IMG-LOGO

Biografía

Dave Bautista

Dave Bautista

51 años

Dave Bautista

Nació el 18 de Enero de 1969 en Washington, District of Columbia, EE.UU.
Filmografía
Dune

2020 | Dune

La historia de Paul Atreides, un joven brillante que ha nacido con un destino más grande que él mismo. En esta epopeya, deberá viajar al planeta más peligroso del universo para asegurar el futuro de su familia y de su gente. Mientras las fuerzas del mal se enfrentan para hacerse con uno de los recursos más excepcionales del planeta, que tiene el poder de desbloquear todo el potencial de la humanidad, solo los que logren dominar sus miedos podrán sobrevivir.

Vengadores: Endgame

2019 | Avengers: Endgame

Vengadores: Infinity War tuvo el acierto de concluir con un álgido final que dejaba al espectador compungido y con el corazón en un puño, al observar cómo Thanos lograba reunir las seis gemas del poder, que colocadas en su guantelete y con un chasquido de dedos daba lugar a una tragedia de proporciones planetarias, la desaparición de la mitad de la población de la Tierra, entre ellos algunos de los más queridos superhéroes. El shock era comparable al que recorre de cabo a rabo la impactante serie The Leftovers: no querías creer que aquello pudiera ser verdad. Tras un arranque en que se nos aclara el destino dudoso de algunos de los Vengadores, y la inestimable nueva ayuda de la Capitana Marvel, pasan cinco años en que cada uno ha sobrellevado el gran drama a su manera. Hay quien ha logrado rehacer su vida, más o menos, otros ejercen de vigilantes superhéroes venidos a menos, y hasta uno se pasa todo el tiempo bebiendo cerveza y vegetando, viendo series en la tele (no, no se dice que sean las de Netflix, competencia de la inminente Disney+). El inesperado regreso de Ant-Man, retenido en una trampa cuántica –no era consciente del tiempo transcurrido, para él sólo han sido cinco horas–, deviene en catalizador de un plan que básicamente consiste en viajar en el tiempo, a distintos momentos en que los Vengadores puedan recuperar las seis gemas y así, cambiado el pasado, cambiará el futuro. Aunque hay que andarse con mucho ojo, para no revolver mucho el tiempo y dar pie a peligrosas paradojas temporales, y persuadir a unos y a otros para que vuelvan a formar un equipo. Los hermanos Anthony y Joe Russo vuelven a demostrar que se mueven como peces en el agua en el Universo Marvel, sus cuatro películas –dos del Capitán América, dos de los Vengadores– son de lo mejorcito que ha dado el subgénero de superhéroes. Aquí saben jugar con varias bazas de modo inteligente, sacando todo el partido a las tres horas de metraje. Funciona bien la nostalgia, el sentimiento agridulce por muertes, desapariciones, ausencias, el mantra de “pasar página” que no acaba de funcionar, ni siquiera para el optimista Capitán América; y hay acierto en el modo en que se idea cómo cada uno encara su vida tras la tragedia, y el subrayado de la importancia de trabajar en equipo, no estamos solos. El mecanismo que se idea para arreglar las cosas, viajar en el tiempo, no es el colmo de la originalidad, pero precisamente hasta se hace chanza con ello, incluso con citas de películas, la punta del iceberg de los momentos humorísticos que recorren el film, y que saben asomar cuando toca drama, heroísmo y sacrificio, sin que suenen absurdos o forzados, están perfectamente calzados. Y a partir de los viajes al pasado, se desarrollan varias subtramas, que dan cancha a los personajes, los lazos se estrechan, se sabe limar asperezas, aprender a confiar, etcétera, quizá en este film, frente a su precedente, hay menos sensación de que algunos personajes se limitan simplemente a aparecer (aunque, no nos engañemos, algún caso hay de éstos). Casi al estilo de El Señor de los Anillos, hay espacio para la épica de una gran batalla, y momentos de homenaje y reconocimiento a quien ha sabido dar la vida por el resto. Funciona bien el clímax de auténtica reunión de todos, o casi, y se dejan bien asentado que determinadas acciones y decisiones, aunque cuesten, son las que hacen que la vida valga verdaderamente la pena. El reparto multiestelar está muy bien, unas pocas pinceladas bastan para perfilar sus personales y colectivas encrucijadas, y el modo en que las afrontan; quizá sobresalen, porque tienen más espacio, Robert Downey Jr., Chris Evans, Scarlett Johansson, Liam Hemsworth, Karen Gillan, Paul Rudd y Jeremy Renner.

7/10
Stuber Express

2019 | Stuber

STU (Kumail Nanjiani) es un tranquilo y educado conductor de UBER. Un buen día recoge a un pasajero (Dave Bautista), un policía duro en busca de un brutal asesino. Desde ese momento se verá envuelto en una desagradable y violenta experiencia y tendrá que intentar por todos los medios no perder la sensatez, la vida y sobre todo su “puntuación 5 estrellas”.

Juego de espías

2019 | My Spy

Plan de escape III

2019 | Escape Plan: The Extractors

Vengadores: Infinity War

2018 | Avengers: Infinity War

Meritoria película en lo que supone de enorme desafío de desarrollo y producción, al reunir a la mayor constelación de superhéroes Marvel jamás vista, lo que incluye idear una trama que justifique y dé algo de lustre a la presencia de cada uno de ellos, cuadrar las agendas de los actores que los interpretan y manejar una parafernalia de efectos especiales que hace realidad el dicho circense “más difícil todavía”. Los hermanos Russo, Anthony y Joe, avezados en el mundo de los superhéroes con sus películas de Capitán América -Capitán América: El soldado de invierno es de lo mejor que se ha hecho en este terreno en los últimos años, si exceptuamos la trilogía del caballero oscuro de Christopher Nolan-, parten de un guión hipersimple, concebido por dos colaboradores habituales, Christopher Markus y Stephen McFeely. Cuando se produjo el Big Bang que dio origen al universo, seis gemas se desperdigaron por los cuatro puntos cardinales, dando lugar a la diversidad galáctica que se observa en el film, con nuestra vieja amiga la Tierra, planetas ocupados por personajes olímpicos al estilo Thor y guardianes de la galaxia más de andar por casa. Ante el riesgo de la extinción total, el poderoso Thanos intenta reunir las seis piedras para aplicar una evolución selectiva, y salvar, principio del mal menor, la mitad del universo. Pero los vengadores, divididos antaño, volverá a unir fuerzas con otros poderosos aliados para tratar de impedirlo. Espero hasta ahora no haber hecho “spoilers”, desde la distribuidora nos ruegan encarecidamente silencio, plis. ¿Será “spoiler” decir que la Viuda Negra luce pelo rubio? Uy, perdón, ya me callo. En fin sea como fuere, el esquema argumental de defender o reunir piedras, según el bando donde uno se encuentre, permite dar entrada a todos los personajes e ir avanzando a golpe de espectaculares enfrentamientos a mamporro limpio, la acción no puede faltar, aunque ello punteado con algún pasaje más dramático y con muchos chistes y juegos de palabras. Y así el lienzo poco a poco se amplía, pasamos de la lucha persona a persona, o grupo a grupo, a la que mantienen auténticos ejércitos. Todo esto podía estar bien, pero el film guarda sorpresas en su chistera, y verdaderamente el clímax y desenlace que no deja a la espera de la próxima entrega, resulta muy notable y poderoso. Como cabe imaginar, no es una película para destacar las interpretaciones. Los actores se pliegan a sus personajes, la mayoría es de suponer que no habrán tenido que trabajar muchos días, y sus trajes y los efectos habrán facilitado su ausencia en escenas donde en otros tiempos deberían haber estado presentes. La película, naturalmente, es lo que es, pura diversión, pero se arriesga a ir un poco más allá sin duda, en la concepción de su final.

6/10
Hotel Artemis

2018 | Hotel Artemis

En un futuro cercano, el mundo urbano se ha convertido en un caos. En Los Angeles los disturbios crecen día a día pues la gente demanda el agua limpia que anda en manos de las corporaciones. La delincuencia campea por la ciudad y los criminales hacen el agosto. Pero algunos caen heridos y es entonces cuando acuden a un curioso lugar, llamado Hotel Artemis, que es en realidad un siniestro edifico en donde se les cura de sus heridas secretamente. Durante una noche allí se darán cita dos ladrones, una asesina a sueldo, un traficante de armas, un mafioso... Entretenidilla película de toques distópicos, escrita y dirigida por Drew Pearce, artífice de guiones interesantes como el de Iron Man 3. Aquí debuta detrás de las cámaras con eficacia, aunque no demuestre un alarde de originalidad. La ubicación del título recuerda, y mucho, al Hotel Continental de la saga de John Wick, pues igual que en él en el Hotel Artemis rigen una serie de reglas que hay que cumplir (ser miembro, no se permiten armas, no se puede matar, etc.) si se quiere ser curado. Pero claro, llegará gente con malas intenciones y además una serie de secretos saldrán a la luz. Aunque se sigue con interés, la ambientación oscura, lúgubre y cochambrosa agota un poco y el desenlace no es nada satisfactorio. Por lo demás, hay un reparto soberbio, que ofrece lo que se espera, encabezado por una avejentada Jodie Foster en el papel de la enfermera dueña del lugar, capaz de ejercer la medicina al más alto nivel. Pero también destaca Sofia Boutella como asesina, Sterling K. Brown como ladrón o Dave Bautista como lugarteniente de Foster.

5/10
Plan de Escape 2: Hades

2018 | Escape Plan 2: Hades

Atentado en el estadio

2018 | Final Score

Un ex militar deberá hacer frente a un difícil reto cuando ha de evitar una matanza en un estadio de fútbol con más de treinta mil espectadores, pues una banda terrorista amenaza con estallar una bomba exigiendo un rescate. Rutinario thriller de acción que sin embargo se ve con cierto interés gracias a la presencia de una platea de actores solventes, capitaneados por Pierce Brosnan. Esta vez a quien le toca repartir estopa es al forzudo Dave Bautista.

5/10
Master Z: Ip Man Legacy

2018 | Yip Man ngoi zyun: Cheung Tin Chi

Tras ser derrotado por el legendario Ip Man, el maestro Cheung Tin-chi, especialista en el arte del Wing Chun, decide retirarse con su pequeño hijo. Abandona el mundo de las artes marciales y pone en marcha una pequeña tienda de comestibles. Sin embargo, por casualidad se verá empujado a ayudar a dos mujeres que están siendo agredidas por un grupo de hombres. Éstos resultarán ser de la mafia liderada por Tso Ngan Kwan, quien por otra parte está intentando salir de la criminalidad y convertirse en una mujer respetable. Pero las cosas acabarán complicándose. Más que entretenida película de artes marciales que en realidad es un spin-off de Ip Man 3 (Dragon Master), pues retoma la continuación de la vida del oponente de Ip Man. El protagonista, personaje lacónico interpretado por Jin Zhang, se hace querer en su intento por no meterse en problemas, pero éstos acabarán llegando inexorablemente. La trama está muy bien urdida y esconde más de un vericueto sorpresivo, con personajes curiosos, como Michelle Yeoh o el del forzudo Dave Bautista. También se esconde por ahí Tony Jaa, al que se echa mano para llevar a cabo un espectacular combate con el protagonista. En el conjunto destaca asimismo la enternecedora relación entre Cheung Tin-chi y su pequeño hijo, que le adora y está deseando que su padre vuelva al Wing Chun. La película está dirigida por el legendario Yuen Woo-Ping, reconocido experto en crear coreografías de artes marciales, algunos de gran éxito internacional como Tigre & Dragón. Aquí da muestras de estar en plena forma y ofrece algunas secuencias magníficas y espectaculares, como la que tiene lugar en las nocturnas calles de Hong Kong, con los neones encendidos.

6/10
Guardianes de la galaxia, Vol. 2

2017 | Guardians of the Galaxy Vol. 2

Nuevas andanzas de los Guardianes de la Galaxia, los personajes de Marvel ya llevados antes a la pantalla por James Gunn, director y guionista, que da la impresión de encontrarse muy a gusto con ellos. Este volumen 2 es fiel a las señas de identidad del film que le precedió, de nuevo tenemos al equipo de buscavidas con un gran ego individual, pero también un fuerte sentido del compañerismo, integrado por el líder a lo Han Solo de la saga de La guerra de las galaxias, Peter Quill –también conocido como Star-Lord–, a la alienígena Gamora, al mapache Rocket, al descacharrante árbol.ramita Groot y al tosco y grandote Drax, con rasgos acentuados por un particular y divertido sentido del humor y por la nostalgia ochentera bien presente en temas musicales y estética colorista. Tras el cumplimiento de una misión de guardianes galácticos que desata las iras de la dama dorada y sacerdotisa Ayesha cuando descubre que Rocket ha “distraído” unas valiosas baterías, se desata una persecución que permite que Ego, presunto semidios y padre de Peter al que éste nunca conoció, establezca contacto con su hijo y procure establecer lazos paternofiliales con intenciones poco claras. Aunque de nuevo con un metraje algo excesivo, Gunn logra entregar una película dinámica y muy entretenida, con una trama que teje bien lo grande –planes malvados del villano de turno para sojuzgar el universo mundial, que dan pie a comportamientos heroicos en quienes no parecían capaces de ellos– y lo pequeño –conflictos domésticos y familiares de los personajes bien trazados: la relación de Peter Quill con Ego, más quien hizo las veces de padre con él, el contrabandista Yondu, el encuentro de Gamora con su hermana Nebula con la que mantiene una enemistad mortal, los desahogos cómicos de Drax con la empática e inocente Mantis, comparables a los que comparten Rocket y Root...–, y donde una vez más da la sensación de que esta saga podía formar parte perfectamente del universo Star Wars, a modo de spin-off sobre el mundo de los contrabandistas y aventureros que pueblan la galaxia. Es cierto que los efectos de naves y rayos, cuando se acerca la destrucción total, pueden agotar a más de un espectador, pero ahí no falla en unas cuantas ocasiones el recurso a canciones marchosas de ayer y de siempre. A los actores presentes en el anterior film, presentes con voz o muy caracterizados (Chris Pratt, Zoe Saldana, Bradley Cooper, Vin Diesel, Dave Bautista, Michael Rooker), se suman nuevos valores (Elizabeth Debicki, que sorprendió en la serie El infiltrado) y veteranos como Sylvester Stallone y Kurt Russell.

6/10
Blade Runner 2049

2017 | Blade Runner 2049

A pesar de que en su estreno allá por 1982 Blade Runner no obtuvo una gran acogida por parte del público, poco a poco fue haciéndose un hueco entre las mejores películas de ciencia ficción. Con el paso del tiempo pronto se convirtió en una obra de culto y su influencia en el cine posterior se hizo patente en numerosas películas. Décadas después son millones los aficionados que han disfrutado de la historia concebida originalmente por Philip K. Dick, en donde los humanos nacidos de una mujer compartían su vida en la megalópolis de Los Ángeles con otros hombres y mujeres creados artificialmente y denominados replicantes, considerados de segunda categoría. Tal escisión entre la población daba lugar a un enfrentamiento entre ambas partes en el curso de la cual los replicantes demostraban tener los mismos amores, anhelos y miedos que sus creadores. En Blade Runner 2049 han pasado ya treinta años de aquellos acontecimientos y la situación social no parece haber cambiado demasiado. Los Ángeles sigue siendo una megaurbe insalubre, casi siempre sumida en la bruma, la lluvia o la noche, en donde conviven todo tipo de dialectos y la vida hipermasificada se hace casi irrespirable. Tras un apagón generalizado tras el cual todos los archivos de la Tyrell Corporation se perdieron, ahora campea por la ciudad una actualizada versión de replicantes, los Nexus 8, creados por una nueva y sofisticada corporación biotecnológica heredera de la anterior, la Wallace Corporation, liderada por el enigmático Nandier Wallace. Uno de esos Nexus 8 es el Blade Runner KB36-3.7, llamado simplemente “K”, cuyo objetivo es “retirar” a replicantes fuera de control. Una misterioso hallazgo le pondrá sobre la pista de Rick Deckard, antiguo Blade Runner. Vaya por delante que no hacía ninguna falta resucitar el universo creado por Ridley Scott y compañía. Pero, en fin, una vez que la inevitable maquinaria empresarial de Hollywood se empeñó en traer de vuelta a los replicantes, los productores –entre ellos el propio Scott– han procurado no estropear la obra maestra original, de modo que vuelven a jugar con los mismos elementos que fascinaron en los años 80. Visto el resultado la decisión de contratar al prestigioso Denis Villeneuve (fan confeso del primer film) como máximo responsable es un gran acierto, pues alguien como él podía retomar con precaución el “mood” original y ofrecerlo en los tiempos actuales sin pisotear la identidad de la historia. Y eso es lo que ha hecho. Como ya dejó patente en películas como La llegada, Villeneuve da fe de una potencia expresiva pocas veces igualada en pantalla. Cuenta su historia con imágenes subyugantes (¡esa larga secuencia en la ciudad devastada por la radiación!), con un sonido ambiente atronador y envolvente que te deja pegado a la butaca y, por supuesto, con una puesta en escena de sabor añejo, que emocionará a los amantes del original de Ridley Scott. Ante la rotundidad formal de la película el espectador quedará como hipnotizado durante muchos, muchos minutos. Cada plano está sumamente estudiado, trabajado hasta la perfección, tanto los exteriores como las localizaciones que definen a los personajes (la casa de K, la Wallace Corporation, la vivienda en la ciudad fantasma), en donde una de las constantes del universo Blade Runner –la convivencia entre lo nuevo y lo viejo, lo actual y lo clásico– se sublima, con múltiples homenajes al film ambientado en 2019. Pero toda esa desbordante imaginería visual tiene también una contrapartida no tan deseada: una cierta falta de dinamismo. La solemnidad y preciosismo de las imágenes deja un poco de lado el ritmo y también el guión es confuso en algunos tramos. Si antaño algunos achacaron cierta pesadez al film original, hay que avisar de que en este caso las cosas pueden ponerse aún más difíciles para aquellos que esperen una película de acción, persecuciones y emociones al uso. Los fans, sin embargo, probablemente quedarán satisfechos, aun cuando serán inevitables desiguales comparaciones que no es cuestión de ponerse a enumerar aquí. Fiel a su procedencia, la identidad de Blade Runner 2049 tiene también su punto fuerte en las eternas preguntas que importan a todo ser humano. ¿Quién soy? ¿Adónde voy? ¿Qué sentido tiene mi vida? ¿Tengo alma?, implícitas o explícitas en el guión de Hampton Fancher y Michael Green, mientras que la búsqueda del amor y el anhelo por ser deseado genera aquí fuertes y extremas referencias a la realidad virtual y la inteligencia artificial, cuerpos y sexualidad digitales que quieren llenar el vacío emocional del replicante. Porque las emociones no son el punto fuerte del protagonista, compuesto por un sólido Ryan Gosling cuya carismática presencia en pantalla es ideal para componer a tipos lacónicos al estilo Drive, galanes que no mueven un músculo de la cara, pero a quien en este film se le echa en falta quizá un poco más de la expresiva humanidad que se le demanda en momentos clave. Aunque para eso ya está Harrison Ford.

7/10
El portal del guerrero

2016 | Warrior's Gate

Jack Bronson, un joven americano, es mágicamente transportado a la antigua China, donde tendrá que aprender a convertir sus habilidades con los videojuegos en las de un guerrero de Kung Fu, para rescatar a la bella princesa de las garras de un malvado rey bárbaro.

Los conspiradores

2016 | Marauders

Un banco sufre un brutal atraco. Todas las evidencias parecen apuntar  a que los responsables son el director del banco y los clientes más acaudalados. Sin embargo, el FBI se adentra más en el caso y, al tiempo que otros atracos se suceden, los datos podrían señalar a una conspiración de mayores proporciones. Lo mejor de este thriller de acción, que incluye algunas secuencias de gran intensidad y violencia, es sin duda el reparto apañado, en donde destacan unos cuentos actores de conocida celebridad, encabezados por Bruce Willis y Adrian Grenier. La dirección, a ratos vibrante, corre a cargo del inspirador Steven C. Miller (Extraction), un cineasta de poco recorrido, entregado al género. El resultado es entretenido, pero no quedará en la memoria.

4/10
Kickboxer: Venganza

2016 | Kickboxer: Vengeance

Cuando el hermano de Kurt es asesinado por un terrible luchador de Muay Thai, el joven viaja a Tailanda para aprender el arte marcial y así vengar a su muerte. Producto para disfrutar casi exclusivamente de escenas de luchas cuerpo a cuerpo, con un protagonista al que le falta carisma, pero en donde se reúnen algunos rostros conocidos, como el de las féminas Gina Carano (Indomable) o Sara Malakul Lane (Mandíbulas letales). También, en lo que tiene hechuras de homenaje, aparece el maestro Jean-Claude Van Damme, que empezó a darse a conocer allá por 1989 precisamente con la cinta Kickboxer. 

4/10
Spectre

2015 | Spectre

Alguien muy apreciado por James Bond le ha puesto sobre la pista de un criminal italiano al que sigue hasta México. Tras acabar con él, y arrebatarle un misterioso anillo con el símbolo de un pulpo, también acude a su funeral, en Roma, donde la viuda le revelará la celebración de una reunión clandestina en la que el agente con licencia para matar se enterará de la existencia de la siniestra Spectre, que engloba varios tentáculos, las organizaciones que ha combatido en el pasado. Sam Mendes salió tan bien parado de la saga de James Bond con Skyfall, que se ha animado a dirigir otra entrega. Y de nuevo acierta, pues Spectre supone un redondo colofón (con independencia de que se realicen más secuelas) de lo que hasta ahora ha sido el ciclo de Daniel Craig, con el que se ha reinventado el personaje desde que lo encarnó por primera vez en 007 Casino Royale. Sigue siendo brillante el trabajo de este actor, que se convierte en el personaje, un aparente matón sin escrúpulos, pero que esconde sentimientos. Aquí el espía sigue dolido por la muerte de la que fue la mujer de su vida, Vesper Lynd, y aunque eso no le ha impedido reconvertirse en un frívolo seductor en la línea tradicional de 007, volverá a reencontrar el amor… Pero la estrella no está sola, y se nota que la gran especialidad del responsable de American Beauty sigue siendo sacar petróleo de los actores. Tienen más papel de lo habitual Q (Ben Whishaw) y M (un genial Ralph Fiennes componiendo un jefe más duro que nunca), y están a un gran nivel las dos chicas Bond, una breve Monica Bellucci y Léa Seydoux. No habría un buen Bond sin un antagonista a la altura, y quién mejor para encarnar a un villano que Christoph Waltz. El coronel Hans Landa de Malditos bastardos consigue rendir tributo a los grandes enemigos de Bond, sin parecer forzado ni repetitivo, y también se debe mencionar al luchador de wrestling Dave Bautista, el mejor sicario del malo desde los míticos Oddjob y Tiburón. El resto del film sigue esta línea, pues se homenajea todo lo que salía en las viejas películas, con su humor en la onda del James Bond de Roger Moore, guiños para los entendidos, como el Rolls Royce Silver de Goldfinger, o el emblemático Aston Martin, y tópicos como los gadgets del departamento Q, o la superfortaleza del villano, que a pesar de haber sido parodiados hasta la saciedad resultan frescos. Como cabe esperar, el punto fuerte son las espectaculares secuencias de acción, desde que Spectre arranca con la caída de un edificio en la capital mexicana, y a partir de ahí, 007 protagoniza vibrantes persecuciones en otras localizaciones, como Italia, Austria y Tánger. También se entresaca una crítica a los políticos obsesionados por poner en marcha nuevas medidas de vigilancia y seguridad que está por ver si funcionan o encubren oscuros intereses.

7/10
Bus 657: El golpe del siglo

2015 | Heist

Un padre cuya hija se encuentra enferma de gravedad se siente desesperado por falta de recursos para ayudarla. decide entonces formar equipo con un compañero y robar un casino. Las cosas, sin embargo, no saldrán como esperaban y se verán obligados a secuestrar un autobús lleno de personas. Correcto thriller cuya premisa de 'padre desesperado' recuerda a John Q, de Denzel Washington. Aquí el director Scott Mann (El gran torneo) se beneficia de un buen tratamiento del guión y un reparto solvente, con numerosos rostros conocidos.

5/10
Guardianes de la galaxia

2014 | Guardians of the Galaxy

Mucho menos conocidos que otros personajes de la factoría Marvel, como Spider-Man o Capitán América, los Guardianes de la galaxia originales fueron creados en 1969, si bien la adaptación cinematográfica se basa en la revisión realizada en 2008, cuando nació un nuevo equipo protagonista. En Guardianes de la galaxia, al niño Peter Quill le abducen los extraterrestres justo después de la muerte de su madre. Años después se ha convertido en un buscavidas galáctico de medio pelo que se hace llamar Star-Lord. Deberá unir sus fuerzas con la enigmática alienígena Gamora, el duro mapache Rocket, el humanoide con forma de árbol Groot y el vengativo Drax el destructor para hacerse con una misteriosa esfera que se puede vender por una fortuna. Pero el objeto también es codiciado por Ronan, un ambicioso villano que enviará a todos sus sicarios contra ellos. A pesar de adaptar un cómic de Marvel, no se trata de un film de superhéroes como se podría esperar de la compañía. Discurre más por la senda de La guerra de las galaxias, por sus planetas extraños, las numerosas razas alienígenas, y el hecho de que algunos de sus personajes recuerdan a aquella saga, especialmente Star-Lord, una especie de Han Solo, y el árbol Groot, que viene a ser una réplica de Chewbacca. Casualmente la escena de propina tras los títulos de crédito también tiene relación con George Lucas. James Gunn, que ya homenajeó al terror de serie B en Slither, acierta al primar en el conjunto el humor, con golpes tan eficaces como inteligentes. Además, Guardianes de la galaxia apela a la nostalgia de los años 70 y 80, sobre todo a través de su banda sonora, compuesta por temas musicales de esa época. En el reparto figuran conocidas estrellas que o bien salen poco (Glenn Close), se limitan a prestar su voz a personajes digitales (Vin Diesel y Bradley Cooper) o están tan maquilladas que ni se las conoce (Zoe Saldana, Benicio del Toro). Lleva el peso protagonista el televisivo Chris Pratt, eficaz aunque muy alejado del carisma de los héroes interpretados por Harrison Ford o Errol Flynn que le sirven de reverencia. Digno producto veraniego, se puede disculpar la intrascendencia absoluta de la trama, que el metraje se extienda más de la cuenta, y de que a pesar de que resulta tan trepidante y vistoso como se puede esperar, todo suena un tanto rutinario. De hecho, los más apasionados de la televisión y el cine tendrán en mente todo el tiempo la serie Firefly y su adaptación al cine, Serenity, cuyo director, Joss Whedon, recomendó a Gunn para esta cinta, después de dirigir Marvel Los Vengadores.

6/10
Riddick

2013 | Riddick

Tras su fallido intento de interpretar papeles más realistas y serios, en dramas o comedias, como Declaradme culpable o Un canguro superduro, el forzudo Vin Diesel se ha rendido finalmente a la evidencia y parece haber regresado definitivamente a los roles que le hicieron famoso, primero en la saga de A todo gas y luego en la protagonizada por el convicto Richard Riddick, que llamó la atención sobre todo en Pitch Black, film de tono terrorífico en ambiente futurista al estilo Alien, el octavo pasajero. En Riddick se recupera un poco ese aire de pánico ante la amenaza de horribles criaturas de planetas lejanos, al tiempo que mantiene el tono de acción y variadas situaciones de gallos de pelea entre humanos. Dirige de nuevo David Twohy, que por el momento ha firmado las tres películas de la franquicia, además de sus guiones. Pero la inventiva también se acaba. Aquí más que nunca ha convertido a Riddick en un ser indestructible, muy poco empático, más propio de un cómic que del mundo real, y Vin Diesel está en esta tercera entrega más exagerado que nunca en su papel de malote, de bestia animalesca, silencioso pero implacable, capaz de acabar con todo lo que se menee y de soportar el dolor al más puro estilo Rambo. Pero son demasiadas las fantasmadas que acumula la historia como para darle entidad, y el colmo es ya la escena de los 5 segundos, en que el actor Jordi Mollà –cuya actuación es probablemente lo más original del film– se lleva la peor parte. Por lo demás, hay algunas concesiones sensuales sin sentido y algún punto de humor que tiene su gracia.

3/10
El hombre de los puños de hierro

2012 | The Man with the Iron Fists

En la China imperial, un clan de poderosos guerreros se rebela contra su jefe, León de Oro, y le asesina con la idea de robar un cargamento de oro del emperador. Poco a poco el clan empezará a eliminar posibles enemigos de otros clanes y estará dispuesto a cualquier cosa con tal de hacerse con el botín. Para lograrlo deberán tener en cuenta a numerosos personajes de intenciones poco claras, entre quienes se encuentran un inglés caradura llamado Jack Navaja (Russell Crowe); Madame Flor (Lucy Liu), que regenta el enorme prostíbulo Flor de Rosa; el hijo del jefe traicionado (Rick Yune); los guerreros Géminis a las órdenes del emperador; y, por último, un experto herrero (RZA), forjador de armas mortíferas. Una pequeña localidad rural, Pueblo de la Selva, será el ring de la carnicería cuando el oro del emperador haga acto de presencia. Bajo la tutela de Quentin Tarantino, el cantante de hip-hop y eventual actor, RZA, debuta en la dirección con este aturullante film de acción en el que ha logrado reunir a un elenco de cierto caché. El propio RZA escribe el guión en compañía de Eli Roth (Hostel), pero el producto final deja bastante que desear y en general resulta desconcertante y vacuo. El motivo del despropósito es el exceso de casi todo: personajes, peleas, velocidad, frivolidad, sangre, inverosimilitud, etc., aparte de la desproporcionada mezcolanza de géneros y de tonos narrativos. Estamos ante un film de acción y artes marciales al estilo Tigre & Dragón, pero sin un ápice de épica ni heroísmo, con algo de farsa aunque a la vez sea muy violento en ciertas escenas, y sin renunciar a un aire irreal, fantástico, de cómic. La historia de El hombre de los puños de hierro está ambientada a inicios del siglo XX en una zona rural de China, pero hay efectos especiales propios del cine de superhéroes, amén de esas coreografías de cuerpos voladores y piruetas imposibles creadas por Corey Yuen, y que sean hecho ya tan célebres y repetitivas... Comenzando por los nombres de los personajes (Jack Navaja, Lady Seda, Cuchilla-X, Madame Flor, Cuerpo de Latón, Daga Venenosa, etc.), el toque tarantiniano está presente en todas partes, con esa música moderna constante, variada, que enlaza las agotadoras peleas de un kung-fu de ciencia ficción, las fracturas de imagen tan propia de viñeta de tebeos, e incluso con la aparición del personaje de Lucy Liu (trasunto del que interpretó ya en Kill Bill Volumen 1), de lo poco que se salva del film. El otro que sale más o menos airoso es Russell Crowe, aunque ya de por sí hay una clara degradación interpretativa al ofrecer su poderosa presencia para semejante fantochada. El hombre de los puños de hierro es un film de acción tan desorbitado y vacío que sólo podrá entretener a los espectadores menos exigentes.

3/10
El rey Escorpión 3: Batalla por la redención

2012 | The Scorpion King 3: Battle for Redemption

El rey Escorpión ya no es el que era. Desde que perdió a su querida mujer hechicera su reinado se vino abajo, y sin metas por las que seguir luchando vive como un mercenario, vendiendo su poderosa musculatura al mejor postor. Lo que le viene de perlas al rey Horus, en disputa con su taimado hermano Talus por el poder, y que encima se quiere apoderar del valioso libro de los muertos, que pertenece a Ramusan. El monarca contrata sus servicios, aunque le obliga a tener como compañero al no demasiado delicado Olaf. Tercera entrega de las andanzas del personaje spin-off de la saga de La momia. Se trata de una serie B sin demasiadas pretensiones, puro peplum con guerreros de poderosa musculatura dándose de mamporros o ejercitándose en las artes marciales. Hay un humor escatológico en las conversaciones de colegas entre el antaño rey Escorpión y Olaf, chicas peleonas deudoras de Xena, la princesa guerrera, y una trama básica donde el protagonista debe buscar la redención para así recuperar su dignidad real perdida. En el reparto los rostros más conocidos son los de Ron Perlman y Billy Zane, con personajes menores bastante caricaturescos, sobre todo el segundo. Los “reyes” de la función son sin duda Victor Webster y Bostin Christopher.

4/10

Últimos tráilers y vídeos