IMG-LOGO
Borrachera de poder
7 /10 decine21

Borrachera de poder

L' ivresse du pouvoir

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
7 /10 decine21

Crítica

Su señoría

Su señoría

Jeanne Charmant Killman es la juez instructora de un importante caso de escándalo financiero, por el que ha ordenado el ingreso en prisión de Humeau, el presidente de un potente grupo industrial. Ella, casada y sin hijos, es una profesional rigurosa, implacable, y como un témpano de hielo. Está deseando que su investigación permita la condena de un buen puñado de delincuentes de guante blanco, pero las ramificaciones del caso, que salpican a empresarios y políticos de altísimo nivel, pueden hacerle la tarea muy complicada. Por otro lado su marido Philippe se siente ninguneado, ella sólo parece prestar atención a su caso, y a un suave humor irónico, que siempre le acompaña, y que entiende muy bien su sobrino Felix, un 'bon vivant' que vive temporalmente con el matrimonio.

Estamos ante un film típicamente chabroliano, con ese aire gris tan suyo, que le sirve para fustigar a la pequeña burguesía y a los poderosos. A estas alturas el veterano Claude Chabrol parece capaz de hacer cine con los ojos cerrados. Aquí maneja a la perfección los mecanismos narrativos, el pasar de los interrogatorios a los escenarios íntimos como el domicilio de la juez. Igual te planta un perfecto plano secuencia al inicio para mostrar la detención de Huneau, que juega con el campo y contracampo en los interrogatorios, o muestra a los personajes en el mismo plano en las escenas del hogar. Acierta al abordar el tema de la corrupción política y empresarial, y sabe dosificar algunos elementos de suspense, el atentado (¿o no lo ha sido?) contra Jeanne, o las zancadillas que ella encuentra en su camino, como la asignación de una juez ayudante, que esperan le saque de sus casillas.

Isabelle Huppert trabaja por séptima vez para Chabrol, y le entrega a éste lo que espera, el personaje de alguien implacable, dura, muy dura, pero que en algún momento es capaz de mostrar, levemente, compasión. Los demás personajes, secundarios, están muy bien, y destaca sobre todo François Berleand, como el hombre en prisión que se va desfondando. La escena de su salida de la cárcel es una perfecta conjunción de la maestría de un gran director y un estupendo actor.

Corrupción y poder

El film estudia el poder entre el poder y la corrupción. Para el director, "los personajes están borrachos de poder, pero en cuanto éste se pone en cuestión, se convierten en marionetas que no saben qué hacer". Hasta la protagonista acaba convertida en una especie de Robespierre: "Persigue un ideal de justicia, pero el poder que encarna la embriaga", explica Chabrol.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos