IMG-LOGO

Biografía

Rachid Bouchareb

Rachid Bouchareb

Rachid Bouchareb

Filmografía
Infiltrado en Miami

2018 | Le flic de Belleville

Baaba, policía del barrio parisino de Belleville, no puede evitar que tiroteen a Roland, su amigo de la infancia, mientras cena con él en un restaurante. Para descubrir quién está detrás de su asesinato tomará su lugar como agente en el Consulado de Francia en Miami. Acompañado de su madre, viaja hasta la ciudad estadounidense, donde formará tándem con Ricardo, detective local con mal carácter. El francés de ascendencia argelina Rachid Bouchareb prometía al principio de su carrera, con títulos como Little Senegal y Days of Glory, nominada al Oscar a la película de habla no inglesa. Parece impropia de su filmografía esta fallida comedia de acción que bebe de las exitosas cintas ochenteras protagonizadas por Eddie Murphy Límite: 48 horas y Superdetective en Hollywood, sobre todo de la segunda, que tenía una premisa casi idéntica a la de Infiltrado en Miami. Sustituye al famoso actor estadounidense por Omar Sy, que ha demostrado un enorme talento para la comedia cuando tiene guión y está bien dirigido, sobre todo en Intocable, pero que aquí no puede arreglar una sucesión de gags sin pies ni cabeza, y unos diálogos insufribles, empeorados (si cabe) en la versión doblada en español (la que se pudo ver en el pase para los medios), ya que da la sensación de que se ha tratado de arreglar torpemente lo que en el original deben ser confusiones entre el francés, el inglés y el español. Resultan aún peores las persecuciones y peleas, desde un enfrentamiento a palos con un atracador al principio del film, donde Bouchareb deja claro que las coreografías de acción no son su punto fuerte, ya que ni crea tensión, ni consigue que se vean bien los golpes. Abundan los homenajes a películas de policías, como Arma letal o Harry el sucio, y a series como Corrupción en Miami, pero no parece que el cineasta haya aprendido absolutamente nada de ellas. Para colmo de males, Sy no está bien secundado por Luis Guzmán, eficaz actor de carácter cuando tiene que interpretar a pandilleros latinos (como ha hecho a lo largo de tres décadas de carrera), pero al que le viene grande un papel principal. Resulta especialmente espantoso el título que le han puesto en español, casi idéntico al de la comedieta Infiltrados en Miami, de 2016, cuando aquí nadie se infiltra en ningún sitio. Originalmente se llama Flic de Belleville (El poli de Belleville).

3/10
Camino a Estambul

2017 | La route d'Istanbul

Elisabeth vive con su hija Elodie en Bélgica. Cuando la policía le comunica que su hija ha abandonado el país para sumarse a las filas del Estado Islámico en Siria, comienza una investigación.

Hors-la-loi

2010 | Hors-la-loi

Historia de tres hermanos argelinos durante los años anteriores de la Independencia de Argelia. El film, que fue nominado al Oscar a la Mejor Película Extranjera, se centra especialmente en la lucha armada y la represión que pueblo argelino sufrió a manos de los franceses. El prestigioso director Rachid Bouchareb (Days of Glory) incide en el drama humano de las gentes de su país en una época clave de su historia.

6/10
London River

2009 | London River

Contenida película sobre las tribulaciones de las víctimas de actos terroristas. Rachid Bouchareb, ha escogido como marco de su historia los atentados de radicales islámicos en Londres, el 7 de julio de 2005. Allí Elisabeth busca desesperadamente a su hija Jane, de la que no ha vuelto a saber tras los terribles sucesos. Lo mismo hace Ousmane, africano subsahariano afincado en Francia, que ignora el paradero de su hijo Alí. Sus respectivas búsquedas se cruzan, por una foto compartida de los dos desaparecidos. Se enteran entonces de que Jane y Alí vivían juntos, estudiaban árabe, frecuentaban la mezquita. Esto produce un rechazo de Elisabeth hacia Ousmane, que sospecha que Alí puede haber sido una horrible influencia en la vida de su hija. Ya no sólo planea el miedo a que se confirme la muerte de uno y otra, sino su posible implicación en los actos terroristas. Frente a la complejidad del guión de Days of Glory, el anterior film de Bouracheb, aquí el cineasta ha optado por una estructura sencilla, más bien previsible. Su mérito es un buen control de los elementos, que le permite pintar bien la angustia y la esperanza de sus personajes, bien encarnados por Brenda Blethyn y Sotigui Kouyaté, este último premiado como mejor actor en el Festival de Berlín. Resultan naturales y comprensibles los sentimientos mutuos –deseos de ayudar, desconfianza ante lo desconocido, frustración por no poder generar la desea confianza, triste esperanza...-, se pintan levemente las circunstancias personales –ella es viuda, su marido militar murió en la guerra de las Malvinas, tiene una pequeña granja, es cristiana de domingo; él trabaja como guardia forestal, y dejó a la familia atrás en África, reza a Alá–, y al final el film tiene algo siempre agradecible: autenticidad.

6/10
Days of Glory

2006 | Indigènes

Hasta hace poco la sociedad francesa ha cerrado los ojos a la contribución de los indígenas de sus antiguas colonias al esfuerzo bélico de la Segunda Guerra Mundial. Incluso cuando se produjo el fenómeno de la descolonización, el estado acabó retirando las pensiones a las que, como veteranos de guerra, tenían derecho. Por ello este film puede definirse como un acto de ‘justicia poética’, pues viene a poner la injusticia cometida ante la opinión pública, y lo hace con una trama repleta de humanidad, que nos recuerda que los que se encuentran en medio del fragor de la batalla son seres humanos, no importa el color de su piel, o el idioma en que se expresan. El grandioso lienzo de la lucha en Europa, donde se salta de un escenario bélico a otro, no impide, al contrario, la definición de una serie de personajes que vienen del Magreb dispuestos a luchar por los ideales que encarna la República de Francia, a la que consideran como su país, a pesar de que en ocasiones, demasiadas, sean tratados como ciudadanos de segunda.Rachid Bouchareb (Little Senegal), gracias al documentado guión coescrito junto a Olivier Lorelle, sabe dar matices a los distintos tipos humanos que pululan por la trama, que encajan bien en determinados arquetipos, pero sin caer en tópico, con su punto de originalidad. El intelectual, que reclama un trato semejante al de los soldados nacidos en Francia, el analfabeto pero espabilado asistente del sargento, éste que se avergüenza de sus orígenes, los hermanos, muy unidos, el cabrero que encuentra el amor en una linda francesita… conforman una interesante y creíble galería de combatientes, encarnados por un reparto excepcional, premiado justamente en su conjunto en Cannes.En cierto modo, se podría considerar el film deudor de títulos como Salvar al soldado Ryan, donde el fragor de la batalla –son espectaculares las escenas bélicas– no impide fijar la atención en un rico microcosmos. A tal efecto todo el tramo final, que se desarrolla en un pueblecito francés donde la suerte de los civiles depende de los magrebíes, esta desarrollado de un modo que roza la perfección. Su sacrificio frente a los alemanes es heroico, y el modo en que es olvidado, no por mala voluntad sino, y tal vez por ello, peor, porque en el fondo esos hombres no cuentan. La escena en que un soldado trata de recordar a un oficial cierta promesa es conmovedora por esa ‘invisibilidad’ forzada.

7/10
Little Senegal

2001 | Little Senegal

Alloune es un anciano que vive en Senegal y que inicia un viaje a Nueva York para investigar sobre sus antepasados, algunos de los cuales fueron vendidos como esclavos y llevados a Estados Unidos. Cuando llega a la ciudad de los rascacielos se pone en contacto con su sobrino Hassan y también conocerá a Ida Robinson, una tendera que acaba dándole a Alloune un empleo en su tienda. Aclamada por la crítica y galardonada con varios premios, Little Senegal es una bonita película sobre un hombre que busca a su familia e investiga sobre sus raíces. El protagonista Sotigui Kouyaté, nacido en Mali, ha participado en varias producciones francesas y africanas.

6/10
Infiltrado en Miami

2018 | Le flic de Belleville

Baaba, policía del barrio parisino de Belleville, no puede evitar que tiroteen a Roland, su amigo de la infancia, mientras cena con él en un restaurante. Para descubrir quién está detrás de su asesinato tomará su lugar como agente en el Consulado de Francia en Miami. Acompañado de su madre, viaja hasta la ciudad estadounidense, donde formará tándem con Ricardo, detective local con mal carácter. El francés de ascendencia argelina Rachid Bouchareb prometía al principio de su carrera, con títulos como Little Senegal y Days of Glory, nominada al Oscar a la película de habla no inglesa. Parece impropia de su filmografía esta fallida comedia de acción que bebe de las exitosas cintas ochenteras protagonizadas por Eddie Murphy Límite: 48 horas y Superdetective en Hollywood, sobre todo de la segunda, que tenía una premisa casi idéntica a la de Infiltrado en Miami. Sustituye al famoso actor estadounidense por Omar Sy, que ha demostrado un enorme talento para la comedia cuando tiene guión y está bien dirigido, sobre todo en Intocable, pero que aquí no puede arreglar una sucesión de gags sin pies ni cabeza, y unos diálogos insufribles, empeorados (si cabe) en la versión doblada en español (la que se pudo ver en el pase para los medios), ya que da la sensación de que se ha tratado de arreglar torpemente lo que en el original deben ser confusiones entre el francés, el inglés y el español. Resultan aún peores las persecuciones y peleas, desde un enfrentamiento a palos con un atracador al principio del film, donde Bouchareb deja claro que las coreografías de acción no son su punto fuerte, ya que ni crea tensión, ni consigue que se vean bien los golpes. Abundan los homenajes a películas de policías, como Arma letal o Harry el sucio, y a series como Corrupción en Miami, pero no parece que el cineasta haya aprendido absolutamente nada de ellas. Para colmo de males, Sy no está bien secundado por Luis Guzmán, eficaz actor de carácter cuando tiene que interpretar a pandilleros latinos (como ha hecho a lo largo de tres décadas de carrera), pero al que le viene grande un papel principal. Resulta especialmente espantoso el título que le han puesto en español, casi idéntico al de la comedieta Infiltrados en Miami, de 2016, cuando aquí nadie se infiltra en ningún sitio. Originalmente se llama Flic de Belleville (El poli de Belleville).

3/10
Camino a Estambul

2017 | La route d'Istanbul

Elisabeth vive con su hija Elodie en Bélgica. Cuando la policía le comunica que su hija ha abandonado el país para sumarse a las filas del Estado Islámico en Siria, comienza una investigación.

Hors-la-loi

2010 | Hors-la-loi

Historia de tres hermanos argelinos durante los años anteriores de la Independencia de Argelia. El film, que fue nominado al Oscar a la Mejor Película Extranjera, se centra especialmente en la lucha armada y la represión que pueblo argelino sufrió a manos de los franceses. El prestigioso director Rachid Bouchareb (Days of Glory) incide en el drama humano de las gentes de su país en una época clave de su historia.

6/10
London River

2009 | London River

Contenida película sobre las tribulaciones de las víctimas de actos terroristas. Rachid Bouchareb, ha escogido como marco de su historia los atentados de radicales islámicos en Londres, el 7 de julio de 2005. Allí Elisabeth busca desesperadamente a su hija Jane, de la que no ha vuelto a saber tras los terribles sucesos. Lo mismo hace Ousmane, africano subsahariano afincado en Francia, que ignora el paradero de su hijo Alí. Sus respectivas búsquedas se cruzan, por una foto compartida de los dos desaparecidos. Se enteran entonces de que Jane y Alí vivían juntos, estudiaban árabe, frecuentaban la mezquita. Esto produce un rechazo de Elisabeth hacia Ousmane, que sospecha que Alí puede haber sido una horrible influencia en la vida de su hija. Ya no sólo planea el miedo a que se confirme la muerte de uno y otra, sino su posible implicación en los actos terroristas. Frente a la complejidad del guión de Days of Glory, el anterior film de Bouracheb, aquí el cineasta ha optado por una estructura sencilla, más bien previsible. Su mérito es un buen control de los elementos, que le permite pintar bien la angustia y la esperanza de sus personajes, bien encarnados por Brenda Blethyn y Sotigui Kouyaté, este último premiado como mejor actor en el Festival de Berlín. Resultan naturales y comprensibles los sentimientos mutuos –deseos de ayudar, desconfianza ante lo desconocido, frustración por no poder generar la desea confianza, triste esperanza...-, se pintan levemente las circunstancias personales –ella es viuda, su marido militar murió en la guerra de las Malvinas, tiene una pequeña granja, es cristiana de domingo; él trabaja como guardia forestal, y dejó a la familia atrás en África, reza a Alá–, y al final el film tiene algo siempre agradecible: autenticidad.

6/10
Days of Glory

2006 | Indigènes

Hasta hace poco la sociedad francesa ha cerrado los ojos a la contribución de los indígenas de sus antiguas colonias al esfuerzo bélico de la Segunda Guerra Mundial. Incluso cuando se produjo el fenómeno de la descolonización, el estado acabó retirando las pensiones a las que, como veteranos de guerra, tenían derecho. Por ello este film puede definirse como un acto de ‘justicia poética’, pues viene a poner la injusticia cometida ante la opinión pública, y lo hace con una trama repleta de humanidad, que nos recuerda que los que se encuentran en medio del fragor de la batalla son seres humanos, no importa el color de su piel, o el idioma en que se expresan. El grandioso lienzo de la lucha en Europa, donde se salta de un escenario bélico a otro, no impide, al contrario, la definición de una serie de personajes que vienen del Magreb dispuestos a luchar por los ideales que encarna la República de Francia, a la que consideran como su país, a pesar de que en ocasiones, demasiadas, sean tratados como ciudadanos de segunda.Rachid Bouchareb (Little Senegal), gracias al documentado guión coescrito junto a Olivier Lorelle, sabe dar matices a los distintos tipos humanos que pululan por la trama, que encajan bien en determinados arquetipos, pero sin caer en tópico, con su punto de originalidad. El intelectual, que reclama un trato semejante al de los soldados nacidos en Francia, el analfabeto pero espabilado asistente del sargento, éste que se avergüenza de sus orígenes, los hermanos, muy unidos, el cabrero que encuentra el amor en una linda francesita… conforman una interesante y creíble galería de combatientes, encarnados por un reparto excepcional, premiado justamente en su conjunto en Cannes.En cierto modo, se podría considerar el film deudor de títulos como Salvar al soldado Ryan, donde el fragor de la batalla –son espectaculares las escenas bélicas– no impide fijar la atención en un rico microcosmos. A tal efecto todo el tramo final, que se desarrolla en un pueblecito francés donde la suerte de los civiles depende de los magrebíes, esta desarrollado de un modo que roza la perfección. Su sacrificio frente a los alemanes es heroico, y el modo en que es olvidado, no por mala voluntad sino, y tal vez por ello, peor, porque en el fondo esos hombres no cuentan. La escena en que un soldado trata de recordar a un oficial cierta promesa es conmovedora por esa ‘invisibilidad’ forzada.

7/10
Little Senegal

2001 | Little Senegal

Alloune es un anciano que vive en Senegal y que inicia un viaje a Nueva York para investigar sobre sus antepasados, algunos de los cuales fueron vendidos como esclavos y llevados a Estados Unidos. Cuando llega a la ciudad de los rascacielos se pone en contacto con su sobrino Hassan y también conocerá a Ida Robinson, una tendera que acaba dándole a Alloune un empleo en su tienda. Aclamada por la crítica y galardonada con varios premios, Little Senegal es una bonita película sobre un hombre que busca a su familia e investiga sobre sus raíces. El protagonista Sotigui Kouyaté, nacido en Mali, ha participado en varias producciones francesas y africanas.

6/10
Astérix en los Juegos Olímpicos

2008 | Astérix aux jeux olympiques

Tercera entrega cinematográfica en imagen real de Astérix, el irreductible galo creado por Uderzo y Goscinny. Aunque repite Gérard Depardieu en el papel de Obélix, el film no cuenta con la presencia del cómico Christian Clavier, que interpretó a Astérix en las dos partes anteriores. Ha sido sustituido por Clovis Cornillac (Héroes del cielo), al que hasta ahora prácticamente sólo conocen en Francia y que no recuerda ni por asomo al héroe de las viñetas. El ‘notición’ es el regreso al cine de Alain Delon, que aunque ha rodado alguna producción televisiva, está ausente de la gran pantalla desde Los actores (2000). Al veteranísimo actor le ha correspondido encarnar a Julio César. El argumento toma algunas cosas del cómic homónimo, pero en general la adaptación es bastante libre. Aquí, Alafólix, un joven de la aldea de Astérix, se ha enamorado de la princesa griega Irina, pero el padre de ésta pretende que se case con Bruto, que en esta película, para desesperación de historiadores, es hijo de Julio César. Por una serie de circunstancias, Irina convence a su padre de que debe casarse con alguien valeroso, por lo que le propone que entregue su mano al ganador de los Juegos Olímpicos, a punto de celebrarse. A la competición se presenta Bruto y también Alafólix. A éste le acompañan sus convencinos Astérix, Obélix, el druida Panorámix y el bardo Asurancéturix. Aunque sólo pueden participar los griegos, y de forma excepcional los romanos, Astérix argumenta (curiosamente, esto sí estaba en el cómic) que ellos son teóricamente romanos, pues la Galia ha sido conquistada por Roma, salvo su aldea, claro, que resiste ahora y siempre al invasor. El amplísimo presupuesto deviene en lujosa ambientación y depara la suficiente espectacularidad en los decorados, así como unos efectos especiales convincentes. De hecho, a nivel visual, recuerda mucho a los cómics, es decir, que han conseguido hacer lo más difícil. También es positivo que se puede interpretar como denuncia de la corrupción en el deporte y apología del juego limpio. Por desgracia, el humor sutil del guionista Goscinny ha sido sustituido por chistes facilones. Especialmente prescindibles son las frases de Alain Delon tomándose a broma a sí mismo (estilo “soy emperador por mis propios méritos y no le debo nada ni a Rocco, ni a sus hermanos” o “me han dado el César al mejor emperador”). Su autosaludo imperial ‘Ave, moi’ (Ave, yo mismo) está calcado de Ser o no ser, de Lubitsch. Los cameos llegan a resultar agotadores al final, pues cuando todo ha acabado aparecen por allí casualmente Zinedine Zidane, Jamel Debbouze, de nuevo repitiendo su papel de Numérobis, que interpretó en Astérix y Obélix: Misión Cleopatra, y otros personajes que montan una especie de show que no viene a cuento.

4/10

Últimos tráilers y vídeos