IMG-LOGO

Biografía

Natalia Mateo

Natalia Mateo

Natalia Mateo

Filmografía
Animales sin collar

2018 | Animales sin collar

Abel acaba de ganar las elecciones en Andalucía con un partido nuevo, será el nuevo presidente de la Junta y traerá aire fresco al gobierno con un mensaje que ha logrado ilusionar a los votantes, alejándose de los modos rancios y a veces corruptos que se asocian al tradicional bipartidismo. Pero nadie es perfecto, y van a asomar los fantasmas del pasado. Su mujer Nora ha estado pagando el dinero de una antigua deuda, el préstamo para el tratamiento de una clínica que logró sacar a Abel del hoyo de las adicciones. Y el prestamista, del que Abel no sabe nada, es Víctor, señorito andaluz cuyo padre alto cargo político está en la carcel, y con el que compartió andanzas inconfensables tiempo atrás, y que podría ahora querer cobrarse su particular venganza. La aparición de dos viejos amigos –Félix, reputado fotógrafo que va a hacer un reportaje gráfico sobre el flamante nuevo presidente, y Virginia, que ha vuelto al pueblo por misteriosas razones– complica aún más el cuadro. Interesante primera película de Jota Linares, director y guionista conocido hasta la fecha por sus cortometrajes, que apunta maneras, con escenas muy bien resueltas, como la del pago en La General, de una atmósfera, tensión y ritmo magníficos. Demuestra cierto poderío visual, aprovechando los medios de los que ha dispuesto, que probablemente han sido los justos, aun contando en la producción con el respaldo de compañías como Netflix y Movistar+. Destaca un buen estudio de personajes, “animales sin collar” resulta una descripción ajustada del punto de vista de Linares, donde asoman las aristas, no se cae en el maniqueísmo fácil. Además, resulta de interés la reflexión sobre la necesaria regeneración política, pero donde también debería caber el perdón y la reconciliación. Sin embargo no acaba de funcionar el desenlace, y se dejan de atar algunos cabos. Quizá hay un deseo de apostar por la capacidad de las mujeres para tomar sus propias decisiones, pero el precio que se paga es el de cierta incoherencia.

5/10
Smoking Club. 129 normas

2017 | Smoking Club. 129 normas

Aprovechando un vacío legal, Óscar y Dani han fundado el Smoking Club, un local que busca ser un espacio de libertad para sus socios, en donde pueden fumar tranquilamente el cannabis que deseen. Allí se dan cita una mujer enferma de rancias ideas fascistoides con su asistente social; dos amigos de la infancia; dos jugadores de billar; las amigas de una de las camareras, etc. Muy poco calado tiene esta malograda "opera prima" del español Alberto Utrera, que a duras penas logra su propósito de hacer reír. Aunque el planteamiento pueda ser más o menos original, el guión del propio Utrera, en colaboración con Sergio Granda y Carlos Soria, resulta muy errático, poco satisfactorio: parece olvidarse completamente la estructura básica –planteamiento, nudo, desenlace– para mostrar unos cuantos episodios que más parecen ser sketchs televisivos que escenas cinematográficas. Y pese a la trabajada planificación, esa pobreza argumental se incrementa debido a que toda la acción –diálogos, habría que decir– tienen lugar en una sola y pequeña localización cerrada. Hay leves momentos graciosos, sobre todo los protagonizados por el personaje de la mujer fascista –por lo que tiene de tópico esperpento–, pero en general las situaciones y los diálogos derrochan artificiosidad y el aburrido espectador se preguntará qué rayos quiere transmitirle la historia. Porque al margen de la irónica idea de que un “espacio de libertad” haya de regirse por 129 normas, no se sabe muy bien cuál es el sentido Smoking Club, si es que lo hay. Quizá eso mismo es lo que intenta aclarar el personaje de Óscar (bien Rodrigo Poisón) cuando dirige sus explicaciones al espectador, pero a la postre esa treta narrativa tampoco ayuda y sólo desconcierta por su fingida complicidad.

3/10
Puerta de Hierro, el exilio de Perón

2012 | Puerta de Hierro, el exilio de Perón

Juan Domingo Perón está exiliado en Madrid, en la mítica quinta Puerta de Hierro, y desde allí digita la resistencia peronista en Argentina y planea su retorno: se reúne con sindicalistas, líderes montoneros, militares opositores, amigos, estudiantes del mundo y turistas curiosos. Acompañado por su flamante mujer María Estela Martínez y por el enigmático José López Rega, quien cada vez ejerce mayor influencia en la señora.

El idioma imposible

2010 | El idioma imposible

La distribuidora de este film no ha hecho visionado del mismo para la prensa. Ofrecemos, pues, la sinopsis de la distribuidora. Fernando, portador de un secreto del que parece huir, busca cobijo en el corazón del Barrio Chino de Barcelona, donde se busca la vida traficando con anfetaminas y alternando con una peculiar galería de siniestros personajes. En uno de esos amaneceres robados a la vida, Fernando conocerá a Elsa, una joven adolescente, dulce y vitalista, con una personalidad extraña y autodestructiva que se convertirá sin quererlo en su mayor adicción. Juntos tratarán de sobrevivir en una Barcelona canalla y sombría que al caer el día es tomada por los renegados de la sociedad y sus particulares códigos.

La vergüenza

2009 | La vergüenza

Debut como director de David Planell, bregado en el mundo del guión gracias a su contribución a series televisivas como Hospital Central y El comisario, y que ha sido coguionista de las dos últimas películas de Gracia Querejeta, Héctor y Siete mesas de billar francés. Aunque tiene cuatro cortos en su haber, se nota que el punto fuerte de Planell son las historias y el manejo de las palabras, y de hecho La vergüenza podía ser perfectamente una obra de teatro. La película sigue las vicisitudes de Lucía y Pepe, un joven matrimonio bien situado y con sensibilidad social, que no pueden tener hijos. De modo que han adoptado a un niño peruano, Manu, afrontando con valentía el hecho de que es un chico problemático, que ya ha estado antes con otras dos familias sin éxito. El caso es que, durante la primera fase en que tienen a Manu en régimen de acogida, resulta muy difícil hacerse con él, sólo se entiende con la mandadera, que es también peruana. De modo que piensan seriamente en tirar la toalla, hablar con la asistenta social y devolver al crío. Planell articula bien su historia, y aborda temas de entidad. No se conforma con pintar únicamente el choque entre niño y padres adoptivos, sino que describe las peculiaridades de la niñera, la crispación de la vida moderna, los prejuicios, la dificultad de la comunicación, la maternidad, lo difícil de afrontar los trámites de adopción, donde surgen preguntas sobre las cuestiones más íntimas. Y al fondo está la vergúenza del título, ese miedo al ridículo, el deseo de quedar bien, tan hispano, y que puede malograr todo tipo de metas y relaciones. Como se ha dicho, pesa un tanto el predominio de la palabra sobre la imagen, y el hecho de que prácticamente casi toda la narración transcurre en interiores, aunque el director ha pergeñado algunas metáforas visuales –las tuberías atascadas por las que no circula el agua, los peces que deben nadar en un espacio mayor que el de una pecera...–, que se esfuerzan en acentuar el carácter fílmico de la propuesta. Dentro de que estamos ante un drama, que quiere ser un toque de atención al espectador, hay muchos momentos para el humor, el desquiciamiento de los personajes despierta la sonrisa. El reparto está muy bien, sobresaliendo Alberto San Juan, al que acompañan bien Natalia Mateo y Norma Martínez.

5/10

Últimos tráilers y vídeos