IMG-LOGO

Biografía

Dimitri Tiomkin

Dimitri Tiomkin

85 años ()

Dimitri Tiomkin

Nació el 10 de Mayo de 1894 en Kremenchuk, Ucrania
Falleció el 11 de Noviembre de 1979 en Londres, Reino Unido

Premios: 3 Oscar

23 Octubre 2006
Escucha una selección de las mejores bandas sonoras de Dimitri Tiomkin, como "La caída del Imperio Romano", "El Álamo" y "Tierra de faraones".
Oscar
1959

Ganador de 1 premio

Oscar
1955

Ganador de 1 premio

Oscar
1953

Ganador de 1 premio

Filmografía
Prisión en llamas

1991 | Tao Fan

Tim y Ken cumplen condena en una dura prisión, donde Scarface, un sádico guardián, impone el terror entre los reclusos. El director de Hong Kong Ringo Lam (Al límite del riesgo) dirige esta secuela de su gran éxito carcelario.

4/10
Catalina la grande

1968 | Great Catherine

Catalina la Grande, reina de Rusia, recibe en su palacio de San Petersburgo a un joven oficial británico del que queda enamorada. Sus ministros ven una buena oportunidad para mejorar las relaciones con Inglaterra. Pero el militar sólo tiene ojo para otras mujeres. Desmejorada adaptación de la obra teatral de George Bernard Shaw. Se salva el ilustre reparto, encabezado por el gran Peter O'Toole.

5/10
Ataque al carro blindado

1967 | The War Wagon

Cuando Taw Jackson sale de prisión en libertad condicional, aprovecha para urdir una venganza contra Frank Pierce, que tiempo atrás fue el culpable de que acabara entre rejas, pues le tendió una trampa y se quedó con sus tierras el oro que había en ellas. Por ello, Taw no pensará en otra cosa que en recuperar lo suyo, y recluta a Lomax, un antigio rival, que con un grupo variopinto, atacará el carro blindado del título, cargado de fortuna. Producción de la Universal y un mano a mano entre dos grandes veteranos del western, John Wayne (Río Bravo) y Kirk Douglas (Río de sangre). La aventura y la acción no decae en ningún momento gracias a sus protagonistas y a ciertas bromas que salpican el guión. Destaca también la música de Dimitri Tiomkin. Sin inventar la pólvora, vale su peso en oro aunque sólo sea por ver juntos a John Wayne y Kirk Douglas, que habían coincidido ya en la superior Primera victoria. Sigue el esquema de robo audaz a una diligencia acorazada y pertrechada de ametralladora, para lo cual el recién salido de la cárcel Taw Jackson recluta el equipo perfecto. Junto a un toque de humor, contiene elementos arquetípicos, como la pelea en el saloon, el jovenzuelo inexperto y enamoradizo, los indios... Dirige con oficio el artesano Burt Kennedy, que saca todo el partido al formato Panavision con formidables planos generales. Merece la pena verla en Blu-ray.

6/10
36 horas

1965 | 36 hours

Pocas semanas antes del día D, el mayor Pike, oficial de inteligencia americana es capturado por miembros del servicio secreto alemán en Portugal. Los agentes de inteligencia alemanes le mandan al Dr. Gerber, un médico alemán que con ayuda de una enfermera intentará sonsacar a Pike dónde va a producirse el inminente desembarco. Gerber y la enfermera harán creer a Pike que lleva en coma cinco años, y que la guerra ha terminado, con el fin de que se confíe y les cuente todo lo que sabe. Un excelente film de George Seaton relativamente desconocido, pero muy eficaz. El director filma con enorme dinamismo, y combina el género de espionaje con el suspense a lo Hitchcock. El punto de partida es lo suficientemente impactante y el cineasta mantiene la tensión hasta el final. Se lucen especialmente Rob Taylor (el doctor Gerber) y Eva Marie Saint (la enfermera), aunque James Garner resulta convincente como Pike.

7/10
El fabuloso mundo del circo

1964 | Circus World

Matt (John Wayne) es un hombre hábil con el rifle y propietario de un circo. La enorme carpa se extiende allí por donde va para ofrecer a sus espectadores el mayor espectáculo, y trapecistas, magos, malabaristas y payasos hacen lo propio para no decepcionar al público. Matt, por su parte, se hizo hace años, tutor de Toni, una joven que trabaja para él y que sueña con convertirse en una gran trapecista. Pero el circo no obtiene las ganancias deseadas y la crisis por la que pasa hace a Matt replantearse el futuro de sus empleados. Henry Hathaway (Alaska, tierra de oro), dirige este film ambientado en el circo y por algunos considerada una película floja dentro de su filmografía. Destaca la presencia del  'vaquero' John Wayne, de la guapa Rita Hayworth, y de una jovencita Claudia Cardinale (El gatopardo, Hasta que llegó su hora).

4/10
La caída del imperio romano

1964 | The Fall of the Roman Empire

Narra el comienzo de la decadencia del poderoso imperio romano, que caería definitivamente en el siglo V. Nos cuenta los enfrentamientos entre las legiones romanos y los invasores bárbaros, cada vez más numerosos. La parte oriental del imperio representada por Bizancio, empieza a rebelarse, y quedaría como un vestigio del gran imperio hasta el siglo XV, en que es conquistada por los turcos. Al mismo tiempo, se suceden las intrigas y las conspiraciones por hacerse con el poder de un débil y corrupto senado. Una gran producción característica de Samuel Bronston, rodada en España. Cuenta con un brillante reparto, encabezado por Sophia Loren, que realiza una interpretación notable. El director, Anthony Mann, un experto narrador, combina la espectacularidad de las imágenes, con una historia trágica y un ambiente envolvente. Una película atractiva, indispensable para los grandes aficionados al cine histórico.

5/10
55 días en Pekín

1963 | 55 Days At Peking

Durante la ocupación de las potencias extranjeras de la ciudad china de Pekín, surgen una serie de revueltas, que obligan a un grupo de soldados y civiles británicos, norteamericanos, y rusos, a refugiarse en el interior de la Ciudad Prohibida de Pekín. Un marine de los Estados Unidos, interpretado por Charlton Heston, es el encargado de liderar la resistencia, y tratar de ganar el máximo de tiempo posible hasta que las negociaciones entre los gobiernos o la ayuda militar se lleven a cabo. Cuenta con la ayuda del severo embajador británico, interpretado por David Niven. Durante el tiempo que pasan en la ciudad, respondiendo a los ataques de los fieros chinos, ambos entran en relación con una atractiva condesa rusa, interpretada por Ava Gardner. Nicholas Ray está considerado el director que hace de puente entre el clasicismo y la modernidad en el cine, además de servir de unión entre la manera de entender el cine de los norteamericanos y la de los europeos. Sus mejores películas son En un lugar solitario (1949), Johnny Guitar (1953) y Rebelde sin causa (1955). 55 días en Pekín pudo ser su obra maestra, pero un conflictivo rodaje obligó al productor, Samuel Bronston, a apartarle de la película. Aun así, el resultado es impactante, con escenas espectaculares. Una historia épica narrada con sobriedad, que es uno de los títulos clásicos de Hollywood.

6/10
Ciudad sin piedad

1961 | Town Without Pity

Duro drama donde Kirk Douglas interpreta a un abogado del ejército a quien se le encarga un horrible caso. Tendrá que defender a cuatro soldados norteamericanos que han sido acusados de violar a una joven alemana. En cuanto recibe el encargo, el personaje de Douglas ya es consciente del infierno al que se tendrá que enfrentar. Además, comprueba con horror, que parece ser todo una cuestión de venganza en la que el bienestar de la chica es lo de menos. Algo que sí le preocupa a él que encima sabe que para salvar a sus clientes tendrá que destrozarle la vida a la víctima. Se enfrenta por tanto a una difícil encrucijada donde está presentes su lealtad al ejército, su deber como abogado y su sentido ético y moral.

5/10
Los cañones de Navarone

1961 | The Guns of Navarone

La Segunda Guerra Mundial se extiende por varias zonas del planeta. En el Mar Egeo, la lucha entre los soldados nazis y los aliados es encarnizada, tanto por mar como por tierra, en territorio griego. Los nazis se han apoderado de un importante punto estratégico, situado sobre la imponente roca de un acantilado. Allí han construido una fortaleza inexpugnable, y han instalado unos potentes cañones, capaces de acertar en el blanco a gran distancia. Esta artillería controla el paso del canal, y trae en jaque a los barcos aliados. Es indispensable destruir los cañones si se quiere recuperar el control marítimo del Mediterráneo. Esta es la misión de un comando especializado formado por Keith Mallory (Gregory Peck), Corporal Miller (David Niven), y Andrea Stauros (Anthony Quinn), un valiente guerrillero de la resistencia griega. Les dirige Mallory, un experto comandante del ejército inglés. Lograda película bélica que cuenta con un impresionante plantel de actores. Estuvo nominada a los Oscar en 1962 a la mejor película. La emoción se mantiene de principio a fin, y tiene los mejores elementos del cine bélico de calidad. La acción es constante. Basada en la novela de Alistair MacLean. Recomendable para los amantes del género y para cualquier aficionado al buen cine.

6/10
El Álamo (1960)

1960 | The Alamo

El siglo XIX fue testigo de las luchas entre los independentistas de Texas y el vecino ejército de México. La película narra el sitio que sufrieron los texanos en 1863 a manos de los mexicanos, en una antigua misión española. El film fue dirigido por John Wayne, cuyo esfuerzo estuvo a punto de dejarle en bancarrota, aunque algunos dicen que un tal John Ford le dio algo más que consejos a su fiel amigo. Además de dirigir, el mítico actor encarnó también al héroe Davy Crokett, mientras que Richard Widmark interpreto a su amigo Jim Bowie. Pese a fracasar en la época de su estreno, hoy en día, aunque quizá algo larga, la película resulta grandiosa.

7/10
Los que no perdonan

1960 | The Unforgiven

Audrey Hepburn interpreta a una muchacha india educada por Lillian Gish. Esto le lleva a una situación conflictiva con su rudo vecino, interpretado por Charles Bickford, cuyo hijo murió asesinado por los indios. Los problemas llegan también hasta dos hermanos, interpretados por Burt Lancaster y Doug McClure. Cuando los indios atacan la granja, Hepburn tiene que sacar las castañas del fuego entre unos y otros. Western de acción y romance, con grandes interpretaciones de los secundarios Audie Murphy, Joseph Wiseman, o los citados Bickford y Gish. Aunque es una película menor dentro de la extensa filmografía de John Huston, donde destacan, entre otras, El halcón maltés (1941), Cayo Largo (1948), La reina de África (1951) o El hombre que pudo reinar (1975), el atractivo del siempre peculiar sello de este magistral director es indudable. Hay escenas apasionantes, como una en la que Gish interpreta a Mozart durante el ataque de los indios. La música es del brillante compositor Dimitri Tiomkin.

6/10
Tres vidas errantes

1960 | The Sundowners

Vibrante western a la australiana, con tono épico, donde un matrimonio y su hijo adolescente deben transportar 1.200 ovejas en un largo viaje. El film de Fred Zinnemann obtuvo cinco nominaciones al Oscar.

6/10
El último tren de Gun Hill

1959 | Last Train From Gun Hill

Matt Morgan, el sheriff de Gun Hill, está decidido a capturar a los asesinos de su mujer. Con esa intención se desplaza a otro pueblo de la localidad. El amo completo de aquellas tierras es el rudo ganadero Craig Belden, viejo amigo del sheriff Morgan. Pero tras las pesquisas convenientes, Matt descubre que el hombre que está buscando es el hijo de su antiguo colega. El más que convincente director John Sturges (Duelo de titanes, Los siete magníficos) dirigió este western como si de una película de suspense se tratará. Está sabiamente resuelta la situación de un hombre que se encuentra literalmente detrás de las líneas enemigas. Los minutos pasan lentamente mientras el tren de las 9.00 se acerca, se masca la violencia... El duelo actoral entre Kirk Douglas y Anthony Quinn es fantástico y el contrapunto de Carolyn Jones enriquece dramáticamente la trama.

7/10
Río Bravo

1959 | Rio Bravo

Howard Hawks es uno de los grandes directores de la época dorada de Hollywood. Fue el responsable de obras maestras del musical (Los caballeros las prefieren rubias), el cine negro (El sueño eterno) y sobre todo la comedia, pues a su talento se debe La fiera de mi niña, quizás la película más influyente e imitada del género. En esta ocasión firmó uno de los mejores "westerns" de la historia del cine, tan redondo que ha sido frecuentemente imitado por otros realizadores. El propio Hawks repitió el esquema en El Dorado (1966) y Río Lobo. Según la leyenda de Hollywood, Hawks se inspiró para esta película cuando vio Solo ante el peligro. Por lo visto, Hawks, apasionado del tema de la profesionalidad y el trabajo bien hecho –frecuentes en sus películas–, se enfadó porque el sheriff interpretado por Gary Cooper en aquel filme, tenía que recurrir a sus vecinos para poder enfrentarse a los forajidos. Según Hawks, un buen profesional se las habría arreglado por sí solo para solucionar el problema. Se puso a trabajar en esta historia, en la que John T. Chance, sheriff de la localidad de Río Bravo, arresta a un joven por asesinato. Pero éste tiene una familia muy peligrosa que acude al rescate. Los forajidos, cercan al sheriff y sus hombres en la comisaría. Hawks le saca partido a los espacios cerrados en los que transcurre la trama, obteniendo una tensión "in crescendo". Además, cuenta con una magnífica interpretación de Wayne y de magnícos secundarios. Repite temas recurrentes de su filmografía, como el compañerismo y el cumplimiento del deber.

8/10
The Young Land

1959 | The Young Land

Un tipo asesina a un ciudadano mexicano en California tras la guerra entre Estados Unidos y México. ¿Habrá justicia? Western menor, Patrick Wayne no tiene la fuerza de su padre John Wayne, aunque guarde parecido físico. Le da la réplica Dennis Hopper.

4/10
El viejo y el mar (1958)

1958 | The Old Man and the Sea

Santiago es un anciano pescador que pasa por una mala racha, ya que lleva casi tres meses sin encontrar pescado. A pesar de ser un viejo solitario, consigue hacerse amigo de un joven muchacho al que le enseña todo lo que sabe sobre el mar. Juntos se animan a pensar que el próximo día será el propicio para ir en busca del pez espada. La película es adaptación de la mítica novela de Ernest Hemingway y cuenta con el protagonismo de Spencer Tracy, que fue nominado al Oscar como mejor actor. La lucha del hombre por conseguir sus sueños a pesar de los obstáculos, es la metáfora del film.

6/10
La última bala

1957 | Night Passage

Un hombre llamado Grant McLaine es contratado por los responsables de una línea de ferrocarril para que vele por la seguridad, debido a que con mucha frecuencia una banda de forajidos capitaneada por el malvado Whitey Harbin está realizando atracos al convoy. Discreto western protagonizado por el siempre convincente James Stewart (Horizontes lejanos), en una historia con reminiscencias de Winchester 73, cuyo guión es también del mismo guionista, el prestigioso Borden Chase.

5/10
Viento salvaje

1957 | Wild Is the Wind

Gioia es una mujer viuda que contrae matrimonio con Gino el marido de su hermana, la cual murió, pero Gino mantiene muy presente el recuerdo de su difunta esposa y Gioia, harta de no verse correspondida, se refugia en los brazos de Bene, el hijo de Gino. Melodrama norteamericano que fue considerado un acercamiento al estilo neorrealista italiano. Está dirigido por George Cukor (Lo que el viento se llevó) y protagonizado por Anna Magnani, Anthony Quinn y Anthony Franciosa. Quinn y Magnani fueron nominados a los Oscar al mejor actor y actriz, respectivamente, mientras que Franciosa también lo estuvo pero por la película Un sombrero lleno de lluvia.

5/10
Duelo de titanes

1957 | Gunfight At The O.K. Corral

Wyatt Earp (Burt Lancaster) es el sheriff de Dodge City. Doc Holliday (Kirk Douglas) es un antiguo dentista que maneja como nadie las pistolas, pero que ha abandonado su profesión debido a su afición por el juego. Debido a las circunstancias diarias del salvaje oeste, Earp salva la vida de Doc, y de esta manera se convierten en unos amigos inseparables. Entretanto, el malvado Clanton y su temible banda están haciendo de las suyas en Dodge City, y Earp necesitará de la ayuda de Doc para detenerle. Doc, por supuesto, no dudará un instante en empuñar las pistolas para ayudar a su amigo y, de paso, jugarse la vida en una emocionante aventura. Un título clásico del western, más que por su calidad o por su aportación al género, por el duelo interpretativo de sus dos magníficos protagonistas. Lancaster y Douglas coinciden en sus excelentes cualidades para la faceta dinámica y expansiva de la actuación, que contagian enseguida al espectador. Una película con mucha acción y enfrentamientos clásicos, que cuenta con los mejores ingredientes del género y la valiosa banda musical de Dimitri Tiomkin.

7/10
La gran prueba

1956 | Friendly Persuasion

A finales del siglo XIX, una familia de cuáqueros tiene como ideal la paz ante cualquier circunstancia. Josh, el joven hijo, teme que le tomen por cobarde si no acude al frente a luchar en la guerra civil americana. Por ello, decide alistarse en el ejército, a pesar de la desaprobación de su madre. Magnífico western del maestro William Wyler (Los mejores años de nuestra vida, Horizontes de grandeza), que fue nominado al Oscar. Cuenta con un guión sólido, que, aunque algo escaso de tensión, invita a reflexionar sobre la moralidad de la guerra y la fe en las propias creencias. La presencia de Gary Cooper (Juan Nadie, Solo ante el peligro) es como siempre genial. El papel de Josh está encarnado por un joven Anthony Perkins (Psicosis), el cual estuvo nominado a los Oscar. William Wyler optó a la candidatura como mejor director, al igual que sonido, música y guión.

6/10
Ansiedad trágica

1956 | Tension at Table Rock

Western dramático que cuenta entre su reparto con una joven Dorothy Malone y que incluye un buen guión, con momentos inspirados, basado en una novela de Frank Gruber. El argumento se centra en la situación de un pistolero que se vio obligado a matar a un amigo en defensa propia. Acabará haciéndose cargo de un niño, cuyo padre es asesinado por unos asaltadores de diligencias. Recalará entonces en un pueblo, en donde el sheriff (tío del chico) anda a la gresca con una banda de forajidos. Funciona el personaje de Richard Egan, pistolero lacónico de gran corazón, con claras reminiscencias con Shane, el protagonista de Raíces profundas.

5/10
Gigante (1956)

1956 | Giant

Si una película define de alguna manera a Texas, el estado de “la estrella solitaria” en EE.UU., esa película es sin duda Gigante (1956). Una película tan grande como su título. Adaptación de una célebre novela de Edna Ferber, sigue las andanzas, durante casi una treintena de años, del matrimonio formado por Leslie Lynnton, una chica del Este, y Bick Benedict, un texano de pura cepa, dueño de Reata, un inmenso rancho con un número incontable de cabezas de ganado. Los dos se conocen cuando Bick ultima la compra de un caballo en el Este, y el flechazo es instantáneo. Pero también salen a la luz dos caracteres muy diferentes, y dos modos muy distintos de ver la vida. Bick está acostumbrado a gobernar su rancho como amo y señor: las mujeres pintan poco en un mundo de hombres, y los empleados de origien mexicano son empleados de segunda, apenas dignos de que se les dirija la palabra. Pero el paso del tiempo, la llegada de los hijos, y la riqueza imparable del petróleo, cambiarán su forma de ver las cosas. Con más de tres horas de metraje, George Stevens (Gunga Din, La mujer del año, El asunto del día, Un lugar en el sol, Raíces profundas, La historia más grande jamás contada) ofrece una historia nada convencional, que incluye un estudio psicológico hondo y sutil de sus personajes. Rock Hudson es el marido texano, buena persona pero cabezón, que irá madurando. Elizabeth Taylor da vida a su esposa, una mujer aguda, inteligente y cariñosa, que sabe gobernar su familia, y que sabe sopreponerse a las inevitables dificultades conyugales de todo matrimonio. James Dean, en la que sería su tercera y última película (falleció en un trágico accidente de automóvil, al día siguiente de terminar de rodar todas sus escenas), era Jett Rink, el empleado ambicioso que ha tenido que soportar la arrogancia de Bick durante años, y que por un golpe de fortuna se convierte en magnate del petróleo; pronto descubría que las riquezas no bastan si falta el amor y sobra el resentimiento. La imagen de Dean subido a una torre perforadora, empapado de petróleo, o borracho en la gran fiesta, cobran una fuerza inusitada. Así como la memorable pelea de Hudson defendiendo el derecho de unos mexicanos a tomar algo en una cafetería, o la discusión de hombres atravesada del ingenio femenino de Taylor.

7/10
Tierra de faraones

1955 | Land of the Pharaohs

Joan Collins es una memorable actriz británica, que había participado como secundaria y protagonista en algunas producciones de su país, que habían obtenido cierto éxito. Con esta cinta del maestro Howard Hawks, debutó en el cine de Hollywood, y obtuvo cierta fama que revalidaría a lo largo de los 50, en cintas como El favorito de la reina y Un marido en apuros. Progresivamente iría alejándose de la pantalla para dedicarse a su familia, pero después lograría un gran éxito en teleseries de la pequeña pantalla. Junto con Sinuhé, el egipcio, de Michael Curtiz, y Cleopatra, de Joseph L. Mankiewicz, esta superproducción es la reconstrucción más conocida del antiguo Egipto realizada por Hollywood. Se inicia cuando el faraón Keops ordena construir una pirámide, que supere a las anteriores realizadas en cualquier parte del mundo, donde reposará cuando tenga que pasar a la vida en el “mundo desconocido”. La construcción de la pirámide se interrumpe, pues las canteras más próximas se han agotado y falta materia prima. Para continuarla decide cobrar tributos a Chipre, reinado por la bellísima pero ambiciosa princesa Nellifer, de quien se enamora y con la que se casa. Aunque está muy alejada de sus grandes obras maestras, como La fiera de mi niña, El sueño eterno o Río Bravo, Howard Hawks demostró su eficacia para el cine épico. Y aunque la fidelidad histórica es bastante escasa, y los decorados y vestuarios resultan poco realistas, el cineasta logra una enorme intensidad dramática, y desarrolla una modélica dirección de actores.

6/10
El proceso de Billy Mitchell

1955 | The Court-Martial of Billy Mitchell

Billy Mitchell es un piloto que destaca por sus ideas sobre aviación, tácticas destructivas y manejo de las armas. Su intención es crear una fuerza aérea preparada para la guerra, pero sus superiores no ven esta iniciativa con buenos ojos y le abren un expediente, sometiéndole al proceso judicial que reza el título. Mitchell no tarda en convertirse en el foco de atención de los medios. El film recuerda ligeramente a El honor del capitán Lex, pues en ambos casos Gary Cooper se convierte en el principal motivo de atención y blanco de críticas. El film de Otto Preminger es una historia biográfica, y como curiosidad hay que decir que el verdadero Billy Mitchell era un hombre especialmente bajito, con lo que sorprende la elección de Cooper ya que medía 1,90 ni más ni menos. Algunos opinaron que James Cagney hubiera sido el candidato perfecto.

6/10
La pelirroja indómita

1955 | Strange Lady in Town

Aunque la mayoría de títulos del oeste tenían protagonismo masculino, en esta ocasión es una mujer –la pelirroja del título, que no es otra que Greer Garson– el auténtico motor de la historia. Todo arranca en el Nuevo México de 1880, cuando dicha localidad recibe su nuevo residente médico en la figura de Julia Winslow, que ha conseguido el puesto gracias a los avances del movimiento sufragista norteamericano. Los recelos de la gente a que sea una mujer quien les diagnostique –y no digamos que les osculte–, también aparecen en el otro doctor de la zona, Rourke O’Brien, que no cree que esta sea una profesión adecuada para una mujer. La aparición de un pistolero, hermano de la doctora, y de los indios, acabará por darle a la película el tono aventurero deseado.

5/10
Escrito en el cielo

1954 | The High and the Mighty

El film que, podría decirse, inauguró el género de las catrástofes aéreas, y cuyo modelo sigue a pies juntillas la saga Aeropuerto. Ernest K. Gann adapta su propia novela, que cuenta las vicisitudes de un avión, uno de cuyos motores empieza a fallar cuando se encuentran sobrevolando el océano en un punto de no-retorno. Antes de que esto ocurra, con suma habilidad, William A. Wellman nos ha presentado a los variopintos personajes del pasaje y la tripulación. Está el capitán de la nave, que tendrá dificultades para reaccionar, y al que pesa el alcoholismo de su esposa. El segundo de a bordo (John Wayne, magnífico en su sobriedad, que produce el film a través de su productora, y cuyo papel estaba pensado para Spencer Tracy), traumatizado por un accidente aéreo del que fue el único superviviente, y en el que murieron su mujer y su hijo. Otro oficial y una azafata. Una pareja de recién casados. Un matrimonio gafado. Un productor de Hollywood. Un humilde pescador. Un bon vivant y un marido celoso que cree que el otro le engaña con su esposa. Un niño que viaja solo. Un matrimonio que piensa en el divorcio... Y en fin, seguro que nos dejamos a alguno. Wellman sabe contar los pequeños dramas con intensidad, apoyado por un estupendo reparto. Y al tiempo juega con el suspense, primero con pequeños síntomas de que algo podría ir mal en el avión, luego con las dudas de si deberán intentar un rescate en el mar o si llegarán a tierra, todo muy bien dosificado y perfectamente respaldado por la partitura de Dimitri Tiomkin que se llevó un Oscar, en una de las seis nominaciones a los premios que obtuvo el film.

7/10
Retaguardia

1954 | The Command

Basada en la novela de James Warner Bellah, se trata de un western en el que un oficial médico (Guy Madison) es forzado a tomar el mando de una compañía tras la muerte de su superior. Sin saber muy bien cómo llevar la estrategia de combate, debe librar una decisiva batalla contra los indios. Así que no le queda otro remedio que improvisar. El filme se rodó en dos versiones: para copias en Cinemascope y para ser proyectada en el formato 3D. Hay que recordar que desde 1952 se intentó lanzar dicho formato, que consistía en la proyección de dos filmes simultáneos para que el espectador, con unas gafas especiales, tuviese la sensación de relieve. Así, tras el también western Hondo (1952), llegaría la célebre Los crímenes del museo de cera (1953). El sistema nunca llegó a cuajar.

4/10
Crimen perfecto

1954 | Dial M for Murder

Tony Wendice (Ray Milland) es un antiguo jugador de tenis que planea asesinar a su rica esposa (Grace Kelly) y así hacerse con la herencia. Por su parte, la mujer mantiene un idilio con el escritor Mark Halliday (Robert Cummings). Para ejecutar su plan, Wendice recurre a un viejo conocido, quien le ayudará a poner en marcha el crimen perfecto. Alfred Hitchcock dirigió este estupendo thriller que se desarrolla casi en su totalidad en una sola habitación. En 1998 Andrew Davis hizo un remake muy inferior con Michael Douglas, Gwyneth Paltrow y Viggo Mortensen como protagonistas.

8/10
Una bala en el camino

1954 | A Bullet Is Waiting

El avión que lleva a un policía y su prisionero se estrella en una zona aislada. Ambos se refugian en la cabaña donde vive un anciano con su hija. Las tensiones son inevitables, pues el preso está acusado de matar al hermano del policía, y porque la joven se ve atraída por él. Con 4 actores sale una película bastante apañada.

5/10
Amazonas negras

1954 | The Adventures of Hajji Baba

La hija de un Califa de un reino de Asia rechaza el pretendiente que su padre ha elegido para casarse y escapa del palacio en busca de otro hombre del que ella se ha encaprichado y que goza de mala reputación. En su camino se encontrará con un barbero que le ayudará a eludir el acecho de los hombres de su padre. Aventuras clásicas que explota con mediana eficacia el exotismo oriental. El reparto no es como para tirar cohetes, pero funciona.

5/10
Retorno al paraíso

1953 | Return to Paradise

En una isla de Polinesia, un aventurero recién llegado se gana la confianza de la población enfrentándose al gobernador local. Pequeño film protagonizado por el mítico Gary Cooper.

5/10
Yo confieso

1953 | I Confess

Otto Keller, emigrante alemán que ejerce como sacristán en una iglesia de Quebec, intenta cometer un robo en la casa de Willet, un abogado al que le realiza trabajos como jardinero. Pero Willet le sorprende con las manos en la masa, y Keller acaba asesinándole. Tras el suceso, Keller se confiesa con el sacerdote Michael William Logan. Como un testigo vio de lejos a Otto Keller, que iba con sotana el día del crimen, la policía sospecha del padre Logan, pero éste no puede desvelar quién es el autor del delito, pues debe respetar el secreto de confesión. Hithcock incide en su tema favorito, el falso culpable, en esta impecable adaptación de la obra teatral de Paul Anthelme, que incomprensiblemente no está considerada una de las mejores obras del mago del suspense, quizás por la gran cantidad de obras maestras de su filmografía. Montgomery Clift realiza una deslumbrante interpretación, como sacerdote angustiado ante el complejo dilema moral que acecha a su personaje. Educado en un colegio de los Jesuitas, Hitchcock trata con una profundidad encomiable temas propios del catolicismo como el respeto al sacramento del matrimonio, el voto de castidad o la culpa, que suelen aparecer frecuentemente en su filmografía. Especialmente sutil es la subtrama romántica, entre Montgomery Clift y Anne Baxter, que interpreta a Ruth, la mujer de la que estaba enamorado antes de ser ordenado sacerdote. Pero él se marcha a la guerra y ella piensa que nunca volverá, por lo que acaba casándose con otro hombre. Cuando finalmente regresa a casa, el personaje de Montgomery Clift encuentra a su amada casada con otro, pero ella rompe su deber matrimonial. Este hecho provocará la desgracia, pues el abogado Willet les sorprende cometiendo adulterio, y acaba chantajeando a la pareja. El agente de policía que investiga el caso está convencido de que el chantaje es el móvil que explica que el padre Logan haya asesinado presuntamente a Willet. En El agente secreto (1936) y Encadenados se ven situaciones matrimoniales parecidas, con personajes femeninos (Madeleine Carrol e Ingrid Bergman) casadas por circunstancias con hombres a los que no aman. Para el protagonista, el padre Logan, un ser humano vulnerable, a pesar de sus firmes creencias religiosas, la dificultad estriba en mantener su honestidad y sus votos religiosos. De hecho, da la impresión de que para él no es tan complicado mantener el secreto de confesión y ser injustamente acusado, como superar el amor que todavía siente por una mujer casada.

8/10
Hombres de infantería

1953 | Take the High Ground!

El sargento Ryan trata de inculcar en sus soldados la verdadera disciplina militar y procura entrenarlos como si fueran auténticos robots de combate. Richard Widmark interpreta al implacable sargento que no dará respiro a sus jóvenes soldaditos. La guapa Elaine Stewart aporta el toque femenino entre tanto muchacho.

5/10
Astucia de mujer

1953 | Jeopardy

Concisa y modesta cinta de suspense, de apenas 70 minutos de duración y rodada en blanco y negro, con un ritmo fulgurante y buenas interpretaciones que salvan el descabellado planteamiento de su trama. El matrimonio norteamericano formado por Helen y Doug Stilwins están de vacaciones en México con su hijito. Mientras disfrutan de una playa desértica tienen un accidente, y Doug queda con su pierna atrapada bajo un pilón. Helen tiene que "volar" con su vehículo para obtener ayuda, enfrentándose contrarreloj a dos terribles obstáculos: la marea que comienza a subir y amenaza con ahogar a su esposo, y un preso fugado que se apodera del coche y la retiene. Dirige con notable brío John Sturges (1911-1992), que tras una carrera más bien desapercibida en películas menores durante los años 40 y 50, despuntaría en los 60 con grandes éxitos como Los siete magníficos (1960) y La gran evasión (1963).

7/10
Soplo salvaje

1953 | Blowing Wild

Desaforado western melodramático, rodado en México y con un estupendo cuarteto protagonista, formado por Gary Cooper, Barbara Stanwyck, Ruth Roman y Anthony Quinn. Siguiendo esquemas clásicos del cine del oeste –canción de Dimitri Tiomkin incluida–, la historia es la de dos norteamericanos que están en México buscando yacimientos de petróleo. Uno de ellos, Jeff Dawson, se alía con Paco, un magnate local. Sin embargo, la malvada esposa de Paco pretende seducir a Jeff por todos los medios, incluso el asesinato. Está dirigida por el argentino Hugo Fregonese (1908-1987), que realizó películas por medio mundo incluyendo spaghetti western tanto en Alemania (La última batalla de los Apaches, 1964) como en su país natal (Pampa salvaje, 1966).

5/10
The Happy Time

1952 | The Happy Time

Un violinista y su hermano toman bajo su cuidado a uno de los jóvenes de la familia, al que están decididos a guiar por un buen camino. La película tiene mucho de autobiográfico de Earl Fenton, quien en varios relatos se refirió a su infancia en Canadá. En 1950 Samuel A. Taylor debutó en Broadway con "The Happy Time". Tres años después fue el responsable del libreto de Sabrina y colaboró como guionista de la adaptación cinematográfica que dirigiera Billy Wilder.

5/10
Cara de ángel

1952 | Angel Face

Clásico del cine negro, donde el rostro angelical de Jean Simmons esconde a una mujer ambiciosa, dispuesta a sacrificar al pardillo de Robert Mitchum para hacer realidad sus sueños. Fima la magnífica cinta Otto Preminger (Anatomía de un asesinato).

7/10
Río de sangre

1952 | The Big Sky

Jim y Boone, dos exploradores, emprenden una expedición por el río Missouri, con el objetivo de establecerse en territorio indio. Les acompaña un traficante de pieles, un indio y una india que llevan como guía. Ésta provocará una gran tensión entre Jim y Boone, ambos enamorados de la muchacha. Uno de los mejores westerns de Howard Hawks, que retrata exhaustivamente la época de los pioneros del oeste. Inolvidable la secuencia de la amputación del dedo de Kirk Douglas, que Hawks trata con cierto humor negro. Al personaje de Douglas le amputan un dedo dañado, tras emborracharle. Cuando se despierta, echa de menos su dedo, porque piensa que un hombre no puede ser enterrado sin que su cuerpo esté entero. Así que todos los presentes tienen que ayudarle a encontrarlo. "Tuve la idea cuando trabajaba con Wayne en Río Rojo. Pero cuando se lo conté, no le pareció ni mucho menos divertido. Le dije que la rodaría con alguien que fuera mejor actor. Así que lo hice con Kirk Douglas", bromeaba Hawks. "A Wayne le gustó tanto el resultado que me comentó que si a mí me parecía divertido un funeral, rodaría conmigo un funeral". Hawks mantuvo una disputa con los productores, que le cortaron algunas secuencias. "Cuando la estrené, me pidieron que volara a Chicago. 'Queremos que veas las colas', me dijeron. 'Dan la vuelta a la esquina, todo el mundo quiere ver la película. Sólo que si le quitaras un poco de metraje, podríamos poner otra película junto a ella'. Yo les dije que no sabía qué se podía quitar. Al final le quitaron unas cuantas cosas, y a la semana siguiente ya no había colas", recuerda Hawks.

7/10
Motín

1952 | Mutiny

Angela Lansbury coprotagoniza esta aventura en alta mar de la mano del genio Edward Dmytryk. Un capitán americano ha de recuperar un tesoro perdido y evitar el peligroso motín urdido por un ex oficial.

4/10
El último baluarte

1952 | Bugles in the Afternoon

Durante la Guerra Civil norteamericana, dos oficiales que eran amigos acaban enemistándose. Diez años después, con las guerras indias en plena ebullición, uno de ellos ha de ponerse a las órdenes del otro, algo que se complica cuando ambos se enamoran de la misma mujer. Como se puede uno imaginar leyendo el argumento, se trata del típico western de pasiones, odios y venganzas, esta vez con el telón de fondo de la célebre batalla de Little Big Horn donde los sioux masacraron al general Custer y a su Séptimo de Caballería. Entre los escasos alicientes de este título está el encontrar entre el trío protagonista a Ray Milland, uno de los actores más populares de los años 40 y ya bastante desplazado en el mundo del cine. En un breve papel encontramos a George Reeves, ya toda una celebridad gracias a su papel en Las aventuras de Superman y cuya vida daría origen al filme Hollywoodland, de Allen Coulter (2006).

4/10
Trampa de acero

1952 | The Steel Trap

Jim Osborne, un empleado bancario, traza un plan para robar una desmesurada cantidad de dinero. Nueve años después de la extraordinaria La sombra de una duda, Joseph Cotten vuelve a reunirse con Teresa Wright. Este thriller es uno de los mejores trabajos del discreto Andrew L. Stone (El diabólico señor Benton).

4/10
Alcoba nupcial

1952 | The Four Poster

A través de diversos episodios, el director de esta cinta nos cuenta la vida de un matrimonio desde 1897 hasta su muerte. Adaptación de una exitosa obra de Broadway.

6/10
Solo ante el peligro

1952 | High Noon

Mítica interpretación de Gary Cooper, el galán maduro por excelencia. Filmada a tiempo real (lo que significa que la acción dura lo mismo que el film), esta obra maestra de Fred Zinnemann (De aquí a la eternidad) ofrece, entre otras cosas, una parábola de la Caza de Brujas. Si nadie se oponía al maccarthysmo, tampoco hay muchos voluntarios para ayudar a un sheriff de pueblo que, en el día de su boda, debe enfrentarse a unos forajidos. Cuatro merecidos Oscar obtuvo el film en 1953, incluidos los de mejor película y el de Gary Cooper, que comparte cartel con una bellísima y por entonces desconocida Grace Kelly.

8/10
Pekín

1951 | Peking Express

Nueva versión del clásico de Josef von Sternberg, El expreso de Shanghai (1932), que esta vez traslada la acción a Pekín. En plena guerra mundial, un médico norteamericano debe hacer frente a varios ataques de tropas rebeldes; mientras, se enamora de la chica de rigor. Sin ninguna intención en su análisis político de la situación, ni tampoco especial relevancia en el tratamiento de personajes, lo único que parece tener interés son sus escenas de acción, en especial el asalto al tren. Fue la tercera película en que colaboraron Joseph Cotten y el director William Dieterle, tras el drama Te volveré a ver (1944) y la enigmática Jennie (1948).

4/10
El enigma de otro mundo

1951 | The Thing from Another World

Una nave extraterrestre aterriza forzosamente en el Polo Norte y unos científicos, liderados por el doctor Carrington descubren dentro de ella, a una extraña criatura congelada. Cuando el hielo empieza a deshacerse, el extraterrestre despierta y les ataca, por lo que requieren la ayuda del militar Hendry que está decidido a acabar con él a pesar de que Carrington prefiere mantenerlo con vida para estudiarlo. Cinta de ciencia-ficción y terror sobre un ser extraterrestre con instinto asesino, que supuso un film de culto dentro del género. Howard Hawks colaboró en la dirección y destaca la intriga y el suspense que se palpa en toda la película, así como las interpretaciones de Kenneth Tobey o Robert Cornthwaite. En los 50 se puso de moda este cine con películas como La mujer y el monstruo o La noche del demonio. Este film tuvo un remake en 1982 titulado La cosa.

5/10
Extraños en un tren

1951 | Strangers on a Train

La película, basada en la novela de Patricia Highsmith, fue dirigida por Alfred Hitchcock en 1951. En ella un joven tenista profesional, que se encuentra viajando en un tren, se ve abordado por su compañero de viaje. Lo que en principio parece una inofensiva conversación, pronto se convierte en una revelación de confidencias, que incluye la proposición de realizar cada uno el asesinato que le gustaría cometer al otro. Nuestro protagonista no se lo toma en serio, pero sin saberlo se ha cruzado con un loco asesino que no parará hasta ver ejecutados sus siniestros planes. Alfred Hitchcock (Psicosis, Con la muerte en los talones...) vuelve a realizar una obra maestra del suspense. Para la adaptación del guión cuenta con el "savoir faire" de Raymond Chandler y Czenzi Ormonde. La película cuenta con escenas míticas, tales como el encuentro en el tren de los dos interpretes principales, y el asesinato de la mujer del protagonista, del que somos testigos a través del reflejo en las gafas de la víctima, que han caído en la hierba. Por supuesto, tampoco falta una breve aparición como figurante del siempre original "mago del suspense".

7/10
Cyrano de Bergerac (1950)

1950 | Cyrano de Bergerac

Cyrano es un poeta desafortunado que posee una nariz descomunal y que vive enamorado de la bella Roxane, fuente de inspiración de sus más hermosos poemas. Su amigo Christian es un joven atractivo que también está loco por la chica por lo que le pide a Cyrano que le ayude a enamorarla prestándole sus palabras y su sensibilidad y dedicarle cartas de amor. Pero Roxane se enamora de la persona que está detrás de esas letras creyendo que es Christian, el que se las dice. El poeta francés Edmond Rostand escribió su obra más famosa, "Cyrano de Bergerac", en 1897, inspirado al parecer en la vida de un personaje real. La celebérrima obra, quintaesencia del romanticismo y del cine de capa y espada, ha sido varias veces versionada en el cine. Las más conocidas son la protagonizada en 1990 por Gérard Depardieu y Anne Brochet, dirigida por Jean-Paul Rappeneau, y ésta de 1950, más clásica pero igualmente redonda, en la que el Cyrano José Ferrer (que ganó el Oscar por su interpretación) está acompañado por Mala Powers, en el papel de la bella Roxane.

7/10
Dakota Lil

1950 | Dakota Lil

El servicio secreto norteamericano traza un plan para establecer la tranquilidad en las salvajes tierras de Wyoming, donde los bandoleros siembran el terror. Inusual filme que muestra a los agentes secretos del siglo pasado, un tipo de agentes que siempre ha tendido a relacionarse con el siglo XX. Bien interpretada, está brillantemente dirigida y lo mejor son las escenas de acción.

6/10
Champagne for Caesar

1950 | Champagne for Caesar

Comedia ambientada en el mundo laboral cuyo punto fuerte reside en la pareja protagonista formada por Ronald Colman (Historia de la humanidad) y Celeste Holm (Eva al Desnudo). Simpática película que cuenta con buenas interpretaciones y con toques románticos.

6/10
Hombres

1950 | The Men

Brillante drama de Fred Zinneman, con guión del integrante de listas negras Carl Foreman. Se centra en la amargura de un veterano de guerra lisiado (genial Marlon Brando) y la ayuda que le prestan los suyos.

6/10
Con las horas contadas

1950 | D.O.A.

Original muestra de cine negro, con un arranque intrigante del protagonista, Edmond O'Brien, recorriendo los largos pasillos de una comisaría para entrar en una oficina y denunciar un asesinato: el suyo. A partir de ahí arranca un largo flash-back en que vemos al notario Frank Bigelow, con dudas amorosas relativas a su devota secretaria Paula, y que para aclararse toma unas minivacaciones en San Francisco, en busca de un poco de jarana. El caso es que se ve sumergido en una enmarañada madeja de crímenes, donde él ingiere sin saberlo un bebraje con iridio, motivo por el cual no hay tratamiento posible, morirá en unos días. Antes averiguará quién es el culpable de todo lo ocurrido. Rudolph Maté es uno de esos magníficos profesionales del Hollywood clásico, que aquí entrega una película vibrante, donde O'Brien no desmerece del mejor Humphrey Bogart. El film conjuga la intriga con un sentido del humor irónico que funciona muy bien, y una subtrama romántica, que pese a no ser perfecta, resulta la mar de agradable. Son magníficas las escenas de persecución urbana, y la partitura de Dimitri Tiomkin.

6/10
El ídolo de barro

1949 | Champion

Midge Kelly recorre California en busca de fortuna con su hermano inválido. Consigue trabajo en un restaurante, se enamora de la hija del propietario, y se casa con ella. Un cliente del local, representante de boxeo, aprecia las habilidades pugilísticas de Midge y le propone convertirse en boxeador profesional. Stanley Kramer produce esta excepcional mirada al mundo del boxeo, que advierte del lado oscuro del éxito. Impresionante trabajo de Kirk Douglas, como un tipo que deja de lado a los suyos, cegado por su meteórico ascenso. Mark Robson retomaría los temas de este film en Más dura será la caída, otro imprescindible drama de boxeo.

7/10
Red Light

1949 | Red Light

Nick cumple condena por desfalco en la empresa de que era contable. Resentido con su jefe John, al enterarse de que tiene un hermano sacerdote, encarga a Rocky, un compañero de celda a punto de salir de prisión, que mate a dicho hermano, una venganza que consiste en golpear donde más duele. En efecto, John llegará hasta su agonizante hermano, que antes de expirar le dirá las enigmáticas palabras de que el nombre del culpable está escrito en la biblia. John se pondrá en marcha para vengar a su hermano, mientras Nick es liberado de la cárcel. El mismo año que hizo con James Cagney Al rojo vivo, Virginia Mayo se vio asociada con George Raft en esta otra apreciable muestra de cine negro, una potente historia de venganza donde la pelirroja hace un papel de mujer fatal. La partitura de Dimitri Tiomkin utiliza con inteligencia variaciones del "Dies Irae" o el "Ave María" para subrayar la importancia de la luz roja del título –la lamparilla del sagrario–, que recuerda aquello de la biblia de "Mía es la venganza, dice el Señor".

6/10
Canadian Pacific

1949 | Canadian Pacific

Un topógrafo al servició de la línea ferroviaria Canadian Pacific deberá luchar contra los tramperos que se oponen a la construcción del ferrocarril, ya que eso solivianta a la tribus indias. Uno de tantos westerns de serie B protagonizados por el especialista Randolph Scott (Tras la pista de los asesinos) quien aporta su carisma para elevar un poco el listón de esta historia sencilla y típica del oeste. Está bien acompañado por Jane Wyatt (La senda tentadora) y Nancy Olson, quien fuera la novia de William Holden en El crepúsculo de los dioses.

4/10
The Dude Goes West

1948 | The Dude Goes West

Comedia del oeste en torno al personaje de Daniel Bone, un comerciante de armas que viaja hacia el oeste en donde conocerá el éxito en sus empresas, encontrará el amor y vivirá mil y una aventuras peligrosas. Su enemigo será un tal Pecos Kid. El actor Eddie Albert (McQ) interpreta al protagonista, quien está acompañado de buenos actores clásicos como James Gleason y Gale Storm, quien se encarga de dotar de romanticismo a la historia.

4/10
Río Rojo

1948 | Red River

Tom Dunson es un veterano ranchero de Texas que tiempo atrás adoptó a Matt Garth, un muchacho que sobrevivió a una matanza india. Ambos se disponen a trasladar una enorme cantidad de reses a Missouri, con varios empleados. La tiránica actitud de Tom Dunson provocará que sus subordinados se amotinen, encabezados por su joven compañero Garth. Uno de los mejores westerns de Howard Hawks, sobre el choque generacional entre un veterano hecho a sí mismo (Tom Dunson) y el chico (Matt Garth), representante de la nueva hornada, más reflexiva y menos testaruda, que apareció cuando empezó a pacificarse el oeste. Ambos personajes están interpretados por dos grandes actores de dos generaciones de Hollywood, el maduro John Wayne, y el recién llegado Montgomery Clift, en su primer largometraje. Aunque a Hawks le encantaba la historia, tuvo desavenencias con el guionista original, Borden Chase, y acabó encargándole una revisión a Charles Schnee. "Cada vez que intentaba cambiar algo, Chase me ponía pegas. Además, él no había acabado la historia porque la hizo para el Saturday Evening Post, y a los responsables del periódico no les gustó. Schnee reescribió un montón de cosas", recuerda Hawks. Hawks estaba especialmente orgulloso de la secuencia del entierro, que consiguió rodar con el cielo nublado, algo que hasta entonces sólo había hecho posible su admirado amigo y compañero John Ford. "El cámara me dijo que venía una nube. Así que le dije a Wayne que si se olvidaba de las frases, que dijera lo que fuese, ya pondríamos el sonido después, pero que siguiera hablando hasta que le dijera lo contrario. Esperé hasta que se acercó la nube, pensé en Ford, y empecé a rodar la escena. Cuando la película estuvo terminada le dije a John Ford que había rodado una película casi tan buena como las suyas, que fuera a verla", explicaba Hawks. Aunque Hawks siempre afirmaba que John Ford hacía mejores westerns que los suyos, lo cierto es que en esta ocasión filmó una película a la altura del maestro. Se trata de uno de los grandes títulos del género.

8/10
Jennie

1948 | Portrait of Jennie

Un artista busca inspiración, y encuentra el tema perfecto en una chica que descansa en un banco del parque. William Dieterle logra un film exacerbadamente romántico, que va directo al corazón.

7/10
Duelo al sol

1946 | Duel in the Sun

Una de las películas más famosas de la historia del cine, con todas las connotaciones grandilocuentes y excesivas que adornaban la figura de su productor –y esta vez también guionista– David O. Selznick (Lo que el viento se llevó). Western de bajas pasiones, dominado por una cegadora fotografía en color y la música de Dimitri Tiomkin. Los hermanos Lewt (Gregory Peck en su rol de canalla simpático) y Jess McCanles (Joseph Cotten en plan ternurista) se enfrentaban por el amor de la exótica belleza Perla Chávez, encarnada por una Jennifer Jones sensual y sugerente. El presupuesto final, campaña de publicidad incluida, se elevó hasta los ocho millones de dólares, una salvajada en ese tiempo. Todo ello por los lujosos decorados en interiores y los gastos ocasionados por Selznick. Entre ellos el de despedir a King Vidor cuando éste se negó a filmar la romántica y sangrienta secuencia final. Narrada por Orson Welles.

6/10
El diablo y yo

1946 | Angel on My Shoulder

Encantadora comedia celestial, o tal vez habría que decir, mejor, infernal. Porque la cosa arranca con la muerte de Eddie, un gángster, que va a parar al infierno. Pero antes de aplicarle los tormentos de rigor, el diablo Nick advierte su extraordinario parecido con un juez famoso por justicia, y le propone una temporada más llevadera, encarnándose en el cuerpo del magistrado para hacer lo contrario de lo que solía. Eddie acepta el trato, pero para la desesperación de Nick empieza a actuar con rectitud, y además se enamora de la prometida del juez.Archie Mayo dirige un sólido guión de Harry Segall, que ya demostró su buen tino con las películas celestiales en El difunto protesta, donde por cierto estaba el gran Claude Rains, allí de ángel, aquí de diablo. Paul Muni, hampón por excelencia en Scarface, el terror del hampa, da aquí un giro hilarante a ese tipo de personaje. Mientras que Anne Baxter es la encantadora novia.

6/10
A través del espejo

1946 | The Dark Mirror

Tras el asesinato de uno de los mejores médicos de la ciudad, un policía investiga el caso, por lo que entra en contacto con dos hermanas gemelas. Al interpretar a una mujer paranoica que usurpa la personalidad de su hermana gemela y también a esta última, la legendaria Olivia de Havilland (Lo que el viento se llevó, La heredera, Robin de los bosques) logró una de las mejores interpretaciones de su carrera. La dirección es de uno de los maestros del género negro, Robert Siodmak, recordado sobre todo por Forajidos.

6/10
Señal de parada

1946 | Whistle Stop

Mary llega en tren a su pueblecito, Ashbury, procedente de Chicago, en donde ha pasado dos años. Ha vuelto para vender su casa, que tiene alquilada. En el pueblo dos hombres se disputan su amor: Kenny, el verdadero hombre al que ella ama, pero que no tiene dinero y no hace nada de provecho, y Lew, el rico del pueblo y enemigo acérrimo de Kenny. Estupenda muestra del cine clásico de los 40, con una bellísima Ava Gardner como protagonista (el mismo año en que rodó Forajidos) y unos sólidos acompañantes, en especial George Raft (Scarface, el terror del hampa). Cine negro barato, casi de serie B, pero con una historia sencilla que atrapa, escrita por Philip Yordan, y una fotografía en blanco y negro muy cuidada, evocadora.

6/10
¡Qué bello es vivir!

1946 | It's A Wonderful Life

Víspera de Navidad. George Bailey está con el agua al cuello. Buen tipo, ha creado un banco para ayudar a la gente, pero en un momento dado no puede hacer frente a los pagos. El malvado señor Potter ser regocija de sus problemas. Desesperado, Bailey va a un puente, dispuesto a arrojarse al río. Pero viene a él Clarence, un ángel que tiene con él la oportunidad de ganarse sus alas. Lo hará mostrando a Bailey como habría sido la vida de su familia y amigos si él no hubiera existido. Film navideño por excelencia, conmueve aunque uno la haya visto varias veces. Fue el primer título de Frank Capra para Liberty Films, productora que creó con Wyler y Stevens. La historia se basaba en el breve texto de una felicitación navideña de Philip Van Doren, y contó con unos inolvidables James Stewart, Lionel Barrymore, Donna Reed y Henry Travers. Curiosamente en el momento de su estreno, y pese a las buenas expectativas (nominaciones al Oscar incluidas), no funcionó. Y ninguna explicación resulta satisfactoria para el que luego ha llegado a ser el film más popular del genial Capra.

10/10
Dillinger (1945)

1945 | Dillinger

Ascenso y caída del gángster John Dillinger, todo ello contado en poco más de una hora. El film, producción de Monogram que se inscribe en el más puro cine de serie B -costó 75.000 dólares y recaudó 4 millones-, fue la carta de presentación del actor Lawrence Tierney. La narración arranca con un noticiario que habla de las andanzas del bandido; luego, su padre, avergonzado, sale al escenario del cine para señalar que su hijo al principio era un chico como los demás. Y en efecto, vemos ya imágenes de Dillinger que inicia su carrera criminal cometiendo un robo de poca monta, que le lleva a la cárcel. Allí bandidos como Specs le miran como a un novato, pero el tipo tiene carácter, y promete sacarlos de chirona en cuanto esté en la calle dentro de seis meses. Y para su sorpresa, cumple organizando una espectacular fuga. A partir de ahí, los atracos a bancos son el pan de cada día, y el liderazgo de Dillinger se consolida frente a Specs.Philip Yordan logró una nominación al Oscar por el guión de este film, y en efecto, el libreto es tremendamente dinámico, también gracias al uso que Max Nosseck hace de encadenados de planos con titulares de periódicos, imágenes de los atracos, coches a toda velocidad, avisos de la policía por radio, todo acompañado del sonido de los disparos. El film juega con los celos de Specs hacia Dillinger, que luego se reproducen en éste en lo que se refiere a su chica, a la que tira los tejos un compinche recién llegado. Algunas escenas son impactantes, como la revancha de Dillinger con un camarero que le humilló en el pasado delante de una chica.

5/10
La batalla de San Pietro

1945 | San Pietro

Mediometraje documental dirigido y narrado por John Huston, que narra los esfuerzos de las tropas americanas durante su asedio de la pequeña villa de San Pietro, situada en un punto estratégico en el valle de Liri, para liberarla del dominio del Eje. En la batalla murieron 1.100 soldados del ejército de los Aliados. Está enmarcada por imágenes de la iglesia destrozada dedicada a su patrón san Pedro en su arranque, de las que hace eco una procesión final entre las ruinas, la vida sigue encomendada a su intercesión. El propio ejército estadounidense, que se encargó de la producción de la cinta, se negó después a que fuera exhibida públicamente, debido a la honestidad con que se mostraban las dificultades por las que pasaron los americanos y sus fatales consecuencias. Destacan las imágenes de los enterramientos y los cadáveres, y también de los lugareños, gente sencilla de campo. Dan un poco de aire a la dura narración los rostros risueños de los niños, prontos a olvidar la tragedia recién vivida para reanudar sus juegos. Algunos planos de combate fueron recreados a posteriori por un habil Huston, que hasta imitaba el movimiento nervioso de la cámara por la sacudida de las explosiones, y así imprimir mayor realismo a la narración.

7/10
Heroínas anónimas

1944 | Ladies Courageous

Basada en la novela de Virginia Spencer Cowles, se trata de una película patriótica que narra la verdadera historia de un Escuadrón de Mujeres que, durante la Segunda Guerra Mundial, eran las encargadas de trasladar los bombarderos desde el origen de fábrica hasta su destino al frente. Cada una de estas mujeres, además de heroínas, también tiene una vida sentimental que ofrecer al espectador, haciéndolo en formato flash-back. Así que puede considerarse casi un film de episodios sueltos, con el nexo común del trabajo común de las protagonistas. Rodada en mitad del conflicto, con el tono ambiental adecuado, destaca su reparto de féminas, con Loretta Young, Geraldine Fitzgerald, Diana Barrymore, Anne Gwynne y Evelyn Ankers.

6/10
El falsario

1944 | The Impostor

Última cinta de Duvivier en los Estados Unidos, y de la que no salió muy satisfecho por el trato allí recibido. Eso sí, en su reparto pudo contar con uno de sus más fieles amigos, la estrella francesa Jean Gabin, acompañado de secundarios de Hollywood como Richard Whorf, Ellen Drew, Allyn Joslyn, o Ralph Morgan. Filmada durante la Segunda Guerra Mundial, su tono patriótico resulta más que notable al contar la historia de Clement, un condenado a muerte que encuentra la libertad cuando los alemanes bombardean la prisión francesa donde está recluido. En su huída, roba el uniforme a un soldado muerto, y adopta su identidad. Buscando la redención con esa nueva oportunidad, entra a formar parte de la Resistencia francesa en su lucha contra los nazis.

7/10
El puente de San Luis Rey (1944)

1944 | The Bridge of San Luis Rey

Thornton Wilder, autor de la novela original, recibió el premio Pulitzer por esta obra, de la que se haría una segunda adaptación en 2004 que tendría como protagonistas a Robert De Niro, Kathy Bates y Harvey Keitel, entre otros rostros conocidos. Perú, siglo XVIII. El puente de San Luis se viene abajo y con él, cinco viajeros que se precipitan al vacío. La película lanza al aire la pregunta de si el desastre respondió a un capricho del destino, o si fue provocado por las propias víctimas. Al igual que la versión de 2004, tampoco esta cinta consigue ofrecer nada relevante al clásico de Wilder. Sólo el trabajo de Dimitri Tiomkin, nominado al Oscar por su score, consigue salvar por momentos la película.

5/10
La sombra de una duda

1943 | Shadow of a Doubt

En La sombra de una duda, una joven (Teresa Wright) se pone muy contenta cuando se entera de que su tío Charlie va a visitar a su familia. Se trata de un hombre fascinante que incluso le regala un reloj. Paralelamente, un sofisticado asesino se dedica a asesinar viudas millonarias y acapara las páginas de la prensa. La joven comienza a sospechar que su tío pudiera ser el asesino. Uno de los mejores filmes del maestro del suspense –y también su preferida entre toda su filmografía, según dice él mismo en el libro "El cine según Hitchcock", de François Truffaut–. La sombra de una duda consigue una enorme tensión, debido al juego entre los dos protagonistas. El excelente Joseph Cotten (El tercer hombre, Ciudadano Kane) logra la ambigüedad absoluta; no se sabe si es o no el asesino.

8/10
Soberbia

1942 | The Moon and Sixpence

Adaptación de una novela de W. Somerset Maugham, que a su vez se inspiraba en la figura del pintor Paul Gauguin, fue el debut en el dirección del productor y guionista Albert Lewin (1894-1968), individuo realmente interesante que comenzó en el cine mudo, y que en sus seis títulos como director demostró unas ideas y conceptos fílmicos demasiado intelectuales para su época. En el film, George Sanders es un hombre que quiere romper con todo lo que ha significado su vida hasta el momento, incluyendo amigos, familia y trabajo, por lo que se marcha a meditar a Tahití. Dimitri Tiomkin fue candidato al Oscar por la mejor banda sonora original en comedia o drama.

5/10
Tres parejas (1942)

1942 | Twin Beds

Mike Abbott se dispone a pasar una tranquila tarde en su casa con su mujer. Pero la llegada de varios amigos da al traste con sus pretensiones. Discreta pero eficaz cinta bastante representativa de las comedias desenfadadas de la época.

5/10
Juan Nadie

1941 | Meet John Doe

Un individuo es contratado por una periodista para dar rostro al pseudónimo con el que firmó uno de sus artículos sobre un valiente vagabundo: John Doe. Progresivamente, este hombre toma auténtica conciencia social y es capaz de convencer a las masas pero tendrá que enfrentarse a los individuos que intentan aprovecharse de él. Entretenida mezcla de comedia y drama por parte de uno de los maestros indiscutibles del cine norteamericano, Frank Capra (Sucedió una noche, Caballero sin espada, ¡Qué bello es vivir!). No llega a la altura de sus mejores trabajos pero consigue otra inteligente reflexión sobre la importancia de los ciudadanos anónimos.

7/10
Justicia corsa

1941 | The corsican brothers

La historia de los hermanos Corsos es la de dos gemelos que son separados al nacer, por lo que crecen en condiciones sociales diferentes. Años después, se enamoran de la misma mujer (¡qué pequeño es el mundo!). Esta trama estuvo omnipresente en el cine mudo en versiones homónimas de 1897, 1902, 1908, 1912, 1915, 1917 y 1919, siendo la primera sonora la producción francesa Fréres Corsos (1938). En el film que nos ocupa destaca el buen tono de espectáculo, logrado especialmente gracias a las destrezas de Douglas Fairbanks Jr. Se trata de una novela clásica de Alejandro Dumas, autor de una magna obra de aventuras como “Los 3 mosqueteros”, “El hombre de la máscara de hierro”, “El conde de Montecristo”... En este punto no podemos por menos que referirnos a la anécdota que siempre se comenta sobre tan insigne autor: resulta que, cuando murió su principal “negro”, Dumas quedó muy triste creyendo que tendría dificultades para seguir publicando novelas a su ritmo habitual. Sin embargo, pronto volvió a recuperar la sonrisa cuando apareció un individuo que aseguró ser el "negro del negro" y le prometió que todo continuaría igual.

5/10
Unidos por la fortuna

1940 | Lucky Partners

Rogers encarna a Gin Newton, una joven que por una corazonada decide apostar con un hombre a un caballo. El tipo le propone un trato: si ganan harán un viaje juntos. Milestone entrega una agradable comedia romántica con dos de las grandes estrellas de los cuarenta.

4/10
El forastero

1940 | The Westerner

Un forastero es acusado de robar caballos y el corrupto juez Roy Bean le condena a la horca. Consigue salvarse prometiéndole a Bean que le conseguirá un mechón del cabello de la famosa artista Lily Langtry, de quien es un fiel admirador. Cuando deja la ciudad, apoyará a los granjeros en su lucha contra los ganaderos, apoyados por el juez. Clásico filme que aprovecha todos los elementos del western para narrar la histórica rivalidad entre agricultores y ganaderos que ha dado lugar a algún otro clásico del género. Entre sus intérpretes destaca el mítico Gary Cooper, como el modélico héroe solitario, y el veterano Walter Brennan (Tener y no tener, Río Bravo), como el juez obsesionado con la bailarina, uno de sus papeles más recordados y por el que ganó el Oscar.

6/10
Sólo los ángeles tienen alas

1939 | Only Angels Have Wings

En un lugar en medio de ninguna parte en los Andes, presta servicio una pequeña línea aérea comercial. Geoff Carter (Cary Grant) está al mando. Y allí, en un pequeño microcosmos, hombres y mujeres se desafían, enamoran, discuten… En concreto, dos féminas se disputan la atención de Geoff: Bonnie, una corista, y Juddy, experta en romper corazones.  Uno de los mejores filmes de Howard Hawks ve la luz en DVD. Nos referimos a Sólo los ángeles tienen alas, ilustrativo de los temas favoritos del director, incluido el recurrente en su cine de la camaradería. Además, una de sus aficiones, que compartía con William Faulkner, era el amor al mundo de la aviación, por lo cual se sintió en el rodaje como pez en el agua. A la vez, se trata de una de las mejores muestras de la capacidad de Hawks para combinar aventuras, romanticismo y comedia. La historia en sí es la mar de sencilla. Jules Furthman escribió el atinado guión, aunque basado en las muchas anécdotas que le proporcionó Hawks, de las que asegura, todas tenían base real. Y funcionaban muy bien las referencias a un hecho vergonzoso en el personaje de Richard Barthelmess. Hawks, conocido por su afición a contar con fanfarrón desenfado anécdotas de rodaje, decía haber ayudado a convertir a Rita Hayworth en estrella (mérito compartido con Harry Cohn, presidente de Columbia). Así, en una escena en que Hayworth debía parecer borracha, al no saber cómo lograr que la actriz lo hiciera bien, ideó una estratagema: “Le dije a Cary Grant, cuando te parezca que la escena se apaga, di simplemente ‘no tienes ni idea de lo que te hablo, ¿verdad?’ y la agarras por el cuello y le echas esto por la cabeza. Se pondrá a gritar o a chillar o algo así, y entonces fundimos, y le pones una toalla por la cabeza…”. Y de este modo, la escena funcionó. Las otras dos estrellas del reparto, ya habían dado antes, en cambio, muestras de su buen hacer: Grant con el propio Hawks, en La fiera de mi niña, y Jean Arthur en varios de los filmes de Frank Capra.

8/10
Caballero sin espada

1939 | Mr. Smith Goes To Washington

El senador de un estado de la costa oeste de los Estados Unidos muere de forma repentina, justo en el momento en que el Senado va a votar la aprobación para la construcción de una presa. Esta obra llenará los bolsillos del político Jim Taylor (Edward Arnold). Para sustituir al senador fallecido, se elige a toda prisa al inexperto Jefferson Smith (James Stewart), que presenta un proyecto de un campamento para niños, a construir en el terreno que ocupará la presa. Jim Taylor y otro senador, Joseph Paine (Claude Rains), elaboran un plan que implique a Jefferson en un escándalo de corrupción. Pero gracias al apoyo de su leal secretaria, Clarissa Saunders (Jean Arthur), de la que acabará enamorándose, Jefferson puede probar su inocencia y obliga a Paine a confesar la verdad. Una de las películas más conseguidas del genial Frank Capra. Conocido durante los años 30 y 40 por su maestría para elaborar una especie de fábulas morales, con una fuerte carga didáctica. Destacan El secreto de vivir (1936), Vive como quieras (1939), y Juan Nadie (1940). Se trata de una gran película con unas escenas repletas de la mejor comedia, con unas excelentes interpretaciones y un trepidante final. La escena del interminable discurso, en que Stewart no debe ceder la palabra, es fantástica. Imprescindible.

6/10
Lobos del norte

1938 | Spawn of the North

Película de aventuras que desarrolla su acción en Alaska. Allí conviven dos amigos de la infancia, Tyler (George Raft) y Jim (Henry Fonda), aunque ambos con una forma diferente de ver la vida: mientras el primero quiere conseguir dinero de cualquier forma, Jim es un tipo honesto que se conforma con ser pescador de atunes. La situación dará un inesperado giro cuando Tyler se une a unos piratas rusos que le roban a su amigo la carga de pescado. Costosa producción Paramount para la que se construyeron decorados que simulaban ser un pueblo de Alaska y que, finalmente, se vio recompensada con un Oscar Especial por sus efectos visuales y fotografía. Uno de los protagonistas iba a ser Randolph Scott, aunque a última hora tuvo que sustituirle Henry Fonda.

5/10
Vive como quieras

1938 | You Can't Take It with You

Adaptación de la disparatada obra teatral de George S. Kaufman y Moss Hart, ganadora del Pulitzer, a cargo de Frank Capra. Cuenta cómo la joven Alice, la única cuerda dentro de la excéntrica familia Vanderhof, se ha enamorado de su jefe Tony Kirby. Las perspectivas de matrimonio están a la vista, pero el encuentro de la familia Vanderhof con la más convencional de los Kirby podría tener consecuencias imprevistas. Capra fue de los directores que contribuyó de modo decisivo a cimentar el prestigio de Columbia, cuando el estudio todavía no era considerado digno de figurar entre los grandes de la primera división. Si había logrado el Oscar a la mejor película para Harry Cohn con Sucedió una noche y Caballero sin espada, volvió a repetir la proeza con este film, que se llevó las estatuillas de mejor film y mejor director, además de acaparar otras cinco nominaciones. Un reparto sembrado y un buen puñado de situaciones casi surrealistas convierten en delicioso el visionado del film.

8/10
Horizontes perdidos

1937 | Lost Horizon

La acción nos sitúa en una China en plena guerra, durante los años 30. El consul británico Robert Conway (Ronald Colman) se ve obligado a evacuar a tres occidentales que corren peligro durante una insurrección. Logran coger un avión, pero son desviados de su rumbo hacia un lugar perdido entre las montañas del Tíbet. Los motivos del secuestro del avión residen en que Conway es el elegido para sustituir al Gran Lama. El lugar donde les llevan es un auténtico paraíso, llamado Shangri-La. Una vez allí, se dan cuenta de que las costumbres y la filosofía de la vida no tienen nada que ver con lo que conocen hasta ahora. Una excelente película con un fuerte contenido utópico. Capra ya era un director reconocido gracias a Sucedió una noche (1934) y El secreto de vivir (1937). Por eso consiguió que Columbia aceptase el costoso presupuesto para realizar esta maravillosa película. Pone de relieve, como es característico en la obra de Capra, la bondad del hombre común y la defensa del optimismo y de la honestidad frente a las adversidades. Una película célebre que cautiva al espectador de principio a fin, con una efectiva recreación de grandiosos paisajes. Imprescindible.

7/10
Escuela de secretarias

1936 | More Than a Secretary

Carol es una secretaria eficiente que esconde tras su mesa y sus gafas el amor que siente hacia su jefe Fred Gilbert. Como la chica no es especialmente atractiva, decide someterse a unas clases de glamour para lograr la atención del caballero. Comedia agradable para el lucimiento de Jean Arthur (Vive como quieras), donde la actriz despliega su enorme talento. Dirige Alfred E. Green (Carita de ángel).

4/10
Marietta la traviesa

1935 | Naughty Marietta

En desacuerdo con el matrimonio que le han impuesto, la princesa francesa Marie se hace pasar por su sirvienta Marietta y escapa a Nueva Orleans en un barco. Durante el trayecto, el barco es atacado por unos piratas pero reciben la ayuda del capitán Warrington de la que Marie se queda prendada. Acción, aventuras y amor en este musical nominado al Oscar, protagonizado por Jeanette MacDonald y Nelson Eddy.

5/10
The Casino Murder Case

1935 | The Casino Murder Case

Philo Vance recibe una nota que le cita en el casino que pertenece a su tío Kinkaid. Mientras habla con Kinkaid, éste muere bajo los efectos de un veneno que ha ingerido. Vance decide investigar el caso. Ligera cinta de intriga, al estilo de las novelas de Agatha Christie. Supuso uno de los primeros papeles de Rosalind Russell, una actriz en alza en aquella época.

5/10
Alicia en el País de las Maravillas (1933)

1933 | Alice in Wonderland

Adaptación de la célebre novela de Lewis Carroll sobre la niña Alicia persiguiendo a un conejo blanco y entrando de lleno en un mundo, en apariencia, absurdo y descolocado. En el reparto de esta costosa producción de Norman Z. McLeod la adaptación del guión correspondió nada menos que a Joseph L. Mankiewicz y a William Cameron Menzies (quien después haría los diseños de producción para Lo que el viento se llevó). En su reparto están Gary Cooper como el Caballero Blanco, Edward Everett Horton como el Sombrerero Loco y Cary Grant vestido de tortuga. Anteriormente se habían rodado una versión británica de 1903 y otra americana de 1931. Después la novela volvería a ser llevada al cine en numerosas ocasiones: una coproducción entre Francia e Inglaterra llamada Alice in Wonderland (1950), la de Walt Disney Alicia en el país de las maravillas (1951), el musical inglés con canciones de John Barry y Don Black Las aventuras de Alicia (1972), y algunos sucedáneos como la francesa Alicia y la última fuga, de Claude Chabrol (1976), y la española Alicia en la España de las maravillas, de Jorge Feliu (1978).

6/10

Últimos tráilers y vídeos