IMG-LOGO

Biografía

Rosie Huntington-Whiteley

Rosie Huntington-Whiteley

33 años

Rosie Huntington-Whiteley

Nació el 18 de Abril de 1987 en Plymouth, Devon, Inglaterra, Reino Unido

La nueva Megan Fox

17 Mayo 2011

De momento poco podemos decir de sus habilidades interpretativas y sí mucho de su extraordinaria belleza. Ha llegado a la saga de Transformers para que nos olvidemos de Megan Fox. Y no es tarea sencilla.

Rosie Huntington-Whiteley nació en Plymouth, Devon, Inglaterra, el 18 de abril de 1987. En su pedigrí tiene a un tatarabuelo con título de sir que se dedicó a la política. La pequeña de tres hermanos, su padre es preparador físico, lo que sin duda habrá contribuido a que Rosie siempre haya cuidado su figura. De hecho enseguida, cuando estudiaba en Tavistock College, fue localizada por los ojeadores de agencias de modelos. A partir de 2006 se convirtió en imagen de Victoria’s Secret para su ropa interior y productos de belleza, obteniendo el título de Angel para los shows de sus campañas. Y vendrían numerosas portadas de revistas como Vogue, Elle... Por supuesto, las típicas listas de las mujeres más sexys del planeta han empezado a incorporarlas, como acaba de hacer la revista Maxim.

De la carrera actoral de Rosie nada podemos decir. Porque el spot publicitario de Agent Provocateur, lo único que hacía era mostrar a la modelo provocativamente en ropa interior. La chica va a debutar en la gran pantalla con Transformers: El lado oscuro de la luna, tercera entrega de la saga robótica dirigida por Michael Bay y protagonizada por Shia LaBeouf. El reto de Huntington-Whiteley es que no salga el listo de turno diciendo “lo había mucho mejor Megan Fox”. Sobre el tipazo y belleza de ambas, las dos destacan, qué duda cabe, y tal vez la recién llegada tenga la ventaja de aquello de “los caballeros las prefieren rubias”. Lo que está claro es que Rosie, sabiendo que su antecesora era un poquito bocazas –los rumores dicen que Bay se hartó de ella y por eso no está en la peli, aunque Fox dice que quería probar otras cosas y se fue por voluntad propia–, habrá cuidado un poquito más las relaciones públicas. El hecho de que luego Bay la dirigiera en un spot de Victoria’s Secret parece indicar que la relación ha sido buena.

Sobre sus relaciones sentimentales, actualmente sale con Jason Statham, aunque anteriormente parece que estuvo con el francés Olivier Martinez. Aunque tiene cuenta en twitter, @rosiehuntington, de momento sólo tiene 17.366 seguidores, aunque nada extrañaría a este cronista que de aquí a final de año esta cifra vaya seguida por un par de ceros.

Filmografía
Mad Max: Furia en la carretera

2015 | Mad Max: Fury Road

Un futuro postapocalíptico y distópico, en que ya nada es lo que era, queda apenas la lucha por la supervivencia y poco más, con un ejército de guerreros que se mueve en motos y vehículos pesados. En un mundo desértico y radioactivo, Inmortan Joe se ha hecho fuerte en La Ciudadela, desde donde gobierna una sociedad decadente, en que la mayoría de la gente vive en la miseria suspirando por un poco de agua, bien que escasea junta a la también preciosa y estimada gasolina. En esta tesitura personas como Max pueden ser valiosas por su grupo sanguíneo. También es el caso de las mujeres a las que guía en su fuga la Imperator Furiosa hacia las Tierras Verdes, y que a modo de cuidado harén, mima Inmortan Joe para que le procuren descendencia. Una persecución implacable posibilita lo que parecía una alianza improbable entre Max y Furiosa. Formidable reinvención de la saga Mad Max, a cargo de su propio creador, George Miller, tres décadas después de que entregara su conocida trilogía. Juega con los mismos elementos, aunque esta vez entrega una cinta de acción verdaderamente modélica, muy coherente narrativamente en su sencillez, con una imaginería y unas acrobacias verdaderamente fabulosas. Viene al pelo aquí aquello tan trillado de que Miller "no deja resuello al espectador en ningún momento". Es como si por fin el australiano tuviera a su disposición todos los medios materiales para hacer lo que ha querido, a la vez que una madurez y experiencia que le conceden sus 70 años recién cumplidos. Los conocedores de la trilogía descubrirán algunos guiños, sutiles, a lo anterior, porque la idea es ofrecer algo nuevo, con el mismo telón de fondo, en que se saca un formidable partido al desierto y a las nubes polvorientas, y a las interminables escenas que implican vehículos, casi todas, con momentos que retrotraen a los westerns clásicos o a Indiana Jones en su trepidación, aunque con los muchos caballos de los motores de esos tremendos camiones, donde no faltan las explosiones a granel y las colisiones, con violencia, sí, pero más contenida que en los salvajes títulos de los 70 y los 80, sobre todo los dos primeros. Verdaderamente el trabajo de los especialistas y el resto de técnicos es sencillamente asombroso, con pasajes y planos de gran belleza, y un uso de armas y maquillaje, que hace pensar a veces en Apocalypto, y una música en vivo en las persecuciones que recuerda a la idea de la cabalgata de las valkirias de Apocalypse Now, ambas cintas con tintes apocalípticos, por cierto. Llama la atención la importancia que se concede aquí a la mujer, en tal sentido se puede decir que Charlize Theron roba la función a Tom Hardy, la idea de que las féminas –y a la postre, las personas– no son cosas, tienen un valor en sí mismas, la encarnan Furiosa y sus chicas perfectamente, hay que reconocer la humildad del actor que encarna a Max, seguramente consciente de que ha pasado aquí veladamente a segundo término, incluso desvelando su nombre sólo en los últimos compases del film. También conviene destacar a Nicholas Hoult, que encarna a Nux, un guerrero que empezará a cuestionarse las sinrazones que han guiado su vida hasta entonces. Estamos ante lo que podríamos denominar un "cómic fílmico", muy bien llevado, y en que unas pocas ideas, de rabiosa actualidad, vertebran bien el relato. El mensaje ecologista está ahí, por supuesto, con una mención al agua y a los necesarios cultivos, las semillas que hay que preservar. En un mundo sin esperanza se entiende la existencia de los jóvenes "cafrekazes", dispuestos a inmolarse por su jefe para alcanzar un pretendido paraíso, alusión nada velada al fanatismo yihadista. Y ante el nihilismo y el autoengaño se presenta el sacrificio que vale verdaderamente la pena, las plegarias que sí vienen al caso, y los caminos –carreteras– de la esperanza y de la redención, que hay que saber transitar sabiamente, aunque a veces domine la furia... y la locura.

8/10
Transformers: El lado oscuro de la Luna

2011 | Transformers: Dark of the Moon

Tercera superproducción sobre los alienígenas de metal, creados por la factoría de juguetes Hasbro y convertidos desde 2007 en protagonistas del celuloide gracias a Paramount Pictures. Al margen de la historia, mucho se ha hablado de esta parte debido a la ausencia de la estrella Megan Fox, quien se dio conocer al mundo como la despampanante compañera de Shia LaBeouf en Transformers y Transformers: La venganza de los caídos. Al parecer la morena actriz fue despedida por desavenencias con Michael Bay, quien para sustituirla ha contratado a Rosie Huntington-Whiteley, otra explosiva jovencita, esta vez rubia, que ha llenado desde entonces portadas y noticias rosas del mundo hollywoodiense. Y en el film luce palmito hasta la exageración. El film comienza presentando a Sam Witwicky en apuros laborales, haciendo entrevistas y no encontrando su lugar en la vida normal, al contrario que su nueva novia, Carly, quien es la mano derecha de un poderoso empresario. Entretanto los autobots (robots buenos) viven aliados con los humanos, manteniendo el planeta en paz. Sin embargo, un secreto relacionado con la llegada del hombre a la Luna en 1969 volverá a traer la guerra entre los autobots y los decepticons (robots malos), los cuales pretenden reconstruir en la Tierra su desaparecido planeta Cibertron. Ni que decir tiene que Witwicky volverá a la carga y luchará con sus amigos Optimus Prime y Bee para detener a los transformers malvados. Acción, acción y acción. Quienes deseen disfrutar de más de una hora apabullantes escenas de luchas, explosiones y atronador sonido, entre enormes máquinas en medio de una megalópolis como Chicago, aquí tiene su película. Pero quien busque algo más, quedará sin duda defraudado, porque aquí, más que en ningún otro film de los gigantes de metal, Michael Bay elude cualquier hondura y se decanta por la total planicie de planteamientos: cualquier subtrama levemente recogida en el pobre guión de Ehren Kruger es sólo es una excusa para guiarnos hasta la madre de todas las batallas. En ese sentido, la acción no da tregua desde la mitad de la película hasta el final, en donde destacan las variadas escenas del rascacielos que se tambalea entre explosiones, cristales y toneladas de hierro en movimiento, con los humanos que ruedan como croquetas en su interior. Por lo demás, claro, hay tantos momentos inverosímiles que sería absurdo enumerarlos todos (aunque se lleva la palma el modo en que la rubia Carly decide salvar al mundo hablando con Megatron, de una ridiculez pasmosa). Pero aquí da igual, todo es espectacular, comiquero, blandito y absolutamente predecible. Al equipo humano habitual de la saga, con el coronel Josh Duhamel, el soldado Tyrese Gibson y el excéntrico ex agente John Turturro, se unen en esta tercera parte dos intérpretes, Frances McDormand y John Malkovich, en papeles muy limitaditos que desdicen un poco de sus prestigiosas carreras. Quien sí logra un personaje algo diferente y con algo de presencia es Patrick Dempsey, conocido por su protagonismo en la serie Anatomía de Grey.

4/10

Últimos tráilers y vídeos