saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
¡Menudo fenómeno!

¡Menudo fenómeno!

Delivery Man

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

¡Menudo fenómeno!

David Wozniak (Vince Vaughn) es un hombre de pocas ambiciones cuya vacía existencia da un vuelco cuando descubre que es padre de 533 hijos, fruto de las donaciones de esperma que realizó más de veinte años atrás, y que 142 de ellos quieren conocerle. Los problemas de David se amontonan: a las deudas que debe pagar a la mafia y al abandono de su novia embarazada (Cobie Smulders), ahora se le une un pleito iniciado por 142 de los 533 veinteañeros que quieren conocer la identidad de su padre biológico. Mientras David afronta la difícil decisión de si revelar o no su identidad, se embarca en un viaje que le llevará a descubrir no solo su verdadero yo, sino también al padre que podría llegar a ser.

Crítica decine21.com

estrella
4
Fecundidad
Fecundidad

El canadiense Ken Scott versiona para el público estadounidense su inesperado éxito Starbuck, lo que supone poner al frente del reparto a un actor popular, Vince Vaughn. En ¡Menudo fenómeno! se ciñe pues en líneas generales a su film original, que sigue a David Wozniak, un tipo que reparte carne en el negocio familiar, bastante mediocre y sin grandes ilusiones en la vida, aunque empieza a intuir que debería comprometerse en serio con su actual novia. Inesperadamente se entera de que su afición para donar esperma 20 años atrás, para sacarse unos dinerillos, ha dado el fruto inesperado de 533 hijos, 142 de los cuales desean conocer a su padre biológico. Tal hecho coincide con la noticia de que su novia está embarazada.

¡Menudo fenómeno! quiere ser una comedia amable, que plantea una situación extrema que invita a reflexionar acerca de la paternidad y de las consecuencias de las acciones personales, las decisiones que se toman influyen en uno mismo y en los demás. De modo que resulta entrañable que David aprenda a amar a su inesperada y numerosa prole.

El problema de la cinta es que al final todo es puro sentimentalismo, no hay un planteamiento mínimamente serio acerca de los dilemas éticos que plantea la fecundación artificial, en particular con la donación de esperma. La megapaternidad recién descubierta parece reducirse a que David hubiera fundado un gran club o algo así, y los socios-hijos sólo tuvieran motivos para estar enfervorizados. Este punto de vista bienintencionado pero superficial puede entenderse por el carácter de comedia de la cinta, pero el tema resulta lo suficientemente serio para que el espectador exigente pueda preguntarse si no se está trivializando demasiado a la hora de presentar casos límite no tan lejanos de la realidad.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE