IMG-LOGO

Biografía

Sebastian Edschmid

Sebastian Edschmid

Sebastian Edschmid

Filmografía
Garra negra

2010 | Black Death

Siglo XIV. Años de oscuridad en Inglaterra. Cuando la peste negra se apodera de las ciudades, unos cuantos caballeros cristianos, liderados por Ulrich, recorrerán las aldeas en busca del supuesto nigromante causante de tales horrores. En calidad de guía viajará con ellos un joven monje, Osmund, que enamorado de una chica a la que busca desesperadamente. En su periplo, los guerreros cristianos se enfrentarán con múltiples peligros. Violenta película que exalta la leyenda negra de la época medieval, con la dominación de la Iglesia como centro de poder y la superstición reinante por doquier. Domina en toda la producción un aire oscuro, insano, infectado de la creencia de que un Dios vengativo castiga a los pecadores por medio de la peste bubónica. Aún así, muchos protagonistas se mueven con honradez movidos por la fe, como el jefe de los guerreros, un Sean Bean que recuerda al Eddard Stark de Juego de Tronos. El film está cuidado y pese a la simpleza de su guión mantiene el interés hasta el desenlace.

5/10
La última estación

2009 | The Last Station

Los últimos años del genial novelista ruso Leo Tolstoy. Cuando vive retirado en una finca en el campo, atrapado entre dos "fuegos". Por un lado está Vladimir Chertkov, su socio en la creación de los tolstoianos, una especie de grupo creyente en la utopía de una vida armoniosa y colectiva, sin propiedad privada y un estilo de vida sencillo; viendo que su final puede estar cerca, Chertkov presiona para que legue en su testamento los derechos de su obra al pueblo, o sea, que sean de dominio público. Por otro lado su querida pero algo histérica esposa Sofya cree con bastante sentido común, que debe heredar la familia. Testigo de estos tejemanejes es el nuevo y timorato secretario de Tolstoy, Valentin Bulgakov. Resulta indudable que Michael Hoffman, director y guionista –adapta una novela de Jay Parini– ha puesto cariño en el film, pero aparte de cierto academicismo algo tieso, el conjunto está claramente desequilibrado, conviven sin orden ni concierto el drama con el sainete un tanto exagerado. Lo mejor sin duda es el trabajo actoral de Christopher Plummer y Helen Mirren, en los papeles de escritor y esposa: la idea de Tolstoy apuntada al principio –todo lo que sé, lo sé porque he amado– es preciosa, y sostiene la estructura dramática, basada en su relación; sin embargo, no puede uno por menos de pensar que no se hace justicia a este gran genio de la literatura y el humanismo en la película. Lo que resulta definitivamente grotesco es la historia de amor, colocada en primer plano, de Bulgakov con una tal Sasha (James McAvoy y Anne-Marie Duff), la verdad es que no entendemos esa relación, ni qué hace exactamente ese mujer entre los tolstoianos, cuyas costumbres de continencia sexual son muy estrictas. Ni tampoco acabamos de conectar con las convicciones utópicas de Chertkov, a pesar de que Paul Giamatti hace lo posible para no convertir el personaje en el antipático sin corazón que parece ser sobre el papel.

5/10
Adam resucitado

2008 | Adam Resurrected

Adam Stein es un judío, desequilibrado mental, que en 1961 reingresa en un sanatorio en el desierto de Negev, en Israel. Allí se encuentran otros enfermos mentales que, como él, perdieron la cordura en los años del nazismo en los campos de concentración. Pero Adam es especial, tiene ciertas cualidades de líder, algo que aprecia el director del centro. Y que podría ser especialmente valioso a la hora de tratar a un nuevo huésped, un niño que se cree un perro, y que obliga a Adam a reencontrarse con su doloroso pasado. Irregular película de Paul Schrader, que maneja guión ajeno de Noah Stollman, que a su vez adapta una novela de Yoram Kaniuk. Sin duda que el cineasta demuestra en Adam resucitado su dominio de la narración cinematográfica, donde las escenas de la actualidad se combinan con otras del pasado, en blanco y negro –las del teatro de variedades, el auge del nazismo y los campos de concentración– y color –las de después de la guerra, en Berlín e Israel–, que van explicitando la terrible tragedia del protagonista. El problema de Adam resucitado es su tono malsano que cansa, que se manifiesta en la extraña relación sexual del protagonista con una enfermera, en el empeño del comandante nazi en tener a Adam como un perro bufón, y en los momentos en que se manifiesta la locura de Adam y otros pacientes, reiterativos. Todo da la impresión de ser algo desmesurado, ya sean las escenas en que se culpa a Dios de haber permitido el horror del holocausto, o las del crío que parece que va a ser humano, pero no, o en que uno u otro personaje se ponen a aullar como perros. La búsqueda de la hija tras la guerra da pie también a momentos extraños, de vez en cuando se hace presente en el film un incómodo punto histriónico que te saca de la película. Hay que reconocer que Schrader en Adam resucitado toma riesgos, y que actores como Jeff Goldblum o el habitual William Dafoe cumplen sobradamente, pero el resultado es definitivamente insatisfactorio.

5/10

Últimos tráilers y vídeos