IMG-LOGO

Biografía

Thekla Reuten

Thekla Reuten

44 años

Thekla Reuten

Nació el 16 de Septiembre de 1975 en Bussum, Noord-Holland, Holanda
Filmografía
La monja guerrera

2020 | Warrior Nun | Serie TV

Adaptación serial de un cómic de Ben Dunn, ejercicio de “teología ficción”, que por supuesto tiene mucho más de ficción que de teología, y que se beneficia del uso de la imaginería católica, siempre vistosa, iglesias, cruces, cirios, altares, hábitos monjiles, sotanas y prendas cardenalicias. Tiene como showrunner a Simon Barry, especializado en títulos de fantaterror modernillos, como Van Helsing. Arranca la trama en Andalucía, donde acaba de fallecer la huerfanita Ava, de 19 años, que se había criado con las monjas. En plenos preparativos funerarios en una iglesia, se produce un asalto de unos tipos extraños que quiere robar un objeto, que es escondido en el cuerpo de Ava. Se trata de un aura de ángel, o algo así, que la va a resucitar proporcionándole poderes extraordinarios. Sea como fuere, los asaltantes terminan a palos con un comando de monjas guerreras, mientras Ava se desliza por las calles descubriendo que en su nueva situación un atropello puede doler, pero sin embargo sobrevive al mismo sin problemas. Acción, trazos fantásticos y esotéricos, adolescente tratando de situarse en la vida. Se supone que son elementos capaces de encandilar al público juvenil. Sin embargo el que escribe estas líneas tiene el máximo respecto hacia el espectador joven, y duda bastante que le puedan tomar el pelo con puro efectismo, y voz en off de la perpleja protagonista, la actriz portuguesa Alba Baptista. Otro de los secundarios “de prestigio” es también luso, Joaquim de Almeida. Se nota que Netflix aprovecha su implantación internacional para configurar repartos la mar de variopintos.

4/10
Gorrión rojo

2018 | Red Sparrow

Cuando la joven Dominika Egorova se rompe la pierna en plena actuación en el Teatro Bolshoi, su carrera de bailarina queda definitivamente truncada. Su situación económica, con su padre fallecido y su madre impedida, pasa rápidamente a ser muy delicada. Por suerte, su tío Vania, alto funcionario del servicio secreto ruso, ve en su sobrina un gran potencial para servir a los intereses del estado y le propone colaborar con él. Acabará ingresando así en la llamada escuela de Gorriones, agentes especializados en la seducción de sus víctimas. Adaptación de la novela homónima de Jason Matthews, que durante más de treinta años trabajó como agente de la CIA. Aunque con hechuras modernas, Gorrión rojo bebe de esa experiencia y tiene ese sabor añejo de las películas de espías de otra época, cuando americanos y rusos jugaban al ajedrez de las relaciones internacionales, desarrollaban implacables programas para reclutar agentes, sacrificaban peones sin dudarlo u ocultaban agentes dobles entre las filas enemigas. En este sentido, sin ser memorable el film cumple con el cometido de entretener y atrapar al espectador, que seguirá el itinerario de la protagonista sin pestañear. Pero estamos ante una película moderna (aunque algún extraño anacronismo hay) y por lo que se ve eso ha de tener sus inevitables concesiones. Por varios motivos, Gorrión rojo emparenta claramente con un film coetáneo protagonizado por Charlize Theron, Atómica. Al tirón de las actrices y la temática del espionaje entre las dos potencias se suma aquí especialmente el morboso tratamiento del sexo, tan insistente y gráfico que llega a ser desconcertante sobre todo en la primera mitad del metraje. Por supuesto hay también violencia, aunque en este caso menos espectacular, y por eso quizá más dura, más veraz. Es otro de los puntos en los que la trama tiene un mayor sesgo hacia el film clásico, menos efectista, aunque eso no quita que el guionista Justin Haythe (Revolutionary Road) simplifique la historia, juegue al despiste y también se guarde el conveniente as en la manga. Entre otras cosas, le sirve para ello un actor como la copa de un pino, el belga Matthias Schoenaerts, que compone magníficamente al maquiavélico agente ruso tío de la protagonista. Por lo demás, con ritmo sostenido el director Francis Lawrence usa bien sus armas para mantener el interés durante el amplio metraje, la primera de las cuales es la actriz con quien comparte apellido, Jennifer Lawrence, a quien ya dirigió en varias películas de la saga de Los juegos del hambre. Pese a su juventud, vuelve a llamar la atención su madurez frente a las cámaras y su capacidad de transmitir estados de ánimo y credibilidad, en este caso con su personaje de Dominika, una mujer preparada meticulosamente para convertirse en un tipo de agente secreto experto en manipular sexualmente a sus víctimas. Su némesis, el agente norteamericano Nate Nash, es más convencional pero está a la altura gracias sin duda al también carismático Joel Edgerton. Funciona más o menos el “feeling” entre ellos, aunque justo es reconocer que su fulgurante conexión no deja de tener algo de “deus ex machina”. Quizá algún titubeo hubiera sido más efectivo. El resto de secundarios cumple, con mención especial para Jeremy Irons.

5/10
Sin respiro (Restless)

2012 | Restless | Serie TV

Hotel Lux

2011 | Hotel Lux

El americano

2010 | The American

La “profesión” de Jack es la muerte. Puede que tenga que apretar el gatillo, o bien aplicar su talento artesanal en la fabricación de un arma letal. “Complicaciones” en su último “trabajo” le llevan a ocultarse en un recóndito pueblo de los Abruzzos italianos, donde debe aguardar instrucciones para su próxima misión. Y en efecto, recibe el encargo de poner a punto un sofisticado rifle desmontable. Lo que coincide con una evidente crisis vital, Jack no puede seguir ignorando las consecuencias de sus acciones, viene a recordárselo el contacto humano con una “profesional de la carne” –la prostituta Clara– y un “profesional del espíritu” –el anciano sacerdote Benedetto–. El fotógrafo holandés Anton Corbijn, responsable de numerosos cortos y videoclips, sorprendió con Control, su debut en el largo, un atinado biopic del vocalista de Joy Division Ian Curtis. Aquí el cambio de género es radical, pero no el punto de vista moral, el protagonista anda a la búsqueda de su personal camino a la redención. Resulta curioso y audaz el enfoque del film, pues algo tiene de western en entorno europeo la película, e incluso hay una mención explícita a Hasta que llegó su hora de Sergio Leone, un italiano. El personaje de George Clooney –también productor de la cinta–, como el de Henry Fonda, es lacónico, hay que adivinar sus pensamientos, el hastío vital que le consume, la felicidad que sin reconocerlo anhela; pero ahí terminan los puntos en común, donde en Leone abunda el efectismo operístico, en Corbijn hay una sobriedad de corte existencialista. Ello para apuntar los secretos que albergan todas las personas, su común condición de pecadoras. Una película como ésta exige un ‘tempo’, y que las relaciones humanas funcionen, aunque el intercambio verbal sea mínimo. A este respecto el film de Corbijn funciona, y sabe envolverlo todo en el paisaje severo de los Abruzzos, con una atinada partitura del alemán Herbert Grönemeyer. La pena es el desenlace. Quizá no había demasiadas opciones, pero sabe un poco a torpe el recurso a la procesión y el remate final en el río.

6/10
Tregua

2009 | Waffenstillstand

Los alemanes se suman al subgénero bélico de la guerra de Irak. Lo hacen con una acción minimalista, pero perfectamente aprovechada, que sirve para hacerse una idea bastante completa del caos que reina en el país del Tigris y Éufrates.Sin lo que sepa nadie, se ha decretado un alto al fuego de 24 horas alrededor de la ciudad de Falluyah. El doctor Alain y la enfermera Kim quieren aprovechar esta circunstancia para acudir al hospital en busca de los medicamentos que les faltan, necesarios para atender a las víctimas de la guerra. Como no cuenta con permiso para moverse, se sirven de la "pantalla" de dos reporteros de la televisión alemana que buscan una exclusiva.Lancelot von Naso maneja bien el "tempo" de la narración, jugando con la tensión de los ataques que pueden producirse en cualquier momento, pero sin abusar de tal juego. Y pinta bien el microcosmos humano de cinco personajes, muy bien interpretados, cada uno con sus inquietudes: la enfermera inquieta y enérgica, que quiere ayudar a toda costa; el médico veterano ya algo cansado de arrimar el hombre; el reportero joven y ambicioso, con ciertos ideales; el cámara con experiencia, que no desea arriesgarse más de lo necesario; y el conductor de la furgoneta en que se desplazan, un nativo.El cuadro que se entrega es equilibrado, se plantean las responsabilidades de los ocupantes y de los insurgentes, vemos con horror cómo el odio está instalado incluso en los niños, y que los ataques americanos no son muy precisos que digamos.Merece especial mención la resolución, sencilla y brillante, que justifica narrativamente la muerte de un personaje que se ha hecho querer.

7/10
Escondidos en Brujas

2008 | In Bruges

El inglés de padres irlandeses Martin McDonagh escribe y dirige esta singularísima película, que supone también un más que correcto debut cinematográfico. McDonagh demuestra sobre todo un gran dominio a la hora de concebir escenas y perfilar a los personajes, no en vano es un dramaturgo de prestigio –galardonado dos veces con el premio Olivier y cuatro veces nominado al Tony–, cuyas obras han sido estrenadas en más de 40 países. Dos asesinos a sueldo van a pasar unos días a la ciudad de Brujas tras realizar su último trabajo. La idea es que esperen allí la llamada de su jefe. Mientras que Ray (Colin Farrell) se siente absolutamente fuera de lugar y no puede evitar los remordimientos terribles provocados por su último ‘trabajito’, su compañero Ken (Brendan Gleeson) está encantado con el arte y la belleza de la célebre ciudad medieval. Y así pasan los días: Ray entablará amistad con una bella chica llamada Chloë y Ken sentirá que ese ambiente cultural serena su mente y su alma. El tono de la película un poquito desconcertante, para bien y para mal. Y es que, si los protagonistas se encuentran fuera de lugar en Brujas –un continuo leitmotiv del guión–, el espectador puede sentirse igualmente perdido al no saber si tomarse en serio o en broma la historia, pues McDonagh busca un casi imposible equilibrio entre comedia y thriller. Hay momentos hilarantes logrados, pero éstos siempre surgen de situaciones nada cómicas, sino más bien patéticas, excesivas, que definen perfectamente el carácter perdedor de los personajes. El resultado es algo así como una tragicomedia negra que remite en parte al cine de Quentin Tarantino o Guy Ritchie, aunque sin su disparatado surrealismo. Aquí es todo mucho más sosegado, y también más gris y tristón. Y McDonagh rueda con un estilo mucho más clásico y contemplativo, recreándose en la fabulosa fotografía de Eigil Bryld y en las bellísimas localizaciones de Brujas, un lugar que parece verdaderamente parado en el tiempo. Este aire reposado de la espera, y el estado taciturno que despiden los personajes a lo largo de los días, crea situaciones improbables a priori, como la de que dos asesinos se pregunten por el más allá, por el bien y el mal, por Dios y por el castigo de sus pecados. Y sobre todo que lo hagan en serio, sin el sarcasmo que aportaría un Tarantino, por seguir con el ejemplo. En el aspecto artístico destaca mucho Colin Farell, cada vez más alejado de los papeles de chulito que le han dado fama. Su personaje sufriente recuerda tremendamente al de Cassandra's Dream, pues también aquí tiene serios problemas de conciencia debido a sus actos pasados. Y hay que hacer mención a la extraordinaria música de Carter Burwell, que es de lo mejorcito que se puede escuchar hoy en día.

6/10
En tránsito

2008 | In Tranzit

Cuando acaba la II Guerra Mundial, un grupo de prisioneros alemanes es enviado por error a un campo de concentración en la Unión Soviética. Allí tse encuentran recluidas en situación de tránsito unas cuantas mujeres rusas que fueron víctimas del terrible asedio de Leningrado por los alemanes. Los prisioneros tendrán que enfrentarse al odio de las mujeres y a las crueldados del jefe del campo, Pavlov. Cuidada producción ruso-británica cuya historia viene a engrosar los sucesos, no siempre ejemplares, que ocurrieron inmediatamente después del fin de la Segunda Guerra Mundial, cuando la venganza y el odio pugnaban con la miseria moral. Aunque entre esos escombros también es posible que surja el amor, que haya personas de ambos bandos que sean capaces de mirarse con compasión y humanidad. El reparto del film es de campanillas, con un cuarteto de actores bien conocidos, pero en donde destaca el trabajo de Vera Farmiga.

6/10
Los inmortales: el origen

2007 | Highlander: The Source

En un futuro cercano, Duncan McLeod, acompañado de su esposa mortal, busca El Origen. Así se conoce al lugar de donde surgieron los Inmortales. Quinta entrega del film que protagonizó en su día Christopher Lambert, que interpretaba a Connor McLeod. Como los años no pasan en balde, el actor ha cedido el papel estelar a Adrian Paul, que encarna a su discípulo Duncan, que era el héroe de la serie televisiva sobre los personajes. Dirige Brett Leonard (El cortador de césped).

2/10
La Calle de las Rosas

2003 | Rosenstrasse

Los Weinstein, una familia judía en Estados Unidos. Acaba de morir el padre de Hannah, y su madre, Ruth, está sumida en una profunda tristeza, que le lleva a organizar las ceremonias fúnebres de acuerdo con las costumbres del más ortodoxo judaísmo. Además, Ruth se muestra muy frío con Luis, el novio gentil de Hannah. A este extraño comportamiento se suma la noticia, desconocida para Ruth, de la existencia de una tía, que le habla de cómo una mujer aria, Lena, ayudó a su madre, entonces una niña, a escapar de las garras de los nazis en 1943. Intrigada, y sabedora de que Lena vive, Hannah viaja a Berlín y se hace pasar una historiadora. Sabrá así de primera mano del pasado infantil de su madre, entrelazado con el de Lena, una pianista de familia aristocrática, casada en aquella época con un judío virtuoso del violín. Lena, que hace esfuerzos ímprobos por lograr la liberación de su marido, retenido por la Gestapo, adoptará temporalmente a la pequeña Ruth, cuya madre también está encerrada en las instalaciones de la Rosenstrasse, la Calle de las Rosas. Inspirada película de la alemana Margarethe von Trotta, que al parecer buscó financiación para este personal proyecto durante más de diez años. La trama se basa en hechos reales, lo que prueba que aún quedan muchas historias interesantes que contar en torno al antisemitismo nazi. Aquí se aborda el problema de los matrimonios mixtos (judío y aria, o viceversa), que produjo la quiebra de muchas familias, produciendo todo tipo de angustias, con reacciones que conducían a hacer lo que fuera para lograr volver a reunirse con los seres queridos, o, por debilidad, abandonarlos a su suerte, incluso por el camino del divorcio. La protesta en la Rosenstrasse berlinesa es auténtica, y permite hacer un sugerente juego de palabras, pues las mujeres que aguantaron a pie de calle durante días la presión nazi -no había hombres, pues éstos estaban en el frente-, velando por sus familiares, las convierte ciertamente en hermosas “rosas”. Aunque al principio chocan un poco las idas y venidas narrativas al pasado y al presente, lo cierto es que von Trotta logra casar ambos hilos argumentales, retroalimentando el interés de cómo concluirán uno y otro. Con exquisito clasicismo, magnífica reconstrucción de época, e inteligente uso de la música, se pintan bien los distintos dramas personales y sus dilemas, con una interesante galería de personajes, a través de los cuales salen a flote comportamientos y actitudes muy generosos, de esos que devuelven la confianza en la persona humana. Los actores están muy bien, no es extraño que Katja Riemann fuera premiada como mejor actriz en el Festival de Venecia.

7/10
Gemelas

2002 | De tweeling

1926. Dos hermanas mellizas, Anna y Lotte Bamberg, son cruelmente separadas al quedar huérfanas. La primera va a vivir con unos parientes pobres de Alemania, campesinos, que la explotan en las faenas del campo y la declaran deficiente mental. La otra, aquejada de tuberculosis, se afinca con la familia lejana, acomodada, y sale adelante en Holanda con una esmerada educación. Lo triste del caso es que sus familias las mantienen incomunicadas, y esta forzada separación, unida a los avatares de la historia, ascenso del nazismo incluido, transforma su natural cariño en falta de entendimiento. Emotiva adaptación de la novela de Tessa de Loo, que combina bien pasado y presente, este film holandés fue candidato al Oscar een 2003. El director Ben Sombogaart demuestra su dominio del raro arte del matiz, el saber definir a los personajes, no condenarlos ni absolverlos de modo absoluto. Se aborda así con sensibilidad la persecución de los judíos, y cómo muchos se vieron atrapados en las redes de la historia, véase el marido, oficial de la SS, de Anna. El dilema entre rencor y perdón se salda en un digno final, lejano a toda tentación de sensiblería.

6/10

Últimos tráilers y vídeos