no han sido concebidas para definir una época, sino para estremecer el corazón del hombre. Casablanca es un clásico sencillamente porque lo que en ella está en juego –ese puñado de valores de los que habla Koch- siempre interesa, y atrae, y emociona. Y si la historia del Rick’s Café Américain vino a convertirse en el paradigma del romanticismo, no es menos cierto que desde su alumbramiento allá en 1942 quedó también inventada una nueva terapia contra la desesperación, una medicina que conviene recetarse cuando perdemos algo de eso que podemos denominar confianza en la condición humana. El argumento de Casablanca, mil veces conocido, narra mucho más que el reencuentro de dos amantes en el exilio bajo el sonido de las notas de un piano (“play it, Sam”). Rick e Ilsa sufren el shock emocional de contemplarse de nuevo tras su adiós en París, pero ese golpe –¿cruel?– del destino coincide con la efervescencia de un oasis –“vine aquí a tomar las aguas”, dice Bogie– donde hombres y mujeres buscan una improbable libertad, no únicamente política, sino personal. En realidad, Casablanca se convierte en territorio de redención, y el garito de Rick en refugio de los olvidados, en su primer peldaño hacia el paraíso. La atmósfera multiforme del local es tan rica como la amalgama de sus caracteres humanos: rateros, gendarmes, asesinos, contrabandistas, enamorados, ludópatas... Pero la esperanza es siempre la misma. Y hasta el anhelado viaje a Lisboa, cede todo su protagonismo a la propia espera, a una promesa configurada en actitudes de amor, odio, juego, cinismo, amistad, patriotismo –allons enfants de la patrie…–, recuerdo e hipocresía. El film debe su existencia a Hal B. Wallis, reputado productor de la Warner. Los hermanos Julius y Philip Epstein se encargaron de escribir el guión a apartir de la obra de teatro “Everybody Comes to Rick’s”. Y lo bordaron. Su repertorio de diálogos rebosa de cuerpo y alma, de humor sutil y elegante. Y el tercer guionista, Howard Koch, introdujo en el protagonista su faceta de hombre duro y misterioso, con ese aire pesimista de escéptico en horas bajas… Max Steiner orquestó una música tomada de canciones populares, como la ya mítica As Time Goes By. Y todo lo combinó a la perfección el director Michael Curtiz, quien hizo de Casablanca un género cinematográfico en sí mismo, mezcla de drama, melodrama, comedia, romance, aventura y película de guerra. Y, sin embargo, Casablanca es por encima de todo la portentosa pasión de Humphrey Bogart e Ingrid Bergman. Sus primeros planos casi desprenden electricidad y las palabras “Here’s Looking at You, Kid!” se han convertido desde entonces en un talismán, en la fórmula mágica del amor eterno. Probemos también nosotros y digamos despacio, copa en mano, saboreando las sílabas: Va por ti, nena...

10/10
La regla del juego

1939 | La règle du jeu

Obra maestra de Jean Renoir, más si se tiene en cuenta su apariencia ligera, como de "aquí no pasa nada". Toda la acción transcurre en la casa de campo de un noble francés, donde tiene un buen grupo de invitados. Por otro lado, están los componentes del servicio. Todos hablan, bromean, expresan sus cuitas, y se entregan a juegos amorosos, de un modo frívolo. Es todo, como bien señala el título, un "juego", aunque no está claro el significado de esta gran comedia del mundo, en que todos los hombres tenemos un papel, ni cuál es la "regla" a la que se pretende aludir. Se diría que no hay reglas concretas, que el amor y la amistad, fácilmente se traicionan, y que incluso sobre las desgracias y el dolor se echa tierra rápidamente. Gran maestro de la dirección, Renoir capta como pocos la psicología humana, representada por un gran abanico donde él mismo se reserva un pequeño papel, que describió como esas cuñas con los que se calzan los muebles para impedir que se muevan. Hay muchos momentos brillantes, pero destaca la escena de la caza, donde a los conejos muertos se les concede una inteligente simbología sobre la insoportable levedad del ser humano.

9/10
La gran ilusión

1937 | La grande illusion

Primera Guerra Mundial. El avión en que viajan dos militares franceses es abatido por las alemanes. El capitán De Boeldieu, de origen aristocrático, y el alférez Maréchal, de condición humilde, son hechos prisioneros. Con otros compañeros de campo, planean diversos intentos de fuga. Cuando al fin son trasladados a una fortaleza, se establece una curiosa relación entre De Boeldieu y el comandante alemán von Rauffenstein, debido a su común sangre noble. Lo que no impide que el francés siga trazando planes de fuga para sus camaradas. Sensible película de Jean Renoir, que más allá de su intriga bélica, se detiene a retratar un interensantísimo cuadro de tipos humanos, donde queda claro que la nobleza es algo más que un bonito cuadro genealógico, y que las barreras aristocráticas empezaban a ser algo casi rancio. Su mensaje pacifista provocó las iras del mismísimo ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels; por el contrario, Franklin D. Roosevelt fue uno de su mayores fans. Llena de momentos memorables, vale la pena destacar el hermoso gesto de Erich von Stroheim cortando la flor junto a su ventana, en honor a su enemigo y colega.

9/10

Últimos tráilers y vídeos