IMG-LOGO

Biografía

Alexander Scourby

Alexander Scourby

71 años ()

Alexander Scourby

Nació el 13 de Noviembre de 1913 en Brooklyn, Nueva York, EE.UU.
Falleció el 22 de Febrero de 1985 en Newtown, Connecticut, EE.UU.
Filmografía
El diablo a las cuatro

1961 | The Devil at 4 O'Clock

En una comunidad del Pacífico Sur el padre Doonan lucha diariamente en su hospital para atender a todo tipo de enfermos. Una serie de terremotos que azotan la región hace que un avión que transporta a tres presos recale en dicha isla. Con la amenaza de un volcán a punto de entrar en erupción y destruir todo lo que encuentre a su paso, Doonan pide ayuda a los reclusos para que le ayuden a evacuar a los heridos, principalmente niños. Cine de aventuras con atisbo de catástrofe, se basa en una novela de Max Catto. Cuenta con una atractiva pareja masculina protagonista. Spencer Tracy es un misionero bondadoso, y Frank Sinatra el preso que acaba purgando sus pecados rescatando al sacerdote y a los niños. Según los mentideros de Hollywood, ambas estrellas se soportaron cordialmente durante el rodaje. La maqueta del volcán era enorme y costó medio millón de dólares.

6/10
Pendiente de un hilo

1960 | Man on a String

Un tipo es reclutado por la CIA, que le manda a Berlín, donde tiene que vigilar los movimientos de un grupo de comunistas. El artesano André De Toth se adentra en el cine de espías, con esta adaptación del libro "Ten Years a Counterspy", de Boris Morros y Charles Samuels.

5/10
Seven Thieves

1960 | Seven Thieves

Un profesor desacreditado sin mucho porvenir se une a un ladrón sofisticado para poner en marcha un ambicioso robo en un casino de Montecarlo. Thriller criminal basado en una novela de Max Catto, con un sorprendente reparto encabezado por el veterano Edward G. Robinson.

5/10
El gran pescador

1959 | The Big Fisherman

Adaptación de una novela de Lloyd C. Douglas, de quien también se llevó al cine en La túnica sagrada. Su idea una vez más era partir de los hechos históricos narrados en el Evangelio para imaginar el pasado del gran apóstol Pedro, y presentar otros personajes ficticios como la fugitiva Fara, que quiere vengarse de su padre Herodes Antipas por el modo en que ha tratado a su madre, y que finalmente encontrará la redención. Conocer a Pedro y escuchar de Jesús el mandato de amar a los enemigos cambiará la vida de Fara. Prácticamente rodada a la vez que Ben-Hur (1959), el resultado es netamente inferior. El film, el último dirigido por Frank Borzage, parece hecho con desgana, falta emoción genuina y Pedro no tiene toda la fuerza deseable. No obstante hay un gran esfuerzo de producción, lo que explica las tres nominaciones al Oscar en apartados técnicos. La película se rodó en Super Panavision 70, un ancho de pantalla que subrayaba la espectacularidad de las imágenes.

5/10
Yo y el coronel

1958 | Me and the Colonel

Risas en tiempos de guerra, con la persecución nazi, el antisemitismo y el amor de dos hombres por una mujer como excusa. Danny Kaye es un fugitivo judío que huye en compañía de un oficial polaco.

5/10
Rapto

1956 | Ransom!

Típico film de secuestro con planteamiento clásico, pero que logra una creciente tensión a lo largo de la dramática trama. El hijo pequeño de un empresario industrial es secuestrado. Los responsables exigen medio millón de dólares, pero la policía le aconseja al padre que no se atenga al chantaje. Protagoniza el film Glenn Ford (Gilda), quien cuenta con una sufriente Donna Reed (¡Qué bello es vivir!) en el papel de madre y esposa.

6/10
El cáliz de plata

1954 | The Silver Chalice

Un joven escultor es vendido como esclavo en Antioquía, pero un día, una mujer le acoge para encargarle el trabajo de esculpir las efigies de los Apóstoles en el cáliz sagrado. Cinta dramática ambientada en la época de los primeros cristianos, y última película de su director Victor Saville (Kim de la India), nominada en los Oscar en las categorías de mejor fotografía y música. De entre el nutrido reparto de rostros conocidos, destacan el buen hacer de Jack Palance, un joven Paul Newman, que debutaba en el cine, y la guapa Virginia Mayo.

5/10
Atila, rey de los hunos

1954 | Sign of the Pagan

Recreación con asumidas licencias históricas de uno de los personajes más legendarios del pasado. La película, rodada en Cinemascope, quiere sacar el máximo partido a los escenarios y a las escenas de masas, como es tradicional en el peplum. Sin embargo, el guión y la historia suenan a forzados y el conjunto no acaba de resultar demasiado convincente, aunque al mismo tiempo el espectador puede seguirla con el agradable cosquilleo que produce un placer culpable. Es decir, no estamos ante una obra maestra, pero la simpatía que despierta el film es innegable. Curiosamente ese mismo año llegó a las pantallas otra película sobre Atila, protagonizada por Anthony Quinn, la afición de Hollywood a acometar la misma idea y al mismo tiempo se remonta a bastante tiempo atrás. La historia comienza cuando Marciano, un emisario del emperador de Roma enviado a Constantinopla para hablar con Teodosio, jefe del imperio de oriente, es capturado por Atila. Aunque logra evadirse, ambos se reencontrarán en la corte de Teodosio, quien en el colmo de la frívola ingenuidad, pide a Marciano que adiestre al bárbaro en al arte de la guerra, sin darse cuenta que su imperio será su primera presa de esta instrucción militar. El actor Jack Palance, que había optado antes al Oscar por Raíces profundas, está perfecto para encarnar al bárbaro. Dirige Douglas Sirk (Escrito sobre el viento), a quien se le daban mejor las historias más pequeñas y llenas de intensos sentimientos, pero que quizá por eso imprime a esta "película de romanos" un singular atractivo. En la cinta está presente además el cristianismo en una subtrama –no por casualidad el título original habla de "emblema de los paganos", siendo el plano final muy elocuente–, y cuando llega el momento del saqueo de Roma.

5/10
La pelirroja de Wyoming

1953 | The Redhead from Wyoming

1870. Kate Maxwell, una mujer que regenta una taberna, se debate entre el amor de dos hombres muy distintos entre sí. Rutinario western, que se engrandece por el trabajo de la carismática Maureen O'Hara. La actriz de El hombre tranquilo aprovecha que le han escrito su personaje a la medida.

5/10
The Glory Brigade

1953 | The Glory Brigade

Durante la Guerra de Corea el teniente Sam Pryor se presenta voluntario para liderar el pelotón que acompañará a las tropas griegas en una misión de reconocimiento detrás de las líneas comunistas.  Película que pasó muy desapercibida por en panorama cinematográfico. Trata sobre la fidelidad, alianzas, traiciones y desconfianzas que rodean el ambiente de cualquier guerra.

4/10
Los sobornados

1953 | The Big Heat

Tras demostrar sus enormes aptitudes para el cine negro, con películas como La mujer del cuadro o Perversidad, el director alemán Fritz Lang llegó al cenit con esta obra maestra del género. Glenn Ford es Dave Bannion, un sargento de policía de Nueva York que investiga el suicidio de un compañero. Tras varias muertes violentas, sus pesquisas le conducen hasta el jefe de la mafia, Mike Lagana, y a dos de sus matones, Vince Stone y su lacayo Larry. También conoce a la chica de Stone, una atractiva rubia con la cara de Gloria Grahame. Pocas veces en el cine clásico se ha visto un film tan violento como Los sobornados. Aun hoy sorprende su seca y fría brutalidad. No se ve sangre, pero hay escenas que ponen los pelos de punta, como el atentado en el coche o la famosa quemadura con el café hirviendo. Ford compone un protagonista genuino, atormentado, propio del género y, aunque es polizonte, actúa como un detective típico, siguiendo sus pistas de modo individual y dispuesto a todo con tal de encontrar a los responsables de la red de corrupción que impera en todos los ámbitos del gobierno local. La Grahame está soberbia –volvería a colaborar con Lang al año siguiente en Deseos humanos, también con Glenn Ford– y Lee Marvin es el perfecto matón, asesino y sádico, con una psicótica tendencia por torturar a las mujeres.

8/10
Entre dos amores

1952 | Because of You

Película que hace referencia a dos interesantes subgéneros fílmicos, el cine de gangsters y el de mujeres en prisión, si bien no parece funcionar bien en ninguno de los dos. Además, su título en español puede dar pie a equívocos. El protagonismo de la cinta recae en la ya veterana (aunque solo tenía 39 años) Loretta Young, que encarna a Christine, la mujer de un mafioso que va a parar a prisión por proteger a su marido. En la cárcel encuentra la ayuda de un médico psiquiatra y consigue aprender el oficio de enfermera. Así que cuando sale en libertad logra trabajo en un hospital y, además, se enamora de un joven médico. Pero su pasado le perseguirá inexorablemente.

5/10
La dama de Trinidad

1952 | Affair in Trinidad

Rita Hayworth interpreta a una cautivadora bailarina que trabaja en el espectáculo Trinidad Tropical. Allí la conoce un atractivo galán, interpretado por Glenn Ford. En misteriosas circunstancias, se comete un asesinato durante la actuación de Rita. La policía sospecha de ella por una serie de coincidencias. Ella está pasando un mal trago y se refugia en los brazos del galán, que la recoge con mucho gusto y le brinda su pasión. Así inician una historia de amor, con un crimen de fondo. Si quieren librarse de los pegajosos policías y de las sospechas que recaen sobre la bailarina, deberán decidirse a resolver el caso por su cuenta. El enorme éxito de Gilda (1946), de Charles Vidor, lanza al estrellato a Rita Hayworth, nacida como Margarita Carmen Cansino en Brooklyn. Seis años después, vuelve a protagonizar una película junto a su acompañante en Gilda, el sobrio Glenn Ford, en La dama de Trinidad.

6/10
With These Hands

1950 | With These Hands

Debut en la dirección de Jack Arnold, el film fue un encargo del sindicato de obreros de la confección femenina en Estados Unidos. De modo dramatizado, aunque con tono documental, se cuenta en poco más de tres cuartos de hora la mejora de las condiciones laborales entre 1919 y 1950. Fue nominado al Oscar al mejor documental.

5/10

Últimos tráilers y vídeos