IMG-LOGO

Biografía

Robert Riskin

Robert Riskin

Robert Riskin

Premios: 1 (más 1 premios)

Ganador de 1 premio

Oscar
1935

Ganador de 1 premio

Filmografía
Un gángster para un milagro

1961 | Pocketful Of Miracles

Capra echó el telón a su carrera cinematográfica versionando Dama por un día, film que él mismo había dirigido en 1933. Bette Davis retomó el papel que en su día había hecho May Robson, y pese a las diferencias con Glenn Ford y a los locos años 60, el director de ¡Qué bello es vivir! demostró que la idea de unos gángsters ayudando a una mendiga seguía funcionando perfectamente.

6/10
You Can't Run Away from It

1956 | You Can't Run Away from It

Seria de día, coqueta de noche

1951 | Half Angel

Disparatada comedia donde Nora es una enfermera simpática y de gran corazón que tiene un pequeño problema: es sonámbula durante el turno de noche y hace cosas que nunca se hubiese atrevido a hacer de día... sin recordar nada a la mañana siguiente. Eso es aprovechado por su novio John, que la encuentra más desinhibida y sensual cuando está dormida que despierta. Magnífica y divertida Loretta Young en un papel a su medida. El guión corresponde a Robert Riskin, autor de las mejores comedias de Frank Capra, aunque aquí hace lo que puede ante la inverosímil trama ideada por George Carleton Brown y que ya había dado origen a otra película bastante mejor, Half Angel (1938), dirigida por Sidney Lanfield con Frances Dee en el papel principal.

5/10
Lo quiso la suerte

1950 | Riding High

Nueva versión de Estrictamente confidencial, que también había dirigido Capra en 1934. Tragicomedia donde un entrenador de caballos intenta ganar el Gran Derby con un equino que ni mucho menos parece el favorito para alzarse con la victoria. Por supuesto, vencerá en dicha prueba aún a costa de que el entrenador pierda muchas de las cosas por las que ha luchado. No se sabe si por el excesivo protagonismo de Bing Crosby o por los problemas que tuvo el director con su contrato para la Paramount, pero lo cierto es que este filme se encuentra entre lo más intrascendente de la filmografía de Capra. Apenas encontramos nada que nos haga recordar sus excelentes crónicas sociales, a pesar de que el guión viene firmado por su colaborador habitual Robert Riskin.

4/10
El caso 880

1950 | Mister 880

Curiosa película sobre un singular falsificador de billetes de un dólar, le proporcionó a Edmund Gwenn una merecidísima nominación al Oscar como actor de reparto. El guión original pertenece a Robert Riskin, uno de los mejores escritores de todos los tiempos, como demuestran sus fábulas entrañables para películas de Frank Capra: Sucedió una noche (1934), Caballero sin espada (1936) y Juan Nadie (1941), entre otras. Y en efecto, algo hay de fábula capriana en la persecución implacable de un agente del gobierno (Burt Lancaster) a un falsificador aficionado (Gwenn), que cada mes cuela 38 billetes de un dólar en burdas falsificaciones, pero en las que nadie se fija por el escaso valor de ese papel moneda. Que el culpable sea un buen hombre, revela las paradojas del sistema. Dirige con solvencia Edmund Goulding (1891–1959), un versátil británico como novelista, compositor y autor de teatro, involucrado en el mundo del cine desde la década de los 20 hasta su muerte. Hay momentos para el humor -la mujer sospechosa, Dorothy McGuire, que toma el pelo al agente pues le encuentra muy atractivo-, y para la emoción vibrante, los discursos ante el tribunal.

6/10
Ciudad mágica

1947 | Magic Town

Los sondeos no nacieron ayer. En 1947 William A. Wellman, con los estupendos James Stewart y Jane Wyman, describe cómo un analista busca una ciudad cuyos hábitos sean reflejo del resto de la nación.

6/10
El regreso de aquel hombre

1944 | The Thin Man Goes Home

El popular matrimonio de detectives de la serie `El hombre delgado´, Nick y Nora Charles, no pueden de trabajar, ni siquiera en vacaciones. En efecto, en esta quinta entrega, se produce un asesinato cerca de la casa de los padres de Nick. De nuevo funciona la fórmula suspense + comedia de enredo, gracias a una intriga bien pensada, a unos diálogos chispeantes, y a la química Powell-Loy.

6/10
Juan Nadie

1941 | Meet John Doe

Un individuo es contratado por una periodista para dar rostro al pseudónimo con el que firmó uno de sus artículos sobre un valiente vagabundo: John Doe. Progresivamente, este hombre toma auténtica conciencia social y es capaz de convencer a las masas pero tendrá que enfrentarse a los individuos que intentan aprovecharse de él. Entretenida mezcla de comedia y drama por parte de uno de los maestros indiscutibles del cine norteamericano, Frank Capra (Sucedió una noche, Caballero sin espada, ¡Qué bello es vivir!). No llega a la altura de sus mejores trabajos pero consigue otra inteligente reflexión sobre la importancia de los ciudadanos anónimos.

7/10
Vive como quieras

1938 | You Can't Take It with You

Adaptación de la disparatada obra teatral de George S. Kaufman y Moss Hart, ganadora del Pulitzer, a cargo de Frank Capra. Cuenta cómo la joven Alice, la única cuerda dentro de la excéntrica familia Vanderhof, se ha enamorado de su jefe Tony Kirby. Las perspectivas de matrimonio están a la vista, pero el encuentro de la familia Vanderhof con la más convencional de los Kirby podría tener consecuencias imprevistas. Capra fue de los directores que contribuyó de modo decisivo a cimentar el prestigio de Columbia, cuando el estudio todavía no era considerado digno de figurar entre los grandes de la primera división. Si había logrado el Oscar a la mejor película para Harry Cohn con Sucedió una noche y Caballero sin espada, volvió a repetir la proeza con este film, que se llevó las estatuillas de mejor film y mejor director, además de acaparar otras cinco nominaciones. Un reparto sembrado y un buen puñado de situaciones casi surrealistas convierten en delicioso el visionado del film.

8/10
When You're in Love

1937 | When You're in Love

Primera y única incursión en la dirección del guionista Robert Riskin (1897-1955), uno de los guionistas con más talento del cine americano e indispensable colaborador en las bondadosas comedias sociales de Frank Capra. En esta ocasión escribió el guión basándose en una historia de Ethel Hill y Cedric Worth. Una decepcionante mezcla entre comedia y musical donde una cantante de ópera australiana se casa por conveniencia con un norteamericano para poder entrar en Estados Unidos, provocando la situación todo tipo de enredos. Protagoniza Grace Moore (1898-1947), una auténtica mezzosoprano de fama internacional, que llegó a cantar en el Metropolitan de Nueva York y que, en su paso por el cine, había logrado una nominación al Oscar por Una noche de amor (1934).

4/10
Horizontes perdidos

1937 | Lost Horizon

La acción nos sitúa en una China en plena guerra, durante los años 30. El consul británico Robert Conway (Ronald Colman) se ve obligado a evacuar a tres occidentales que corren peligro durante una insurrección. Logran coger un avión, pero son desviados de su rumbo hacia un lugar perdido entre las montañas del Tíbet. Los motivos del secuestro del avión residen en que Conway es el elegido para sustituir al Gran Lama. El lugar donde les llevan es un auténtico paraíso, llamado Shangri-La. Una vez allí, se dan cuenta de que las costumbres y la filosofía de la vida no tienen nada que ver con lo que conocen hasta ahora. Una excelente película con un fuerte contenido utópico. Capra ya era un director reconocido gracias a Sucedió una noche (1934) y El secreto de vivir (1937). Por eso consiguió que Columbia aceptase el costoso presupuesto para realizar esta maravillosa película. Pone de relieve, como es característico en la obra de Capra, la bondad del hombre común y la defensa del optimismo y de la honestidad frente a las adversidades. Una película célebre que cautiva al espectador de principio a fin, con una efectiva recreación de grandiosos paisajes. Imprescindible.

7/10
El secreto de vivir

1936 | Mr. Deeds Goes to Town

La acción se sitúa en Estados Unidos, tras la depresión provocada por el crack de la Bolsa en 1929. Longfellow Deeds (Gary Cooper) es un músico que toca la tuba. De repente hereda veinte millones de dólares, y se propone usarlos para ayudar a personas corrientes. Pero como es natural, el altruismo de Deeds es tomado por una chaladura. Con el fin de demostrar su honestidad, Deeds emprende un viaje a Nueva York. En el trayecto conoce a una hermosa periodista, interesada por sus intenciones. De manera inevitable, ambos se enamoran y la periodista ayuda a Deeds a demostrar sus buenas intenciones. Por esta emotiva película, Frank Capra obtuvo un Oscar como mejor director. Uno de los realizadores más célebres de la historia del cine. Famoso por su serie de atractivas fábulas morales, que indagan en los buenos sentimientos del ser humano, como Vive como quieras (1939), Caballero sin espada (1939), o Juan Nadie (1940). Sus historias destilan una enorme vitalidad y tienen un trasfondo positivo que provoca mucha atracción al espectador, que enseguida identifica los problemas del protagonista con los suyos propios. Durante la Segunda Guerra Mundial, rodó una conocida serie de documentales para alentar a los soldados norteamericanos, titulada Why we fight? (¿Por qué luchamos?). Jean Arthur, que también es la protagonista femenina de Vive como quieras (1939) y Caballero sin espada (1939), está excelente en este papel. Mientras que Gary Cooper es el perfecto ingenuo con corazón de oro. El film ha inspirado títulos como El gran salto de los hermanos Coen, o Mr. Deeds, un fallido remake.

7/10
El carnaval de la vida

1935 | Carnival

Como indica su título en español, una tragicomedia que pasa por diversas etapas de la vida de un maestro de marionetas que queda sumido en una gran depresión tras la muerte de su esposa, cuando ésta da a luz a su hija. Como piensa que la vida de titiritero no será lo suficientemente buena para la niña, la entrega en adopción. Sin embargo, un tiempo después quiere recuperarla. Guión de Robert Riskin, colaborador habitual de las emotivas comedias de Frank Capra. Protagoniza Jimmy Durante (1893-1990), comediante americano especialmente notable por su simpatía y prominente nariz, que tuvo su propio show en televisión durante los años 60 retirándose del mundo del espectáculo a finales de esa misma década.

5/10
Pasaporte a la fama

1935 | The Whole Town's Talking

Jones es un tipo normal y corriente, simpático y de buen humor, trabajador ejemplar. Su problema es que tiene un enorme parecido con Marion, el peligroso gángster que asola la ciudad con sus fechorías. Tras ser detenido en varias ocasiones, víctima de esta confusión, la policía decide elaborar un salvoconducto especial para Jones. Con esta identificación, Jones podrá recuperar su vida cotidiana, sin verse sobresaltado por los crímenes de Marion. Pero las cosas se complican cuando el malvado Marion descubre la existencia de este salvoconducto, y decide aprovecharse de la situación en contra del pobre Jones. Dirigida por uno de los mejores directores de cine de todos los tiempos, el infatigable John Ford. El mismo año de esta película, había rodado El delator, una historia típicamente irlandesa, por la que es premiado. Esto eclipsa un tanto a Pasaporte a la fama. Se trata de una atractiva historia, narrada con habilidad, que nos introduce en el mundo del hampa de los años 30. Edward G. Robinson, como es habitual en él, está imponente. Una película imprescindible aunque resulte un título menor dentro de la extensa filmografía de John Ford.

6/10
Estrictamente confidencial

1934 | Broadway Bill

J.L. tiene cuatro hijas y tres yernos, cada uno gestiona una de sus empresas. Dan Brooks, uno de ellos, odia dirigir la compañía de fabricación de papel. El prefiere dedicar su atención a su caballo de carreras "Broadway Bill". Alice, hija de J.L. y su ojito derecho, ayudará a Dan cuando la esposa de éste se niegue a apoyarle en las carreras. El padre de Alice obliga a Dan a vender su caballo y volver a sus obligaciones en la fábrica, pero las cosas se complicarán: Dan continuará en su empeño y Alice se enamorará de él.

7/10
Sucedió una noche

1934 | It Happened One Night

Ellie Andrews (Claudette Colbert) es una millonaria algo casquivana, que está a punto de casarse con un galán que sólo pretende aprovecharse de su dinero. Su padre, Alexander (Walter Connolly), está muy enfadado con esta decisión de su hija, y no sabe qué hacer para convencerla de que abandone la idea del matrimonio con ese farsante. Durante una discusión en el yate familiar, la alterada Ellie salta por la borda y escapa. Coge un autobús hacia Nueva York, donde ha quedado en reunirse con su novio. Pero en el camino se encuentra con el periodista Peter Warne (Clark Gable), que acaba de quedarse sin trabajo. Warne la reconoce enseguida y decide seguirla para conseguir la exclusiva de la historia de la fugitiva millonaria. Esta comedia pertenece a un estilo que se puso de moda en los años 30, conocido con el nombre de screwball comedy. Una mezcla de acción, humor, amor y situaciones algo disparatadas, que entretienen al espectador desde el principio hasta el final. Con ella, Frank Capra consiguió un éxito enorme. Capra no abandona esa visión crítica velada de la sociedad norteamericana, mostrada siempre en un tono positivo y con un talante optimista. La relación entre los personajes interpretados por Colbert y Gable cuenta con algunas escenas memorables. Se trata de la primera película en la historia de los Oscars que consiguió los cinco premios más importantes: los de mejor película, actriz, actor, director y guión. Después Capra rodaría El secreto de vivir (1936), Vive como quieras (1938), Caballero sin espada (1939) o ¡Qué bello es vivir! (1946).

8/10
Dama por un día

1933 | Lady for a Day

Annie es una anciana vencedora de manzanas, a la que un mafioso le compra cada día una. La anciana deberá pedirle ayuda a éste cuando su hija, a la que no ve desde que nació y que cree que su madre es una dama de alta alcurnia, regresa a casa. El gangster y sus amigos prepararán un montaje para que la hija y su prometido crean que Annie es rica. Esta película le valió a Frank Capra, su primera nominación al Oscar como mejor director.

7/10
Ex-Lady

1933 | Ex-Lady

Ex-Lady cuenta la historia de Helen Bauer, una artista que no creía en el matrimonio pero que finalmente se casa, aunque tanto ella como su marido mantienen relaciones extramatrimoniales.

Shopworn

1932 | Shopworn

A pesar del guión de Robert Riskin, uno de los guionistas clave del cine americano y autor de las mejores obras de Frank Capra, la película tuvo críticas tan virulentas como las del New York Times, que la acusó de tener “Personajes vacilantes que entran sin ton ni son de pantalla y hablan entre sí. Tediosa y mala, todos sus actores son incapaces de mostrar algo de convicción y ni siquiera darle algo de interés a lo que está ocurriendo”. Con este panorama, poco se puede añadir a esta producción de Harry Cohn para la Columbia, donde Barbara Stanwyck interpreta a una estrella del mundo del espectáculo que es acusada por su suegra de tener una conducta inmoral, y conducida por ello a prisión.

3/10
La locura del dólar

1932 | American Madness

Thomas Dickson regenta su banco asentado en un sólido principio: la confianza en la gente. Su establecimiento cuenta con los depósitos de muchos clientes, y él hace circular el dinero concediendo préstamos a quien los solicita de modo justificado. De este modo, está convencido, contribuye a crear riqueza y empleo, gracias a la gente emprendedora que acude a él. Pero los otros componentes de la junta directiva del banco opinan que presta el dinero demasiado alegremente, y que sería conveniente una fusión con otras entidades financieras. Las ideas de Dickson sufrirán una dura prueba, cuando uno de sus empleados facilita desde dentro el robo del banco. Puro Frank Capra. Con un excelente guión de su colaborador habitual Robert Riskin, el director italoamericano entrega una interesantísima reflexión acerca de la gente corriente, capaz de lo mejor, pero también de lo peor. Las escenas de muchedumbres enloquecidas, haciendo cola para retirar el dinero del banco, porque han oído que tras el robo la situación es de bancarrota, dan qué pensar al respecto. Pero también hay diatribas hacia el capitalismo inhumano, que no piensa en servir a las personas, tema muy sensible en la época tras la Gran Depresión, y que apenas había sido tocado por el cine. Además se hace hincapié en aquellos detalles que agostan el amor en el matrimonio, en una subtrama donde la señora Dickson flirtea con el empleado traidor. Por supuesto hay en este film, optimista a machamartillo, y que por su trama conecta bien con la futura ¡Qué bello es vivir!, detalles de genuina comedia. Los chistes con que Matt suele abrir la cámara acorazada, escena con que arranca el film, tiene un eco al final de la historia, de un ingenio deslumbrante. Y el modo en que una telefonista desata los rumores sobre la marcha del banco, además de estar resuelto con un brioso, dinámico montaje, tiene su rato de gracia, no exento de crítica mordaz. Capra asegura que en esta película descubrió qué es el ritmo de una película. E hizo cosas como abreviar entradas y salidas, eliminar fundidos y solapar diálogos, para acelerarlo, lo que tenía efectos sorprendentes. El reparto es excelente, repleto de personajes secundarios que enriquecen el conjunto: el miembro de la junta directiva al que nunca dejan hablar, el inspector de policía, el guardia jurado… Pero por supuesto sobresale Walter Huston, el banquero cuyos principios tienen un momento de colapso, con la tentación del suicidio incluida, o la del leal empleado al que da vida Pat O’Brien, magnífico en el interrogatorio de la policía. A propósito de este film, al que sus detractores tachaban de “puro fuego de artificio”, Capra respondía: “Nosotros, puro fuego de artificio, decimos con eufemismo que somos de la escuela ‘optimista’, en contraste con los ‘pesimistas’, a los que no relegamos con eufemismo a la escuela ‘del cubo de la basura’, porque sus filmes pintan la vida como un callejón lleno de gatos arañando las tapas de los cubos de basura, y al hombre como menos noble que la hiena. (…) Y ellos nos llaman sensibleros sentimentales, cursis fabricantes de finales felices.”

8/10
Arizona (1931)

1931 | Arizona

El teniente Bob Denton llega a West Point donde se reencuentra con Evelyn Palmer, un mujer a la que rechazó en un pasado y que ahora está casada con un coronel. No obstante, Denton empieza a sentirse atraído por Bonnie, hermana de Evelyn, lo que despierta los celos y rencores de ésta. La señora Palmer inventará una injuria contra él insinuando que Denton la acosó en ausencia de su marido. Drama romántico con John Wayne y Laura La Plante (El legado tenebroso).

4/10
Illicit

1931 | Illicit

Sofisticada, moderna e insinuante tragicomedia en la que Ann Vincent es una mujer liberal enamorada de Dick, aunque se niega a casarse con él. Ante la insistencia de éste su relación acaba en boda. Pero es aquí donde comienzan sus problemas, especialmente con los celos que suscitan unas antiguas amistades de ambos. Ágil producción de la Warner, que procedía de una obra teatral escrita por Robert Riskin y Edith Fitzgerald que, sin embargo, no tuvo en taquilla los resultados deseados a pesar del atractivo cuarteto que provocaba los enredos amorosos: Barbara Stanwyck y James Rennie como el matrimonio, y Ricardo Cortez y Joan Blondell como sus respectivos amantes. El productor Jack L. Warner, que estaba entusiasmado con el texto, volvería a hacer una versión en 1933 con el título de Ex–Lady, dirigida por Robert Florey y con Bette Davis y Gene Raymond de nueva pareja central.

5/10
Many a Slip

1931 | Many a Slip

Comedia en torno a un hombre que no sabe seguro si su mujer está embarazada o no. Destacan los ágiles diálogos de Robert Riskin, colaborador habitual de Frank Capra como guionista. También cuenta con un elenco de altura.

5/10
When You're in Love

1937 | When You're in Love

Primera y única incursión en la dirección del guionista Robert Riskin (1897-1955), uno de los guionistas con más talento del cine americano e indispensable colaborador en las bondadosas comedias sociales de Frank Capra. En esta ocasión escribió el guión basándose en una historia de Ethel Hill y Cedric Worth. Una decepcionante mezcla entre comedia y musical donde una cantante de ópera australiana se casa por conveniencia con un norteamericano para poder entrar en Estados Unidos, provocando la situación todo tipo de enredos. Protagoniza Grace Moore (1898-1947), una auténtica mezzosoprano de fama internacional, que llegó a cantar en el Metropolitan de Nueva York y que, en su paso por el cine, había logrado una nominación al Oscar por Una noche de amor (1934).

4/10
Mr. Deeds

2002 | Mr. Deeds

Longfellow Deeds. Un paleto con corazón de oro, que jamás ha salido de su pueblo. Hasta ahora. Porque resulta que un pariente lejano, ricachón hasta las cachas, le ha dejado en herencia una fortuna. Así que sin comerlo ni beberlo se ve trasladado a la gran ciudad, inmerso en el ajetreado mundo de los negocios, con una enorme mansión a su entera disposición, mayordomo excéntrico incluido. Una aguerrida periodista le tenderá una trampa para conocerle y así preparar el que espera se el reportaje de su vida. Una mezcla explosiva nos sirven los desconocidos Steven Brill (director) y Tim Herlihy (guionista): los ribetes de la comedia más clásica con el humor disparatado y a veces no demasiado sutil de Adam Sandler (El chico ideal, Un papá genial, Little Nicky). Como chica aprovechada que acabará recapacitando sobre su mal modo de actuar se puede ver a Winona Ryder, antes de caer en desgracia por su "affaire" en unos grandes almacenes.

4/10

Últimos tráilers y vídeos