IMG-LOGO

Biografía

Charlotte Rampling

Charlotte Rampling

74 años

Charlotte Rampling

Nació el 05 de Febrero de 1946 en Sturmer, Essex, Inglaterra, Reino Unido

Premios: 0 Oscar (más 3 premios y 1 nominaciones)

La mirada

14 Abril 2014

La mirada felina y penetrante de sus ojos azul grisáceo ha hecho historia. Aunque el centenar de títulos que componen su filmografía son muy variados, Charlotte Rampling se distingue por rebuscar papeles especialmente complicados y controvertidos en películas oscuras.

Nacida el 5 de febrero de 1946 en Sturmer (Essex), Tessa Charlotte Rampling tiene como progenitores a una pintora que le transmitió el amor por el arte, y a un medallista olímpico que después llegó a coronel en el ejército. Cuando tenía 9 años, a su padre le destinaron a Francia, donde se mudó toda la familia. "Recuerdo que asistí a la Academia para jovencitas Juana de Arco, de Versalles. No sabía hablar francés y no había nadie para ayudarnos. Durante casi un año estuve sentada en la clase de una horrible profesora, sin entender nada de nada".

Tenía una hermana mayor, Sarah, que se suicidó en Buenos Aires en 1966, lo que le causó una enorme conmoción, pues estaba muy unida a ella. Aunque su rígido progenitor le prohibió dedicarse a la canción, por miedo a que se convirtiera en una fracasada, finalmente le permitió que iniciara una carrera como modelo cuando tenía 17 años.

Aparecía por vez primera en la gran pantalla, muy brevemente, como una esquiadora acuática en El knack... y cómo conseguirlo, de Richard Lester. Justo después le asignaron uno de los papeles principales de La solterona retozona, de Silvio Narizzano, donde era la compañera de piso de Lynn Redgrave.

En la primera etapa de su carrera, Charlotte Rampling encarnó a una mercenaria en la serie británica Los vengadores, y a la hija de un oficial colonialista en la cinta de aventuras La leyenda de un valiente. Pronto, obtuvo un enorme prestigio, tras encarnar a la esposa de un empresario del acero obligado a abandonar Alemania, durante la ascensión nazi, en La caída de los dioses, del maestro Luchino Visconti.

A lo largo de los años, Rampling se ha caracterizado por elegir papeles poco convencionales. Llamó la atención como superviviente del Holocausto, que inicia una relación sadomasoquista con su antiguo carcelero nazi, en la controvertida El portero de noche, de Liliana Cavani, en la que volvía a coincidir con su compañero de reparto en el citado film de Visconti Dirk Bogarde, que apodó a la actriz "La mirada". Fue también la esposa de un diplomático, que mantiene una relación sexual con un gorila en la surrealista Max, mi amor, de Nagisa Oshima.

"Mi madre hubiera preferido para mí papeles en películas como Una habitación con vistas, y cosas así", comentó en una ocasión la actriz. "Pero nunca le hice caso. Prefiero leer un libro antes que hacer una película bonita".

Con el tiempo ha rodado numerosos títulos, algunos de época que sí habrían apasionado a su madre, pues fue la aristócrata antepasada de Lady Di, madre de Keira Knightley, en La duquesa, y la tía de la protagonista, Helena Bonham Carter, en Las alas de la paloma. Entre sus papeles más convencionales también destacan la hermana de un estadounidense expatriado, en Un taxi malva, la bióloga de Orca, la ballena asesina, la adivina gitana junto a Mickey Rourke y Robert De Niro, de El corazón del ángel, o la inquietante maestra de un orfanato que no es lo que parece en Nunca me abandones.

Realiza un trabajo especialmente memorable como la mujer que traiciona a Paul Newman en Veredicto final. Woody Allen le confió el papel de la ex novia problemática de su personaje en la 'felliniana' Recuerdos.

Durante los últimos años, Rampling se ha convertido en la actriz fetiche del peculiar cineasta galo François Ozon, que la ofreció el papel protagonista de Bajo la arena, en la que fue una profesora que se desintegra tras la desaparición de su marido, y de Swimming Pool (La piscina), donde interpreta a una escritora de éxito cuya tranquilidad se va al traste por culpa de la joven hija de su editor. Mucho tiempo después, el realizador recurrió a ella para un papel corto con peso en el desenlace, la esposa de uno de los clientes de la joven prostituta protagonista, en Joven y bonita.

Aunque suele rodar en Francia, donde sigue teniendo fijada su residencia, participa habitualmente en títulos de diversas nacionalidades. Rodó en España Caótica Ana, de Julio Medem, donde fue la mecenas de una escuela alternativa para jóvenes artistas.

En los últimos tiempos, Charlotte Rampling ha continuado haciendo un poco de todo. Ha sido una psicóloga amiga del protagonista (David Morrissey), en la desastrosa Instinto básico 2: adicción al riesgo, la hermana de un poeta en Tren de noche a Lisboa, y una doctora en la serie Dexter. Sigue siendo musa de directores transgresores de vanguardia, pues interpretó a la madre de Kirsten Dunst, en Melancolía, de Lars Von Trier.

Divorciada del actor y publicista Bryan Southcombe, se unió al célebre compositor Jean-Michel Jarre, con el que también rompió aunque al cabo de los años llegó la reconciliación. La actriz tuvo un hijo con cada uno de ellos, el primero de los cuáles, Barnaby Southcombe, la dirigió en el thriller I, Anna, de 2012. "Siempre he procurado no comportarme como una diva, y ponerme al servicio de mis directores. Con mi hijo traté de hacer lo mismo, dejar que él me manejara", declaró la intérprete.

Oscar
2016

Nominado a 1 premio

Ganador de 1 premio

  • Copa Volpi a la mejor actriz Hannah

Ganador de 1 premio

  • Oso de Oro honorífico

Ganador de 1 premio

  • Oso de Plata a la Mejor Actriz 45 años
Filmografía
Last Words

2020 | Last Words

2085. Ya no hay electricidad o máquinas sobre la Tierra. El planeta es un vasto desierto. Los cultivos ya no crecen. No han nacido niños en los últimos diez años. Para los últimos supervivientes que tienen la fuerza para escucharlo, suena una misteriosa "Llamada": encuentro en Atenas. Jo, nuestro narrador, un chico de 17 años de origen africano, se convertirá en el último cineasta, el último testigo de los últimos hombres sobre la tierra. A través de las carreteras abandonadas de Europa que conducen a Atenas, Jo lleva consigo un tesoro enigmático: múltiples rollos de película, todos con la inscripción "Cineteca di Bologna".

Gorrión rojo

2018 | Red Sparrow

Cuando la joven Dominika Egorova se rompe la pierna en plena actuación en el Teatro Bolshoi, su carrera de bailarina queda definitivamente truncada. Su situación económica, con su padre fallecido y su madre impedida, pasa rápidamente a ser muy delicada. Por suerte, su tío Vania, alto funcionario del servicio secreto ruso, ve en su sobrina un gran potencial para servir a los intereses del estado y le propone colaborar con él. Acabará ingresando así en la llamada escuela de Gorriones, agentes especializados en la seducción de sus víctimas. Adaptación de la novela homónima de Jason Matthews, que durante más de treinta años trabajó como agente de la CIA. Aunque con hechuras modernas, Gorrión rojo bebe de esa experiencia y tiene ese sabor añejo de las películas de espías de otra época, cuando americanos y rusos jugaban al ajedrez de las relaciones internacionales, desarrollaban implacables programas para reclutar agentes, sacrificaban peones sin dudarlo u ocultaban agentes dobles entre las filas enemigas. En este sentido, sin ser memorable el film cumple con el cometido de entretener y atrapar al espectador, que seguirá el itinerario de la protagonista sin pestañear. Pero estamos ante una película moderna (aunque algún extraño anacronismo hay) y por lo que se ve eso ha de tener sus inevitables concesiones. Por varios motivos, Gorrión rojo emparenta claramente con un film coetáneo protagonizado por Charlize Theron, Atómica. Al tirón de las actrices y la temática del espionaje entre las dos potencias se suma aquí especialmente el morboso tratamiento del sexo, tan insistente y gráfico que llega a ser desconcertante sobre todo en la primera mitad del metraje. Por supuesto hay también violencia, aunque en este caso menos espectacular, y por eso quizá más dura, más veraz. Es otro de los puntos en los que la trama tiene un mayor sesgo hacia el film clásico, menos efectista, aunque eso no quita que el guionista Justin Haythe (Revolutionary Road) simplifique la historia, juegue al despiste y también se guarde el conveniente as en la manga. Entre otras cosas, le sirve para ello un actor como la copa de un pino, el belga Matthias Schoenaerts, que compone magníficamente al maquiavélico agente ruso tío de la protagonista. Por lo demás, con ritmo sostenido el director Francis Lawrence usa bien sus armas para mantener el interés durante el amplio metraje, la primera de las cuales es la actriz con quien comparte apellido, Jennifer Lawrence, a quien ya dirigió en varias películas de la saga de Los juegos del hambre. Pese a su juventud, vuelve a llamar la atención su madurez frente a las cámaras y su capacidad de transmitir estados de ánimo y credibilidad, en este caso con su personaje de Dominika, una mujer preparada meticulosamente para convertirse en un tipo de agente secreto experto en manipular sexualmente a sus víctimas. Su némesis, el agente norteamericano Nate Nash, es más convencional pero está a la altura gracias sin duda al también carismático Joel Edgerton. Funciona más o menos el “feeling” entre ellos, aunque justo es reconocer que su fulgurante conexión no deja de tener algo de “deus ex machina”. Quizá algún titubeo hubiera sido más efectivo. El resto de secundarios cumple, con mención especial para Jeremy Irons.

5/10
The Little Stranger

2018 | The Little Stranger

La historia del Dr. Faraday, hijo de una criada, que ha conseguido una vida tranquila y respetable como médico en un pueblo. Durante el largo y caluroso verano de 1948 acude por motivos profesionales a Hundreds Hall, donde su madre trabajó hace tiempo. Hace más de dos siglos que la mansión pertenece a la familia Ayres, pero ya no es lo que era y sus habitantes (madre, hijo e hija) viven atormentados por algo mucho más amenazante que un modo de vida moribundo. Al aceptar a su nueva paciente, el Dr. Faraday no se imagina la profunda e inquietante forma en la que el destino de esta familia está a punto de entrelazarse con el suyo.

Valley of the Gods

2018 | Valley of the Gods

Voyez comme on danse

2018 | Voyez comme on danse

Vaya lío de familia... Julien nota que alguien le sigue todo el tiempo. Alex, su hijo, se acaba de enterar de que Eva, una estudiante de 17 años, no le ha dicho que va a ser padre. La madre de Eva, Vero, a quien nunca le ha ido bien en la vida, se imagina robándole a las ancianas para criar al futuro bebé. A Elizabeth, cuyo marido, Bertrand, se acaba de esfumar, la policía le registra su casa. Lucie, harta de la paranoia de su marido, Julien, está al borde de la crisis matrimonial. Serena, la amante de Julien, piensa que éste le miente. Julien no sabe que Serena le miente también. Loic, el hijo mayor de Vero, el único normal de la familia, no es tan normal como parece. Sin olvidar a otra persona, siempre presente aunque no se la vea...

Hannah

2017 | Hannah

Una película de difícil digestión, con escasas palabras y ritmo parsimonioso, lento hasta la exasperación, donde se nos entregan piezas aparentemente inconexas de un puzzle que nos ayuden a entender a la anciana del título, Hannah, una mujer sola, que tiene a su marido en prisión. Con un riesgo casi experimental, el director y coguionista Andrea Pallaoro invita al espectador a meterse en la piel de este ser solitario y sufriente, a la que todavía mueve algo parecido al amor, y a la que toca pasar por la agonía de no encontrar correspondencia, aquellos en los que vuelca su capacidad amorosa, le cierran las puertas con frialdad o sentido justiciero donde no hay espacio para la compasión. Se trata de una película ardua y nada complaciente, en que no se desea dar las cosas argumentalmente mascadas al espectador, se juega muy a conciencia con la sugerencia, y se invita a presentir lo que ha pasado en el seno de una familia para que haya terminado hecha añicos entre la deseperanza, el cinismo y el rechazo. A Charlotte Rampling le toca sacar adelante el reto de estar en casi todos los planos de la película, en situaciones incomprensibles, al menos inicialmente, como su intervención en un grupo de teatro que se diría una especie de terapia de grupo, donde los componentes emiten chllidos extraños. Esto y otras situaciones acaban teniendo una explicación, pero la experiencia puede agotar, con planos tan prolongados como aquel en que se funde la bombilla de una lámpara, un personaje la desenrosca, va a a buscar otra, la saca de su caja, y la enrosca hasta que prende, quizá un símbolo de algo, pero que puede acabar con la paciencia del espectador mejor dispuesto. La fotografía y la composición de los planos, orquestadas con Chayse Irvin están, en cualquier caso, muy cuidadas, y ayudan a construir esa vida cotidiana que se ha convertido, sino en un infierno, sí como mínimo en un purgatorio que se alarga demasiado y ante el que sólo cabe resignación.

5/10
El sentido de un final

2017 | The Sense of an Ending

Tony Webster es un tipo jubilado y solitario, que regenta una tiendecita de cámaras fotográficas Leika de segunda humana. Divorciado, con una hija embarazada que quiere ser madre en solitario, acepta a regañadientes acompañarla a sesiones prenatales que suponen algo parecido a un incordio. Su organizada vida sufre una sacudida cuando recibe una carta que le obliga a repensar su pasado, el amor de su juventud Veronica, y la relación de camaradería juvenil con varios amigos, entre ellos el recién llegado Adrian Finn, que supone un desafío intelectual, también para su profesor, cuando plantea cuestiones como la posibilidad real de escribir historia, o que, siguiendo a Albert Camus, “la única cuestión filosófica seria es la del suicidio”. Adaptación de la novela homónima de Julian Barnes, galardonada con el Booker Prize en 2011, y que ha sido convertida en guión por el autor teatral Nick Payne, que prestó su talento dramático al apuntalamiento de los libretos de la celebrada serie televisiva The Crown. Frente a la estructura de la obra original, dos partes, la juventud y la senectud sacudida por la carta que revela la existencia de un misterioso diario, se ha optado con inteligencia por alternar el presente con adecuados flashbacks que permiten incidir en la juventud de Tony Webster. En tal sentido tiene fuerza el tono evocador de la época estudiantil, en que uno se hace las grandes preguntas y todo se vive con más intensidad, aunque quizá ese amor juvenil por Veronica y cierta atracción por la madre Sarah queda un tanto desdibujado, si bien es cierto que los simples trazos recogidos sirven para hacerse cargo de una mezcla de timidez, morbo y frustración. En cualquier caso el director indio Ritesh Batra, que mostró sensibilidad para atrapar el mundo interior de sus personajes en The Lunchbox, se las compone para manejar bien las idas y venidas en el tiempo, y bucear en el alma del protagonista, obligado a mirar a su propia historia y a no conformarse con un simple recuerdo más o menos enterrado, sino a afrontarlo, digerirlo, es necesario cicatrizar heridas, madurar, saber ver más allá de las propias narices, para vivir el aquí y ahora, encontrar sentido, aunque sea, como reza el título, al final. La película se beneficia de una gran interpretación de Jim Broadbent en el rol protagonista, que sabe dotar a su egocéntrico personaje de humanidad, crear empatía aunque sus defectos y miedos sean patentes. Todos los demás actores están muy bien, pero está claro que de algún modo giran alrededor de él, es a Tony a quien le toca crecer, hacer su particular viaje interior para luego poder mirar con paz al exterior, a las personas que le rodean.

6/10
Euphoria

2017 | Euphoria

Las hermanas Emilie y Ines Thompson se reencuentran después de un tiempo en que habían perdido el contacto. Ambas se dirigen a un lugar innombrado, ubicado en medio de un bosque de un desconocido país europeo. Ines se deja llevar por su hermana. Cuando llegan al idílico paraje Inés conocerá la verdad: Emilie está enferma y en aquella institución piensa pasar los últimos días de su vida antes de morir. Una película bastante deprimente, que aporta muy poco. Somos testigos de las discusiones y tiranteces entre hermanas y el pasado saldrá a la luz. Pero el guión de la también directora Lisa Langseth no resulta en ningún momento estimulante y el lineal desarrrollo no ayuda a generar empatía por lo que estamos viendo. El film trata del suicidio indoloro, la eutanasia en toda regla, pero es incomprensible que se eludan reflexiones sugerentes y apenas sucedan hechos relevantes, al margen de unas cuantas lágrimas por aquí y por allá. El conjunto se salva el desastre completo porque las dos actrices protagonistas, Alicia Vikander y Eva Green, tienen sobrado oficio para hacer bien su trabajo. Pero la película es del todo decepcionante.

3/10
45 años

2015 | 45 Years

Kate y Geoff Mercer son un matrimonio septuagenario, sin hijos. Viven una existencia tranquila, feliz, en un chalet a las afueras de un pueblo. Se disponen a celebrar una fiesta por el 45 aniversario de su boda, a la que invitarán a los amigos más queridos. Pero cinco días antes Geoff recibe una carta que le desestabiliza emocionalmente: una antigua novia que murió en la montaña antes de que él y Kate se conocieran, ha sido encontrada congelada en el hielo, intacta, en Suiza. Interesante y, a su modo, conmovedora película que invita a reflexionar sobre el amor, la convivencia matrimonial y la intimidad del corazón humano. Tras dos filmes anteriores de temática gay, el guionista y director británico Andrew Haigh (Weekend) cambia de registro y sorprende con este cuidado drama intimista, adaptación de un relato corto de David Constantine, donde se muestra tremendamente hábil para introducir cuestiones de calado: ¿Es posible la comunión real de corazones, el amor conyugal perfecto? ¿La fidelidad es cosa del tiempo, o tiene que ver más con la interioridad, con la pureza del corazón, con la entrega de la intimidad? Filmada con elegancia, el gran mérito de Haigh en 45 años es desarrollar con enorme sutileza el impacto de la noticia, de modo que es con el paso de los días, de las reflexiones, de los detalles que se precipitan, cuando las proporciones del acontecimiento empiezan a ser alarmantes. Los preparativos de la fiesta siguen adelante, las rutinas continúan pero el corazón de la protagonista siente poco a poco que algo empieza a ocupar demasiado espacio, como una marea que su mente no puede parar y que le genera cada vez más dudas, le pide más certezas, más respuestas. La amenaza de emborronar medio siglo de convivencia empieza a impregnar cada momento, cada gesto, cada mirada. Está bien retratada la vida jubilada de un acomodado matrimonio septuagenario. Kate pasea al perro, hace voluntariado, ambos van al pueblo, se ríen, conversan, se miran y se dejan su espacio. Es cierto que también se olfatea una leve distancia, algo que no se sabe si es fruto de la flema y el individualismo británico o consecuencia de la enfermedad padecida por Geoff, e incluso puede que el director buscara con ello a conciencia contar la realidad de esas dos almas, como si esa falla interior fuera tan solo la punta de un enorme iceberg. ¿No es toda la película una metáfora sobre la incapacidad de comunión conyugal? Los dos actores principales están soberbios, y han ganado merecidos premios por su interpretación. Pero, sin restar mérito a Tom Courtenay (La soledad del corredor del fondo), es una inconmensurable Charlotte Rampling quien lleva el peso de toda la película; es con ella con quien se viven los acontecimientos, con quien se duda, con quien se teme. Y transmite un mundo con su mirada, como demuestra la portentosa escena del desván.

6/10
London Spy

2015 | London Spy | Serie TV

Londres. Danny, un joven gay, conoce a Alex en una etapa de su vida en que se encuentra muy próximo a la desesperación. Un gesto de afecto le conmueve, quiere conocerle más, está enamorado. Pero el otro no puede ser más distinto y dice que no siente esa inclinación homosexual. A pesar de todo pasan tiempo juntos, y el carácter extrovertido del caótico Danny hace bien al enigmático y reservado Alex, y viceversa. Acaban acostándose incluso, y siendo pareja, y Danny incluso presenta a Alex a su maduro amigo homosexual Scottie. Aunque todo parece ir sobre ruedas, de pronto un día Alex desaparece sin dejar rastro. Y Danny va a descubrir que su supuesto trabajo en un banco era otra cosa. Miniserie británica de la BBC compuesta de 5 entregas, creada por Tom Rob Smith, autor de la novela en que se basó El niño 44. Busca combinar una trama dramática gay con la intriga criminal y de espionaje, apoyado principalmente en el trío actoral compuesto por el protagonista Ben Whishaw, más Edward Holcroft y Jim Broadbent. Pero no acaba dar con un timing capaz de enganchar, pues después de ocuparse en construir los personajes, con escenas de alto voltaje sexual, y con cierta parsimonia, nos lleva por derroteros de misterio un tanto tediosos, para pasar a pasajes típicos de la investigación policial, con la idea de fondo de que nada es lo que parece.

4/10
Tren de noche a Lisboa

2013 | Nachtzug nach Lissabon

Adaptación de la novela de Pascal Mercier, cuyos pulcros resultados bien apoyados en la magistral interpretación de un actor, Jeremy Irons, hacen pensar en otra novela llevada al cine, Sostiene Pereira, de Antonio Tabucchi, que contó con el gran Marcello Mastroianni. Raimond Gregorius, maduro profesor de humanidades en Berna, Suiza, impide que una joven materialice su intentona de suicidio. Le pierde la pista, pero conserva en sus manos un impermeable de la desconocida, un libro escrito por el médico portugués Amadeu Prado, y un billete de tren para viajar a Lisboa. Fascinado por el relato que tiene en su poder, que narra las tribulaciones de un grupo de jóvenes que se enfrentan a la dictadura de Salazar, Gregorius abandona su vida gris en Suiza y emplea el billete de tren para averiguar más “in situ” acerca de los hechos que está leyendo, lo que supone para él empezar a sentirse vivo. El danés Bille August apoya su película sobre todo en el trabajo de un Irons que hace absolutamente creíble a su personaje, cómo cambia su modo de ver las cosas, subrayado con su nuevo modelo de gafas. El guión de Greg Latter y Ulrich Herrmann acentúa bien el carácter de misterio intrigante del relato, en lo relativo a la amistad de Amadeu, hijo de un juez bien considerado en el régimen, con Jorge, hijo de un verdulero, puesta a prueba por la atracción que ambos siente por una joven de la resistencia a Salazar, Stephania. Y usa como buen telón de fondo el texto literario de la obra de Prado, como voz en off, y las magníficas posibilidades una ciudad tan preciosa como es Lisboa. Quizá en las escenas de flash-backs se concentran demasiados momentos próximos al folletín, o la mirada política sea algo convencional, pero la elegancia narrativa de alguien tan curtido como August y el poderío de Irons impiden que el conjunto chirríe. También ayuda, y mucho, un trabajo de casting sensacional, aunque pueda también saber a poco la breve presencia en pantalla de Christopher Lee, Charlotte Rampling, Bruno Ganz, Lena Olin, Martina Gedeck... Los más jóvenes, Mélanie Laurent, Jack Huston, Tom Courtenay, August Diehl, están bien interpretando a los personajes en su etapa juvenil.

6/10
Joven y bonita

2013 | Jeune et jolie

Las andanzas de Isabelle, una joven de 17 años, ritmadas por las cuatro estaciones de un año. La todavía menor de edad vive con su madre Sylvie, su hermano adolescente Victor, y su padrastro Patrick, a su padre biológico lo ve muy de vez en cuando, pues reside en el extranjero. Muy consciente de su belleza física, en verano Isabelle pierde la virginidad, y en otoño se prostituye sin que su familia lo sepa, amasando una respetable suma de dinero. Con la llegada del invierno y la consiguiente primavera, asomarán las consecuencias de estos actos, que hacen temblar, hasta cierto punto, los cimientos del burgués hogar familiar, y se apuntará a una relativa madurez de la chica. François Ozon es un guionista y realizador con oficio, al que le gustan las historias algo retorcidas que exploran las pulsiones oscuras de personajes supuestamente respetables, casi siempre de clase media, y en ellas hace especial hincapié en unas inclinaciones sexuales que se suelen salir de lo convencional. Con este planteamiento sus películas inicialmente mostraron un interés reducido -Bajo la arena, Swimming Pool-, aunque a veces lograba destacar por sus repartos -8 mujeres-, hasta alcanzar un dominio de la puesta en escena que logró su máxima expresión en En la casa, adaptación de la obra de teatro de Juan Mayorga. Con Joven y bonita, sigue su línea de historias extremas con gran carga sexual, donde el virtuosismo narrativo no logra ocultar las carencias antropológicas. Choca desde el principio la personalidad de la protagonista –la hasta hora desconocida Marine Vacht–, que no muestra jamás un rasgo que no sea profundamente egocéntrico, y cuyas motivaciones en su aventura de prostitución nunca quedan del todo claras, más allá de un lánguido aburrimiento y del deseo de experimentar el placer y la aventura, dejando de lado cualquier consideración moral, aquello es puro nihilismo, no hay espacio para la amistad, el amor romántico o familiar, no digamos por otros seres humanos. Y al igual que ocurría en En la casa, a los padres sólo les cabe la sorpresa por la deriva vital que ha tomado su hija, sin un ejercicio serio por interrogarse acerca de cómo las cosas han podido discurrir del modo en que lo han hecho.  

5/10
Dexter (8ª Temporada)

2013 | Dexter | Serie TV

Hay un nuevo asesino en serie merodeando por Miami. Por esto la comisaría pide la ayuda de la experta en psicópatas la Dra. Evelyn Vogel. Ésta muestra un especial interés cuando conoce a Dexter y pronto le confiesa que ella ayudó a su padre a crear el “Código de Harry” y le pide ayuda porque piensa que el asesino que anda suelta podría ser uno de sus antiguos pacientes. Por su parte, Debra se encuentra desolada por haber asesinado a LaGuerta y por ende decide renunciar a ser teniente de policía. Finalmente todo tiene un desenlace  dramático cuando se acerca una poderoso huracán a Miami y regresa una figura del pasado de Dexter.      Temporada final de la serie de Showtime que nos muestra una conclusión llena de emociones, en donde Dexter se encuentra al límite y debe elegir si escuchar a su “pasajero oscuro” o si, por otro lado, dejar entrar en él un lado mas humano pero no sin serias consecuencias.

7/10
I, Anna

2012 | I, Anna

Amenaza terrorista

2012 | Cleanskin

 

Sin respiro (Restless)

2012 | Restless | Serie TV

Melancolía

2011 | Melancholia

Justine se casa con Michael en vísperas del fin del mundo, cuando el planeta Melancolía está a punto de colisionar contra la Tierra. La fiesta que sigue a la boda tiene lugar en la espléndida mansión de campo de Claire y John, hermana y cuñado de Justine. Lars von Trier nunca defrauda, o al menos, no del todo, incluso en obras tan discutibles como Anticristo; y eso aunque a veces le dé por acompañar el lanzamiento de sus trabajos con absurdas declaraciones, como la que hizo en este caso en Cannes expresando cierta simpatía por... ¡Adolf Hitler!. Independientemente de semejante “boutade” propia de inmaduro “enfant terrible” al que le gusta provocar, lo cierto es que aquí entrega una poderosa película, que atrapa desde sus primeras imágenes, que anticipan la catástrofe planetaria en ciernes. El director danés divide su film en dos partes claramente diferenciadas, donde concede el mayor peso a uno de las dos hermanas, primero a Justine –Kirsten Dunst, premiada con toda justicia en Cannes–, luego a Claire –fantástica Charlotte Gainsbourg–. Y al hilo de la boda y del tiempo que se va, Von Trier disecciona con indudable pesimismo egoísmos tan típicos del ser humano, miedos e inseguridades. Y es que el planeta Melancolía, o sea, el estado de ánimo a veces manifestado en forma de depresión, continuamente acecha, nos aplana, nos entristece, nos hunde, sin que sepamos explicar por qué; el amor de los seres queridos, aquí sobre todo el fraterno, parece que no nos bastase. Es muy rica y variada la mirada antropológica “vontrieriana” a la ambición de ciertos empresarios, a la amargura de quien proyecta su fracaso matrimonial en sus vástagos, a la simpleza y superficialidad de quien no ve más allá de sus narices, a arribistas y personajes que tras sus falsas seguridades ocultan no miedo, sino auténtico terror a lo que les puede suceder. Qué bien sabe crear Von Trier la atmósfera de la película, la sensación de final. La cámara nerviosa, los personajes crispados, la música de Richard Wagner, el preludio de “Tristán e Isolda”. Hay astucia en escoger a Kiefer Sutherland, alias “Jack Bauer” en 24, tan acostumbrado a salvar el mundo, en una película donde los científicos han anunciado su inevitable final. Y la última escena que cierra el film, que se diría una variación “vontrieriana” muy particular de la transfiguración evangélica en el Tabor –“hagamos una tienda...”–, es de una belleza sublime.

8/10
El molino y la cruz

2011 | The Mill and the Cross

Asombrosa y fascinante película del polaco Lech Majewski (1953), que además de guionista y director, ejerce de compositor y fotógrafo y da muestras de ser un artista pleno de singularidad, con todo lo que eso conlleva de genialidad creativa y anomalía comercial. La atracción confesa de Majewski por la obra del pintor flamenco Pieter Bruegel se concretó en película al leer un ensayo sobre el cuadro “El camino al Calvario”, de Michael Francis Gibson. Tal fue su admiración por lo que leyó que decidió trasladar a la pantalla las ideas recogidas en ese libro. Gibson le dio su aprobación y ambos se pusieron manos a la obra. El molino y la cruz tardó cuatro años en estar acabada. El film es como un fresco vivo del propio lienzo de Bruegel, que data de 1564, época en que los españoles dominan con mano dura y crueldad extrema los Países Bajos, hechos que se muestran con explicitud. De modo insólito Majewski convierte en relato fílmico las escenas estáticas del cuadro, de modo que ofrece prodigiosamente una pintura que respira a través de sus personajes, amantes, matrimonios, mercenarios, niños que juegan, mercaderes, banqueros, ajusticiados etc., mientras el propio Bruegel (Rutger Hauer) se pasea por esa tierra, que es la suya y va concibiendo su creación. Esa puesta en escena –muy superior a otros anacrónicos intentos similares, como la acartonada La inglesa y el duque o la desagradable burla rembrandtiana La ronda de noche–, adquiere en El molino y la cruz una inusitada perfección, de belleza subyugante, que hace al espectador vivir y sentir el cuadro milagrosamente, como si fuera uno más entre los que se pasean por las verdes colinas, las casas de madera, las calles de piedra, bajo el cielo nublado y los chillidos de los cuervos que comen los ojos de los cadáveres. Algún detalle, por otra parte, resulta desconcertante, como el de que los personajes españoles hablen español y, sin embargo, los flamencos hablen... ¡inglés! Pero el resultado hipnótico de El molino y la cruz tiene mucho que ver con dos aspectos fundamentales. Por un lado, el carácter trascendente que desprende y, por otro, el excepcional acabado visual. El centro del cuadro de Bruegel, y del film de Majewski (como explica el título elegido), es la pasión y muerte de Cristo –Jesús encarcelado, flagelado, cargando con la cruz y crucificado ante los ojos de su madre, la Virgen María–, mientras allá en lo alto, en el molino sobre la roca, su padre –Dios Padre– hace girar la rueda de los acontecimientos humanos y los dirige bajo su divina providencia. El propio Majewski explica que cualquier forma de arte sería algo vacío sin ese eje vertical que lleva desde Dios al hombre. Palabras mayores. En cuanto a la propuesta formal de Majewski, no queda sino rendirse a la evidencia de su brutal y epatante belleza. Cada escena de El molino y la cruz, así, cada escena, es un cuadro digno del mejor artista. El uso de la profundidad de campo es sencillamente mágico (esos exteriores vistos a través de las ventanas, de las puertas de las casas, de los arcos de piedra, los rayos de luz abriéndose paso entre las nubes), de modo que cada plano esconde numerosas perspectivas e historias (el molino siempre al fondo, girando, girando, girando). Este maravilla fotográfica es por supuesto fruto de la más avanzada técnica digital por ordenador y el propio Majewski confiesa que en ocasiones tuvieron que jugar con más de 100 capas para la confección un sólo plano. Se entiende por tanto que sólo este proceso llevara dos años de trabajo a un amplio equipo de diseñadores. Mucho más se podría hablar de El molino y la cruz..., pero es mejor ver el film, disfrutarlo igual que se hace con las mejores obras pictóricas. Gustará más o menos, quizá será pesado para algunos, antinatural, mientras que para otros dejará una huella significativa. Desde luego estamos ante una película diferente, nada comercial, sin apenas diálogos, con momentos de contemplación que pueden resultar quizá vacíos de contenido, difíciles para los tiempos rápidos que corren, de obtuso significado, etc. Cine exigente, no apto para todos los paladares, como las mejores lecciones de arte, de pintura, de cine.

7/10
El foco de la tempestad

2011 | The Eye of the Storm

La muerte está cerca de la anciana Elizabeth Hunter, rodeada de enfermeras que le prestan mil cuidados, y con la mente lúcida sólo a ratos, mientras se mueve entre ensoñaciones del pasado, conatos de romances no resueltos, y recuerdos de algo parecido a la felicidad. Junto a ella acuden sus dos hijos adultos, que llevan una vida insatisfactoria. Basil es un autor de teatro, irremediable mujeriego, que en su regreso al hogar de antaño llega a añorar algo parecido a la inocencia infantil. Mientras que su hermana Mary tiene el título de princesa, pero en un rasgo de lucidez reconocerá la insípido de su frívola existencia, y quizá inicie la reconciliación con su madre por ciertos hechos nunca perdonados. El veterano director australiano Fred Schepisi adapta una obra de su compatriota y Premio Nobel de Literatura Patrick White, que ofrece una visión desencantada del ser humano, caracterizado por sus miserias y que fácilmente se deja llevar por las pulsiones más primarias, sin pensar en las repercusiones que tal comportamiento puede tener en los otros. Hay pues una disección nada complaciente de ciertas clases sociales que dejan pasar la vida sin saber dejar huella del modo que verdaderamente importa. En cualquier caso el cuadro es parcial, los trazos demasiado impresionistas, y domina un pesimismo suavizado con una leve ironía, que viene a decir que los seres humanos somos incorregibles. Lo mejor del film son los actores, y si bien Charlotte Rampling como anciana ida está un pelín pasad de rosa, Geoffrey Rush y Judy Davis demuestran de sobras sus grandes dotes interpretativas. Alexandra Schepisi, hija del director, no pasa de correcta, aunque tiene ocasión de probar que sabe llorar con ocasión de una escena de hallazgo de cadáver algo truculenta.

4/10
StreetDance ¡A bailar!

2010 | StreetDance 3D

La joven Carly (Nichola Burley) ve cómo todas sus aspiraciones de ganar el Campeonato de 'Street Dance' en Londres se van al traste cuando su novio y líder de su grupo de baile, les abandona para tomarse un descanso. Carly queda desolada y a duras penas logra mantener unido al grupo. Buscando un local para ensayar, conoce a Helena, una veterana profesora de ballet que, impresionada por el talento y la pasión que los bailarines callejeros imprimen a sus coreografías, decide hacer un trato con Carly. Le cederá una amplia sala en su majestuosa escuela de ballet a cambio de que reclute a unos cuantos alumnos de danza para sus ensayos. Poca cosa. En la línea de otras películas similares, como Step Up (Bailando) o Street Dance, el guión de de este film (que no es secuela de los anteriores), tan simple como los caracteres pobremente esbozados de los personajes y sus burdas evoluciones vitales , es sólo una excusa para contar la típica historia sentimental y de superación de una banda callejera de bailarines que persiguen su sueño. Lo bueno de este tópico es que es positivo y previsible, de modo que se puede disfrutar sin sorpresas, y que, por supuesto, está sazonado con numerosas escenas de Street Dance, baile callejero, frenético y agresivo, que con ritmos pegadizos al son de la música hip-hop, dance, etc., ofrece un conjunto de coreografías impactantes que harán las delicias de los aficionados. Entretanto, los directores Max Giwa y Dania Pasquini debutan tras las cámaras filmando de modo efectista los movimientos, jugando mucho con los angulos, las ralentizaciones, los focos de luz, etc., mientras que el 3D tampoco aporta mucha novedad. Por lo demás, la sorprendente presencia de la actriz Charlotte Rampling aporta algo de empaque a la función.

3/10
Nunca me abandones

2010 | Never Let Me Go

Nuevo largometraje cinematográfico del prestigioso realizador Mark Romanek, ausente de los cines desde la redonda Retratos de una obsesión, de 2002. Romanek –que abandonó El hombre lobo por desacuerdos creativos– se consagra como un realizador sólido, con esta impecable adaptación de la novela de Kazuo Ishiguro, que ejerce como productor ejecutivo. La joven Kathy rememora su infancia en Hailsham, un selecto internado, en el que las rígidas profesoras inculcan a las chicos que son 'especiales'. Se siente atraída por Tommy, otro niño, que acaba saliendo con Ruth, una de las alumnas. Una profesora les advierte que no tendrán una vida normal, sino que les aguarda un trágico futuro. Al día siguiente, ha sido despedida... Años después, los chicos se reencontrarán cuando ya son adultos y están a punto de afrontar su triste destino. Romanek parte de un impecable guión de Alex Garland (ilustre colaborador de Danny Boyle en títulos como 28 días después) que sigue al milímetro la novela, salvo en algún detalle, como una frase final que abre una reflexión bastante amplia, convirtiendo a los personajes en microcosmos de toda la condición humana. El realizador también tiene un reparto de primera fila, en el que sorprenden la sobriedad interpretativa de los jóvenes Carey Mulligan, Andrew Garfield y Keira Knightley. Romanek acierta al trasladar a la pantalla la célebre sutilidad de Ishiguro, que como en su obra más conocida, la que dio lugar al film Lo que queda del día, sugiere muchísimo a partir de elementos mínimos. En este sentido llama la atención cómo las secuencias del internado, aparentemente idílico, resultan sin embargo inquietantes. El realizador es capaz asímismo de lograr un equilibrio imposible entre el drama y la ciencia ficción, sin que aparezca absolutamente ningún elemento asociable a este último género, ni terminología científica, ni escenarios futuristas... Sólida cinta sobre los límites morales de la ciencia, resulta un tanto triste, aunque sus personajes están llenos de humanidad. Recuerda en su esencia a los escenarios distópicos de otras películas sobre manipulaciones genéticas, como Gattaca, o Blade Runner. Aunque lo más habitual en el cine sobre distopías es que giren sobre la rebelión, en esta ocasión todo el discurso versa sobre la aceptación del dolor. La resignación de los personajes recuerda a la de Anthony Hopkins en Lo que queda del día. También se aborda la amistad y el aprovechamiento del poco tiempo del que dispone el ser humano.

7/10
Toda la culpa es de mi madre

2009 | Quelque chose à te dire

La familia Celliers la componen un matrimonio mayor -la muy mandona Mady y el recién jubilado y bien conectado en las altas esferas Henry- y tres hijos: la 'artista' Alice, que se somete a abortos como quien bebe vasos de agua, sin estabilidad sentimental y habitual consumidora de droga; su comprensiva hermana enfermera Annabelle, también soltera; y Antoine, padre de familia, con dos niños, cuya empresa solidaria está en la quiebra, extremo que no se atreve a comunicar a su progenitor. Por una mala jugada de su camello, Alice es detenida y llevada a comisaría. Allí el policía que la interroga, Jacques, resulta ser un tipo la mar de comprensivo, hasta el punto de que destruye la prueba de la droga incautada a Alice; poco después se enreda con ella en una relación adúltera, a pesar de que su mujer está embarazada. Y curiosamente, Alice y Jacques van a descubrir que comparten unos inesperados lazos.Si el cine francés admite algo parecido al culebrón, exageración dramática que se diría ajena al carácter galo, Toda la culpa es de mi madre puede ser el paradigma. Porque con mirada superficial cabe definirla como 'la típica película francesa con buenos actores', familia burguesa cuyos componentes atraviesan sus muy personales crisis existenciales. Pero a poco que el espectador reflexione sobre lo que discurre antes sus ojos, sólo puede llegar a una conclusión: todo es increíblemente disparatado y caprichoso, un cúmulo de casualidades atadas una detrás de otra sin demasiado ingenio por el tándem de guionistas que componen Jérôme Soubeyrand y la también directora Cécile Telerman. Así hasta llegar a un desenlace en que parece que les ha hecho gracia la idea de que “en los hijos se repiten los errores de los padres” para orquestar así otra casualidad mayúscula, de vergüenza ajena. Ah, y ni el amante del arte más indulgente concedería el beneficio de la duda a la horripilante exposición de madonnas de Alice, con la que pretenden hacernos creer que es una verdadera maestra de la pintura.

3/10
La vida en tiempos de guerra

2009 | Life During Wartime

Uno de los cineastas más prestigiosos del cine independiente estadounidense, Todd Solondz (Bienvenidos a la casa de muñecas) prosigue en su afán de mostrar su partícular visión deprimente de la vida. Para Solondz, las personas parecen ser sólo pozos de podredumbre, hervideros de secretos malsanos y perversiones patológicas. Y a él le gusta chapotear en esas almas enfermas y dejar claro que las cosas son como son, sin posibilidad de cambio o redención posible. Tan sólo cabe tragarse el sufrimiento, sobrevivir a duras penas a la propia miseria y a los traumas causados por los demás... No se puede ser más nihilista. Tres hermanas: Trish, Joy y Helen. Trish es madre de tres hijos y está divorciada de su marido Bill, encarcelado por pedofilia. Acaba de conocer a Harvey, que podría convertirse en un padre “normal” para los dos hijos pequeños que aún viven en casa, Timmy y Chloe. Entretanto, Bill saldrá de la cárcel e irá a visitar a su hijo mayor en la universidad. Joy, por su parte, es una joven angelical e ingenua, que trabaja con ex presos en un correccional de New Jersey. Lo malo es que mantiene relaciones con esos hombres desequilibrados con la esperanza ilusoria de que puedan sanar de sus perversiones. Sus fracasos han hecho mella en su delicada naturaleza y ahora empieza a ver los fantasmas de sus amantes muertos. Por último, se presenta a Helen (aunque muy brevemente), neurótica escritora triunfadora en Hollywood. Nada nuevo bajo el sol. Solondz lleva haciendo lo mismo desde Happiness, su obra más celebrada. También en ese film había un pedófilo y un niño tenía que soportar el conocimiento de los hechos paternos con una crudeza muy desagradable (se podría pensar en una inquietante obsesión del cineasta por este tema y por sus consecuencias en el desarrollo infantil, precozmente seccionado...). Por lo demás, se ofrece una galería de seres que sufren y sufren y sufren, y que no pueden perdonar ni olvidar, y cuyos insuperables traumas provocan que también sean incapaces de sembrar alegría y amor en los demás. En otro plano, el de la envoltura, Solondz crea imágenes impactantes y sabe darles magnetismo, a menudo con una excepcional fotografía y una música evocadora: la secuencia inicial, el sueño recurrente de Bill, el paseo sonámbulo de Joy, etc. Y, como suele ser habitual, ha contado con un excelente reparto.

5/10
El baile de las actrices

2009 | Le bal des actrices

"El baile de las actrices" es la plasmación del deseo de una realizadora de homenajear a las actrices de todo tipo mediante un documental: Estrellas populares, desconocidas, intelectuales, cómicas e incluso, olvidadas. Filmando todo y cada una de ellas, con o sin permiso, la propia directora queda atrapada en su propio juego y ella misma se permite ser devorada por estas particulares mujeres que resultan tan frágiles como manipuladoras.

Boogie Woogie

2009 | Boogie Woogie

Fallido film del desconocido Duncan Ward sobre el mundo del arte y sobre la falsedad y fatuidad que rodea las relaciones personales apoyadas en torno a ese modo de vida. La película es una adaptación de la novela de Danny Moynihan, que ahonda en la idea de que el egoísmo, el dinero, el placer y el interés es lo único que está detrás del arte. La película es muy cruda en cuanto a la explicitud de las escenas sexuales. Sorprende sin duda la presencia del variadísimo y conocido reparto. La historia, que es lo de menos, se centra en el intento de un galerista en hacerse con un cuadro que posee un anciano. Lo quiere debido a que su mejor cliente así se lo pide, el cual está liado con las dos asistentes del galerista y etc. etc.

3/10
La lista

2008 | Deception

Jonathan McQuarry es un tipo gris, tímido, que lleva una vida sin alicientes. Trabaja auditando empresas, y no hace amigos, porque la gente de los departamentos sometidos a examen le ven como una especie de “cazador”, dispuesto a “pillarles” en algo. Por ello da enseguida la bienvenida a Wyatt Bose, un ejecutivo que vive una vida de lujo y placer, que le hace un poco de caso una noche en que ambos se quedan a trabajar hasta tarde. Comienza una amistad, en que Wyatt introduce a Jonathan en un estilo vital que le deslumbra. Un día, por error, se cambian los teléfonos móviles, y Jonathan atiende una misteriosa llamada. Descubre que su amigo es miembro de un exclusivo club, la lista del título, donde ejecutivos de altísimo nivel se llaman de forma anónima con el único propósito de mantener relaciones sexuales. Hay, eso sí, unas reglas, nadie debe identificarse por su nombre o pretender llevar la relación más allá del sexo. Jonathan es una olla a punto de estallar, y sólo necesitaba el empujoncito de ese teléfono para tratar de emular la vida de Wyatt de sexo sin freno. Pero las cosas se complican cuando Jonathan se enamora de una de sus contactos. Thriller erótico, intriga al principio, pero se desinfla enseguida a pesar del gran esfuerzo de producción -fotografía de Dante Spinotti, dirección artística de Patrizia von Brandenstein...-, en el que se ha implicado uno de los protagonistas, el australiano Hugh Jackman. Las supuestas sorpresas parecen más bien caprichos de un guión bastante disparatado y con más agujeros con un colador, obra de Marc Bomback, quien pierde completamente el norte tras el libreto bastante más entonado de La jungla 4.0. El debutante en la dirección Marcel Langenegger se excede en las escenas de sexo, desaprovecha la ocasión de explorar la soledad de tanto “urbanita” que no tiene una vida más allá del trabajo, y se le va completamente de las manos la subtrama amorosa. La conversión de la historia en la clásica historia de timos discurre por vías muy convencionales, y sólo el esfuerzo de los protagonistas, Hugh Jackman y Ewan McGregor, y de una ilustre secundaria, Charlotte Rampling, le dan un poco de brillo. El exótico desenlace en Madrid, España, es de vergüenza ajena.

3/10
Babylon

2008 | Babylon A.D.

Futuro más o menos próximo. El mundo es una especie de caos, con guerras por doquier, atentados a todas horas y detritus y contaminación más que abundantes. Hay drogas, religiones raritas, grandes corporaciones que hacen su agosto, y una situación de las fronteras no muy clara con países curiosos como Nueva Serbia. En este panorama se desenvuelve Thoorop, un duro mercenario que se vende al mejor postor. Y a él acude un tal Gorsky, que le encomienda llevar a Aurora, una joven de aspecto puro, a Nueva York, siempre acompañado de la hermana Rebecca, su “ángel guardián”; si acepta le concederán una nueva identidad, lo que le permitirá regresar al Canadá de sus ancestros. Pero, claro, correrá mil peligros, y descubrirá sucios intereses en torno a Aurora, pues la extraña gran sacerdotisa de los neolitas quiere manejarla a la chica a su antojo. El actor pasado a director Matthieu Kassovitz cada vez parece más despistado en la segunda faceta. Si obtuvo el aplauso de la crítica con El odio, y entregó un thriller razonable con Los ríos de color púrpura, luego perdió el norte en Gothika, y aquí filma un título donde la ciencia ficción tiene muy escaso interés (el tema de las seudorreligiones y de la escena internacional del futuro no son explotados convenientemente) y la acción mamporrera cansa un poco: no está mal el atentado del mercado, pero hay pasajes gratuitos como el del submarino o el de las motos de nieve, cuya función parece exclusivamente ocupar minutaje de la cinta. La estética de futuro cutre es deudora de Hijos de los hombres, pero la distancia que separa a uno y otro film es como la de la noche y el día. Vin Diesel se limita a poner cara de chico duro, capaz de soltar alguna lagrimita, mientras que da pena ver a actores de la talla de Gérard Depardieu, Charlotte Rampling y Michelle Yeoh estar ahí y poco más.

3/10
La duquesa

2008 | The Duchess

1772, Inglaterra. Con diecisiete años, Georgiana se promete con el duque de Devonshire, a instancias de su madre, lady Spencer. Ingenua e ignorante de las cuestiones de la vida, ella está encantada con este matrimonio, que supondrá una desahogada posición, y ser el centro de las relaciones sociales de su esposo. Pero realmente se diría que en lo que a su matrimonio se refiere, Georgiana ha sido tratada poco menos que como ganado, una hembra cuya función principal sería la de procurar descendencia masculina al duque, un heredero del título. Algo que no acaba de llegar, pues irán naciendo niñas. Lo que intensifica la frialdad e indiferencia con que el duque trata a Georgiana, lo que conduce a todo género de humillaciones, como la obligarle a criar como si fuera suya a una hija ilegítima, o la de convertir a Bessie, la mejor amiga de Georgiana, en su amante. Toda esta experiencia supone un proceso de maduración para Georgiana, que busca consuelo y distracción en las reuniones sociales. Película basada en hechos reales, contados por Amanda Foreman en su premiada biografía, que ha servido para confeccionar el guión. El desconocido Saul Dibb entrega un film que sabe atrapar la desdicha de un matrimonio concertado, sobre todo porque el marido no pone nada de su parte para que funcione la vida conyugal. Aunque se critica la discriminación de la mujer de antaño, y se juega a la contraposición entre lo que es una boda pactada y un amor natural y sincero, el director tiene la honradez de apuntar que lo primero podría funcionar si ambas partes se esforzaran, y que lo segundo puede ser aparcado cuando intereses superiores –los hijos– demandan tal sacrificio; no se cae en la frivolidad en tal aspecto, y ello contribuye a dar consistencia a la trama. De modo que se siguen con interés los altibajos sentimentales, las cuitas amorosas y las infidelidades, los dilemas que conllevan la atención de los propios retoños. Keira Knightley es perfecta como protagonista, se convierte en solidísima columna vertebral de la película. Y hay un buen respaldo de secundarios, entre los que destacan el perpetuamente distante Ralph Fiennes, y la pragmática madre encarnada por Charlotte Rampling; los menos conocidos Dominic Cooper y Hayley Atwell, variables añadidas al juego amoroso, cumplen. Por supuesto, se pinta con minucioso esmero la vida cortesana, prestando atención a las convulsiones políticas de la época, concretamente a luchas del partido whig al que el duque respalda. La dirección artística esta mimadísima a la hora de pintar las reuniones sociales, y no extraña que el vestuario de Michael O’Connor ganara un Oscar en la edición de 2009, pues los modelos que luce Keira Knightley son deslumbrantes, con especial atención para sus sombreritos –o mejor sería decir, sombrerazos–, una preciosidad.

6/10
Caótica Ana

2007 | Caótica Ana

Ana vive con su padre en una cueva en Ibiza. La joven es pintora, y ambos viven con un estilo algo hippy. Justine, una extranjera, advierte el talento de Ana, y le ofrece trasladarse a Madrid, donde apadrina una especie de comuna donde se forman jóvenes artistas. Aunque le cuesta separarse de su progenitor va para allá. Allí conoce a Said, un sarahui muy especial, que estudia cinco carreras nada menos... Y comienza a tener unas extrañas experiencias, que gracias a unas sesiones de hipnosis, se revelan como sucesos vividos en existencias pasadas. El guión se estructura como una cuenta atrás, semejante a la usada en las sesiones de hipnotismo, y la entera narración adopta un tono de que se está abordando algo muy, pero que muy importante. Y la pregunta que surge es: ¿Hay que tomarse en serio la película de Julio Medem? Él parece ponerse muy circunspecto a la hora de hablar de vida y biología, de moléculas y genes que portan la historia de nuestros antepasados, de pueblos que sufren (el sarahui y los nativoamericanos), de guerra y paz... Pero todo ese componente seudomístico, mitológico, esotérico o como se le quiera llamar, traspasa en demasiadas ocasiones la frontera de lo ridículo. Ya decía Chesterton que cuando se deja de creer en Dios, se acaba creyendo en cualquier cosa... Se nos quiere pintar a Ana –que toma el nombre y algunos rasgos de la hermana del director, fallecida en accidente de tráfico– como un espíritu libre, una "diosa" representante de no sé qué eterno femenino. Hay muchos brochazos que al formar parte del espíritu creativo de la comuna, no sabe uno si tomarlos como declaraciones de Medem, o patochadas (con perdón) de los aspirantes a artistas. El film da bandazos (esa definición de la amiga de Ana, de gran 'sutileza' antropológica, de que "los hombres son todos unos violadores, y las mujeres unas putas"), su grandilocuencia pedante resulta excesiva incluso para el espectador más indulgente. La visión del amor es pobre, y la insistencia en el erotismo sigue la estela de Lucía y el sexo. Luego está "la gran cagada" (dicho con ánimo puramente descriptivo, no peyorativo) en la risible puya contra la guerra, de la que, ya se sabe, tienen la culpa los yanquis, faltaría más. De este modo Medem ejecuta una nueva incursión en el terreno político, como hiciera en La pelota vasca, aunque esta vez en el terreno de la ficción. ¿Qué queda al final? Poco más que el envoltorio. Hay un inteligente uso de las cámaras de vídeo de alta definición, utilizada en distintas partes del globo. Medem usa una Sony HD 950 que da una buena calidad de imagen, y que sin duda habrá abaratado el rodaje. Y destaca la desconocida Manuela Vellés, que con su aire risueño e ingenuo ayuda a que la "caótica" Ana sea un poco menos caótica.

4/10
Angel

2007 | Angel

Principios del siglo XX. Angelica Deverell es una escritora especializada en historias románticas. Poco a poco alcanza el reconocimiento público, pero ella vive aislada de la realidad en su mundo de fantasía. El francés François Ozon adapta una novela de la escritora británica Elizabeth Taylor (II) –nada que ver con la celebérrima actriz–, que está empezando a hacerse muy famosa, años después de fallecer.

5/10
Instinto básico 2. Adicción al riesgo

2006 | Basic Instinct 2

Catorce años han pasado desde que Sharon Stone encandilara al personal con su cruce de piernas en el thriller erótico de Paul Verhoeven Instinto básico. Mucho ha llovido desde entonces, y la languideciente carrera de la actriz pedía un éxito a gritos. Éste no acababa de llegar, de modo que Stone ha acabado cediendo a los cantos de sirena que le reclamaban interpretar una vez más a la escritora Catherine Tramell. Ahora su personaje anda por Londres metida en carreras nocturnas de alta velocidad mientras practica el sexo. Y en vez del policía encarnado por Michael Douglas, es un psiquiatra quien acaba mezclando la profesión –atender a Tramell– con el placer –acostarse con ella–. Michael Caton-Jones intenta repetir la fórmula del original. La cosa no acaba de funcionar del todo, y uno llega a preguntarse si quizá el original se sobrevaloró en su día. En cualquier caso, el guión de Leora Barish y Henry Bean –Joe Eszterhas no ha participado– se esfuerza en crear intriga. Y Stone prueba que es una gran actriz, a la que su imagen de 'sex-symbol' pesa como una losa.

2/10
Désaccord parfait (Desacuerdo perfecto)

2006 | Désaccord parfait

La actriz Alice d'Abanville y el director Louis Ruinard filmaron en tiempos cinco títulos míticos, además de vivir una apasionada historia de amor. Pero ella se largó un día a Inglaterra, y él nunca supo los motivos. 30 años después Ruinard va a recibir un premio a toda su carrera, que debe entregarle su antiguo amor. Comedia nostálgica a la francesa, bastante "modernilla" en sus planteamientos y no demasiado sutil, que mira con ironía los egos típicos de los artistas. Destacan los agudos diálogos y réplicas entre los veteranos Jean Rochefort y Charlotte Rampling, y la escena increíblemente hilarante de la cena en casa del empresario de cacahuetes.

4/10
Hacia el sur

2005 | Vers le Sud

El francés Lauren Cantet abandona los temas laborales que tan bien ha sabido abordar (Recursos humanos, El empleo del tiempo) para describir el turismo sexual que realiza un grupo de mujeres maduras en el Haití de Papa Doc de la década de los 80. Como dos de ellas se encaprichan del mismo hombre, Legba, un joven negro y guapo, se desatan los celos. Estamos ante una película triste y sórdida, sobre mujeres desamoradas. Cantet se queda al margen, no juzga a sus personajes, pero sus acciones y la incapacidad de asumir con valentía sus propias vidas sólo pueden calificarse de patéticas.

4/10
Lemming

2005 | Lemming

Los lemmings parece ser que son unos animalitos que se desplazan en grupo en una dirección determinada, hasta que a veces acaban cayendo por un precipicio. Al parecer no se suicidan, sino que su muerte se produce porque sufren una intensa desorientación. En este thriller, el director Dominik Moll usa estos roedores como metáfora de aquellas personas ofuscadas, que corren el riesgo de precipitarse al vacío.  Los lemmings habitan en el ártico, en algunas zonas del continente americano y en Asia. Sería imposible encontrarse uno en Francia, como le ocurre a Benedicte, la protagonista femenina. Benedicte Getty se topa con uno de estos animales, moribundo, en las cañerías del agua de su nueva casa, a donde se ha trasladado porque su marido, Alain, ha empezado a trabajar en el desarrollo de una revolucionaria cámara de vigilancia, capaz de desplazarse por el aire. Una noche, los Getty invitan a cenar al nuevo jefe de Alain y su señora, pero ésta acude a la cita visiblemente enojada, pues acaba de enterarse de las continuas infidelidades de su marido.  Dominik Moll, director Harry, un amigo que os quiere, parte de un planteamiento prometedor. Además crea una atmósfera inquietante, compone algunas secuencias de gran tensión y aprovecha las esforzadas interpretaciones. Pero su film se desinfla progresivamente por giros de guión surrealistas y desconcertantes, que sin conseguirlo quieren parecerse al cine de David Lynch. El film tiene menos humor que el anterior trabajo del director, y su visión de las relaciones conyugales y el fantasma de la infidelidad acaba siendo excesivamente oscura.

4/10
Jerusalemski sindrom

2004 | Jerusalemski sindrom

Un actor croata viaja a Israel, en busca del rastro de sus antepasados judíos, que estuvieron internados en el campo de concentración de Auschwitz. A sus 24 años, Macaulay Culkin intentó infructuosamente consagrarse como actor adulto con varias cintas, entre ellas este drama de dos directores croatas. Está acompañado por los excelentes Charlotte Rampling y Martin Sheen.

5/10
Immortel (ad vitam)

2004 | Immortel (ad vitam)

Nueva York, 2095. una joven mujer deprimida es arrestada, pero la policía ignora que posee poderes sobrehumanos. El guionista y dibujante Enki Bilal adapta al cine su propio cómic futurista. El resultado es una discreta cinta de ciencia ficción, con buenos actores, pero un argumento demasiado ligero. Fue una de las primeras producciones filmadas íntegramente con fondos CGI, como 300 y Sin City.

4/10
Las llaves de casa

2004 | Le chiavi di casa

Paolo es un chaval la mar de salado, pero que debido a un traumático parto en que murió su madre, arrastra una minusvalía que le afecta física y mentalmente. Gianni, su padre, incapaz de afrontar la situación, le abandonó. Ahora le toca acompañarle en el momento de ser ingresado en un hospital, para hacerle algunas pruebas y someterle a rehabilitación. El hombre hace cierto esfuerzo, pero se diría que su corazón está seco, incapaz de dar amor. Cuando conoce en el centro hospitalario a Nicole, una madre que ha dedicado toda su vida a cuidar a su hija, también incapacitada, aquello será un shock. La mujer no se corta la lengua, le dice al otro lo que cree debe decirle. Y aunque Gianni no encaja bien al principio las palabras de Nicole, algo va a empezar a cambiar dentro de él. Emotiva adaptación de la novela "Nacido dos veces" de Giuseppe Pontiggia, basada en su experiencia pesonal, y rica en el abanico de temas propuestos. El film habla de responsabilidad, de saber asumir los propios deberes, sin arrugarse ante la adversidad. Un hijo con problemas puede verse como una desgracia a apartar de la vista, o afrontarla como un desafío que obliga a poner en marcha todas las energías del amor. Acierta Gianni Amelio en el realismo de la propuesta, sin concesiones al sentimentalismo barato. La película nos habla de dolor y sufrimiento, que cuando son llevados amorosamente, pueden ser inesperadamente gratificantes. Aunque quizá el gran protagonista es Paolo, un chaval inocente y luminoso, todo bondad, a pesar de sus torpes andares. Amelio describe al padre así: “Concibe la condición de su hijo como una condena sin remisión, como el agujero negro de su existencia. (…) Encontrarse a Paolo después de quince años, cuando le piden que le acompañe a un hospital berlinés, hace que el miedo asalte a Gianni; cree ser incapaz de hacerse cargo de la situación; de no estar a la altura. La película narra entonces su mutuo descubrimiento, amor, resentimiento y frágiles esperanzas.”

7/10
La sentencia

2003 | The Statement

Pierre Brossard es un francés, antiguo colaboracionista con los nazis, que ha logrado eludir hasta ahora la acción de la justicia. Pero parece que un grupo de judíos vengativos le andan dando caza. Católico inconsecuente, siempre agobiado con escrúpulos que resuelve en confesiones en las que parece ignorar qué significan las palabras arrepentimiento y reparación, Pierre se oculta gracias a una tupida organización, que cuenta con la colaboración de elementos integristas de la Iglesia católica. Pero ahora un coronel y una juez estrechan el cerco para darle caza. Al veterano Norman Jewison (En el calor de la noche, El violinista en el tejado) se le notan los 78 años que lleva a sus espaldas. Así, orquesta una película de intriga un pelín anodina y previsible, en la que se peca de simplismo a la hora de describir algunas actitudes. Lo mejor es sin duda la composición de Michael Caine, que entrega uno de esos personajes torturados que tanto le encantan.

5/10
Fuera de control (2003)

2003 | I'll Sleep When I'm Dead

Will es un tipo duro, taciturno, con un pasado oscuro, que hace tres años desapareció de Londres, donde supuestamente era una figura importante de los bajos fondos. Pero tras el suicidio de su hermano, tras sufrir una brutal violación, decide regresar para descubrir al culpable. Fallido e inconsistente thriller del director de Réquiem por los que van a morir y Crupier, con un guión verdaderamente malo y simple, que parece una colección de cabos sueltos, y una planificación y desarrollo realmente insuficientes. Clive Owen se pasea durante toda la película con su cara de palo, marca de la casa, y Malcolm McDowell es, cómo no, el malo de la película. Lo que resulta incomprensible es que una actriz de la talla y la excelencia de Charlotte Rampling se preste a ser una comparsa en este completo desbarajuste.

2/10
Augustus (Mi padre, el emperador)

2003 | Imperium: Augustus

Año 42, antes de Cristo. Con su inseparable amigo Agripa, el joven Augusto se incorpora en Hispania al ejército de Julio Cesar, a punto de entrar en combate contra las tropas de Pompeya. En esta lujosa producción, más espectacular que rigurosa, el veterano Peter O'Toole interpreta a Augusto, que sustituyó a Julio Cesar como emperador de Roma. El reparto también incluye en destacados papeles a actores españoles, como Juan Diego Botto y Elena Ballesteros.

5/10
Swimming Pool

2003 | Swimming Pool

Película en la línea mórbida y homoerotizante de François Ozon, que sigue bebiendo de su gran referencia, Fassbinder. Cuenta cómo una autora inglesa de mediana edad, soltera, que vive con su padre y escribe novelas de misterio al estilo Agatha Christie, prepara su nuevo libro. Amargada y cínica, piensa que su editor no la cuida. Éste, en desagravio, le ofrece su casa de campo en Francia, para que escriba con tranquilidad. El sitio es placentero, ella se relaja, la novela está en marcha. Pero altera la paz la llegada de la hija del editor, una especie de Lolita. Ozon juega al equívoco. La escritora, una reprimida en apariencia, sigue morbosamente la vida sexual de la chica (¿lesbianismo sugerido, envidia de su promiscuidad?), aunque quizá lo hace porque le sirve de motivo literario. De pronto, la película adquiere entonces tintes policiales, el primero de varios vuelcos narrativos inesperados. Y es que a pesar de sus enfermizas obsesiones, Ozon demuestra dominio de la narrativa cinematográfica, cambiando de tono, arriesgando. Están muy bien las dos actrices protagonistas, Charlotte Rampling y Ludivine Sagnier.

4/10
Besen a quien quieran

2002 | Embrassez qui vous voudrez

Mientras su marido se queda en la ciudad con su amante, Elizabeth pasa unas vacaciones en una pequeña localidad, donde coincide con varias parejas de amigos. Comedia coral, sigue las tórridas relaciones amorosas de un variopinto grupo de personajes amorales. Esta adaptación de una novela del británico Joseph Connolly la escribe y dirige Michel Blanc, que también interpreta un papel, junto a otros grandes nombres del cine galo.

5/10
Superstition

2001 | Superstition

Film basado en hechos reales. Cuenta el caso de Julie, una niñera que no pudo evitar la muerte del chaval que tenía a su cargo en un incendio. Para colmo de males, los padres del niño le tenían ojeriza, pues él la acosaba sexualmente (y Julie se resistía), mientras ella estaba celosa y creía que estaba insinuándose a su marido. El debutante Kenneth Hope cuenta todos los intríngulis de la defensa de la joven en los tribunales.

4/10
El cuarto ángel

2001 | The Fourth Angel

Jack es un prestigioso periodista en "The Economist". Suele ir estresado por la vida, así que unas merecidas vacaciones con su esposa y tres hijos parecen un sueño. Pero el sueño se convierte en pesadilla cuando el avión en que viajan es secuestrado por unos terroristas. La mujer y un hijo mueren en la acción, y los dos hijos supervivientes quedan “para el arrastre”, traumatizados por los trágicos hechos. Jack dedicará todo su tiempo a planear la venganza. Aunque El cuarto ángel no ahonda en las causas y horror que traen consigo el terrorismo, el director, John Irvin, asegura que "La acción viene siempre determinada por un conflicto moral". Y es lo que, desde luego, sí tenemos, es una apañada película de acción e intriga, con dos grandísimos actores: Jeremy Irons (que ganó el Oscar por El misterio von Bulow) y Forest Whitaker.

5/10
Spy Game

2001 | Spy Game

Los tiempos cambian. Adiós a la guerra fría y todo eso. Nathan (Robert Redford) lo sabe, con lo cual no le importa demasiado que haya llegado, al fin, la hora de la jubilación. En plena faena de desmontar sus despacho, los jefes le llaman a capítulo: Tom, uno de los cachorros criados en sus pechos, ha sido hecho prisionero en China. Por una cuestión política (las siempre delicadas relaciones entre Estados Unidos y los de los ojos rasgados), la cosa no puede hacerse pública. Motivo por el cual Tom podría ser ejecutado a partir de las próximas 24 horas. Aterrado ante la posibilidad de que su antiguo pupilo sea sacrificado por “razones de interés nacional”, Nathan deberá recurrir a los métodos del espionaje de antaño para lograr su liberación. Tony Scott, el hermano de Ridley, firma uno de sus mejores filmes, junto a Marea roja y Amor a quemarropa. A la hora de narrar, sabe mezclar los hilos narrativos de lo que sucede en China y EE.UU., junto a recuerdos del pasado que nos indican lo que une a maestro y discípulo. Y junto a la apasionante intriga, plantea preguntas acerca de las disyuntivas morales que se presentan a los que se dedican al mundo del espionaje: ¿Pueden tener vida privada? ¿Vale todo? Resulta además muy inteligente la elección del reparto: Pitt parece un buen recambio al espía Redford, y por debajo subyace la idea-interrogante de si lo mismo ocurre entre ambos en lo que se refiere a su trabajo como actores.

7/10
Aberdeen

2000 | Aberdeen

Kaisa, abogada londinense de éxito, recibe una llamada de su madre, que vive en Aberdeen. Desea que regrese unos días a su ciudad natal. La madre le oculta que en realidad está a punto de morir, y desea ver a Kaisa por última vez y que ésta se reúna con su padre, al que no ve desde hace muchos años. Intenso drama sobre el alcoholismo, las relaciones paternofiliales y la aceptación de la muerte. Cuenta con actores de primera.

6/10
Signs & Wonders

2000 | Signs & Wonders

La vida de Alec es bastante peculiar. Está casado con Marjorie, una americana de origen griego, y ambos viven en Atenas con sus dos hijos. pero Alec tiene un modo peculiar de conducirse en su existencia, pues en todo se guía por una especie de premoniciones para interpretar los pequeños detalles cotidianos. Para él todo está lleno de signos. La trama se centra en los desórdenes afectivos que se producen cuando abandona a su mujer por otra y cuando quiere regresar parece que ya es demasiado tarde... Caprichoso drama con sello independiente dirigido con cierta pericia por el norteamericano Jonathan Nossiter. Ha contado con un apañado reparto compuesto por tres actores principales –Skarsgård, Rampling, Unger– especializados en caracterizar a personajes inquietantes que esconden secretos.

4/10
Bajo la arena

2000 | Sous le sable

Marie y Jean. Un matrimonio maduro, 25 años casados de aparente felicidad. No tienen hijos. Están de vacaciones. Temporada baja, playa desierta. El marido se va a tomar un baño. Y desaparece. ¿Se ha ahogado? ¿Se ha quitado la vida? Críptica película de François Ozon. Con secuencias oníricas poco claras, el director y guionista nos embarga del sentido de pérdida de una mujer, estupenda Charlotte Rampling.

4/10
The Cherry Orchard

1999 | The Cherry Orchard

Adaptación de la obra de teatro de Anton Chejov "El jardín de los cerezos", a cargo del cineasta chipriota Mihalis Kakogiannis (1922), el cual se encarga de expandir y condensar a su modo el texto del clásico ruso, aunque procurando conservar toda la fuerza emocional del original. La historia, ambientada en la Rusia pre revolucionaria, se centra en el retorno de Madame Ranevskaya a sus tierras rusas después de una estancia en el exilio en París. Así, tendrá que vérselas con el nada fácil mundo aristocrático de la zona, encabezado por su hermano disoluto Gaev y su hija Varya. Protagoniza la dama de los ojos de ensueño, Charlotte Rampling (Recuerdos).

5/10
Las alas de la paloma

1997 | The Wings of the Dove

A principios de siglo la hija de un pobre viudo drogadicto es acogida por su millonaria tía. Se apasiona por un periodista de segunda fila, que no es de su clase. De modo que urde una trama para que él enamore a una joven rica y mortalmente enferma: si logra su fortuna, podrán casarse en el futuro. Las intrigas de salón de la novela de Henry James son adaptadas con esmero por Iain Softley. Destaca Helena Bonham Carter, que tuvo una merecida nominación al Oscar.

6/10
Acoso a la intimidad

1996 | Invasion of Privacy

Prescindible thriller dramático dirigido por Anthony Hickox (Waxwork: museo de cera), especialista en filmes de bajo presupuesto, y con un argumento no demasiado atractivo, obra de Larry Cohen. Los jóvenes Theresa y Josh son novios y están enamorados. Sin embargo, poco a poco Theresa va notando que algunas reacciones de Josh son violentas y desproporcionadas. La cosa se eleva a la máxima potencia cuando ella queda embarazada. Con tantos problemas decidirá romper con él e irse a una casa apartada para decidir qué hacer con el niño, si abortar o no. Pero en el lugar encontrará de nuevo a Josh... Protagonizan Mili Avital (Rebelión en Polonia) y Johnathon Schaech (The Wonders). La veterana actriz Charlotte Rampling cuenta con un pequeño papel de abogada.

3/10
Asphalt Tango

1996 | Asphalt Tango

Comedia franco-rumana un tanto delirante y con argumento bastante rebuscadillo. Charlotte Rampling (Veredicto final) interpreta a Marion, una "madame" francesa, astuta y de ademanes sofisticados, que busca 'material' para su negocio. Así, convence a un grupo de mujeres rumanas para que viajen hasta París, donde creen que les espera un buen trabajo como bailarinas exóticas. Entre ellas está Dora, la cual luchará entonces por eludir las estratagemas urdidas por Marion y evitar caer en la prostitución. Salva un poco la historia el tono decididamente cómico de la película, pero no es suficiente para sacarla a flote.

5/10
Time Is Money

1994 | Time Is Money

Film independiente francés, con apenas reparto, y escrito y dirigido por Paolo Barzman (Aritmética emocional). Parte de un argumento simpático, pero de difícil atractivo. Joe (Max Von Sydow) es un guionista que en su día obtuvo mucho éxito, e incluso ganó un Oscar por sus tramas, está ahora muy mayor y desea vivir tranquilamente hasta su muerte. Sin embargo, su cabeza no deja de urdir historias, aunque él no escribe una línea. Pero cuando las autoridades francesas acechan para embargar su casa, no le cabe más remedio que intentar sacar a delante una novela, con ayuda de su agente (Martin Landau), su mujer (Charlotte Rampling) y un joven admirador (François Montagut).

4/10
Muerto al llegar (D.O.A.)

1988 | D.O.A.

Al modo de Ghost, esta película es un desesperado intento de conocer la verdad de una muerte: la del protagonista. Sólo que en este caso, aún no ha muerto. Dexter Cornell ha sido envenenado y sólo tiene veinticuatro horas para descubrir quién lo ha hecho, cómo y por qué. En medio de su angustioso intento de descubrir el enigma, Dexter se da cuenta de que todo el mundo que le rodea parece guardar un secreto y todos sus conocidos acaban por resultarle culpables del delito, incluso la mujer que ama (Meg Ryan). La inolvidable pareja protagonista de El chip prodigioso, casados en la vida real, vuelve a reunirse para protagonizar este thriller lleno de emoción y angustia. Con unas magníficas interpretaciones y un suspense llevado con pulso firme por los realizadores, el film no decae en ningún momento y depara formidables momentos de alta intensidad.

4/10
El corazón del ángel

1987 | Angel Heart

El detective privado Harry Angel recibe el encargo de dar con un cantante llamado Johnny Favourite. El cliente es Louis Cyphre, un enigmático individuo. El caso lleva a Angel literalmente a un descenso a los infiernos, pues debe moverse en el mundo de las sectas satánicas, donde se cuecen cosas muy siniestras. Morbosa película, entre el thriller y el terror, ambientada en los años 50, muy polémica en el momento de su estreno, también por sus escenas de sexo, aunque a día de hoy haya quedado algo desfasada. Robert De Niro imprime un aire malsano a su diabólico personaje, mientras que Mickey Rourke es el detective desaseado que se inspira en personajes clásicos como Sam Spade y compañía. Alan Parker crea una imaginería visual que contribuye al aire desasosegante de la cinta.

5/10
Maquillaje para matar

1987 | Mascara

Bert es un comisario de policía aficionado a la ópera. Sin embargo, bajo ese supuesto dandismo también se encuentra un hombre que disfruta adentrándose en el submundo vicioso de los espectáculos travestis. Cuando uno de los habituales del lugar es asesinado, Bert intentará "colgarle el muerto" a Chris, el modisto del tinglado. La causa es que Chris está enamorado de la hermana del policía, y éste siente a su vez una atracción incestuosa por su hermana. Aficionada a rodar películas de contenido truculento y a menudo morboso, la actriz Charlotte Rampling encabeza el reparto femenino de esta fallida película, filmada el mismo año en que destacó en la también rebuscada El corazón del ángel. Su oponente masculino –hermano en la película– es Michael Sarrazin (Danzad, danzad, malditos), cuyo personaje es un lastimoso hombre lleno de secretos. El film se caracteriza por su atmósfera efectista, un poco alucinada, y por una trama turbia, llena de situaciones "underground" –travestismo, homosexualidad, incesto–, de escaso interés.

2/10
Max, mi amor

1986 | Max mon amour

Peter y Margaret son un matrimonio que vive en Francia. Él empieza a sospechar que su mujer le engaña y contrata a unos detectives para que la sigan. Cuando éstos investigan sus movimientos descubren que ella va todas las tardes a un apartamento, y allí se presenta un día Peter, pensando que Margaret se ve con un amante; y para su sorpresa lo que descubre es que el misterioso compañero es un chimpancé. Finalmente deciden acogerlo en su hogar porque el mono parece estar 'enamorado' de Margaret. El japonés Nagisa Oshima aborda el tema de la zoofilia en esta rebuscada comedia sobre una mujer que adopta un simio en su casa. En vez de tratarlo como la mascota de la familia, la esposa tiene relaciones con el mono, aberración sexual que el marido no ve con buenos ojos, claro está. Charlotte Rampling y Anthony Higgins son el curioso matrimonio, y la española Victoria Abril aparece aquí haciendo de sirvienta del hogar.

4/10
On ne meurt que 2 fois (Sólo se muere dos veces)

1985 | On ne meurt que 2 fois

El inspector de policía Robert Staniland investiga la muerte de un pianista. Éste mantenía una relación con una modelo fotográfica que se confiesa culpable del crimen. Pero Staniland no se lo cree y busca pistas que le lleven a aclarar la verdad. El reputado especialista en cine negro Jacques Deray (Borsalino) adapta una novela del especialista en suspense Robin Cook. A Michel Serrault se le da bastante bien interpretar a un duro policía.

4/10
Viva la vie!

1984 | Viva la vie!

El presidente de un grupo empresarial desaparece durante tres días. Resulta que una joven actriz sin relación con el empresario también ha dejado de dar señales de vida esos tres días. Sus desapariciones parecen relacionadas, pues ninguno de los dos recuerda nada, y ambos están constantemente sedientos. Claude Lelouch rueda una original cinta que mezcla diversos géneros, con sorpresas continuas y una eficaz banda sonora.

5/10
Veredicto final

1982 | The Verdict

Un abogado alcohólico, auténtico desecho humano. Busca redención en un caso de negligencia médica. Todo es sencillo. Aparentemente. Las partes han llegado a un acuerdo, acudir a los tribunales debería ser un trámite. Pero Frank Galvin (soberbio Paul Newman, que perdió el Oscar ante Ben "Gandhi" Kingsley) decide jugarse el todo por el todo al advertir detalles que parecen de todo menos "trigo limpio". Su profesionalidad y altura moral le ayudarán a salir de los infiernos. El intenso guión de David Mamet, y la mejor dirección que ha dado Sidney Lumet hasta la fecha, configuran un indiscutible clásico moderno. La historia de un hombre que quiere dejar atrás su pasado atrapa, y gana enteros con la composición de Paul Newman. La fotografía de aire clásico, inspirada en el claroscuro de Caravaggio, es acertadísima. El film tuvo 5 nominaciones al Oscar, en las principales categorías.

8/10
Recuerdos

1980 | Stardust Memories

Sandy Bates, un conocido actor y cineasta, sufre una crisis creativa porque está cansado de rodar comedias. La productora de su última película quiere cambiar el final trágico de su última película, para hacerla más comercial. Un fin de semana, le invitan a una retrospectiva de sus films, donde le asedian sus numerosos fans. Allí le visita su novia, pero Sandy se fija en una atractiva violinista. Woody Allen homenajeó a su maestro italiano, Federico Fellini, en esta comedia dramática libremente inspirada en Ocho y medio, de Federico Fellini, también sobre un realizador que pasa una grave crisis vital. El título original del film, Stardust Memories, proviene de una famosa canción de Louis Armstrong, que suena en un momento importante de la trama. Aunque es una de las películas menos redondas de Allen, algunos momentos son realmente memorables.

5/10
Orca, la ballena asesina

1977 | Orca, The Killer Whale

A rebufo del gran Tiburón de Spielberg, Richard Harris protagoniza una aventura marina centrada en la lucha a muerte entre una Orca que desea vengar la muerte de su familia y el capitán Nolan, versión moderna del mítico Ahab de Moby Dick. La idea es mostrar sentimientos cuasihumanos en el cetáceo protagonista, rodeándolo de un aura mitológica que realza su belleza asesina. La bella partitura de Ennio Morricone mejora este enfoque. La película reune también a las guapas actrices Charlotte Rampling y Bo Derek.

4/10
Un taxi malva

1977 | Un taxi mauve

Seamus Scully, un viejo médico y filósofo irlandés, recorre el sur de Irlanda en su vehículo: un taxi malva. Por esa zona, visita a varios clientes que le piden consejos sobre diversos apuntes. Adaptación de la novela de Michel Déon, también coautor del guión. Destaca el trabajo del veteranísimo Fred Astaire como médico veterano.

5/10
Foxtrot

1976 | Foxtrot

Durante la II Guerra Mundial, tres hombres y una mujer se quedan aislados en una isla, sin ninguna posibilidad de salir. Toda una anomalía en la filmografía del mexicano Arturo Ripstein, que contó con un reparto internacional. El cineasta rodó una versión en inglés y otra doblada al español. Sin embargo, en la línea de sus películas, no renunció a subrayar los aspectos más sórdidos del relato, pues la película se centra en las consecuencias de que los protagonistas compartan a la misma mujer. A pesar de los esfuerzos de los actores, el film logra apenas mantener el interés.

4/10
Sherlock Holmes en Nueva York

1976 | Sherlock Holmes in New York

El detective Sherlock Holmes persigue en Nueva York a su archienemigo Moriarty, responsable de un atraco a un banco. Además, Moriarty intenta raptar a una bella mujer. Roger Moore encarna al famoso personaje literario de Sir Arthur Conan Doyle, en esta producción televisiva. Aunque Moore es un actor demasiado limitado, y no resulta un Sherlock memorable ni mucho menos, está secundado por un buen reparto, y la trama tiene bastante interés.

5/10
La carne de la orquídea

1975 | La chair de l'orchidée

Claire, una joven muchacha, es retenida por su tío, que la encierra en un castillo. Éste pretende quedarse con su dinero. Uno de los menos interesantes trabajos del reputado Patrice Chéreau (Intimidad, La reina Margot), que adapta una novela del especialista en el género negro James Hadley Chase.

4/10
Yuppi du

1975 | Yuppi du

Felice tiene dos esposas, y asegura que las ama por igual. Ambas mujeres tendrán destinos muy diferentes. Una de las películas dirigidas por Adriano Celentano, en su etapa de mayor popularidad. Celentano es también uno de los protagonistas, y además ejerce como coguionista, productor y se responsabiliza de la banda sonora. El film está considerado un auténtico clásico en Italia.

5/10
Adiós, muñeca

1975 | Farewell, My Lovely

Adaptación de una de las muchas novelas que Raymond Chandler escribió sobre el cínico detective Philip Marlowe. El resultado es una obra maestra que consigue crear el ambiente de los años 40 gracias a una magistral dirección artística de Dean Tavoularis (colaborador de Coppola), una fotografía atmosférica de John A. Alonzo y una sensual banda sonora de David Shire. Rodada en las localizaciones de Hollywood Boulevard descritas en su trama, cada plano guarda un trozo inenarrable del mejor cine negro en un tono poético digno de figurar en las antologías cinematográficas. Su reparto está a la altura con Robert Mitchum como Marlowe, acompañado de una sugerente Charlotte Rampling, John Ireland y Sylvia Miles (nominada al Oscar como mejor secundaria). Además aparece Sylvester Stallone, en un breve papel de matón. Marlowe es contratado para encontrar a una chica desaparecida, en una trama ya llevada al cine en 1942 como The Falcon Takes Over y dos años después como Historia de un detective. ¡Quién puede pensar ahora que Adiós, muñeca fue una de las primeras producciones de Jerry Bruckheimer!

7/10
Zardoz

1974 | Zardoz

Año 2293. Los humanos se dividen en dos razas, unos inmortales y poderosos, y otros miserables y débiles. Sean Connery da vida a Zardoz, el único hombre capaz de devolver la dignidad a los desfavorecidos. John Boorman ofrece un impresionante despliegue de imaginación y efectos especiales en esta fábula cinematográfica.

5/10
El portero de noche

1974 | Il portiere di notte

Una joven judía llamada Lucia Atherton es sometida a abusos sexuales en un campo de concentración durante la Segunda Guerra Mundial. Trece años después, ya hecha una mujer, Lucia encuentra por casualidad al oficial nazi que la sometía a todo tipo de vejaciones. El ex militar trabaja ahora como portero de un lujoso hotel de Viena, y tras el inesperado encuentro los sucesos del pasado acaban desembocando en una enfermiza relación de rasgos sadomasoquistas. El cine de la italiana Liliana Cavani (La piel, Francesco) siempre se ha caracterizado por su toque escandaloso. Pero esta película sin duda se lleva la palma. Su erotismo sadomasoquista relacionado con las víctimas del holocausto es un ejemplo del morbo más retorcido y suscitó una enorme polémica en su época. Actrices como Romy Schneider (El cardenal), Mia Farrow (La rosa púrpura del Cairo) o Dominique Sanda (El jardín de los Finzi Contini) fueron candidatas al papel que finalmente interpretó Charlotte Rampling. El actor Dirk Bogarde está, como siempre, inquietante.

4/10
Caravan to Vaccares

1974 | Caravan to Vaccares

Neil Bowman, un americano inicia un largo viaje por Europa. En su periplo conoce a Lila, una fotógrafa británica. Un terrateniente francés les contrata para un arriesgado trabajo. El poco conocido productor y director Geoffrey Reeve lleva al cine una novela de Alistair MacLean, que ya había adaptado anteriormente en el film Puppet on a Chain, su ópera prima. El resultado no es muy brillante, pero da pie al lucimiento de los actores.

4/10
Giordano Bruno

1973 | Giordano Bruno

Giuliano Montaldo, responsable del film Sacco y Vanzetti, continuó con su siguiente trabajo en el campo del cine biográfico. En esta ocasión, reconstruye la vida de Giordano Bruno, sacerdote dominico y filósofo e intelectual. Gian Maria Volonté realiza un gran trabajo, transformándose en el personaje central.

6/10
Enrique VIII y sus seis mujeres

1972 | Henry VIII and His Six Wives

En su lecho de muerte, Enrique VIII rememora su vida, y su matrimonio con seis mujeres distintas. Reconstrucción de la dramática historia de Enrique VIII, y su relación con sus diferentes esposas. Se trata de una producción británica cuidada, y con una ambientación sobresaliente. Destaca el trabajo de Charlotte Rampling, en el papel de Ana Bolena.

5/10
Refugio macabro

1972 | Asylum

Cuatro relatos entrecruzados en torno a la figura de un psiquiatra que solicita trabajo en una clínica mental. El director de la institución le pide que interrogue a varios internos para recabar datos sobre un doctor que ha enloquecido. Éstos le cuentan la historia de sus vidas. Se trata de una entretenida cinta de terror con una ambientación sugerente. Sin ser memorable, el guión resulta ameno y tiene un giro final muy bien trazado.

4/10
Corky

1972 | Corky

Corky Curtiss, un joven de una pequeña localidad, intenta triunfar en las carreras de coches. Drama sobre la superación personal. Destaca el trabajo del protagonista, el actor Robert Blake, en un papel desagradable que no cae simpático al público.

4/10
Adiós, hermano cruel

1971 | Adio Fratello Crudele

Durante el Renacimiento, Giovanni se reencuentra con su hermana, Annabella, después de diez años de separación. Ambos se sienten atraídos, aunque ella es obligada por sus padres a contraer matrimonio con Soranzo un hombre al que no ama. Esforzada adaptación de la obra teatral "Tis Pity She's a Whore" de John Ford (II), famoso dramaturgo británico, contemporáneo de Shakespeare, que no tiene nada que ver con el célebre cineasta. El poco conocido cineasta italiano contó con dos de los grandes de su país, el compositor Ennio Morricone y el director de fotografía Vittorio Storaro.

4/10
The Ski Bum

1971 | The Ski Bum

Johnny vive concentrado en la práctica del esquí, pero las relaciones sentimentales no se le dan nada bien. Psicodélico film setentero, complicadísimo de entender, de interés limitado. Lleno de ideas alocadas, interesará únicamente a los amantes de las rarezas cinematográficas.

4/10
Target: Harry

1969 | Target: Harry

Harry es un piloto con bastantes aventuras sobre sus espaldas, que ha de llevar a Estambul a un misterioso individuo. Cuando éste resulta asesinado, la vida de Harry se verá en grave peligro. Película que tuvo bastantes problemas comerciales ya que Corman la proyectó como un telefilm de espías con una línea argumental similar a las novelas de Chandler. Una vez rodada, no se emitió por televisión por resultar demasiado violenta así que su hermano Gene no pudo hacer nada con ella. Años después intentó estrenarla añadiéndole escenas de chicas desnudas, pero no encontró distribuidora. En 1979, por fin se exhibió en Europa con el título de Target: Harry y con el nombre de Corman siendo sustituido por otro ficticio de Henry Nelly.

3/10
La caída de los dioses

1969 | La caduta degli dei

Alemania, 1933. La cena en honor del patriarca de la familia Von Essenbeck –dueños de un holding de empresas metalúrgicas– se interrumpe por el incendio del Reichstag.  Uno de los hermanos, Herbert, decide abandonar el país al estar en desacuerdo con la connivencia del 'imperio Essenbeck' con las incipientes ideas nazis. Uno de los grandes títulos de Luchino Visconti, que narra, con su pausado y elaborado estilo, la decadencia de una familia de industriales, en paralelo con la ascensión del nacionalsocialismo. El cineasta italiano muestra la degradación moral de los Essenbeck, y especialmente se centra en la vida de Martin (Helmut Berger), joven disoluto, homosexual, incestuoso y pedófilo. La puesta en escena, algo teatral, es como siempre, muy meticulosa, y el diseño de producción realmente fastuoso. La música de Maurice Jarre es excelente.

7/10
Tres

1969 | Three

Dos jóvenes amigos organizan un viaje por diferentes lugares de Europa. Ambos acaban rivalizando por recibir las atenciones de una misteriosa y atractiva mujer. Debut como director de James Salter, considerado uno de los grandes escritores estadounidenses del siglo XX, que también es el autor del guión. 

5/10
Sequestro di persona

1968 | Sequestro di persona

Christina Fisher llega a Sardinia, para pasar unas vacaciones con Francesco, su amigo de la facultad. Mientras recorren la isla, son atrapados por terroristas. Éstos deciden llevarse a Francesco, aunque dejan libre a Christina. Uno de los mayores éxitos del poco conocido cineasta italiano Gianfranco Mingozzi (Flavia, la monaca musulmana), que contó con un sólido reparto.

4/10
La leyenda de un valiente

1967 | The Long Duel

Durante la soberanía inglesa en la India, el Sultán con su esposa, hijos y varios hombres son encarcelados en el fuerte Najibabad, pero consiguen fugarse. Un policía es el encargado de darles caza. Comienza así una implacable persecución. Una buena ocasión para disfrutar viendo cómo Yul Brynner combate a los invasores británicos. Un clásico del cine de aventuras. Dirige Ken Annakin, cuyo apellido homenajeó George Lucas al dar nombre a Darth Vader.

6/10
La soltera retozona

1966 | Georgy Girl

Georgy es una chica poco agraciada que está soltera, pues ningún hombre se ha fijado en ella. Un día, se entera de que Meredith, su compañera de piso, se ha quedado embarazada de Jos, el chico con el que sale y del que Georgy también está enamorada. Para colmo, James un madurito de mediana edad, le propone a Georgy que sea su amante. Comedia de enredo con la que Lynn Redgrave fue nominada al Oscar a la mejor actriz. Curiosamente, el papel de Georgy iba a ser para su hermana Vanessa pero lo rechazó justo antes de empezar el rodaje.

5/10
Rotten to the Core

1965 | Rotten to the Core

Tres tipos salen de la cárcel esperando recuperar el botín que escondieron antes de ser atrapados. Insulsa parodia del cine de golpes criminales, con un reparto desigual, y un guión totalmente predecible.

4/10
El knack... y cómo conseguirlo

1965 | The Knack ...and How to Get It

Londres, década de los 60. Colin intenta que su amigo Tolen le enseñe todos los secretos para conquistar a las mujeres. Mientras, Nancy Jones, una despistada joven de provincias, decide trasladarse a Londres. Alocada comedia, basada en una obra teatral de Ann Jellicoe. Obtuvo la Palma de Oro en Cannes.

6/10

Últimos tráilers y vídeos