IMG-LOGO

Biografía

Dinara Drukarova

Dinara Drukarova

Dinara Drukarova

Filmografía
Tres recuerdos de mi juventud

2015 | Trois souvenirs de ma jeunesse

Coincidiendo con su regreso a Francia tras muchos años en el extranjero, en antropólogo Paul Dédalus recuerda algunos hechos de su infancia y juventud que determinaron su vida y su futuro. Especialmente, no ha podido olvidar a una chica de 16 años de la que se enamoró perdidamente y con quien vivió unos años intensos de amor, pese a muchas dificultades. El director francés Arnaud Desplechin (Un cuento de Navidad) entrega una película tremendamente discursiva, narrada a menudo a modo de relato en tercera persona, que indaga en sucesos del pasado, en especial en lo referente al amor de juventud que ha marcado la vida del protagonista. Asistimos así a diferentes episodios, entregados también en pantalla en forma de capítulos, que no pretenden abarcar toda una vida sino mostrar algunos hechos más significativos. A este respecto llama la atención que de los tres recuerdos a los que hace referencia el título del film, el llamado “Esther” –que recoge la pasión de juventud del protagonista– ocupa el noventa por ciento del metraje, mientras que el resto viene completado por un mínimo recuerdo de infancia y una pequeña aventura ilegal en la Rusia previa a la caída del muro. Con una fotografía esmerada en sus tonos ocres y su "look" ochentero, la película mira con bastante nostalgia al pasado, idealizando mucho la época juvenil y sus dificultades con las amistades del instituto, los estudios y, sobre todo, con los amores, en donde el sexo libre y desinhibido se convierte en punto destacado y la pasión exalta sentimientos desorbitados, con sus desequilibrios y dudas. Sin embargo, digámoslo claramente, Tres recuerdos de mi juventud no funciona: las aventuras de Paul no están bien narradas, falta mayor atención a los detalles y una estructura adecuada que dé cohesión a lo que parece una amalgama de escenas y recuerdos arbitrarios que acaban por aburrir, a lo que se suma una duración desmesurada. La presencia de Mathieu Amalric como Paul adulto es intensa pero meramente anecdótica; sin embargo los dos jovenzuelos debutantes, Quentin Dolmaire y Lou Roy-Lecollinet , hacen unos trabajos sorprendentes, muy meritorios.

4/10
360. Juego de destinos

2012 | 360

La vida interconectada. Viena, Bratislava, París, Londres, Denver. La trayectoria de múltiples personajes en la sociedad global más desarrollada. Afectados por el amor y el desamor, el compromiso y la infidelidad; las oportunidades, la libertad, la toma de decisiones, el pasar página, el deseo de cambiar. Existencias circulares, donde tienen un peso decisivo las ideas que se tienen sobre el matrimonio, y las creencias religiosas. El brasileño Fernando Meirelles (Ciudad de Dios, El jardinero fiel) maneja en 360. Cruce de destinos un guión de Peter Morgan (La reina, The Damned United) que sigue el planteamiento de filmes corales -de esos en los que Robert Altman demostró ser un maestro-, inspirado en “La ronda” de Arthur Schnitzler, que ya dio pie a una obra maestra de Max Ophüls. Uno de los grandes méritos de la película es la suavidad con lo que se pasa de unos a otros personajes y sus circunstancias, no tiene uno la sensación de que sus cuitas estén artificialmente trenzadas. Los actores, grandísimo reparto, logran además componer bien a sus personajes, con apenas unos pocos trazos proporcionados por el guión de Morgan. Meirelles y Morgan evitan juzgar en 360. Cruce de destinos. En tal sentido, y aunque los temas abordados sean graves, el tono es ligero, el sentido moral pesa poco, asoma un poquito el cinismo, así es la vida y tal. Ya sean las hermanas eslovacas, una recién introducida a la prostitución, la otra testigo muda de su decisión; el esposo que ve frustrado el uso de sus servicios; la modelo que rompe su relación con un fotógrafo, que ve también que su novia le ha dejado; el padre que no ha encajado la desaparición de su hija; el agresor sexual en libertad condicional; el matón de un gángster ruso, y su esposa enamorada un dentista musulmán. Estos personajes parecen como “fichas” del gran “tablero” del mundo, y vistos en perspectiva tal vez se pierde la importancia primordial de cada uno, que no deja de ser único e irrepetible, como lo son sus libres decisiones.

6/10
Of Freaks and Men

1998 | Pro urodov i lyudey

Últimos tráilers y vídeos