IMG-LOGO

Biografía

Gérard Lanvin

Gérard Lanvin

70 años

Gérard Lanvin

Nació el 21 de Junio de 1950 en Boulogne-Billancourt, Hauts-de-Seine, Francia
Filmografía
96 heures

2014 | 96 heures

Colt 45

2014 | Colt 45

Vincent Miles es un experto instructor de tiro de la Policia Nacional. Con tan solo 25 años recibe ofertas para formar parte de los cuerpos de élite del gobierno, pero prefiere conservar la integridad de su trabajo. Un día conoce al agente Milo Cardena que, sin saberlo, lo arrastra a un infierno de violencia en medio de una guerra interna de la policía. Sin salida, Vincent se verá obligado a matar para salvar su vida.

Unos días para recordar

2014 | Bon rétablissement!

Una noche fatídica, Pierre cae al parisino río Sena y un tipo le salva de morir ahogado. En lo que se diría una especie de vendetta mafiosa, Pierre fue atropellado por alguien que se dio a la fuga, aunque en realidad, aparte de ser un tipo gruñón, viudo y sin hijos, ya talludito, es un tipo bastante normal, y no recuerda las circunstancias de su curioso accidente, en cualquier caso parece dudoso que alguien le quisiera algún mal. En los días de obligada convalencia hospitalaria, se ve obligado a convivir con una amplia galería de personas, que aparte de sus evidentes defectos, sacan también de él lo mejor, la capacidad de ver individuos con sus características peculiares, más allá de que en algún caso puedan ser más o menos cargantes. Esto, de algún modo, le obliga a hacer un personal examen de conciencia de lo que ha sido su vida hasta ahora, para encarar lo que vendrá después. El octogenario Jean Becker sigue dando grandes muestras de vitalidad con un cine profundamente humano: como ocurría en sus anteriores filmes –La fortuna de vivir, Conversaciones con mi jardinero, Mis tardes con Margueritte...–, sabe trenzar, a través de tramas muy normales y cotidianas, el drama con el humor, y es que a la postre la vida de cada uno no es sino una gran comedia de la que somos protagonistas y donde, a pesar de nuestras personales limitaciones, hemos de saber representar dignamente nuestro papel. Es de algún modo la sabiduría que asume paulatinamente Pierre –estupendo Gérard Lanvin, columna vertebral de la película–, que de una posición del típico enfermo quejica de hospital, pasa a ir conociendo a otros pacientes y personal sanitario, más las visitas que acuden a verle, incluido el hombre que le salvó la vida, un chapero que a priori le produce repulsa, pero en el que aprende a ver, como en los otros, a personas valiosas e irrepetibles, a las que no toca a él juzgar. Tal vez este "purgatorio" hospitalario es lo que necesita para descubrir el "paraíso" en el devenir cotidiano.  Quizá pueda reprocharse al film su indudable ligereza, no pretende plantear sesudos problemas existenciales, pero lo cierto es que está sembrado de detalles de humanidad, piénsese en el policía que se preocupa del hombre atropellado porque le recuerda a su padre, o de la adolescente negra y gordita, que quizá no sea una diplomada en relaciones públicas a la hora de pedir a Pierre su ordenador. Y Becker se muestra hábil en las siempre difíciles transiciones del inspirado humor a meter el dedito en la llaga de algunos hábitos egoístas a los que tan acostumbrados estamos.

6/10
Les Lyonnais

2011 | Les Lyonnais

Momon es un gángster retirado de origen gitano, que por su acendrado sentido de la lealtad piensa que debe hacer algo para ayudar a Suttel, antiguo camarada de atracos y crímenes sin cuento, que acaba de ser detenido ostentosamente por la policía delante de su hija y su nieto. De modo que accede a respaldar su fuga, organizada por una nueva generación de criminales que no se atienen al código de antaño. Ello le reintroduce en una espiral de violencia y terror de la que creía haber escapado. Intensa película de atmósfera “padrinesca”, basada en hechos reales, los golpes que realizaban en Francia, en la zona de Lyon, entre 1967 y 1977, una banda de atracadores gitanos conocida precisamente como “los lioneses”. Fuente principal de Les Lyonnais es el libro escrito por el propio Edmond Vidal, alias Momon, “Por un puñado de cerezas”, que alude a cómo su carrera fuera de la ley empezó por un robo menor, castigado con desmesura por motivos raciales. Además del referente claro de la obra de Francis Ford Coppola -los saltos temporales en la narración, el fatalismo que impide a Momon llevar una vida normal, y le empuja a hacer daño a las personas que quiere, el sentido de familia, honor y lealtad, la reunión en torno a un bautizo...-, manejado con personalidad, también parecen haber influido títulos sobre criminales recientes en Francia como Un profeta. Olivier Marchal sigue el tono de su filmografía como director (MR 73, Asuntos pendientes) y entrega con Les Lyonnais una historia gangsteril de ritmo impecable y algún giro imprevisto, bien soportada por su lacónico y perfecto protagonista, Gérard Lanvin. Están bien trazadas las relaciones entre los componentes del grupo de los lioneses, el modo en que afectan sus andanzas a sus familias, o el acecho policial, todo ello enmarcado por la mirada, cada vez más confusa, de Momon, que creía tener ciertas nociones de qué era lo correcto. No faltan los pasajes de brutalidad extrema, aunque sin intención de glorificar o banalizar la violencia mostrada.

7/10
Cuenta atrás

2011 | À bout portant

Tras una trepidante persecución, Hugo es atropellado y llevados posteriormente a un hospital donde permanece sedado. Le cuida el enfermero Samuel, cuya mujer Nadia espera un niño, y que le salva la vida in extremis cuando un desconocido intenta asesinarle quitándole la respiración asistida. Los problemas de Samuel no han hecho más que empezar, pues unos desconocidos secuestran a su esposa encinta, y le exigen que se las arregle para sacar a Hugo del hospital, tarea no tan sencilla, pues está custodiado por un policía. Con Cuenta atrás, Fred Cavayé entrega un dinámico y entretenido film cortado por el mismo patrón que su anterior trabajo, Pour elle, que fue objeto de un remake hollywoodiense, Los próximos tres días. La idea es, una vez más, dejar sin resuello al espectador por el modo en que se le complica la vida a un pacífico matrimonio. Ello enmarcado en una trama de corrupción policial, donde un villano puede convertirse en inesperado aliado, y un supuesto servidor de la ley en el peor enemigo. El problema es que Cavayé fuerza demasiado la petición al espectador de que suspenda su incredulidad. Verdaderamente, una vez que Samuel saca a Hugo del hospital, no se justifica medianamente que Samuel y Nadia sigan enredados en una trama que no va con ellos, la idea de que son testigos incómodos no resulta fácil de aceptar. Tampoco el caos en que se convierte en cierto momento una comisaría, o la eliminación de personajes a sangre fría. Además, hay algo de regodeo en cierta violencia desagradable que no viene a cuento.

5/10
Mi hijo y yo

2010 | Le fils à Jo

La campiña francesa. Durante generaciones, los Canavaro se han dedicado a jugar el rugby destacando poderosamente. Pero el adolescente Tom, hijo del viudo Jo, se siente demasiado presionado por su padre, que considera que su retoño debe seguir la tradición familiar y convertirse en un jugador de leyenda. Hasta el punto de decir que no desea jugar a rugby, lo que coincide con la intención de una fábrica local de eliminar el campo de entrenamiento de los Canavaro para construir un almacén. Agradable película del francés Philippe Guillard, antiguo jugador de rugby, que debuta tras la cámara como guionista y director. Aunque encuadrable en el subgénero deportivo, estamos más bien ante una trama que procura dibujar las relaciones paternofiliales y la importancia de saber establecer una buena comunicación, poniéndose uno en el lugar del otro: el padre no habla con los profesores de su hijo, y tiene al chico atado demasiado en corto. Además pinta un entorno rural con cierta añoranza, donde la convivencia humana es más intensa que en la gran urbe, presentando a un entrañable secundario, el simple Pompon, junto a otros más convencionales y de trazos elementales, como el amigo que regresa al pueblo, la irlandesa directora de la fábrica y su hija, o el neozelandés jugador de rugby. El tono de Mi hijo y yo es amable, con algunos momentos humorísticos, pero le falta claramente un punto de emoción, y una mejor defición de personajes y sus motivaciones. El desarrollo de la historia es más que previsible, y algunos pasajes son de una sensiblería demasiado evidente.

5/10
Enviados muy especiales

2009 | Envoyés très spéciaux

Simpática comedia francesa, que no inventa la pólvora, pero resulta agradable de ver. Sigue a dos periodistas radiofónicos, uno pone la cara, el otro es el técnico, que deben cubrir la guerra de Irak. Por diversos avatares no logran llegar adonde debían, pero fingen estar radiando sus crónicas desde el fragor de la batalla. La mentira irá engordando, y cada vez será más difícil de ocultar los hechos. Frédéric Auburtin dirige con profesionalidad un film con unos cuantos buenos gags, y apañado reparto. La personalidad de Gérard Jugnot y Gérard Lanvin va muy bien a sus respectivos personajes, y a un pequeño secreto que al desvelarse va a afectar a su relación profesional y de amistad.

5/10
Mesrine, parte 2: Enemigo público nº 1

2008 | L'ennemi public n°1

Segunda y última entrega de la vida del criminal Jacques Mesrine. Después de dos décadas de actos delictivos tanto en suelo francés como en distintos países como Canadá, el gobierno galo optó por darle la categoría de "enemigo público nº 1". El gángster Mesrine trajo de cabeza a las autoridades francesas durante los años setenta. Vincent Cassel está estupendo como Mesrine y su trabajo en las dos películas le sirvió para ganar el Cesar a la mejor interpretación. De nuevo domina el tono inmoral, especialmente repulsivo en la secuencia en que secuestra a un periodista al que golpea brutalmente para finalmente rematarlo de un tiro. Están especialmente logrados los momentos carcelarios, y la emboscada con que arrancaba la primera parte, aquí contada desde el punto de vista de la policía. Momentos como el encuentro de Mesrine con su hija y su padre sirven para que afloren los escasos restos de humanidad que alberga un gángster matón, que gozó de una inmerecida popularidad. Ese intento de buscar sentido o justificación a lo que hace los liga Jean-François Richet al coqueteo del gángster con grupos violentos izquierdistas, que precisamente le reprochan que no es el "Robin Hood" que pretende ser, roba a los ricos, sí, pero para seguir alimentando el sistema con su superficial vida de lujo.

6/10
Secretos de Estado

2008 | Secret défense

En Francia, los grupos terroristas y agencias de inteligencia luchan en una guerra sin piedad todos los días, en nombre de ideologías radicalmente opuestas. Sin embargo, terroristas y agentes secretos viven casi las mismas vidas. Diane es una estudiante reclutada por el servicio secreto francés, y Pierre, un joven con problemas que piensa que el terrorismo le traerá la salvación. Entrenados y adoctrinados para misiones que están más allá de su conocimiento, ambos deberán sacrificar muchas cosas en su lucha.

Secretos cantados

2007 | Le héros de la famille

Nicky Guazzini es un veterano ilusionista en decadencia que actúa en “El loro azul”, un cabaret de Niza que ha conocido tiempos mejores y que pertenece a Gabrielle, un tipo que le acogió como un hermano, años atrás. Cuando muere Gabrielle, acuden al entierro Nino y Marianne, los dos hijos de Nicky, ahijados del fallecido, que descubren sorprendidos que éste les ha dejado como herencia el local. Presenta a varios personajes que se reencuentran y se dan cuenta del valor de las relaciones familiares, lo que les anima a superar viejas rencillas. No tiene demasiado fondo, aunque presenta los suficientes alicientes para mantener más o menos interesado al espectador, sobre todo el trabajo de veteranos actores franceses, que elevan la calidad del conjunto. Algunos diálogos con doble sentido, son difíciles de apreciar para los espectadores que no sean franceses, como cuando Miou-Miou habla con Catherine Deneuve y parece dirigirse a la actriz, en lugar de a su personaje. Tan correcto como prescindible. 

4/10
Le prix á payer

2007 | Le prix á payer

Odile (Nathalie Baye) y Jean Pierre (Christian Clavier) son una pareja con un alto nivel económico. Sin embargo, Jean Pierre está insatisfecho y acusa a su mujer de falta de entrega sexual. Su chofer,Richard (Gérard Lanvin), aconseja a Pierre  que tome medidas retirándole la tarjeta de crédito a su esposa para conseguir su objetivo. Claro ejemplo de comedia francesa en el que impera la mala leche en situaciones graciosas. Destaca Christian Clavier, que vuelve a dejar una buena actuación tras los fracasos de Los vistantes u Operación Chuleta de Ternera.

5/10
Camping

2006 | Camping

1 de agosto. Como todos los años el camping de « Les Flots Bleus” abre sus puertas a los veraneantes. Como todos los años, a orillas del Atlántico vuelven a reunirse los de siempre. Colchones hinchables, latas, barbacoas, Ricard et Shogun (la discoteca)... Qué gusto andar en chanclas! Pero algo raro está pasando este año. Patrick Chirac - el play-boy de Dijon – sigue esperando a que llegue su mujer, los Gatineau viven en tiendas separadas y los Pic ya no están en el número 17... Michel Saint-Josse, un cirujano plástico de Paris, viaja con su hija a Marsella en el Aston Martin de James Bond que acaba de comprarse. Se masca la tragedia… Falla el coche y como no encuentran alojamiento alguno, Michel Saint-Josse aterriza en el Camping Les Flots Bleus, en la tienda Marechal para seis personas de Patrick Chirac. Solo y desamparado en medio de las salchichas, los cubiertos de plástico, el atún con tomate, las duchas colectivas, el Cola Cao y las carreras de patos, Michel Jossé no tendrá más remedio que compartir los problemas existenciales de una raza desconocida hasta entonces : la de los camperos.

El embolao

2002 | Le boulet

En la prisión en la que cumple condena, el mafioso Moltés juega habitualmente a la lotería con Reggio, uno de los guardias penitenciarios. Un día, les toca el gordo, pero la mujer de Reggio ha guardado el boleto, al tiempo que le ha dado “boleto” a su marido, y ha partido para África como enfermera de una competición de rally. Superproducción francesa que combina espectaculares secuencias de acción con un humor alocado que incluso recuerda a Aterriza como puedas. El curioso reparto está formado por actores tan dispares como Gérard Lanvin (el guardaespaldas de Para todos los gustos), la española Rossy de Palma y Gary Tiplady, un gigantesco doble de Tiburón, el de la saga de James Bond.

4/10
Para todos los gustos

2000 | Le goût des autres

Tres entornos muy dispares. Uno lo forman un chófer y un guardaespaldas, a los que interesa el fútbol y las conquistas amorosas. El segundo lo constituye su jefe Castella, un empresario patán y bastante ignorante, que se enamora de una culta actriz de teatro. Ésta le introduce en un tercer grupo, el de los intelectuales ‘listillos’, que se burlan de su ignorancia. Ha sido candidata al Oscar al mejor film extranjero. Es divertidísima, en la línea de La cena de los idiotas. Y hace una reflexión ligera pero atinada acerca del viejo dicho “Sobre gustos no hay nada escrito”. Y es que, como comenta la directora, guionista y actriz Agnès Jaoui, “Hemos partido de la constatación de que nuestras relaciones, amigos, maridos...corresponden en el 99'9% de los casos a gente del mismo entorno. Esto se produce pese a la amplitud de miras que en ocasiones decimos poseer o nos esforzamos por adquirir”.

7/10
Mi hombre

1996 | Mon Homme

5/10
Las marmotas

1993 | Les marmottes

El 24 de diciembre los Klein se disponen a cenar todos juntos para celebrar la Nochebuena y hacer honor a su apodo, "Las Marmotas", unos animales que destacan por ser muy familiares. Durante los días que pasan juntos se verá que no es todo tan idílico como se piensan. Situaciones demasiado exageradas que en ocasiones cansan con problemas ridiculamente existenciales.  

5/10
Golpe de especialistas

1985 | Les spécialistes

Paul Brandon (Bernard Giraudeau) está acusado de asesinar a unos policias. Stéphane Carella (Gérard Lanvin) es un estafador. Ambos cumplen condena y están temporalmente encadenados el uno al otro. Al escapar llegan a una granja regentada por Laura (Christiane Jean). A partir de este momento comenzarán una serie de aventuras. Entretenida película con acción, persecuciones y humor. Patrice Leconte engancha al espectador con un buen ritmo y una trama bien narrada que se va complicando a medida que avanza.

5/10
Le choix des armes

1981 | Le choix des armes

Dos presos que se acaban de escapar de la cárcel son víctimas de una emboscada que les prepara una banda rival. Uno de ellos es gravemente herido y le pide al otro que por favor lo lleve a casa de un ladrón que está ya retirado. Pero no puede cumplir su promesa porque muere a causa de las heridas. El superviviente decide ir igualmente a la casa en un tono amenazante, pues ha pensado que allí puede haber dinero para poder empezar una nueva vida. Gérard Depardieu interpreta al preso superviviente. Siempre es un gusto ver al actor francés interpretando a personajes excesivos. En este caso, su bruto ladrón tiene también su lado humano provocado por sus propias desgracias personales. Y Depardieu es perfecto para aglutinar rudeza y ternura.

4/10
Une étrange affaire

1981 | Une étrange affaire

5/10
Une semaine de vacances

1980 | Une semaine de vacances

Laurence es una joven maestra que se toma unos dias de vacaciones, los cuales le sirven para reflexionar sobre su profesión, sus deseos y sueños. Elogiada película de Bertrand Tavernier, con una Nathalie Baye (La habitación verde, Venus, salón de belleza) que fue nominada a un premio Cesar.

5/10

Últimos tráilers y vídeos