Decine21
Drive My Car
9 /10 decine21

Drive My Car

Doraibu mai ka

Premios

Oscar
2022
Ganadora de 1 premio
  • Película en lengua extranjera
Nominada a 3 premios
Festival de Cannes
2021
Ganadora de 1 premio
Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
0 2 2 0 2 0

Reparto

Sinopsis oficial

Yusuke Kafuku, actor y director de teatro, aún incapaz de lidiar con su pasado, acepta dirigir Tío Vania en un festival de teatro en Hiroshima. Allí conoce a Misaki, una joven introvertida que será su chófer. En sus idas y venidas comienzan a surgir las confesiones y a desvelarse los secretos de sus misteriosas vidas.

9 /10 decine21

Crítica Drive My Car (2021)

Atreverse a vivir

Atreverse a vivir

Una de esas películas de las que dejan huella, maravillosamente articulada, donde el cineasta japonés Ryusuke Hamaguchi demuestra una enorme capacidad de ahondar en la naturaleza humana. Arranca con un matrimonio aparentemente feliz, compuesto por Yusuke y Oto Kafuku, él prestigioso actor de teatro, ella guionista de series de televisión. Pronto descubrimos grietas en la relación. Perdieron a su hija, cuando era niña, lo que les marcó. Oto idea tramas donde fantasea con retorcidos detalles sexuales, después de hacer el amor con su esposo, que al día siguiente debe recordarle él, para plasmarlas en papel. Y está el descubrimiento de la infidelidad de ella, que él tolera en silencio, la ama demasiado para arriesgarse a perderla. Dos años después, un Yusuke doliente acepta dirigir un taller de teatro en Hiroshima, donde seleccionará a los participantes para preparar y representar en el escenario “Tío Vania” de Chejov. Como condición, debe aceptar a la joven chófer Misaki, que le impone la organización, aunque él preferiría conducir su coche. Allí coincidirá inesperadamente con Koshi, el actor con el que su esposa le engañó.

Hamaguchi parte de un relato del reputado y oscuro novelista Haruki Murakami, y logra algo verdaderamente mágico: atrapar con verismo jirones de la angustiada sociedad contemporánea, que busca la felicidad sin lograrlo, o al menos tener la sensación de estar vivos, mientras se les pasa la existencia en un suspiro. Y por cierto, en tal sentido, las casi tres horas de metraje nunca pesan en el espectador, tal es la fuerza de lo que se nos cuenta; la audacia de poner los créditos tras casi tres cuartos de hora de proyección tiene todo el sentido, pues lo que hemos visto hasta entonces es una especie de prólogo para lo que viene después. Destaca la amplia galería de personajes, que son de carne y hueso, creíbles en sus fortalezas y debilidades. Entre ellos destacan los encarnados por Hidetoshi Nishijima, Masaki Okada, Reika Kirishima y Toko Miura, que dan vida respectivamente a Yusuke, Koshi, Oto y Misaki, pero también el resto, los otros actores de la obra, entre ellas una mujer muda, no hay realmente papel pequeño y sin importancia.

La película utiliza “Tío Vania” como increíble subtexto, de modo que resuena con naturalidad la idea de que las grandes obras de la literatura universal nos descubren cosas sobre nosotros mismos, la idea de que Yusuke no se atreva a volver a interpretar al personaje principal por este motivo es muy sugerente, igual que la voz grabada en una cassette de Oto tiene algo de fantasmal y omnipresente. El automóvil, un viejo Saab rojo bien conservado, conducido con pericia por Misaki, casi no se nota que se trata de un vehículo en marcha, se convierte en escenario íntimo de intercambio de confidencias, algo muy parecido a un confesonario. Resulta increíble la naturalidad con que se estrechan los lazos entre conductora y conducido, de estratos sociales tan diferentes, pero con más elementos en común de lo que cabría suponer a primera vista, ellos pueden hablar a diferencia de la actriz muda que se comunica con el lenguaje de signos, pero sus silencios y tristeza dominan ocultando sus sentimientos de culpa, la sensación de haberse convertido en muertos en vida, a pesar de que ambos trabajan en lo que les gusta.

Hamaguchi utiliza muy bien interiores y exteriores, ya sean el teatro, las casas, los hoteles, el auto, las calles y carreteras por donde se mueven los personajes, la planta de gestión de residuos o la orilla de mar de Hiroshima, o el nevado y gélido pueblo natal de Misaki. Su film es uno de esos raros casos en que todos los elementos vienen a ser las piezas de un puzzle que encajan sorprendentemente, hasta dar la sensación de que no falta ni sobra ninguna de ellas.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales