IMG-LOGO

Biografía

Fermí Reixach

Fermí Reixach

Fermí Reixach

Filmografía
Escapada

2018 | Escapada

Gustave, transportista con graves problemas económicos, viaja al sur de España con sus hermanos, el anarquista Jules y Lou, la más joven, para hacerse cargo de la modesta herencia paterna, una casa destartalada rodeada de viñedos. Pronto surgirán las tensiones entre ellos, y se despiertan los fantasmas del pasado. Tras varios cortos, la belga Sarah Hirtt, asume su primer largometraje con afán perfeccionista, parece haber cuidado mucho cada plano, y se toma mucho tiempo para presentar a los protagonistas, de hecho desesperará a la mayor parte del público. Ella misma ha escrito el guion, que como si tuviera miedo de no volver a rodar nunca jamás habla de numerosas cuestiones, sobre todo del dolor por la pérdida paterna, de las relaciones fraternales, y de la contraposición entre los ideales y la realidad. Pero también parece contraponer tres formas de ver la vida, representadas por cada uno de los hermanos protagonistas: el que agarra la vida por los cuernos, con una visión más tradicional, continuando la labor de su padre, Gustave, el rebelde por sistema y anticapitalista Jules, y la joven Lou, que no tiene claro a cuál de los dos tomar como modelo, así que se debate entre un extremo y otro. Estos ricos personajes dan pie a elaborados trabajos de los actores que les dan vida, respectivamente François Neycken, Yohan Manca y Raphaëlle Corbisier. Les acompañan correctos profesionales, entre ellos los españoles Sergi López, Bruna Cusí y María León, que resulta especialmente convincente en este trabajo.

5/10
Verano 1993

2017 | Verano 1993

A sus seis años, la vida de Frida cambia radicalmente cuando tras la muerte de sus padres se traslada a vivir con sus tíos, padres de otra niña, aún más pequeña. Aunque intenta seguir con sus juegos infantiles, a la angustia de que no volverá a ver a sus progenitores se suma el desconcierto por las dificultades de convivencia en un nuevo hogar, y por detalles que no logra explicarse, como el miedo de alguna madre a que sus vástagos la toquen, las críticas de la abuela a los fallecidos… Sutil ópera prima como directora y guionista de la barcelonesa Carla Simón, que se apoya en numerosos elementos autobiográficos, pues le ocurrió lo mismo que a la protagonista, en el año al que alude el título. Aborda el enfrentamiento con la muerte a una edad tempranísima con sensibilidad, sin caer en el sentimentalismo. Tampoco se abusa de los toques nostálgicos; las apariciones de Cobi o series de dibujos como D’Artacán y los 3 mosqueperros, son mínimas, pero lo suficientemente sugerentes para quienes vivieron la época. El inteligente libreto mantiene siempre el punto de vista infantil, todo se narra a base de sugerencias, pues por ejemplo no se menciona de forma directa la enfermedad de los progenitores, un virus nuevo que en ese momento hacía estragos. Se nota que la realizadora conoce muy bien lo que siente una huérfana, por ejemplo a la hora de mostrar vías de escape para la rabia de la protagonista que surgen sin explicación aparente. Algunos momentos resultan escalofriantes, porque parecen una auténtica catarsis, como si utilizara el cine para purgar sus demonios. Prodigioso el trabajo de la jovencísima Laia Artigas, que sabe mostrar de forma sorprendente el desarraigo infantil. Resulta también bastante creíble su pequeña compañera, Montse Sanz. Por su parte, Bruna Cusí (Incierta gloria) y David Verdaguer (100 metros) se han trabajado muy bien a los nuevos tutores del personaje central, que parecen saber cómo mantener la felicidad y los juegos infantiles en el hogar, pero a quienes la situación a veces les viene grande. Algún agorero ya ha vaticinado que a Carla Simón se le ha dado muy bien contar su vida, pero que ya se verá qué ocurre cuando aborde otras historias; sin embargo conviene no perderla de vista, este título la confirma como una promesa que puede dar que hablar.

6/10
Zipi y Zape y la isla del capitán

2016 | Zipi y Zape y la isla del capitán

Tras el incendio de un establecimiento como consecuencia de una de sus habituales trastadas, Zipi y Zape reciben como castigo no celebrar la Navidad. En ese tiempo viajarán en barco a un destino que promete ser aburrido, una isla donde un editor podría estar interesado en la novela que ha escrito el padre de los chicos. Por una tormenta, la familia se ve obligada  a refugiarse en la mansión de la señorita Pam, una mujer a cargo de niños sin hogar, que parecen llevar una existencia paradisíaca. Oskar Santos repite como director en esta secuela de Zipi y Zape y el club de la canica, donde ha coescrito un guión que tiene numerosos puntos en común con aquélla. También se desarrolla en un centro supuestamente educativo, en este caso una residencia para huérfanos, y de la misma forma priman los elementos de aventuras. Han cambiado los protagonistas, pues los niños crecen rápido, y los anteriores, Raúl Rivas y Daniel Cerezo, ya no tendrán demasiado aspecto infantil tres años después (además de que han abandonado el cine). Les sustituyen los más experimentados Teo Planell (Ma ma), y  Toni Gómez (El secreto de Puente viejo), que realizan un trabajo correcto, si los más puristas se olvidan de que apenas recuerdan a los personajes de las viñetas, y que no se parecen entre ellos. Aquí tienen algo de presencia los progenitores de Zipi y Zape, bien encarnados por Carolina Lapausa y Jorge Bosch, si bien se omiten sus nombres, Don Pantuflo y Doña Jaimita, que quizás pegan poco en esta época. He aquí la clave, parece que salvo el concepto de dos hermanos traviesos, y un tirachinas a la vieja usanza, no queda mucho de los comics originales de Escobar, como si se hubieran pagado los derechos para simplemente llamar la atención de padres que leyeron sus aventuras, pues después se ha elaborado un producto más moderno. Un ejemplo, aquí los gemelos no sueñan con una bicicleta, regalo ideal para la chavalería de otra época… Tiene un tono decididamente infantil, lo que suele ser mala señal, pues los adultos mejor abstenerse. Pero dentro de eso se trata de un producto digno, con efectos especiales que sin ser sorprendentes funcionan, valiosos homenajes a personajes de las novelas para todos los públicos del siglo XIX, y un buen trabajo de Elena Anaya, como villana.

5/10
Little Galicia

2015 | Little Galicia

Dos jóvenes españoles pasan un trepidante fin de semana en Nueva York. Ninguno de los dos podrá evitar que sus planes cambien, hasta el punto de llegar a un desenlace más que inesperado. Humor, acción, sorpresas y unas gotas de amor se combinan en “Little Gaicia”, una historia que demuestra que, en ocasiones, las mentiras son necesarias.

Amnesia

2015 | Amnesia

Sacramento

2015 | Sacramento

Un director de cine quiere hacer una película sobre un cura que se vuelve loco. Para definir su personaje, imagina tres posibles casos: el primero es un cura andaluz que ha robado varios kilos de hostias para comulgar más veces (se hace bocadillos de hostias con pan con tomate); el segundo es un cura norteamericano que tiene un programa católico de televisión en el que grita eufórico delirantes interpretaciones bíblicas (como la que afirma que Jesús es muy simpático y que se “suicidó” por todos nosotros); el tercero es un cura que se cree Jesucristo y hace extraños milagros, como el de convertir a un camarero argentino en un perro chihuahua. Un apuesto “don Juan” seduce con implacable maestría a las mujeres para luego humillarlas. Un día, el cura que se cree Jesucristo se encuentra a un loco que se cree Napoleón. Los dos comienzan a caminar hacia Jerusalén y Egipto. Una atmósfera surrealista y absurda se irá imponiendo en su viaje.

Sonata para violonchelo

2015 | Sonata per a violoncel

Julia es una reconocida violonchelista que vive entregada por completo a su música. Atractiva y elegante, Julia no deja pasar la ocasión de disfrutar de una buena cena con sus amigos o del sexo esporádico junto a algún joven amante. Sin embargo, un exabrupto la obligará a replantear su vida a largo plazo. Después de años de esporádicos dolores en diferentes partes del cuerpo, Julia recibe definitivamente un diagnóstico: fibromialgia. Enfermedad crónica sin causa conocida, Julia intentará seguir con su vida: largas horas de estudio, viajes, ensayos y giras por diferentes ciudades europeas. Con el paso de los días, la lucha de Julia por seguir tocando el violonchelo se convertirá en un combate con su propio cuerpo.

El café de la marina

2014 | El cafè de la marina

Caterina, la chica del café de un pueblo de pescadores de principios del siglo XX, está marcada por su pasado imperdonable. Contra todo pronóstico, conseguirá reconciliar su vida y ser amada.

El muerto y ser feliz

2012 | El muerto y ser feliz

Javier Rebollo es un cineasta minoritario, de ésos que hacen la guerra por su cuenta. En El muerto y ser feliz ofrece una historia que conecta con La mujer sin piano, se diría cortada por el mismo patrón, un minimalismo a lo Aki Kaurismäki, aunque sin la chispa del director finés. Acompañamos durante todo el metraje de El muerto y ser feliz a Santos, un tipo con tres tumores que son garantía de muerte. A través de la enfermera de un hospital se ha hecho con las dosis necesarias de morfina para soportar el dolor y emprender un viaje en su automóvil, rumbo a ninguna parte. En cierto momento aborda su auto una mujer que le acompañará en lo que le queda de periplo vital. Desde el principio de El muerto y ser feliz escuchamos una voz en off femenina -a ratos contestada, incluso solapándose, por otra masculina- describiendo o apuntalando lo que vemos, con cierta ironía. Esta voz no deja de escucharse nunca, y agota al espectador más paciente, pienso que agotaría al mismísimo Santos de la película. Para más inri, se trata de las voces de Lola Mayo, coguionista y esposa del director, y del propio Rebollo ¿Importa un bledo saber que Santos es asesino profesional, y que no logra recordar el nombre de su primera víctima? ¿Tiene algún interés el modo en que Santos emplea sus últimas horas, su estúpido hedonismo que sólo se suaviza un poco con la pasajera inesperada encarnada por Roxana Blanco? Pienso que no, pero quizá haya un público al que la propuesta del humor del absurdo al que se presta como protagonista absoluto José Sacristán y su característica sequedad le parezca la quintaesencia de la sutileza, pues la vida es poca cosa, y se ve que está tejida de momentos ridículos y carentes de sentido.

4/10
14 d’abril. Macià contra Companys

2011 | 14 d’abril. Macià contra Companys

Falso documental que sigue minuto a minuto el advenimiento de la República el 14 de abril de 1931 en Cataluña, con sus especiales circunstancias cuando Lluís Companys proclama unitateralmente la caída de la monarquía desde el balcón del ayuntamiento de Barcelona, y Frances Macià le afea haber actuado por su cuenta para decretar, yendo más allá, la creación de la República de Cataluña en el contexto de una España federal. Los hechos preocupan en Madrid, donde Niceto Alcalá Zamora aún no ha sido nombrado presidente tras la abdicación de Alfonso XIII, y Miguel Maura mantiene contactos con Companys. Manuel Huerga es original a la hora de recrear hechos históricos con actores, alternando las declaraciones de los personajes, con imágenes de los hechos de los que fueron protagonistas, como si estuviéramos contemplando un documental real. La dramatización funciona, y el agilísimo film funciona casi a ritmo de thriller, de modo que el espectador se pregunta cómo acabará la aventura independentista. La reconstrucción de la época es buena, se acude a planos cerrados, fotografía en blanco y negro, y de colores apagados, y a unos intérpretes bien caracterizados, que hacen bien su trabajo. El director es medianamente ponderado al darnos su lección de historia, aunque chirrían algo las intervenciones de Alfonso XIII. Resulta evidente que las simpatías de Huerga y su guionista Toni Soler están sobre todo con Macià, que habría sacrificado sus más altos ideales para evitar el derramamiento de sangre y una guerra civil que llegaría tres años después de su muerte.

6/10
Siempre hay tiempo

2010 | Siempre hay tiempo (Héctor y Bruno)

La sevillana Ana Rosa Diego, asistente de producción en Solas, debuta como directora con un film deudor de la opera prima de Benito Zambrano. Por desgracia su talento no es ni mucho menos comparable con el de este cineasta. No obstante, el film obtuvo el Premio del Público en el Festival de Cine Iberoamericano de Huelva. Héctor deja su pueblo natal en el País Vasco, en el que ha regentado un bar toda su vida. Acaba trasladándose a la gran ciudad, donde vive su único hijo, Pedro –del que está distanciado desde que se quedó viudo–, su nuera, y Bruno, el nieto. Instalado en su casa, conectará especialmente con el chaval, típico chico moderno enganchado a los videojuegos, al que el anciano intentará ayudar, porque le acosan unos gamberros en el instituto. Además, Bruno traba amistad con otros ancianos del lugar, e inicia un romance con Clara, una viuda vitalista. A Ana Rosa Diego hay que reconocerle que sus intenciones son las mejores. Frente a las comedietas frívolas que dominan en el cine español, apuesta por una historia intimista de personajes, en torno a las relaciones familiares, y otros temas de gran interés. De hecho, los mejores momentos de la cinta son aquellos en que el protagonista, un hombre tradicional, choca con el mundo moderno de los móviles, iPods y consolas. El reparto es irregular, aunque realiza un correcto trabajo el veterano Txema Blasco (en un papel exactamente igual al que interpretaba, como novio de la abuela, en Cuéntame cómo pasó) y el solvente Sergi Calleja. Tiene algunos momentos aislados logrados, como unos ancianos opinando en una obra (una estampa muy cotidiana), y sobre todo, las conversaciones abuelo-nieto. Sin embargo, es un film elaborado con una puesta en escena cutre y poco imaginativa. Abundan los momentos supuestamente enternecedores, que no acaban de funcionar (y eso que el editor Miguel Doblado ha debido darse cuenta y los intenta reducir al mínimo), como un ridículo momento de regocijo del anciano y su novia, que se exponen a la lluvia, y que se supone que tiene que ser el momento “mágico”, pero debería haber sido eliminado del metraje. Al menos se puede decir que es mejor que la llamativamente pésima La vida empieza hoy, otra película española sobre la Tercera Edad (y su relación con el sexo), que llega más o menos a la vez a los cines.

4/10
La mosquitera

2010 | La mosquitera

Mirada terrible a una familia y alrededores donde domina el egoísmo y el hastío. Está el matrimonio con su hijo adolescente, al que consienten tener en casa un montón de perros y gatos. Él tira los tejos a la guapa empleada doméstica. Ella se acuesta con un amigo del hijo, evidentemente menor de edad. Por otro lado están los padres del marido, que intentan suicidarse, entre otros "planes". Y está la hermana de ella, que utiliza una "pedagogía" muy peculiar con su hijita. Aunque seguramente el propósito de Agustí Vila es criticar el egocentrismo de una buena parte de la sociedad actual, un narcisismo que no conduce a ninguna parte, lo cierto es que su película es aburrida y reiterativa, excesiva en los defectos que acumula en los patéticos personajes, sin ningún elemento argumental que despierte el interés a no ser que identifiquemos esta palabra con el morbo. Parece exagerado que haya cosechado dos premios en la Seminci de Valladolid, aunque la dirección y las actuaciones sean correctas.

4/10
The Frost (La escarcha)

2009 | The Frost

Un matrimonio pierde a su hijo discapacitado en un accidente. La trágica muerte trae un dolor a la pareja y a sus respectivos hermanos, lo que alimenta rencores y reproches mil, hasta desembocar en la aceptación de una dolorosísima realidad. Irregular drama sobre el desamor, que habla de la escarcha que, según se dice, mata el fruto pero preserva la semilla. El simbolismo que esconde tal aseveración es difícil de adivinar. Sea como fuere, el film quiere inscribirse en la tradición de los densos dramas nórdicos, con traumas desgarradores, almas vacías y relaciones malsanas, incluida aquí una incestuosa.Esta coproducción noruego-española está basada en la obra teatral de Ibsen "El niño Eyolf". La mayor parte de la película se rodó en inglés en Noruega y está protagonizada mayormente por actores españoles y noruegos. Entre los secundarios destaca la presencia de la sueca Bibi Andersson, actriz fetiche de Ingmar Bergman. Sobresale la hermosa fotografía de los parajes nevados, pero pasajes como los del 'hombre del hielo' son indescifrables, hasta para el espectador con la capacidad interpretativa más calenturienta.

4/10
Azaña

2008 | Azaña

Biopic con estilo de falso documental que sigue la trayectoria de quien fuera presidente de la Segunda República en España, Manuel Azaña. Jordi Dauder ganó el Gaudí por su trabajo actoral.

5/10
Faust: La venganza está en la sangre

2001 | Faust: Love of the Damned

John Jaspers es un moderno Fausto. Herido en lo más íntimo de su orgullo, vende su alma al diablo para llevar a cabo su terrible venganza. Diabólica película con que se estrenó la Fantastic Factory, división de producción de cine fantástico de la productora española Filmax. Brian Yuzna, un clásico del cine fantástico, asegura la sanguinolenta y terrorífica diversión.

3/10
La fiebre del oro

1993 | La febre d'Or

Barcelona, 1880. Nadie sabe lo que tiene hasta el día que lo pierde. Gil Foix era un hombre pobre y no poseía nada de valor, hasta que un día se convierte en millonario gracias a una estupenda inversión que realizó en la bolsa de Barcelona. Pero debido a la codicia y a los aires de grandeza sumados a la llegada de una importante crisis, pronto el dinero que tan rápidamente amanso se esfumará con la misma velocidad. Basado en la novela de Narcís Oller, se trata de un extenso drama histórico que relata cómo la crisis financiera afecta a un hombre que acaba de salir de la escasez y cómo afronta los nuevos desafíos que se le presentan. El versátil Fernando Guillen interpreta con empaque al protagonista Gil Foix. 

5/10
El Quijote

1991 | El Quijote | Serie TV

Alonso Quijano, un hidalgo manchego de unos 50 años y de mediana posición económica, queda hasta tal punto trastornado por la lectura de los libros de caballería que decide salir a buscar aventuras acompañado de su fiel escudero Sancho Panza. La peculiar locura de Don Quijote, la fascinación que despierta en Sancho su señor y la bondad de ambos personajes contrastan con la brutalidad, las burlas y el escarnio de que son objeto por parte de aquellos a quienes tratan de ayudar.

7/10
La noche oscura

1989 | La noche oscura

Acercamiento a la figura de San Juan de la Cruz, que siempre fascinó a Carlos Saura. El film se centra en el encierro del santo, contra su voluntad, en una celda de un monasterio. Allí, el carmelita encontrará la unión con Dios, que le inspira su célebre "Noche oscura del alma", una de las más altas cotas de la poesía mística. Producido por Andrés Vicente Gómez, el film se rodó en localizaciones del monasterio de Veruela, Toledo, Madrid y en el castillo de Loarre. Aunque seguramente hay una admiración sincera en el cineasta por el personaje que encarna Juan Diego, lo cierto es que se notan sus limitaciones, una visión demasiado humana -se declara no creyente-, que entiende la experiencia de unión con Dios únicamente en clave de amor humano. Ciertamente Juan de la Cruz tiene en mente el Cantar de los Cantares, que usa la figura del amor humano para hablar del divino, pero Saura no acaba de ver precisamente que estamos ante lo inefable, que el santo aspira a un Amor que no se puede expresar con palabras... ni con imágenes. Juan de la Cruz lo hace de modo admirable y desde la humildad en sus escritos, pero el director no lo logra en su película.

5/10
Matar al Nani

1988 | Matar al Nani

Santiago Corella, "El Nani", es ya un nombre mitificado por el público. Lleva el sello inconfundible de los marginados, de los perdedores, de los que juegan con cartas marcadas por sus enemigos. Él cree que domina su vida. Pero la vida de Nani está ya previamente decidida por otros. Al final del gobierno de la Unión de Centro Democrático, algunos policías, al mando del comisario Manuel Soto, con la colaboración del joyero Molero, montan un grupo de atracadores que roban joyerías con total impunidad para ellos.

Barcelona sur

1981 | Barcelona sur

Gumer sale de una cárcel de Barcelona con el anhelo de encontrar a su antiguo novio. Se adentrará en el mundo de la noche, drogas y prostitución. Típica muestra del cine español de los 80 que deseaba mostrar la realidad más degradada de la sociedad, cuando un estilo de vida despreocupado y desfasado campeaba a sus anchas.

3/10

Últimos tráilers y vídeos