IMG-LOGO
Tengo ganas de ti
4 /10 decine21

Tengo ganas de ti

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

Tengo ganas de ti

Hache vuelve a casa tras pasar una temporada en Londres, alejado del recuerdo imborrable de aquel primer amor con Babi. Mientras intenta reconstruir su vida, Gin, una chica de espíritu descarado, efervescente y vital le hace creer que es posible revivir aquella magia. Pero tarde o temprano, tendrá que encontrarse de nuevo con Babi…

4 /10 decine21

Crítica

El regreso de Hache

Hache ha vuelto. Tras pasar una larga temporada en Inglaterra llega de nuevo a Barcelona. Allí le espera su pasado: sus colegas, los recuerdos violentos de su vida anterior, la culpa por los sucesos trágicos que acontecieron entonces, etc. Hache ha cambiado y pronto conocerá a una chica, Gin, que es la horma de su zapato: seductora, guapa, simpática, lista y muy independiente. Sin embargo, el pasado volverá una y otra vez al presente de Hache, un pasado que adopta sobre todo nombre de mujer: Babi, la chica que aún no ha podido olvidar.

Tengo ganas de ti es la continuación de la historia narrada en 3 metros sobre el cielo, igualmente con guión escrito a partir de la novela homónima de Federico Moccia. Dirige el film el español Fernando González Molina, que ofrece un panorama muy parecido al iniciado con la primera película, aunque aquí hay más dolor, más pena quizá. Hay que reconocer que la producción técnica destaca por su calidad, hay una buena fotografía, un montaje habilidoso y un ritmo narrativo muy ágil, lo cual se agradece. Por contra hay subtramas que sólo distraen, como la que protagoniza la hermana pequeña de Babi (María Valverde), que resulta forzada y un poquito sobreinterpretada por Nerea Camacho.

El gran reclamo de Tengo ganas de ti sigue siendo Mario Casas. El actor interpreta con convicción su ya conocido personaje de malote, de chulo con labia, seductor hasta las trancas, violento y sufridor, fuerte y sensible a un tiempo, tan atractivo que parece de otro mundo. Sabedor del material con el que cuenta, el director se las arregla para fotografiar una y otra vez sus pectorales desnudos, su espalda musculosa... Y la mayoría de las veces, lógico, está acompañado por una también mujercilla fatal con las formas de Clara Lago, magnífica actriz por otra parte. Tanta feromona suelta produce algo de repelús, y ciertas escenas sobrepasan los estándares de la cursilería, como el momento Titanic encima de la moto. Tampoco faltan, por supuesto, los enfrentamientos hormonales entre hombres, dispuestos a mostrar quién es el más machote.

Tengo ganas de ti está llamada a entusiasmar al público joven, especialmente femenino. Las seguidoras de las novelas de Federico Moccia pueden estar tranquilas, pues vibrarán con cada escena de este film, diseñado para llevar hasta el extremo todos los sentimientos posibles. No hay pudor. En cada escena se produce, en efecto, una especie de bacanal efectiva: enamoramientos febriles, amores nostálgicos, melancolías del pasado, amistades rotas, lágrimas compartidas, sufrimientos maternofiliales, infidelidades, celos, etc., etc. Todo se vive con una intensidad desproporcionada: un entramado de pasiones exacerbadas por las que Moccia se ha convertido en fenómeno de masas.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.