IMG-LOGO

Biografía

Paul Hamy

Paul Hamy

Paul Hamy

Filmografía
El reflejo de Sibyl

2019 | Sibyl

Una de esas películas pretenciosas en sus juegos metaliterarios y metacinematográficos, que se supone que quiere decir muchas cosas sobre la perversa naturaleza del ser humano y el narcisismo en boga, y que acaba siendo tremendamente hueca. Sigue a la psicoterapeuta Sibyl, que ha decidido dejar el ejercicio de su profesión para convertirse en escritora, únicamente mantendrá a algunos pacientes a los que no puede dejar de golpe. Sin embargo, empujada por la curiosidad, atiende a Margot, una actriz que la llama recomendada por el hospital donde colaboraba. El motivo es que encuentra en su nueva paciente material que le parece perfecto para la novela en la que anda metida. Aunque se obsesionará tanto con Margot, sus cuitas amorosas y su intención de abortar, que ella misma acabará enloqueciendo, traspasando todo tipo de fronteras deontológicas, lo que incluye acudir a uno de los rodajes de la actriz. Justine Triet, también coguionista, narra su historia de modo confuso, puede resultar irritante para el espectador su visionado, pues sólo avanzado el metraje se hará cargo de lo que se le quiere contar, que la protagonista se reconoce en parte en su paciente. Por otro lado el personaje de Sibyl se hace odioso en todo momento, y no acabamos nunca de entenderla. Por ejemplo, vemos que es madre y está casada, aunque nada nos aclara si acaso está separada, por el despego con que se mueve en todo momento. Acude ella misma a un terapeuta, pero tampoco sabemos las razones. En el fondo, todo el entramado argumental parece artificioso y gratuito, incluidos los tórridos encuentros sexuales de Sibyl. Los conocidos actores Virginie Efira, Adèle Exarchopoulos y Gaspard Ulliel poco pueden hacer con unos personajes inverosímiles.

4/10
Jessica Forever

2019 | Jessica Forever

Jessica es una reina, pero también podría ser un caballero, una madre, una maga, una diosa o una estrella. Jessica es, sobre todo, la que salvó a todos esos niños perdidos, esos jóvenes solitarios, huérfanos y perseguidos, que nunca conocieron el amor y que se convirtieron en monstruos. Juntos forman una familia y buscan crear un mundo en el que tendrán derecho a seguir vivos.

9 dedos

2017 | 9 doigts

La acción arranca con un tal Magloire deambulando en la oscuridad de la noche, arramblando con el dinero de un hombre a punto de morir, y huyendo por la orilla del agitado mar. Una banda con metas desconocidas le captura, y lo convierte en uno de sus cómplices, aunque una mujer le reprocha la muerte de su hermano. Desconcertante película, coproducción, francoportuguesa, que es, por encima de todo, un ejercicio de estilo. Rodada en blanco y negro, se recrea en el esteticismo de sus vaporosas y contrastadas imágenes, para contar una historia que juega a ser enigmática –véase la aparición del peligroso polonio radiactivo, o el recurso a gafas de sol en plena noche–, una forma como otra cualquiera de ocultar con el artificio su inmensa vacuidad. Quiere moverse en la tradición del cine negro, y más concretamente del polar francés, pero la narración se estira sin que avance, y los personajes no son fríos, son, más aún, gélidos, en su excesiva y estólida solemnidad. Dirige y firma el guión el desconocido F.J. Ossang, que tal vez con una trama más merecedora de ese nombre, escrita por un guionista avezado, podría haber logrado una película con una garra de la que ésta, decididamente, carece.

4/10
O Ornitólogo

2016 | O Ornitólogo

Aborda precisamente la figura de un ornitólogo solitario, que mientras busca cigüeñas negras en peligro de extinción es arrastrado por el río y acaba sumergido en un bosque misterioso que le obliga afrontar situaciones extremas.

El diván de Stalin

2016 | Le divan de Staline

En una casa secreta, Stalin, ya en avanzada edad, va a descansar unos días y un joven pintor, Danilov, presenta al dictador su proyecto artístico de un monumento póstumo a su gloria. Lidia, la amante de Stalin, ha seleccionado a Danilov y su trabajo entre otros artistas y ha sido la encargada de presentarle a Stalin. Para esta elección, también se juega la vida en este encuentro que para ella y Danilov es un juego de estafa, mentiras y terror.

Mi amor

2015 | Mon roi

La actriz Maïwenn en su faceta como guionista y directora no resulta nada acomodaticia. Lo probó en Polisse, donde describía la rutina diaria de la brigada policial de menores, y vuelve a hacerlo aquí con una singular historia de amor, que descoloca inicialmente en sus modos narrativos, hasta que el espectador entiende que la trama discurre en dos tiempos. Por un lado tenemos a Tony, una mujer que ha sufrido una importante lesión de rodilla mientras esquiaba, da la sensación de que hasta cierto punto autoprovocada; y la seguimos en sus esfuerzos de rehabilitación, mientras permanece ingresada en un centro. Mientras que el otro hilo narrativo nos retrotrae al pasado, cuando ella, abogada, acompañando a su hermano y a su novia en una fiesta, conoce al irresistible Georgio, dueño de un restaurante y de arrolladora personalidad, con el que enseguida inicia una relación que la lleva al matrimonio, pero que dista mucho de ser sencilla. La película de Maïwenn está atravesada de una enorme vitalidad, extrema incluso, su pareja protagonista –bien Vincent Cassel, pero aún mejor Emmanuelle Bercot– parece deseosa de vivir eufóricamente su relación, y de tener un hijo. Pero, leit-motif de la película, lo que les acerca es lo que les aleja, pues en los excesos se odian hasta distanciarse el uno de la otra, momento en que, desde cierta lejanía, vuelven a sentirse atraídos, acción-reacción donde se hace presente un amor inmaduro, que no se sabe adónde les puede conducir. La directora procura mantener ella misma una distancia, sin duda que tiene simpatía por los dos personajes principales, pero no oculta sus defectos, de algún modo subraya unos anhelos de felicidad inefables, que asoma en momentos sencillos como en las salidas de Tony con sus compañeros de rehabilitación, y en cambio puede cobrar formas groseras dictadas por cierta superficialidad y el consumo de sustancias que acaban pasando factura.

6/10
Maryland

2015 | Maryland

Malgré la nuit

2015 | Malgré la nuit

Entramos en la película como si fuera un sueño. París. Lenz busca a Madeleine, que ha desaparecido misteriosamente. En su búsqueda se encontrará con Hélène, una joven hechizada por sus propios impulsos de autodestrucción. Un amor desquiciado surge entre ellos. Louis y Léna, devorados por los celos, convencen a Lenz para que siga a Hélène en este mundo subterráneo de sexo y pornografía extrema. El amor será lo único que puede salvarles.

El viaje de Bettie

2013 | Elle s'en va

Bettie, antigua Miss Bretaña, pasa ya de los sesenta años. Regenta un restaurante que se mantiene a duras penas, vive con su madre, ya anciana, y tiene una hija y un nieto que viven otra ciudad y con los que apenas tiene trato. La noticia de que su amante la ha abandonado, provocará en Bettie una reacción drástica que romperá con su rutina vital. Se subirá al coche y comenzará a conducir presa de la ansiedad y del desasosiego. Será el comienzo de un viaje de varios días que le llevará muy lejos. Paso adelante significativo de Emmanuelle Bercot, directora, guionista y eventual actriz (Polisse), que anteriormente había estrenado películas de calidad inferior, como Los infieles. A modo de "road movie", El viaje de Bettie narra el itinerario interior de una mujer madura cuya vida es un cúmulo de frustraciones y desamores y que al tocar fondo experimenta una especie de catarsis progresiva, abriendo su vida a los demás –los que siempre han estado allí y aun los extraños–, de modo que es capaz de dejar atrás el pasado y recobrar la esperanza por el futuro. Es magnífico en este sentido el primer plano del film. Suerte tremenda ha sido para Bercot contar con Catherine Deneuve, absoluta protagonista de todos los planos de este film. Mucho más que en otras películas está Deneuve natural, desvalida, de carne y hueso. Se toma su tiempo la directora para retratarla, para mostrar su vulnerabilidad, hasta que paulatinamente iremos conociendo su inseguro interior, su anquilosamiento anímico, en realidad causado por un corazón vacío que pugna con ser llenado. En sus etapas entablará Bettie relaciones que influirán en ella como un zarpazo –aunque no sea más que en forma de un externo roce: el anciano, el vigilante de la tienda, etc.–, de entre las cuales sobresale, claro, la mantenida con su díscolo nieto Charly (excelente Nemo Schiffman, a la sazón hijo real de la directora) en la mayoría del metraje. Bercot brilla especialmente dirigiendo a abuela y nieto; logra mucha verosimilitud en ese tira y afloja, con los vaivenes continuos tan propios de la infancia. Aunque el inicio algo premioso puede pesar, el tono ligero de la película, bien elegido, ayuda a suavizar el conjunto. También funciona el fresco uso de las canciones y la mezcla de comedia y drama, con momentos que sugieren la carcajada y escenas emocionantes de desconsuelo, expuestas sin regodeo. Todo enmarcado en un decidido optimismo.

6/10

Últimos tráilers y vídeos