saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Una pastelería en Tokio

Una pastelería en Tokio

An

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Una pastelería en Tokio

Sentaro dirige una pequeña pasteleria que sirve dorayakis (pastelitos rellenos de salsa de frijoles rojos dulces llamada "an"). Cuando una anciana, Tokue, se ofrece a ayudarle en su cocina, él accede de mala gana. Pero Tokue demostrará tener magia en las manos cuando se trata de hacer "an". Gracias a su receta secreta, el pequeño negocio comienza a florecer. Con el paso del tiempo, Sentaro y Tokue abrirán sus corazones el uno al otro para revelar viejas heridas.

Galería de imágenes

Una pastelería en Tokio
Una pastelería en Tokio
Una pastelería en Tokio

Crítica decine21.com

estrella
6
El secreto del dorayaki
El secreto del dorayaki

Sentaro (Masatoshi Nagase) trabaja en un humilde negocio Tokio. Cada día acude a una pequeña caseta en donde prepara un dulce típico del país, el dorayaki, que sirve en silencio a los pocos clientes que lo solicitan. Un día una singular anciana llamada Tokue (Kirin Kiki) le pide trabajo y le asegura que podrá cocinarle muy bien el anko, las pasta de judías con que se rellenan los dorayakis. Sentaro se queda atónito ante tal petición, pero las palabras favorables de una jovencita (Kyara Uchida), cliente habitual, y el delicioso anko que prueba de manos de la anciana, le empujan a contratarla. Los clientes no tardarán en agradecer el cambio, y entre el hombre, la anciana y la jovencita se establecerá un vínculo especial.

Delicada película japonesa de la directora Naomi Kawase (1969), de amplia trayectoria en su país y dada a conocer en occidente a raíz de su film Aguas tranquilas. Con parsimonia oriental va desplegando su historia Kawase, autora también del guión, escrito a partir de la novela de Durian Sukegawa. Presenta así a sus personajes con pocas palabras, con sugerencias más que con hechos, trozos de vida en donde apenas se incoan dolores del pasado, sufrimientos interiores. Porque los tres personajes guardan eso en común; el de haber sufrido el zarpazo de la soledad, de no encontrar su propio camino.

Con un rodaje sin alardes técnicos, Kawase logra acercar su mundo al espectador, un mundo que habla a gritos de la injusticia y del dolor, y de cómo, paradójicamente, gracias a él las almas de los enfermos pueden captar la realidad, el mundo, su belleza, con una sensibilidad extraordinaria. Hay en el que sufre la capacidad de ofrecerse a los demás, un ojo especial para captar la tristeza ajena, para comprender y así acompañar, y poner alegría donde sólo hay desasosiego. “Lo importante en llenar de sentido la vida de los demás”, se dice en el film. Y no importa la edad para esa sabiduría.

Aunque de modo sobrio, velado, de nuevo una película que toca el tema pecuniario sirve para conectar a las personas, para llenar los huecos que faltan y para mostrar la riqueza de la vida. La metáfora del sabor, del misterio, funciona. Y especialmente en Una pastelería en Tokio Kawase transmite sabiamente esa visión oriental acerca del respeto y la armonía con la naturaleza, la conexión misteriosa entre los seres vivos, donde la trascendencia tiene también su sitio.

DVD
Distribuye: Cameo
Extras: Español y japonés 5.1. Fichas. Tráiler.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE