IMG-LOGO

Biografía

Shawn Roberts

Shawn Roberts

36 años

Shawn Roberts

Nació el 02 de Abril de 1984 en Stratford, Ontario, EE.UU.
Filmografía
Defining Moments

2018 | Defining Moments

xXx: Reactivated

2017 | xXx: Reactivated

El deportista extremo convertido en agente encubierto del gobierno Xander Cage ha fingido su muerte para garantizarse un exilio tranquilo. Tras el asesinato de su mentor, Augustus Gibbons, por unos tipos que han robado un sofisticado artilugio conocido como la Caja de Pandora, decide volver al servicio activo con el fin de recuperarla. Para ello recluta a un grupete de variopintos colaboradores. En su momento de mayor popularidad, Vin Diesel se permitía el lujo de rechazar secuelas de sus grandes éxitos, por lo que no estuvo en A todo gas 2, ni en xXx, estado de emergencia. Una vez que se quedó sin posibilidades de elegir, retomó la saga automovilística en la tercera, y no ha parado de protagonizar nuevas secuelas. Ahora prueba la misma jugada con esta otra franquicia, en cuya segunda parte tuvo como sustituto a Ice Cube. Curiosamente, este regreso de un Xander Cage al que pocos esperaban de nuevo tiene al frente a un director de oficio, D.J. Caruso, responsable de La conspiración del pánico. Pero éste, consciente de que maneja un guión tan estereotipado como poco creíble, ha decidido tomarse el proyecto a guasa, con secuencias cercanas al surrealismo, como las apariciones del futbolista brasileño Neymar, que demuestra que no se va a ganar el dinero como actor cuando deje el balón. Tampoco parecen estar trabajando en serio ilustres secundarios, como Toni Collette, o Samuel L. Jackson, único actor que ha estado presente en las tres entregas. Los que estén dispuestos a seguir la broma, así como los fans incondicionales pasarán el rato más o menos, a base de artificiosas secuencias de acción, que podrían haber sido un poco más novedosas. Pero aporta muy poco a sus predecesoras.

4/10
Resident Evil: El capítulo final

2016 | Resident Evil: The Final Chapter

Alice regresa a Racoon City, lugar donde se inició la pandemia que convirtió a la mayor parte de la humanidad en zombies. Allí se reunirá con viejos compañeros que le echarán un cable para lograr su objetivo: adentrarse en las instalaciones de la corporación responsable del Apocalipsis, Umbrella, donde podría encontrar un antivirus que restableciera la normalidad. Estamos ante la sexta entrega, y conforme indica su título, Resident Evil: El capítulo final, también ante el colofón de la saga. Al menos hasta que el matrimonio formado por la protagonista, Milla Jovovich, y el director, Paul W.S. Anderson, tenga que mandar a sus hijos a la universidad… Como en el caso del tándem formado por los ya separados Kate Beckinsale y Len Wiseman, artífices de Underworld, con la que tiene muchos puntos en común, ambos tienen un problema: sólo consiguen el respaldo del público retomando su correspondiente franquicia. Mientras que la citada competencia ha caído en la monotonía absoluta, esta entrega mantiene las ganas de complacer a sus incondicionales. No logra salirse del todo de la rutina, se mantiene la sucesión de secuencias de acción delatoras de que la serie procede de los videojuegos. Ninguna resulta especialmente novedosa, pero alguna logra cierta frescura, como la del monstruo con aguijón que trata de perforar el coche donde se refugia la protagonista. Y aunque Paul W.S. Anderson no es Paul Thomas Anderson, ni mucho menos, al menos se le debe reconocer eficacia narrativa, y que logra que sus personajes tengan la suficiente humanidad como para que interesen un mínimo al espectador. Por su parte, Milla Jovovich disimula muy bien que volver a interpretar a Alice otra vez cuando ha llegado a ser en otros tiempos Juana de Arco debe producirle urticaria. Tiene a su lado a una recuperada Ali Larter, más centrada en la televisión en los últimos años, que en su tercera aparición en estas películas destila la necesaria convicción, y al villano de otras tantas entregas, Iain Glen, conocido por Juego de tronos, que se toma su papel con bastante entusiasmo, lo que le da ‘vidilla’ a la función.

5/10
Un romance imposible

2016 | Ms. Matched

Libby, joven organizadora de bodas, ha logrado un enorme prestigio preparando las bodas más románticas para sus clientes. Pero se siente vacía porque no ella no ha vivido ningún romance digno de mención. Todo cambia cuando conoce a Ben, autor de un libro sobre bodas. Poco original, esta comedia romántica televisiva también cuenta con interpretaciones demasiado convencionales. Pero aunque parezca imposible funciona por su tono amable.

4/10
Sí quiero otra vez

2015 | I Do, I Do, I Do

Jaclyn, joven arquitecta, se va a casar con Peter, un eminente cardiólogo. Su felicidad se ve truncada por culpa de su suegra, una absorbente mujer que le pondrá las cosas muy difíciles. Amable producto televisivo, que juega con muchos tópicos pero tiene cierta gracia. La interpretación de la habitual secundaria Autumn Reeser (Sully) no está muy trabajada, pero ella rebosa simpatía.

4/10
Menos cuatro y bajando

2015 | A Frosty Affair

Kate, maestra en un perdido pueblo, ha de regresar a la ciudad para celebrar su boda. Sin embargo, debido a una imprevista tormenta de nieve se verá obligada a viajar con un tal Redford en una motonieve. El desconocido poco a poco irá sembrando las dudas de Kate sobre su futuro. Bonito film de aventuras románticas sin muchas pretensiones. Los actores están bien.

4/10
Receta para el amor

2014 | Recipe for Love

Una estudiante de cocina hace buenas migas con un chef y juntos deciden escribir un libro de cocina. El trato continuo les llevará a enamorarse. Dulce comedia del canal estadounidense Hallmark especializado en productos románticos de bajo presupuesto, pero bien dirigidos y con actores eficaces. Aquí destaca el trabajo de Danielle Panabaker.

4/10
Una mujer peligrosa

2014 | The Girl He Met Online

A través de las redes sociales Gillian (Yvonne Zima) conoce a un hombre y queda con él. Se trata de Andy, un tipo atractivo e inteligente, y comienzan una relación. Sin embargo, Gillian tiene serios problemas y no ha dicho la verdad sobre su vida, entre otras cosas que mantiene una relación con su propio jefe. Tópico telefilm dramático que narra situaciones turbias en medio de sentimientos genuinos, por medio de una trama que se va enrevesando hasta desembocar en el terreno propio del thriller criminal.

3/10
Traición conyugal

2013 | Her Husband's Betrayal

Cathy está muy ilusionada al instalarse en su nueva casa junto a Riley, su nuevo marido, y su hijo Billy. Pero pronto empieza a preocuparse por los viajes frecuentes de Riley. Algo le huele mal. Así que decide seguir a Riley cuando éste se tiene que marchar de nuevo de viaje. Descubrirá entonces una terrible verdad que transformará su vida en una pesadilla. Eficaz telefilm canadiense que logra momentos inquietantes y que está correctamente protagonizada por la actriz Jacqueline MacInnes Wood (Destino final 5), a quien se le da bien pasarlo mal.

4/10
La venganza de Wyatt Earp

2012 | Wyatt Earp's Revenge

Un anciano Wyatt Earp ha aceptado ser entrevistado por el periodista Conrad en San Francisco. El antiguo marshall recuerda cómo le marcó la muerte por una bala perdida de su amada Dora Hand en Dodge City, y cómo puso todo su empeño por llevar Spike Kenedy y su banda de forajidos, que andaban enzarzados en el tiroteo de la bala fatal, para llevarles ante la justicia. Película estrenada directamente en DVD, La venganza de Wyatt Earp se basa en un hecho real poco conocido de la vida de Earp, de quien se ha recreado en cambio mil y una veces su duelo en O.K. Corral con el clan de los Carson en títulos como Wyatt Earp, Tombstone. La leyenda de Wyatt Earp o Duelo de titanes. Tiene vocación de serie B, y podía estar más o menos bien sino fuera por una torpe narración en más de un pasaje, o por el grotesco Doc Holliday, aquí un secundario que ejerce de dentista con un punto de sadismo. Val Kilmer es el envejecido Earp que recuerda, y hay espacio para una sorpresa final que no acaba de impactar.

4/10
Resident Evil: Venganza

2012 | Resident Evil: Retribution

Quinta entrega de la saga basada en el popular videojuego “Resident Evil”, de nuevo con el tándem Paul W.S. Anderson, director y guionista, y Milla Jovovich, protagonista, ambos marido y mujer en la vida real. Evidencia lo que cualquiera sabe, que las posibilidades peliculeras están más que agotadas, aunque siempre hay espectadores dispuestos a ver a la bella actriz ucraniana repartir patadas enfundada en ajustados trajes. En esta ocasión Alice despierta en Resident Evil: Venganza en una celda de la corporación Umbrella, en la famosa Colmena, que controla el ordenador de la Reina Roja. Pero un comando le permite escapar para salvar de nuevo al mundo de siniestros planes relacionados con la guerra bacteriológica. Eso sí, le toca moverse por escenarios simulados de Tokio, Nueva York, Moscú, etcétera, para pruebas de propagación de virus letales, y la respuesta de los humanos a los zombies infectados. Parte del programa es crear clones humanos para poder repetir dichas pruebas variando las condiciones de experimentación. En fin, no nos engañemos, la trama de Resident Evil: Venganza es lo de menos. Incluso es difícil entender qué significa el título, igual podían haber titulado la película “Resident Evil: La batalla final” o “Resident Evil: La nueva generación”, tanto da. Lo importante es repartir estopa, crear algunas escenas visualmente vistosas –las de los clones son las más llamativas, pero otras, especialmente el arranque, son puro videojuego, y nos la pasan dos veces, una para atrás, otra para adelante, eso es ahorro en tiempos de crisis–, usar el 3D para hacer más caja, e incluir a una niñita para que veamos desplegarse los sentimientos maternales de Alice. Para poco más da Resident Evil: Venganza, cuya principal ventaja es que se despacha en hora y media.

3/10
Un poco zombie

2012 | A Little Bit Zombie

Un joven ejecutivo de recursos humanos es infectado por un extraño virus transmitido por un mosquito, a consecuencia del cual empieza a sentir una insaciable necesidad de comer cerebros. Pero deberá mantener a raya esa sed debido a su novia y a la presencia por la zona de un cazador de zombies. Delirante película de serie B de temática "zombi" que ofrece algunos divertidos gags gracias a su tono gamberro y paródico, no exento también de sus dosis de sangre y asquerosidad. El reparto hace un trabajo eficiente.

4/10
Confianza traicionada

2012 | Broken Trust

Sophie Anderson es abogada. Trabaja ahora en un caso de envergadira contra una impotante multinacional farmacéutica. Comprenderá que la cosa es grave cuando su jefe sea secuestrado y se dé cuenta de que su propia vida corre peligro. Rutinario thriller televisivo que mantiene más o menos el interés debido al esfuerzo del reparto, habitual en el terreno de la pequeña pantalla.

4/10
Al límite

2010 | Edge of Darkness

Thomas Craven, un maduro policía de Boston, acoge en su casa a Emma, su única hija, a la que hace tiempo que no ve. Inesperadamente sufre en la puerta del hogar un ataque brutal donde Emma se lleva la peor parte. De modo no oficial Craven investigará quién está detrás del atentado; sus compañeros de la policía creen que se trata de la venganza de un criminal relacionado con alguno de sus casos, pero nuestro hombre empieza a sumar razones que apuntan a que el ataque tenía que ver más bien con su hija, ingeniera nuclear, que trabajaba con una empresa privada, contratista de Defensa. Poderosa adaptación de una miniserie británica de los 80, a cargo del mismo director, Martin Campbell. Se trata de un trepidante thriller que supone el regreso a la interpretación de Mel Gibson tras siete años de ausencia en las pantallas. Y recuerda a algunos títulos de Gibson, como Conspiración y Rescate. Destaca el ritmo endiablado, con golpes inesperados que te descolocan, y la composición de los personajes a base de lo que se diría trazos impresionistas, sin que tengamos en ningún momento su ‘foto completa’. El guión de William Monahan y Andrew Bovell funciona, crean una incómoda sensación de que fuerzas ocultas, con la connivencia de las autoridades, ponen en peligro la vida de los ciudadanos con métodos nada ortodoxos; una tupida telaraña de intereses y falta de escrúpulos, a la que debe enfrentarse el héroe corriente y moliente en solitario, el ‘amigo’ Mel, que compone bien su personaje. No estamos ante una película de tesis –las críticas a la industria armamentísticas o la falta de ética de determinadas instancias paragubernamentales, encarnadas por el villano de Danny Huston, no dejan de ser excusas argumentales–, aunque sí se subraya la necesidad de un código moral para funcionar por la vida, en el intercambio que tiene Craven con su compañero interpretado por Jay O. Sanders. En tal sentido también proporciona un interesante contrapunto la némesis de Craven, el ‘arreglaproblemas’ Jedburgh (Ray Winstone), que empieza a cuestionarse sus acciones.

6/10
Resident Evil: Ultratumba

2010 | Resident Evil: Afterlife

La franquicia basada en un popular videojuego sobre muertos vivientes sigue viva, pues el público la ha acompañado desde la primera entrega, del año 2002. En esta cuarta parte vuelve a ejercer de director Paul W.S. Anderson, que en la segunda y la tercera había seguido presente, pero como guionista y productor ejecutivo. Como es de rigor, la protagonista vuelve a ser Milla Jovovich, que repite como la sufrida Alice. En el epílogo de la entrega anterior, Alice le comunicó a Albert Wesker, ejecutivo de la corporación Umbrella que iría a por él, acompañada de varios clones de sí misma, para ajustar cuentas. Tras el enfrentamiento con Wesker, Alice recoge a Claire Redfield, una vieja conocida. Ambas recalan en Los Ángeles, totalmente invadida por hordas de afectados por el virus T, que se han convertido en zombies. Las dos mujeres logran aterrizar con su avión en la azotea de un edificio rodeado por muertos vivientes. El inmueble sirve de refugio desde hace años para un grupo de supervivientes que esperaba que las recién llegadas hubieran venido en misión de rescate para llevarles a un utópico lugar donde no ha llegado el virus.Ofrece lo que esperan los seguidores de la saga, fundamentalmente secuencias de Milla Jovovich repartiendo estopa al más puro estilo Chuck Norris, con la novedad del 3D en salas de cine convenientemente equipadas. El guión no aporta grandes novedades, pero es más resultón que el del film anterior, un poco decepcionante. Por lo demás, tiene un ritmo frenético y una sugerente ambientación sombría. Milla Jovovich tiene que hacer mayores esfuerzos físicos que interpretativos. Está acompañada por Ali Larter, de nuevo en el personaje de la entrega anterior, y Sienna Guillory, que salía en la segunda. El español Sergio Peris-Mencheta, futuro capitán Trueno, interpreta un pequeño papel.

4/10
Cielo negro (2009)

2009 | Black Rain

Telefilm de tema catástrófico sin excesivo interés, ni desde el punto de vista técnico ni del artístico. Ron Oliver, el director de Un extraño entre nosotros (2009), narra cómo tres jóvenes excursionistas se topan con un científico en las inmediaciones de una fábrica. Cuando se desata una tremenda lluvia tóxica los chicos tendrán que luchar para poder sobrevivivir de una muerte segura.

3/10
La noche de su vida

2009 | I Love You, Beth Cooper

Hayden Panettiere, famosa por la serie Héroes, donde interpreta a una animadora, repite el papel. En esta ocasión es Beth Cooper, la guapa animadora de la que está enamorado Denis Coverman, estudiante modelo que se encarga de pronunciar el discurso de final de curso en el instituto. Éste decide aprovechar la ocasión para confesarle su amor, frente a todo el profesorado y los alumnos. Como consecuencia, el novio militar de Beth quiere matarle. Por su parte, Beth se siente humillada, pero pasará con sus amigas un rato por la casa de Denis, con la intención de reírse de él, lo que será el comienzo de una larga noche en la que el chico tendrá que hacer frente a una serie de problemas inesperados. Chris Columbus fracasa estrepitosamente con esta comedia de instituto. En principio, Columbus pretende recuperar el espíritu de las viejas películas para adolescentes de John Hughes, guionista de su conocidísima cinta Solo en casa, que antes fue el responsable de películas de gran éxito entre los jóvenes como Dieciséis velas y El club de los cinco. Siguiendo este modelo, Columbus pretende transmitir al público joven un mensaje positivo sobre la falsedad de los estereotipos, y los juicios previos, pues cuando el protagonista conoce en profundidad a la chica de sus sueños, se da cuenta de que no es ni mucho menos como imaginaba, sino una persona más compleja e interesante. Columbus es un buen director que logra mucho dinamismo, y se luce en un par de momentos que tienen cierta gracia. Pero no llega ni de lejos a la altura de Hughes. En primer lugar, la trama abusa de los tópicos del subgénero, empezando con unos personajes que suenan a mil veces vistos: el ‘empollón’ con problemas sociales, la jefa de animadoras que sale con el chico guapo pero idiota, etc. Además, acaba siendo bastante frívola, y está plagada de elementos muy zafios y de chistes facilones con poca gracia.

3/10
La resistencia de los muertos

2009 | Survival of the Dead

En una isla frente a las costas de Norteamérica, los muertos se levantan de sus tumbas y amenazan a los vivos. Éstos, sin embargo, se resisten a aniquilar a sus parientes zombis y esperan ansiosos una cura para devolverlos a su estado humano. Última película del legendario director George A. Romero, uno de los pioneros del cine de zombis con su impactante La noche de los muertos vivientes, film de culto de finales de los 60 que revitalizó el subgénero. Lo malo es que Romero quedó para siempre encasillado en el cine de zombis y, salvo contadas excepciones, se dedicó toda su vida a los muertos vivientes.

4/10
Jumper

2008 | Jumper

David Rice es un jovenzuelo con un increíble don: puede teletransportarse a donde quiera... dentro de ciertos límites. El descubrimiento de tal habilidad, justo en el preciso instante en que le está humillando un matón de instituto delante de Millie, la chiquita que le hace tilín, le permite tomar una insólita decisión: desaparecer. Y es que su vida siempre ha sido bastante desgraciada: su madre le abandonó cuando era un crío de cinco años, y su padre desde entonces no levanta cabeza, es un cafre siempre pegado a su "birra". De modo que, una vez dominado su "talento", deja su hogar y se dedica a robar bancos para tener capital, y básicamente vive de un modo frívolo e insustancial, logrando todo lo que el dinero pone a su alcance, y ligando con las chicas guapas que se ponen a tiro. Pero claro, esto no le llena, y acabará intentando volver a los lugares de su infancia que echa de menos, incluida la mujer de sus sueños. Lo que no sabe es que por el universo mundo hay más "jumpers" (saltadores) como él, y que hay unos tipos muy malotes, los "paladines", que hacen todo lo que está en su mano para liquidarlos. Los lidera un tal Roland, el más letal de todos. Entretenido título juvenil, basado en una novela de Steven Gould. Entre el equipo de guionistas figura un especialista en el fantástico, David S. Goyer, y tras la cámara está Doug Liman, que mostró cierta maña en el cine de acción con el primer film de la saga Bourne. Hay que subrayar en el haber de la película su ritmo endiablado, y los espectaculares efectos especiales de "salto", que conducen al espectador de un punto exótico a otro del planeta con frenética celeridad. Quizá no haya que buscar tres pies al gato, ante un film cuyo propósito principal, a semejanza de la reciente Transformers, es la pura diversión, proporcionada con muchas dosis de acción y abundante sentido del humor, con bromas a costa de los cómics de superhéroes. Pero siempre tiene interés rascar un poco en un film de este tipo, que a veces es un interesante espejo de elementos dominantes en la sociedad contemporánea. El enfoque del superhéroe con poderes especiales encaja con una mentalidad actual, caracterizada por la cortedad de miras. Frente a superhéroes de fuerte clasicismo, como Supermán o Spiderman, que parecían tener muy claro que "todo gran don conlleva una gran responsabilidad", y que frente a tentaciones de diverso género de utilizar sus habilidades en propio provecho, acababan sirviendo a sus semejantes abnegadamente, el David de este film se caracteriza por su individualismo y su soledad, que le conducen a pensar poco en los que tiene cerca, por ejemplo en su padre; resulta a este respecto muy significativa la breve escena en que David ve en televisión las inundaciones de Nueva Orléans, con gente sufriendo porque ha perdido su hogar, mientras él prefiere salir de marcha haciendo una "escapadita" a Londres. Tan es así que podríamos decir que Hayden Christensen parece haberse convertido en referente del héroe de nuevo cuño, bastante más voluble que los de antaño. Le pasaba a su Anakin Skywalker de la segunda trilogía de La guerra de las galaxias, en que su personaje se dejaba llevar por sus impulsos inmediatos, su amor por Amidala; y le pasa aquí, donde lo único que le salir de sí mismo es su amor por Millie. También es sintomático de superficialidad la explicación de por qué los paladines están tan empeñados en eliminar a los jumpers. La cosa se identifica con el fanatismo religioso; de modo bastante elemental se equipara a los paladines con la inquisición y las cazas de brujas, que considerarían herético que los jumpers puedan estar "en todas partes", una prerrogativa divina. Resulta un poquito risible que tal sea su motivación, máxime cuando ellos, en su implacable persecución, acaban también apropiándose del herético don. En un film como el que nos ocupa nadie debería esperar interpretaciones "a lo Shakespeare". Samuel L. Jackson parece pasárselo en grande con nuevo peinado y otro personaje friqui que añadir a su amplia galería. Sorprende gratamente Jamie Bell con su marcado acento británico y su "jumper" ya muy pasado de rosca. La presencia de Diane Lane resulta anecdótica, mientras que Hayden Christensen y Rachel Bilson dan el tipo deseable de parejita guaperas.

6/10
El diario de los muertos

2007 | Diary of the Dead

Un grupo de estudiantes está rodando una película sobre una momia en un bosque. Para su sorpresa, la cinta de terror que están filmando acaba convirtiéndose en una situación infinitamente más terrorífica que la que intentan plasmar en pantalla. Y es que comprueban con horror que los zombies están tomando el mundo. Tratan de huir, pero es muy difícil escapar de los muertos vivientes que están por todas partes. Dirige el clásico del género George A. Romero, responsable de La noche de los muertos vivientes.

4/10
La tierra de los muertos vivientes

2005 | Land Of The Dead

Terroríficos zombies que se alimentan de carne humana han invadido las principales ciudades. Los pocos humanos que quedan sobreviven como pueden. Es el caso de los habitantes de una ciudad rodeada por una verja electrificada. En su interior se alza una urbanización de lujosas torres conocida como Fiddler’s Green, donde imperan las leyes de Kaufman, un autoritario cacique. Uno de los hombres que trabajan para Kaufman es Riley, que al mando de un grupo de duros mercenarios emprende arriesgadas misiones fuera de los muros, con el objetivo de conseguir suministros o reconocer el terreno. Riley quiere ganar el dinero suficiente para huir hacia el norte, donde ha oído que existen superviventes que viven mejor. Durante una misión rutinaria, Riley y sus acompañantes descubren que los zombies están evolucionando, empiezan a fingir que se comportan como humanos, y poco a poco aprenden a comunicarse y a organizarse. Rodada en 1968 con un presupuesto mínimo, pero una gran imaginación, La noche de los muertos vivientes está considerada un clásico del género de terror. La cinta supuso el debut de George A. Romero, que fue alabado por la crítica como una joven promesa. Aunque algunas de sus siguientes películas, como Creepshow, están bien consideradas entre los incondicionales del terror, lo cierto es que Romero no ha vuelto a revalidar su éxito desde entonces, y cuando su carrera se encuentra en horas bajas, recurre a las secuelas de su opera prima. Tras Zombie (1978) y El día de los muertos (1985), el cineasta filma ahora la que sería cronológicamente la cuarta parte, dejando aparte algunos remakes de las entregas anteriores. En la línea de sus predecesoras, la cinta tiene el tono característico del cine de terror más duro, e incluye numerosas secuencias de acción. Pero Romero también incluye agudos golpes de humor, como la impagable aparición del mercenario español, y la secuencia del zombie buscándole utilidad al martillo eléctrico. Durante la mayor parte del metraje, Romero parece más preocupado por describir las interacciones de los humanos que por los zombies, e intenta aportar grandes dosis de crítica social. Y aunque su descripción del lado más negativo de la ambición es un tanto simple, esto no enturbia la calidad del film.

5/10

Últimos tráilers y vídeos