IMG-LOGO

Biografía

Takashi Shimizu

Takashi Shimizu

Takashi Shimizu

Filmografía
Nicky, la aprendiz de bruja

2014 | Majo no takkyubin

Como manda la tradición de las brujas, al cumplir los 13 años Nicky se ve obligada a abandonar su hogar durante un año entero para desarrollar al completo sus poderes y aprender a usarlos para ayudar a los demás. Montada en su escoba voladora y acompañada por su fiel gato Jiji, Nicky pondrá rumbo a Koriko, un pequeño pueblo costero donde vivirá increíbles aventuras y hará grandes amistades, pero también tendrá que hacer frente a las dificultades de ser una bruja y tener poderes que la hacen diferente del resto de personas.

El grito 2

2006 | The Grudge 2

El grito era la versión americana de La maldición (Grudge), una cinta de terror japonesa de sustos eficaces, que compensaban su escaso argumento. En contra de lo que pudiera parecer, El grito 2 no es un remake de La maldición 2, la secuela japonesa. Takashi Shimizu, responsable de todas las películas de la saga, ha declarado que no hubiera aceptado dirigir una nueva entrega si no se basaba en un guión inédito. Vaya lío, ¿no? Además, existe otra película titulada en España La maldición (Cursed), de Wes Craven que no tiene nada que ver. En cualquier caso, Shimizu ha concebido la película para que la puedan ver espectadores que desconozcan las entregas anteriores. La actriz principal de El grito era Sarah Michelle Gellar, apreciada por los aficionados al cine fantástico, por su trabajo en la serie Buffy, la cazavampiros. La actriz retoma a Karen, su personaje, que esta vez no es la protagonista, sino su hermana Aubrey, encarnada por Amber Tamblyn. La tal Aubrey viaja a Tokio, para ayudar a Karen, poco después de enterarse de que permanece convaleciente en un hospital, tras un incendio que ella misma provocó, en el que murió su novio. A su llegada a la capital japonesa, Aubrey conoce a Eason, un reportero que se pone en contacto con ella para advertirle de que su hermana está amenazada por fuerzas sobrenaturales. También existe una segunda línea argumental paralela, que sigue los pasos de Allison. Ésta es una estudiante estadounidense en Tokio, que se aventura con sus amigas en la casa quemada por Karen, donde ocurrieron sucesos paranormales. Como era de esperar, Shimizu se copia a sí mismo una vez más. Fiel a su estilo, compone escenas de cierta tensión, a pesar de que el guión es tan simple y repetitivo que resulta bastante cansino.

3/10
Reincarnation

2005 | Rinne

Sugiura Nagusa, reconocida actriz japonesa, acepta protagonizar una película sobre un sórdido suceso real. Treinta y cinco años atrás, un profesor universitario asesinó a once personas en un hotel y filmó todo lo ocurrido. Durante el rodaje, la actriz sufre horribles pesadillas en las que se convierte en testigo de los asesinatos del profesor. Takashi Shimizu demostró su capacidad para crear atmósferas terroríficas en la saga de La maldición. Esta vez, Shimizu pretende homenajear el ambiente malsano de El resplandor, de Kubrick. Las secuencias del fantasma del niño pondrán los pelos de punta a los espectadores.

3/10
Seres extraños

2004 | Marebito

Masuoka, cámara de televisión obsesionado con captar el terror humano, graba el suicidio de un hombre. Mientras investiga las causas de que éste acabara con su vida, descubre una red de túneles en el metro de Tokio, donde se encuentra con una joven encadenada. El director de La maldición y El grito es el responsable de esta cinta, grabada en vídeo digital, con iluminación natural. Takashi Shimizu recurre constantemente a imágenes impactantes, en ocasiones muy macabras, y describe minuciosamente al protagonista, un tipo con graves problemas psicológicos. El argumento da lugar a varias interpretaciones, y parece más cercano al cine experimental que al de terror.

4/10
El grito (2004)

2004 | The Grudge

Karen, una estudiante estadounidense que estudia trabajo social en Japón, acepta reemplazar a una enfermera de la que nadie sabe nada. Su tarea consiste en acudir a una casa de un barrio residencial, para cuidar a una anciana, también occidental, que se encuentra en estado catatónico. Al llegar, escucha arañazos en la parte de arriba. Decide investigar, pero será testigo de extraños sucesos sobrenaturales. El director japonés Takashi Shimizu debutó con Ju-on: La maldición, que pasa por ser la película más popular del cine de terror oriental. Dice Sam Raimi, el director de Spider-Man, que fue la película de terror que más miedo le ha dado en su vida, y que cuando la vio supo que debía hacerse con los derechos y financiar la versión estadounidense. Le gustaba tanto el original que lo que quería eran exactamente las mismas imágenes con actores occidentales, por lo que finalmente decidió reclutar al mismo director para que rodara una fotocopia de su trabajo, que incluso fue rodada en Japón, es decir, en la misma localización geográfica. Esta vez los protagonistas son Sarah Michelle Gellar, protagonista de la serie de culto Buffy, la cazavampiros, Jason Behr, de la serie Roswell, Clea DuVall y Bill Pullman, que por cierto transmiten la sensación de que hay mucho occidental en Tokio últimamente. El guionista debutante Stephen Susco ha limado algunos defectos del original, aunque mantiene la estructura, formada por dos líneas argumentales, una progresiva hacia delante, y una serie de "flash-backs" que muestran a los visitantes de la casa del pasado. Ciertamente, a pesar de todo, el argumento es bastante ligero (unos espíritus asustan a todo el que entra en la casa), pero mantiene la tensión y los sustos de Shimizu funcionan como un mecanismo de relojería.

6/10
La maldición 2

2003 | Ju-on 2

Hace unos años, The Ring iniciaba en todo el mundo la moda del terror japonés, pues rápidamente le siguieron títulos de éxito como The Eye o Dark Water. El principal mérito de esta moda ha sido crear terror a través de sugerentes imágenes, en lugar de recurrir a la casquería barata de la que se abusa en el género y que en lugar de miedo provocan náuseas a los espectadores. El debut en el largometraje cinematográfico de Takashi Shimizu, La maldición, obtuvo un sorprendente éxito, incluso en nuestro país, con un argumento mínimo, y basándose en la mera sucesión de sustos. Ahora, la secuela incorpora una nueva protagonista, Kyoko Harase, que da vida a una actriz especializada en cine de terror. Pero una vez que se queda embarazada, decide dedicarse a su marido y a su futuro hijo, porque no puede poner el corazón en la interpretación. Mientras piensa si aceptar un nuevo encargo o no, aparece como invitada en un programa televisivo de misterios paranormales, sobre una casa en la que aparecen fantasmas. En la sala de maquillaje del programa empezarán a ocurrir fenómenos extraños. El esquema de esta nueva entrega es muy similar a la anterior, pero el director logra ocultar la evidente falta de presupuesto: los maquillajes están muy trabajados, y crea en cada secuencia al menos la suficiente tensión para que la cinta se siga hasta el final.

4/10
La maldición (Grudge)

2002 | Ju-On: The Grudge

Rika consigue por fin un trabajo, aparentemente fácil, que consiste en cuidar a una anciana desvalida. El problema es que el caserón en el que ésta reside parece propio de una pesadilla y la mujer está atemorizada, pero su enfermedad degenerativa le impide comunicar su situación a los demás. No tardará mucho Rika en descubrir la causa, en el segundo piso, donde encuentra un armario sellado con cinta aislante. En el interior parece haber alguien que quiere salir y que araña las paredes. Cuando la muchacha abre la puerta, encuentra un fantasmagórico niño de aspecto inofensivo, con un gato negro en brazos. De repente, surge una figura de mujer que persigue a Rika. Los agentes de policía advierten que mucha gente desaparece en aquel lugar, por lo que le piden consejo a Toyama, el detective que años atrás investigó el primer suceso relacionado con la casa: un desquiciado asesinó brutalmente a su mujer y a su hijo. El cuerpo del pequeño nunca fue encontrado. Muestra del vitoreado cine japonés de terror que en los últimos años ha producido un aluvión de títulos, a partir del inesperado éxito de The Ring (La señal), el más representativo. Como en aquella, Takashi Shimizu aprovecha el escaso presupuesto, y consigue atemorizar al espectador sin grandes alardes de efectos especiales. Sobre todo, prescinde de los excesos sangrientos que han dado al traste con la mayor parte del cine de terror actual, más preocupado por producir asco que por crear una ambientación terrorífica. En este nuevo regreso al espíritu de las producciones clásicas de terror, el desconocido realizador Takashi Shimizu consigue magníficos sustos encadenados en una trama muy sencilla, que simplemente sirve como excusa. El guión consiste en una sucesión de las experiencias de personajes relacionados entre sí, y que uno tras otro van entrando en la casa donde se centraliza la acción. Y aunque el espectador lógicamente se imagina que en algún momento los personajes serán atemorizados por los espíritus, Shimizu siempre consigue sorprender sacando a los fantasmas por el lugar más inesperado.

4/10
Ju-on: La maldición

2000 | Ju-on

Los Ju-on son fantasmas iracundos, que en esta ocasión le harán la vida imposible a Rika, una impávida muchacha que trabaja cuidando de una anciana, en una casa en la que Freddy Krueger tendría pesadillas. Se los inventó Takashi Shimizu para esta terrorífica película que arrasó en Japón.

4/10
Nicky, la aprendiz de bruja

2014 | Majo no takkyubin

Como manda la tradición de las brujas, al cumplir los 13 años Nicky se ve obligada a abandonar su hogar durante un año entero para desarrollar al completo sus poderes y aprender a usarlos para ayudar a los demás. Montada en su escoba voladora y acompañada por su fiel gato Jiji, Nicky pondrá rumbo a Koriko, un pequeño pueblo costero donde vivirá increíbles aventuras y hará grandes amistades, pero también tendrá que hacer frente a las dificultades de ser una bruja y tener poderes que la hacen diferente del resto de personas.

Reincarnation

2005 | Rinne

Sugiura Nagusa, reconocida actriz japonesa, acepta protagonizar una película sobre un sórdido suceso real. Treinta y cinco años atrás, un profesor universitario asesinó a once personas en un hotel y filmó todo lo ocurrido. Durante el rodaje, la actriz sufre horribles pesadillas en las que se convierte en testigo de los asesinatos del profesor. Takashi Shimizu demostró su capacidad para crear atmósferas terroríficas en la saga de La maldición. Esta vez, Shimizu pretende homenajear el ambiente malsano de El resplandor, de Kubrick. Las secuencias del fantasma del niño pondrán los pelos de punta a los espectadores.

3/10
La maldición 2

2003 | Ju-on 2

Hace unos años, The Ring iniciaba en todo el mundo la moda del terror japonés, pues rápidamente le siguieron títulos de éxito como The Eye o Dark Water. El principal mérito de esta moda ha sido crear terror a través de sugerentes imágenes, en lugar de recurrir a la casquería barata de la que se abusa en el género y que en lugar de miedo provocan náuseas a los espectadores. El debut en el largometraje cinematográfico de Takashi Shimizu, La maldición, obtuvo un sorprendente éxito, incluso en nuestro país, con un argumento mínimo, y basándose en la mera sucesión de sustos. Ahora, la secuela incorpora una nueva protagonista, Kyoko Harase, que da vida a una actriz especializada en cine de terror. Pero una vez que se queda embarazada, decide dedicarse a su marido y a su futuro hijo, porque no puede poner el corazón en la interpretación. Mientras piensa si aceptar un nuevo encargo o no, aparece como invitada en un programa televisivo de misterios paranormales, sobre una casa en la que aparecen fantasmas. En la sala de maquillaje del programa empezarán a ocurrir fenómenos extraños. El esquema de esta nueva entrega es muy similar a la anterior, pero el director logra ocultar la evidente falta de presupuesto: los maquillajes están muy trabajados, y crea en cada secuencia al menos la suficiente tensión para que la cinta se siga hasta el final.

4/10
La maldición (Grudge)

2002 | Ju-On: The Grudge

Rika consigue por fin un trabajo, aparentemente fácil, que consiste en cuidar a una anciana desvalida. El problema es que el caserón en el que ésta reside parece propio de una pesadilla y la mujer está atemorizada, pero su enfermedad degenerativa le impide comunicar su situación a los demás. No tardará mucho Rika en descubrir la causa, en el segundo piso, donde encuentra un armario sellado con cinta aislante. En el interior parece haber alguien que quiere salir y que araña las paredes. Cuando la muchacha abre la puerta, encuentra un fantasmagórico niño de aspecto inofensivo, con un gato negro en brazos. De repente, surge una figura de mujer que persigue a Rika. Los agentes de policía advierten que mucha gente desaparece en aquel lugar, por lo que le piden consejo a Toyama, el detective que años atrás investigó el primer suceso relacionado con la casa: un desquiciado asesinó brutalmente a su mujer y a su hijo. El cuerpo del pequeño nunca fue encontrado. Muestra del vitoreado cine japonés de terror que en los últimos años ha producido un aluvión de títulos, a partir del inesperado éxito de The Ring (La señal), el más representativo. Como en aquella, Takashi Shimizu aprovecha el escaso presupuesto, y consigue atemorizar al espectador sin grandes alardes de efectos especiales. Sobre todo, prescinde de los excesos sangrientos que han dado al traste con la mayor parte del cine de terror actual, más preocupado por producir asco que por crear una ambientación terrorífica. En este nuevo regreso al espíritu de las producciones clásicas de terror, el desconocido realizador Takashi Shimizu consigue magníficos sustos encadenados en una trama muy sencilla, que simplemente sirve como excusa. El guión consiste en una sucesión de las experiencias de personajes relacionados entre sí, y que uno tras otro van entrando en la casa donde se centraliza la acción. Y aunque el espectador lógicamente se imagina que en algún momento los personajes serán atemorizados por los espíritus, Shimizu siempre consigue sorprender sacando a los fantasmas por el lugar más inesperado.

4/10
Ju-on: La maldición

2000 | Ju-on

Los Ju-on son fantasmas iracundos, que en esta ocasión le harán la vida imposible a Rika, una impávida muchacha que trabaja cuidando de una anciana, en una casa en la que Freddy Krueger tendría pesadillas. Se los inventó Takashi Shimizu para esta terrorífica película que arrasó en Japón.

4/10
La maldición (The Grudge)

2020 | The Grudge

Tras perder a su marido, como consecuencia del cáncer, la agente de policía Muldoon trata de sacar adelante en solitario a su hijo. Con su nuevo compañero, Goodman, investiga la aparición de un cadáver en un coche. La víctima provenía de una casa que Goodman conoce muy bien, pues fue el escenario de otro crimen que investigó en su día, y además, allí ocurren fenómenos inexplicables. Y es que años atrás, se mudó al inmueble el matrimonio formado por Peter Spencer y Nina, que esperaba su primer bebé. Nicolas Pesce ha destacado por su originalidad con sus dos primeros trabajos, Piercing y The Eyes of My Mother. Ahora, le han reclutado para un proyecto más convencional, el reinicio de la franquicia compuesta hasta ahora por el subproducto para vídeo Ju-On (La maldición) (2000), su remake para salas de cine, La maldición (Crudge) (2002), y la versión de Hollywood, El grito (2004); las tres –incluso la americana– estuvieron dirigidas por el japonés Takashi Shimizu. El propio Pesce ha escrito el guión con Jeff Buhler, especialista en terror no demasiado solvente, a juzgar por títulos como Cementerio de animales y The Prodigy, cuyo punto flaco precisamente era su libreto. Tampoco en esta ocasión la trama es demasiado sólida, se diría que entrecruza las peripecias de los diversos personajes que han pasado por la casa porque ninguno de ellos da mucho de sí. En realidad, los filmes precedentes tenían el mismo defecto, si bien Shimizu sabía suplir las carencias argumentales a base de sustos bien compuestos, lo que no sabe hacer tan bien su sucesor. Al menos, al realizador se le da bastante bien la ambientación sugerente, y dirigir a los solventes actores de diversos países con los que ha contado. Éstos logran el prodigio de superar el escollo de que, sobre el papel, sus personajes son meros estereotipos. Es el caso de la británica Andrea Riseborough (Muldoon), el mexicano Demián Bichir (Goodman) y la australiana Jacki Weaver (dudosa especialista en eutanasia).

5/10
El grito 3

2009 | The Grudge 3

Una joven japonesa se desplaza hasta Chicago, en donde vive atormentada una familia debido a las horripilantes imágenes de Kayako. La recién llegada dice tener la clave para acabar con la maldición de Kayako y juntos intentarán terminar con la pesadilla. Tercera parte de El grito, una serie de películas nacidas de la idea original de Takashi Shimizu. Ofrece como es sabido imágenes inquietantes del fantasma y parte del terror se basa en incrementar las situaciones de sustos y apariciones inesperadas. Al contrario que en otras entregas, aquí no hay actores demasiado conocidos.

3/10
El grito 2

2006 | The Grudge 2

El grito era la versión americana de La maldición (Grudge), una cinta de terror japonesa de sustos eficaces, que compensaban su escaso argumento. En contra de lo que pudiera parecer, El grito 2 no es un remake de La maldición 2, la secuela japonesa. Takashi Shimizu, responsable de todas las películas de la saga, ha declarado que no hubiera aceptado dirigir una nueva entrega si no se basaba en un guión inédito. Vaya lío, ¿no? Además, existe otra película titulada en España La maldición (Cursed), de Wes Craven que no tiene nada que ver. En cualquier caso, Shimizu ha concebido la película para que la puedan ver espectadores que desconozcan las entregas anteriores. La actriz principal de El grito era Sarah Michelle Gellar, apreciada por los aficionados al cine fantástico, por su trabajo en la serie Buffy, la cazavampiros. La actriz retoma a Karen, su personaje, que esta vez no es la protagonista, sino su hermana Aubrey, encarnada por Amber Tamblyn. La tal Aubrey viaja a Tokio, para ayudar a Karen, poco después de enterarse de que permanece convaleciente en un hospital, tras un incendio que ella misma provocó, en el que murió su novio. A su llegada a la capital japonesa, Aubrey conoce a Eason, un reportero que se pone en contacto con ella para advertirle de que su hermana está amenazada por fuerzas sobrenaturales. También existe una segunda línea argumental paralela, que sigue los pasos de Allison. Ésta es una estudiante estadounidense en Tokio, que se aventura con sus amigas en la casa quemada por Karen, donde ocurrieron sucesos paranormales. Como era de esperar, Shimizu se copia a sí mismo una vez más. Fiel a su estilo, compone escenas de cierta tensión, a pesar de que el guión es tan simple y repetitivo que resulta bastante cansino.

3/10
El grito (2004)

2004 | The Grudge

Karen, una estudiante estadounidense que estudia trabajo social en Japón, acepta reemplazar a una enfermera de la que nadie sabe nada. Su tarea consiste en acudir a una casa de un barrio residencial, para cuidar a una anciana, también occidental, que se encuentra en estado catatónico. Al llegar, escucha arañazos en la parte de arriba. Decide investigar, pero será testigo de extraños sucesos sobrenaturales. El director japonés Takashi Shimizu debutó con Ju-on: La maldición, que pasa por ser la película más popular del cine de terror oriental. Dice Sam Raimi, el director de Spider-Man, que fue la película de terror que más miedo le ha dado en su vida, y que cuando la vio supo que debía hacerse con los derechos y financiar la versión estadounidense. Le gustaba tanto el original que lo que quería eran exactamente las mismas imágenes con actores occidentales, por lo que finalmente decidió reclutar al mismo director para que rodara una fotocopia de su trabajo, que incluso fue rodada en Japón, es decir, en la misma localización geográfica. Esta vez los protagonistas son Sarah Michelle Gellar, protagonista de la serie de culto Buffy, la cazavampiros, Jason Behr, de la serie Roswell, Clea DuVall y Bill Pullman, que por cierto transmiten la sensación de que hay mucho occidental en Tokio últimamente. El guionista debutante Stephen Susco ha limado algunos defectos del original, aunque mantiene la estructura, formada por dos líneas argumentales, una progresiva hacia delante, y una serie de "flash-backs" que muestran a los visitantes de la casa del pasado. Ciertamente, a pesar de todo, el argumento es bastante ligero (unos espíritus asustan a todo el que entra en la casa), pero mantiene la tensión y los sustos de Shimizu funcionan como un mecanismo de relojería.

6/10

Últimos tráilers y vídeos