Decine21
Wolfwalkers
7 /10 decine21

Wolfwalkers

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
Oscar
2021
Nominada a 1 premio

Sinopsis oficial

La joven Robyn viaja a Irlanda con su padre para participar en una cacería de lobos. Todo se complica cuando conoce a Mebh, una niña misteriosa que vive en el bosque y de la que dicen que por las noches, junto a su tribu nómada, se transforma en lobo.

7 /10 decine21

Crítica

Aúuuuuuuuuuu

Aúuuuuuuuuuu

Robyn Goodfellowe y su padre Will se mudan de Inglaterra a Kilkenny, en Irlanda a mediados del siglo XVII, por órdenes del lord protector Cromwell. Will se debe ocupar de acabar con los lobos que habitan en el bosque, y que asaltan a campesinos y leñadores. Aunque su padre le pide que no atraviese las murallas de la ciudad, la traviesa Robyn sale al bosque y va a tener un encuentro con los lobos de los que le salva Mebh, una misteriosa niña que pertenece a la estirpe de los Wolfwalkers, que cuando duermen vagan en el mundo exterior adoptando forma de lobo. La propia Robyn, además de hacerse muy amiga de Mebh, entra a formar parte de los Wolfwalkers tras ser recibir una mordedura de lobo.

Preciosa película de animación de Tomm Moore, que ya descolló con dos grandes títulos, El secreto del libro de Kells y La canción del mar, que también bebían de las tradiciones y el folclore irlandés. Es curioso porque no deja de tocar el tema de la licantropía, pero de un modo poético y tierno, como nunca se había visto antes. En esta ocasión codirige Ross Stewart, que ya había colaborado con Moore en los otros filmes.

La imaginería desarrollada en esta "joyita" es sencillamente fantástica. Se desmarca de la dominante animación 3D, y sus diseños son muy originales, bebiendo de fuentes diversas. A veces hacen pensar en las miniaturas medievales, no respetando conscientemente las normas de las perspectiva, en otras ocasiones las imágenes son como esbozos sin los trazos completamente marcados, domina un enorme dinamismo casi expresionista, y algunas imágenes de Mebh y su madre me hicieron pensar en el célebre cuadro de “El beso” de Gustav Klimt, salvando todas las distancias que se quieran. La paleta de colores es muy rica, e impresiona la representación del mundo de los sueños o de los miedos. Y la partitura musical de Bruno Coulais acompaña muy bien.

La cinta aborda temas variados, como la del temor a lo desconocido, el ceñirse a lo que siempre se ha hecho sin cuestionarlo jamás, la comunicación padre-hija –genial la escena en que Robyn representa cómo le contará una cosa a su padre, y a renglón seguido, lo que ocurre de verdad–, la amistad genuina que lleva hasta el sacrificio, o el gobierno déspota basado en el castigo. Incide en la idea de cómo un elemento pagano pervive en la Irlanda cristiana, aunque en tal sentido resulta cargante que el único villano de la función, el lord protector, sea también la única persona que reza y se encomienda a Dios, lo que puede transmitir la idea errada de que la fe es un obstáculo para el buen gobierno y la necesaria flexibilidad en actuar diario.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Películas más vistas HOY

Últimos tráilers oficiales