IMG-LOGO

Biografía

Robert McWade

Robert McWade

Robert McWade

Filmografía
La contraseña

1937 | This Is My Affair

Largometraje de ribetes históricos que narra un suceso donde se vieron involucrados dos presidentes de Estados Unidos: William McKinley (en el cargo de 1897 a 1901) y Theodore Roosevelt (1901-1909). En el mismo, un teniente de la Marina tenía la misión de descubrir a una importante banda de atracadores de bancos cuyas acciones estaban poniendo en peligro la viabilidad de la economía del país. El film se rodó en pleno romance entre sus dos estrellas: Robert Taylor –como el heroico teniente– y Barbara Stanwyck, con apasionadas escenas de amor que eran minuciosamente analizadas por la prensa amarilla de turno. La actriz, que encarna a una bailarina y cantante, interpreta en el film la canción “I Hum a Waltz”. El resto del reparto lo conforman tres renombrados secundarios como Victor McLaglen, Brian Donlevy y John Carradine.

5/10
Titanes de la velocidad

1937 | California Straight Ahead

El material de aviación de la costa del Pacífico será lo que enfrente a dos conductores. Uno de ellos es un maquinista de un tren de mercancías y el otro, Biff Smith, un antiguo conductor de autobuses convertido ahora en camionero. Trepidante acción entre monstruos locomotores que no son otros que trenes y camiones. John Wayne entre medio, ligándose de paso a la chica de turno, en este caso Louise Latimer.

4/10
Mountain Justice

1937 | Mountain Justice

El sueño de un médico y una enfermera (Josephine Hutchinson) sería poder poner una clínica para poder atender a la gente pobre de la montaña. Pero no es sencillo, y encima ella debe soportar a un padre tiránico, que no le deja apenas mover un dedo. Decidida a buscar su propio camino, marcha a la ciudad para completar su formación. Cuando regresa, una muerte accidental hará caer sobre ella la acusación de asesinato. Un apuesto abogado (George Brent) deberá defenderla. Típico melodrama de Warner de los años 30. Hay una buena composición de personajes, y aunque se busca la lágrima, también contiene momentos divertidos, donde tienen mucha parte Guy Kibbee y Margaret Hamilton.

5/10
Anything Goes (1936)

1936 | Anything Goes

El musical de mismo nombre se estrenó el 21 de noviembre de 1934 en Broadway. Sobre un libreto escrito por P.G. Wodehouse y Guy Bolton (sobre los líos de un americano que viaja a Inglaterra y es confundido con un gángster) con música de Cole Porter, sirvió para la confirmación de Ethel Merman como estrella de los escenarios. Al espectáculo pertenecen melodías inolvidables como la que le da título (que sirvió para ilustrar el trepidante prólogo de Indiana Jones y el templo maldito), “I Get a Kick Out of You” y “You´re the Top” (usada en los créditos de ¿Qué me pasa, doctor? ). Todavía con la función caliente se rodó su versión para cine con la protagonista original, Ethel Merman, acompañada de Bing Crosby. Se suprimieron todas las canciones de Porter excepto las tres mencionadas, sustituyéndolas por nuevas composiciones de Frederick Hollander y Leo Robin, sin duda mucho más flojas. El propio Crosby intervino en una nueva y colorista versión homónima de 1956.

5/10
Joyas funestas

1936 | Fifteen Maiden Lane

Trevor es un agente de seguros que, harto de tener que perseguir a una peligrosa banda de ladrones de joyas, trama un peligroso plan: entrar como infiltrado en dicha organización para detenerles. El reparto está formado por la pareja Claire Trevor y Cesar Romero, en una película que contó con nada menos que cuatro guionistas, y cuya trama recuerda un poco a La maldición del Escorpión de Jade, donde un investigador de seguros era el propio ladrón de las joyas que buscaba. A destacar la fotografía de John F. Seitz (1892-1979), que había comenzado su carrera en el cine en 1916 y que, tras una larga filmografía, consiguió siete nominaciones al Oscar, interviniendo en películas tan conocidas como El cuervo (1942) y El crepúsculo de los dioses (1950).

5/10
High Tension

1936 | High Tension

Una producción de la Fox, que encargó a uno de sus hombres de confianza, el todoterreno Allan Dwan, que se hiciese cargo del proyecto aunque al principio era otro director el encargado del mismo. Una comedia de aventuras que narra el romance entre un ingeniero marino de una compañía telefónica, y una periodista a la que lo único que parece preocuparle es enterarse del último cotilleo de la ciudad. Aunque él no está muy dispuesto a aceptar los riesgos del matrimonio, el salir ileso de un peligroso trabajo que lleva a cabo en Hawai le hace replantearse las cosas. Además de la pareja protagonista, Brian Donlevy y Glenda Farrell, destaca un buen reparto con Norman Foster y Robert McWade. A mencionar que tuvo nada menos que tres guionistas: Lou Breslow, Edward Eliscu y John Patrick.

4/10
Matando en la sombra

1933 | The Kennel Murder Case

Un can aparece muerto. El millonario sospechoso del hecho es asesinado. Buena cinta de intriga, dirigida por Michael Curtiz, y con un clásico del género, William Powell.

5/10
En boca de todos

1933 | Ladies They Talk About

Adaptación de la obra teatral “Women in prison”, escrita por Dorothy MacKaye y Carlton Miles, y estrenada en Los Ángeles con relativo éxito. En su paso al cine tuvo serios problemas con la censura y el código Hayes que acababa de entrar en vigor. En su argumento la joven Nan, miembro de una banda de atracadores de bancos, es traicionada por un hombre y enviada a la temible prisión de San Quintín. Uno de los primeros papeles de éxito para la bella Barbara Stanwyck, acompañada en el reparto femenino por la actriz de teatro Dorothy Burgess (1907-1961), con una discreta carrera de secundaria en el cine; y Lillian Roth (1910-1980), que había comenzado en el cine siendo una niña y que tuvo que abandonar la profesión en los años 30 debido a problemas personales: su vida sería llevada a la pantalla en la película de 1955 Mañana lloraré.

7/10
Duro de pelar (1933)

1933 | Hard to Handle

Al igual que hizo con Paul Muni en ¿Qué hay Nellie?, el director Mervyn LeRoy también prescindió del registro gangsteril de James Cagney en esta comedia donde es un agente de prensa que se convierte en promotor de un maratón de baile. Lo cual está muy bien para ir conociendo las historias de los diferentes personajes que intervienen en el mismo, entre ellos el de la ganadora Mary Brian (1906-2002), una secundaria que comenzó en el cine mudo y se retiró del espectáculo a finales de los 50, sirviendo en todo tipo de géneros y estilos. Cagney está muy enérgico en su papel, y en un momento determinado se autoparodia al hacer un anuncio de pomelos (que era la fruta que estrellaba en el rostro de la chica en El enemigo público (1931)). Broma que volvería a repetir en Uno, dos, tres, de Billy Wilder (1961).

6/10
Gloria y hambre

1933 | Heroes for Sale

Ya su idóneo título en español nos prepara para asistir en poco más de 70 minutos a una de las más contundentes crónicas sociales de la historia de Norteamérica. A través del personaje de Tom Holmes (encarnado por un sobresaliente Richard Barthelmess), vamos conociendo la desintegración de un país que comenzó tras la I Guerra Mundial y que le llevó desde los “felices años 20” a la Ley Seca, el dinero fácil con negocios sucios, el crack del 29 y la Gran Depresión. Una soberbia muestra de cine de gángster que, salvada de entrar en el código censor, también toca aspectos polémicos como la droga, el sexo y la corrupción. Wellman utilizó vagabundos auténticos para ambientar su relato, en la que fue la película con la que terminó el contrato para Warner Bros.

8/10
I Loved a Woman

1933 | I Loved a Woman

John Hayden, estudiante de arte, decide dejar la carrera para ocuparse de los negocios de su padre, tras la muerte de éste. Poco después se casa con una mujer que sólo le quiere por su dinero, lo que da al traste con su felicidad. Decide financiar la carrera de Laura, una prometedora cantante. Tras El rey de la plata, de 1932, el director Alfred E. Green volvió a recurrir al año siguiente al mismo actor, Edward G. Robinson, para esta cinta que tiene el mismo tema central: la ambición desmedida y sus consecuencias.

5/10
The Solitaire Man

1933 | The Solitaire Man

Oliver Lane (Herbert Marshall) es el hombre solitario, un famoso ladrón de joyas que está listo para retirarse y casarse con Helen (Elizabeth Allan), su socia en el crimen y su único y verdadero amor. Sus planes caen en desgracia cuando otro miembro de la cuadrilla camina con un collar robado. Helen no se casará hasta que devuelva el collar. El intento de Oliver para devolver las joyas más tarde hará colocar toda la banda bajo sospecha por el robo y por el asesinato de un inspector de policía. The solitaire man se trata de un filme sutil, sotisficado y elegante thriller.        

5/10
Pescada en la calle

1933 | Pick-up

Una pareja de estafadores es capturada y encarcelada. Cuando ambos salen de prisión, ella intenta que la vida matrimonial entre ellos sea como antes. Drama con poca fuerza pero entretenido, donde la interpretación de Sylvia Sidney (Sólo se vive una vez) resulta lo más logrado del film.

5/10
Alias, la condesa

1932 | Madame Racketeer

Una ladrona de fama internacional conocida como “La condesa” (Alison Skipworth), quiere abandonar su vida de delitos e irse del país. Pero primero tiene que cumplir una misión personal: conocer a las dos hijas que dejó años atrás al cuidado de su esposo. Pero el asunto se enreda con la aparición en escena de un peligroso criminal (George Raft). Agradable tragicomedia en la mejor tradición del cine sentimental, que cuenta entre uno de sus guionistas al hawaiano Harvey Gates (1894- 948), uno de los pioneros del cinematógrafo, cuya larga trayectoria comprende más de doscientas películas desde 1913. Principalmente centradas en comedias románticas del estilo de La bailarina del Cairo (1924) y ¿Cuándo es tu cumpleaños? (1937).

5/10
Cinemanía

1932 | Movie Crazy

Harold es un joven que sueña con triunfar en el mundo del cine. Por un error, la carta que acompaña a su petición de trabajo en Hollywood contiene una foto que no es la suya, sino la de un apuesto tipo, motivo por el cual es convocado para una prueba de galán. A pesar de sus buenos deseos, Harold resulta ser supertorpe y el auténtico prototipo del antiactor. Mientras organiza mil y un líos conoce a una famosa actriz, pero no la distingue del personaje de chica española cuando está caracterizado, por lo cual su carácter enamoradizo le provocará algún que otro problema.Harold Lloyd abordó en este film de su etapa sonora una historia de cine dentro del cine. Aunque el resultado es desigual -el sonido supuso un problema para el actor, en lo que a la agilidad narrativa de las tramas se refiere- hay algunos momentos notables, curiosamente los que se acercan más al puro gag mudo, como el del día lluvioso, cuando ayuda a la chica a poner la capota del coche; o la de la fiesta, francamente divertido, cuando por error Harold se pone la chaqueta llena de trucos de un mago.

6/10
Girls About Town

1931 | Girls About Town

Con un argumento parecido a Hollywood al desnudo, rodado un año después, dos señoritas llamadas Wanda y Marie llegan a la ciudad de Nueva York deseosas de convertirse en actrices. Los sueños de dos jóvenes y los entresijos del mundo del cine aderezado con un toque de humor y de la mano del director George Cukor.

5/10
Cimarrón

1931 | Cimarron

El periodista y titulado en leyes Yancey Cravat se traslada con su familia a Oklahoma, donde una nación en ebullición ofrece la propiedad de territorio a los colonos que decidan mudarse. Allí se convertirá en ciudadano principal en transformar ese territorio salvaje de frontera en una comunidad próspera y civilizada. La conquista del Oeste y los esfuerzos de colonización en Estados Unidos ocupan gran parte del imaginario de este país. Cimarrón fue el primer western en ganar el Oscar a la mejor película, apenas nacidos los premios, pero curiosamente no volvería a llevar el premio gordo del cine una película de este género hasta Bailando con lobos, que aunque clásico no dejaba de ser una cinta del oeste diferente. El film, que adapta una novela de la prolífica Edna Ferber, resulta medianamente entretenido, con el memorable tramo en que los colonos se disputan su porción de terreno en una gran carrera. y tiene como protagonista al icónico Richard Dix, que aquí logró su única nominación al Oscar. Le acompaña en el reparto Irene Dunne. Hubo un remake en 1960, e incluso Un horizonte muy lejano viene a contar una historia cortada por el mismo patrón.

6/10
¡Ay, que me caigo!

1930 | Feet First

Divertida película de la etapa sonora de Harold Lloyd. El film presenta tres tramos bien determinados. En el primero Harold es un joven dependiente de una zapatería que hace un curso por correspondencia para ganar en personalidad cara a tratar mejor a la clientela y prosperar. Más tarde, en la segunda parte, Harold se cuela en un barco donde viaje un magnate fabricante de zapatos, que le toma por un colega; él mantiene esa ficción, mientras trata de conquistar a la chica de sus sueños, a la que toma por hija del citado magnate, cuando únicamente es su secretaria; finalmente, tercer tramo, tenemos a Harold salvando mil y un obstáculos para entregar a tiempo una carta que le supondría al fabricante de zapatos un negocio redondo, y a nuestro héroe el reconocimiento de su valía. Los tres actos del film ofrecen momentos muy hilarantes. Cuando mejor funcionan los gags es cuando son puramente visuales, como cuando en el barco Harold intenta recuperar todos los ejemplares de una publicación, que incluye una fotografía suya bastante comprometedora. El tercer acto del film viene a ser como un “más difícil todavía” con respecto a El hombre mosca, pues de nuevo tenemos a Harold metido en líos, al ir a parar al andamio de un gran edificio, donde se verá obligado a resistir hasta llegar a la azotea. El actor filma él mismo sus arriesgadas escenas.

6/10

Últimos tráilers y vídeos