IMG-LOGO

Biografía

Amber Rose Revah

Amber Rose Revah

34 años

Amber Rose Revah

Nació el 24 de Junio de 1986 en Londres, Reino Unido
Filmografía
The Punisher

2017 | The Punisher | Serie TV

Nueva York- Tras la violenta muerte de su familia, Frank Castle se ha convertido en un brutal justiciero, para el que todo vale con tal de aniquilar a los delincuentes. Cuando le envían una cinta con grabaciones de la Guerra de Afganistán, en donde se ve cómo se asesina y tortura a afganos por parte de un grupo estadounidense, todo el brutal pasado de Castle se actualiza; en su camino se cruzará además con la agente Madani, que también investiga la muerte de un policía de su equipo en Kandahar. Netflix concede una serie propia a The Punisher, personaje Marvel que tras varios intentos fallidos de traslado a la gran pantalla, fue aclamado cuando apareció en la segunda temporada de la serie de la plataforma Daredevil. Ofrece lo que se espera, por ejemplo reencuentros con personajes conocidos de las producciones hermanas de la casa, y aunque tarda un par de entregas en arrancar, después trae grandes dosis de acción, eso sí, más violentas de lo acostumbrado. De nuevo el protagonista vuelve a estar interpretado por Jon Bernthal, perfecto como un individuo ofuscado, lo que apasiona a los fans. Sin embargo, conforme se suceden los capítulos empieza a resultar evidente que no se aprecia ningún arco de evolución en su personaje. Así, a juzgar por los flash-backs del pasado, antes del suceso que cambió su vida ya estaba igual de loco, y posteriormente no muestra ningún signo de arrepentimiento tras masacrar a criminales. Otro punto débil reside en la falta de un villano de entidad, como Vincent D’Onofrio en la piel de Wilson Fisk, antagonista del héroe ciego, o David Tennant como Kilgrave, que se enfrenta a la protagonista de Jessica Jones. Al final todo esto acaba pesando.

5/10
Son of God

2014 | Son of God

La legendaria historia de Jesús, recibe un tratamiento mayor en la película SON OF GOD. Contada con la dimensión y la escala de una épica de acción, la película cuenta con grandes actuaciones, lugares exóticos, efectos visuales deslumbrantes y la partitura orquestal del ganador del Oscar® Hans Zimmer. El actor portugués Diogo Morgado interpreta a Jesús en esta película que se extiende desde su origen humilde, hasta sus enseñanzas, la crucifixión y la resurrección final. Esta es la primer película sobre la vida de Jesucristo después de “La Pasión de Cristo” que se estrenó hace diez años.

Lo que queda en el desván

2013 | What Remains | Serie TV

Al cansado Detective Len le queda una semana para retirarse, pero antes de tan ansiada fecha deberá resolver un último caso. Cuando el cuerpo de Melissa Young es encontrado en el desván de unos apartamentos, el veterano Detective no tiene más remedio que unirse a la investigación para desvelar el misterio que rodea su muerte. Empezará entonces un intenso interrogatorio a toda la comunidad de vecinos, quienes aparentan no saber nada. La determinación del Detective Len será clave para evitar que el nombre de la joven caiga en el olvido y su asesinato nunca sea resuelto.

La Biblia (serie)

2013 | The Bible | Serie TV

Cuidado docudrama de History Channel que recrea un buen puñado de episodios bíblicos con el hilo conductor de un narrador, y que para sorpresa de propios y extraños, ha batido récords de audiencia en Estados Unidos y otros muchos puntos del planeta. El secreto reside en la fidelidad a la Sagrada Escritura, y en la falta de pretensiones. Los productores Roma Downey y Mark Burnett han sabido captar que el público esta ávido de que le cuenten la Biblia como antaño hiciera Cecil B. DeMille, con gran éxito. Y se aplican a la tarea siguiendo la estela de otros productos que están cortados por el mismo patrón. Lo que tiene sus ventajas e inconvenientes. Se logra una cierta distancia propia del documental, pero a cambio se sacrifican ciertas emociones, los personajes apenas están definidos por los episodios que protagonizan, pero no los conocemos a fondo. En cualquier caso La Biblia recrea con las nuevas tecnologías episodios del Antiguo y Nuevo Testamento, aunque por supuesto no puede abarcar todo el texto, debe escoger ciertos personajes (Abraham, Moisés, Sansón) y sacrificar otros (Jacob). Como no puede ser de otra manera, Jesucristo es el personaje central, y se presenta en clave realista su Pasión. Quizá para atraer al público juvenil, en algunos pasajes que se prestan se incluyen peleas con vistosas coreografías. Al final el resultado es un digno producto pedagógico, con elementos históricos y catequéticos, eminentemente popular.

5/10
Desde París con amor

2010 | From Paris With Love

El francés Pierre Morel se consolida como ‘longa manus’ del productor Luc Besson, tras haber dirigido bajo su tutela Distrito 13 y Venganza. Aquí vuelve a servir una película de acción europea que no tiene nada que envidiar a las que provienen del otro lado del océano, si bien es cierto que abusa de un efectismo que no tiene nada de europeo. En cuanto al argumento, la trama de espionaje estilo James Bond con la que juega el título –recordando la película de Sean Connery de 1963–, es en Desde París con amor convenientemente actualizada por una amenaza terrorista. Reece trabaja en la embajada de Estados Unidos en Francia. Es ayudante personal del embajador, al tiempo que lleva a cabo pequeñas actuaciones secretas, encaminadas a convertirse en hombre de acción. Ahora su objetivo puede hacerse realidad, cuando una operación de grandes proporciones de pone en marcha. Para ello, Reece deberá acompañar a un tal Wax, un experto agente secreto llegado desde Estados Unidos. La convivencia entre los dos no será fácil, pues los métodos de Wax son todo menos ortodoxos, y es violento y osado como nadie. Pero es eficiente al máximo. Como en Venganza, Morel sitúa la acción en París. Y como se vio en ese film, el tipo sabe cómo planificar las escenas de acción y desde luego rueda con ritmo trepidante todo tipo de escenas, desde tiroteos, explosiones y luchas cuerpo a cuerpo hasta persecuciones automovilísiticas o a la carrera. Eso es lo mejor de esta película: el ritmo y la pericia técnica. Sin embargo, en Desde París con amor se echa en falta más seriedad, pues el tópico del agente secreto transmutado poco menos que en superhéroe –además de chulo, prepotente y un poco insoportable– es escasamente creíble. Además, Morel nos enchufa adrenalina demasiado pronto y olvida la historia, que se revela finalmente muy esquemática, con un guión que hace aguas, se atolondra y obvia elementos demasiado importantes (no se explica, por ejemplo, por qué los buenos van siempre un paso por delante...). En cuanto al reparto, Travolta maneja su acelerado personaje de Wax a la perfección, pero Jonathan Rhys Meyers está un poquito perdido como el inexpeto Reece, apenas transmite empatía y confirma un claro fallo de casting.

4/10
Ágora

2009 | Agora

Siglo IV. Hipatia de Alejandría, hija de Teón –el director de la Biblioteca– dirige una escuela filosófica donde imparte clases de esta disciplina, de matemáticas y de astronomía. Mujer brillante y entregada a la ciencia, por la que ha renunciado a casarse, le toca vivir una época convulsa. El imperio romano da signos de decadencia, la religión pagana va a menos, y en cambio ha surgido un pujante cristianismo, que ya no sufre la persecución de antaño. En tal tesitura la escuela de Hipatia es un remanso de paz, allí tiene estudiantes cristianos y no cristianos, y a lo que se dedican es a cultivar el saber, y a formarse para ser parte de la elite en un futuro próximo. Pero a la filósofa le han salido dos admiradores. Su discípulo y amigo Orestes, y el esclavo Davo. Alejandro Amenábar concibe su historia –basada en hechos históricos, pero con elementos de ficción– en dos actos separados por la segunda destrucción de la Biblioteca de Alejandría; de modo que la segunda parte mostraría cómo los distintos personajes alcanzan la posición que va a sellar el trágico destino de Hipatia. En términos de concepción, Ágora es una obra muy ambiciosa que no acaba de funcionar. Siguiendo los pasos de su muy admirado Stanley Kubrick en Espartaco, el director quiere conjugar una gran historia de época, con una trama dramática de personajes e ideas. Y algo chirría en la alternancia entre esos magníficos planos generales de la ciudad en todo su esplendor, perspectivas planetarias y planos cenitales, con las cuitas de Hipatia y compañía. Otro problema que presenta el guión de Amenábar y Mateo Gil es la no-evolución del personaje de Hipatia, quien permanece sabia y sin crecer durante todo el metraje, impertérrita ante los avances amorosos, lo que se trata de subsanar con la subtrama de sus estudios astronómicos, bien resuelta visualmente, pero metida un poquito ‘con calzador’, incluido el personaje de un esclavo testigo de sus descubrimientos, que se limita a asentir al entusiasmo de su ama. El director, dentro de su opción de cine comercial con contenido, sigue su línea de cuestionamiento del cristianismo, iniciada en Los otros con suavidad, y continuada de modo más agresivo en Mar adentro. Aquí recupera las formas suaves, su forma de tratar la compleja situación del cristianismo del siglo IV en Alejandría podría describirse como “mano de hierro en guante de terciopelo”. De modo que se alude a lo que puede resultar de atractivo en la fe –Cristo y sus bienaventuranzas, la caridad con los necesitados, el perdón...–, pero poniendo el foco sobre todo en lo que puede degenerar en fanatismo violento y lucha por el poder. En tal sentido queda especialmente mal parado el santo Cirilo de Alejandría. Pero también son cuestionables Orestes, con su cristianismo pragmático algo cínico, y el obispo Sinesio, que invita a Hipatia a bautizarse porque ella ya en el fondo es cristiana, aunque no crea. Por contraste, la inmaculada ciencia parece la solución a todos los problemas, la única capaz de dar acceso a la verdad. En tal sentido, se obvian las manipulaciones que pueden hacerse en nombre de ella. Es de aplaudir el esfuerzo de producción, la realización de una película de gran presupuesto y digna, algo no tan frecuente en el cine español. El propósito del diseño de producción, independientemente de alguna fantasía en el vestuario, es acentuar el realismo, también con la paleta de colores, que recuerda, y mucho, a la de La Pasión de Cristo. Incluso ese exceso de planos cenitales y miradas desde el espacio exterior parecen remitir al famoso plano de la lágrima-gota de lluvia cuando muere Jesús en la cruz, aunque con una idea completamente diferente, la de subrayar la insignificancia del ser humano frente al conjunto del universo. Toma una postura valiente Amenábar cuando apuesta por retratar a un personaje, Hipatia, que ha decidido vivir virgen por un gran ideal, su dedicación a la ciencia. En una sociedad hipersexualizada, donde tantos parecen vivir por y para el sexo, mostrar tal opción y no ridiculizarla tiene su mérito. Sobre el reparto, decir que hay un acierto en los actores, empezando por Rachel Weisz, pero que el film no se presta para su lucimiento, porque sobran ideas y faltan emociones. El que más difícil lo tiene es Max Minghella, pues su Davo evoluciona de un modo poco claro, aunque esa falta de nitidez se justifique por la confluencia de múltiples sentimientos contrapuestos.

5/10

Últimos tráilers y vídeos