IMG-LOGO

Biografía

Milena Vukotic

Milena Vukotic

85 años

Milena Vukotic

Nació el 23 de Abril de 1935 en Roma, Italia
Filmografía
Cartas a Julieta

2010 | Letters to Juliet

Sophie y Victor están prometidos y viven en Nueva York, donde él piensa abrir un restaurante italiano y ella trabaja en The New Yorker y sueña con ser escritora. Antes de casarse realizan un viaje a Verona (en donde se ubica la tragedia romántica por excelencia: “Romeo y Julieta”), donde entre otras cosas Victor podrá conocer de cerca de sus proveedores. Una vez allí, mientras él se ocupa de catar sus productos en diversos lugares, Sophie presencia una curiosa tradición: decenas de mujeres escriben cartas cada día frente al balcón de Julieta, donde le confían sus dudas y búsquedas amorosas. Como esas cartas requieren respuesta hay un grupo de mujeres que trabajan como “secretarias” de Julieta y responden a las misivas. Sophie se hará amiga de ellas y un día por casualidad encontrará escondida en el muro una carta escrita hace cincuenta años por una inglesa llamada Claire. Animada por las demás decide contestar ella misma a la remitente. ¿Y si la carta removiera una historia de amor que comenzó hace medio siglo? El director Gary Winick (La telaraña de Carlota) ofrece una amable y tierna historia que saca todo el partido imaginable al romanticismo propio de las tierras italianas. Imposible no encontrar allí al verdadero amor, entre las piedras milenarias, los pueblos idílicos, la luz mediterránea y los viñedos de los campos de la Toscana, y tal y tal. El desarrollo argumental es demasiado previsible, además de altamente acaramelado, tópico y tan idealista que peca de rocambolesco... Y aun así, sencillamente, el conjunto resulta agradablemente optimista, tan grato y risueño que merece el aprobado. Gran parte del mérito de que se evite el descalabro es obra de la actriz Amanda Seyfried, que expresa sus sentimientos con fuerza poderosa, no así el sosito Christopher Egan. Y por supuesto destaca la gran elegancia de la veterana Vanessa Redgrave. Hay que ver lo bien que ha envejecido esta mujer.

5/10
A Good Woman

2004 | A Good Woman

Oscar Wilde fue considerado por algunos de sus coetáneos como un autor brillante, pero al que podía la ligereza a la hora de abordar temas de entidad, confiado sólo a la chispa de su ingenio, al uso constante de la ironía y las réplicas perfectas. Cuando la sombra del pensamiento débil cubre hoy gran parte del globo, esta traslación de su pieza teatral El abanico de Lady Windermere a la Riviera italiana de los años 30, se nos antoja disección agudísima acerca del matrimonio y las bases del amor. La señora Erlynn es una hermosa mujer, ya madura, que vive gracias a la ‘generosidad’ de sus amantes, hombres casados que han dejado languidecer su matrimonio. Al saber de la boda de Robert y Meg Windermere acude a la Riviera, donde se ha trasladado a vivir la joven pareja. Como Robert empieza a pasarle periódicamente importantes sumas de dinero, todo apunta a que la señora Erlynn se ha convertido en su querida. Entretanto el hedonista lord Darlington intenta seducir a la dulce Meg, y lord Augustus ‘Tuppy’, un hombre mayor y acaudalado, cree haber encontrado en la señora Erlynn a su futura esposa. El guión de Howard Himelstein conserva la agilidad de la obra original, sus divertidos y acelerados diálogos de ‘screwball comedy’; intercambios de frases como “-¿Usted nunca piensa en el matrimonio? -Constantemente, por eso sigo aún soltero” son sencillamente memorables. El director Mike Barker sabe dirigir con el exquisito clasicismo que ya exhibió en Matar a un rey. Y un reparto maravilloso ( Helen Hunt, Scarlett Johansson y Tom Wilkinson) ayuda al fulgor de “una levedad que se parecía a los fuegos artificiales en más de un sentido”, al decir de Chesterton, pero que desprende no sólo luces de bonitos colores, sino la calidez del verdadero ser humano.

7/10
Un quinteto a lo loco

1982 | Amici miei atto II

Continuación de la comedia Habitación para cuatro, que retoma las bromas pesadas de los cuatro amigos (Ugo Tognazzi, Philippe Noiret, Gastone Moschin y Adolfo Celi), e incorpora a un nuevo miembro en la pandilla, Renzo Montagnani, en el papel de Necci. Más dosis de humor y "gitanadas" de este clan de cincuentones, que no tiene nada que envidiar a la primera entrega. En 1985 se hizo una tercera secuela, Amici miei atto III, sin Monicelli y sin Noiret, muy inferior a sus predecesoras.

7/10
Los seductores (1980)

1980 | Les séducteurs

Cuatro relatos independientes. En 'El hogar del inglés', Harry Lindon, típico conquistador mujeriego, trabaja de chófer para un lord inglés. Aprovechando la ausencia de su señor, se hace pasar por el dueño de la casa para llevar allí a una mujer a la que quiere impresionar.  'El método francés' tiene como protagonista a François Querole, un hombre de negocios francés que viaja a Estados Unidos para ultimar un negocio con Mr. Robinson. Pero éste parece más interesado en Christine, la secretaria de Querole, que en la operación comercial. 'Skippy' gira en torno a un paciente de una institución mental que durante un permiso de fin de semana conoce a una atractiva mujer.  Por último, 'La agenda de Armando' narra las desventuras de un hombre que se queda en casa solo, cuando su esposa y sus hijos se van de vacaciones. Decide recuperar su antigua agenda, donde tiene los teléfonos de las chicas con las que salió cuando estaba soltero. La calidad de los diferentes segmentos es irregular. Todas las historias tienen en común que giran en torno al amor, y las relaciones sentimentales.

5/10
La terraza

1980 | La Terrazza

Ettore Scola rodó a finales de los 70 este retrato de la clase media italiana. Sigue las peripecias de varios personajes, que acuden a la terraza de un local nocturno. Uno de ellos, Enrico, es un guionista en crisis que intenta cambiar su vida. Su amigo Galeazzo acaba de regresar de Venezuela. Scola había empezado con comedias, pero con trabajos como éste, Una jornada particular y La familia, dio un giro hacia películas más dramáticas, con una descripción meticulosa de personajes. En este film, reunió a los mejores actores de su país.

6/10
Sábado, domingo y viernes

1979 | Sabato, domenica e venerdì

Comedia picante y desinhibida de producción italiana y española que consta de tres segmentos independientes, escritos y dirigidos por cineastas distintos. Aunque el humor es tontorrón a más no poder justo es reconocer que algunas situaciones tienen su gracia. El reparto es solvente en estas lides. "Sábado" narra cómo el pazguato Nicola (Lino Banfi) recibe un encargo por parte de su aprovechado jefe, por el cual debe pasar el día con un ingeniero japonés. El pobre Nicola había planeado una escapadita con su novia y está contrariado. Sin embargo, la sopresa será que el ingeniero Tokimoto resulta ser una despampanante nipona con el aspecto de Edwige Fenech. "Domingo" cuenta los intentos vanos del camionero Mario (Michele Placido) por dormir unas horas en su día libre, algo que le será imposible debido a las tendencias suicidas de su bella vecina de arriba (Barbara Bouchet). "Viernes" se centra en el trabajo de Constantin (Adriano Celentano), un ególatra empresario de la farándula que desea mantener en su plantel de bailarinas descocadas a la díscola Jacqueline (Lova Moor), que ha decidido marcharse.

3/10
Ese oscuro objeto del deseo

1977 | Cet obscur objet du désir

Mathieu, un hombre maduro, narra a sus compañeros de un viaje en tren, su historia amorosa con Conchita, una joven española que vivía en París.  Última película de Luis Buñuel. El cineasta adapta la novela "Le femme et le pantin", de Pierre Louÿs, anteriormente adaptada por Josef Von Sternberg, en The Devil is a Woman, con Marlene Dietrich. Pero Buñuel le imprime un tono muy distinto, de comedia negra, a esta historia, sobre la frustración y el deseo sexual. Fernando Rey es perfecto para el papel, por su porte aristocrático, mientras que para la protagonista femenina, el director decidió utilizar a dos actrices, Carole Bouquet para expresar su lado delicado, y Angela Molina, para encarnar su lado sensual. Las escenas de ambas se entremezclan, sin que se sepa muy bien en muchos momentos por qué ha escogido a cada una.

8/10
Sólo Dios sabe la verdad

1977 | Gran bollito

Léa es una mujer que se traslada a vivir al sur de Italia junto con su hijo Michele y su marido. Son las vísperas de la II Guerra Mundial. Muy pronto Léa comenzará a sentir un gran odio por las mujeres que rondan por la casa, en busca de su hijo. Así que se dedicará a matarlas para hacer jabón con los cadáveres. Truculenta historia, mezcla de humorada negra y terror, de neto aire provinciano y costumbrista. Sorprende el elenco de actores y actrices que componen el reparto de este extraño film, a veces alucinado, que recuerda de algún modo el mundo morboso felliniano.

4/10
L'agression

1975 | L'agression

En una autopista la familia de Paul es atacada por unos gamberros, y cuando Paul recobra el conocimiento comprueba con horrible estupor que su mujer y su pequeña hija han sido asesinadas. El hombre se encuentra al borde del suicido, pero con su cuñada Sarah decidirán tenderles una emboscada sangrienta. Dos grandes del cine francés Jean-Louis Trintignant (Mi noche con Maud) y Catherine Deneuve (Mi hombre es un salvaje) protagonizan este drama con toques ciertamente cómicos, dirigido con oficio por Gérard Pirès a partir de la novela de John Buell.

4/10
Sangre para Drácula

1974 | Blood for Dracula

El conde Dracula está muy débil y necesita sangre de vírgenes para sobrevivir. En compañía de su secretario Anton viajará desde Rumanía hasta Italia en busca de mujeres que sean vírgenes, pues al tratarse de un país religioso piensan que es más fácil encontrarlas allí. Conocerán así a los Di Fiore, una aristocrática familia venida a menos, compuesta por el matrimonio y cuatro hijas casaderas, los cuales viven en una gran mansión destartalada. El conde se presenta allí como si fuera a buscar esposa, cuando lo que en realidad desea es una virgen a quien morder. Pero lo que no sabe es que las jovencitas Di Fiore en lugar de vírgenes son unas golfas que perdieron la virginidad hace mucho y que viven continuamente enfangadas en costumbres depravadas. Extraño film producido por Andy Warhol, entre el drama y el terror, donde el director Paul Morrissey explota gratuitamente un explícito erotismo, con desnudos y morbo en múltiples escenas. Drácula (Udo Kier) es retratado como un ser débil y desdichado, en continuo sufrimiento por no lograr la sangre virgen que necesita. Por lo demás, la ambientación, el cuidado de la planificación y la puesta en escena recuerdan de algún modo a los filmes de Luchino Visconti, incluidos los elementos de elegancia, decadencia aristocrática y vicios sexuales. El director Roman Polanski aparece en un pequeño cameo

4/10
El discreto encanto de la burguesía

1972 | Le Charme discret de la bourgeoisie

Rafael Costa, embajador de la Rapública de Miranda y el matrimonio Thévenot han sido invitados, junto con la hermana de la esposa, a cenar en casa del matrimonio Sénechal. Pero por error se presentan un día antes, por lo que se impone un cambio de planes... Acuden a un restaurante, pero una vez allí, se enteran de que no podrán cenar porque el dueño del restaurante ha muerto y la capilla ardiente está instalada ahí mismo. A partir de un esquema sencillo –un grupo de amigos intenta una infinidad de veces sentarse a la mesa para cenar o comer juntos, sin llegar a conseguirlo por razones variopintas– Buñuel lanza cierta crítica a las costumbres de la clase burguesa. Sin embargo, es su film más amable, suavizado por los constantes recursos al humor, lo que explica que fuera uno de los grandes éxitos del director. Las constantes del genio de Calanda están presentes, como el recurso a los sueños (incluso a dos niveles), los gags surrealistas o su especial interés en reírse de la religión. Es necesario aclarar que no se trata tampoco de un film hilarante, como prometía la publicidad. "El cartel es una boca enorme pintada sobre unas piernas, bajo un sombrero hongo. Yo hubiera fusilado al publicista", aclara Buñuel. El film ganó el Oscar a la mejor película extranjera, en 1972. Fue la primera vez que un español obtenía tan preciada estatuilla, pero la autoría de película era eminentemente francesa.

8/10
Trastevere

1971 | Trastevere

Agridulce comedia coral en la que un personaje recorre las calles del barrio romano del Trastevere y va siendo testigo de distintas estampas representativas de los lugareños y sus problemas. Gran reparto, hermosa fotografía del lugar y una partitura que ayuda mucho al tono nostálgico del film.

6/10
Valor sin recompensa

1969 | Rosolino Paternò, soldato...

Comedia a la italiana con reparto internacional, la trama transcurre en los años de la Segunda Guerra Mundial, cuando los aliados envían un comando a territorio enemigo, donde les debe ayudar a regañadientes un prisionero de guerra italiano. Promete más de lo que da.

5/10
La pícara Rita

1966 | Rita la zanzara

En un colegio femenino, las chicas se suelen reír del profesor de música, un joven que a menudo se queda dormido. Entre las chicas se encuentra Rita, quien está enamorada en secreto del profesor y descubre que éste se escapa todas las noches para acudir a una sala de fiestas para tocar música. Destaca la presencia de un casi debutante Giancarlo Giannini y de la cantante turinesa Rita Pavone, que aquí contó con su primer papel importante en un largometraje.

5/10
Giulietta de los Espíritus

1965 | Giulietta degli spiriti

Título de la etapa surrealista de Federico Fellini, con protagonismo absoluta para la esposa y musa del cineasta. La cinta arranca con Giulietta, una mujer cuarentona, que se prepara para agasajar a su marido en el aniversario de su boda. Pero éste, un tipo despreocupado y que le presta poca atención, no recuerda la efeméride, y se trae a casa a unos amigos de la oficina. A partir de ahí se suceden las "viñetas" de una burguesía supersticiosa e ingenua, que tan pronto se entretiene en una sesión de espiritismo, como se abandona a las más variadas creencias, incluido el budismo y sesiones de trance varias, una forma de afrontar los fantasmas de un amor malogrado. Se trata de una película difícil sobre la decepción ante la infidelidad, que irrita por momentos, y está sostenida gracias a la gran presencia de Giulietta Masina, con su sonrisa desarmante que sobrelleva todas las penas, y por la poderosa capacidad de evocación y creación de atmósferas extravagantes de tipo circense (con imágenes de balsas con animales, forzudos, avionetas, angelitos...) de Fellini. Para los incondicionales del director italiano, que exhibe un estilo que sólo se le puede permitir a él, en cualquier otro se le tacharía de pedante, como en la representación infantil del martirio de una cristiana a manos de los romanos, cuyo simbolismo parece referirse a la propia Giulietta. Resulta magnífica y muy adecuada la decadente ambientación, que aprovecha bien la escogida paleta de colores. Y tiene momentos bellos y audaces, como el tramo final de la marcha del marido, con la triste soledad de la casa combatida con recuerdos espectrales.

6/10
La destrucción de Corinto

1961 | Il conquistatore di Corinto

El centurión romano Caius Vinicius llega a Corinto y allí se encuentra con una revuelta protagonizada por los partidarios de la independencia giega. Para más complicación se enamorará de la hija del líder revolucionario. Discreto 'peplum' que adolece de falta de presupuesto y tiene una puesta en escena poco imaginativa. La historia, bastante convencional, tampoco atrapa demasiado.

3/10

Últimos tráilers y vídeos