saltar al contenido principal
Nota decine21
estrella
Un pueblo y su rey

Un pueblo y su rey

Un peuple et son roi

Principales intérpretes

Sinopsis oficial

Un pueblo y su rey

En 1789, estalla la Revolución en Francia. El pueblo basa su fuerza en personas ordinarias, gente corriente que toma consciencia nacional en lugar de permanecer como víctimas pasivas. En el corazón de la Historia, sellan el destino del Rey y el nacimiento de la República.

Galería de imágenes

Un pueblo y su rey
Un pueblo y su rey
Un pueblo y su rey
Un pueblo y su rey
Un pueblo y su rey
Un pueblo y su rey
Un pueblo y su rey

Crítica decine21.com

estrella
5
Hitos de la Revolución
Hitos de la Revolución

Una crónica de los momentos clave de la Revolución Francesa a cargo del guionista y director parisino Pierre Schoeller, quien anteriormente entregó una estimable película acerca de la vida de un ministro en la Francia contemporánea, El ejercicio del poder. Schoeller tiene una filmografía interesante pero a sus películas les falta un toque de agilidad y de aire, y algo parecido sucede con Un pueblo y su rey, film que puede resultar pesadito y que presenta una amplía galería de personajes, pertenecientes a la política o al pueblo llano parisino, cuyos actos son presentados sin magnificencia pero que configuraron el devenir del mundo a partir del último cuarto del siglo XVIII.

La película está planteada como el itinerario, popular y político, de ese cambio y que llevó a la guillotina al rey Luis XVI. Asistimos a diversos episodios históricos que abarcan años desde 1879 hasta 1793, como la masacre al pueblo en el Campo de Marte o las diversas deliberaciones políticas en el parlamento de París, con la Asamblea Constituyente y la creación de la Convención Nacional tras la llegada de la República Francesa, hasta la muerte del monarca. Pero son sucesos narrados mínimamente, con una puesta en escena casi teatral, que presta más atención a los rostros y reacciones de cada persona que a la magnitud de los acontecimientos. Rodado prácticamente en estudio, eludiendo casi siempre una planificación abierta que muestre espacios aledaños a la acción, el film carece casi por completo de planos panorámicos, si exceptuamos las imágenes finales en la Plaza de la Revolución. Esa puesta en escena reducida se acentúa con un excelente y remarcado uso de la luz, tanto natural como artificial, que ilumina los espacios como fantasmagorías y tiene en ocasiones gran sentido metafórico.

Por otra parte, que el resultado sea árido y discursivo se debe en parte a la importancia que se da en la película al relato de las diferentes disertaciones del parlamento, pues parece que Schoeller pretende ofrecer luz acerca de cómo se llegó a decidir la muerte del rey absolutista. Uno a uno, jacobinos y políticos celebres como Marat, Robespierre, Danton o Maribeau, además de otros muchos, hacen valer sus opiniones en la tarima y claman acerca del devenir del país. Esto dispersa la conexión del espectador con otros personajes del pueblo –Basile y su esposa Françoise, el tío de ésta y su mujer Solange–, protagonistas de la película pero con los que la identificación es más bien escasa. El reparto coral reúne una platea de actores de gran renombre y todos cumplen: Olivier Gourmet (el tío), Gaspard Ulliel (Basile), Louis Garrel (Robespierre), Adèle Haenel (Françoise), Noémie Lvovsky (Solange), Céline Sallette (Reine Audu), Laurent Lafitte (el rey), etc.

También te pueden interesar
  • Comenta esta Película



    Normas de uso
    • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
    • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
    • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
    • Tu dirección de email no será publicada.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

CALENDARIO ESTRENOS DE CINE