IMG-LOGO

Biografía

Alfonso Zarauza

Alfonso Zarauza

Alfonso Zarauza

Filmografía
Los fenómenos

2014 | Os fenómenos

Abandonada por su marido, Neneta decide volver con su bebé a su pueblo natal. Aunque se ve obligada a vivir en una furgoneta, pues tiene miedo de enfrentarse por los errores del pasado a su madre, ésta se presta a hacerse cargo de su hijo mientras ella busca trabajo. Ante la falta de perspectivas, acaba solicitando un puesto de peón en una obra. Cuando le dan la oportunidad de probar, tendrá que abrirse camino en un mundo de hombres. Segundo largometraje de Alfonso Zarauza, tras la prometedora aunque decepcionante La noche que dejó de llover, de 2008, donde ya contaba con Luis Tosar, que aquí le apoya como secundario, y productor. El realizador se supera a sí mismo con una incursión en el cine social, con personajes muy humanos, que en cierto modo recuerdan a los de las mejores películas de Ken Loach, pero trasladados a la realidad española de los años inmediatamente anteriores a la crisis inmobiliaria. Aunque se mantiene algo del pesimismo de casi todos los trabajos del británico, éste queda muy suavizado por sus numerosos golpes de humor típicamente gallegos. Los fenómenos tiene buenos cimientos, pues cuenta con un sólido guión coescrito con la debutante en estas lides Jaione Camborda. Y se sostiene en gran medida porque la fenomenal Lola Dueñas realiza uno de sus trabajos más logrados hasta la fecha, si no el mejor, como una mujer que tiene que superarse a sí misma, soportando para darle un futuro a su retoño la dificultad que ya supone para un neófito empezar a trabajar en una obra cuando le dan los peores trabajos, y los compañeros encima le hacen novatadas. Los otros personajes son bastante reconocibles –el graciosete, el capataz que tiene que ponerse duro, un testigo de Jehová que invita a sus compañeros a beber refresco de naranja porque no toma alcohol, un empresario paternalista–, y están defendidos por secundarios excelentes, como Miguel de Lira y Juan Carlos Vellido. Además, logra introducir con muchísima sutilidad problemas que explican la actual situación que se vive en España. Por ejemplo, Los fenómenos muestra el impacto que supuso la burbuja inmobiliaria –sin juzgar a nadie–, y describe la ilusión de prosperidad que llevaba a muchas personas a hipotecarse dejando como aval la casa de sus padres. Quizás decae un poco hacia el final, pero se trata de un film de interés.

6/10
La noche que dejó de llover

2009 | La noche que dejó de llover

Spleen es un tipo al que le gustan tres cosas en la vida: Valle-Inclán, los Smith y las chicas malas con flequillo. Una noche, conoce a La Rusa, una chica mala con flequillo. Es el primer momento en que para de llover después de tres meses de agua constante. Algo está a punto de cambiar, pero Spleen aún no lo sabe. Su noche con La Rusa le acabará marcando sobremanera. Santiago de Compostela es el escenario de la noche de los dos protagonistas. La ciudad está fantástica como complemento de la historia de descubrimiento de Spleen y La Rusa.

4/10
Los fenómenos

2014 | Os fenómenos

Abandonada por su marido, Neneta decide volver con su bebé a su pueblo natal. Aunque se ve obligada a vivir en una furgoneta, pues tiene miedo de enfrentarse por los errores del pasado a su madre, ésta se presta a hacerse cargo de su hijo mientras ella busca trabajo. Ante la falta de perspectivas, acaba solicitando un puesto de peón en una obra. Cuando le dan la oportunidad de probar, tendrá que abrirse camino en un mundo de hombres. Segundo largometraje de Alfonso Zarauza, tras la prometedora aunque decepcionante La noche que dejó de llover, de 2008, donde ya contaba con Luis Tosar, que aquí le apoya como secundario, y productor. El realizador se supera a sí mismo con una incursión en el cine social, con personajes muy humanos, que en cierto modo recuerdan a los de las mejores películas de Ken Loach, pero trasladados a la realidad española de los años inmediatamente anteriores a la crisis inmobiliaria. Aunque se mantiene algo del pesimismo de casi todos los trabajos del británico, éste queda muy suavizado por sus numerosos golpes de humor típicamente gallegos. Los fenómenos tiene buenos cimientos, pues cuenta con un sólido guión coescrito con la debutante en estas lides Jaione Camborda. Y se sostiene en gran medida porque la fenomenal Lola Dueñas realiza uno de sus trabajos más logrados hasta la fecha, si no el mejor, como una mujer que tiene que superarse a sí misma, soportando para darle un futuro a su retoño la dificultad que ya supone para un neófito empezar a trabajar en una obra cuando le dan los peores trabajos, y los compañeros encima le hacen novatadas. Los otros personajes son bastante reconocibles –el graciosete, el capataz que tiene que ponerse duro, un testigo de Jehová que invita a sus compañeros a beber refresco de naranja porque no toma alcohol, un empresario paternalista–, y están defendidos por secundarios excelentes, como Miguel de Lira y Juan Carlos Vellido. Además, logra introducir con muchísima sutilidad problemas que explican la actual situación que se vive en España. Por ejemplo, Los fenómenos muestra el impacto que supuso la burbuja inmobiliaria –sin juzgar a nadie–, y describe la ilusión de prosperidad que llevaba a muchas personas a hipotecarse dejando como aval la casa de sus padres. Quizás decae un poco hacia el final, pero se trata de un film de interés.

6/10
La noche que dejó de llover

2009 | La noche que dejó de llover

Spleen es un tipo al que le gustan tres cosas en la vida: Valle-Inclán, los Smith y las chicas malas con flequillo. Una noche, conoce a La Rusa, una chica mala con flequillo. Es el primer momento en que para de llover después de tres meses de agua constante. Algo está a punto de cambiar, pero Spleen aún no lo sabe. Su noche con La Rusa le acabará marcando sobremanera. Santiago de Compostela es el escenario de la noche de los dos protagonistas. La ciudad está fantástica como complemento de la historia de descubrimiento de Spleen y La Rusa.

4/10

Últimos tráilers y vídeos