IMG-LOGO

Biografía

Paolo Stoppa

Paolo Stoppa

81 años ()

Paolo Stoppa

Nació el 16 de Junio de 1906 en Roma, Italia
Falleció el 01 de Mayo de 1988 en Roma, Italia
Filmografía
Un quinteto a lo loco

1982 | Amici miei atto II

Continuación de la comedia Habitación para cuatro, que retoma las bromas pesadas de los cuatro amigos (Ugo Tognazzi, Philippe Noiret, Gastone Moschin y Adolfo Celi), e incorpora a un nuevo miembro en la pandilla, Renzo Montagnani, en el papel de Necci. Más dosis de humor y "gitanadas" de este clan de cincuentones, que no tiene nada que envidiar a la primera entrega. En 1985 se hizo una tercera secuela, Amici miei atto III, sin Monicelli y sin Noiret, muy inferior a sus predecesoras.

7/10
El Marqués de Grillo

1981 | Il Marchese del Grillo

En la Roma de principios del XIX, el noble Onofrio del Grillo -inspirado en el personaje real-, encarnado por un histriónico Sordi, dedica su vida a los placeres mundanos ignorando sus obligaciones con el Papa Pío VII (Paolo Stoppa). Un día decide intercambiar su papel con un revolucionario francés con quien guarda un extraordinario parecido. Monicelli retrata con ironía la vida de este popular aristócrata italiano, a través del siempre acertado Alberto Sordi, con una comedia teatral y satírica que se hizo con el Oso de Plata en Berlín.

7/10
El abogado de paja

1978 | La mazzetta

Sasà, mediocre abogado, atiende a sus clientes en el bar. Pero debe dinero a un mafioso al que no puede pagar. Éste le alarga el plazo de devolución a cambio de que se involucre en una peligrosa aventura. El gran Nino Manfredi demuestra su talento para la comedia con un film sin embargo mediocre de escaso interés.

5/10
La caseta de la risa

1977 | Casotto

Comedia italiana que recoge varias historias que acontecen en torno a la caseta de una playa de Ostia (Roma) durante un domingo de verano. Entre los personajes están un equipo de baloncesto femenino; dos soldados obsesionados con su físico; dos gasolineros con sus novias; un sacerdote con secreto incluido; dos abuelos con su nieta embarazada; una pareja que desea tener relaciones sexuales por primera vez, etc. El film, quizá demasiado coral, tiene un apañado y frívolo guión del especialista Vincenzo cerami (La vida es bella), y cuenta con algunos intérpretes sorprendentes, como Catherine Deneuve, y sobre todo una jovencita Jodie Foster.

4/10
Hasta que llegó su hora

1968 | C'era una volta il West

Después de su trilogía del Oeste compuesta por Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo, Sergio Leone empezaba a estar un pelín cansado de que le etiquetaran como el rey del spaghetti-western. Pero no tuvo más remedio que volver a los caminos polvorientos y al entrañable Monument Valley donde John Ford enmarcara muchos de sus memorables filmes. El resultado fue una impactante película, Hasta que llegó su hora. Durante mucho tiempo, Leone fue considerado como un director efectista y menor. Pero el éxito de Sin perdón de Clint Eastwood, que éste dedicó al italiano y a Don Siegel, ayudó a cambiar esta percepción. En efecto, Leone demuestra ser un excelente creador de atmósferas, con un espléndido uso de los sonidos naturales, y de la música de Ennio Morricone. Ejemplar a tal respecto es la secuencia de apertura, en que tres matones aguardan en una estación desierta la llegada de un hombre. Por otro lado, Leone utiliza el formato panorámico como nadie, tanto para generosos planos generales, como para primerísimos planos donde la fuerza de los rostros, que parecen tallados en roca, es muy poderosa. El film narra la llegada de una joven (guapísima Claudia Cardinale) al rancho de su futuro marido, viudo con tres hijos. Pero los encuentra muertos. Un asesino brutal (increíble Henry Fonda, en un cambio de registro notable), conchabado con los constructores del ferrocarril, los ha matado para quedarse con sus tierras, un erial revalorizado por el próximo paso cercano del “caballo de hierro”. Por distintas razones, dos tipos ayudan a la desconsolada viuda, que quería al fin sentar la cabeza y dejar su disipada vida de prostituta: Cheyenne (el sólido Jason Robards, que había destacado como Doc Hollyday en La hora de las pistolas) y Armónica (Charles Bronson, mejor que nunca como misterioso personaje que toca la armónica, y que nadie sabe lo que quiere). En la escritura del guión se produjo una asociación insólita: Dario Argento, Bernardo Bertolucci, y el propio Leone. El director explicaba así su elección de Fonda como el asesino: “El espectador ha de quedar impresionado al instante por el enorme contraste entre su implacable personaje y su rostro, el de un actor que durante muchos años ha simbolizado la justicia y la bondad”.

8/10
Y llegó el día de la venganza

1964 | Behold A Pale Horse

Y llegó el día de la venganza es una curiosa cinta de Fred Zinnemann, director de soberbias películas, como De aquí a la eternidad (1953). Aquí Gregory Peck interpreta a Manuel Artiguez, un “maqui” español que, tras varios años de exilio en Francia, vuelve a su país por la inminente muerte de su madre. Se trata de la adaptación de una peculiar novela de Emeric Pressburger, a la sazón director también de extraordinarias películas, como Las zapatillas rojas o A vida o muerte.

6/10
La visita del rencor

1964 | The visit

Karla es una mujer viuda de un magnate del petróleo, que vuelve a la ciudad de la que fue expulsada de modo vergonzante en su juventud. Al llegar, encuentra un pueblo en decadencia, que olvidando las ofensas del pasado porque le conviene, espera que ella, rica y poderosa, devuelva al lugar su prosperidad perdida. Sin embargo, Karla quiere vengarse de aquellos que la despreciaron y sobre todo, desea machacar y hundir al hombre que la dejó embarazada y luego negó su paternidad, abandonándola por otra. Ingrid Bergman y Anthony Quinn protagonizan este drama terrible sobre la venganza, la complicidad en el mal y la falta de principios, adaptación de la obra de Friedrich Dürrenmatt; el film incide con dureza en la facilidad con que las almas supuestamente más nobles pueden corromperse. Los dos actores volvieron a juntarse en Secretos de una esposa, donde vivían una historia de amor. Se trata de una producción de la división alemana de la Fox rodada en los estudios romanos de Cinecittà, y que dirige el austríaco Bernhard Wicki, conocido sobre todo por su estupendo film El puente.

6/10
El gatopardo

1963 | Il gattopardo

Los que defienden a capa y espada aquello de que siempre la película es peor que el libro deberán revisar esta adaptación por parte de Luchino Visconti de la inmortal novela de Giuseppe Tomasi di Lampedusa. Y es que Visconti sabía tanto como Lampedusa del tema central, la decadencia de la aristocracia, al pertenecer el cineasta a una familia noble, igual que el protagonista de la obra: un siciliano del XIX que ve cómo sus privilegios se acaban. Se trata del príncipe siciliano Fabrizio di Salina, que en 1860 trata de apegarse a su viejo mundo en declive, mientras Garibaldi llega con su ejército a la isla, para unificar Italia, y acabar con el viejo régimen feudal. Salina permite que su sobrino Tancredi se aliste en el ejército y contraiga matrimonio con Angelica, hija de un nuevo rico que representa la burguesía en ascenso. “Algo debe cambiar para que todo siga igual”, viene a decir la obra de Lampedusa, que muestra el nacimiento de un nuevo mundo en el que la burguesía sustituye a los nobles, ofreciéndoles dinero, mientras que estos se dejan comprar. Resulta deslumbrante el modo en que Visconti despliega su narración, sin prisa ninguna. Y de ese modo logra dibujar con minuciosidad a sus personajes, de modo especial al príncipe de Salina, una espléndida composición de Burt Lancaster, quizá la mejor de su carrera. Sus conversaciones con el padre Pirrone rebosan cinismo, por un comportamiento hipócrita del que es consciente; con don Ciccio cuestiona la democracia, por un plebiscito en que el único voto negativo ha sido manipulado; con los jóvenes prometidos medita acerca de la fugacidad de la vida, y lo efímero de la belleza; con Chevally, que le hace la propuesta de ser senador de la república, honor que rechaza por considerar que en la política sólo caben los que están ahí para medrar. La mirada del cineasta es melancólica. Los pocos pasajes que protagonizan los personajes (notablemente el recorrido de la casa vacía de Tancredi y Angelica, unos radiantes Alain Delon y Claudia Cardinale) acentúan la pena por la juventud que se va. Porque Fabrizio es bien consciente de que su mundo tiene los días contados. Con esta obra maestra, Visconti abandona definitivamente el neorrealismo de sus orígenes. El cineasta se inscribe en una tendencia del cine italiano conocida como “caligrafista”, que consiste en la minuciosa reconstrucción de una época, mediante un ritmo pausado. Destaca la modélica utilización del color del director de fotografía, Giuseppe Rotunno, que se inspira en las obras de los pintores Delacroix y Hogarth. El escenógrafo Mario Garbuglia dota a los escenarios de tantos detalles que todo parece digno de un museo, mientras que los esmerados trajes de Piero Tosi parecen de verdad. Además, Visconti aprovecha para lucirse como cineasta épico con la vistosa secuencia de la batalla de Palermo. Entre todas las secuencias, se lleva la palma el inolvidable baile, que ocupa un tercio del metraje, en el que el príncipe Salina legitima en la sociedad a la famlia de Angelica, al tiempo que él mismo decide permanecer en un segundo plano a partir de ese momento. El film ganaría la Palma de Oro en el Festival de Cannes. Se trata asímismo de un título clave en la filmografía de Burt Lancaster, estrella del cine de acción y aventuras, que se consagraba definitivamente como actor dramático de peso, tras otros logrados papeles en Vencedores o vencidos y El hombre de Alcatraz. Tras hacerse por fin con el reconocimiento de la crítica, el actor iniciaba una segunda e interesantísima etapa en su carrera, en la que volvería a colaborar de nuevo con Visconti en Confidencias. Le acompañan dos de las grandes estrellas del cine europeo de la época, que ya habían trabajado con Visconti en Rocco y sus hermanos, Delon y Cardinale.

9/10
Cita de sangre

1962 | Horace 62

Drama en torno al enfrentamiento que mantienen dos familias. Cuenta con un buen reparto encabezado por los ilustres Charles Aznavour y Jean-Louis Trintignant.

5/10
Juicio universal

1961 | Il giudizio universale

Tras el anuncio del fin del mundo y del juicio final a través de una poderosa voz que sale del cielo, los habitantes de una ciudad empiezan a reaccionar de diferente manera. Peculiar coproducción italiana y francesa dirigida por Vittorio De Sica, donde coloca a un amplio plantel de estrellas entre las que destacan Alberto Sordi, Vittorio Gassman, Anouk Aimée o Jack Palance.

5/10
Viva Italia

1961 | Viva l'Italia!

En sus últimos años, el director de obras maestras como Roma, ciudad abierta o Te querré siempre hizo varias incursiones en el cine histórico, con pretensiones divulgativas. Esta es una de las menos conocidas. Recrea con precisión, aunque con cierta lentitud, el desembarco de Garibaldi en Sicilia, en 1860, al frente de los camisas rojas que combatían contra los ejércitos borbónicos. Continuamente, se le unirán voluntarios y vence distintas batallas, hasta que el ejército borbónico debe retirarse hacia el norte, tras perder la batalla de Volturno. Rossellini aprovecha el buen hacer de los actores y se muestra como un cineasta históricamente riguroso.

6/10
Qué alegría vivir

1961 | Che gioia vivere

En la Roma de 1921 un joven idealista llamado Ulises se afilia al partido Fascista convencido de que podrá cambiar las cosas. Poco a poco comienza a involucrarse en actos violentos contra sus opositores, al tiempo que conoce el amor verdadero. Arriesgada historia sobre los orígenes del fascismo en Italia, que sigue en algunos puntos la estela neorrealista, conteniendo además algunos audaces apuntes de comedia negra. En realidad el tema está tratado en forma de comedia social, como su propio título en español indica. Segunda colaboración entre el director René Clément y Alain Delon después del thriller A pleno sol (1960).

6/10
Vanina Vanini

1961 | Vanina Vanini

Vanina Vanini, hija de un aristócrata, se enamora de Pietro, un joven patriota perteneciente a una organización de masones que se oculta del gobierno. Él la corresponde pero pronto la deja por otra, lo que provoca los celos de Vanina, que le traiciona y le entrega a las autoridades. Traiciones, amores y desamores en esta película de Roberto Rossellini, por la que el director fue nominado al León de Oro.

4/10
Rocco y sus hermanos

1960 | Rocco e suoi frateli

En busca de una vida mejor, Rosaria Parondi, una madre viuda del sur de Italia, emigra a Milán con cuatro de sus hijos: Rocco, Simone, Ciro y Luca. Allí se reencuentran con Vincenzo, el quinto, que ya se ha establecido. Los chicos encuentran trabajos rudimentarios que les permiten sobrevivir a duras penas. Rocco es llamado a filas, y mientras cumple con el servicio militar, empieza a salir con Nadia, una prostituta que había estado con su hermano Simone, el mayor, que trata de abrirse paso en el mundo del boxeo. Uno de los grandes títulos del cine europeo, y la última gran película de temática neorrealista de Luchino Visconti. El cineasta refleja la realidad social de los emigrantes que dejaban el campo en el momento en que trataban de salir adelante en la ciudad, como ocurría en la película española Surcos, rodada nueve años antes. Explora sobre todo el amor familiar, pero también la  intolerancia y la injusticia. Visconti suele hablar de los cambios sociales a lo largo del tiempo. Pero un tema se repite con frecuencia en su filmografía: la familia. En esta ocasión, estamos ante una familia matriarcal, con una madre testaruda que recuerda muchísimo a la protagonista de Bellísima, otra de sus mejores películas. En ambos casos, hay una madre que quiere que sus hijos vivan mejor que ella.

9/10
La ley

1959 | La legge

Un pueblecito costero del sur de Italia, donde imperan costumbres atávicas del machismo rampante, que podrían cambiar con la llegada del progreso, representado por “el agrónomo”, un ingeniero venido del Norte con ideas modernas. Don Cesare es el amo del lugar. Patriarca dueño de una colección de piezas arqueológicas griegas y romanas que le envidiaría cualquier museo, habitan bajo su techo tres hermanas: a una la hizo suya, y luego fichó a una especie de capataz, Tonio, que se convirtió en el esposo, lo que no quita para que le sirva con lealtad rayana en el servilismo. La más decidida, auténtico espíritu libre, es Marietta, una beldad, que aunque coquetea con todos los varones que se ponen a su alcance, sólo se entregará a quien vaya a ser su marido. En el pueblo manda mucho en la sombra Brigante, un tipo al que el comisario y el juez recurren cuando tienen algún problema; en el fondo de su ser Brigante aspira a ser el sucesor del anciano don Cesare como cacique local. Se divierte humillando a otras personas con el “juego de la ley”, un curioso divertimento local, teóricamente prohibido, pero que se practica en los bares, y con el goza de modo particular; acostumbrado a salirse siempre con la suya, va a topar con la determinación de Marietta, a quien interesa más el agrónomo que Brigante; y con un inesperado chasco en las acciones de su hijo, de quien esperaba se convirtiera en brillante abogado. Apasionante adaptación de Jules Dassin de una novela de Roger Vailland, que permite explorar diversos tipos humanos, y las pasiones que les mueven, desde el elemental atractivo del sexo y el dinero, a las pruebas que sufre el orgullo por las inevitables humillaciones que depara la vida, pasando por el más noble sentimiento amoroso, que pugna por salir a la luz, aunque entreverado entre otras pulsiones inconfesables o injustas. Hay muchas situaciones trágicas –varios personajes padecen una verdadera zozobra interior–, pero también momentos para el humor, a cuento de la clásica picaresca italiana. Destacan escenas poderosas como el encuentro de Marietta y Brigante en la casa del huerto, la escena del autobús, o la de la pensión. El reparto está sembrado, con una Gina Lollobrigida hermosa y exuberante, con un papel que le viene al pelo; un magnífico Yves Montand como bribón trasquilado; un potente Pierre Brasseur como el “patrone”; una frágil y triste Melina Mercouri; los patéticos secundarios Paolo Stoppa y Teddy Bilis... Incluso Marcello Mastroianni se las arregla para sacar brillo al que puede ser el personaje más previsible, por su inherente bondad.

7/10
La bella campesina

1955 | La bella mugnaia

El italiano Camerini adapta la obra de Pedro Antonio de Alarcón “El sombrero de tres picos”. Cuenta cómo un molinero napolitano usa la belleza de su mujer para encandilar a los ocupantes españoles.

6/10
Casa Ricordi

1954 | Casa Ricordi

Drama biográfico sobre la figura de Giovanni Ricordi, violinista italiano del siglo XVIII y fundador de la compañía de impresión musical Casa Ricordi. Marcello Mastroianni interpreta al compositor italiano Gaetano Donizetti.

4/10
Carrusel napolitano

1954 | Carosello napoletano

Diversas historias que se desarrollan en Nápoles, desde la invasión musulmana en el año 1300, hasta los años posteriores a la II Guerra Mundial. Aunque el film es irregular, cuenta con grandes actores, como la siempre eficaz Sophia Loren, en un breve papel.

4/10
El oro de Nápoles

1954 | L'Oro di Napoli

Seis distintos episodios que se desarrollan en la ciudad de Nápoles. Una repartidora de pizzas pierde su anillo de casada, un jugador pierde en una partida con un niño, un payaso es explotado por un gángster. Comedia costumbrista del siempre interesante Vittorio De Sica. Fue el film que consagró a Sophia Loren, pues aunque habia rodado muchas películas antes, ninguna había tenido tanta repercusión.

5/10
La Bella Otero

1954 | La Bella Otero

Coproducción hispano-francesa-italiana a la mayor gloria de María Félix, y del personaje auténtico que interpreta, Carolina Otero, la famosa cantante y bailarina, que aún vivía cuando se rodó el film.

5/10
El enemigo público número 1

1953 | L' Ennemi public no 1

Parodia de las películas de gángsteres protagonizada por el sin par Fernandel –en una especie de lanzamiento internacional, donde tuvo como pareja a Zsa Zsa Gabor–, revolucionando al personal con su simpatía habitual. Una película que había comenzado a dirigir Jules Dassin, que a última hora fue reemplazado por Henri Verneuil, quien ya había trabajado antes con Fernandel. Por culpa de su miopía, el ingenuo Joe (Fernandel) pierde su empleo en unos grandes almacenes de Nueva York. Para quitarse las penas va al cine y, al salir, cambia su abrigo por el de otro hombre que resulta ser el líder de una peligrosa banda. Cuando Joe saca una pistola de su bolsillo es arrestado de inmediato y enviado a prisión.

5/10
Los héroes del domingo

1953 | Gli eroi della domenica

Gino, un magnífico delantero centro, juega un equipo de fútbol mediocre. En tal tesitura, recibe una oferta para que no esfuerce demasiado en un importante partido. Aunque rehúsa, el caso es que se siente mal físicamente, y el preparador físico le aconseja que no siga jugando. Pero hay determinados seres queridos en las gradas que le impelen a continuar en el terreno de juego.   Entretenida película del subgénero deportivo, con Raf Vallone demostrando sus habilidades balompedísticas, pues antes de convertirse en actor, hizo sus pinitos con el fútbol. En el film participaron auténticos jugadores del Milan, como Vittorio Pozzo.

4/10
Non è mai troppo tardi

1953 | Non è mai troppo tardi

Nochebuena. Antonio Trabbi, un usurero sin corazón, va a revivir su juventud, cuanto todavía sabía lo que era la felicidad. Se trata de una discreta adaptación realista del “Cuento de Navidad” de Charles Dickens, donde Paolo Stoppa asume la identidad del Scrooge italianizado.

5/10
La conciencia acusa

1953 | La voce del silenzio

Sucedió así

1952 | Altri tempi

Película de ocho episodios –en lo que acabaría siendo un estilo fílmico muy recurrente en la comedia italiana de los años 60 y 70– donde Aldo Fabrizi, en el papel de un librero, sirve de presentador y nexo común a una serie de historias literarias, sobre todo de época. En la primera, una bailarina del hotel Excelsior (encarnada por Alba Arnova) provoca las miradas lujuriosas del público; otro sketch nos relata la leyenda catalana del Tambor del Bruch; también hay lugar para una parodia romántica realizada solamente con canciones; y la más recordada de todas ellas es la que une a Gina Lollobrigida, –una mujer acusada de asesinato– con Vittorio De Sica –su simpático abogado–. Como suele ocurrir en este tipo de películas, algunos episodios son excelentes y otros resultan menos interesantes. Rodada en los Estudios Cinecittà, consiguió una importante distribución internacional gracias a la RKO.

6/10
Milagro en Milán

1951 | Miracolo a Milano

A la muerte de su madre adoptiva, Totó convive con un grupo de indigentes. Éstos se han instalado en un descampado de las afueras de Milán. Cuando un magnate se entera de que se ha encontrado petróleo en ese terreno, lo compra en propiedad y requiere la intervención de la policía para desalojar a sus ocupantes. El maestro Vittorio De Sica adapta "Toto il buono", novela del gran Cesare Zavattini, que le había escrito el guión de Ladrón de bicicletas. Como en aquella, retrata la Italia de posguerra, pero esta vez con elementos fantásticos.

7/10
Destinos de mujer

1950 | Destinées

Película con tres segmentos con distintos directores y equipo técnico y artístico, el elemento común es que los protagonizan mujeres en un contexto bélico. "Elizabeth" cuenta el punto de vista de una víctima, durante la Segunda Guerra Mundial; en "Juana de Arco" seguimos a una guerrera, la célebre doncella de Orléans; mientras que "Lisístrata", que se inspira en Aristófanes, muestra a una mujer que lucha por terminar con las guerras. Un narrador hila las historias, que curiosamente arrancan en la actualidad, para ir hacia atrás en el tiempo.

5/10
La belleza del diablo

1950 | La beauté du diable

Mefistófeles,le devuelve la juventud a Fausto, un alquimista retirado, a cambio de su alma. Típica obra de humor negro, tan característico del cine frances.

6/10
Biraghin

1946 | Biraghin

Una estudiante de danza sustituye a la primera bailarina de la Scala de Milán, que está enferma, y contra pronóstico logra un éxito. De modo que le salen tres pretendientes, entre ellos un periodista, y sólo uno con sanas intenciones. ¿Quién será? Comedieta con trama a lo Cenicienta, sin más pretensiones, tiene un pase.

5/10
Equívoco feliz

1942 | Se io fossi onesto

Un rico individuo da con sus huesos en la cárcel, cuando le acusan de un crimen que no ha cometido. Divertida comedia de equívocos y enredos, con una gran interpretación de Vittorio De Sica. El director Carlo Ludovico Bragaglia también interpreta al director de la cárcel.

6/10
Don Cesare di Bazan

1942 | Don Cesare di Bazan

Aventuras de capa y espada protagonizadas por el noble espadachín don Cesare di Bazan, que se ve enredado en los deseos de independencia de territorio español, y por lealtad a su rey, pondrá sus habilidades a su servicio.

4/10
Rossini (1942)

1942 | Rossini

Biopic del gran Gioacchino Rossini, autor de óperas inolvidables como “El barbero de Sevilla”. El film de Mario Bonnard sigue su carrera artística, pero prestando atención a sus dramas domésticos, uno de los más importantes el de la pérdida de la voz de Isabella Colbran, esposa del artista y soprano y mezzo-soprano en la mayoría de sus obras. Encarnan al matrimonio con talento Nino Besozzi y Paola Barbara.

5/10
Conjura en Florencia

1941 | Giuliano de' Medici

Melodias eternas

1940 | Melodie eterne

El caballero del antifaz

1939 | Un Avventura di Salvator Rosa

Cine de aventuras que intentaba imitar los modos y maneras de Hollywood, siguiendo la línea de héroes enmascarados clásicos como el Zorro y La Pimpinela Escarlata. Así, asistimos a duelos de espadas, historias de amor, dobles identidades y actos heroicos del héroe de turno. Todo se desarrolla en el Nápoles del siglo XVII, cuando un misterioso espadachín con el rostro cubierto que se hace llamar Salvador Rossa se convierte en paladín de los más necesitados y lucha en solitario contra el cruel tirano que atemoriza al país. Significó una nueva colaboración entre el actor Gino Cervi y el director Alessandro Blasetti tras haber encarnado el primero al mítico y valeroso Ettore Fieramosca en la película de 1938.

4/10

Últimos tráilers y vídeos