Decine21
Borgen: Reino, poder y gloria
7 /10 decine21

Borgen: Reino, poder y gloria

Borgen: Riget, magten og aeren

Contenidos (de 0 a 4 ¿qué es esto?)
1 2 1 0 0 0

Sinopsis oficial

A Birgitte Nyborg la acaban de nombrar ministra de Asuntos Exteriores cuando una empresa descubre petróleo en Groenlandia. Esto marca el comienzo de una lucha internacional por el poder en el Ártico en la que Nyborg, por lo demás una política curtida, deberá admitir que, pese a la relación de Dinamarca como «hermana mayor» de Groenlandia, en el ámbito de las superpotencias internacionales su país es el más irrelevante, y encima es algo rebelde...

7 /10 decine21

Crítica Borgen: Reino, poder y gloria (2022)

Asuntos exteriores, asuntos interiores

Asuntos exteriores, asuntos interiores

Casi una década después de la que fue anunciada como última temporada de Borgen, la tercera, llega una nueva entrega de ocho capítulos de la serie creada por Adam Price, que lejos de dar la sensación de ser un chicle convenientemente estirado, engancha desde sus primeros compases. Se ha sabido crear nuevas situaciones aprovechando la actualidad geopolítica y los temas que están sobre la mesa para el debate, con más feminismo todavía y ahondando en los problemas personales de los personajes, sobre todo en los de la política Birgitte Nyborg y la periodista Katrine Fønsmark. Y ha impreso un ritmo impecable a la narración el director de toda la serie, Per Fly. El título, por supuesto, alude a la plegaria a Dios "tuyo es el reino, tuyo el poder y la gloria por siempre, Señor", que en los tiempos que corren se aplicaría a los ávidos de poder, aunque también a los que se consideran simples depositarios, en mayor o menor grado.

El tiempo ha pasado y ahora Birgitte ocupa un papel importante en el gobierno danés, pero no el de primera ministra que corresponde a la más joven Signe Kragh, sino el ministra de asuntos exteriores. El descubrimiento de un importante yacimiento petrolífero en Groenlandia pone en un brete a la ministra, que es partidaria de renunciar a los combustibles fósiles y apostar por la energía limpia, un lujo que no entenderían los lugareños, y sobre todo Hans Eliassen, del partido que desea la independencia; para no perder el control confía las negociaciones en el funcionario algo ingenuo Asger. El hijo de Birgitte, Magnus, veinteañero activista inquieto, libera con unos amigos un cargamento de cerdos que acaban siendo sacrificados tras vagar por la carretera, lo que de saberse podría meter en líos a la ministra. Por su parte Katrine ha sido nombrada directora de informativos del principal canal televisivo danés, pero le resulta difícil que siga sus directrices una presentadora a la que gusta ir por libre, Narciza Aydin.

El principal mérito de Borgen es sin duda la credibilidad de lo que se nos cuenta, nos creemos el día a día de la actividad política, con las rivalidades, celos, negociaciones y puñaladas. Se incide en cómo han cambiado los informativos con las nuevas tecnologías, y la importancia que han cobrado las redes sociales, nos guste o no, para crear una determinada imagen. Son muchísimos los temas que se abordan con acierto, entre ellos el modo de ejercer el liderazgo, toca bastantes veces pasar malos tragos, y hay que tener el carácter suficiente para no diferir lo inevitable; o cómo la dedicación profesional excesiva acaba pasando una factura muy elevada, la del amor de los seres queridos, la de perderse lo de mejor de la vida, no estar ahí cuando te necesitan, aunque pueda uno consolarse diciendo que está prestando un gran servicio a la sociedad, a la humanidad, y aun a las generaciones venideras.

Sobre las cuestiones y crisis políticas abordadas, se mencionan de pasada el coronavirus y la guerra de Ucrania, pero las cuestiones de más calado tienen que ver con la energía y el cambio climático, y los papeles que juegan en la escena internacional Estados Unidos, Rusia y China, y el que le toca desempeñar a un país como Dinamarca, que a través de sus líderes tiene mucho que decir. El reparto, con Sidse Babett Knudsen Birgitte Hjort Sørensen como primeras espadas, es magnífico, no hay personaje pequeño, se recuperan algunos de las otras temporadas como Torben Friis , el periodista de raza y antiguo jefe de Katrine, al que encarna Søren Malling, o un viejo enemigo de Birgitte, el maquiavélico Michael Laugesen, interpretado por Peter Mygind; y aparecen nuevos asesores y políticos, componiendo un tapiz humano rico y creíble.

Comenta esta Serie TV

Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de decine21.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Series más vistas HOY

Estrenos Películas

Últimos tráilers oficiales