IMG-LOGO

Biografía

Mehdi Dehbi

Mehdi Dehbi

Mehdi Dehbi

Filmografía
Mesías

2020 | Messiah | Serie TV

Una serie intrigante, que especula con la necesidad que todo ser humano tiene de encontrar sentido a su existencia, y de la búsqueda de redención, necesitamos ser salvados, reconocer el mal que hemos hecho, pedir y recibir perdón. Tiene detrás nombres de cineastas interesados por el tema de la fe, entre ellos productores Mark Burnett y Roma Downey, que impulsaron una exitosa serie sobre la Biblia, el creador Michael Petroni, que escribió el libreto de El rito, y el director James McTeigue, que dirigió V de Vendetta, una reflexión sobre una sociedad enferma y desorientada. La trama arranca en Siria, donde una milagrosa tormenta de arena impide una sangrienta acción bélica del Estado Islámico. Se atribuye el logro a un misterioso hombre que comienza a ser conocido como Al-Masih, el Mesías, un hombre muy espiritual y sosegado, cuya sola mirada conmueve a los que se acercan a él. Reunirá tras de sí a dos mil hombres que caminan y acampan en la frontera de Israel. Los servicios secretos judíos, preocupados por este hombre, le detienen para interrogarlo, y el duro agente Aviram Dahan, separado y con una hijita, queda impactado por alguien que parece leer en su corazón. Sigue también el caso la agente de la CIA Eva Geller, viuda y con una mala relación con su padre judío. Entre los afectados por quien pronto se convierte en personaje mediático global a través de las redes sociales se encuentra un pastor protestante, de familia desestructurada, que estaba a punto de quemar su iglesia, y una madre desesperada por el cáncer que padece su pequeña. Petroni logra atrapar al espectador, pero su planteamiento tiene el problema de qué dirección tomar hasta alcanzar un resultado satisfactorio. Porque se trata de jugar con las dudas –¿es Al-Mahih un profeta, el mismo Jesús en su segunda venida, o un impostor hinchado por las redes sociales?– y la catarsis e interrogantes que produce entre las personas a nivel planetario, hasta el mismísimo presidente de Estados Unidos se siente interpelado. Y la apuesta es tan alta, que cualquier solución, por sugerente e imaginativa que resulte, tiende a ser insatisfactoria. Con lo que se va prolongado algo innecesariamente la trama, aportando elementos traumáticos de los personajes, o proporcionando algo de “background” sobre Al-Masih, lo que tiene efectos paradójicos, porque sí, responde a la curiosidad del espectador, pero a la vez esa información puede parecerle banal o al menos insatisfactoria. Evidentemente no estamos ante un sesudo tratado teológico, y no debería esperarse una gran ortodoxia en la propuesta. La serie, respetuosa con las creencias religiosas, no es al fin y al cabo otra cosa que una suerte de parábola para tiempos descreídos y superficiales en que, sin embargo, anhelamos la trascendencia y la vida espiritual. El reparto está muy bien escogido. Acierta Mehdi Dehbi, en su hierática composición con leves rasgos para mostrar su cariño y afecto. Mientras que el resto del elenco –Michelle Monaghan, Tomer Sisley, John Ortiz, Stefania LaVie Owen, Sayyid El Alami...– encarnan bien variadas situaciones en que sus personajes se debaten entre la esperanza y sus demonios interiores.

6/10
El hombre más buscado

2014 | A Most Wanted Man

Tras los atentados del 11-S, y siendo sabido que Muhammad Atta recaló en Hamburgo antes de perpetrar los terribles ataques, los servicios secretos de varios países, incluidos Alemania y Estados Unidos, operan discretamente para evitar que otros yihadistas planeen nuevos golpes. La llegada a la ciudad del joven checheno Issa dispara las alarmas, pues se dispone a recoger la herencia de su padre ruso, depositada en la cuenta de un banco, no se sabe bien con qué oscuros propósitos, asesorado legalmente por la joven abogada izquierdista Annabel. El veterano Günther, que vigila todos los movimientos sospechosos de los próceres islamistas desde hace tiempo, considera que Issa podría ser la persona clave que le conduzca a pescar peces más gordos, pero en la delicada operación le toca lidiar con agencias rivales que piensan que está jugando con fuego. Lograda adaptación de la homónima novela de John le Carré, que demuestra una vez más su excelente pulso para el thriller de espionaje; más allá de sus tramas más populares, ubicadas en los años de la Guerra Fría, aquí el marco del peligro de los radicales islamistas, apoyados por personas supuestamente honorables, resulta de rabiosa actualidad. Dirige Anton Corbijn, quien ya dio pruebas de manejar bien la tensión narrativa en El americano, y que aquí demuestra su habilidad para contar una historia de espías lejos de los excesos a lo James Bond, donde tenemos la rutina de vigilancia, los interrogatorios, la suave presión de hierro con los "colaboradores", las negociaciones a "cara de perro" con las otras agencias del servicio secreto. El film transmite autenticidad sin resultar nunca aburrido y siempre ligeramente desasosegante. Y en el gran reparto, con rostros desconocidos más una pléyade de secundarios cuya cara, a cualquier, suena al menos, brilla, por encima de todos, el grandísimo Philip Seymour Hoffman, magnífico en todo el metraje, también en el clímax, y que nos obliga a gritar, qué gran pérdida ha sufrido el cine con su prematura muerte.

7/10
Tyrant

2014 | Tyrant | Serie TV

El hijo del otro

2012 | Le fils de l'autre

Cuando Joseph se hace la revisión médica previa a su incorporación al servicio militar israelí, un análisis de sangre saca a la luz una inesperada noticia: no es hijo de sus padres, sino que fue intercambiado accidentalmente al nacer por Yacine, un bebé palestino, en medio del caos por un intenso bombardeo en la zona donde estaba el hospital. En ambos chicos y sus familias surge la confusión y la crisis de identidad, pues el error obliga al trato entre quienes hasta entonces han mantenido en el mejor de los casos las distancias, cuando no el odio y los prejuicios. Casi al mismo tiempo que Hirokazu Koreeda rodaba De tal padre, tal hijo, Lorraine Lévy hizo esta película con el mismo punto de partida. Las diferencias más evidentes se encuentran en la edad de Joseph y Yacine, que al ser mayores son más conscientes de lo ocurrido, y en el contexto sociopolítico, que permite una exploración sugerente de la sinrazón del conflicto de Oriente Medio. Con un didactismo inteligente y nada cargante queda claro que ser hijo de alguien va más allá de los lazos de la sangre, aunque éstos sean importantes. Y que el contexto amoroso donde mejor se sobrellevan las situaciones duras de la vida lo ofrece la familia, allí hay un lugar donde restañar desgarrones y heridas. Se suele decir que para entender al otro, lo mejor es ponerse en su lugar, “calzarse sus zapatos” dicen los angloparlantes. Esta película es un canto a la esperanza que aplica literalmente este principio: de golpe, de la noche a la mañana, tu hijo, tu hermano, uno mismo, ya no es judío o palestino, sino lo contrario. Y el rechazo y la inquina alimentados durante años resultan sorprendentemente zarandeados, afectados de modo irremediable. El hijo del otro es una invitación a superar los miedos por elevación, atreviéndose a conocer al otro, lo que lleva al descubrimiento de que es mucho más lo que une -la humanidad, valores universales como el deseo de un futuro mejor y el amor a los otros- que lo que separa -casi siempre situaciones heredadas, que no deberían considerarse inamovibles-. La directora y coguionista Lorraine Lévy entrega sin duda su mejor película, en la que se nota su sensibilidad femenina en el magnífico desarrollo psicológico de los personajes, los dos chicos protagonistas -bien Jules Sitruk y Mehdi Dehbi-, las madres -sensacionales Emmanuelle Devos y Areen Omari-, los padres -Pascal Elbé y Khalifa Natour- y el hermano de Yacine -Mahmud Shalaby-.

7/10

Últimos tráilers y vídeos