IMG-LOGO

Biografía

Charles Tyner

Charles Tyner

Charles Tyner

Filmografía
El rompehuesos

1974 | The Longest Yard

Un grupo de presos se preparan para ganar el Campeonato Nacional de Rugby. Paul Crewe, líder entre sus compañeros de celda y antiguo jugador, acepta jugar contra los guardias de la cárcel, liderados por un cínico Eddie Albert. El partido se presenta como un incentivo para dar al equipo rival una buena 'paliza'. Burt Reynolds protagoniza la película que más se recuerda de su filmografía. El que fuera galán de los años 70, interpreta al cabecilla de los presos, que hará lo que sea para ganar. Enfundado en unas mallas y un casco de rugby organizará un equipo de brutotes de aquí te espero. Robert Aldrich está al frente de la dirección del film, donde algunos miembros del reparto, como Pervis Atkins o Mike Henry, e incluso Burt Reynolds, habían jugado antes en equipos de fútbol profesional. El film tuvo una secuela en 2005 llamada El clan de los rompehuesos, protagonizada por Adam Sandler y con Reynolds también en un pequeño papel.

6/10
The Greatest Gift

1974 | The Greatest Gift

Producción televisiva, donde Glenn Ford interpreta al reverendo de una comunidad de pocos recursos. Cada día lucha por sacar a su familia adelante al tiempo que atiende la cruzada particular que tiene contra el sheriff del lugar. Por si fuera poco, este reverendo también tiene sus más y sus menos con la alta jerarquía de su iglesia. Curiosamente, Glenn Ford se volvería a convertir en reverendo en el que sería el último título de su filmografía, Veredicto final.

4/10
El hombre de la medianoche

1974 | The Midnight Man

Tras la experiencia de dirigir e interpretar El hombre de Kentucky (1955), Burt Lancaster afirmó que no volvería a hacerlo. Sin embargo, cayó de nuevo en la tentación en este thriller donde no sólo actúa sino que también produce, dirige y escribe junto a Roland Kibbee. Basado en la novela “The Midnight Lady and the Mourning Man”, de David Anthony, Lancaster es Jim Slade, un policía que va a prisión por herir al amante de su esposa. Tras cumplir su condena encuentra trabajo como jefe de seguridad de un instituto, y se ve obligado a investigar un caso de asesinato. Su fracaso en taquilla y las malas críticas que el filme recibió –se le comparó injustamente con adaptaciones de novelas de Raymond Chandler– llevó al actor a la determinación de, esta vez en serio, no volver a dirigir.

5/10
El emperador del Norte

1973 | The Emperaror Of The North Pole

Un guardavías descarga su mala leche en los mendigos que viajan de balde. Son los años de la Depresión, y con un punto de sadismo Shack (Ernest Borgnine) se ceba sin razón aparente. Pero va a encontrarse con la horma de su zapato: un tipo (Lee Marvin) que quiere burlarle para convertirse en ‘El emperador del Norte’. Gran film de acción de Robert Aldrich, el enfrentamiento resulta un auténtico duelo de titanes. Inolvi-dables las escenas en el techo de los vagones.

6/10
América violenta

1973 | The Stone Killer

Adaptación de la novela “A Complete State of Death”, de John Gardner, cuya acción se sitúa en Nueva York. Allí, el teniente Lou pierde su puesto cuando se muestra demasiado impetuoso en el desalojo de un grupo de punkies. Por eso debe trasladarse a Los Ángeles, donde le encomiendan un peligroso caso, ligado a los negocios sucios del jefe mafioso Alberto Vescari, que pretende aprovecharse de una serie de soldados de Vietnam mentalmente perturbados. Cine de acción salvaje y sin muchos miramientos, que supuso una nueva colaboración entre el director y el actor Charles Bronson. A destacar la banda sonora del londinense Roy Budd (1947-1993), especializado en frenéticos ritmos de jazz y que en los años 70 tuvo varias obras maestras relacionadas con la violencia, como Asesino implacable (1970) y El molino negro (1974).

5/10
Las aventuras de Jeremiah Johnson

1972 | Jeremiah Johnson

Antes de que Kevin Costner bailara con lobos, Robert Redford, un hombre del lejano Oeste, hizo lo propio con osos en Las aventuras de Jeremiah Johnson. En efecto, el actor da vida al personaje del título, un hombre que abandona la civilización para vivir en comunión con la naturaleza, viviendo de la vegetación y de los animales que caza. No es tan sencillo, pero por suerte tendrá como maestro a un trampero, que le dará algunas lecciones de gran valor. Él no pretende molestar a nadie, pero como se mueve en la frontera con territorio indio, se va a convertir en sujeto de disputa entre guerreros Crows que pretenden demostrar el valor que poseen a su costa. Sydney Pollack entregó una fabulosa película, en la que fue la segunda de las siete en que trabajó con su actor fetiche Robert Redford. Antes de rodarse se barajaron varios nombres, entre ellos los de Sam Peckinpah como director, y Clint Eastwood como protagonista. El film contiene no sólo una mensaje de corte ecologista, de amor a la naturaleza, sino que habla del choque de civilizaciones, y de la posible armonía entre las mismas. En el primer apartado, tenemos lo que se ve como una profanación de territorio sagrado indio; en la otra cuestión está la esposa india del protagonista. También se aborda el tema de la soledad, que a larga siempre es mala, el ser humano necesita compañía. La película, basada en una novela de Vardis Fisher, se inspira en un auténtico trampero llamado John Johnston, y que recibió apodos tan siniestros como los de “Matador de Cuervos” y “Comedor de Hígados Johnston”. La etiqueta le vino de la “peculiar” costumbre de matar indios Crows y comerse sus entrañas, como venganza por el asesinato de su esposa. Curiosamente, después de estrenarse el film el cuerpo de Johnston fue trasladado a Wyoming para recibir un nuevo enterramiento, y Robert Redford asistió al acto funerario.

8/10
Harold y Maude

1971 | Harold and Maude

Harold es un joven de 20 años perteneciente a una familia acomodada pero con unos padres que no le hacen demasiado caso. El muchacho tiene una gran obsesión con la muerte, incluso juega a inventarse suicidios. Un día en un funeral, conoce a Maude una anciana simpática y buena que no para de pensar que el fin de sus días está cerca. Estos dos personajes tan dispares traban amistad y se dedican a hablar sobre la vida y la muerte, iniciándose entre ellos una relación muy especial hasta el punto de que Harold se enamora de Maude. El peculiar Hal Ashby dirige esta también atípica historia de amor entre dos seres bastante raritos que se quieren tal y como son. El humor llena toda la cinta y hace de esta película una divertida y maravillosa historia, donde se expone la idea de que la vida está llena de grandes cosas y que hay que saber aprovecharla antes de que se acabe. Le acompaña una música estupenda a cargo de Cat Stevens, y cuenta con un guión original y excelente, considerado muy avanzado para su tiempo. El desenlace es genial e inolvidable. Ruth Gordon y Bud Cort protagonizan el relato; dos actores que no volvieron a destacar en el panorama cinematográfico. A pesar de todo, ella estuvo trabajando hasta el final de su vida, ya que murió a los 89 años.

6/10
El club social de Cheyenne

1970 | The Cheyenne Social Club

Extraño western cómico, dirigido por el bailarín Gene Kelly y con dos nombres clásicos del género como James Stewart y Henry Fonda al frente del reparto. Ellos son dos amigos que viajan hasta Cheyenne para recibir la herencia de uno de ellos. Ésta consiste en un apreciado burdel de la zona. Ante esta nueva situación los vaqueros no saben muy bien cómo actuar, llegando a plantearse cambiar el local por un saloon. Esta medida no es muy bien acogida por los hombres de la ciudad. El resultado es bastante simpático, picante y divertido, sobre todo por las diferentes personalidades de los dos amigos –uno un golfo y el otro un moralista–, así como la complicidad entre Fonda y Stewart, que cantan, se emborrachan y cabalgan juntos como lo que eran, amigos de toda la vida.

6/10
Monte Walsh

1970 | Monty Walsh

El veterano director de fotografía norteamericano William A. Fraker (Un reflejo de miedo) debutó como director con esta adaptación de la novela de Jack Schaefer que narra la historia de un melancólico y extraño vaquero en la época en la que ya casi no quedaban de éstos. Una serie de acontecimientos romperán la rutina en la que vive el protagonista: su trabajo, su amistad con su fiel compañero y su romance con una prostituta francesa. Lee Marvin (Día de perros) encarna al protagonista con bastante credibilidad, y le acompañan unos estupendos Jeanne Moreau (Una dama en París) y Jack Palance (Batman), éste en una de las pocas veces que no hizo de villano de la historia. Se trata de un western entretenido que consigue emocionar al espectador.

6/10
La noche de los gigantes

1968 | The Stalking Moon

Un explorador del ejército, antes de retirarse, colabora en una incursión en territorio apache. Y se topa con una mujer blanca, que vivía con la tribu, y que tiene un hijo mestizo. Siete años después de Matar a un ruiseñor, se repetía una fructífera colaboración entre Robert Mulligan y Gregory Peck, en este western con fina descripción psicológica de los personajes.

6/10

Últimos tráilers y vídeos