IMG-LOGO
You go to my head
5 /10 decine21

You go to my head

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)

Sinopsis oficial

You go to my head

Tras sufrir un inesperado accidente de coche en el desierto, Dafne sufre de amnesia post-traumática. Jake, la primera persona que encuentra cuando recupera la conciencia le dice que es su marido.

5 /10 decine21

Crítica

Una vida nueva

Una vida nueva

Una mujer deambula por el desierto tras salir de un coche accidentado. Camina bajo el intenso sol, duerme, sigue andando desorientada, se derrumba. Un hombre la encuentra semiinconsciente en medio de la nada. La lleva en su coche, le proporciona cuidados médicos. Cuando la mujer despierta al cabo de los días, sufre una profunda amnesia. El hombre le dice que se llama Jake y que es su marido.

Una película casi minimalista en su concepción, en donde la localización y la puesta en escena son prioritarias. Se trata del segundo largometraje de Dimitri de Clercq, que ha tardado 25 años en ponerse de nuevo detrás de las cámaras –tras Un ruido de locura (1995)– y ha logrado numerosísimos premios y nominaciones con su nueva propuesta, You go to my head, un título que está tomado de un célebre standard de jazz, aquí bellamente interpretado por la suave voz de Chet Baker en los títulos de crédito. Es un ejercicio de estilo de extrema calidad, epatante e hipnótico, con planos trabajados hasta el máximo y unos encuadres milimétricos, donde la luz natural es deslumbrante, bellísima, y algunas escenas de interior recuerdan nada menos que a Vermeer.

Ambientada en Marruecos, en la alucinante Fabe House de Marrakech, y apoyándose en una trama levísima, como se ha dicho, De Clerq juega con cierta intriga acerca de la verdad de los hechos, de quién es quién en esta nueva vida de la protagonista e imprime a sus imágenes algo de ensoñación o incluso de pesadilla con la ayuda de una banda sonora escasa, casi fantasmal. Eso ayuda a que el espectador se interese, aunque lo cierto es que es difícil desprenderse de la belleza y el misterio que emanan las imágenes fotográficas de Stijn Grupping, ya sean de los crepúsculos o de los planos diurnos de la moderna y blanquísima casa diseñada por el arquitecto Guilhem Eustache, por donde se pasea misteriosa la actriz belga Delfine Bafort. Desde luego hay momentos de sosiego impresionante, ayudados por la paz y tranquilidad del ambiente circundante, con subyugantes imágenes de la piscina o del desierto, una inmensidad beig bañada por el sol, límpida y tan desnuda como el cuerpo que exhibe la impudorosa protagonista en numerosas ocasiones.

Comenta esta Película

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Últimos tráilers y vídeos