saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Gran Hotel (1932)

Gran Hotel (1932)

Grand Hotel

Principales intérpretes

Premios: 1 Oscar Ver más
Oscar
1932
Ganadora de 1 premio
  • Película

Crítica decine21.com

estrella
7
Huéspedes con historia
Huéspedes con historia

Un lujoso hotel en Berlín. Las idas y venidas de los huéspedes. He aquí la premisa de Grand Hotel, Oscar al mejor film de 1932. Curiosamente, era la única categoría en que estaba nominada. Su origen radica en la novela ‘Menschen im Hotel’, de Vicky Baum. La autora tomó la idea de su experiencia como camarera en un hotel. De la novela nació una exitosa obra de teatro de Broadway, de la que derivó el film.

La historia, plenamente coral, implica a varios personajes que coinciden dos días en el hotel. Está la bailarina rusa Grusinskaya (papel a la medida de Greta Garbo), prototipo de diva con altibajos, que lleva de cabeza a su doncella, y que se plantea el suicidio. Bajo la capa del elegante barón Felix von Gaigern (John Barrymore), se esconde un ladrón de guante blanco que se enamora de ella. Preysing (Wallace Beery, con fuerte acento alemán), es un empresario sin escrúpulos, que desprecia a un empleado, el entrañable Otto Kringelein (Lionel Barrymore), que padece una grave enfermedad. Y la hermosa taquigrafista Flaemmchen (Joan Crawford) trabaja para Preysing, quien desea aprovecharse de ella. El punto de vista del Dr. Otternschlag (Lewis Stone), que observa a los personajes que cruzan la puerta giratoria del hotel sin sospechar sus dramáticas historias, viene a identificarse con el del espectador antes de adentrarse en el film. La sentencia con que se concluye “El Gran Hotel. Siempre lo mismo. La gente viene. La gente se va… Nunca pasa nada” era su perfecto resumen. En un hotel, aparentemente no ocurre nada extraordinario. Pero en realidad, lo hemos visto, cada uno que pasa por ahí tiene su propia e irrepetible historia.

“Quiero estar sola”. Esta frase de la Garbo se hizo mítica ya que coincidía con el habitual estado de ánimo de la estrella, conocida por cómo eludía a la prensa y las reuniones sociales. La Garbo era la primera de un reparto estelar, donde la Metro de Louis B. Mayer e Irving Thalberg tiraba la casa por la ventana. El acierto del film fue no dar el protagonismo absoluto a ningún actor. Todos tenían peso, pero ninguno borraba a los otros. Puestos a destacar a alguien, brillaban Joan Crawford, como la taquígrafa que debe desenvolverse lo mejor posible en un mundo de hombres voraces, y Lionel Barrymore, que combina el lado humorístico con el tristón. Tras la cámara estaba Edmund Goulding, director Amarga victoria y El callejón de las almas perdidas. El magnífico decorado del hotel fue obra de Cedric Gibbons, ganador del Oscar de este apartado en 11 ocasiones.

DVD; Blu-ray
Distribuye: Warner
Extras: Español e inglés mono. Documental. Tráiler. Corto. Comentarios. El remake "Week-End at the Waldorf" de 1945.
También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE